Las Perlas de los Evangelios Hebreos #16 Mansos con Espada

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #16 Mansos con Espada

Nehemia y Keith desafían a uno de los más grandes pensadores de nuestro tiempo, muestran cómo la explicación griega y hebrea de “manso” difiere de la tradición cristiana, y consideran si el Nuevo Testamento “deja de lado” a Jesús.

¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios más abajo!

Continue reading

Perlas de los Evangelios Hebreos #15 Los Principios Fundamentales para Comprender los Manuscritos Hebreos

En este episodio de, Perlas de los Evangelios Hebreos #15 Los Principios Fundamentales para Comprender los Manuscritos Hebreos Nehemia y Keith discuten los principios fundamentales para entender los manuscritos hebreos y cómo estos arrojan nueva luz sobre la pronunciación del nombre de Yehovah, y lo que esto nos enseña sobre las Bienaventuranzas. ¡Espero leer sus comentarios!

 

Perlas de los Evangelios Hebreos #15 – Los principios fundamentales para entender los manuscritos hebreos

Keith: Uh-oh. Un momento. [Risas]

Nehemia: Y el escriba borró “Yehovah”. Esto es trascendental.

Keith: Esto es trascendental, Nehemia.

Nehemia: Esto es algo muy importante.

Keith: Bienvenidos a Perlas de los Evangelios Hebreos. Estamos en lo que llamamos la serie de las Bienaventuranzas Bíblicas. En realidad estamos en el episodio 15. Hemos decidido que vamos a tomarnos nuestro tiempo y pasar por cada una de las llamadas “Bienaventuranzas tradicionales” una a la vez, y estoy convencido de que si te quedas aquí con nosotros, vas a ser verdaderamente bendecido/feliz. Estamos en, Nehemia, el capítulo 5 de Mateo, versículo 4, y antes de empezar, quiero decir algo.

Nehemia: Sí.

Keith: Leo el inglés, y parece tan simple. Sólo tienes que leer el inglés, es simple, y puedes tener tu propia traducción. Puedes llegar a tu propia comprensión. Y luego, si por casualidad abro el hebreo de Howard, veo algo diferente. Así que me gustaría leer el inglés para empezar, y luego quiero que hagan lo que han estado haciendo, que es… déjenme detenerme y decir esto, amigos.

Nehemia nos dio un gran regalo en el 13. En realidad hizo una traducción al hebreo, donde leyó en hebreo del Evangelio de Mateo en hebreo, y luego hizo una traducción al inglés. La ponemos a su disposición en el episodio 13. Pero en cada episodio, vamos a ir a cada una de estas Bienaventuranzas de nuevo, y nos va a dar la traducción. Pero primero quiero leer el inglés, si te parece bien.

Nehemia: Claro.

Keith: Mateo, capítulo 5, versículo 4, versión NASB. “Bienaventurados los que lloran, porque serán consolados”. ¿Qué más necesito entender? Sé lo que es el luto. Sé lo que es el consuelo. Sigamos adelante, ¿verdad, Nehemia? Se acabó, eso es todo.

Nehemia: No sé. ¿Por qué se lamentan?

Keith: [Ríe] Exactamente.

Nehemia: Realmente plantea la pregunta… y mira, hay un paralelo aquí; Lucas 6:21, que es el llamado Sermón del Llano. Y allí dice: “Bienaventurados los que lloran ahora, porque reirán”. Y esto se considera el paralelo. Ahora, ¿cuál de estos dijo, y tal vez dijo ambos, no?

Keith: Sí.

Nehemia: En otras palabras, tal vez en una ocasión en una colina, dijo: “Bienaventurados los que lloran”. Y en una llanura, dijo: “Bienaventurados los que lloran ahora, porque reirán”. Y ambas son ciertas, es posible, ¿no? O tal vez dijo algo intermedio, y sólo fue registrado de manera diferente por dos personas diferentes. Es decir, hay diferentes maneras de verlo.

Así que cuando llegamos al hebreo, es un poco más complicado.

Keith: Sí.

Nehemia: El Mateo hebreo sobrevive en este verso en 20 manuscritos diferentes. Déjame ver si eso es correcto. ¿Sabes qué? Sobrevive en esta sección en 20 manuscritos diferentes, pero este verso específico está en realidad… ¿tengo razón, sólo en 19?

Keith: Sí.

Nehemia: Sí. Porque el Manuscrito G no tiene este verso en absoluto. El Manuscrito G… lo dividí en dos grupos, A y B, y realmente se basó en este versículo, en todo este pasaje, pero realmente en este versículo.

Así que recordemos a la audiencia lo que hablamos en el episodio, creo, 13, que el Grupo A de los manuscritos hebreos de Mateo tiene el verso 2 seguido del verso 3… por supuesto, el verso 3 está seguido del verso 2. No por supuesto. Al que le sigue el verso 5, al que le sigue el verso 4, al que le sigue el verso 8.

Ahora, el grupo B también tiene los versos 2 y 8. Entre los versos 2 y 8, sólo tiene el verso 4. No tiene los versos 3 y 5.

Entre ellos, al Manuscrito G también le falta el verso 4. Así que va del verso 2 al 8. Ahora, ¿por qué faltan estos versos? Obviamente hay dos posibilidades. Una posibilidad es que tengamos un error de escritura en el hebreo en los manuscritos donde falta. ¿Qué quiero decir con un “error de escritura”? Un escriba está copiando y está mirando hacia atrás y hacia adelante. Tiene dos textos. Tiene la fuente de la que está copiando – el primer manuscrito, el manuscrito fuente – y el segundo manuscrito que tiene, del que está copiando. Y está constantemente mirando hacia adelante y hacia atrás, y cada vez que mira hacia adelante y hacia atrás, almacena en su memoria dos o tres palabras. E incluso puede decir esas palabras en voz alta, ¿verdad?

Así que digamos que está copiando el verso 1, mira en la fuente, “Vayehi akharei zeh”, y escribe, “Vayehi akharei zeh, ba’et ha’hee, ba’et ha’hee. Vayar hachavurot…” y mira hacia donde está copiando y escribe, “vayar hachavurot”. Así almacena algunas palabras en su memoria. Hay tradiciones en las que se habla de cómo los escribas realmente decían estas palabras en voz alta. Hay otras tradiciones, por ejemplo en el mundo griego, supuestamente tienen esta descripción donde un escriba lo leía en voz alta y el segundo escribía. Realmente no tenemos evidencia de eso en el mundo judío. Ellos estarían mirando hacia atrás y hacia adelante, y probablemente para la mayoría de los manuscritos griegos también.

Esto es lo que ocurre. Cuando mira a su fuente, a veces lo que sucede es que mira al lugar equivocado. [Keith riendo] ¿Cómo mira al lugar equivocado? Entonces, digamos que tienes varias palabras en una serie de versos que son idénticas. Y aquí tenemos un hermoso ejemplo – ¿cuántos versos tenemos aquí que comienzan con la palabra “Ashrei”? Y eso se llama un “homoeoarcton”. “Homoeo” es la palabra griega para “similar”. “Homoeoarcton” significa “el comienzo similar”. Así que tiene una serie de versos con un comienzo similar, y estoy hablando sólo en el hebreo, ¿verdad? Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, y luego se podría decir que tal vez siete, porque es un comienzo similar. Así que siete versos. El verso 12 no comienza con “Ashrei”. Tenemos siete versos en la versión hebrea del Grupo B, donde empieza con el mismo comienzo, “Ashrei, ashrei, ashrei”, y luego tenemos… en el griego, tenemos nueve versos que empiezan con el mismo comienzo. Así que es posible que el escriba… esté mirando de un lado a otro, y llegue al final del verso y busque el siguiente verso que comienza con “Ashrei”. Y en vez de copiar el verso que quería copiar, copió el siguiente. Eso es homoeoarcton.

Ahora bien, el homoeoarcton, el comienzo similar, puede causar dos tipos diferentes de errores. Y por cierto, les estoy dando ahora un curso intensivo de crítica textual. Puede causar el error de haplografía. Haplografía, piensen en la palabra “medio” – suena como medio – “haplografía”. Haplografía es cuando tengo dos elementos… dos versos, y ambos comienzan, “Ashrei”. Así que digamos que para el Grupo A tengo los versos 2, 3, 5, 4 y 8.

Así que ahora, el escriba que creó el Grupo B – y esta es una forma en la que podría haber sucedido – está copiando el verso 2, bien, genial, entonces busca el verso que comienza con “Ashrei”, y en lugar de ir a los versos 3 y 5, salta al verso 4. ¿Por qué? Porque recordó que la siguiente palabra era “Ashrei”, y vuelve a mirar su fuente, y copia la palabra “Ashrei”.

Bien, entonces la haplografía es, he perdido el verso. Tienes “dittografía”. Dittografía – piensa en la palabra “ditto”. Dittografía es cuando copio la misma cosa dos veces.

Ahora, quiero mostrarles algo, ni siquiera planeaba hacerlo, pero ya que estoy dando el curso intensivo de crítica textual, voy a mostrarles un ejemplo de dittografía en el Tanakh. Y estaba mirando esto ayer….

Keith: [Riendo] Eh, esto es un buen material, chicos.

Nehemia: No, esto es realmente bueno. No te vas a creer esto, Keith.

Keith: Sí, de acuerdo.

Nehemia: ¿Por qué es esto tan bueno? Te lo voy a mostrar en un minuto. Aquí tenemos en 1 Samuel – permítanme sacarlo – en 1 Samuel tienes una serie de versículos. Te voy a pedir que los leas en inglés.

Keith: Un segundo.

Nehemia: Y entonces la gente, sólo escucha las palabras repetidas, porque las palabras repetidas, esas son las palabras que causarán nuestro homoeo. Homoeo es lo similar, tienes el comienzo similar llamado “homoeoarcton”, y “homoeoteleuton” es el “final similar”. No estamos tratando aquí con el homoeoteleuton.

Así que el principio similar. Chicos, esto es realmente fundamental, porque hay muchas cosas en el Tanakh y en el Nuevo Testamento que no tienen sentido hasta que se conoce este tipo de problema. Verás a los eruditos decir: “Bueno, algunos manuscritos dicen…” y te preguntarás: “¿Por qué lo leen así? No lo sé”. Bueno, ahora lo sabes. Ahora sabrás por qué.

Así que empecemos en 1 Samuel 16 versículo 8.

Keith: Bien, versículo 8. “Entonces Isaí llamó a Abinadab y lo hizo pasar delante de Samuel, y dijo: ‘Tampoco a éste lo ha elegido Yehovah’. Luego, Isaí hizo pasar a Shammah, y éste dijo: ‘Tampoco a éste lo ha escogido Yehovah’. Luego, Isaí hizo pasar a siete de sus hijos delante de Samuel, pero éste le dijo a Isaí: ‘A éstos no los ha elegido Yehovah'”. ¿Continúo?

Nehemia: Muy bien. Bueno, vamos a detenernos ahí por un segundo. Tenemos dos versos, los versos 9 y 10. Y ambos comienzan con las mismas dos palabras, “Va’ya’aver Yishai”, “Y Yishai, o Jesse, hizo pasar, o pasar por encima”. Y luego, la siguiente palabra comienza con la misma letra, “shama, va’ya’aver Yishai shama,” “Y Jesse hizo pasar allí,” o, “Va’ya’aver Yishai shivat,” “Y Jesse hizo pasar siete.” Así que tenemos dos versos que comienzan con las mismas dos palabras exactas, y luego la tercera palabra tiene la misma letra. Así que esto está lleno de homoeoarcton, el comienzo similar.

Si buscáramos en todos los manuscritos del Tanakh, me sorprendería que no encontráramos un manuscrito en alguna parte donde se produjera este error. Y he aquí que…

Keith: Ahora, espera. ¿Has encontrado uno?

Nehemia: Hace un año y medio, estuve en Ginebra, Suiza, donde tuve la bendita oportunidad de examinar uno de los seis principales manuscritos del Tanakh. El manuscrito se llama “Sassoon 1053”. Estuve examinando el Sassoon 1053 en busca de este versículo exacto, ¿y qué encuentro? Encuentro homoeoarcton, no de haplografía, donde hay dos versos y uno se perdió, sino dittografía, donde hay dos versos, y uno se copió por segunda vez. Así que déjame enseñarte esto, ¿de acuerdo?

Keith: De acuerdo, excelente. ¿Vas a mostrarle a nuestra gente, vas a encontrar la manera de…?

Nehemia: Voy a compartir esta pantalla aquí.

Keith: Para, solo un segundo. Ahora, chicos, escuchen esto. No sé dónde están ustedes en cuanto a la importancia de estudiar las escrituras, pero estamos estudiando con un tipo que ni siquiera tiene esto planeado en su cabeza cuando empezamos esto. Y simplemente viene a él. Dice: “Sabes…” y no sólo nos lleva al versículo, sino que dice: “He visto el manuscrito”. [Risas]

Nehemia: Lo he tenido en mis manos, Keith. De hecho, he hecho imágenes de él con un microscopio…

Keith: ¿Me estás tomando el pelo? Bueno, impresionante.

Nehemia: …que compartiré algún día. Es algo genial. Bien, esta es la página 259 de Sassoon 1053. Y aquí puedes ver que ha pasado algo. ¿Qué pasó? Pues que el corrector, y parece que es el escriba original… ¿Por qué digo que es el escriba original? Porque lo que haría el escriba es que escribiría las consonantes, y vendría entonces o aquí, o vendría un segundo escriba a escribir las vocales y los acentos. Y puedes ver que quien borró esto nunca escribió las vocales y los acentos. Las vocales y los acentos nunca se añadieron. Puedo ver eso particularmente, por ejemplo, en esta palabra…

¿Y qué hizo? No borró toda la palabra. Borró la mitad inferior de la palabra. ¿Por qué lo hizo? Porque los espacios en los manuscritos hebreos tienen un significado. Si hay un espacio de una línea entera, o media línea, o parte de una línea, un espacio de tamaño significativo, eso significa que este es el final de un pensamiento y ahora aquí hay un nuevo pensamiento.

Así que lo que harían a menudo es, si necesitan borrar algo, sólo borrarían la mitad inferior de las letras para decir: “Oye, esto está borrado”. Tampoco pondrían los acentos y las vocales. Pero otra forma de hacerlo es borrar la mitad inferior, y al borrar la mitad inferior te decían: “De acuerdo, no leas estas palabras” – bueno, ni siquiera puedes leerlas, son difíciles de leer – “estas palabras están borradas, pero este no es un espacio que se pretendía, este fue un espacio causado por el borrado”.

Entonces, ¿cómo sé que esto está borrado? Así que lo sostuve en mis manos y pude ver que él raspó partes del pergamino aquí, en estas tres líneas inferiores. ¿Y qué pasó exactamente?

Así que tuvimos el caso de homoeoarcton, que fue el comienzo similar. Recuerden, al igual que en Mateo 5, tenemos una serie de versos que comienzan todos, “Ashrei, ashrei, ashrei”. En el griego, es una palabra paralela. Y aquí, tiene, “Va’ya’aver Yishai,” “Y Yishai hizo pasar”. Y aquí podía ver los restos, la mitad superior de las palabras, “Va’ya’aver Yishai”. Así que copió el verso, y luego cuando llegó al final del verso, que estaba aquí, copió el verso por segunda vez. Y terminó borrando las dos primeras palabras de la segunda instancia y luego las completó. Volvió atrás, porque se dio cuenta: “Uh-oh, no debería haber borrado la mitad inferior de estas dos palabras, estas dos palabras que necesitamos”. Así que tuvo que reescribir la parte inferior de las palabras, “Va’ya’aver Yishai”.

Y luego, aquí en la siguiente columna, se puede ver en la parte superior de la columna es el verso completo, “Va’ya’aver Yishai shama, vayomer gam bazeh lo bakhar Yehovah”.

Ahora, ¡aquí está lo realmente genial, Keith! ¿Cuáles son las tres últimas palabras del verso? “Lo”, “no”, “bakhar”, “Él eligió”, “Yehovah”. Significa: “Yehovah no eligió”. Y el siguiente verso comienza, “Va’ya’aver”, que es, “Va’ya’aver Yishai shivat”. Así que en lugar de saltar al segundo verso, copió el primer verso dos veces. Eso es dittografía, de la palabra “ditto”, a diferencia de la haplografía, que es de la palabra “mitad”, donde perdemos la mitad, o la conectamos con la palabra mitad, que me recuerda eso.

Bien, esto es lo bonito. ¿Cuáles fueron las tres últimas palabras del verso que copió dos veces? “Lo bakhar Yehovah”. En realidad tenemos una segunda cosa aquí, que se llama “homeoteleuton“, el final similar, porque “Lo bakhar Yehovah” y el siguiente verso también termina, “Lo bakhar Yehovah”. Así que esto estaba plagado de errores. ¿No es así? Él está mirando hacia atrás y hacia adelante, y ve, “Oh, acabo de copiar ‘Lo bakhar Yehovah’. Déjame ahora mirar hacia atrás y encontrar esas palabras y copiar lo que viene después”. Y eso es lo que hizo. Pero aquí está lo realmente hermoso.

Así que este verso está borrado. Y puedo decirte lo que dice, sé exactamente lo que dice, porque copió el mismo verso dos veces. “Va’ya’aver Yishai shama”, y esta es la parte superior de Shin, Mem, Hey, “Vayomer”, “y Él dijo”, “gam bazeh”, “también en esto”, “lo bakhar Yehovah”.

Keith: Uh-oh. ¡Un momento! [Risas]

Nehemia: Y el escriba borró “Yehovah”. Esto es trascendental.

Keith: Esto es trascendental, Nehemia.

Nehemia: Esto es algo muy importante. ¿Por qué es algo tan importante?

Keith: Oh, Dios mío.

Nehemia: He investigado durante años una pregunta. Volvamos atrás. Empecé, Keith, con la hipótesis… Primero, empecé con la observación…

Keith: Oh, Dios mío.

Nehemia: …que en el Códice de Alepo, el manuscrito más importante del Tanakh, el nombre suele escribirse sin las vocales completas, igual que se escribe aquí sin las vocales completas, por cierto. Y de vez en cuando, el escriba ponía las vocales completas, las vocales completas de Yehovah. Y la gente me decía: “No, Nehemia. No es posible. Nos estás diciendo que el escriba se equivocó”. Y yo dije: “Sí, cometió un error que era correcto”. E hice un estudio, Keith…

Keith: Por supuesto.

Nehemia: …sobre el error que acertó.

Keith: Que acertó. ¡Es épico! [Risas]

Nehemia: Es épico. Así que el error que acertó, y en ese estudio, dije algo así como que me dijeron… di, “me dijeron”.

Keith: Me dijeron.

Nehemia: Me dijeron que cuando los escribas se equivocaban con el nombre en el Códice de Alepo, nunca borraban una vocal o un acento. Y recuerdo, no sé si lo dije en este estudio o en otro diferente, que dije que esto se basaba en una base de datos que fue recopilada durante años en las décadas de 1970 y 1980 por estudiosos que examinaron directamente el Códice de Alepo. Y dije algo así como: “Me gustaría poder verla por mí mismo, esa base de datos”. No sólo he visto la base de datos por mí mismo, sino que realmente pude ver el Códice Alepo por mí mismo. Y no durante cinco minutos, como cuando estuve allí con Reggie White, sino durante nueve horas, pude sentarme con él y examinarlo.

Y lo que encontré en los primeros 15 minutos de estudio de la base de datos es que lo que me dijeron… digamos, “dijeron”.

Keith: Me lo contaron.

Nehemia: …estaba equivocado. No sólo borraron los acentos y las vocales en el Códice de Alepo, sino que encontré cinco lugares donde borraron las letras, las verdaderas letras. Ahora, ¿por qué es un problema tan grande? Es tan importante porque hay una ley rabínica basada en Deuteronomio 12:3-4. ¿Puedes leer esos versos, Keith?

Keith: Oh, hombre. Estoy un poco abrumado ahora mismo.

Nehemia: Esto es absolutamente enorme.

Keith: ¿Habías planeado hacer esto? [Risas]

Nehemia: No, no lo hice. Volvamos, leamos Deuteronomio 12:3-4.

Keith: Bien, espera aquí. Oh, Dios mío.

Nehemia: Esto es completamente imprevisto.

Keith: Pero esto es hermoso, 12…

Nehemia: Pero esto es importante, y nos ayudará con el Mateo hebreo.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Nos ayudará inmensamente. Mira, déjame decirte por qué… Lee esos versículos, y luego recuérdame que te diga por qué este es un manuscrito tan importante, Sassoon 1053.

Keith: Dime otra vez, ¿Deuteronomio 12:3 y 4?

Nehemia: 3 y 4.

Keith: Lectura de la versión NASB.

Nehemia: Y está hablando de destruir los lugares altos de los paganos, las naciones a las que vienes a heredar su tierra en el verso 2, verso 3…

Keith: Bien, “Y derribarás sus altares y romperás sus pilares sagrados y quemarás sus Asheras con fuego. Y cortarás las imágenes grabadas de sus dioses, y borrarás su nombre de ese lugar. No actuarás así con Yehovah, tu Dios”.

Nehemia: Y dice literalmente: “No harás así con Yehovah, tu Dios”.

Keith: Sí.

Nehemia: Ahora, ¿qué significa, en el contexto? En el contexto, significa: “Destruye los lugares sagrados de los paganos”, y en el contexto, significa: “no adores a Dios como ellos adoran a sus dioses”. Ellos adoran a los dioses con pilares sagrados. Adoran a los dioses con lugares altos. Adoran a dioses con altares a Baal. No adoren a Yehovah como ellos adoran a sus dioses. Levítico 17 dice: “Si traes un sacrificio y no es a la entrada de la Tienda de Reunión, se considera como un asesinato”. Dice: “La sangre se le contará a esa persona”.

Entonces, “No harás eso al Señor, tu Dios”, o “a Yehovah, tu Dios”, significa literalmente: “No adores a tu Dios como ellos adoran a sus dioses”. Eso es lo que significa en el contexto.

Bien. Los rabinos vienen y hacen algo que hacen a menudo, lo sacan del contexto y dicen: “¿Qué se nos ordena hacer? Borrar el nombre de los dioses paganos. Y por lo tanto, está prohibido borrar el nombre de Yehovah”. Si escribiste accidentalmente Yehovah en alguna parte, está prohibido borrarlo. Ahora, voy a mostrarte lo que hicieron en los rollos de la Torah. Esto es realmente genial. ¡Esto es totalmente fuera de lo común!

Keith: Espera, espera, espera. [Risas]

Nehemia: No pensaba traer esto, así que lo traeré, porque es algo genial. Así que hacían diferentes cosas en los rollos de la Torah. Lo que solían hacer si cometían un error en un rollo de la Torah, y esto es, por cierto, otro ejemplo de homoieoarcton, curiosamente. Es un bello ejemplo, porque no es homoieoarcton. “Homo” significa lo mismo. Es homoieo, el comienzo similar. Así que este es un rollo de la Torah del siglo XIII, y puedes ver aquí, el escriba copió en la primera línea. Llegó al final de la línea en Deuteronomio, y copió las palabras, “me’odkha ad hayom”. Y luego, llegó a la siguiente línea y en lugar de copiar la palabra “hazeh”, que era la siguiente palabra, copió “Yehovah”. Ahora, no tenemos a Yehovah allí, tenemos este espacio en blanco. Y el espacio en blanco tiene un rectángulo de tinta alrededor.

Keith: Sí.

Nehemia: Así que su ojo saltó, esto se llama “parablepsis”, Parablepsis es cuando el ojo del escriba saltó. Saltó de la línea dos a la línea tres, y copió la palabra “Yehovah” aquí. E inmediatamente se dio cuenta de que era un error, y puso un rectángulo de tinta alrededor. Y esto es lo que parece, ampliado, se pueden ver los rastros del rectángulo de tinta. Luego vino con una navaja de afeitar y realmente lo cortó. Así que hicieron eso en los rollos de la Torah. No podían hacer eso en los códices, ¿por qué? Dime tú, ¿por qué no podían hacerlo en los códices?

Keith: [Riendo] Dos caras del papel.

Nehemia: ¡Eso es! Si cortas la palabra, ahora has cortado una palabra de la segunda cara que no querías cortar. Así que en los códices, lo que hacían era poner el rectángulo de tinta alrededor, pero tanto en el Códice de Alepo como en el Sassoon 1053 borraban el nombre en sí. Ahora, cuando se trata de…

Keith: Disculpa. Lo siento, es un desliz.

Nehemia: ¡Contrario a la ley rabínica! Según los rabinos, es un pecado contra la Torah borrar incluso una sola letra del nombre de Dios, pero el escriba del Códice de Alepo lo hizo.

Keith: Permiso para… Nehemia, me has pillado con la guardia baja. Amigos, me disculpo de antemano por esto. Sé que se supone que estamos llegando al Mateo hebreo, pero esto es importante. Esto es realmente importante.

Nehemia: Es extremadamente importante.

Keith: Me estás diciendo… Ahora nos han machacado con algo de esto, con respecto a lo que pasa con el nombre. Por cierto, nunca me has dicho esto. En el Códice de Alepo, ¿has encontrado cinco…?

Nehemia: Cinco casos. Así que esto es lo que nos dijeron, ¿de acuerdo? O esto es lo que yo había argumentado: que el escriba puso accidentalmente la vocal, y entonces me dijeron que no podía borrar la vocal porque no estaba permitido. Y yo dije: “Me gustaría poder verificar eso”. Lo verifiqué, no es cierto. Si él quería borrar los acentos de las vocales, podía hacerlo. Y he encontrado lugares donde en el Códice de Alepo, originalmente tenía “Yehovah” con las vocales completas, y el escriba borró el holam. He encontrado un caso así, ¿verdad?

Así que tengo seis lugares, u ocho lugares, depende de cómo los cuentes, donde tiene las vocales completas, pero hay un lugar donde tenía las vocales completas y borró el holam. Pero es aún más grande que eso. No sólo borró las vocales, sino que también borró las consonantes en cinco lugares. Pero sólo tengo evidencia circunstancial en el Códice Aleppo. Tengo pruebas circunstanciales muy poderosas, especialmente en uno de los casos, donde se puede ver el contorno de la primera Hey y la segunda Hey.

Cuando se trata de Sassoon 1053, no es evidencia circunstancial. Voy a compartirlo una vez más, y luego voy a decirte por qué es tan importante.

Keith: Por favor.

Nehemia: Así que aquí está en la pantalla, la parte inferior de Yud-Hey-Vav-Hey fue borrada, en contra de la ley rabínica. Así que sabemos al cien por cien que este escriba no era un judío rabínico. Y lo mismo del escriba que escribió al menos las consonantes del Códice de Alepo, y se podría discutir también los acentos, pero ciertamente, las consonantes. Escribió Yud-Hey-Vav-Hey y borró la parte inferior.

¿Por qué es esto tan importante? Así que, este es un códice, una Biblia, que fue escrita poco después de que el Códice de Alepo fue escrito, y se menciona en una lista de libros que se encontró en el Genizah de El Cairo. El Genizah era este archivo de manuscritos de El Cairo. Y en este archivo, se mencionan todos los libros que tenían en su biblioteca. Y este es el libro de los judíos, se llamaban los judíos de al-Shams, que son los judíos del Levante, es decir, de Israel.

Así que los judíos de Israel, los judíos jerosolimitanos de El Cairo tenían esta lista de libros de su biblioteca, y uno de ellos se llamaba El Hermano de la Corona. [Keith ríe] Y el Hermano de la Corona, se ha argumentado, es Sassoon 1053.

Keith: Oh, Dios mío.

Nehemia: Y Sassoon 1053 en realidad menciona… es la primera referencia que tenemos de que Ben Asher es el escriba que escribió el Códice de Alepo – en el propio Sassoon 1053. Y que el escriba que escribió las consonantes borró la mitad inferior de Yud-Hey-Vav-Hey. Ahí está.

Keith: Chicos, sólo quiero que todos se den cuenta, es decir, estoy sentado aquí en tiempo real en total… Estoy tratando de mantenerme firme, amigos. Cuando termine esta llamada con Nehemia, gritaré y bailaré, porque lo que has descubierto es el enfoque que tienes, Nehemia, que es este; dices que naciste en Illinois, pero en realidad eres de Missouri.

Nehemia: En mi corazón.

Keith: En tu corazón. Es una persona de “muéstrame”, y no voy a ir mucho más lejos, aparte de decir esto… Lo que nos acabas de mostrar que viste, cambia el juego del argumento que se ha lanzado sobre ti y sobre los procesos…

Nehemia: Uno de los grandes argumentos es que nunca se equivocaron con el nombre, no es posible.

Keith: Oh, Dios mío.

Nehemia: He encontrado errores.

Keith: Amigos, esto es enorme.

Nehemia: He encontrado errores que han corregido. He encontrado errores que no han corregido, Keith.

Keith: ¿Y puedo decir esto? Esto es lo que quiero decir, porque sé lo que vas a terminar haciendo. Sé lo que vas a terminar haciendo, vamos a ir demasiado lejos. Pero quiero decir por qué esto es significativo con el Mateo hebreo, porque con el Mateo hebreo, como eres un investigador en los rollos de la Torah, y con los seis grandes, y tratando con estos códices y cosas poderosas, poderosas, has tomado el mismo enfoque con el Evangelio hebreo de Mateo. Has tomado el mismo enfoque para investigar realmente -¿qué está haciendo el escriba? Y en el capítulo 5 del Evangelio hebreo de Mateo, versículo 4, lo vemos de una manera poderosa. [Risas]

Nehemia: Ahora, antes de llegar al 5:4, llegaremos a eso en el Plus. No creo que lleguemos a ello ahora. Tengo que explicar estos dos grupos – tenemos el Grupo A y tenemos el Grupo B. Y recuerden, el Grupo B no tiene los versículos 3 y 5.

Keith: Correcto.

Nehemia: Y todo esto era para explicar por qué no tienen los versos 3 y 5, y hay dos explicaciones. No llegué a la segunda explicación. La primera explicación es que tal vez hay un error que el escriba estaba copiando, y dice, “Ashrei” siete veces. Siete versos seguidos comienzan: “Ashrei, ashrei, ashrei, ashrei, ashrei, ashrei, ashrei”. Y en el griego, son dos más. Tal vez el hebreo original tenía los nueve versos, y los versos 6 y 7, a los que llegaremos en un episodio futuro, tal vez se perdieron por homoeoarcton, el comienzo similar, con haplografía, es decir, se perdió. Así que esa es la posibilidad número uno – los versos se perdieron, que cuando vio la palabra “Ashrei” sus ojos saltaron. En lugar de copiar el verso 3, saltó a lo que pensaba que era la siguiente palabra a copiar, pero era el verso 4. Luego lo hizo de nuevo, y copió el verso 8 en lugar del verso 5. En realidad, está al revés, lo que significa que tenemos el verso 3 seguido del verso 5, seguido del verso 4 en los manuscritos del Grupo B. Así que esa es la posibilidad número uno: que el hebreo original tuviera los nueve o posiblemente siete de estos versos “Ashrei” de los versos “Bendito sea”, versos “Makarios”, y que dos o cuatro de ellos se perdieran. Esa es la posibilidad número uno.

¿Cuál es la posibilidad número dos? La posibilidad número dos es bastante obvia: que los manuscritos del Grupo B tengan el Mateo hebreo original, y que el Mateo hebreo originalmente no tuviera cuatro de los versos que tiene el Mateo griego, y que alguien llegara y dijera: “Un momento. Aquí faltan versos. Tenemos que añadirlos del griego”, o del latín, o lo que sea que estuvieran usando, ¿verdad? Los tradujeron del latín o del griego al hebreo, esa es la segunda posibilidad. ¿Y qué sugiere eso como una fuerte posibilidad? Me inclino por esa posibilidad, pero no lo sé, ¿verdad? ¿Cómo puedo saberlo?

Me inclino por esa posibilidad porque en los manuscritos del Grupo B, donde sí tienen los versos 3 y 5, el verso 5 viene antes del verso 4. Y tenemos esta idea en la crítica textual, es una cosa muy común en el estudio de los manuscritos, que originalmente, algo fue escrito en el margen, y más tarde, otro escriba viene y lo escribe en el cuerpo del texto, y no sabe exactamente dónde ponerlo, así que lo pone en el lugar equivocado.

En otras palabras, imaginemos este escenario: Originalmente, el Mateo hebreo tiene el verso 2, el verso 4, seguido del verso 8. Y entre los versos 2 y 8, hay un verso. Así que el verso 3 no está ahí, el verso 5 no está ahí, el verso 6 no está ahí, y el verso 7 no está ahí. Tal vez eso es lo que tenía el original hebreo de Mateo. No estoy diciendo que eso es lo que Yeshua dijo en el Sermón de la Montaña. Tenemos el testimonio griego de Mateo y tenemos el testimonio griego de Lucas 6. Tenemos otros dos testimonios.

Pero tal vez el original hebreo de Mateo saltó del verso 2 al verso 4 al verso 8, y tal vez así es como se escribió originalmente. Y entonces llega un escriba y dice: “Un momento. Sé que hay más en el Sermón de la Montaña. No me acuerdo de todo”, y va y busca en el griego o en lo que tuviera, y escribe los versículos 3 y 5 al margen. Y luego en otra fase, ahora la fase tres, el versículo 3 lo pone donde corresponde, la próxima vez que se copie el manuscrito, pero no sabe exactamente dónde poner el versículo 5, así que lo pone después del 4. Ese es el escenario número dos. Y realmente no tengo forma de saber cuál de las dos tuvo lugar.

Lo que es realmente sorprendente es lo que encontramos en el versículo 4, porque todos los manuscritos, excepto el manuscrito G, tienen el versículo 4, pero tanto el grupo A como el grupo B tienen el versículo 4.

Keith: [Riendo] Oh, Dios mío.

Nehemia: Y el verso 4 tiene algo que me dejó boquiabierto. Lo voy a dejar para la sección “Plus”.

Keith: Y la razón por la que tenemos que guardarlo, chicos, y por favor, no estamos jugando aquí.

Nehemia: No, esto es grande.

Keith: Tenemos que darle su tiempo. Tenemos que esforzarnos.

Nehemia: Absolutamente.

Keith: Tenemos que ser capaces de adoptar ese enfoque. Quiero decirle a la gente algo, también Nehemia, hice algo en preparación para ir a la sección Plus. Llamé a un famoso rabino ortodoxo…

Nehemia: ¿De verdad?

Keith: …en Israel, y le pregunté sobre las dos palabras hebreas en el 5 versículo 4 sin darle el contexto. Sólo le dije: “¿Qué significan estas dos palabras?” Y te diré algo, él me bendijo. Así que vamos a ir a la sección Plus.

El episodio 14 es donde entramos en el 5:3, y eso es en el Muro de Nehemia. Es para la gente que apoya el Muro de Nehemia. Ahora, estamos en el 5:4. Lo que vamos a hacer ahora es terminar la presentación pública. Si no son bendecidos por esto… escuchen, les digo amigos ahora mismo, podrían parar ahora mismo y ser bendecidos. Pero les digo, hay tanto más que vamos a ir en el 5:4 que si le voló la cabeza Nehemia, ¡le va a volar la cabeza a todo el mundo!

Así que lo que tienes que hacer ahora mismo es, ir a Fundamentos Bíblicos, BFAInternational.com, convertirte en Miembro Premium. Una vez que te conviertes en Miembro Premium, tienes acceso a 5:4, la página principal de BFAInternational.com. Sólo tienes que hacer clic en las Perlas de los Evangelios Hebreos y tendrás acceso a todo eso.

Nehemia, ¿es suficiente, incluso suficiente antes de que…?

Nehemia: Sólo quiero decir una última cosa.

Keith: Sí.

Nehemia: Lo que me gusta tanto del ejemplo de Sassoon 1053 que compartí es que en la crítica textual te dicen todas estas teorías sobre cómo se producen los errores, pero son sólo teorías. Aquí, ¡podemos ver lo que hizo el escriba! En marrón, y en otro tono de marrón, y en negro, y en blanco. En otras palabras, vemos lo que realmente sucedió, tan claro como el día. ¿Y eso ocurrió en el Mateo hebreo? ¿O sucedió esta otra cosa? No lo sabemos con certeza: es una de esas dos posibilidades. Pero es un ejemplo tan hermoso que puede arrojar luz sobre muchas otras cosas. Fue una gran bendición para mí poder ver eso en el Mateo hebreo y relacionarlo con lo que ocurrió en el Tanakh. Son cosas hermosas.

Y no puedo esperar a compartir un ejemplo aún más poderoso, en mi opinión, en el 5:4 en la sección Plus.

Keith: Quiero decir, estoy un poco abrumado y emocionado, así que quiero seguir. ¿Puedes orar por nosotros?

Nehemia: Sí.

Keith: Y luego cierro.

Nehemia: Yehovah, Avinu Shebashamayim, Yehovah, nuestro Padre en los Cielos, muchas gracias por darme la oportunidad de descubrir que estaba equivocado sobre el Códice de Alepo, que efectivamente, cuando se trataba de Tu nombre y se cometía un error, si sabían de ese error, los escribas lo corregían. Y cuando no lo corrigieron, significa que o no lo sabían o pensaban que estaba bien.

Era correcto, no como lo pensaron originalmente, pero de una manera diferente, Yehovah. Yehovah, estoy tan bendecido de haber encontrado y descubierto estas cosas. Me doy cuenta que esto no es poca cosa, que pocas personas han tenido esta oportunidad. Y darme la oportunidad de compartir esto con el mundo, Yehovah, es un gran honor, una gran bendición. Te pido, Yehovah, por todos aquellos que buscan Tu nombre, que quieren entender Tu palabra, para entender las palabras habladas hace 2,000 años en Mateo, en cualquier palabra que lleguen a entender, Yehovah, dales el corazón para entender esas cosas y la guía para caminar en Tu camino, y Tu senda. Amén.

Keith: Sí. Y Padre, muchas gracias por lo que me has enseñado con respecto a la visión, que cuando das visión, también das provisión. Quiero agradecerte por las personas que han provisto para que este proceso siga adelante. Quiero agradecerte por cada persona que ha puesto su mano en el arado, que nos ha ayudado. Te pedimos que los bendigas. Ahora, Padre, a medida que avanzamos, y hemos bajado el ritmo en esta sección, estas Bienaventuranzas Bíblicas, tanto podemos aprender, tanto podemos aplicar, tanto podemos compartir. Sólo te pedimos que nos des gracia para continuar en la excelencia. Te agradecemos por todas las cosas que has hecho, estás haciendo y harás. Lo elevamos todo a Ti en Tu nombre. Amén.

Nehemia: Amén.

Esperamos que la tradución anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #14- Cómo Mateo 5 presenta a Yeshúa como un sabio que enseña sabiduría

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #14- Cómo Mateo 5 presenta a Yeshúa como un sabio que enseña sabiduría Nehemia y Keith discuten los tres reinos de información en el pensamiento bíblico, cómo Mateo 5 presenta a Yeshúa como un sabio enseñando sabiduría, y el significado hebreo detrás de la frase “pobre en espíritu”.


¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios más abajo!

Continue reading

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #13 Cómo los escribas judíos cambiaron el Mateo hebreo para hacerlo coincidir con el griego

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #13 Cómo los escribas judíos cambiaron el Mateo hebreo para hacerlo coincidir con el griego Nehemia y Keith discuten cómo los escribas judíos cambiaron el      Mateo hebreo para hacerlo coincidir con el griego, el origen secreto de la palabra hebrea para alabanza, y por qué algunos cristianos interpretan las Bienaventuranzas como un reemplazo de los Diez Mandamientos.

¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios más abajo!

Continue reading

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #12 (Mateo 4:23-25)

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #12 (Mateo 4:23-25) Nehemia y Keith discuten qué inscripciones de la tumba del período del Segundo Templo pueden enseñarnos sobre el nombre Yeshua, por qué el Mateo hebreo incluye una forma griega del nombre Pedro, y qué puede enseñarnos un manuscrito médico hebreo medieval sobre estos temas.

¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios de abajo!

Continue reading

Perlas de los Evangelios Hebreos #9 (Mateo 4:1-11)

En este episodio de, Perlas de los Evangelios Hebreos #9 (Mateo 4:1-11) Nehemia y Keith discuten el papel de Satanás en el Tanakh, cómo la palabra “el” puede cambiar completamente el significado de un concepto bíblico, y cómo todo esto se vincula con el Coronavirus Wuhan y la guerra espiritual. ¡Estoy deseando leer sus comentarios!
Continue reading

Perlas de los Evangelios Hebreos #8 – Mateo 3:13-17

En este episodio de, Perlas de los Evangelios Hebreos #8 – Mateo 3:13-17 Nehemia y Keith discuten lo que falta en el Credo de Nicea, el significado de que el ministerio de Yeshua se basa en Galilea, y los extraños relatos de los Evangelios de la Infancia que nunca llegaron al Nuevo Testamento.¡Espero leer sus comentarios!
Continue reading

Perlas de los Evangelios Hebreos #7 – Mateo 3:7-12

En este episodio de, Perlas de los Evangelios Hebreos #7 – Mateo 3:7-12 Nehemia y Keith discuten la importancia del texto original hebreo del primer comentario judío sobre los Evangelios, cómo sabemos que las glosas fueron añadidas en el margen del Mateo hebreo, y si los esenios contribuyeron a la autoría del Nuevo Testamento
Continue reading