Perlas de los Profetas #30 – Kedoshim (Amós 9:7-15)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #30 – Kedoshim (Amós 9:7-15) Nehemia Gordon y Keith Johnson discuten la parte de Profetas de Kedoshim que cubre Amós 9:7-15. Los nueve versículos de Kedoshim dan lugar a preguntas fascinantes para que Gordon y Johnson las exploren: ¿Por qué fueron traídos los filisteos de Caphtor? ¿Dónde está Caphtor? ¿Quién es el reino pecador? ¿Qué es el tabernáculo caído de David? ¿Qué otras naciones llevan el nombre de Yehovah? ¿Y por qué Dios le diría a sus elegidos que son “lo mismo para mí” que los kushitas? Para acercarse más a la comprensión de este reproche discordante (¿o fue una afirmación amorosa?), Gordon proporciona referencias bíblicas para Kush – del Tanakh y el Nuevo Testamento – así como declaraciones de comentaristas medievales.

Después de una profunda exploración del lenguaje, la historia y el contexto, todavía hay argumentos hipotéticos y abstractos que podrían hacerse. Pero Gordon y Johnson terminan con preguntas más fáciles de responder: ¿Hay un reino fuera de su dominio? ¿Hay una profecía más clara que la recolección? ¿Existe un fruto más hermoso que el fruto de Israel?

“En aquel día, volveré a levantar el tabernáculo caído de David… …y la construiré firme como en los viejos tiempos”. Amós 9:11

Continue reading

Perlas de los Profetas #28 – Metzora (2 Reyes 7:3-20)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #28 – Metzora (2 Reyes 7:3-20) Nehemia Gordon y Keith Johnson discuten la parte de los Profetas de Metzora que cubre 2 Reyes 7:3-20. El dúo conecta fuertemente aspectos de esta antigua profecía y su inimaginable cumplimiento con los titulares del siglo XXI. Los nombres de las ciudades y los gobernantes han cambiado, pero los temas de la justicia social, la teoría económica y el control de multitudes son actuales. A la sensación de urgencia se suma el hecho de que los principales actores (los leprosos, los arameos y el rey) sólo estaban haciendo conjeturas. Sólo el profeta, el que más atención prestaba a Dios, sabía lo que estaba pasando. Además, Gordon arroja luz sobre los aspectos físicos y espirituales de la lepra (tsara’at), el valor de la cebada como mercancía, y los matices de la llamada/proclamación/qara. Gordon cierra con una oración para que los corazones acepten la palabra de Dios, incluso cuando su cumplimiento está más allá de nuestra imaginación.

Imagen cortesía del Archivo de Imagen Digital, Biblioteca de Teología Pitts, Escuela de Teología Candler, Universidad de Emory.

“Entonces se dijeron unos a otros: No estamos haciendo lo correcto. Este día es un día de buenas noticias, y permanecemos en silencio”. 2 Reyes 7:9

Continue reading

Voces Hebreas #3 – Tesoros del Monte del Templo (retransmisión)

En este episodio de, Voces Hebreas #3 – Tesoros del Monte del Templo (retransmisión) Nehemia habla con Zachi Dvira (Zweig), cofundador y codirector del Proyecto de Tamizado del Monte del Templo. Dvira relata la vergonzosa historia de cuando el “Waqf” religioso islámico arrasó con 9.000 toneladas de material del Monte del Templo y lo arrojó en el cercano Valle del Cedrón. Pero las noticias mejoran cuando nos enteramos de cómo la erudición, el ingenio, la tecnología y el descaro israelíes están recuperando la parodia y desenterrando tesoros, un cubo a la vez.

Nehemia Gordon llega a examinar algunos de los artefactos más importantes que han sido meticulosamente rescatados: un clavo de herradura de los templarios, una rara moneda de Yehud, tiestos con inscripciones paleohebreas, una moneda de oro de “Napoleón”, el dedo de un ídolo destrozado y una punta de flecha de bronce que custodiaba el rey Salomón. Todo ello es asombroso, pero sentirá un verdadero escalofrío cuando Nehemia sostenga una piedra con marcas de quemaduras de la destrucción del segundo Templo.

Voces hebreas #3 – Tesoros del Monte del Templo (retransmisión)

Benjamin Netanyahu: Le ma’an Zion lo ekhesheh, u’l’ma’an Yerushalayim lo eshkhot. (Por Sión no callaré, y por Jerusalén no descansaré. Isaías 62:1)

Nehemia: Shalom, soy Nehemia Gordon. Estoy aquí con Voces Hebreas en el laboratorio en Jerusalén del Proyecto de Tamizado del Monte del Templo, con el codirector y fundador del proyecto, Zachi Dvira, también conocido como Zachi Zweig. Shalom, Zachi.

Zachi: Shalom.

Nehemia: Es realmente un honor estar aquí contigo. Es un proyecto increíble el que tienes. Dile a los oyentes, ¿qué hacen en el Proyecto de Tamizado del Monte del Templo?

Zachi: Bueno, estamos tratando de aprender lo más posible sobre el pasado del Monte del Templo por los pequeños restos arqueológicos que sobrevivieron a la destrucción arqueológica que tuvo lugar en el sitio hace unos 15 años.

Nehemia: Para mí, como judío, el Monte del Templo es el lugar más importante del mundo desde el punto de vista religioso, y también arqueológico. Hice mi licenciatura en Arqueología en la Universidad Hebrea de Jerusalén, y considero que es el sitio más importante del mundo. ¿Cuántas excavaciones arqueológicas se han realizado en el Monte del Templo?

Zachi: En realidad, nunca se ha realizado ninguna excavación arqueológica sistemática en el Monte del Templo. Hubo dos exámenes menores realizados por arqueólogos británicos durante el periodo del Mandato Británico, pero eso es todo. Y fueron muy limitados, y no se publicaron.

Nehemia: Así que creo que será chocante para mucha gente – que el sitio arqueológico más importante del mundo para los judíos, y posiblemente para los cristianos, nunca ha sido excavado adecuadamente. Estoy mirando aquí en la mesa, y hay todo tipo de artefactos arqueológicos interesantes. Estoy mirando aquí un artefacto que me parece ser una especie de escarabajo egipcio. Veo aquí, supongo, un cartucho, ¿es eso lo que es?

Zachi: Sí.

Nehemia: La firma de uno de los reyes, o alguien así, de Egipto. Tienes todos estos restos arqueológicos del Monte del Templo, pero dices que nunca se ha excavado arqueológicamente. Entonces, ¿de dónde has sacado estas cosas?

Zachi: En primer lugar, este proyecto es lo más cercano a la excavación del Monte del Templo. En 1999 hubo grandes obras de construcción. Renovaron una antigua subestructura no utilizada conocida como las Tablas de Salomón.

Nehemia: ¿Quién hizo eso?

Zachi: Es el Waqf islámico, el fideicomiso islámico que gestiona el Monte del Templo y…

Nehemia: Ahora, sé que en Israel…

Zachi: …el movimiento islámico del norte de Israel.

Nehemia: Ahora bien, sé que Israel tiene reglas muy estrictas, como que si construyes algo en Israel, primero tienes que venir y traer a un arqueólogo para que haga una excavación, o al menos algún tipo de examen, ¿no?

Zachi: Si quieres construir en un sitio arqueológico, tienes que invitar a los arqueólogos a realizar una excavación de salvamento para documentar todos los restos arqueológicos del sitio, y sólo después la Autoridad de Antigüedades autorizará la construcción en el sitio.

Nehemia: Entonces, eso ocurrió cuando…

Zachi: No.

Nehemia: …hicieron la construcción, el Waqf… ¿No lo hicieron ellos, el Waqf musulmán?

Zachi: No, simplemente empezaron a construir sin…

Nehemia: Vaya, vaya.

Zachi: Es decir, incluso su propio arqueólogo – el Waqf tiene su propio arqueólogo – lo enviaron a unas vacaciones especiales.

Nehemia: Estás bromeando.

Zachi: No querían que interfiriera.

Nehemia: Vaya. Y esto fue en el 99, empezó. Entonces, ¿qué hicieron? Recuerdo que hay una historia con un montón de camiones de volteo. Háblame de ello.

Zachi: Excavaron una fosa muy grande, de unos 3 metros de profundidad, y sacaron unas 9.000 toneladas de tierra.

Nehemia: ¡9.000 toneladas!

Zachi: En 400 camiones.

Nehemia: 400 camiones.

Zachi: Y vertieron casi todo fuera del Monte del Templo en el cercano Valle del Cedrón.

Nehemia: Así que esto no fue una excavación arqueológica. ¿Qué, vinieron con retroexcavadoras o algo así?

Zachi: Usaron excavadoras.

Nehemia: ¡Bulldozers!

Zachi: Porque fue muy rápido. En un día y medio lo terminaron.

Nehemia: Vaya. Y a esto le llamas destrucción. ¿Por qué es destrucción?

Zachi: Porque en un sitio arqueológico, y especialmente en un sitio como el Monte del Templo, hay que excavar con un cepillo de dientes.

Nehemia: Sí.

Zachi: Y porque es muy importante, cuando se excava primero, hacerlo con cuidado y delicadeza para no destruir y romper los hallazgos. Pero también hay que documentar la ubicación y el contenido de cada artefacto.

Nehemia: Sí, vaya.

Zachi: Esto es muy esencial.

Nehemia: Así que, no puedes venir simplemente con un camión de basura. Ahora, Zachi, tienes un máster en Arqueología por la Universidad de Bar Ilan, y ahora eres un arqueólogo profesional. Hice mi licenciatura en la Universidad Hebrea, y recuerdo que hicimos una excavación de verano. Y, literalmente, me pasé un verano limpiando un suelo antiguo del periodo persa con un cepillo de dientes, y era suelo de tierra. [Risas]

Así que comprendo perfectamente lo que dices de que hay que hacerlo realmente de forma meticulosa, y llegaron literalmente con una excavadora al sitio arqueológico más importante, sacaron el interior, lo metieron en, según dijiste, 400 volquetes. Los arrojaron en el Valle del Cedrón, fuera del Monte del Templo. ¿Cómo te involucraste en este proyecto?

Zachi: Yo era estudiante en aquella época, y tenía curiosidad por ver qué podíamos encontrar en los vertederos. Así que organicé un grupo de voluntarios, algunos amigos y otros estudiantes, y nos dirigimos a los vertederos y empezamos a inspeccionar. Y entonces, sorprendentemente, nos pararon los inspectores de la Autoridad de Antigüedades, la Unidad de Robo.

Nehemia: ¿La Unidad de Robo?

Zachi: Sí.

Nehemia: Así que, estás haciendo una investigación arqueológica legítima y ellos dicen…

Zachi: Oficialmente no era legítimo, porque incluso en tu patio trasero, si encuentras un artefacto arqueológico tienes que informar a la Autoridad de Antigüedades, y si quieres excavar allí tienes que tener un permiso, tienes que obtener una licencia.

Nehemia: De acuerdo, así que lo hacías sin permiso.

Zachi: Así que fue de forma espontánea, sin permiso. Pero visité el vertedero dos días antes y me di cuenta de que había muchos artefactos allí. Y les dije: “Tenemos que poner una valla alrededor, porque podrían tirar basura en estos vertederos”. Y se mostraron muy apáticos, no les importaba en absoluto.

Nehemia: Eran apáticos, no les importaba.

Zachi: Y cuando llegué sobre el sitio, de repente es importante y entonces tengo que tener una licencia. Y así conseguimos, en 15 minutos, recoger muchos artefactos, y trataron de detenernos y llamaron a la policía, y casi nos detienen. Pero finalmente, me invitaron a exponer nuestros hallazgos en una conferencia arqueológica, y hablamos de ello, y hubo una gran tormenta tras nuestra conferencia. Y a raíz de esto, vinieron a mi casa con una orden de registro.

Nehemia: [Riendo] Espera un minuto. ¿Cuántas personas del Waqf fueron detenidas por sacar 400 camiones de basura?

Zachi: Ninguno. Ni siquiera se multó a nadie por tirarlo en un vertedero ilegal.

Nehemia: Oh, vaya. ¿Pero fueron a tu casa con una orden de registro?

Zachi: Sí, y me arrestaron.

Nehemia: ¿La policía israelí te arrestó?

Zachi: La Unidad de Robo, con el respaldo de la Policía israelí. Estas Unidades de Robo, tienen autoridad como la policía, esos arqueólogos en este departamento especial. La policía sólo los respaldaba, al policía no le gustó nada esta historia, me dijeron…

Nehemia: De acuerdo, sólo estaban haciendo lo que se les dijo que hicieran.

Zachi: Sí, tienen que…

Nehemia: ¿Te esposaron y te llevaron a la cárcel?

Zachi: Me llevaron a un interrogatorio…

Nehemia: Ah, de acuerdo.

Zachi: …y, afortunadamente, esto irrumpió en los medios de comunicación, y al mismo tiempo que yo era interrogado por ellos, ellos eran interrogados por los medios de comunicación, así que tuvieron que liberarme. De hecho, estuvieron a punto de dejarme unas cuantas noches en la cárcel.

Nehemia: Bien, pero te soltaron.

Zachi: Pero finalmente también me procesaron…

Nehemia: Te procesaron.

Zachi: …y hubo un juicio.

Nehemia: Vaya, ¿hubo un juicio?

Zachi: Hubo un juicio, y la jueza entendió desde el principio que era un juicio político, y lo desestimó. Les dijo que retiraran los cargos. La razón por la que lo hice…

Nehemia: Sí.

Zachi: …es que, en primer lugar, mi acción expuso su atrocidad, su…

Nehemia: ¿Dirías que su incompetencia?

Zachi: Incompetencia.

Nehemia: En otras palabras, era su trabajo asegurarse de que el Waqf no destruyera los artefactos en el Monte del Templo…

Zachi: Pero también, el primer ministro en esos días, Ehud Barak, trató de mantener esta historia lo más silenciosa posible.

Nehemia: Oh, así que esto llegó a los niveles más altos del gobierno, potencialmente.

Zachi: Esto le habría molestado unos meses después en los Acuerdos de Camp David, donde tuvo que negociar el Monte del Templo con los palestinos.

Nehemia: Que no tuvieron éxito, para los que no conocen la historia. [Risas]

Zachi: No tuvieron éxito, porque esta historia acabó saliendo en los medios de comunicación, y a raíz de esta historia, se creó un comité de arqueólogos israelíes muy famosos y no arqueólogos, que es el Comité para la Prevención de la Destrucción de Antigüedades en el Monte del Templo, y hubo un gran referéndum, aztzumah, una petición en el periódico que hizo firmar a toda la élite israelí, de todas las alas políticas, desde la extrema izquierda hasta los ultraortodoxos.

Nehemia: Así que este no es el concepto favorito de un partido político. ¿Está diciendo que todo el espectro político de Israel está de acuerdo en que los artefactos del Monte del Templo no deben ser destruidos?

Zachi: Las antigüedades del Monte del Templo no deben ser destruidas. Y eso molestó a Ehud Barak, y por eso en la negociación con Yasser Arafat, éste le dijo: “¿Por qué quieres el Monte del Templo? Allí sólo hay sitios islámicos”.

Nehemia: ¿Es eso lo que dijo en Camp David?

Zachi: Y Ehud Barak le dijo: “Tienes razón, pero debajo de las mezquitas islámicas hay restos del Templo judío”. Y por eso el presidente Clinton vino con esa ridícula idea…

Nehemia: Sí.

Zachi: …de que se puede dividir la soberanía horizontalmente.

Nehemia: La soberanía.

Zachi: …verticalmente…

Nehemia: De acuerdo. [Risas]

Zachi: …verticalmente, la soberanía. Por encima del suelo estarán los palestinos, y por debajo los israelíes. Y, ya sabes, esta fue la razón por la que explotó, y se rompió, este acuerdo. Y el resto de la historia se conoce, lo que después…

Nehemia: Dices que, básicamente, tú y tus amigos fueron y recogieron algunos fragmentos de olla y otros restos, eso puede haber tenido ramificaciones internacionales. Ciertamente, afectó a lo que Ehud Barak tenía que decir más adelante en sus negociaciones, ¿verdad?

Zachi: Esa fue mi impresión en esos días…

Nehemia: Vaya. Lo que significa que no pudo barrerlo bajo la alfombra, porque ahora todo el mundo está hablando de ello.

Zachi: Me he dado cuenta de cómo están tratando de mantener esto fuera de la conciencia pública. Los principales medios de comunicación no informaron sobre esto. Sólo los periódicos pequeños informaron sobre ello, y los grandes… Tenía un amigo que trabajaba en uno de los mayores periódicos de Israel, Yediot Aharonot, y vio cómo los redactores retiraban los artículos.

Nehemia: Así que lo sabían, habían escrito artículos y los suprimieron.

Zachi: Hay un acuerdo secreto, no oficial, entre los principales medios de comunicación y el Primer Ministro, según el cual se suprimen ciertas cosas a petición del gobierno, y se obtiene el resto de la información. Pero cuando Barak dijo que dimitía y que se presentaba a las elecciones, de repente los medios de comunicación empezaron a informar libremente y sin obstáculos.

Nehemia: Oh, de verdad. Ya veo, así que hubo una especie de acuerdo: “No hablas de esto y te daré otra información”. Una vez que no tenga la información, entonces podrán hablar de ello. Ya sabes, esta es una conversación oportuna, porque esto es pregrabado, y hace apenas unas semanas, estaban hablando de cómo ISIS, Da’ash, en Irak, está destruyendo restos arqueológicos realmente invaluables. Y antes hablábamos de esto: la diferencia entre lo que hizo el Waqf en 1999 y lo que está haciendo hoy el ISIS, destruyendo Nínive y Nippur y otros lugares. El mundo está indignado por lo que está haciendo el ISIS, y básicamente, el mundo, al día de hoy, no se preocupa por lo que hizo el Waqf.

Zachi: Bueno, el ISIS es una historia diferente, porque lo que están haciendo es, en primer lugar, llamar la atención del mundo. Y están destruyendo imágenes, ídolos, estatuas, y no lo ocultan. Ellos son los que están publicando esto. En este caso concreto, el Movimiento Islámico y el Waqf, lo hicieron porque no les importaba. No es que quisieran destruir artefactos arqueológicos, sino que querían hacerse con el control de más zonas vacías en el Monte del Templo para crear situaciones sobre el terreno. Y afirmaron que no destruyeron ningún artefacto arqueológico, y que esto es algo legítimo lo que hicieron. Pero incluso echaron – esto no se sabe – a su propio arqueólogo.

Nehemia: Y lo enviaron de vacaciones, nos decías.

Zachi: Y lo enviaron de vacaciones especiales. Y no querían que estuviera presente en la excavación, porque no estaban de acuerdo con él. Ya sabes, hay mucha política dentro del Movimiento Islámico y el Waqf, y él no está de acuerdo con la afirmación de que no hubo ningún Templo judío en el sitio. Y tú sabes del nuevo movimiento de negación del Templo en los últimos 20 años…

Nehemia: Está ganando terreno.

Zachi: Está ganando terreno, pero las personas que impulsan esta nueva afirmación, esta nueva agenda, son principalmente los líderes y políticos islámicos.

Nehemia: Ya veo.

Zachi: No los académicos árabes. Cualquier erudito árabe decente no diría tal cosa.

Nehemia: Bueno, lo sé, he leído en algunas de las fuentes musulmanas antiguas, y hablan de que Jerusalén – la llaman Al-Quds – y antes la llamaban Beyt Al-Maqdis…

Zachi: Sí.

Nehemia: …que significa Beit HaMikdash, la Casa del Templo.

Zachi: Incluso el Waqf islámico en 1989, en un folleto que publicó, escribió que “este es sin duda el sitio del Templo de Salomón”.

Nehemia: Pero ahora hay política. Puedes decir que esto es diferente, pero para mí el resultado es el mismo. Es decir, en un caso están destruyendo deliberadamente, y en el otro caso están diciendo: “Mira, no nos importa esto y no queremos que la gente crea que hubo un Templo aquí, así que las dos cosas van de la mano, y queremos tomar más control sobre más territorio, así que destruiremos los restos”.

Así que, fuiste a juicio. ¿Cómo llegaste desde allí hasta donde estoy sentado, mirando todos estos artefactos? Estoy mirando los escarabajos y estoy mirando las monedas. No recogiste esto por tu cuenta – ahora tienes un permiso, ¿verdad?

Zachi: Sí. Bueno, nos llevó unos cuatro años hasta que conseguimos un permiso arqueológico oficial de la Autoridad de Antigüedades.

Nehemia: Así que ahora son un proyecto arqueológico legítimo.

Zachi: El gobierno trató de impedirlo, no querían robos ni problemas en el Monte del Templo, pero las cosas cambiaron gradualmente. Además, debido a todas las protestas de los medios de comunicación al respecto, hoy hay mucha más supervisión en el Monte del Templo por parte de los israelíes, de la Autoridad de Antigüedades. Y tenemos una licencia oficial de la Autoridad de Antigüedades, así que hoy es diferente.

Llevamos ya 10 años trabajando. Empezamos en el 2004, el proyecto de tamizar los escombros del Monte del Templo. Trasladamos los vertederos del lugar en el Valle del Cedrón a un nuevo sitio en el Parque Nacional de Emek Tzurim, que está en las laderas del Monte Scopus.

Nehemia: Sí.

Zachi: Y empezamos a tamizar los vertederos con pequeños grupos de voluntarios, arqueólogos y estudiantes. Pensamos que íbamos a trabajar durante unos meses…

Nehemia: [Riendo] 10 años después…

Zachi: …tamizar una muestra de los vertederos y publicar nuestros hallazgos. Y sabes, esto fue muy emocionante, porque era la primera vez que los arqueólogos tenían acceso a los tesoros ocultos, los tesoros enterrados, en el Monte del Templo y podían publicarlos. No se publicó ni un solo fragmento de vasija del Monte del Templo.

Nehemia: ¡Vaya!

Zachi: Y también éramos escépticos sobre lo que podíamos decir al respecto, porque los artefactos están fuera de contexto, no están in situ.

Nehemia: Y para los que no lo sepan, la arqueología se ocupa de lo que llamamos “estratos” o “estratigrafía”. Hay diferentes estratos, encuentras esta pieza de cerámica en esa capa y cavas hacia abajo – es como un pastel de capas – y bajas a otra capa. Y lo que dices es que todo esto está mezclado, no hay capas, porque se sacó en volquetas.

Zachi: Sí, pero aun así pudimos datar la mayoría de los hallazgos e identificarlos, porque sabemos de otros hallazgos similares, por los paralelos en las otras excavaciones que están bien datados. Así, si encontramos un fragmento de vasija con una decoración especial, y encontramos el mismo material, el mismo tejido y la misma decoración en otros yacimientos, entonces sabemos: “De acuerdo, esto es de finales del periodo romano. Esto es de principios de la Edad de Hierro”. Así que hay que ser muy profesional y tener muchos conocimientos, porque una vez fuera de contexto es más difícil, pero es posible. Así que es más trabajo. Entonces, pensamos que vamos a tener una idea general del Monte del Templo…

Nehemia: En unos meses. [Risas]

Zachi: Por lo general, se hace un estudio arqueológico. En un estudio arqueológico vas a un sitio con un grupo de personas y recoges artefactos de la capa superior del suelo.

Nehemia: No se excava, sólo se recoge de la superficie.

Zachi: Y la superficie tiene una muestra de artefactos de todos los períodos en los que el sitio estuvo ocupado.

Nehemia: ¿Cuáles son algunas excavaciones famosas que se hicieron en Israel, o en la zona?

Zachi: Hoy en día, toda excavación arqueológica comienza con una prospección, porque hay que…

Nehemia: Ese es el trabajo previo.

Zachi: Ese es el trabajo previo, tienes que saber dónde excavar y qué esperar en este sitio.

Nehemia: Conozco dos famosos de los que he oído hablar al menos. Uno fue en el desierto del Sinaí, justo antes de que se lo entregaran a Egipto, y el otro lo hicieron en Judea y Samaria.

Zachi: Sí, porque fue una muestra de emergencia, porque no sabían cuándo se iba a dar, y se obtiene mucha información espacial sobre dónde estaban los asentamientos en cada período. Y es mucha información, y si un yacimiento no se excava, esto es mucho mejor que nada.

Nehemia: Es lo mejor que se puede hacer. Así que este era el plan para los restos que se sacaron en el Monte del Templo y se tiraron en el Valle del Cedrón.

Zachi: Pero poco a poco comprendimos que podíamos estudiar más. En primer lugar, nos dimos cuenta del potencial educativo y turístico de este proyecto, porque aunque lo mantuvimos en un perfil bajo porque no queríamos que muchas fuerzas políticas intentaran molestarnos y detenernos, la gente no sabía lo que estábamos haciendo. Teníamos nuestros propios círculos, pero aun así, el rumor se extendió y muchos grupos ofrecieron su ayuda y vinieron a ofrecerse como voluntarios.

Y entonces nos dimos cuenta de que había todo un potencial para involucrar al público en este trabajo. Y tras unos ocho meses de trabajo y la Fundación Ir David…

Nehemia: La Fundación Ciudad de David.

Zachi: Ciudad de David, visitaron el lugar y vieron el potencial y se ofrecieron a financiar el funcionamiento de la criba hasta que terminemos toda la tierra.

Nehemia: Vaya, qué bendición.

Zachi: Porque estaban muy interesados en exponer este proyecto a la gente. Así que decimos que tal vez nuestro mayor hallazgo es la gente que realmente viene y experimenta esto y obtiene una conexión tangible con el Monte del Templo, y también tiene la oportunidad de ser parte de este deber. Es decir, creemos que es un deber salvar esta suciedad y tamizarla y salvar los artefactos, y no sólo dejar que este crimen y en realidad esta cicatriz, porque este vertedero es una cicatriz, a la forma en que tratamos nuestro patrimonio. Y tuvimos más de 150.000 personas…

Nehemia: ¡150.000!

Zachi: Participando en este sitio. Ahora estamos en proceso de que se convierta en un Récord Mundial Guinness, porque en ninguna otra investigación arqueológica de la historia de la arqueología ha participado tanta gente.

Nehemia: Y es muy común en la arqueología tener voluntarios que vienen y, francamente, hacen el trabajo sucio, siendo supervisados por los arqueólogos, y de hecho he traído grupos al proyecto de tamizado y dan una pequeña introducción y explican, “Estos son los diferentes tipos. Buscarás vidrio, buscarás cerámica”, y te guían. Luego te dan la oportunidad de coger un cubo lleno de tierra. Y luego tomas la tierra y la tamizas y encuentras lo que son los restos, y llamas al supervisor, y así es como has hecho este trabajo durante los últimos 10 años.

Y para mí es realmente sorprendente, porque por un lado estás haciendo esta investigación científica descubriendo los restos, y por otro lado, como has dicho, estás consiguiendo que la gente se involucre y participe y consiga una conexión con lo que está pasando en la historia de Israel, y la historia del Monte del Templo. Es una combinación increíble la que has conseguido.

Zachi: En realidad, esto nos recuerda un verso muy famoso de los Salmos: el Salmo 102.

Nehemia: Sí.

Zachi: “Te levantarás y redimirás a Sión”. ¿Por qué? Porque: “Porque tus siervos han complacido su polvo y redimido sus piedras”.

Nehemia: ¿Puedes decir ese verso en hebreo, el verso?

Zachi: “Ata takum terakhem Tzion, ki et lekhenena”, porque ha llegado el momento, “ki ratzu avadekha et avane’ha ve’et afara yekhonenu”.

Nehemia: Vaya. Porque hay una referencia al polvo, y eso es lo que estás haciendo: estás tamizando el polvo y sacando los artefactos y las piedras.

Zachi: Sí, ya sabes, da que pensar a la gente – y especialmente a los árabes que viven cerca del lugar del proyecto – que estamos buscando oro. Quiero decir, ¿por qué se iba a poner tanto esfuerzo en cribar algo que parece un escombro? Pero una vez que se entiende todo el significado de esto es porque viene del sitio del Templo dentro del Monte del Templo, esto transmite un mensaje muy fuerte sobre nuestra profunda conexión con este sitio. Y cuando digo 150.000 personas, la mitad son israelíes y la otra mitad son turistas de todo el mundo.

Nehemia: Wow. Así que es un proyecto internacional.

Zachi: Y en él participaron personas de todas las naciones, incluso algunos musulmanes. Muy pocos, pero algunos.

Nehemia: ¿De verdad? Vaya.

Zachi: Pero tuvimos gente del Lejano Oriente, incluso, de Singapur y de Japón, de China. Así que este es el proyecto arqueológico más expuesto del mundo.

Nehemia: Es sorprendente, es realmente sorprendente, cómo esto se ha convertido en un esfuerzo internacional. Y en cierto sentido, para minimizar el daño que el Waqf llevó a cabo al sacar de una manera tan perjudicial todos estos restos arqueológicos, básicamente minimizando el daño. Supongo que no se puede deshacer completamente el daño de lo que hicieron, pero al menos se van a recuperar los artefactos. Y me encanta ese verso que has traído, en el que se habla de “salvar el polvo y las piedras”, y vaya, eso es lo que estás haciendo.

Zachi: Lo que pasa es que a medida que fuimos avanzando en el cribado, nos dimos cuenta de que en las diferentes zonas del vertedero, hay una distribución diferente de los hallazgos. Y cuando llegamos y trasladamos el vertedero al lugar de cribado, lo dividimos en diferentes secciones.

Nehemia: Entonces, ¿documentaste de dónde venía? Eso es muy interesante.

Zachi: Y cada partición tiene una distribución diferente de los hallazgos. Y ahora nos dimos cuenta, hace dos años, de que los hallazgos que podríamos suponer que provienen de un contexto similar. Por ejemplo, tenemos todo tipo de hallazgos que podríamos relacionar con los templarios que utilizaban los establos de Salomón para los caballos.

Nehemia: Estos fueron los cruzados que vinieron y ocuparon el Monte del Templo durante un tiempo.

Zachi: Sí, en el siglo XII. Y tenemos clavos de herradura, tenemos puntas de flecha de la época, tenemos monedas y tenemos escamas de armadura. Y lo que nos dimos cuenta es que estos hallazgos se distribuyen entre las diferentes particiones de manera muy similar. Y entonces desarrollamos un método estadístico para cada hallazgo frecuente – no estoy hablando de los hallazgos únicos de los que tenemos un solo ejemplo. Los que tenemos docenas de ellos, por lo menos. Sólo mirando la distribución entre ellos, tenemos alrededor de 18 áreas diferentes. Así que, estos hallazgos, sólo comparando la distribución entre las particiones, podríamos ver la agrupación de diferentes tipos de hallazgos y podríamos asumir que provienen del mismo contenido.

Nehemia: Entonces, estás aprendiendo cosas sobre las estadísticas de la distribución. Antes me has enseñado una piedra, ¿puedes coger esa piedra y yo sacaré una foto de esto, si se puede después?

Zachi: Claro.

Nehemia: Me encanta esto. Es una losa de piedra, y es negruzca, puedes ver algo de blanco ahí. Por un lado es muy, muy suave. Parece que ha sido alisada con una herramienta eléctrica, y el otro lado es algo áspero. ¿Qué es esta piedra, Zachi?

Zachi: Es una baldosa de pavimento…

Nehemia: Una baldosa, sí.

Zachi: …de la época de Herodes.

Nehemia: ¿Así que esto estaba en el Monte del Templo, y si la gente caminaba por el Monte del Templo habría pisado esta piedra?

Zachi: Sí.

Nehemia: Y esto es lo que ustedes llaman piedra caliza bituminosa.

Zachi: Sí.

Nehemia: ¿Qué es la caliza bituminosa? Es una palabra muy grande.

Zachi: Es asfalto.

Nehemia: Es básicamente asfalto.

Zachi: Viene del Mar Muerto.

Nehemia: Vaya, pero esto es natural.

Zachi: Se extrajo cerca del Mar Muerto. Y hemos encontrado, tenemos más de mil piezas de fragmentos de azulejos de todo tipo de formas geométricas y diferentes colores.

Nehemia: Así que no son todos negros.

Zachi: Nos dimos cuenta de que, de acuerdo con las baldosas coincidentes de los palacios herodianos, sabemos que se trata de una técnica muy elaborada que se conoce como “opus sectile”, que es una forma romana de pavimentar el suelo de forma muy, muy elegante.

Nehemia: Con piedras de diferentes colores y haciendo un diagrama, ¿no?

Zachi: Y por lo general es en secciones muy pequeñas, áreas muy pequeñas como casas de baño o habitaciones especiales en los palacios. Pero Josefo nos dice que los patios abiertos al cielo entre los pórticos que rodeaban el Templo y el Templo estaban pavimentados con piedras de todo tipo y de todos los colores. Y hasta esto, nadie sabía realmente a qué se refería.

Nehemia: Esto me sorprende, Zachi, porque Herodes renovó el Templo, y cualquiera que hubiera subido allí, podría haber pisado esta piedra. El Sumo Sacerdote en su camino para realizar el servicio de Yom Kippur puede haber caminado sobre esta piedra. Y de hecho, probablemente sin zapatos, así que pudo haber caminado con sus pies descalzos sobre esta piedra.

Y sé que algunos de mis oyentes estarán pensando que hubo un hombre que tal vez alrededor del año 12 EC o algo así, llamado Jesús, o Yeshua, puede haber caminado sobre esta misma piedra. ¿Y quién sabe quién también caminó sobre esta piedra? Cualquiera que hubiera venido al Monte del Templo podría haber pisado esta piedra.

Zachi: Podrías sentir lo suave y lo agradable que es.

Nehemia: Como dije, se siente como si hubiera sido hecha por una herramienta eléctrica, pero tú dices que no, que esto no fue hecho por una herramienta eléctrica.

Zachi: Pero es muy suave y cómodo para caminar descalzo sobre ella, y además no está fría. Sólo me pregunto si no hacía demasiado calor en verano.

Nehemia: Y eso es porque el Monte del Templo era un lugar sagrado, y la gente se habría quitado los zapatos.

Zachi: Estamos descubriendo que podemos reconstruir los patrones de estos suelos. Y también tenemos esta técnica en períodos posteriores, que también nos sorprenden en los períodos bizantino y cruzado. Y es que estos artefactos, a medida que avanzamos en la investigación, son como un gigantesco rompecabezas y las cosas encajan. Empezamos a ver el cuadro completo.

Hoy estamos trabajando en un laboratorio arqueológico, y estamos sentados ahora en el laboratorio arqueológico. Llevamos tres años trabajando aquí y, al mismo tiempo, se está realizando el cribado, y nos quedan unos diez años más de cribado, porque sólo hemos cribado la mitad de los restos.

Nehemia: ¡Wow! Así que, al principio pensabas que serían unos meses, y ahora van a ser 20 años. [Risas]

Zachi: Sí. En realidad, hay más escombros en el Monte del Templo que aún no fueron retirados. Se necesitarán entre 5 y 10 años más para tamizarlos. No se ha retirado por una sentencia judicial. Pero de todos modos, hoy en día la frecuencia de los descubrimientos en este proyecto es aún mayor en el laboratorio que en el cribado, porque a medida que estudiamos más estos hallazgos, entendemos más y más y más cosas interesantes de todo tipo. Tenemos tantos tipos de hallazgos y de tantas categorías que, de hecho, hoy estamos contratando a 30 becarios de diferentes campos. No es un trabajo a tiempo completo, pero cada uno trabaja en su campo y su especialidad, y es un trabajo muy complejo.

Cada uno de ellos entregará su catálogo final de identificación de cada uno de los tipos de sus hallazgos especiales, tendremos una base de datos muy grande. Mi formación también es estadística e informática y técnicas de datamining, si algunos de los oyentes saben lo que es el datamining. Es una técnica muy sofisticada para hacer análisis cuantitativos con inteligencia artificial con el fin de descubrir o revelar patrones ocultos en grandes cantidades de datos. Y la gente nos pregunta: “Se están esforzando mucho por esto, por estudiar…”.

Nehemia: Un camión de basura lleno.

Zachi: “Quiero decir, ¿por qué no van a poner este esfuerzo en un yacimiento arqueológico normal sobre el que tengan el control y lo tengan todo contextualizado?”

Nehemia: Sí.

Zachi: Y mi respuesta a la gente es que es como una investigación policial, ya sabes, un sitio del crimen. Y de hecho tenemos aquí un sitio de crimen.

Nehemia: Así que, son como CSI. Vienen y utilizan técnicas forenses para, básicamente, escudriñar los restos, y el lugar del crimen no es el ideal. El criminal no dice: “Voy a dejar esto de forma que todo el mundo pueda encontrarlo”. No, trata de ocultar su crimen. Y a pesar de eso, CSI viene y pueden revelar lo que realmente pasó, y eso es lo que estás haciendo. Es asombroso.

Zachi: Sí, porque en una escena del crimen donde tienes muchas pruebas, no necesitas al CSI. En este caso, donde tienes pruebas muy difíciles de trabajar, entonces tienes que tener herramientas más sofisticadas, y entonces puedes estudiar mucho. Todo depende de la metodología. En este momento, podríamos decir que tenemos hallazgos del siglo X a.C., de la época del rey Salomón.

En el último año hubo un debate sobre este periodo. Algunos eruditos trataron de minimizar a Jerusalén y decir que el Monte del Templo ni siquiera estaba anexado en esa época a Jerusalén, y que sólo era una pequeña aldea. Y el rey David y Salomón eran jefes de un cacicazgo.

Nehemia: Como si fueran una especie de caciques locales. Y he escuchado a la gente hacer este argumento, que David era tal vez como el Rey Arturo, tal vez no hizo todas las cosas que se le atribuyen, ellos inventaron estas historias después. Y tú me dices que tienes estos restos del Monte del Templo y que encuentras restos del período del rey Salomón.

Zachi: Y tenemos una cantidad significativa de restos de la época del rey Salomón. Normalmente, los períodos de paz no dejan muchos restos. Normalmente, en arqueología, la mayoría de los hallazgos provienen de capas de destrucción. Pero si se hace un trabajo muy preciso y meticuloso, entonces se encuentran estas cosas.

Nehemia: ¿Puedes mostrarnos algunos de los restos? Estamos sentados aquí frente a estas cosas increíbles.

Zachi: Hace poco encontramos un artefacto muy singular. Era un sello. Lamentablemente, no lo tengo aquí, es mi compañero, que es fundador y también director de este proyecto, Gabriel Barkay…

Nehemia: Gabriel Barkay es conocido por muchos de mis oyentes. Fue él quien descubrió los dos pergaminos de plata que contienen la Bendición Sacerdotal en lo que se llama “Ketef Hinom”, o lo que hoy es el Centro Begin. Hablo de ello en mi libro Shattering the Conspiracy of Silence (Rompiendo la Conspiración del Silencio).

Zachi: Sí, te olvidaste de mencionar eso…

Nehemia: Es el tipo que descubrió eso.

Zachi: Fue mi profesor en la época en que yo era estudiante…

Nehemia: Ah, de acuerdo.

Zachi: …y así es como nos reunimos y colaboramos y empezamos este proyecto. Así que ahora está trabajando en el sello.

Nehemia: Es el codirector.

Zachi: Encontramos un sello de la época del rey Salomón.

Nehemia: ¿Qué dice en él?

Zachi: Por desgracia, es sólo un epigrama. No hay letras, sólo dibujos de dos animales.

Nehemia: ¿Cuáles son los animales?

Zachi: Creo que uno de ellos es un león y el otro es una gacela.

Nehemia: Interesante.

Zachi: Pero aún no estamos totalmente seguros. Lo estamos estudiando. Pero es el primero de este tipo que se encuentra en Jerusalén. Es muy raro este tipo de hallazgo. Recientemente, también encontramos una punta de flecha muy singular, te la mostraré.

Nehemia: Sí. ¡Oh, vaya!

Zachi: Las puntas de flecha de esta época del siglo X a.C. son muy raras en Israel.

Nehemia: ¿De qué está hecho este material?

Zachi: Esto es de bronce.

Nehemia: ¿Puedo sostenerla? Oh, vaya.

Zachi: Sí. En primer lugar, esto es muy raro de encontrar en Israel y de encontrarlo en el Monte del Templo.

Nehemia: ¡Una punta de flecha del Monte del Templo!

Zachi: De la época del rey Salomón.

Nehemia: Así que estoy sosteniendo algo que vino del Monte del Templo, de la época de Salomón. ¿Cómo llegó allí? ¿Tenemos alguna idea? ¿Cuál sería tu conjetura?

Zachi: El palacio del rey estaba en el Monte del Templo, y el rey tenía guardias. Hay un famoso verso que dice: “Shishim giborim saviv lemitato shel Shlomo”.

Nehemia: “60 héroes, o hombres fuertes, están alrededor del lecho de Salomón”.

Zachi: Sí.

Nehemia: Entonces, el Monte del Templo tenía el Templo, pero también tenía el palacio del rey, estás diciendo. Y eso es porque Herodes amplió el Monte del Templo, ¿no?

Zachi: No, en el período del primer Templo era un palacio del rey, había un tribunal superior allí. Y en el período del Segundo Templo, en parte de este período también fue un palacio del rey, pero más tarde se trasladó a la zona occidental de la ciudad. Pero allí también estaba el Sanedrín.

Nehemia: El Sanedrín, en tiempos del Segundo Templo.

Zachi: El consejo supremo, el tribunal, y tenías un gran mercado. El mayor centro comercial estaba en el Monte del Templo. Alguien hizo un doctorado, combinó historia y psicología, y demostró que la gente perdió el sentido de la vida después de la destrucción del Segundo Templo, porque todo el significado de todas las cosas provenía del Templo. Era el centro de todo, de todos los aspectos de la vida. Incluso de la vida comercial – derivaban el significado y el sentido del Templo, porque el Templo y el lugar en el centro del Templo, el Lugar Santísimo, era considerado como un lugar que fue elegido por el Todopoderoso, y no por ningún grupo humano, ningún grupo político. Por lo tanto, era algo objetivo que representaba la elección divina.

Nehemia: Hoy en día hay gente que empieza a afirmar que el Monte del Templo no estaba en lo que hoy llamamos el Monte del Templo, que estaba en algún otro lugar. Como arqueólogo, como alguien que se ocupa de los restos del Monte del Templo, ¿cuál es tu posición al respecto?

Zachi: Es ridículo decir que no es el sitio del Templo.

Nehemia: Ahí está. Ridículo. Del arqueólogo.

Zachi: Esto no lo oirías ni siquiera de los eruditos musulmanes, no afirmarían eso.

Nehemia: Los líderes políticos musulmanes lo dirían, pero no los eruditos musulmanes.

Zachi: Sí. Aquí puedes ver una moneda muy rara. Es una moneda de plata del final del período del Segundo Templo. Es una moneda de medio siclo. Dice en ella: “khatzi hashekel”.

Nehemia: ¿Es de la época de la revuelta?

Zachi: Sí, y se acuñó como parte del impuesto del Templo, inspirado en el mandato bíblico de Éxodo…

Nehemia: Dar medio siclo.

Zachi: Todo el mundo tenía que dar medio siclo de plata, ni más ni menos, para el Tabernáculo. Y esta es una moneda muy rara.

Nehemia: Y tiene escrito en paleo-hebreo, ¿puedes decirnos qué dice?

Zachi: Sí – “khatzi hashekel”, medio siclo.

Nehemia: Medio siclo.

Zachi: Y del otro lado dice “Yerushalayim hakdoshah”.

Nehemia: Jerusalén la Santa. Vaya.

Zachi: Santa Jerusalén. Ahora, quiero mostrarte esto, voy a sacar esto.

Nehemia: Sí. Es de la Primera Revuelta, del 66 al 73 d.C.

Zachi: Este es un hallazgo muy raro, muy significativo. Es la primera evidencia directa de la actividad administrativa que tuvo lugar en el Primer Templo.

Nehemia: ¿Es esta la impresión del sello?

Zachi: Es una impresión de sello, es un trozo de arcilla que fue sellado, un saco, un saco de tela. Sabemos que es de tela porque la impresión trasera es una impresión trasera de tela, y está sellado, un saco que contenía metales preciosos como plata u oro.

Nehemia: Oh wao. ¿Y esto fue sellado por un escriba o algo así?

Zachi: Lo selló un funcionario, y está roto y quemado. Si no se hubiera quemado no se habría conservado, porque…

Nehemia: Entonces, puede haber sido quemado, pero cuando los babilonios destruyeron la ciudad…

Zachi: Sí.

Nehemia: …o tal vez sólo hubo un incendio.

Zachi: Sí, se quemó en una destrucción.

Nehemia: Así fue, de acuerdo.

Zachi: Según la forma de las letras, es del final del período del Primer Templo.

Nehemia: ¿Y qué dice?

Zachi: Dice, la palabra aquí termina con “leYehu”, “hijo de Imer”. Imer, es…

Nehemia: ¿Con un Alef?

Zachi: Sí. Imer es una familia muy famosa de sacerdotes que existió al final del período del Primer Templo y en el comienzo del período del Segundo Templo, y oímos en el libro de Jeremías sobre Pashkhur hijo de Imer.

Nehemia: Entonces, este puede ser Pashkhur ben Imer, el escriba.

Zachi: No, el hermano de Pashkhur.

Nehemia: Ah, el Pashkhur que es algo-yahu, nos falta el principio de su nombre, ¿no?

Zachi: LeYehu. Tal vez Galiyahu o Atzalyahu, porque podría ser un Tzadi por aquí. Y era un sacerdote de esta familia.

Nehemia: Sí.

Zachi: Se menciona que Pashkhur es el “pakid nagid beveit Hashem”, es el alto funcionario, el gerente general, el director general del Templo.

Nehemia: Wao. Y este es su hermano, posiblemente.

Zachi: Este podría ser su hermano.

Nehemia: Porque tienen el mismo padre. Es un negocio familiar, ser un escriba, supongo.

Zachi: Sabemos que los sacerdotes estaban a cargo del tesoro del Templo.

Nehemia: Entonces, esto podría ser un sello de una bolsa de oro o plata del tesoro del Templo, ¿es lo que estás diciendo?

Zachi: Sí.

Nehemia: ¡Vaya! Y fue encontrado en el Monte del Templo, así que tiene sentido.

Zachi: Esta es la primera evidencia que atestigua del Primer Templo. No tenemos nada más.

Nehemia: ¿Puedo sostener esto? ¿Puedo sostener la cosa real? Lo estoy sacando de este pequeño recipiente de plástico, y lo voy a tocar, lo voy a sostener…

Zachi: Ten mucho, mucho cuidado.

Nehemia: …con mucho cuidado. Quiero esto para las generaciones venideras. Vaya, estoy emocionado. [Risas]

Zachi: El Museo de Israel está esperando esto, desde hace muchos años.

Nehemia: Así que cuando el Museo de Israel reciba esto, estará detrás de un cristal, no podré tocarlo.

Zachi: Sí.

Nehemia: Vaya. Tengo escalofríos. Acabo de tocar algo que estaba en el Templo, sellado por uno de los funcionarios, posiblemente de algún oro o plata. Tal vez era el medio siclo de plata que se daba en el Primer Templo original, que no habrían sido monedas, ¿verdad? En realidad habrían sido tal vez trozos de plata que pesaban como medio siclo en el período más temprano.

Zachi: Sí, no tenían monedas en esa época.

Nehemia: ¡Vaya! Así que esta es la primera evidencia directa del Primer Templo, ¿es eso lo que estás diciendo?

Zachi: Sí, y eso no significa que otros hallazgos aquí no sean del Templo. Sólo significa que, basándose en el nombre y la ubicación, es muy probable que proceda del Templo. Hay otras cosas que no sabemos si podemos relacionarlas con el Templo o con otras estructuras circundantes.

Nehemia: Como tal vez el Palacio de Salomón…

Zachi: Porque la mayor parte del área del Monte del Templo de hoy estaba ocupada por otras estructuras, y no por el Templo. El Templo era sólo una parte.

Nehemia: Y de nuevo, eso es porque Herodes duplicó el tamaño del Monte del Templo, ¿no?

Zachi: Lo duplicó, sí.

Nehemia: Entonces, antes de que lo duplicara era un palacio o alguna otra estructura.

Zachi: Es decir, lo duplicó en relación con lo que era antes de su período, pero incluso en el Segundo Templo se amplió.

Nehemia: En comparación con el período de Salomón.

Zachi: Sí, y la idea de un cuadrado de 500 codos es sólo del período del Segundo Templo.

Nehemia: Es interesante que el Templo sea cada vez más grande, y si lees sobre el Templo de Ezequiel en los capítulos 40 a 48, es incluso más grande que el Segundo Templo.

Zachi: Sí.

Nehemia: Es decir, toda Jerusalén está santificada, básicamente. Así que, vaya, es un Templo en constante expansión.

Zachi: Sólo quiero que nuestros oyentes se den cuenta de que tenemos cerca de medio millón de hallazgos que se están estudiando.

Nehemia: ¡Medio millón de artefactos!

Zachi: Y yo sólo estoy seleccionando algunos de aquí. Y con muchos de ellos, a veces sólo en la investigación nos damos cuenta de la importancia. Y ahora estamos trabajando en su estudio, y tenemos tres años más de trabajo.

Nehemia: Zachi, si alguien está por ahí y dice: “Vaya, están desenterrando restos del Primer Templo, del Segundo Templo y de otros períodos”. ¿Cómo pueden apoyar el proyecto?

Zachi: Hay información en la página web, templemount.wordpress.com

Nehemia: Templemount.wordpress.com.

Zachi: Y vamos a salir en una campaña de crowdfunding con un sitio web especial que dará esta información, y la gente podría incluso obtener, como recompensa por su donación, una réplica de este medio siclo.

Nehemia: ¿Puedo conseguir el original? ¿No? Entonces, si das lo suficiente puedes conseguir una réplica.

Zachi: Sólo tienes que recoger al azar algo…

Nehemia: Muy bien.

Zachi: …y te diré que puedes elegir de qué hablar.

Nehemia: Bien, ¿qué es esto? Esto es muy emocionante. [Risas]

Zachi: Esta es otra impresión de sello.

Nehemia: De los tiempos del Primer Templo.

Zachi: De la época del Primer Templo.

Nehemia: ¿Y qué material es ese? ¿También es arcilla?

Zachi: Es arcilla, pero tiene símbolos, símbolos fenicios con influencia fenicia, y también símbolos egipcios. Aquí puedes ver a Uraeus, es una serpiente alada. Es muy pequeña.

Nehemia: Entonces, ¿cómo acabó eso en el Templo o en el palacio?

Zachi: Hay una nueva teoría de que estas cosas llegaron con los refugiados del Reino del Norte de Israel como resultado de la presión asiria. Porque estas cosas se suelen encontrar en el norte de Israel, en el Reino del Norte. En Judá eran menos populares, este tipo de motivos, y tenemos dos impresiones de sellos, incluso tres con este estilo.

Nehemia: Sólo para recordar a la gente, los asirios invadieron el Reino del Norte. Había dos reinos, el Reino del Norte de unas 10 tribus y el Reino del Sur de 2 tribus, de Judá, y los asirios invadieron. La primera invasión se suele fechar en torno al año 732 y luego en el 722 o 721. Y en realidad se menciona en el libro de las Crónicas que los refugiados vinieron y se asentaron aquí, y usted está diciendo que este tipo de motivo decorativo es más común en el norte, y por lo que puede haber sido traído por los refugiados. Vaya.

Zachi: Tenía más influencia fenicia.

Nehemia: Muy bien, entonces esta cosa egipcia que vimos antes, ¿qué es esto?

Zachi: Esto es más antiguo, esto es anterior al período del Primer Templo, esto es del período del bronce tardío.

Nehemia: Así que esto podría haber sido cuando los jebuseos estaban aquí, los Yevusim.

Zachi: Te diré algo, estamos justo antes de la Pascua, Pésaj, y recientemente tenemos más objetos de estilo egipcio de la época de los cananeos, de la época de, puedes decir, el siglo XIV o XIII AEC. Se trata del siglo XIII a.C., justo en la víspera de la conquista israelita de la tierra, justo en la víspera del Éxodo. En esos días los egipcios gobernaban esta tierra. Y hay una teoría, una teoría que es avanzada por Gabriel Barkay, mi socio en este proyecto. Hace muchos años sugirió que había un templo egipcio al norte del Monte del Templo.

Nehemia: Bien. Esto, potencialmente, podría ser restos de él.

Zachi: Y estamos encontrando en el Monte del Templo, que probablemente era el camino que llevaba de la ciudad a este Templo. La ciudad se concentraba alrededor del manantial de Gihon, debajo del Monte del Templo. Y el Monte del Templo estaba…

Nehemia: En la cima de la colina.

Zachi: Era un sitio agrícola. Sabemos de Arauna el jebuseo, cuando había piso de trilla.

Nehemia: Sí, eso está en 2 Samuel 24. La gente que está de tarea, vaya a leer ese capítulo.

Zachi: Entonces, tenemos estos escarabajos egipcios, probablemente cayeron de los bolsillos de la gente. Se usaban como amuletos.

Nehemia: ¿Ah, sí?

Zachi: Pero la semana pasada encontramos una parte de una estatua egipcia.

Nehemia: ¿De verdad, una estatua de verdad?

Zachi: En realidad, un dedo de una estatua, de piedra egipcia, piedra negra. Y esto es muy interesante. Estas cosas existen, las conocemos sólo en esa época en el período cananeo. Pero tengo que enfatizar, nuestros hallazgos antes de la Edad de Hierro II, que es el período del Primer Templo, son muy escasos. Tal vez una décima parte de nuestros hallazgos son anteriores al período del Primer Templo.

Nehemia: Bien, pero han encontrado algunas cosas. ¿Y del período del Primer Templo están encontrando muchas cosas, dices?

Zachi: Del período del Primer Templo tenemos alrededor del 15 por ciento de los hallazgos.

Nehemia: ¿El 15 por ciento? Vaya. Entonces, ¿qué es lo más interesante aquí que puedes mostrarme que no me hayas mostrado todavía, de estos artefactos especiales, de estos hallazgos especiales?

Zachi: Vamos a buscar algo más interesante aquí. Cosas de las que aún no puedo hablar, porque todavía estamos investigando. Hay algo aquí…

Nehemia: Queremos escuchar la información clasificada. [Risas]

Zachi: Hay algunas cosas que sospechamos que son como fichas entregadas a la gente que traía sacrificios. No venían con sacrificios, los cambiaban con dinero, y esto era una costumbre en el período del Segundo Templo.

Nehemia: ¿Eh, de verdad?

Zachi: Tal vez incluso en el período del Primer Templo.

Nehemia: Esto era como un chit, lo llaman en inglés. Una especie de intercambio por un sacrificio.

Zachi: Ya sabes, en el cribado – también hacemos servicios de cribado para otras excavaciones – se dieron cuenta de que somos muy profesionales en esto, y logramos encontrar muchas, muchas cosas significativas. Así que, algunos de ellos envían su tierra, y nosotros trabajamos como contratistas…

Nehemia: Para tamizar a través de la suciedad de otras personas. [Risas]

Zachi: Esto ayuda a financiar el sitio cuando no hay grupos. Y hace unos años descubrimos, en los escombros que provenían del fondo del túnel de aguas residuales a lo largo del Muro Occidental del Monte del Templo, que hubo una excavación allí por parte de la Fundación Ciudad de David dirigida por Eli Shukron. Y Eli Shukron nos envió sus escombros de allí, y encontramos una impresión de sello que… no estaba adherida a nada. Según las huellas y su forma, fue entregado a mano como una ficha, y en él había en letras hebreas, pero en arameo, las letras Dalet-Khaf-Alef-Lamed-Yud-Hey, que se lee como “dakha leYa”.

Ahora bien, hubo un profesor de Talmud en la Universidad Hebrea que sugirió que esto es según un recuerdo de la tradición que se reservó en el Talmud, que durante el período del Segundo Templo, las personas que venían de muy lejos venían con dinero – y en realidad se menciona en la Mishná, pero también en el Talmud se elabora – pagaban dinero para obtener esta ficha – la llaman sello – y la cambiaban por sus sacrificios. En este caso era vino, “nesakhim”.

Nehemia: Una libación.

Zachi: Una libación.

Nehemia: Una libación de vino. Entonces, ¿pagaban el dinero que traían y recibían esta ficha y luego la cambiaban por un sacrificio?

Zachi: Sí, y para que la gente no falsificara estas fichas, tenían el nombre del día, el nombre del turno del sacerdote. Ya sabes, había 24 turnos de sacerdotes, familias de sacerdotes que tenían turnos en el Templo, y el tipo de sacrificio con el que va la libación. Entonces, “dakh” significa “zakhar”, que significa “ayil”. Ayil es…

Nehemia: Un carnero.

Zachi: No, “ayal” es un carnero. Ayil es el macho de la oveja, he olvidado el nombre.

Nehemia: Creo que eso es un carnero.

Zachi: ¿Eso es un carnero?

Nehemia: Pero yo soy una persona de ciudad, ¿qué sé yo? [Risas]

Zachi: De acuerdo, ayil, tengo que comprobarlo en inglés. Y Alef es el día de la semana.

Nehemia: Domingo, en inglés.

Zachi: Domingo, y “leYa” significa “leYehoyariv”. Yehoyariv era una de las familias de sacerdotes.

Nehemia: Vaya, ¿así que esto era como una pequeña representación de “esto es lo que has comprado, ahora ve a llevárselo al sacerdote” o algo así?

Zachi: Aquí tenemos algo parecido, y hay más cosas en él, pero en griego. Todavía lo estamos estudiando. No quiero hablar mucho de ello, pero es muy interesante.

Nehemia: Entonces, nos estás tomando el pelo, nos estás mostrando esta cosa, y tiene toda una historia y tal vez tenía que ver con los judíos que vienen de la diáspora, ¿quién sabe? Y me encanta esto, tienes el estudio estadístico en el ordenador y la búsqueda de datos, pero también tienes los artefactos individuales. Oh wao, ¿es eso como un ídolo de algún tipo?

Zachi: Sí, es una figura de cabra de barro y tenía dos cuernos…

Nehemia: Uno se rompió, de acuerdo.

Zachi: Pero no…

Nehemia: A mí me parece una oveja.

Zachi: Y es de la época romana tardía.

Nehemia: Es bonito. ¿Era como un dios o algo así?

Zachi: Es como el dios Pan.

Nehemia: Oh, no es tan lindo. El dios Pan.

Zachi: Probablemente de la época romana tardía, cuando el Monte del Templo estaba controlado por el régimen pagano.

Nehemia: Bien. ¿Qué es esto?

Zachi: Esto también es de la misma época, del período romano tardío.

Nehemia: ¿También es una especie de estatuilla?

Zachi: Es muy interesante, porque es un frasco diminuto, y puedes ver aquí…

Nehemia: Vaya.

Zachi: …fue moldeado y hay un diseño de una mujer con una cabellera romana…

Nehemia: ¿Y ofrecieron a los dioses algo en eso, o algo así?

Zachi: …con un vestido romano, con un vestido de pelo romano. En el otro lado, se puede ver un soldado con un casco romano, y dentro hay un pequeño agujero. Creemos que se usaba como amuleto. Tal vez tenía algún significado, o tal vez tenía algún tipo de perfume o una poción, tal vez tenía algunos atributos románticos, o una poción de amor, quién sabe.

Nehemia: Bien, una poción de amor.

Zachi: Es una poción muy…

Nehemia: Y lo encontraron en el Monte del Templo, o desde el Monte del Templo.

Zachi: No encontramos ningún paralelismo con este objeto.

Nehemia: Vaya. ¿Qué es eso?

Zachi: Aquí puedes ver un fragmento de olla con la letra Mem en hebreo antiguo inscrita en él, y esto es del período del Primer Templo. Ahora bien, esta letra no tiene continuación…

Nehemia: Eso es un Mem paleo-hebreo del período del Primer Templo, vaya.

Zachi: Y por desgracia, no tenemos el resto, si es que hubo un resto de esta inscripción. Pero tenemos que mencionar que en el período del Segundo Templo la tradición – y se conservó en la Mishna – de que si alguien encuentra un fragmento de olla en el Monte del Templo…

Nehemia: Un fragmento de olla es una pieza rota de cerámica.

Zachi: Con la letra Kuf o Tav o Tet o Mem, tiene diferentes significados sobre el contenido de esta vasija. Y Mem significa ma’aser, el diezmo.

Nehemia: El diezmo.

Zachi: Diezmo.

Nehemia: Así que esto podría haber sido una vasija que estaba marcada potencialmente como conteniendo el diezmo.

Zachi: Quién sabe, todavía tenemos que estudiar esto, porque se trata del Primer Templo y de esta tradición.

Nehemia: Muy interesante. ¿Qué es esto? Parece una cadena de oro. Oh, eso es hermoso.

Zachi: Esto es una cadena de oro, ahora mira. Esto es muy divertido.

Nehemia: Sí, esto es moderno. Dice: “Orit”. Así que es una cadena de oro moderna…

Zachi: Estamos buscando…

Nehemia: Orit, si estás escuchando esto y has perdido tu cadena de oro en el Monte del Templo, o tal vez…

Zachi: Envíanos una foto. Si es la misma, te la devolveremos.

Nehemia: [Riendo] Así que, también estás encontrando artefactos modernos, de acuerdo.

Zachi: Sí, hemos encontrado una moneda muy bonita de Napoleón III.

Nehemia: ¿Napoleón III, de la década de 1870 o algo así?

Zachi: Sí, de 1858.

Nehemia: 1858, oh de acuerdo, eso se llamaba un Napoleón, ese tipo de moneda. He oído hablar de ellas. Era como una moneda internacional, ¿no?

Zachi: Sí, se comercializaba en todas partes.

Nehemia: Bien, ¿y qué es esto?

Zachi: Aquí puedes ver una moneda muy rara…

Nehemia: Vaya, ¿es una moneda de Yehud?

Zachi: Sí. Esta es una de las primeras acuñadas en Israel, y es del tipo de moneda de Yehud, que significa la provincia de Judá. Fue en la época del período persa, cuando los persas controlaban la tierra después de la destrucción del Primer Templo. Y puedes ver un búho en ella. Esta es una moneda que es muy, muy rara.

Nehemia: Es una de las primeras monedas judías, ¿no?

Zachi: Sí, es la más antigua.

Nehemia: La más antigua, de acuerdo.

Zachi: Y a veces incluso encontramos fragmentos arquitectónicos.

Nehemia: Esto es como un trozo de piedra que está sosteniendo, y tiene como un motivo de tipo flor, u hoja.

Zachi: Esto es una hoja de acanto, y esto es de estilo herodiano. Puedes ver que está un poco quemada, fue…

Nehemia: Así que esto fue quemado en la destrucción, potencialmente.

Zachi: Sí. Probablemente explotó por la…

Nehemia: Tengo en la mano una pieza que estaba en el Monte del Templo. Y todavía tiene las marcas de quemaduras de cuando los romanos llegaron y destruyeron el Templo.

Zachi: Y esto incluso podría haber estado en el propio Templo.

Nehemia: Vaya, ¿qué te hace decir eso, que estuvo en el propio Templo?

Zachi: Podría haber estado, es decir, es muy…

Nehemia: No lo sabes. No lo sabes. Es decir, estaba en el Templo o en una de las estructuras circundantes en el Monte del Templo.

Zachi: El grabado aquí es de muy alta calidad, y estaba en una parte de un arquitrabe de un edificio muy importante.

Nehemia: Wao, eso es hermoso. Es emocionante.

Zachi, esta ha sido una conversación increíble. Ha sido una experiencia tan especial hablar contigo sobre esto. ¿Algún último comentario o reflexión que quieras compartir con la gente?

Zachi: Hay muchos otros hallazgos que me gustaría compartir si tenemos tiempo, pero…

Nehemia: Tendremos que hacer un seguimiento, porque esto es realmente increíble. Ha sido una experiencia muy especial. Y para mí, esto es tan sorprendente que estas cosas fueron enterradas aquí durante miles de años. El pueblo judío ha regresado a la tierra, y la gente que ha estado tratando de poner su pie en nuestra tierra y sacó estos restos arqueológicos y los tiró como basura, pero ahora que estamos de vuelta en nuestra tierra podemos ir y podemos tamizar y encontrar estos restos, restos del Templo y de otros períodos.

Zachi: Y nuestros oyentes pueden leer más en nuestra página web. Tenemos muchos más hallazgos, como las figuritas que se rompieron durante el período del Primer Templo.

Nehemia: Vaya, ídolos que fueron destrozados. Eso me encanta.

Zachi: Y pesas de piedra, pesas de siclo y tal vez incluso podríamos reconstruir el peso del siclo sagrado como estándar. Y estamos revolucionando lo que sabemos sobre el período bizantino en el Monte del Templo, y tenemos la primera evidencia de los Caballeros Templarios en el período de las Cruzadas. Y hay tantas cosas que contar, y esto es sólo un vistazo.

Nehemia: Esto es realmente sólo una pequeña muestra de la arqueología. Esto es increíble. Y tengo que decir que, para mí, este es el proyecto arqueológico más importante que se está llevando a cabo en Israel. Y quiero agradecerles por hacer esto y ponerse en peligro y salir a la calle e ir contra la corriente, y sin embargo prevalecer. Y ahora tener un récord mundial, un récord mundial Guinness de arqueología. Gracias, Zachi. Shalom.

Zachi: De nada.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Perlas de los Profetas #27 – Tazria (2 Reyes 4:42-5:19)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #27 – Tazria (2 Reyes 4:42-5:19) Nehemia Gordon y Keith Johnson desentrañan los matices bíblicos detrás del “bautismo” y el “mikvah”, y descubren lo que tienen en común un pan de pita y un leproso.

Después de un guiño a la viñeta que introduce esta porción, Gordon y Johnson entran en la historia principal cuyo mensaje se alinea fuertemente con sus respectivos ministerios. Es una historia en la que los reyes no tienen nombre y el protagonista trata de permanecer en un segundo plano mientras ayuda a un orgulloso y poderoso comandante del ejército con la lepra. Pero el héroe es claramente Yehovah orquestando una inequívoca revelación de su gracia sotto voce.

En el camino hacia el esclarecedor final de la porción, aprendemos qué nación moderna era Aram y los matices de “bautizar”, “mikvah” y “dip”-“taval”, (tet-vet-lamed). Gordon también explica por qué Naamán esperaba más hocus-pocus y proporciona otros ejemplos de pensamiento pagano.

Gordon y Johnson establecen paralelismos entre las lecciones de esta parte y la policía espiritual actual (tanto judía como cristiana) que confía más en las doctrinas que en el Creador. Para terminar, Johnson ora para que aquellos en circunstancias difíciles confíen en la grandeza de Dios y para que “yalak shalom” – vayan en paz.

“Pero Naamán se enfureció… y dijo: ‘En verdad, me dije: ‘Él seguramente… se pondrá de pie e invocará el nombre de Yehovah su Dios, y agitará su mano sobre el lugar, y sanará la lepra'”. (2 Reyes 5:11)

Imagen cortesía del Archivo de Imagen Digital, Biblioteca de Teología Pitts, Escuela de Teología Candler, Universidad de Emory.

Continue reading

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #14- Cómo Mateo 5 presenta a Yeshúa como un sabio que enseña sabiduría

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #14- Cómo Mateo 5 presenta a Yeshúa como un sabio que enseña sabiduría Nehemia y Keith discuten los tres reinos de información en el pensamiento bíblico, cómo Mateo 5 presenta a Yeshúa como un sabio enseñando sabiduría, y el significado hebreo detrás de la frase “pobre en espíritu”.


¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios más abajo!

Continue reading

Perlas de los Profetas #26 – Shemini (2 Samuel 6:1-7:17)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #26 – Shemini (2 Samuel 6:1-7:17) Nehemia Gordon y Keith Johnson proveen los antecedentes y el entendimiento de esta porción enfocada en el Arca de la Alianza. Gordon rastrea los movimientos y usos del Arca desde los tiempos de Saúl hasta lo último que escuchamos sobre ella, durante el reinado de David. Aprendemos los posibles significados de la única palabra “shal” – la razón por la que Uzzah fue asesinada. Johnson establece paralelismos proféticos entre la relación de Obed-edom con el Arca y la decisión de David de devolverla a Jerusalén. Aprendemos de otras dos instancias en el Tanakh donde Dios se refiere a sí mismo como un padre para Salomón, y a Salomón como su hijo. Gordon cierra con una oración de agradecimiento por estar en la Tierra de sus padres y ser parte de una era de bendición en la que la Torá sale de Sión. ¡Todo esto y más en Las Perlas de los Profetas de esta semana!

“Se le dijo al Rey David: ‘Yehovah ha bendecido la casa de Obed-edom… por el arca de Dios'”. (2 Samuel 6:12)

Continue reading

Voces Hebreas #26 – El Milagro Pascual del Fuego Sagrado (retransmisión)

En este episodio de, Voces Hebreas #26 – El Milagro Pascual del Fuego Sagrado (retransmisión)

Nehemia Gordon vuelve a hablar con el Dr. Richard Carrier, historiador especializado en filosofía, religión y ciencia antiguas. Gordon y Carrier comienzan discutiendo el milagro anual reclamado por la Iglesia Ortodoxa Griega en la Iglesia del Santo Sepulcro, pero continúan comparando notas sobre los milagros y la magia desde la antigüedad hasta el siglo XXI.

Con opiniones a veces divergentes, los dos discuten: Bel y el Dragón, Alejandro Magno y la serpiente con cuernos, la Roda de la Gracia, los milagros del Segundo Templo descritos en el Talmud de Babilonia, así como el enfrentamiento entre Elías y los falsos profetas en el Monte Carmelo. Gordon y Carrier también responden a los escritos de Maimónides, Heródoto, Luciano y Josefo, y a sus relatos o denuncias de antiguas estafas que hacían que las estatuas se movieran, sudaran, sangraran o se iluminaran, engañando a la gente con su dinero o inspirándoles a creer.

Gordon concluye este número de Voces Hebreas con una oración y anima a los oyentes a no permitir que el escepticismo de nadie haga tambalear su fe, sino a establecer su fe sobre una base sólida de Yehováh y su Torah, que proporciona instrucciones para discernir la fuente y el propósito de los milagros.

Continue reading

Voces Hebreas #21 Un Físico Habla Sobre la Naturaleza de Dios (retransmisión)

En este episodio de, Voces Hebreas #21 Un Físico Habla Sobre la Naturaleza de Dios (retransmisión) Nehemia Gordon explora la conexión entre la ciencia y la Biblia con el físico judío ortodoxo Dr. Gerald Schroeder. Según Schroeder, no hay conflicto entre la Torá y la “teva” (naturaleza), ya que ambas se completan mutuamente. Schroeder explica la tradición de que a Moisés se le entregó sólo una parte de la Torá, y que la otra parte está oculta en la naturaleza, una idea introducida en el siglo XII por Nahmánides en “Guía de los perplejos”.

El Dr. Schroeder nos explica que algunos científicos actuales han aceptado que el universo parece tener un creador, pero no uno que se preocupe por él. Schroeder y Gordon discuten cómo el flujo de la historia social habla de la necesidad de un creador y de que los judíos sirven como marcador de un Creador que se preocupa no sólo por ellos, sino por todas las naciones. Y aprendemos una frase codificada en el Tanakh que revela que Dios se preocupa tanto por sus criaturas de libre albedrío y que tiene múltiples planes para tratarlas.

Y (por supuesto) Gordon y Schroeder discuten el nombre de Dios dado en el texto hebreo y cómo siglos de traducciones han debilitado su comprensión, pero cómo los matices del hebreo antiguo revelan que Yehovah es un Dios ilimitado y dinámico que se preocupa, planea, se revela y a veces se esconde.

Estoy deseando leer sus comentarios.
Continue reading

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #13 Cómo los escribas judíos cambiaron el Mateo hebreo para hacerlo coincidir con el griego

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #13 Cómo los escribas judíos cambiaron el Mateo hebreo para hacerlo coincidir con el griego Nehemia y Keith discuten cómo los escribas judíos cambiaron el      Mateo hebreo para hacerlo coincidir con el griego, el origen secreto de la palabra hebrea para alabanza, y por qué algunos cristianos interpretan las Bienaventuranzas como un reemplazo de los Diez Mandamientos.

¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios más abajo!

Continue reading

Perlas de los Profetas #25 – Tzav (Jeremías 7:21-8:3; 9:22-23)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #25 – Tzav (Jeremías 7:21-8:3; 9:22-23) Nehemia Gordon y Keith Johnson discuten la porción de los Profetas de Tzav que cubre Jeremías 7:21-8:3, 9:22-23. En esta porción paralela a los sacrificios del libro de Levítico, Gordon viaja a través de milenios para ofrecer explicaciones a la desconcertante afirmación, “No te ordené que trajeras sacrificios”. Entonces, ¿se permitieron o se ordenaron los sacrificios? ¿Plan A o plan B? ¿Un remedio para la ociosidad o un método para aprender principios?

En cuanto a los “lugares de Tofeth”, Gordon explica cómo el judaísmo y el cristianismo adoptaron el “valle del hijo de Hinnom” como metáfora del infierno y proporciona fuentes extra-bíblicas de los siglos I y XII que documentan los rituales de sacrificio humano de los cananeos. Gordon y Johnson también abordan la pregunta, “Si el sacrificio humano no se cruzó por la mente de Dios, entonces ¿por qué su mandato a Abraham?” Para terminar, el estudio de la palabra hebrea para sakal (sin-chet-lamed) y yada (yud-dalet-ayin) nos enseña con más precisión lo que califica como digno de jactancia.

“…el que se gloría, que se gloríe en esto, que me entienda y me conozca” (Jeremías 9:23)

Continue reading