Voces Hebreas #109: ¿Pertenece Juan 6:4 al Nuevo Testamento? Serie 1 de 4

En este episodio de, Voces Hebreas #109: ¿Pertenece Juan 6:4 al Nuevo Testamento? Serie 1 de 4 examinamos la controversia sobre el Evangelio de Juan que ha durado casi 2000 años, mientras comenzamos una serie de 4 partes para resolver un acertijo textual utilizando tecnología que Juan no podría haber imaginado y recurriendo a recursos no disponibles incluso hace unos años.

Voces Hebreas #109: ¿Pertenece Juan 6:4 al Nuevo Testamento? Serie 1 de 4

Nehemia Gordon con Michael Rood y John Lorquette

Nehemia: Ahora quiero llegar a Juan 6:4 y ver lo que tenemos. ¿Cuál es la evidencia?, porque tiene que haber un texto. Tiene que haber evidencia en un manuscrito, en un documento en alguna parte. No puede ser simplemente, “No me gusta ese versículo”.

Estoy muy emocionado por lo que vamos a compartir hoy. Esto es algo en lo que he estado trabajando durante muchos meses. Todo comenzó hace varios meses. Estaba sentado con este caballero, y él realmente me estaba reprendiendo. Dijo: “¿Cómo puedes tener todas estas interacciones con Michael Rood? Michael Rood está desviando a la gente”. Le dije: “¿Cómo está Michael desviando a la gente? Dame detalles.” Fue un poco irónico, porque este hombre era un creyente mesiánico, y le dije: “Tienes más en común con Michael que conmigo. [risas] Entonces, ¿cómo es que Michael está desviando a la gente?” Estaba buscando diferentes cosas, y finalmente dijo: “Es Juan 6:4. Michael le dice a la gente que Juan 6:4 no debe estar en la Biblia. Está quitando un versículo de la Biblia. ¿Cómo se atreve a hacer eso?”

Escuché lo que el hombre tenía que decir, y él no fue el primero en mencionar esto. Había oído esto de un buen número de personas. Me di cuenta de que siguen sacando a colación este versículo. Para mí, fue un poco extraño, porque no soy un judío mesiánico, no soy cristiano. Este es un versículo. Sabes, si alguien se me acercara y me dijera: “Deuteronomio 6:4, el Shemá, no pertenece a tu Torah”, yo diría, “Ahí no podemos ni empezar”. [risas] Pero si fuera Génesis 10:26 o algo así, “Bien, podríamos tener esa conversación. Muéstrame un manuscrito donde falta y podemos hablar de eso”. Seré honesto, no lo entendí del todo. Michael va a explicar por qué Juan 6:4 es tan central, pero fue difícil para mí comprenderlo completamente.

Pero mientras me explicaba esto, le dije: “¿Sabes qué? Voy a investigar esto, y si descubro que no hay evidencia que respalde lo que Michael está diciendo, me sentaré con Michael yo mismo y lo corregiré y le diré: ‘No puedes estar enseñando esto'”. Diré, “Mira, Michael. No hay evidencia de lo que estás diciendo. No puedes estar hablando de esto de Juan 6:4.”

A la mañana siguiente, me senté a desayunar con mi amigo aquí, John Lorquette, y estábamos con un tercer caballero, y le dije a John, le dije a todo el mundo lo que había sucedido… Había tenido esta conversación muchas veces, no era la primera vez. Le expliqué lo que había pasado, y había otro hombre sentado allí en el desayuno, y se detuvo. Dijo: “Juan 6:4 – Michael se equivoca en Juan 6:4 y puedo demostrarlo”.

Dije, “Bien. Ahora estamos progresando. ¿Cuál es la demostración? ¿Cuál es la prueba?” Dijo: “Le pregunté a este experto en manuscritos y me dijo que Michael estaba equivocado”. [risas] Le dije: “Esa es sólo la opinión experta de alguien, y puede que tengan razón”. Realmente es un gran experto. Le dije: “Pero necesito investigar esto yo mismo”. Puedo leer manuscritos, y le pregunté a John aquí, le dije: “¿Me ayudarías a mirar a Juan 6:4 y averiguar, hay evidencia que respalde lo que Michael está diciendo?” No puedo probar que Michael está bien o mal; eso es en última instancia algo que cada uno de ustedes, cada uno de ustedes escuchando esto, necesita decidir sobre la base de la evidencia. Pero lo que podría hacer, y esto es lo que es mi experiencia, es mirar y ver, ¿hay evidencia para apoyar su posición? ¿O es una teoría que acaba de arrancar del aire, porque no le gustó un cierto versículo y decidió quitarlo de la Biblia? Y hay una gran diferencia entre esas dos cosas.

Lo que no sabía en ese momento es que mi amigo John ya había pasado 40 horas estudiando esta misma pregunta, y ha hecho cientos de horas de investigación. Este ha sido un esfuerzo internacional, donde he estado involucrado, John Lorquette ha estado involucrado, T-Bone… T-Bone es esta bendición que nos ha enviado Dios para mirar a través del hebreo y ahora manuscritos griegos para estudiar cosas que me llevaría toda una vida hacer, lo hace en tres días. ¿Podemos darle un saludo a T-Bone? T-Bone, T-Bone, T-Bone, T-Bone.

Congregación: T-Bone, T-Bone, T-Bone.

Nehemia: Sí. [risas] Tenemos un caballero en Grecia que nos ha estado ayudando con este proyecto, Dr. Pavlos Vasileiadis, que, encontraríamos algo, y yo vería esto y yo digo, “Esto no puede estar bien. No puedo creer lo que estoy viendo aquí”, y se lo enviaría al experto griego para que lo verifique, y en algunos casos lo envía a otros expertos griegos. Las principales personas en Grecia han estado trabajando en este problema. Los mejores paleógrafos del mundo nos han estado ayudando con esto. Hemos estado hablando con el jefe del proyecto Nestle-Aland. Todo tipo de expertos de primer nivel que hemos estado consultando, porque quería saber, ¿hay evidencia para apoyar esto o no?

Una vez más, no puedo decir al final, deberías creer esto o estar de acuerdo con lo que Michael está diciendo o no. Lo que puedo hacer es presentarte la evidencia, y tú decides por ti mismo.

Así que estamos sentados allí durante el desayuno y el hombre dice, “Puedo demostrarlo”, y digo, “Desafío aceptado”. He pasado muchas noches interminables y sin dormir desde que trabajo en este proyecto, a veces 16, 18 horas al día, porque quería obtener una respuesta.

Ahora, antes de llegar a Juan 6:4, odio hacer esto, porque quiero hablar de eso. Pero antes de llegar a Juan 6:4, la gravedad de esta situación es tan grande que quiero mirar un versículo diferente y hablar de eso. Quiero hablar de algo en el Libro de los Hechos, porque no estamos hablando de un gran problema aquí. Estamos hablando de lo que mucha gente… más de mil millones de personas en el mundo consideran que esta es la palabra que viene de Dios y Michael, dice: “Esto debe ser eliminado de su Biblia”. Eso no es una pequeña cosa. No lo tomas a la ligera. Eso es muy importante.

Como judío, me lo tomo muy en serio. Una vez más, es como si fuera Génesis 10:29 o algo así, cada carta allí es la palabra de Dios para mí. Así que incluso si es un versículo menor, “Los días de tal y tal son tantos”, bien. Pero eso sigue siendo importante. Así que tenemos que tomar esto muy en serio.

Y así, antes de llegar a Juan 6:4, al que llegaremos, quiero ver Hechos capítulo 21 versículo 25. Eso es algo que John me planteó. John, cuéntanos cómo Hechos 21:25 entró en esta conversación.

John: Estoy teniendo una conversación con un amigo mío, y tenemos puntos de vista ligeramente diferentes sobre cómo deben vivir los creyentes en el Mesías. Creo que la Torah es aplicable, cuando Yeshua dice que no vivimos solo de pan, sino de cada palabra que Dios habló, y mi amigo tiene una visión ligeramente diferente. Cree que los creyentes en el Mesías sólo tienen que preocuparse por los Diez Mandamientos, sólo los Diez Mandamientos. Y estamos teniendo esta discusión, y él es muy apasionado y observa el día de reposo, es uno de los Diez Mandamientos. Estamos discutiendo algunas de las cosas más allá de los Diez Mandamientos y él dice: “Necesito que me muestres en las Escrituras un pasaje que muestre que más allá de la muerte, entierro y resurrección del Mesías, que los creyentes en el Mesías estaban siguiendo los Diez Mandamientos.”

Así que vamos a Hechos 21, que es una historia donde Pablo llega a Santiago, y están discutiendo lo que se ha hecho en el ministerio. Santiago dice: “Aquí tenemos a todos los creyentes del Mesías que son celosos de la Torah. Pero hay un rumor sobre ti, Pablo, de que estás enseñando estas cosas”. Te voy a leer exactamente lo que dice. “Se les ha dicho acerca de ti que enseñas a todos los gentiles que están entre los judíos a abandonar a Moisés, diciéndoles que no circuncidan a sus hijos ni que caminen de acuerdo con nuestras costumbres”.

Y en la mente de Santiago, esto es un falso rumor, porque dice, “Tenemos que hacer algo al respecto”. Voy a leer exactamente lo que dice aquí.

Nehemia: Déjame saltar aquí. Es un falso rumor para Santiago, pero para muchos cristianos es verdad hoy en día. ¿Tengo razón?

John: Una gran cantidad de doctrina cristiana proviene de falsas acusaciones que se cobran contra Pablo, por desgracia.

Nehemia: Es irónico.

John: Santiago dice: “¿Qué se debe hacer entonces? Sin duda oirán que has venido, haz lo que te digamos. Tenemos cuatro hombres que están bajo un voto. Lleva a estos hombres y purificate con ellos y paga sus gastos para que puedan afeitarse la cabeza. Por lo tanto, todos sabrán que no hay nada en lo que se les ha dicho de ti. Así que el propósito de Santiago aquí es, “Tenemos que mostrarles que no hay nada cierto acerca de lo que se está diciendo.”

Nehemia: En otras palabras, que Pablo en realidad está defendiendo la Torah en este relato, y tiene que demostrarlo a la gente participando en este sacrificio ritual, este ritual en el Templo. Y esto es después, según los Evangelios, de la muerte y resurrección de Yeshua, que según algunas de las personas hoy, la Torah fue abolida. Cuando dijo: “Consumado es”, ese fue el final de la Torah. Eso es lo que algunas personas… Juan Crisóstomo, vamos a ver más tarde, dice eso. Sí, sí.

John: Así que en este punto estamos de acuerdo sobre lo que está pasando. Sin embargo, el siguiente versículo, estás leyendo de la Biblia King James y estoy leyendo de la Biblia ESV. Y voy a leerlo en la versión King James, que es la versión que estás leyendo. Leí mi versión, y él me detiene. “Espera un segundo. Tienes que parar. Lee eso otra vez.” Lo leí de nuevo, y luego me lee su versión. Voy a leer la versión de King James aquí. Dijeron: ” Tómalos contigo, purifícate con ellos, y paga sus gastos para que se rasuren la cabeza; y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley. Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinando que no guarden nada de esto”.

Nehemia: Wow. Chicos, voy a leer esto de nuevo, porque eso es tan poderoso. ¿Ya leíste el ESV? ¿Podrías leernos cómo es diferente?

John: La versión ESV está diferente. La ESV dice – cambia versiones aquí, “Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito, habiendo decidido que deben abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de lo estrangulado y de fornicación.”

Nehemia: Wow. Bien, hay una diferencia fundamental. No sé si ustedes lo atraparon. Vamos a volver a hablar de ello otra vez. Pero quiero traerlos aquí primero a lo que dice en Hechos 15, porque está aludiendo, o refiriéndose de nuevo, a algo que sucedió por primera vez en el Libro de los Hechos, donde había gente que llegaba a lo que se llama la “Iglesia primitiva” y decía: “Estos gentiles no pueden ser salvos a menos que sigan estas leyes, estas leyes fariseas”, así parece.

Michael: Fariseos que se convirtieron en creyentes.

Nehemia: Así es. Y así, en Hechos 15, versículo 20, dijo: “Deberías escribirles para abstenerte de las cosas contaminadas por ídolos.” En otras palabras, en Hechos 21 está reiterando lo que ya había dicho, “cosas contaminadas por ídolos, y de la inmoralidad sexual y de lo que ha sido estrangulado y de sangre, porque de generaciones antiguas, Moshe ha tenido en cada ciudad a los que lo proclaman, porque se lee cada sábado en las sinagogas.”

En otras palabras, la discusión aquí en el Libro de los Hechos, originalmente en lo que se llama el “Consejo de Jerusalén”, es que tenemos a estas personas que no son judíos y tenemos que decidir, ¿podemos incluso dejarlos entrar en la sinagoga? ¿Se les permite incluso poner un pie en la sinagoga para ser parte de lo que se llama en ese momento, este “cuerpo de creyentes”? Y los fariseos dicen: “No, no a menos que sean circuncidados y estén ante un grupo de rabinos. Entonces si quieren creer en Yeshua, genial. De lo contrario, ni siquiera pueden poner un pie”.

Lo que Santiago decide es: “No, hay cuatro cosas que necesitamos para que empiecen”. Estas son las cuatro cosas esenciales. “Y luego el resto que escucharán cada semana en la sinagoga.” Para mí, la analogía aquí es con Abraham. Mira, le robé esto a Pablo – Pablo de Tarso. Dice esto, ¿verdad? Que Abraham tenía ese convenio con Dios y que entró en la tierra cuando tenía 75 años. Pero caminó durante décadas sin circuncidar, caminando con el Creador. No fue hasta los 99 años que Dios le dijo: “Bien, ahora es el momento de ser circuncidado”.

Creo que esto es lo que Pablo estaba enseñando, y ciertamente lo que parece de Santiago es: “La circuncisión para un adulto no es un asunto menor”. Incluso hoy en día, en Israel, por ejemplo, sólo se puede hacer en un hospital. Es algo muy serio. Y el punto aquí es sí, pueden entrar en la sinagoga y oír la Torah, y como son guiados, eso es lo que se les llevará a hacer y guardar. Pero no los mantengas fuera. No les impidan unirse sólo porque no estén circuncidados. No fueron circuncidados.

Es fácil para mí decir, “Circuncídate”, sucedió cuando tenía ocho días. No lo recuerdo. Recuerdo un poco, pero de todos modos. [risas] Mi madre… De todos modos, no hablaremos de eso.

Volvamos al Libro de los Hechos 21:25. Esta es la versión ESV. “En cuanto a los gentiles que creen que hemos enviado la carta con nuestro juicio de que deben abstenerse de estas cuatro cosas.” Pero en la versión King James que John está leyendo con su amigo, ¡hay ocho palabras adicionales! En el griego son seis palabras, en el inglés son ocho palabras extra.

“En lo que concierne a los gentiles…” lo que significa “con respecto a los gentiles que creen”, “hemos escrito y concluido”, dice Santiago, ” que no guarden nada de esto “, refiriéndose a la Torah que Pablo guarda es una estratagema demoníaca. Eso es sólo para Pablo el Judío, según la King James. No es para los gentiles.

Lo único que necesitan para mantener son estas cuatro cosas básicas. Así que a los gentiles se les permite robar, de acuerdo con esto. A los gentiles se les permite asesinar. No pueden beber sangre. A los gentiles se les permite hacer todo tipo de cosas, pero no estas cuatro cosas, según la forma en la que esto podría ser leído en la King James. Así que estás teniendo esta conversación, John, con tu amigo, y él tiene su versión y tienes tu versión. ¿En qué concluyen? ¿Cómo lo convences? ¿Lo convenciste?

John: No puedo decir que lo hice. [risas]

Nehemia: De acuerdo.

John: Lo primero que hice es sacar algunos comentarios textuales e inmediatamente todos dicen exactamente lo mismo – que esto está en ciertos manuscritos, no está en otros. La conclusión general es que el texto no pertenece a las Escrituras. El problema fundamental que tenemos, y este no es un problema único entre mi amigo y yo, cualquiera que se haya sentado en una mesa con más de tres o cuatro personas, estás leyendo diferentes versiones de la Biblia. No siempre están escritas exactamente de la misma manera.

En este caso en particular, le pregunté. Le dije: “Tenemos que estar dispuestos a ir más allá del texto que tenemos aquí en nuestras páginas en inglés, y tenemos que hacer un estudio y tenemos que determinar cuál es la Biblia original. Tenemos una variante aquí, y tenemos que ir más allá de esto. Los comentarios textuales, hay imágenes manuscritas que podemos pasar. Tenemos mucho material aquí que podemos ver, y hay una conclusión muy clara de que este texto no pertenece”.

Nehemia: ¿Podemos ver las versiones donde esto aparece? Porque ustedes tienen que entender, muchas veces cuando están mirando diferentes traducciones de la Biblia, traducirán lo mismo de manera diferente. Aquí, no están traduciendo lo mismo de manera diferente. Hay palabras extra. Ese es un tipo de problema muy diferente. En realidad tenemos aquí una lista que John armó de estas ocho palabras, “que no deben observar tal cosa excepto”. Esas son palabras muy clave, porque esa “cosa” es la Torah. Esta es una instrucción directa de Santiago: “¡No guardes la Torah!” en la versión King James. ¿Cuáles son las diferentes versiones, John? Dinos lo que has encontrado.

John: Bueno, no aparece en la Biblia NET, la Biblia ESV, RSV. La mayoría de las Biblias modernas no lo tienen. Las únicas Biblias que lo contienen son las Biblias que se basan en el Textus Receptus como la King James 1611 y aquellas Biblias que provienen de esa fuente similar.

Nehemia: Así que dile a la gente qué es este Textus Receptus, porque eso es muy acreditado, ¿verdad? Es el “texto recibido”. Es el que Pablo mismo, o quien sea, ciertamente vino de los Apóstoles, ¿verdad?

John: No exactamente.

Nehemia: Oh, está bien. Entonces, ¿qué es el Textus Receptus?

John: No tenemos los escritos originales que escribieron los Apóstoles. No tenemos los Evangelios originales que escribieron los autores evangélicos. Tenemos copias de copias de copias. Hay 5.800 aproximadamente – estamos encontrando más cada día – 5.800 copias de manuscritos del Nuevo Testamento. Sin embargo, esas copias no siempre están de acuerdo entre sí. Así que alguien tiene que mirar estas copias donde varían y hay que tomar decisiones. ¿Vamos a usar esta versión del texto, o esa versión del texto? Esta instancia aquí en Hechos resulta ser una de esas ubicaciones donde un texto dice una cosa, y muchos otros textos dicen otra cosa.

Nehemia: Me mencionaste algo acerca de este versículo que me pareció realmente interesante – que por lo que sabes, este es el único lugar directo en el Nuevo Testamento donde te dice que no guardes la Torah.

John: No sólo eso, sino que este es un lenguaje simple y sencillo. Nuestro Padre no nos hará adivinar cuáles son los Mandamientos. No tenemos que interpretar una alegoría para averiguar: “No cometerás adulterio”. Si no quiere que cometamos adulterio, sólo dice: “No cometerás adulterio”.

Nehemia: Directo.

John: No debemos tener que pasar por interpretaciones elaboradas de Pablo. Pedro dice que Pablo es difícil de entender. No debemos pasar por alegorías en Pablo para determinar cómo se supone que debemos comportarnos. Los mandamientos de conducta se hacen en un lenguaje simple y sencillo. Y aquí, en la Biblia King James, tenemos un lenguaje simple y sencillo, que indica…

Nehemia: No guardes la Torah.

John: Que los gentiles no deben observar tal cosa.

Nehemia: No hay tal cosa.

John: Así que este es un gran problema, porque esto tiene ramificaciones. Hay muchas variantes textuales, y la mayoría de las variaciones textuales están en cosas que no tienen relación con el caminar o conducta de la fe. Pero en este caso, una versión nos dice que no debemos obedecer a la Torah, y sin ella, esta historia en Hechos 21 es el ejemplo más claro en el Nuevo Testamento de los creyentes después de la muerte, sepultura y resurrección del Mesías, que son celosos para guardar la Torah y están guardando la Torah.

Nehemia: Cuando leo el Tanakh, también tenemos lo que se llaman “variantes textuales”. ¿Qué queremos decir con eso? Por lo tanto, no tenemos la copia original de la Torah que Josué escribió en las tablas de piedra que eran de piedra roja con yeso. Se describe en el Libro de Josué. No tenemos la Torah original que Moisés completa, que él escribió. Tenemos copias de copias de copias de copias. Lo que hacemos es mirar diferentes manuscritos y compararlos, y tratamos de averiguar qué dijo el original.

Ahora, a veces las diferencias son muy menores. Por ejemplo, en Éxodo 15 hay un ejemplo famoso donde dice,“Mikdash Adonai konnenu yadecha.” “El Santuario del Señor Tus manos han establecido.” En algunos manuscritos en lugar de “Señor” dice, “Yehovah”. Eso es importante. Sin embargo, seamos honestos. Adonai y Yehovah, es la misma deidad, es el mismo Dios. Realmente no cambia el mensaje.

Lo que tenemos aquí entre la versión King James y otras traducciones es algo que cambia fundamentalmente el mensaje. “No hacer tal cosa” es una diferencia muy significativa. Y lo que me encanta de este ejemplo es que nadie, aparte de la gente de la King James, nadie discute que estas seis palabras en griego, ocho palabras en inglés, fueron añadidas. Sin embargo, lo interesante es que se agregaron en un período relativamente temprano. Se puede ver aquí, tenemos un códice, un documento famoso, importante, Códice Bezae, que data del siglo V d.C., y tiene esas seis palabras.

Y me encanta lo que John hizo aquí. Revisó numerosos manuscritos buscando, ¿están ahí dentro, no están ahí? ¿Están ahí dentro, no están ahí? Básicamente se enseñó griego para que pudiera leer e identificar estas palabras en el manuscrito. En el Códice Bezae se incluyen las seis palabras. Dice, “No hagas tal cosa”, en el siglo V. Eso es muy temprano.

Ephraemi Rescriptus es un Códice muy interesante. Es lo que se llama “un palimpsesto”. Un palimpsesto significa que fue reciclado. Tomaron el Evangelio original, lavaron las palabras y escribieron un texto diferente encima de él. Lo que hicieron los eruditos en el siglo XIX es que pasaron por esto con un microscopio y tomaron tipos especiales de fotografías, y fueron capaces de leer las palabras borradas.

Y lo que hemos marcado aquí en este siglo V… el texto original del palimpsesto, tiene las seis palabras en griego, “No hacer tal cosa.”

Entonces, dos testigos, y podemos decir, “Todo lo establecen dos o tres testigos”. Pero, ¿qué haces cuando tienes dos testigos que dicen al revés? Aquí está el Códice Sinaiticus del siglo IV, y donde hemos marcado allí en rojo, ahí es donde las palabras no aparecen. Si las palabras estuvieran en el texto, aquí es donde estarían. Y no están en el Códice Sinaiticus del siglo IV.

Códice Vaticano, siglo IV, se omiten las palabras. Donde ponemos en rojo aquí es donde esas palabras aparecen.

Por lo tanto, tenemos dos versiones diferentes. Y John, lo que me encanta de la historia que contaste es al final, la forma en que me la describiste, es que tú y tu amigo estaban al teléfono y dijiste: “¡Tú tienes tu Biblia y yo tengo mi Biblia, y no son lo mismo! En uno aparecen, y en el otro no lo hacen. Aquí está el Códice Alexandrinus del siglo V, las palabras se omiten. P74 es un papiro y crees que un papiro debe ser temprano. No necesariamente. Este es más tarde que los Códices. Es del sigloVII, las palabras se omiten.

He aquí una cita de dos de los más grandes eruditos del Nuevo Testamento, que escribieron un libro llamado La Guía Textual para el Nuevo Testamento griego, Omán y Metzger. Bruce Metzger es una leyenda en los estudios textuales del Nuevo Testamento. Escriben, “La lectura…” lo que significa que esas seis palabras, ocho palabras en inglés, “no hagan tal cosa”, “es una paráfrasis occidental de la intención del decreto de Santiago”.

Esto es muy interesante. Estos tipos saben que no debes quedarte con la Torah. Esa es su suposición. Y si esas seis palabras se insertaron en el texto -que están de acuerdo en que esas palabras fueron añadidas- que están parafraseando lo que la intención original de Santiago… “Esto es lo que Santiago quería decir, a pesar de que no lo dijo.”

[risas]

Así que un escritor en la parte occidental del Imperio Romano, esta paráfrasis occidental, añadió estas seis palabras – ocho palabras en inglés, seis palabras en griego – para decirte, “Para que nadie lo lea y piense que se supone que debes guardar la Torah”, agregaron estas palabras para que sea claro, “no hagas tal cosa”. Lo hermoso de este ejemplo es que esto no es un problema de traducción. Es un problema de en qué manuscrito confiamos. No es que los traductores de la versión NRSV sacaran seis palabras de la Biblia. Lo basaron en un manuscrito diferente.

Y si Michael pudiera venir y decir, “Oye, no es que esté sacando a Juan 6:4 de la Biblia, pero confío en un manuscrito”, entonces creo que podemos tener una conversación. Si sólo está quitando palabras de tu Biblia, bueno, puedes sacar un versículo de la Biblia entonces, cualquier versículo que no te guste, sólo lo quitas. Pero si tienes un texto real, entonces podemos tener una conversación seria.

¿Tiene sentido? Espero que sí.

Así que tenemos estas seis palabras que se añaden. Dicho esto, ahora quiero llegar a Juan 6:4 y ver lo que tenemos. ¿Cuál es la evidencia… porque tiene que haber un texto. Tiene que haber evidencia en un manuscrito. No puede ser simplemente, “No me gusta ese versículo. No se ajusta a mi teoría. Eso no es aceptable.

John: Y como creyentes cristianos, tenemos que estar dispuestos a ir más allá de la versión que tenemos ante nosotros.

Nehemia: Cuéntanos cómo terminó con tu amigo.

John: Desafortunadamente, nunca nos pusimos de acuerdo. Le pregunté, le dije, “Tu versión dice esto. Mi versión dice eso. Echemos un vistazo al texto”. Su respuesta fue: “No necesito hacerlo”. Le dije: “Una de estas versiones está inspirada, y una de estas versiones no lo está. ¿Cuál es el texto inspirado?” Y él dice, “La King James.” [risas] Le dije: “Bien, vamos, la King James fue revisada varias veces el primer año que fue impresa”.

Nehemia: Fuimos juntos al Museo de la Biblia. Cuéntales sobre eso.

John: Resulta que tengo una foto en mi teléfono de la exposición de la biblia King James, que tiene muchas impresiones diferentes de la Biblia King James. El cartel de arriba dice, “150 años de revisión”. Así que le envié una foto del Museo de la Biblia. [risas] Cuando terminó, la respuesta fue: “La versión que está en mi mano”.

Nehemia: Wow.

Michael: Había incluso una versión de la Biblia King James que fue impresa, se conoce como la Biblia Malvada. Hubo un error de impresión, pero se imprimió para decir: “Cometerás adulterio.” [risas] Gracias a Dios que no tenía esa versión en la mano.

[risas]

Nehemia: ¡Tengo que conseguir esta versión! ¿Cómo la consigo?

Michael: Nehemia, estabas en el Museo de la Biblia, manejaste pergaminos que tenían cientos y cientos de años de todo el mundo.

Nehemia: Sí, el Museo de la Biblia en realidad tiene la colección más importante del mundo, la colección más grande del mundo, de pergaminos de la Torah, y me dejaron entrar en las bóvedas, junto con John, para examinar algunos de estos manuscritos. El mismo tipo de cosas de las que estamos hablando en el Nuevo Testamento, estábamos mirando en el Antiguo Testamento, en el Tanakh, mirando estos diferentes pergaminos de la Torah y comparando diferencias. No hay dos manuscritos de ningún libro que haya sido escrito que sean idénticos.

Cuando la gente estudia los escritos de Julio César, Julio César invadió Gran Bretaña y cruzó el Rubicón, estamos viendo manuscritos, y no hay dos manuscritos idénticos. Ahora, podrías pensar, “Bueno, sabemos exactamente lo que sucedió en la antigua Roma basado en los documentos que describen a Julio César.” En realidad sabemos mucho menos sobre lo que pasó con Julio César que cuando se trata del Nuevo Testamento. De hecho, la documentación del Nuevo Testamento ha sido descrita como “el libro mejor documentado del mundo antiguo”. Hay más testigos de eso que casi, creo, cualquier otro libro en existencia, tal vez incluso más que del Tanakh, porque creo que hay más manuscritos.

Y la razón por la que estos son tan importantes es que lo que sucedió es que hoy cuando vamos a imprimir un libro, creamos un PDF, y producen copias idénticas de ese PDF. Lo que hacían en tiempos antiguos es que Pablo enviaría la carta a los tesalonicenses. Entonces alguien vendría a visitar a los tesalonicenses y copiaría esa carta, y la traerían de vuelta a, digamos, Corinto. Entonces alguien visitaría Corinto y ellos decían, “Esa es una carta genial que tienes de Pablo”, y ellos copiarían eso.

Así es como estos libros fueron difundidos por todo el mundo cristiano. Debido a eso, a veces se reproducían errores, pero a veces también se reproducía la versión correcta. Y a veces mirarás los miles de manuscritos y verás que el error está en miles, y es sólo un pequeño número que tiene la lectura correcta.

Ese es el ejemplo con Hechos 21:25. Esas seis palabras fueron añadidas que todos excepto la gente de la King James está de acuerdo, fueron añadidos. Todos los eruditos del mundo están de acuerdo en que se añadieron esas palabras -cada erudito serio- esas seis palabras aparecen en la gran mayoría de los manuscritos del Nuevo Testamento. Están en lo que se llama el Texto Bizantino/Mayoría. Si tomas las estadísticas, encontrarías que un porcentaje muy alto tiene esas palabras añadidas, y sólo un número relativamente pequeño, en este caso de los primeros manuscritos, tienen la lectura original donde esas palabras no están en el sitio, o se omiten.

Así que no puedes seguir la mayoría de los manuscritos, y no siempre puedes seguir, como veremos, los primeros manuscritos. Tienes que mirar la evidencia y ver qué apoyo hay para algo. Eso es lo que vamos a hacer con Juan 6:4. Lo último que quiero es que alguien salga de aquí y diga: “Bueno, ya no puedo confiar en mi Biblia”.

De hecho, mi ventaja de esto, de hacer este estudio, es que la documentación para el Nuevo Testamento es asombrosa. Cuando se compara esto con cualquier otro documento antiguo, tenemos más evidencia para esto para apoyar la lectura en el griego… Y en realidad tuve esta conversación con John. Le dije: “Cuando enseñé acerca de El Yeshua hebreo Versus el Jesús griego, una de las cosas que dije fue: ‘No tires tu texto griego’. Eso no es lo que estoy diciendo. Lo que estoy diciendo aquí es que el hebreo es otro testigo de la lectura original, pero el griego sigue siendo el texto principal”. John me dijo algo muy gracioso. Dijo: “¿Qué quieres decir? Vi tu video. Dijiste que debíamos deshacernos de nuestros textos griegos…”

John: No, no, no. Yo no dije eso.

Nehemia: [Risas] ¿No? ¿Qué dijiste?

John: Pero no recuerdo que dijeras eso. “Está aquí en mi libro”.

Nehemia: Tuve que mostrar dónde literalmente, directamente dije eso. Porque aun así, el griego es el testigo principal y no se puede descartar. Ahora, con todo eso, vamos a Juan 6:4. Juan 6:4, y aquí voy a pasar a Michael, porque Michael, para mí, la pregunta tiene que ser hecha antes de llegar a la evidencia, la evidencia documental real, ¿por qué crees que Juan 6:4 no debería estar en los Evangelios en primer lugar?

Michael: Esa es una excelente pregunta, y me gustaría llevarnos al rollo. Ahora, este gráfico aquí arriba, por supuesto que no se puede ver todo, pero voy a ilustrar algo en esto aquí, que es muy importante. Este es el día en que Yeshua es bautizado. Mateo, Marcos y Lucas cubren o hablan de los 40 días que está en el desierto. Entonces, la tentación, y este es también el día en que los fariseos envían a los levitas y a los Kohanim a preguntarle a John: “¿Eres el Mesías? ¿Eres el Profeta?” En ese mismo día.

Entonces, al día siguiente, Yeshua sale del desierto y este es el Evangelio de Juan. Mateo, Marcos y Lucas se detienen con los 40 días y la tentación. Entonces Juan retoma y muestra a Yeshua subiendo a la fiesta de la Pascua. Luego, después de la Pascua, se queda en el área de Jerusalén y bautiza. Entonces Juan en el Capítulo 4:1, cuando Yeshua descubre que los fariseos ahora saben que está haciendo y bautizando a más discípulos que Juan, aunque Yeshua no bautiza, sólo Sus discípulos bautizan, es en ese punto cuando está ganando popularidad, que sale de Jerusalén y sube a la Galilea… 18 horas al norte de Jerusalén, es la mujer del pozo.

Se queda con los samaritanos unos días, y luego regresa a Canaán, donde había convertido el agua en vino antes de la Pascua. Entonces no tiene tiempo para ir a ministrar a este hombre rico cuyo hijo está muriendo. “Sigue tu camino, tu hijo está curado.” El hombre descubre al día siguiente en su camino de regreso que su hijo ha sido sanado, y Yeshua está entonces en Jerusalén, sólo unos días más tarde el viernes. Luego el Shabbat. Ese es el día en que sana a un hombre que estuvo cojo durante 38 años, en el día de reposo, el día antes de Shavuot.

En Shavuot, al día siguiente, hay una multitud en el Monte del Templo, y es entonces cuando dice que los fariseos están haciendo planes para matarlo, porque acaba de sanar a un hombre en el día de reposo y luego le dijo al hombre que recogiera su cama y caminara, lo que está violando la ley farisea.

Dice, Yeshua está en el Monte del Templo y dijo: “Juan era una luz ardiente y brillante. Estaban dispuestos a regocijarse en su luz durante una temporada. Es en ese punto que Yeshua se entera que Juan, mientras estaba en la Galilea, Yeshua estaba en la Galilea, Juan ha sido encarcelado. Ahora, Mateo, Marcos y Lucas nos dicen que cuando Yeshua se entera de que Juan ha sido encarcelado, se aparta de Galilea y comienza a enseñar en la sinagoga. Este es el que enseña en la sinagoga. El primero fue Nazaret, donde leyó la profecía de Isaías, el año aceptable del Señor. Es al final de la semana, porque está en Shabbat, es en el séptimo día, el primer día de la semana fue Shavuot. Este comienza el año aceptable del Señor. Este es Su ministerio, el año aceptable del Señor de un Shavuot al Shavuot del otro año, Pentecostés, cuando bautiza a Sus discípulos con el Espíritu Santo.

Y este es Juan cubriendo hasta Shavuot, luego Mateo, Marcos y Lucas. Esta es la formación de los discípulos, enviando a los Apóstoles en el sexto mes y luego reuniéndolos, y cuando los reúne en la Galilea, todos se reúnen y están trayendo una multitud con ellos. Esto es cuando Yeshua alimenta a una multitud de 5.000 más mujeres y niños.

Señoras y señores, este es el único milagro cubierto por los cuatro autores evangélicos. Esto nos da un momento en el tiempo, un momento en el que los cuatro Evangelios se pueden sincronizar sin ningún error y vas en ambos sentidos y todo encaja. No falta un día. No hay una semana. No hay un problema que falte en todos los registros evangélicos del ministerio de Yeshua: un ministerio de 70 semanas, 490 días desde el día en que se bautizó hasta el día en que bautiza con el Espíritu Santo. Ya estás armando cosas en tu cerebro sobre el Libro de Daniel y todo eso. Pero literalmente, 70 semanas.

Después de la semana 62, después de 62 semanas, la semana 63, esa semana está cortada en medio de la semana. Después de tres días y tres noches en la tumba, ha resucitado de entre los muertos en Shabbat, y luego al día siguiente, o al atardecer, es el día de los primeros frutos, y contamos siete desde allí. Siete Shabbat. Así que tenemos 62 x 7. Después de 62 x 7 tenemos 1 x 7. Tenemos la mitad de siete y luego tenemos los siete Shabbat que nos cuentan y nos llevan hasta el final del ministerio de Yeshua, que es el bautismo de Sus seguidores en el día de Shavuot.

Ahora, tenemos un problema. Juan 6:4 es uno de esos cuatro Evangelios que registran la alimentación de los 5.000. Pero se añadieron palabras: “Y la Pascua, una fiesta de los judíos, estaba cerca”. Esa es la clave. Damas y caballeros, traté durante 20 años de hacer que el registro evangélico encajara, y no pude hacerlo encajar. Lo último que quería hacer es sacar un versículo de la Biblia. Pero si esas palabras, si “La Pascua, una fiesta de los judíos está cerca”, y es el final del mes sesenta, Juan 6:4 es Pascua, pero Juan 7 es Tabernáculos. ¡Espera! Tenemos medio año de espacio en blanco para llegar a una Pascua a la que Yeshua nunca sube.

Y luego tienes otro medio año de espacio en blanco para volver a la Fiesta de los Tabernáculos a la que sí va. Así que Mateo, Marcos y Lucas tienen Tabernáculos justo después de la alimentación de los 5.000. Pero, ¿qué añade la “fiesta de pascua de los judíos”? Todo un año de espacio en blanco, y esa es toda la motivación… No voy a decir cuál es la motivación, porque vamos a dejar que los primeros Padres de la Iglesia y lo que John ha descubierto – vamos a dejar que te digan por qué hicieron esto.

Nehemia: Excelente, maravilloso. Muy bien, Michael. Tu explicación de que se agrega Juan 6:4 tiene lo que se llama “alcance explicativo”. Si quitas Juan 6:4, entonces la cronología del Evangelio tiene mucho más sentido en la forma en que lo has explicado. Y como dije al principio, no puedo decir si Juan 6:4 fue añadido o no. Lo que puedo hacer es darte la evidencia.

Lo que es interesante para mí es Eusebio, que es conocido, y traeremos la cita más tarde de cómo Eusebio cree en un ministerio de tres años y medio. Incluso Eusebio admite que Mateo, Marcos y Lucas registran un período de un año. Esto es lo que Eusebio escribe en su Historia de la Iglesia. Eusebio vivió en el siglo IV, fue el historiador de la corte de Constantino. Escribe: “Porque es evidente que los tres evangelistas”, que significa Mateo, Marcos y Lucas, “registraron sólo las acciones hechas por el Salvador durante un año después del encarcelamiento de Juan el Bautista e indicaron esto como el comienzo de su relato”. Lo que eso significa es que los otros dos años y medio del cálculo de Eusebio del ministerio tienen que ser antes del encarcelamiento de Juan el Bautista, y lo veremos más adelante.

Vamos a obtener una visión general rápida de las fiestas. Hay seis fiestas mencionadas en el Evangelio de Juan. Estas son Juan 2, la Pascua cuando Yeshua es bautizado. Juan 5 es la fiesta sin nombre. Vamos a seguir hablando de la fiesta sin nombre, la fiesta sin nombre. Ese es Juan 5. Dice, “Después de esto hubo una fiesta de los judíos.” No dice el nombre de la fiesta. Según la cronología de Michael, ese es Shavuot.

Michael: Shavuot.

Nehemia: Hablaremos de eso más tarde. Juan 6:4 es una Pascua. Juan 7 es Tabernáculos. Juan 10 es Hanukkah, Dedicación. Y Juan 13 es la Pascua final, por supuesto. Si no tienes Juan 6:4 en esa mezcla, entonces terminas con el ciclo exactamente igual que los otros tres Evangelios, de un año. Tienes los ciclos exactos, Pascua, Shavuot, Sukkot, Hanukkah, y luego otra Pascua terminando ese año. Y Juan 6:4 se lanza a esta mezcla rompiendo ese ciclo.

No es sólo Michael quien ha dicho, “Algo no está bien aquí.” Ha habido eruditos durante 400 años al menos que han estado diciendo esto también. Si llegamos a ellos, quiero traer a un Padre de la Iglesia. Los Padres de la Iglesia fueron estos primeros autores cristianos. Explicaremos más en un rato. Este es un hombre llamado Juan Crisóstomo, y realmente odiaba a los judíos. Odiaba particularmente que había cristianos en su época que iban a las sinagogas judías y eran lo que él veía como judaizante. Eso realmente lo tocó de la manera equivocada.

Así que está comentando sobre Juan 6:4 y está tratando con la pregunta: “¿Qué rayos está haciendo Yeshua en la Galilea, dirigiéndose al norte, cuando es Pascua y debería dirigirse al sur hacia Jerusalén?” No tiene sentido, ni siquiera para Juan Crisóstomo, que odia a los judíos, y odia a la Torah. Esto es lo que dice. “¿Cómo entonces, dice alguien, no sube a la fiesta, cuando todos van hacia a Jerusalén porque es Pascua…” vas a Jerusalén en la Pascua, “¿se va a Galilea?” ¡Esa es la dirección equivocada! “Y no solo a Sí mismo, sino que lleva a Sus discípulos con él y procede entonces a Capernaúm.” Si conoces la geografía, Capernaum, está hacia el noreste. ¡Jerusalén está al sudoeste! Entonces, ¿cuál es la razón por la que va en la dirección equivocada y está guiando a un montón de gente en la dirección equivocada? Aquí está su respuesta, de Juan Crisóstomo, “Porque de ahora en adelante, estaba anulando silenciosamente la Torah, tomando ocasión para mostrar la iniquidad de los judíos.” [Risas] Y esto es con lo que terminas en Juan 6:4, lo cual realmente no tiene mucho sentido.

Hay una gran película de los 80, una de mis películas favoritas, es una película con John Candy, me olvido de cómo se llama, pero está conduciendo por una carretera dividida, yendo en la dirección equivocada. Están bajando y alguien les grita por la ventana: “¡Vas por el camino equivocado!” Se dirige a su amigo y le dice: “¿Cómo saben a dónde vamos?” [risas] ¡Yeshua va por el camino equivocado! Se dirige al norte en lugar de Jerusalén para la peregrinación.

Michael: La sinagoga de Capernaum también está llena de gente, cuando llega allí.

Nehemia: La sinagoga está llena de gente. Hay 5.000 personas, describe. ¿Qué están haciendo en el campo? Todos ellos deben dirigirse a Jerusalén, no pararse sin provisiones. ¿Correcto? Si se dirigen a Jerusalén, entonces deberían tener comida con ellos para el camino. En vez de eso, tiene que darles de comer, porque sólo estuvieron fuera por una tarde. Sólo vinieron a escucharle enseñar. Así que algo no encaja, y esto es importante – Michael no es el primero en llegar a esto.

John: No sólo no encaja, sino que esto es un problema para todos los cristianos. Esto no es sólo un problema si tienes un ministerio de un año. No es sólo un problema si crees que debes obedecer la Torah. Este es un problema para todos los cristianos. Incluso si crees que la Torah se cumplió con la muerte, el entierro y la resurrección de Yeshua… Muchos cristianos con los que he hablado, y hay algunos, que creen que Yeshua fue violando deliberadamente la Torah, pero son una minoría. La mayoría de los cristianos entienden que Yeshua tenía que ser el cordero sin mancha. No podía ser un transgresor de la Torah y ser un sacrificio perfecto.

Así que aquí tenemos un relato evangélico, si Juan 6:4 está en el texto evangélico, tenemos a Yeshua no sólo desobedeciendo el mandato de la Pascua, sino llevando a otros con él y participando en un gran grupo de personas que no participan en la Pascua.

Un par de días después está en la sinagoga enseñando a personas que no están en la Pascua. Tienes todo este problema de toda una Pascua que está siendo ignorada y Yeshua está en el centro de ella.

Michael: Gracias, Nehemia. Gracias, John.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply