Perlas de los Profetas #10 – Mikeitz (1 Reyes 3:15-4:1)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #10 – Mikeitz (1 Reyes 3:15-4:1) En el libro Las Perlas de los Profetas de esta semana, Mikeitz (1 Reyes 3:15-4:1), Nehemia Gordon y Keith Johnson proporcionan el contexto, pasado y presente, de la historia de la quinta esencia de la sabiduría de Salomón donde una madre biológica se determina más rápido de lo que se puede decir del ADN. “Profundamente conmovido” como la madre en la historia, Johnson compara el espíritu de lucha a cualquier costo con las batallas por la Tierra hoy en día, donde la solución de dos bebés todavía no es una solución. Para tener una comprensión más clara del don de la sabiduría divina, Gordon compara la versión de las Crónicas del sueño de Salomón con el relato de esta Porción. Aprendemos las divisiones del conocimiento en el Tanakh y en qué sección aparecen los escritos de Salomón. Aprendemos la función principal de los antiguos reyes de Israel y que no tienes que ser perfecto para que Yehovah te llame amigo. Gordon cierra con una oración para que el hijo elegido de Dios, el Mesías Rey de Israel, pronto traiga el fin de la lucha-paz a Israel y al mundo.

“…porque vieron que la sabiduría de Dios estaba en él para llevar a cabo el juicio.”

1 Reyes 3:28

Las Perlas de los Profetas #10 – Mikeitz (1 Reyes 3:15-4:1)

Estás escuchando “Las Perlas de los Profetas” con Nehemia Gordon y Keith Johnson. Gracias por apoyar la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Más información en ElMurodeNehemia.com.

Keith: Shalom chaverim shelvanu. Chicos, ya saben lo que eso significa. Es paz para ustedes, nuestros amigos del hebreo. Este es Keith Johnson con Nehemia Gordon, listo para echar otro vistazo a los Profetas para ver si podemos encontrar algunas perlas para compartir con ustedes. ¿Shalom chaver sheli ata muchan? ¿Están listos?

Nehemia: Ani muchan, Keith. Estoy listo para sumergirme en las profundidades del agua, en las profundidades para encontrar las perlas.

Keith: Oye, eso es exactamente lo que vamos a hacer. Es realmente… Me encantan estas historias. Sabes, soy un pastor que lee historias de la Biblia. Eso es sólo la conclusión. Así que cuando llegamos a una historia, siempre me emociono mucho. Hoy vamos a leer una historia que es muy conocida, mucha gente la conoce. Es curioso Nehemia, hay muchas historias en las Escrituras que menciono a personas que han estado en la iglesia por mucho tiempo, y no saben nada de la historia. Siempre me ha sorprendido eso. Pero cuando pienso en lo que sucede en la mayoría de las iglesias el domingo por la mañana… Hicieron una encuesta no hace mucho que decía que la mayoría de los predicadores no predican tanto de los Evangelios, sino que predican mayormente de las cartas de Pablo. Piensa en eso – hay algo así como un 80 por ciento o algo así, y el Antiguo Testamento, cito textualmente, se utiliza para las historias realmente conocidas como Noé y el Arca y Adán y Eva.

Pero una historia como esta es tan crucial para la comprensión, y creo que mucho de esto tiene que ver con lo que llamo de nuevo el contexto. De hecho, abordamos la primera parte de la historia – no llegamos a esta parte – la primera parte de esta historia donde David estaba en su lecho de muerte. Recuerdas, hicimos ese “Las Perlas de los Profetas”. Si no has escuchado toda la serie hasta ahora, deberías tomar un sábado y sentarte a escuchar. Creo que le da a la gente una gran oportunidad de entender esos pasajes que no son tan populares. Que no son los menos predicados… en la tradición de la que vengo, se escuchan estos pasajes todos los años.

Nehemia: Quiero decir, así que, ya sabes, habiendo dicho eso, estaba teniendo una conversación… Ya sabes, muchas veces lo que los judíos ortodoxos harán – no sólo los judíos ortodoxos, los judíos, en general – es que estas cosas se leerán en la sinagoga y se leerán en hebreo. Incluso si eres un hablante de hebreo, no es el hebreo que hablas, es el hebreo antiguo. Así que es como, imagina que tu pastor se levantara y empezara a leer de la King James, así que podrías distraerte. En realidad estaba hablando con este judío ortodoxo, alguien muy cercano a mí. Cuando estábamos hablando, dije algo sobre Yiftach, que en hebreo es Jefté, y pude ver por su cara que no sabía quién era Jefté. Le dije: “¿Has leído alguna vez el libro de los jueces?” Dijo: “No leo las Escrituras. La estudio”. Le dije: “Bien, sabelotodo, ¿has estudiado alguna vez el libro de los jueces?” Este era un hombre que era un gabai. Era el… no sé cómo se llama eso en inglés, como la cuna de la sinagoga, quiero decir que dirigía toda la parte administrativa de la sinagoga. Por ejemplo, si alguien iba a leer de la parte de los Profetas, se lo asignaba a alguien para que lo leyera. Hay una parte de los Profetas en Jefté. Pero nunca la había estudiado. Nunca había prestado atención a lo que se estaba leyendo, aunque asignó la porción, y literalmente no conocía la historia.

Keith: Eso sucede en ambos casos…

Nehemías: Sí, en ambas tradiciones.

Keith: ¿Alguna vez te dije que no entendía… Esto fue hace mucho tiempo, Nehemia, fue en 2002 cuando fui a Israel, le preguntaba a alguien acerca de – y estos son los judíos con los que hablaba – y le preguntaba algo acerca de, ya sabes, bueno, ¿cómo lees este pasaje? ¿O cómo ves este pasaje? Conocí a mucha gente que en realidad pensé que siempre estarían abriendo el Tanakh y leyendo. En vez de eso, estaban en la sinagoga, lo oían leer, había cosas que hacían desde un punto de vista religioso, pero en términos de tener la Biblia disponible que se sentara alrededor y que ellos abrieran, muchos de ellos no lo hacían. Luego la otra cosa que me sorprendió es cuántos rabinos estaban principalmente, al parecer, estudiando la ley oral, la Mishnah y ese tipo de cosas. Eso fue sorprendente para mí.

Nehemia: Absolutamente. Eso está cambiando incluso en el mundo judío ortodoxo. Pero históricamente, y en realidad incluso en algunos círculos hoy en día, los rabinos estudian el Talmud y no estudian el Tanakh. Puede que lo lean, pero no prestan atención a lo que están leyendo. Y son como si estuvieran cumpliendo con su deber y pasando las porciones. Así que lo que realmente queremos desafiar a la gente a hacer es parar y escuchar y pensar en lo que acabamos de leer. ¿Qué significa esto? ¿Qué significa en su contexto? Y es realmente trágico; el Talmud hablará de un cierto versículo y ellos sabrán ese versículo y cada letra del mismo. ¿Pero qué dice un versículo antes, un versículo después? No tienen ni idea, porque nunca se molestaron en buscar.

Keith: Me suena familiar. Bueno, ¿podemos saltar aquí? Estamos tratando con el capítulo 3 de 1 Reyes. Lo que es realmente interesante de la parte es que empezamos en el versículo, creo que es el 15. Empezamos en el versículo 15, pero no hay forma de que puedas empezar en el 15.

Nehemia: No se puede. Tienes que ir al versículo 1.

Keith: Tienes que ir al versículo 1. Así que, hagamos esto. Haré que lo leas primero. ¿Por qué no le das la introducción a la primera parte para darle contexto, y luego yo añadiré un poco?

Nehemia: Así que básicamente, la sección de la que estamos hablando es la famosa historia. Esto lo tienes que saber, incluso si te has estado quedando dormido en tu sinagoga o en las iglesias que, ya sabes, estas dos mujeres se presentan ante – y hablaremos con más detalle – estas dos mujeres se presentan ante Salomón y hay una disputa de quién es el bebé. Y él dice: “Bien, corta al bebé por la mitad”.

Keith: ¡Estás regalando la historia antes de que demos el contexto!

Nehemia: De acuerdo… Oh, así que quiero dar el contexto…

Keith: Estamos a punto de darles el contexto.

Nehemia: Así que les daré el contexto. Así que Salomón sabe quién es la verdadera madre porque dice, “No, dáselo a la otra mujer. Sólo no cortes al bebé por la mitad”.

Keith: Sabes, me recuerdas a la gente que iba a ver una película. Yo decía: “Tengo que ir a ver esa película”.

Nehemia: ¡Alerta de spoiler! ¡Alerta de spoiler!

Keith: Y decían, “Oh, es una gran película. Hay una parte en la que crees que es él y es…” ¡¿Qué Están haciendo?! Vámonos. Yo me haré cargo. 1 Reyes, capítulo 3.

Nehemia: ¿Por qué es importante el contexto? Porque esta historia de las dos mujeres y el bebé es una ilustración de la sabiduría de Salomón como juez. Bueno, lo que estamos a punto de leer es de dónde saca Salomón su sabiduría. Eso es lo que es importante.

Bien. Bien, entonces estamos en… Me pregunto si hay diferentes números de versículos en el inglés porque en hebreo es el mismo número de versículos. Así que realmente comienza en el versículo 2, no en el versículo 1. El versículo 1 es sobre Salomón casándose con la hija del faraón, nada que ver con nuestra historia.

¿De acuerdo? Veamos, el versículo 2, leeré la JPS, “El pueblo, sin embargo, continuó ofreciendo sacrificios…” dice en la JPS “para abrir santuarios” pero eso es engañoso. Son los lugares altos. “…porque hasta ese momento, no se había construido ninguna casa en el nombre de Yehovah.” ¿No te emociona eso, Keith? “Y Salomón”, o Shlomo en hebreo, “Shlomo, aunque amaba a Yehovah y seguía las prácticas de su padre David, también sacrificaba y ofrecía en la bamot, en los lugares altos. El rey fue a Givon, a Gibeon, para sacrificar allí porque era el bama más grande. En ese altar Salomón presentó mil holocaustos. En Givon, Yehová se le apareció a Salomón en un sueño nocturno y Dios le dijo: “Pide lo que quieras que te conceda”. Y Shlomo dijo: “Trataste muy bien a tu siervo, mi padre David, porque caminó delante de ti con fidelidad, justicia e integridad de corazón”. Has continuado esta gran bondad con él dándole un hijo para que ocupe su trono como ahora. Y ahora, oh Yehovah, Dios mío, has hecho rey a tu siervo en lugar de mi padre David. Pero soy un joven sin experiencia en el liderazgo. Tu siervo se encuentra en medio del pueblo. Has escogido un pueblo demasiado numeroso para ser contado. Concede a tu siervo una mente comprensiva para juzgar a tu pueblo y distinguir entre el bien y el mal, porque ¿quién podría juzgar a este vasto pueblo tuyo? Yehovah estaba complacido de que Salomón pidiera esto y Dios le dijo, ‘Porque pediste esto, no pediste larga vida, no pediste riquezas, no pediste la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento para impartir justicia. Ahora hago lo que has dicho, te concedo una mente sabia y discernida. Nunca ha habido nadie como tú antes ni nadie como tú se levantará de nuevo. Y también te concedo lo que no pediste – tanto la riqueza como la gloria, toda tu vida, la vida de la cual ningún rey ha tenido jamás. Y además te concederé una larga vida si caminas por mis caminos y observas mis leyes y mandamientos como lo hizo tu padre David”.

Y ahora comienza nuestra sección, que está realmente en el medio de un pensamiento. En realidad es el final de esta sección. “Entonces Shlomo despertó, fue un sueño. Fue a Jerusalén, se paró frente al Arca de la Alianza…”

Keith: ¿Así que no tienes ningún comentario sobre el contexto?

Nehemia: Oh, tengo muchos comentarios.

Keith: ¡Comentarios!

Nehemia: Una de las cosas más emocionantes de Reyes es que hay un paralelo en Crónicas, y no puedes leer Reyes completamente sin mirar el paralelo en Crónicas. Este es 2 Crónicas capítulo 1 versículos 1 a 13, y no vamos a leer todo el asunto, pero voy a traer algunos de los interesantes… una de las controversias…

Así que dice que hay estos lugares altos donde fue a sacrificar y que están prohibidos los sacrificios en esos lugares altos. ¿Dónde sabemos eso? Por Levítico 17 y Deuteronomio 12, que está prohibido sacrificar en los lugares altos. Pero entonces 2 Crónicas lanza… ¿Cómo lo llaman? ¿Una llave inglesa?

Keith: Sí.

Nehemia: Veamos eso muy rápido. Así que, básicamente, pasa lo mismo. Van al bama y dice en el versículo 3 de 2 Crónicas 1, “Entonces Salomón y toda la asamblea con él fueron al santuario,” Y de nuevo, es bama en hebreo “fue al bama, el lugar alto de Gabaón,” y dice, “porque la Tienda de Reunión, que Moisés, el Siervo de Yehovah había hecho en el desierto, estaba allí.”

Y luego dice en el versículo 4, “Pero el Arca de Dios que David había llevado de Quiriat Ya’arim al lugar que David había preparado para ella, ya que había levantado una tienda para ella en Jerusalén.” Así que tenemos esta división: el Arca de la Alianza, el “Aron”, está en Jerusalén en una tienda, y el Tabernáculo de Reunión, el “Ohel Mo’ed” que hizo Moisés está en Givon, Gibeon, en un lugar alto. Ahora, espere un minuto – mucha gente le dirá, y esto no es una suposición tan loca, que el Ohel Mo’ed, el Tabernáculo de Reunión, fue destruida después de la batalla de Afek. Esa es la historia donde el Arca fue tomada. Eli estaba sentado en la silla y se cayó y se rompió el cuello, y lo siguiente que oímos es en Jeremías, sobre cómo Dios abandonó el Tabernáculo de Shilo, de Shiloh.

Así que espera un minuto, pero sobrevivió Shilo fue llevado a – o al menos algo de él sobrevivió – y fue llevado a Givon, a Gibeon. Y luego continúa en el versículo 5 y dice, “El altar de bronce que Bezaleel, hijo de Uri, hijo de Hur, había hecho, también estaba allí antes del Tabernáculo de Yehovah, y Salomón y la asamblea recurrieron a él. Allí Salomón montó el altar de bronce ante Yehovah, que estaba en el Tabernáculo de Reunión y en él sacrificó mil holocaustos.” ¿Qué rayos está pasando? La forma en que sonaba en Reyes es que Salomón estaba pecando porque estaba sacrificando en el bamot. Dice que siguió a Yehovah, excepto que hizo una cosa, y aquí es como este pequeño pedazo de información es confuso. El altar de Bezalel del libro del Éxodo estaba allí, y la Tienda del Encuentro que hizo Moisés… Entonces, ¿qué está pasando?

Keith: Personalmente cuando estaba leyendo pensé: “Vaya, Salomón lo está intentando”, y creo que la clave para mí fue cuando leímos un poco más al principio del contexto, pero Salomón está intentando hacer lo que cree que debe hacer. Así que si esto fue lo que todo el mundo hizo antes, o este es el lugar a donde ir, lo interesante es cuando dice esto, si podemos ir a esto en el versículo 3, 2. Lo siento, en 1 Reyes 3. Y dice, “Ahora Salomón”, y estoy leyendo de la NASB, también podemos comprobar el hebreo. “Ahora Salomón amaba a Yehovah, caminando en los estatutos de su padre David, excepto…”

Nehemia: Exactamente. Lo que significa que es claramente un pecado, no hay duda de ello. Aquí está lo realmente impactante que nos dan las Crónicas, y tomándolo junto con los Reyes… el Tabernáculo de Moisés estaba allí, el altar de Bezalel el hijo de Uri del libro del Éxodo estaba allí, pero aún así era un pecado sacrificar allí porque Dios había dicho que sólo en el lugar donde puse Mi nombre y donde Su nombre fue puesto está en el Arca, y el Arca estaba en Jerusalén. Así que aunque tenía todos los adornos – quiero decir, la gente allí podía decir, “Pero Moisés construyó esto. ¿Vas a traerme un versículo de Levítico 17 y Deuteronomio 12? Como, ¿de qué estás hablando? Moisés construyó este Tabernáculo y Bezaleel, que tenía la sabiduría, también tenía la sabiduría de Yehovah puesta en su corazón. Construyó este altar”. Pero aún así fue un pecado. Y lo que realmente me sorprende de toda esta historia es que Yehovah aún aceptó su sacrificio. Yehovah todavía vino a él y le habló. No le dijo, “Está bien, ahora te expulso. Eres malvado, irás al infierno porque no hiciste todas las estipulaciones que se supone que debes hacer y pecaste. De acuerdo, lo reconozco. Pero amas a Yehovah y tu corazón está en el lugar correcto.” ¡Wow es Yehovah increíble!

Keith: Aquí dice que… y Nehemia, no sé si aceptó el sacrificio o no. Sabemos que Él se presentó.

Nehemia: Él respondió.

Keith: Bueno, dice que se le apareció en un sueño por la noche y que Dios dijo…

Nehemia: Quiero insistir en esto un minuto más, porque mucha de la gente con la que interactúo hoy, los llamo la policía de Shabat o la policía de la Torá. Tenemos esta frase en hebreo de que van a revisar tu tzitzit. Están revisando tus flecos para asegurarse de que están de acuerdo con todas las estipulaciones, y si los revisores de tzitzit o la policía de la Torá hubieran aparecido aquí, habrían dicho, “Whoa, Whoa, Dios, no puedes estar hablando con Salomón, acaba de pecar.” Y en su lugar, Yehovah dijo, “Soy más grande de lo que crees que soy”.

Keith: Sí, y de nuevo, el punto es que se reunió con él, y creo que lo que más me gustó, si puedo ir a 1 Reyes 3:6, es que dice: “Y Salomón dijo: ‘Has mostrado gran bondad amorosa a tu siervo, David'”. Esa es una declaración que podemos ir y mirar más allá, “según como él caminó delante de ti en verdad, justicia y rectitud de corazón hacia ti y tú le has reservado esta gran bondad amorosa”. Dice: “Has hecho rey a tu siervo en lugar de mi padre David, pero…” Y luego, en diferentes frases, en la NASB dice “todavía, pero soy un niño pequeño”. Y esto es algo que realmente me llamó la atención, porque no sabemos exactamente cuántos años tenía Salomón. Nadie puede decir “en el versículo, Reyes 14, versículo 5, dice que Salomón tenía 12”.

Nehemia: Bien. Bueno, ya sabes, yo…

Keith: Espera, Nehemia.

Nehemia: Bevakasha.

Keith: Gracias. De todas formas, no dice exactamente cuántos años tiene. No lo tenemos como si tuviéramos declaraciones una y otra vez en Reyes. Así y todo fue a esta edad. Así y así fue esta edad. Así y así fue esta edad. Con Salomón, no tenemos una edad, pero tenemos esta frase de que él era “na’ar katon“. Así que es un niño pequeño, pequeño, etc. No sabemos qué edad tiene. Y entonces este niño pequeño, sin importar la edad que tenga, hace esta oración.

La razón por la que esto me atrapó es porque cuando lo dice, dice, “Estoy en medio de tu pueblo y he elegido un gran pueblo”. Dijo, “Así que dale a tu siervo…” en inglés dice un “corazón comprensivo”, pero lo que dice en hebreo, dice “dar a tu siervo un corazón – lev shome’ah“. Es casi como un corazón que está escuchando. La idea de que Salomón está a esta edad diciendo, “De acuerdo, no lo sé todo”, ¿y si más gente hiciera esto? “No lo sé todo. Estoy en el proceso. Te amo, definitivamente te amo, pero no lo sé todo y realmente necesito tu ayuda.” Así que quiero escuchar y no sé qué es lo que pasa con esto. Es como un corazón que está escuchando contra un corazón que está hablando. Básicamente está diciendo, “Aquí estoy, háblame y lo haré”. Es como si mi corazón estuviera listo. Está atento. Está listo para estarlo.

Y luego, por supuesto, hace esta oración. Dice: “¿Quién es capaz de juzgar a este gran pueblo tuyo? Fue agradable…” ¿Qué era lo que le gustaba? “…que él haya preguntado esto.” ¿Y qué cosa preguntó? “¿Que su corazón escuchara?” Quiero decir, incluso mientras hacemos estas Perlas de los Profetas, no lo sabemos todo. Ya sabes, podríamos tener nuestros ordenadores. Quiero decir, creo, veamos, uno, dos, tres, cuatro libros y computadoras e incluso en la oración de David, dice, “Abre mis ojos para que pueda…” ¿qué?

Nehemia: Que podría ver…

Keith: “…estas cosas maravillosas.” Y su hijo llega y dice: “Haz que mi corazón escuche”. Y realmente, eso es lo que me encanta de hacer estos estudios, es que aquí está este joven niño, sin importar su edad, cómo supo hacer esta oración. No sabemos cómo lo sabía, pero la oró, y luego Dios respondió a esa oración. Así que eso fue lo que…

Nehemia: Y sobre su edad, no sé si podemos asumir que tiene 12 años.

Keith: No lo sabemos. No lo sabemos.

Nehemia: Porque sabes, piénsalo, en la Constitución de los EE.UU., el presidente tiene que tener 45 años para ser presidente. Así que imagina que eres el rey de Israel. Tal vez él… Tengo 41 años y me siento como Salomón, soy un hombre joven. Soy un joven y hay muchas cosas que no sé.

Keith: Por supuesto. Así que continúa en el versículo 3:14, antes de llegar al versículo 15, y esta es la otra cosa, la conexión con lo que acabas de decir. Dice, “Si andas en mis caminos”, chico, eso suena familiar. “Si andas en mis caminos y guardas mis estatutos y mandamientos como anduvo tu padre David, entonces prolongaré tus días”. Y por supuesto, puedes leer lo que son esos estatutos, y una y otra vez hablará de hacer esto prolonga tus días, honrar a tu padre y tu madre prolonga tus días, haciendo esto… ¿Entiendes lo que quiero decir? Una y otra vez.

Y luego este es el versículo que me gusta, y este es el comienzo de la porción real, 3:15 si ustedes, espero que tengan sus biblias abiertas, al menos más de una, porque tienen que alcanzarnos aquí. “Entonces Salomón se despertó y he aquí que fue un sueño y luego vino a Jerusalén y se paró frente al Arca.” ¿Y entonces qué hace? Ofrece más ofrendas quemadas y hace ofrendas de pizza.

Nehemia: ¿Acabas de decir ofrendas de pizza?

Keith: Ofrendas de paz.

Nehemia: ¿Fue a Pizza Hut?

Keith: “E hizo un festín para todos los sirvientes”. Algunas personas, sólo quiero parar aquí y quiero estar, no voy a mirar más profundamente. Sabes, sería muy fácil si al ver la palabra “festín”, pudieras pensar, “Oh, este debe ser uno de los festines”. Podrías hacer un mensaje completo y decir: “Tal vez esta sea una de las fiestas”. De hecho, no es una de las fiestas, pero es un ejemplo donde se puede usar la misma palabra, pero con dos significados diferentes. “Fiesta del Señor”. ¿Cuál es la palabra hebrea detrás de eso?

Nehemia: Oh, ¿estás hablando la palabra mishteh?

Keith: Sí, mishteh. No, estoy diciendo…

Nehemia: Oh, mishteh no es un mo’ed. Mo’ed es un punto en el tiempo, chag es un festival de peregrinación. Esto es mishteh, una palabra totalmente diferente. Quiero decir que era una fiesta de bebida.

Keith: Sí, por supuesto. Así que se divirtieron, pero él dice que se paró frente al Arca. Quiero parar ahí porque hablemos sólo por un segundo sobre el significado…

Nehemia: ¿Puedo leer la frase completa?

Keith: Sí, adelante.

Nehemia: El arca del… Aron Brit Adonai, el “Arca del pacto del Señor”. En realidad, dice Señor, Adonai.

Keith: Sí, dice Adonai. Así que aquí tienes el lugar del Arca… Honestamente no sé ni cómo empezar a hablar de ello.

Nehemia: Bueno, creo que es interesante que antes de obtener la sabiduría divina, fue y ofreció ofrendas en Givon, en Gibeon, y después de obtener la sabiduría divina dijo, “Ooh, tal vez tengo que ir a Jerusalén y ofrecer estas ofrendas”.

Keith: Lo cual creo que es también una parte… Lo llamamos la alegría del viaje. Y la alegría del viaje dice que Dios se encuentra con Salomón de joven, sea cual sea la edad, se encuentra con él en este lugar, sea cual sea.

Nehemia: 41.

Keith: Lo lleva al siguiente lugar. Creo que esa es otra imagen que me gusta de esta historia, es que nuestro Padre en el cielo se encontraría con él en un lugar alto y luego lo traería a este lugar, y entonces tendríamos la oportunidad de ver lo que sucede. Así que si quieres, Nehemia, podemos meternos de lleno en esto…

Nehemia: No he terminado con Salomón, el sabio… Creo que estamos realmente… La historia es una gran historia y todo el mundo la conoce, vamos. Y hablaremos de…

Keith: No, mucha gente no conoce la historia. Vamos a contar la historia.

Nehemia: Quiero hablar de por qué era tan importante para él pedir sabiduría. Y no era sólo sabiduría. Volvamos al versículo exacto, que creo que es el versículo 9. Dice: “Y da a tu siervo un corazón que escuche”, y dice “lishpot” “para juzgar a tu pueblo”, para discernir entre el bien y el mal, o literalmente para saber entre el bien y el mal, para entender entre el bien y el mal, porque ¿quién podría juzgar a este pueblo pesado? Eso es lo que dice.

Entonces, ¿qué juez… ya sabes, tenemos en la ley americana, y digo americana porque ahí es donde crecí. Tenemos este concepto de separación de poderes. Y tenemos… sabes, es curioso, le pregunté a mis estudiantes chinos cómo funciona el gobierno americano. Y ellos dijeron, “Oh, hay tres secciones allí.” Y ellos realmente sabían esto. Dijeron: “Está el poder legislativo, el poder judicial y el poder ejecutivo”. Y yo dije: “¿Cómo funciona su gobierno?” Y dijeron: “No tenemos ni idea”. Lo dijeron literalmente. Así que todo el mundo lo sabe, incluso los chinos… y hay una separación de poderes y cada uno está separado.

Bueno, en el Israel bíblico, no era tan simple. Significa que la principal función del rey, después de gobernar, una de sus principales funciones era ser juez. Eso en realidad se remonta a mucho tiempo atrás, y sólo quiero… si pudiéramos dedicarle un par de minutos a esto, creo que es realmente importante – que el papel del rey de Israel es ser un juez, y ser un juez justo. Eso es realmente lo que estaba pidiendo; tener el discernimiento para ser un juez justo.

En Deuteronomio 17 se habla de que si no sabes qué hacer en un asunto de juicio, subes al Templo y puedes preguntar a dos grupos diferentes de personas allí. Uno es el de los sacerdotes levitas y el otro es el juez, y en realidad dice que hashofet el juez, es el juez supremo. Es el jefe de la Corte Suprema. Vemos en el libro de los jueces, hay toda una era de jueces, y tenemos jueces como… que es el juez superior en todo Israel. Y ese juez es también un líder por defecto. Es decir, ese es el pensamiento hebreo, un juez – el juez superior es un líder.

Así que tenemos a Jefté y tenemos un montón de jueces. Gideon. De todos modos, la era de los jueces da paso a la era de los reyes, y explícitamente la gente viene y dice, “Mira, este sistema de jueces, no estamos contentos con él. Queremos que un comandante en jefe venga y sea nuestro rey y también juez”. Y eso es exactamente lo que le dicen a Saúl en 1 Samuel capítulo 8 versículo 5. Dice… lo siento, no es Saúl, es el profeta Samuel. “Y le dijeron a Samuel: ‘Has envejecido y tus hijos no han seguido tus caminos, por lo tanto, nombra un rey para nosotros'”. Y luego la JPS dice, “para gobernarnos como todas las otras naciones”. Pero en el hebreo, no dice “gobernarnos”, dice “juzgarnos como todas las naciones”. Así que el papel del rey es ser un juez, y eso es lo que está pensando.

Y luego un versículo más, que creo que es muy importante. Habla del futuro Rey Mesías; que venga pronto y traiga la paz mundial. Isaías capítulo 11. ¿Podemos leer eso? Muy bien, Isaías 11, lo leeré en la JPS, “Pero un brote crecerá del tronco de Jesé, una ramita brotará de su cepa”. Un pasaje muy famoso, “El espíritu de Yehovah iluminará sobre él, un espíritu de sabiduría y perspicacia, un espíritu de consejo y valor, un espíritu de devoción y reverencia por Yehovah”.

En el versículo 3, “Él sentirá la verdad por su reverencia a Yehovah”. No juzgará por lo que sus ojos vean, ni decidirá por lo que sus oídos perciban. Así juzgará a los pobres con equidad…” Recuerden, no es la cabeza de la Corte Suprema, es el rey de Israel que va a reinar en el trono y gobernar el mundo entero. Pero una de sus principales funciones será juzgar. “Juzgará a los pobres con equidad y decidirá con justicia para los más humildes de la tierra. Derribará una tierra con la vara de su boca y matará a los malvados con el aliento de sus labios. La justicia será el cinturón, el cinturón de sus lomos, y la fidelidad, el cinturón de su cintura”, etcétera. “El lobo habitará con el cordero”, etcétera.

Bien, tenemos esta imagen del rey como juez, y creo que cuando leemos esta historia sobre Salomón, podemos pensar en Salomón, pero ¿puedo decir esto? Que es un tipo de Mesías. Es un mesías, pero es el tipo del futuro Mesías. De la línea de David.

Keith: Eso es lo que leímos antes, cuando hablábamos de la línea de David. Y eso fue, creo que fue hace casi tres episodios. Así que si la gente no tuvo la oportunidad de escuchar eso, pueden ir a ese “Las Perlas de los Profetas”. ¿Recuerdas ese versículo?

Nehemia: ¿Cuál de ellos?

Keith: ¿Las Perlas de los Profetas que leímos sobre David? Fue en el capítulo 1 de 1 Reyes, es donde hablamos de David y de cómo todo este asunto se organizó para que Salomón fuera…

Nehemia: El rey está ahí dentro en alguna parte.

Keith: Es el capítulo 1 de Reyes. Bien. Así que ahora que, aquí viene la circunstancia, la situación, la historia, la historia que dices que todo el mundo conoce, que no necesitamos leerla entonces.

Nehemia: Sólo estoy diciendo. Creo que es importante obtener el contexto…

Keith: Absolutamente. Estoy 100% de acuerdo contigo en eso. 1 Reyes capítulo 3 versículo 16. Y luego dice, “Y luego dos mujeres”, y dice “que eran rameras” en la traducción de la NAS.

Nehemia: Dice en hebreo “zonot“. Son prostitutas.

Keith: Son prostitutas, dice ahí. ¿Sabes lo que es realmente interesante, Nehemia? Hay veces en las que leerás algo en las Escrituras, y sé que hay diferentes personas históricas… que harán interpretaciones. Y lo que es realmente, realmente interesante, es que había una interpretación de que estas no eran realmente rameras.

Nehemia: Oh, ¿en serio?

Keith: Sí. Y que la interpretación era que eran… no, escucha…

Nehemia: Sólo dice que lo eran.

Keith: Este es el problema. La cuestión era si las prostitutas, las verdaderas prostitutas, podrían ir o no ante el rey, ante el rey justo, y entrar con este asunto. Así que la cuestión era que estaban tratando de averiguar cómo evitarlo. Entonces, ¿puedo darte una de las interpretaciones?

Nehemia: Claro, no he escuchado esto.

Keith: Así que una de las interpretaciones es que no, no eran en realidad prostitutas, eran en realidad personas que eran… ¿cómo lo llaman? ¿Corredores de taberna? ¿Están dirigiendo la taberna?

Nehemia: Oh, está bien que yo estoy familiarizado con eso.

Keith: Así que nos estás engañando. Sabes que hay una tradición en la que hay una…

Nehemia: Como en cualquier lugar donde haya una prostituta que quieras decir que es justa, en algunas fuentes judías dirán que era “pundaka’it” que es una taberna…

Keith: Amigos, esto es lo que está pasando aquí. Estoy tratando de sacarlo…

Nehemia: Por ejemplo, Rachav, Rahab la prostituta, dirán, “Bueno no, ella era sólo una posadera. Esa es realmente la palabra – posadero”.

Keith: Y el punto es que ellas decían, “Bueno, no, los maridos se habían ido. Se metieron en una situación, estos eran en realidad dos posaderas.” Sigamos con la palabra.

Nehemia: Y aquí es donde están llegando. En la traducción aramea, dice para Rahab que era una “pundaka’it“, una posadera. Pero eso es porque era algo así como en el viejo oeste donde la posada era también el burdel, porque ¿dónde más tienes una cama que puedes alquilar por horas? Así que eso es en la posada. Pero estas obviamente son prostitutas, y Rahab era una prostituta, y ese era el punto de la historia. Pero creo que el punto de que sean prostitutas aquí es que incluso estas prostitutas de poca monta pueden obtener justicia del rey.

Keith: Y eso es lo que pasa. Se presentan ante él, y una mujer dice, “Oh mi Señor, esta mujer y yo vivimos en la misma casa y di a luz a un niño mientras ella estaba en la casa. Ocurrió al tercer día.” Podría dar un sermón sobre esto. “Ocurrió que al tercer día de dar a luz, esta mujer también dio a luz a un niño y estuvimos juntos. No había ningún extraño.” Ella se asegura de hacerte saber la circunstancia – no había ninguna otra persona en la casa, “Sólo nosotras dos en la casa”. El hijo de esta mujer murió en la noche porque ella se acostó sobre él. Así que se levantó en medio de la noche y tomó a mi hijo de mi lado mientras tu sirvienta dormía y lo puso en su pecho, y puso su hijo muerto en mi pecho.”

Y luego el 3:21, si puedo continuar. “Cuando me levanté por la mañana para amamantar a mi hijo, he aquí que estaba muerto. Pero cuando lo miré detenidamente por la mañana, vi que no era el hijo que yo había dado a luz”. Sabes, es realmente interesante cuando leo que – y esto es lo que me pasa a mí – trato de ir más despacio en los pasajes y obtener la imagen que está pasando aquí. Así que la imagen es, tal vez es temprano en la mañana, esas mujeres que amamantaron a sus hijos, a veces se despiertan a las cuatro en punto, 4:30 de la mañana y no se puede ver. Así que ella está tratando de amamantar al niño, viene a averiguar que el niño está muerto. Pero más tarde mira a la luz del día. Y dice, “Espera”. Así que tal vez al principio, cuando esto sucede, al principio ella piensa, “Mi hijo está muerto”, porque no puede verlo. No es como si pudieras encender una luz en el lugar donde están viviendo. Está oscuro. No sé si sabes esto, estos niños, se despiertan como a las cuatro en punto. Se despertaron de noche.

Nehemia: Es tan inmaduro de ellos.

Keith: Sí. Así que se despiertan por la noche, así que ella está alimentando a su hijo. Tal vez es el momento en que ella está haciendo esto. Y entonces cuando la luz de la mañana llega, se da cuenta de que no es su hijo. Así que dice, “Mira, no era mi hijo el que yo había dado a luz”. Luego la otra mujer… ahora, aquí es donde las cosas se ponen interesantes. La otra mujer entra y comienza a hacer lo suyo. 3:22, y creo que me gustó, quiero decir, no debería decir que me gustó, pero la forma en que esto es, estoy tratando de desplazarme al mismo tiempo. Y la otra mujer dijo: “¡No! Porque el muerto es tu hijo y el vivo es mi hijo. Así hablaron ante el rey”. Y así tenemos una discusión legítima ante el rey.

Nehemia: No tienen pruebas de ADN. Así que no hay manera, no hay manera científica de determinar…

Keith: Y no hay testigos. No pueden… no hay padre que pueda venir a hablar en nombre de uno o del otro.

Nehemia: Sí, claro.

Keith: O quien sea.

Nehemia: Bueno, porque el padre ni siquiera sabe que tiene un hijo.

Keith: Sí, ¿quién sabe? Pero, una de las cosas que me vino a la mente fue esto, estaba pensando en ello, así que, ¿qué está pasando? Así que tienes a la que viene y trae su caso. Luego tienes a la otra que dice apresuradamente, “Voy a traer mi caso”. Pensé inmediatamente en Proverbios 25:8. Dice: “No salgas apresuradamente a discutir tu caso. De lo contrario, ¿qué harás al final cuando tu vecino te humille?” En otras palabras, ella viene y dice: “Mira, estoy lista para llevar mi caso. La otra va a traer su caso”. Están luchando de un lado a otro ante el rey. Ahora no sé lo que harías, pero por mí, pensaría, déjame llevar esto a uno de los jueces inferiores.

Nehemia: Sí. Y tal vez fue a uno de los jueces inferiores, y ellos dijeron, “No sabemos qué hacer”, y terminó con el rey; no conocemos los antecedentes del caso.

Keith: Increíble. Sí. Es increíble. Así que cuando esto sucede realmente… a menos que quieras decir algo sobre el…

Nehemia: Así que cuando leo esto, aquí es donde entra en juego mi formación y cultura rabínica. Lo primero que pienso, cuando lo leo – ¿y hasta dónde llegaste?

Keith: Sólo para… esto es sólo el final de la historia de ellas hablando. Puedes…

Nehemia: Sí, terminemos la historia y te contaré el trasfondo rabínico, porque me viene inmediatamente a la cabeza, y obviamente está basado en esta historia. Me atrevería a decir… que voy a compartirla. Así que está la sección que todo judío ortodoxo, todo varón judío ortodoxo, estudia en el Talmud, y es el comienzo del tratado de Bava Metzia en el Talmud. Y en realidad es algo que tuve que memorizar de niño, este es uno de los únicos pasajes del Talmud que… en realidad, eran varias páginas.

Keith: ¿Cuántos años tenías cuando tuviste que memorizarlo?

Nehemia: Oh amigo, creo que estaba como en cuarto o quinto grado, algo así. Y empieza, Shnayim ochazim betallit. Zeh omer ani matzati aval zeh omer ani matzati. Ze omer kula sheli vezeh omer kula sheli. Zeh yishavah sheh ein lo pachot michetzi aval zeh yishavah sheh ein lo pachot michetzi veyachaloku. Ze omer… etcétera. Y puedo presumir y seguir adelante. ¿Pero no es asombroso que, qué es más de 20 años después – oh Dios mío, soy tan viejo – y todavía recuerdo esto?

Y realmente lo es, es una sección acerca de dos personas que entran en la cancha y ambos se aferran a un tallit, que es, ya sabes, la prenda, que es la prenda principal que la gente usaba. Y uno dice, “Lo encontré”, y el otro dice, “Lo encontré”. En otras palabras, no están reclamando la propiedad previa. Y luego el dueño, la persona que lo encontró, es suyo si no hay dueño, y entonces dice, “todo es mío”, el otro dice, “todo es mío” y uno tiene que jurar. Bueno, básicamente se presentan ante el tribunal y el tribunal se da cuenta, ¿cómo lo hacemos? Y al final, el tribunal decide que lo dividimos por la mitad, y obviamente obtuvieron esto de Salomón. Y lo que hicieron es que tomaron el principio de la historia de Salomón y ahora lo han aplicado. Ahora lo interesante es que si vienes de la perspectiva rabínica, obtienes una respuesta diferente aquí. Dices, “Oh, espera un momento. Por eso Salomón iba a cortarlo por la mitad, porque conocía el tratado talmúdico de Bava Metzia.” Y esto es lo que los rabinos te dirán. No, esto es lo que dicen. Y así como el tallit fue cortado por la mitad, iba a cortar al bebé por la mitad. Bueno, en realidad, es al revés. Salomón conocía el Talmud. Eso es lo que te dirán.

Keith: ¿Puedo seguir aquí? Hay una preocupación que tengo a veces… creo que lo mencioné un poco antes. Nunca memoricé ese tratado, nunca supe nada de él…

Nehemia: Memorizaste la Epístola de Santiago en su lugar.

Keith: Sí, memoricé la Epístola de Santiago. Pero lo que es interesante es que a veces se asume que para aquellos que tienen acceso al Talmud y a la Mishnah y a ese tipo de cosas, que su respuesta, porque será en el nivel más profundo, será el nivel correcto.

Nehemia: Es por eso que Salomón iba a cortar al bebé por la mitad. Porque eso es lo que se hace con el tallit. ¡Wow!

Keith: Exacto. No. Y la razón por la que saco este tema, que me entristece un poco, es que tenemos la capacidad de llegar a las Escrituras y verlas en el idioma original, la historia y el contexto. Y luego siempre está el… no quiero llamarlo un atajo, sólo diría que es otra forma de hacerlo, la interpretación de un hombre. Así que en esta interpretación, a veces puede ir tan lejos y tan lejos de lo que el propósito original de la Escritura es, y de nuevo, ahí es donde me preocupa tanto cuando la gente tiende a empujar eso.

¿Y puedo decir esto? Esto probablemente me va a meter en muchos problemas. Cuando dicen, “Bueno, mira, tenemos acceso al rabino, y el rabino tiene la interpretación rabínica, por lo tanto sabemos que estamos en este momento”. Y me he sentado con algunos rabinos, y en realidad la bendición de ello es, haber podido hablar de pasajes en el lenguaje, la historia y el contexto. Y he tenido rabinos que dicen, “¿Sabes qué? No lo pensé de esa manera porque he estado tan condicionado a leer… esta es la tradición oral, esta es la tradición rabínica.” Así que es algo de lo que quiero que la gente sea consciente.

Nehemia: Imagina mis antecedentes; así que me sé esta sección de memoria, pero tal vez no me sé la sección de Reyes de memoria. Y estoy sentado allí en la sinagoga, aburrido en mi mente y ellos están leyendo las oraciones. Y abro la Haftorah, la parte del Profeta. Digo, “Oh wow. Eso, wow, iba a aplicar la ley de un Tallit,” cuando en realidad vino – fue exactamente lo opuesto, es decir, se le ocurrió esto y por eso es tan inteligente. Dicen que las cosas realmente brillantes de la historia son las cosas que miras hacia atrás y dices, “Esas cosas eran obvias”.

Keith: Y entonces Salomón se acercó, ya sabes, es como un montón de cosas que Einstein dijo, miramos hacia atrás y decimos, “Oh sí, bueno ¿por qué no se le ocurrió a alguien antes de eso?” Y eso es lo que… esa fue la brillantez de Salomón – que se le ocurrió algo que después puedes mirar hacia atrás y decir que era tan obvio. Y aquí hay un ejemplo muy poderoso, creo en el que la historia, el lenguaje y el contexto judío no son la historia, el lenguaje y el contexto bíblico original. Esa tradición judía ha tomado este concepto bíblico en esta historia bíblica y ha derivado algo de ella, lo cual es maravilloso. Pero luego tomar ese derivado y leerlo de nuevo en el original es una completa distorsión de la historia bíblica.

Y con eso, seguiremos adelante, si te parece bien. Así que tenemos la historia, Nehemia, los tenemos luchando de un lado a otro y luego llegamos a esta frase del rey, y Salomón dice que en el número del versículo, veamos si puedo llegar allí muy rápido. Bien… Verso número 23. “Entonces el rey dijo”, como que los repite, “la una dice, ‘Este es mi hijo que estaba vivo y tu hijo es el muerto’, y la otra dice, ‘No, porque tu hijo es el muerto. Y mi hijo es el que vive”. El rey dijo entonces, tráeme una espada”. Y en este punto, el juego está a punto de cambiar. Porque él dice, “Consígueme una espada”. Y… ¿consiguió una espada? ¿Qué quieres decir? “Así que trajeron una espada ante el rey, dijo el rey,” y si pudieras leer esto en hebreo, creo que estaría muy bien. Actúa como si fueras Salomón. Bien. Quiero que seas Salomón por un minuto y quiero que cites lo que dijo Salomón cuando lo dijo.

Nehemia: “Vayomer Hamelech”, “y el Rey dijo “Gizru at hayeled achad l’shanayim u’tnu et hachetzi l’achat ve’et hachatzi l’achat”. “Corten el niño vivo en dos y dar la mitad a uno y la mitad a uno.”

Keith: Ahora déjame seguir adelante y decirte lo que realmente quiero decir.

Nehemia: ¿Qué es eso?

Keith: Siento que hoy oigo estas palabras.

Nehemia: Oh, ¿en serio?

Keith: Siento que cuando escucho a Salomón decir eso, escucho estas palabras de muchos líderes alrededor de los Estados Unidos y del mundo, que literalmente dicen esto, “Uno dice que es suyo y el otro dice que es suyo”. Así que esto es lo que vamos a hacer. Vamos a llegar a una solución de dos estados. Vamos a cortar al bebé por la mitad. Tienes tu mitad, tienes tu mitad”. Y de hecho lo que realmente están diciendo – y quiero dar un poco de promoción aquí – porque cuando leí esta historia Nehemia, he leído la historia todo el tiempo. Pero este año me ha sorprendido lo que está pasando, y me he mantenido al margen, pero me ha sorprendido lo que está pasando en la tierra de Israel en cuanto a la política de la tierra de Israel. Y específicamente, cuando se trata de lo que yo llamo la idea de cortar a la mitad que de alguna manera, vamos a tener que tomar esta parte y tomar esta parte – la solución simple. Haces esto aquí, haces esto aquí y todo el mundo estará bien. Cuando en realidad lo que creo que está pasando es que están matando al bebé. El bebé, si puedo usar esto con cuidado, el bebé es Israel. ¿Está bien? Este es el bebé vivo. Y hay alguien que tiene derecho de nacimiento a la tierra de Israel. Y hay otros que dirían, “Mira, puede que no tengamos derechos de nacimiento pero esta es nuestra tierra también”.

Ahora, eso suena como un simple, simple paralelo, pero quiero traer esto a colación porque realmente he estado luchando, específicamente he estado luchando con la posición de los Estados Unidos con respecto a Israel, y las simples respuestas que siguen saliendo. 1960, podemos hablar de esto, de hecho creo que hay espacio para hablar de esto. Israel hace lo que hace, es atacado, trata de defenderse, es atacado, trata de defenderse, y luego tienes una especie de gente en el exterior que da estas respuestas simples. “Bueno, ¿saben qué? Vuelve a las líneas de 1967. Sólo haz esto, regresa…”

Y lo que siempre termina haciendo es que no le da vida al pueblo, incluso en Israel, en mi humilde opinión, en realidad le da muerte. Y creo que seguir con eso… Si la historia terminara aquí, si la historia terminara aquí, la gente podría decir, “Bueno, sabes, Keith, sabes, has ido demasiado lejos.” ¿Pero qué encontramos en esta historia? Descubrimos que al hacer la pregunta “¿Quién ama la tierra?” y yo decía algo, ahora quiero que me desafíes. Siento que a veces – y tal vez deberíamos llegar al versículo – pero que incluso el Presidente… Muchos judíos en Israel dirían, “Bueno, está bien, en lugar de causar grandes, grandes problemas, sigamos dando. Sigamos haciendo… Queremos seguir…” Quiero decir, cada vez hay más… Quiero decir, a veces te inclinas hacia atrás, y siento que al final tienes que llegar al lugar donde dices, “De acuerdo, ya es suficiente y vamos a juzgar”. Creo que el juicio en última instancia en las Escrituras va a venir. Así que esa es mi…

Nehemia: Y para extender tu analogía, es casi como si dijeran: “Demos las orejas y los brazos a una parte y daremos las piernas y el torso a la otra”. Y lo que termina es que estamos peleando por la cabeza ahora, y está matando al bebé. Es una analogía poderosa, wow.

Keith: Déjame decirte lo que hice, y esto es en realidad si podemos tomarnos un momento aquí sólo para hacer un pequeño Minuto de Ministerio. Una de las cosas que hice este año fue que me invitaron a escribir para “Breaking Israel News”, y este fue uno de los primeros artículos que escribí. Y el título del artículo, y voy a publicarlo de nuevo cuando pongamos esto en BFAinternational.com, voy a publicar el artículo cuando hagamos “Las Perlas de los Profetas”. Se llamaba Don’t Cut the Baby In Two (no corten al bebe en dos), y trataba todo este asunto de lo que llaman la solución de los dos estados, que creo que no es una solución en absoluto. Podemos profundizar en eso. Pero lo que me he comprometido a hacer es continuar, cuando las puertas se abren, puertas efectivas para el ministerio, quieres pasar por ellas. Y una de las puertas efectivas para el ministerio era poder escribir, y creo que hay probablemente siete u ocho artículos. Y una de las cosas que es realmente interesante. Puede que haya ocho, nueve o diez personas que escriban para “Breaking Israel News”, pero una de las cosas que pasa es que cuando escribo un artículo, el aspecto de los medios sociales es asombroso. La gente que lo escuchará y lo compartirá y lo escuchará y lo compartirá. Y como literalmente, esto es humillante. Como ese artículo, creo que hay más de 700 acciones en un artículo. Y de nuevo, es el poder de los medios sociales.

Ahora, al mismo tiempo Nehemia, sólo tengo que decir que también hay desafíos con los medios de comunicación social, y una de las cosas que tú y yo hemos estado tratando de hacer, individualmente con nuestros ministerios separados pero también juntos, es hacer llegar esa información a las personas para que puedan compartirla con sus amigos y compartirla con sus conocidos. Y es por eso que Las Perlas de los Profetas son tan emocionantes. Por eso con BFA Internacional, al menos para nosotros, esta ha sido una gran oportunidad porque tenemos la posibilidad de llevar cada semana la palabra de Dios que está en línea con la misión – inspirar a la gente de todo el mundo a construir un fundamento bíblico para su fe.

Y lo que es Breaking Israel News, dice, “Breaking Israel News – Noticias desde una perspectiva bíblica”. Así que de nuevo eso encaja con la misión. La mayor parte de lo que vas a escuchar, con suerte todo, está de alguna manera conectado a ayudar a la gente a entender mejor la Biblia. Así que eso es BFAinternational.com. Ve allí, inscríbete como miembro gratuito, y si te emociona tanto antes de que termine el año, considera la posibilidad de formar parte de la Biblioteca de Contenido Premium. Eso nos ayudará a producir aún más información que va a salir, si podemos conseguir la gente que la apoyará.

Nehemia: Por supuesto, mi ministerio es la Fundación Hebrea Makor, y mi sitio web es ElMurodeNehemia.com. Quiero invitar a la gente a que se dirija a ElMurodeNehemia.com y se unan a lo que yo llamo el Equipo de Apoyo. Al convertirse en miembros del Equipo de Apoyo, les permite continuar mi ministerio de empoderar a la gente con información para defender la palabra de Dios y construir su fe basada en antiguas fuentes hebreas. También les da acceso a mis estudios del Equipo de Apoyo, que ya están cambiando la vida de la gente. De hecho, hace un par de meses publiqué uno – para cuando esto salga al aire – llamado la Deformación Fundamental del Judaísmo. Estaba compartiendo allí esta revelación que tuve conduciendo a Roswell, Nuevo México, y no tenía nada que ver con los extraterrestres. Recibí este conmovedor correo electrónico que quería compartir de una mujer llamada Ann, y ella escribió, “¿Cambio de vida? Eso es un eufemismo. Vaya. Eso lo explica todo”. Esto fue después de escuchar a la Deformación Fundamental del Judaísmo. Ella dice, “Es este tipo de revelaciones y enseñanzas que me dan una confirmación personal extrema de que Yah se está dando y dando a conocer. Gracias por ser el recipiente esta vez”.

Así que quiero animar a la gente a que vaya a ElMurodeNehemia.com. Hay literalmente cientos de horas de información gratuita allí, y enseñanzas gratuitas, pero también si realmente quieres pasar al siguiente nivel, entonces por favor considera unirte al Equipo de Apoyo, y eso te dará acceso a estos Estudios del Equipo de Apoyo.

Y además, tanto Keith como yo tenemos podcasts en iTunes. Y en realidad, me enteré de que hay otros sitios web que son como un espejo de iTunes, si no eres una persona de Apple – como… me he ido al lado de Samsung Android, y ahora puedo ir con mi Samsung y acceder a estas cosas que son como iTunes, y tiene exactamente lo mismo. Pero realmente ayuda si vas a iTunes, si eres una persona de Apple, y nos das una calificación al podcast de ElMurodeNehemia.com y al podcast de BFAinternational.com.

Y muy, muy importante, por favor, compartan estas Perlas de los Profetas cada semana. Necesitamos que la gente se pare con nosotros en el muro y la comparta, que la información salga a la luz. No sé si te das cuenta de esto, Keith, bueno, sé que lo haces, pero no sé si la gente se da cuenta de esto – pero si tienes un gran número de personas que están siguiendo tu información en Facebook, Facebook en realidad te cobra dinero por poner tu información delante de esas personas. Como si primero te dijeran que es gratis, y luego cuando llega el momento de enviar un mensaje, te dirán, “Si realmente quieres que la gente vea esto, tienes que pagarnos”. Es como una especie de cebo y cambio que hace Facebook.

¿Y podemos hablar de la controversia de Facebook?

Keith: Bueno, todavía me molesta, Nehemia…

Nehemia: ¿Puedes por favor…? Quiero decir, pasó justo esta mañana, y obviamente esto va a ser emitido en algún momento del camino, pero estamos pregrabando. Necesito que hables de ello.

Keith: Para serte sincero, quiero seguir con esto ahora mismo, porque es muy, muy frustrante para mí, lo que has hablado, el cambio de la carnada y lo que pasa en los medios sociales.

Nehemia: Y ahora se han graduado a la censura esencialmente, como algo que esperaría de un régimen fascista en el tercer mundo. Eso es lo que Facebook está haciendo ahora.

Keith: Sí. Bien. Entonces si podemos ir al 3:26…

Nehemia: En esa nota…

Keith: No, este es el versículo clave – 3:26, “Entonces la mujer cuyo hijo vivía habló al rey, porque estaba profundamente conmovida por su hijo y dijo, ‘Oh mi Señor, dale el niño vivo’. Y no lo mates de ninguna manera”. Y Nehemia, tengo que decirte que cuando leí esa frase, me recordó una cosa muy interesante que sucedió. Y que consideren esto como la Palabra de la Semana. Esto es realmente interesante. Quiero que vayamos al Génesis…

Nehemia: Tres semanas seguidas eligiendo.

Keith: No. Bueno, sabes que…

Nehemia: Está bien, adelante.

Keith: Si esto es demasiado, Génesis 43:30. Quiero que vayas a Génesis 43:30. Vemos la misma frase en Génesis 43 30 que vemos en 1 Reyes. Cuando dice, “profundamente agitado”, quiero decir, podríamos pasar por encima de eso muy rápidamente. Quiero dar el significado de la palabra, no la segunda palabra, racham, quiero dar la primera palabra, que básicamente… …y si están dispuestos a ver la palabra completa, ¿sí? Y de hecho, ¿por qué no hacemos esto? 43:30 – ¿leerías 43:30 en hebreo? Entonces quiero que leas 1 Reyes 3:26 en hebreo y veas si podemos escuchar el mismo tipo de frase.

Nehemia: Está bien. ¿Y el versículo del Génesis que quieres? Dice, “Vayamher Yosef“, y Joseph se apresuró, “ki nichmeru rachamav el achiv“.

Keith: Ahí está justo ahí. Ahora lee 1 Reyes 3:26.

Nehemia: Sus misericordias fueron más agradables para su hermano. ¿26?

Keith: Sí. 3:26.

Nehemia: De acuerdo, dice, “ki nichmeru rachameha” porque su misericordia era, otra vez, nichmeru, nichmar.

Keith: De acuerdo, entonces, ¿cuál es la palabra “nichmeru“? Hablemos de lo que es esta palabra, porque me emocioné un poco con ella.

Nehemia: ¿Tienes una respuesta?

Keith: Bueno, no, quería hacer la Palabra de la Semana. Quiero decir… ¿Es realmente demasiado?

Nehemia: Creo que eso es realmente demasiado avanzado. Le diré a la gente lo que significa, y lo que me encanta es que tenemos estas palabras y puedes ver el significado literal. A menudo hay un significado derivado, lo que llamamos significado abstracto, y si miras el significado literal, entiendes lo que es el significado abstracto. Así que tenemos un versículo en Lamentaciones 5:10, y allí dice “Nuestra piel brilla como un horno”. Veamos, en la King James, dice, “Nuestra piel era negra como un horno”, que no sé de dónde lo sacaron. Se lo acaban de inventar. “Nuestra piel está caliente como un horno”, en la NVI, y eso es probablemente lo más cercano. Nichmeru viene de la palabra “estar caliente”, y el significado literal es como un horno. Así que el nichmeru rachamav, o rachameha para lo femenino, es su misericordia. Su compasión se calentó.

Keith: Así que no sé si la gente tiene experiencias. En realidad experimenté esto, y de alguna manera lo experimenté, Nehemia, incluso al discutir este tema sobre los medios de comunicación social, donde hay una reacción física a algo que está ocurriendo fuera de tu cuerpo. Y en esta situación, cuando dijo que estaba profundamente conmovida, es como… ¿alguna vez te pasa esa parte en la que te calientas?

Nehemia: Así que estás diciendo que Facebook te está calentando.

Keith: Me siento muy, muy caliente por ello hoy.

Nehemia: Y no de una manera cálida y confusa, de una manera mala.

Keith: Y no de una buena manera, ella dijo que estaba profundamente conmovida. Y entonces, de nuevo, con Joseph, ¿qué pasa? Ve a sus hermanos, y ya no puede hacer el papel, y no puede ser el tipo que está detrás del gobierno del Faraón. Está mirando su carne y su sangre, y eso lo conmueve. Lo mueve, lo lleva físicamente… lo siente físicamente. Y cuando pienso en esto, pienso en que corre de la habitación, y luego pienso en esta mujer que está escuchando a su bebé, su hijo va a ser cortado por la mitad. Y la respuesta, y por eso vuelvo al tema político, la respuesta de la que no es la madre, hagámosla estallar y tengamos más terror. Vamos a derribarlo. Vamos… Ya sabes, es el mismo espíritu. ¿Qué dice ella?

Nehemia: Así que básicamente, ¿estás hablando de Hamás, que tiene una guerra, y Gaza está aplastada, y dicen que eso es una victoria?

Keith: Es una victoria porque dicen, “Mira, preferimos que Gaza sea destruida a que el niño viva”. ¿Y qué dice ella? Dice: “Oh Señor, dale el niño vivo y no lo mates de ninguna manera”, pero el otro dice: “no será ni mío ni tuyo”. Danos la solución de dos estados. Divídelos. Sabemos que no va a funcionar.

Nehemia: Destrúyelo.

Keith: Destrúyelo. Y por eso quería traer a colación ese versículo, porque la respuesta que vemos de José saliendo corriendo de la habitación, es… No la vemos saliendo corriendo de la habitación, pero es la misma respuesta – un profundo y caliente sentimiento de compasión. Y creo que por último, cuando miro a algunas personas, cuando escucho sus respuestas de lo que está sucediendo en Israel, en sus ojos y en su voz, escucho esa compasión por la tierra de Israel y por el pueblo de Israel. Y no quieren que el niño muera, y están dispuestos a sacrificarse para que el niño no muera.

Nehemia: Correcto. ¿Y cuál es la imagen aquí de este creciente calor… como qué fisiológicamente, qué está pasando? No soy médico, así que espero que esto sea correcto, pero entiendo que lo que está pasando es básicamente que hay algún tipo de liberación de… No sé si es adrenalina o algo así, pero entonces te sonrojas en la cara, tu cara se vuelve… la sangre corre a tu cara y sientes este calor en tu cara. Y esa es en realidad esta gran imagen en Lamentaciones 5:10, de nuevo, que es nuestra piel brilla como un horno o se calienta como un horno. Lo que sucede es que la sangre se precipita a la cara, y esto es lo que sucede con la mujer. Ni siquiera es una reacción voluntaria. Es una reacción fisiológica completamente involuntaria hacia donde se agita su misericordia – esa es la palabra verachameha. Y en realidad, la palabra misericordia viene de la palabra para útero. Y aquí, literalmente, el bebé salió del útero. Y entonces… Me vas a obligar a hacer esta nuestra Palabra de la Semana.

Keith: No, ya hemos hecho esto.

Nehemia: No, Nichmeru, vamos a hacerlo. Así que esta es la palabra que significa brillar o calentarse.

Keith: Oh, Nichmeru, adelante. Lo tenemos, amigos, lo tenemos, amigos.

Nehemia: Bien. Esto es un poco avanzado. Así que tengan paciencia conmigo, gente. Cada palabra en hebreo tiene una raíz de tres letras. La raíz de tres letras aquí es Kaf-Mem-Resh, no Koof-Kaf, como la C al revés, Kaf-Mem-Resh, y es “nichmeru“. La U en nichmeru es el ellos, la nun es el nifal que es una de las siete conjugaciones del hebreo, es una forma verbal. Así que dice nichmeru – que fueron hechos calientes o para hacer brillar a rachameha, su misericordia. Así que esa es la palabra de la semana.

Keith: Increíble. Y diré esto, Nehemia, realmente aprecio que lo hagas. Es un poco avanzado, pero ¿sabes qué? La gente está recibiendo la información, y pueden tomarse su tiempo y poco a poco… …como mencionaste las siete conjugaciones verbales. Es como, eso es algo que la gente puede aprender realmente. Tenemos que averiguar cómo, y supongo que no lo diré o terminaremos haciendo otro proyecto completo. No tenemos los recursos para ello ahora mismo, pero hagamos esto.

Nehemia: ¿No es esa la verdad?

Keith: Así que tiene este calor, tiene este rojo caliente, como queramos llamarlo, sentimiento. Y entonces, ¿qué dice el rey en el 27? “Entonces el rey dijo, ‘Denle a la primera mujer el niño vivo y de ninguna manera lo maten.'”

Nehemia: Whoa, whoa, whoa. No, lo estoy leyendo en inglés. Tienes “la primera mujer”. ¿Qué? ¿Qué?

Keith: “Denle a la primera mujer el niño vivo y no lo maten de ninguna manera. Ella es su madre”.

Nehemia: ¿Ahora puedes leerlo en una traducción diferente?

Keith: ¿Qué? ¿Qué traducción te gustaría?

Nehemia: Es la NVI, ¿verdad?

Keith: Esa es la NASB.

Nehemia: Probemos la NIV, a ver si se acerca más.

Keith: Bien, en 3:27 dice: “Entonces el rey dio este fallo. ‘Dale el bebé vivo a la primera mujer’. No lo maten. Ella es su madre”.

Nehemia: Bien, tú que puedes leer hebreo. Muéstrame la palabra en hebreo que dice “primera mujer”.

Keith: Veamos, 3:27. “El rey dijo, ‘Danos…'” Oh, vaya. Esto no es bueno. Oh, vaya.

Nehemia: Así que lo que dice literalmente es: “Y el rey respondió y dijo: ‘Dale el niño vivo pero no lo mates porque es su madre'”. ¿Quién es su madre? No lo dice, y esa es la belleza de la solución de Salomón de decir que va a cortar al bebé por la mitad. Cualquiera que escuche esta historia sabe que… ni siquiera necesita que Salomón nos la cuente. Una vez que él hace lo que hace y dice, “cortar el bebé por la mitad” y la mujer responde, ni siquiera necesitamos que nos diga, “Oh sí, fue la mujer la que respondió, y su misericordia fue…”

Keith: Se llaman ayudantes de traducción al inglés, ¿verdad?

Nehemia: Así que la traducción inglesa pensó, “Eres tan estúpido, que tengo que decirte que es la primera mujer, voy a simplificarlo para ti”. Mientras que lo lees en hebreo y te asombras porque en el hebreo piensas: “Ni siquiera dice cuál, y no necesita decirlo, porque Salomón me dio la respuesta, y ahora la respuesta es obvia”. Esas son las cosas realmente poderosas y brillantes que se le ocurren a la gente, son las cosas que después miras hacia atrás y es completamente obvio. Vaya.

Keith: Bueno, te diré esto, quiero decir, no sé si lo sabes o no, Nehemia, estoy realmente un poco preocupado porque sólo estamos en, veamos aquí. Oh chico, sólo a los 53 minutos. Se supone que son 45 minutos, pero ya sabes, en 45 minutos a una hora. Pero sigamos adelante, porque tenemos que ir a 4:1. Y dice: “Cuando todo Israel oyó el juicio que el rey había dictado, temieron”, dice “temieron al rey porque vieron que la sabiduría de Dios estaba en él”. ¿Para hacer qué?

Nehemia: Para hacer juicio, es lo que dice.

Keith: Para juzgar.

Nehemia: Así que literalmente dice, “Y todo Israel oyó el juicio que el rey había juzgado, y temieron al rey,” o, “se asombraron del rey porque vieron que el chochmat Elohim, la sabiduría de Dios, estaba en él para hacer juicio.” Así que esta es otra vez la idea de que el rey es el juez. Ese es uno de los principales roles del rey.

¿Puedo hablar un minuto sobre esta idea de chochmat Elohim, la sabiduría de Dios?

Keith: Sí.

Nehemia: Esa es una declaración muy poderosa. Que Salomón tenía la sabiduría de Dios. Y vamos a adelantarnos muy rápido, y trataré de pasar por esto rápidamente. 1 Reyes 5:9-14. Tenemos esta gran descripción de la sabiduría de Salomón, y dice aquí… aquí vamos. Dice: “Yehovah dotó a Salomón de sabiduría y discernimiento en gran medida, con un entendimiento tan vasto como las arenas de la orilla del mar. La sabiduría de Salomón era mayor que la de todos los kedamitas”. Esa es la gente del este. “Y más grande que toda la sabiduría de los egipcios. Era el más sabio de todos los hombres. Más sabio que Eitan el Ezrachite y Heman y Chakol y Darda y,” un montón de otras personas inteligentes. “Su fama se extendió por todas las naciones de alrededor. Compuso 3.000 proverbios y sus canciones fueron 1.005.” Ahora, eso no son 3.000 libros de proverbios, sino pequeñas declaraciones de una o dos frases que son proverbios. “Sus canciones eran 1.005, discutía sobre árboles desde el cedro del Líbano hasta el hisopo que crece en la pared, y discutía sobre bestias, pájaros, reptiles y peces.”

Y la gente oye eso y es como, ¿qué? ¿Estaba hablando de animales? Y lo que pasó en el antiguo Israel es que la gente daba estas parábolas relacionadas con los animales. Tenemos un gran ejemplo de la parábola de Jotham, donde Jotham quiere hablar de liderazgo político, y en cambio habla de cedros y arbustos y cosas así. Así que Salomón hizo miles de ellas. “Hombres de todos los pueblos vinieron a escuchar la sabiduría de Salomón, enviados por todos los reyes de la tierra que habían escuchado de su sabiduría.”

Así que Salomón es un tipo muy, muy sabio, nos lo dice en 1 Reyes 5, y es realmente un personaje único en la Biblia. La razón por la que digo esto es que Salomón está involucrado en uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, veamos, siete libros diferentes, y es mencionado en más. Así que lo tenemos obviamente en 1 Reyes y el paralelo 1 Crónicas. Pero también tenemos el libro de los Proverbios. Ahora, no sé si la gente se da cuenta de esto; Salomón no escribió todo el libro de Proverbios., los capítulos 30 y 31 son de diferentes sabios cuyos nombres se dan, así que sabemos quiénes son. Pero los capítulos del uno al nueve son una colección de los escritos de los proverbios de Salomón. Los capítulos 10 al 24 son una segunda colección de los proverbios de Salomón. No me lo estoy inventando, mira, en realidad te dirá los proverbios de Salomón Capítulo 10. Y luego del 25 al 29 es una tercera colección, que fue recopilada en la época de Ezequías, se nos dice, de los proverbios de Salomón. Luego tuvimos el libro de Eclesiastés, que no menciona a Salomón por su nombre, pero se entiende generalmente que se refiere a Salomón, y la razón por la que se entiende que es Salomón es que es el rey de Jerusalén y es el más rico y es el más sabio y, bueno, ¿quién más podría ser? Y Kohelet en realidad no es un nombre. Kohelet es un título, y significa el predicador o el que reúne a una comunidad para predicar. Tú eres el Kohelet aquí.

Y luego tenemos el Cantar de los Cantares, que se nos dice explícitamente que es Salomón. Y luego tenemos dos salmos que él escribió, o al menos se le atribuyen, el Salmo 72 y el 127. Así que piénsenlo, aparte de Moisés, ¿a quién tenemos que sea un escritor tan prolífico en la Biblia? ¿Dónde está el libro que David escribió? No lo tenemos. En mi cabeza, estoy bastante seguro de que es el escritor más prolífico de alguien cuyo nombre conocemos después de Moisés. Eso lo convierte en un personaje único.

Y es interesante, porque hablamos de la división del conocimiento en tres reinos. Hablamos de esto en Jeremías y Ezequiel y se habla de que en el antiguo Israel, había tres reinos de conocimiento. Estaba la Torá, que fue enseñada por el Kohen, que significa instrucción; había una palabra, o visión, que es enseñada por el profeta, la llamamos profecía, y la tercera es la sabiduría, que es enseñada por el anciano o el sabio. Y Salomón es de la tercera categoría, el sabio. Y es por eso que Kohelet, Eclesiastés en inglés, y Cantar de los Cantares y Proverbios, tres de sus libros, y los dos salmos que escribió, están todos en esta sección, la tercera sección de los Profetas, lo que hoy en día llaman los escritos. Pero en realidad, es una sección de la sabiduría. La sabiduría divina.

Es interesante. Primera de Reyes 4:1 dice, “El rey Salomón era rey de todo Israel”. Así es como termina. Pero lo que me interesa cuando lo leo, es que me recuerda a Las Perlas de los Profetas, a las Perlas de la Torá, lo siento. Me confundo mucho con estas cosas. Creo que otras personas también se confunden. Hay confusión sobre la primera y segunda temporada en Las Perlas de los Profetas y Perlas de la Torá. Pero cuando lo hicimos, las Perlas Originales de la Torá, esa sección de la que hablamos, ¿por qué fue seleccionada? Se trata de Iosef, que también se convirtió en alguien muy sabio.

Y es realmente interesante, ya sabes, la historia de Salomón – está teniendo este sueño y Dios le habla y la historia de José. Básicamente hubo el sueño con el faraón, y él va y lo interpreta y termina siendo el que tiene la sabiduría para saber cómo no sólo extender la vida de los que estaban en Egipto, sino para todo Israel. Y cuando leo esos paralelismos, y espero que la gente haga esto, irán a ElMurodeNehemia.com, irán a BFAinternational.com y escucharán las Perlas Originales de la Torá, escucharán Las Perlas de los Profetas si no han escuchado las anteriores. Y luego, de vez en cuando, haremos algo especial. Como, voy a añadir este artículo que me metió en grandes problemas, llamado No cortar el bebé en dos. Voy a ponerlo en la lista de Las Perlas de los Profetas de BFAinternational.com.

Nehemia: Sí, y lo pondremos en ElMurodeNehemia.com.

Keith: Pero si hay algo más Nehemia, quiero decir… Estamos… oh chico. Una hora. Exactamente.

Nehemia: Vaya.

Keith: ¿Algo más?

Nehemia: ¿Puedo terminar con…? No, tengo que compartir algunas otras cosas. Así que Salomón es un personaje especial que… ¿Sabías que Salomón es el hijo de Dios? ¿Puedo compartir eso con la gente? Hice algo realmente controvertido… para mí, no fue controvertido, pero la gente se me acercó después y me dijo: “¿Qué hiciste? ¿Te convertiste al cristianismo?” He hecho una oración. Estábamos predicando en una tienda de campaña en el alto desierto de California, y en realidad había predicado literalmente a través de un par de zapatos.

Keith: Voy a hacer que se detenga aquí. Quiero decir, Nehemia, ¿realmente vas a contar lo que pasó?

Nehemia: Voy a compartir lo que pasó. Estaba predicando en el alto desierto de California, y tú también estabas allí, también estabas predicando. Hice una oración y le pedí a Yehovah… Dije, “Yehovah, quiero saber a quién has elegido como el Mesías. Quiero saber su nombre”. Y le pedí a Yehovah que me revelara a su hijo. No tengo problemas en hacer esa oración, porque para mí el Rey de Israel será el hijo de Dios. No hay duda de eso en mi mente. Y puedo traerte capítulo y versículo en el que el Rey de Israel es el hijo de Dios, 1 Crónicas 28:6 y aquí Dios dice, “Me dijo que será tu hijo…” Este es David diciéndole a Salomón lo que Yehovah le reveló. Yehovah le dijo a David o ya sabes, “Me dijo, será tu hijo Salomón, quien construirá mi casa y mis atrios, porque lo he elegido para que sea un hijo para mí y yo seré un padre para él”.

Espero con ansias el momento, muy pronto, en que el Rey de Israel, que será el hijo de Yehovah, y Yehovah será su Padre, se sentará en su trono, y el pueblo convertirá sus espadas en rejas de arado y traerá la paz al mundo entero. Y ese hombre, Salomón, se nos dijo en 2 Samuel 12:25, era Yedidya, el amigo de Yehovah, el que era amigo, amado de Yehovah. Esta es mi oración, Yehovah. Terminaré con una oración. Avinu shebashamayim, Padre en el cielo, Tú elegiste a Israel como nación para ser Tu hijo, y Tú eres nuestro Padre y nuestro rol elegido. Nuestro rol, nuestro deber es enseñar Tu palabra a las naciones, ser una nación de sacerdotes, una nación santa, mamlechet kohanim vegoi kadosh, un reino de sacerdotes y una nación santa. Yehovah, esperamos el momento, que sea muy pronto, en que el que has elegido como Tu hijo, se siente en el trono de David y traiga la paz al mundo y ponga fin a este conflicto. Termina el conflicto de las dos personas que vienen ante ti y dicen: “Esta es mi tierra”. Y el otro dice, “Esta es mi tierra”, y el uno quiere cortar la tierra por la mitad, y el otro ni siquiera sabe qué hacer. No quería eso, de acuerdo, que la corten. No la vamos a matar, Yehovah, por favor danos ese tiempo cuando el lobo se acueste con el cordero y habrá paz, paz para Tu ciudad, Jerusalén, para Tu pueblo, Israel, y para todos aquellos que has reunido en Tu pacto, para ese remanente, el remanente del fuego que quedará, que será leal entre las naciones a Tu nombre y a Tu palabra. Amén.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply