Perlas de los Profetas #16 – Beshalach (Jueces 4:4-5:31)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #16 – Beshalach (Jueces 4:4-5:31) Nehemia Gordon y Keith Johnson discuten como, aunque no es un “comandante militar” como los otros jueces, Débora dirige fríamente a los militares en la lectura de esta porción y luego escribe una hermosa canción sobre eso para empezar. Aprenderemos el contexto de sus años como juez y profetisa y cómo su administración encaja en el ciclo de vida del antiguo Israel.

Los estudios de palabras incluyen “Macabeo / martillo” y “Débora / abeja”. La cuestión de si Hobab era el suegro o el cuñado de Moisés da un vistazo al mundo a veces desordenado del traductor. Al comprender el idioma, el contexto histórico y la geografía local, aprenderemos respuestas a lo siguiente: ¿Por qué Barak insistió en que Débora fuera con él? ¿Por qué pensó Sísara que podía confiar en Jael? ¿Cómo encaminó personalmente el Señor 900 carros en el valle de Jezreel?

Johnson da ejemplos de tres mujeres que actualmente sirven a Israel con el espíritu de Débora y Jael al comandar un escuadrón de la fuerza aérea, un batallón de combate y una lancha patrullera frente a las costas de Gaza. Para terminar, Gordon anima a los oyentes a confiar en Yehovah y no en el hombre y oró por las victorias desde el cielo en la vida de todos los que invocan su nombre.

“Débora era una mujer profetisa… ella juzgó a Israel en ese momento. Solía sentarse bajo la palmera datilera de Débora… Los Hijos de Israel subirían a ella para juicio”. Jueces 4:4-5

Las Perlas de los Profetas #16 – Beshalach (Jueces 4:4-5:31)

Estás escuchando Las Perlas de Los Profetas con Nehemia Gordon y Keith Johnson. Gracias por apoyar a la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Obtenga más información en ElMurodeNehemia.com.

Nehemia: Shalom chaverim shelanu. Bruchim haba’im latochnit, Pninim Mehanevi’im. Shalom, amigos. Bienvenidos al programa Las Perlas de los Profetas con Nehemia Gordon y Keith Jonhson. Keith, ¿cuál es el significo de la palabra “chaverim”? ¿Puedes explicarlo a la gente?

Keith: Significa que tú y yo estamos trabajando juntos, tratando de encontrar, con un terreno común, y es lo que yo llamo afilar el hierro con el hierro; intentar, tratar de averiguar qué está sucediendo con la Biblia, y tenemos Las Perlas de los Profetas sucediendo aquí. Terminaste la introducción así que comencemos.

Nehemia: Vamos a hacerlo.

Keith: Nehemia, tengo que hacerte una pregunta, cuándo estabas mirando esta sección, dame tu primero tu respuesta. La primera cosa que pensaste cuando viste en jueces 4.

Nehemia: Honestamente, ¿la primera cosa?

Keith: Honestamente, quiero que seas honesto…

Nehemia: Así que, la primera palabra de Jueces 4 – oh, en realidad comienza en el versículo 4, 4: 4.

Keith: Sí, comienza en el versículo 4.

Nehemia: Dice, “y Débora,” y honestamente la primera cosa que vino a mi mente es, “hay muchas Déboras en mi vida.” Es un nombre judío muy común. Es divertido, conozco a varias personas diferentes que se llaman Débora, Deborah o alguna forma de eso. Entonces es como, Wao. Ahí está. Así que eso fue lo primero que me vino a la mente.

Keith: Entonces digo qué hacemos esto en honor a todas esas Déboras. ¿Qué hay sobre eso? Saltemos directamente a eso.

Nehemia: ¿Y qué significa la palabra Débora?

Keith: Bueno, creo que sé que tiene algo que ver con una abeja.

Nehemia: Significa “abeja”. Absolutamente.

Keith: Sí.

Nehemia: Y hay una buena conexión entre la palabra abeja y el Lugar Santísimo en el Templo, que es “devir” y el lugar donde la abeja vive… Ahora esto es interesante porque el lugar donde la abeja vive en Hebreo no es llamado devir, pero de ahí debe ser de donde viene la palabra “Débora”, la abeja viene del Lugar Santísimo, la colmena, el devir. Ese es el santuario central de la abeja y, por lo tanto, también en el Templo.

Pero es realmente interesante, en realidad estaba hablando el otro día, estaba hablando en Seattle, o en Tacoma, Washington, y alguien me decía: “Oh, esas vocales, las Masoretas las agregaron, no son una parte original del texto”. Le dije: “Si quieres ignorar las vocales en hebreo, entonces toma las tres letras dalet, bet, resh, ‘Davar’ que es ‘palabra’. Pero luego cambias las vocales y puedes hacer la misma palabra ‘Débora’, que significa abeja. Sabes, puedes agregar un ‘hey’ al final, pero no es necesario. Con esas tres letras, podrías tener ‘abeja’, podrías tener ‘dever’, que es ‘plaga’”. Estaba hablando con este caballero mesiánico y dije: “Ustedes los mesiánicos, dicen que Yeshua es el davar, la Palabra del Señor, y si ignoran las vocales, tal vez él sea la pestilencia del Señor”. Quiero decir que es ridículo.

El punto es que si ignoras las vocales, despojas a las palabras de toda su significación y significado, hasta podría llegar a ser lo contrario.

Keith: Si. Tuvimos tantas experiencias diferentes al hablar de esto, y tal vez podamos incorporarlas a medida que avanzamos. Pero recuerdo el momento en que estuvimos juntos en Israel y estábamos abordando este tema de las vocales. Y solo tengo que decir, una de las cosas que realmente no entiendes hasta que estás en la tierra y estás experimentando esto con la gente, pero verán una palabra que solo tiene consonantes, como el periódico. Estás leyendo el periódico, y no hay vocales allí, y estás como, “Espera, espera. ¿Cómo pueden leer el periódico si no hay vocales? Solo hay consonantes”. Es casi como si no pudieras explicarlo. Quiero decir que puedes explicarlo, pero experimentarlo simplemente lo lleva a un nivel completamente diferente en que las personas entienden cuál sería la pronunciación tradicional de una palabra y saben, en contexto, lo que significa esa palabra. Es simplemente fenomenal.

Nehemia: Obviamente, el contexto es sumamente importante para saber si es la pestilencia, o la palabra, o la abeja del Señor. Eso es importante. Pero si dices: “No voy a usar vocales”. Bueno. Entonces, en lugar de “davar“, se convierte en “d’ber” y “Débora” se convierte en “d’vber“. Como ¿qué?

Keith: Me estás lanzando una pelota fácil. Entonces, cuando se trata del nombre yud hey vav hey, las cuatro letras yud hey vav hey, y todas estas diferentes combinaciones de vocales que la gente usa. Solo tengo que ser honesto contigo: no hay límite para la cantidad de combinaciones de vocales diferentes que la gente agrega al nombre de cuatro letras de Dios. Ahí es donde se pone, para mí, absolutamente ridículo.

Nehemia: Si. Una de las cosas que aprecié en tu libro His Hallowed Name Revealed Again (Su Nombre Sagrado Revelado Otra Vez), si no recuerdo mal, escribiste que las personas que dicen que quieren pronunciar el nombre sin vocales, que sería como Y’h’w’h.

Keith: Sí. Y’h’w’h.

Nehemia: Dijiste algo como, “buena suerte con eso.”

Keith: Sí, es realmente interesante. No sé, solo creo que el idioma Hebreo es solo, la forma en que evolucionó, la forma en que vive hoy, la forma en que es usado … Creo que, gente, una de las cosas que realmente me han empujado en los últimos años es tratar de darles a las personas la oportunidad de interactuar un poco, pieza a pieza. Y me doy cuenta de que hay tanta gente que está interesada en averiguar lo que algo realmente significa como hay gente que quiere usarlo para, como yo lo llamo, para su propia agenda.

Pero estamos tratando con el 4: 4, y sé que solo tratamos con la sección de Las Perlas de los Profetas, pero es difícil para mí no hacerlo al menos si puedo…

Nehemia: Sí.

Keith: Solo un poco de contexto en Jueces antes de comenzar, porque esta idea de que los jueces, estas personas que fueron levantadas para ser jueces… durante un período de tiempo, esa persona juzgaría y luego la nación estaría bajo ese juez por un rato, y luego la nación se volvería y luego llamarían a Yehovah, y Él respondería y les daría otro juez. En el primer par de versículos, solo habla de eso y luego…

Nehemia: ¿Hola?

Keith: ¿Hola?

Nehemia: Sí, puedo oírte, Te escucho todo el tiempo.

Keith: Veo. Skype simplemente se acaba de cerrar.

Nehemia: Veo. Ahora, Keith, sé que solo quieres saltar a la historia, pero creo que debemos dar algún contexto antes de que hagamos eso. ¿Podemos regresar realmente rápido al versículo 2?

Keith: Absolutamente. Vamos al versículo 2.

Nehemia: O incluso el versículo 1. Dice: “E Israel volvió a hacer lo malo ante los ojos de Yehovah, y Aod (Ehud) met”, Aod murió. Él fue el juez. “Y Yehovah los vendió en manos de Jabín, rey de Canaán, que es rey de Hazor”. Hazor fue una ciudad importante en el norte de Israel. “Y su general fue Sísara, que habitaba en un lugar llamado Harosheth Haggoyim”. Ese es un lugar realmente interesante en sí mismo. Versículo 3, “Y los hijos de Israel clamaron a Yehovah porque tenía novecientos carros de hierro y estaba presionando fuertemente a los hijos de Israel durante veinte años”. Entonces, el contexto aquí es que Débora es este juez en un momento en que Israel está siendo perseguido por los cananeos.

Keith: Entonces, este ciclo que tiene lugar es algo que vemos una y otra vez en Jueces, dónde están bajo un juez por un tiempo y luego el juez muere, y se alejan de Yehovah, y luego el juez entra. Es un ciclo de ida y vuelta. Y lo que pensé que era un poco interesante sobre esto, y podríamos ir a los detalles y cómo se muestra en diferentes partes de Jueces, pero este es simplemente, boom – Débora. Ahí está ella. No dice nada. Cuando lo lees, comprendes cuál es la situación, pero si comprendes lo que está sucediendo en el libro, entonces, obviamente, este es ahora un nuevo, si puedo llamarlo, un nuevo reinado. Es este nuevo acuerdo político.

Nehemia: Entonces, lo que estás diciendo es que quien sea que se haya decidido por estas porciones del Profeta, en este caso, él arrancó el contexto. Los primeros tres versículos son realmente importantes. ¿Por qué hizo eso? No lo sé. Buena pregunta

Keith: Si. No lo sé. Así que entremos en esto

Nehemia: Hablemos de este ciclo. Es realmente interesante. Lo que tenemos es realmente un ciclo de cuatro etapas. Así que tienes el pecado, y el pecado lleva al castigo, que es en forma de opresión extranjera. Entonces los israelitas están siendo aplastados bajo esta opresión extranjera, por lo que claman. Esa es una especie de arrepentimiento casi a medias, proviene de un lugar de necesidad, no de: “Estaba pensando intelectualmente que necesito ser bueno”. Era más como, “Oh, hombre, esto duele. ¿Puedes ayudarnos, Dios? Esa es la tercera etapa.

Y la cuarta etapa es que el juez se levanta y proporciona la salvación, y hasta ahora hemos tenido varios de esos y, de hecho, ese patrón se describe en los primeros dos capítulos de Jueces. Tuvimos varios jueces, y luego Débora es realmente un juez inusual porque los otros juzgaban y eran generales militares. Débora, que aparece aquí en 4: 4, no es un general, es solo un juez y una profetisa, lo cual es interesante. No creo, si mal no recuerdo, que ninguno de los otros jueces haya sido descrito como profetas.

Keith: No puedo creer que estés diciendo esto. Voy a tener una discusión contigo aquí mismo en el programa. ¿De qué estás hablando?

Nehemia: Espera. Espera un segundo. Déjame ir a mirar. ¿Me equivoco con los jueces, son profetas?

Keith: No, mientras estás…

Nehemia: No, tengo razón. Lo acabo de comprobar. ¿De qué estás hablando? ¿Quién más fue profeta?

Keith: No, tienes razón en cuanto al profeta, pero estás tocando esa computadora, Nehemia…

Nehemia: Jueces 6: 8 habla de un profeta. Así que la primera vez que aparece la palabra “profeta” en el Libro de los Jueces es en referencia a Débora, y ella es la única que se describe, en realidad, como juez y profeta.

Keith: Sí, pero no entiendo de qué estás hablando…

Nehemia: Entonces, ¿sobre qué querías estar en desacuerdo conmigo?

Keith: Pero no entiendo de qué estás hablando diciendo que ella no es un comandante de un ejército. ¿Qué quieres decir con eso?

Nehemia: No, no lo es. ¿Qué quieres decir?

Keith: Entraremos directamente en eso. Empecemos.

Nehemia: Barak es el comandante. Ella no es una comandante.

Keith: De acuerdo. Sigamos adelante. No, vamos a divertirnos con esto, damas y caballeros.

Nehemia: Ahora, ¿podemos hablar sobre dónde lo hizo?… Es interesante -algunas personas te dirán que un juez era solo un general militar o un gobernante, pero aquí en realidad dice que ella está juzgando, y la gente se acercaría a ella para juzgarla en un lugar específico y una ubicación específica. ¿Qué tienes en el versículo 4 donde ella haría su juicio?

Keith: Ella dice aquí, el versículo 5 es lo que dice para mí.

Nehemia: Oh. Así que lee los versículos 4 y 5

Keith: “Débora, una profetisa, la mujer de Lappidoth, estaba liderando a Israel en ese momento. Ella celebró la corte bajo la palma de Débora, entre Ramá y Betel en la región montañosa de Efraín”.

Nehemia: Bien. Sigamos con un verso más.

Keith: “Y los Israelitas venían a ella para resolver sus disputas”

Nehemia: Eso es asombroso porque no es incluso… como, la misma palabra que aparece allí y ellos solo la traducen- déjame leerte lo que dice. “Y Débora fue una profetisa”, o realmente, “una mujer quien es una profetisa.” “Ella fue la mujer de Lappidoth, y ella estaba juzgando a Israel en ese tiempo” y ella habitó, o ella estaba habitando, debajo de la palma datilera de Débora entre Rama y Bethel en el monte de Efraim. Y los hijos de Israel subieron a ella a juicio.”

Así que tenemos la palabra juicio dos veces allí. Una es ella estaba juzgando a Israel en el versículo 4. Entonces en el versículo 5 es ellos vendrían a ella para juicio, y donde ella haría juicio es debajo de este árbol, debajo de este Tomer, está palmera (palma datilera). Miré todas las traducciones y, con una o dos excepciones, casi todas dicen que es una palmera, mientras que en hebreo es un árbol de dátiles. Los dátiles son un tipo de palmera, pero es un término más específico, y los dátiles son realmente importantes en Israel. Es una tierra que no tiene muchos árboles y los dátiles son muy importantes como parte del medio ambiente y parte de la economía antigua, especialmente, incluso la economía moderna. Bajas al Valle del Jordán y vez estas enormes plantaciones de palmeras, de dátiles. Así que es genial.

Keith: ¿Me puedes hacer un favor? mientras haces esto, quiero que verifiques en tu computador algo Nehemia. Y solo en el libro de Jueces, ustedes, esto es increíble. Él puede acceder a su computador y el contexto ya sabes.

Nehemia: Dee do do do.

Keith: Pero de todos modos, lo que quiero que vea es si hay un ejemplo donde usen para el juez que estaba liderando versus juzgando. Y pensé que era interesante. En la versión NIV dice…

Nehemia: Oh. Así que no dice “líder”. Dice”juez”.

Keith: Sí, no dice “líder”. Dice que ella estaba juzgando. Sí, así que me estaba preguntando aunque…

Nehemia: Ella estaba juzgando a Israel.

Keith: … En la versión inglesa si hay un…

Nehemia: ¿quieres que yo verifique el inglés?

Keith: Quiero que veas si hubo un ejemplo, porque creo que hay una agenda aquí, y voy a ser realmente claro con esto. Creo que solo cuando leo en mi versión NIV – y esto es lo que y esto probablemente me meterá en un pequeño problema, ciertamente con algunas personas. Pero creo que es sexista que, básicamente, con Débora, la versión NIV aquí diga que ella estaba liderando. Ahora, si realmente me tomé un tiempo y fui un poco más allá, a veces me gusta descubrir dónde hay este tipo de agendas y, como dije antes, lo que me gusta de la NIV en términos de lenguaje, en términos del presente. Idioma inglés, hace un trabajo fenomenal al usar el idioma inglés actual. Lo que hace un mal trabajo es escoger y elegir cuándo quiere ser claro en el contexto o cuándo quiere ser lo que yo llamo bíblicamente auténtico con respecto al significado de una palabra, y eso sucede mucho.

Así que mucha gente, por ejemplo, estaría leyendo de la versión NVI – y probablemente no estés al tanto de esto, Nehemia, porque vienes de un trasfondo diferente – pero hay un problema en las Escrituras a veces en lo que se refiere a los hombres y mujeres, y en cuanto a lo lejos que llegarán en términos de dar lo que una palabra será en términos de si es masculino y femenino y su significado. Con Débora aquí, cuando dice que ella estaba liderando, es obvio al leer la historia que ese es el caso. Pero el ciclo del que estamos hablando no es como si ella fuera como, “Bueno, ella es una profetisa. Ah, y por cierto, lidera un poco”. No. Ella es una líder tan legítima aquí, y más aún en cuanto a agregar el tema del profeta, como cualquiera de los otros jueces.

Nehemia: Sí, no estoy de acuerdo contigo. No pienso que ella sea una líder.

Keith: Oh.

Nehemia: Yo pienso que ella es una juez, ella es una profetisa, y tenemos aquí este patrón- Es un patrón a través de la Biblia…

Keith: Ella es una líder.

Nehemia: Especialmente en tiempo de Reyes, cuando tenemos a Isaias (Isaiah), e Isaias viene aconsejando a Ezequiel (Hezekiah). Pero Ezequiel es el líder. Isaias no es el líder. Ella es Isaias, ella no es Ezequiel.

Keith: Y esto es que es tan divertido…

Nehemia: Ella no es una líder.

Keith: Lo que es tan gracioso de esto, y me alegro mucho de que tengamos esta pequeña tensión aquí, es porque la historia en sí, mientras la leemos, en realidad va… Voy a ganar esta, Nehemia, en realidad voy a ganar esta.

Nehemia: Sin embargo, no lo estás. Bueno. Así que Jueces 3:10 es un ejemplo interesante, porque ahí tenemos el verbo “juzgar”. Dice: “Y el espíritu de Yehovah estaba sobre él. Y él”, literalmente en hebreo dice, “vayishpot et Israel”, “y juzgó a Israel”. En la versión King James, tenemos: “Y él juzgó a Israel”. ¿Qué tenemos en la versión NVI? No lo sé, veamos. La NVI dice: “Y se convirtió en juez de Israel”. Interesante. Entonces, ¿por qué no dice: “Él dirigió a Israel”? ¿Entonces estás diciendo que esto es algo políticamente correcto? Realmente no sé lo que estás tratando de decir.

Keith: De acuerdo, seguiremos, como digo, sigamos…

Nehemia: No, ¿qué estás tratando de decir?

Keith: No, no estoy tratando de decir nada. Dejaré que la historia lo diga.

Nehemia: ¿Vas a decir que ella es la líder? Así que tenemos que hablar de las profetisas en el Tanakh

Keith: Sí, hagamos eso.

Nehemia: ¿Sabes quiénes son las profetisas en el Tanakh?

Keith: Realmente no sé. Dime quienes son.

Nehemia: Hay cuatro.

Keith: Me gustaría escuchar.

Nehemia: Entonces tenemos tres verdaderas profetisas y una falsa profetisa. Me refiero específicamente a las personas a las que se les llama profetisa, una profetisa. En hebreo, tenemos una palabra para eso, hay “navi” para hombres y “neviah” para mujeres. Entonces hay cuatro personas que son neviah. Allí está Miriam, la hermana de Moisés, fue llamada neviah. Y luego tenemos… vamos, dime quién es… obviamente tenemos a Débora, ¿y quién es el otro? Ella es la menos conocida.

Keith: Ella es probablemente la menos conocida. No sé, dime.

Nehemia: Sí. Así que ella es Huldah.

Keith: Ah, Huldah.

Nehemia: En el tiempo del Rey Josías, sabes esa historia, vamos. La cuarta es realmente desconocida. Ella es Noadias, quien es una falsa profeta quien trató de asustar a Nehemías – Ese soy yo, Nehemías – Ella trata de asustar a Nehemías de hacer su misión. Él menciona a todos los falsos profetas, y él la menciona por su nombre. Ella es la única que él menciona por nombre en ese contexto. Hay otro que él menciona por nombre quien es un hombre.

Pero en el contexto… ¿Puedo leer eso? Es bastante interesante. Veamos, Nehemías capítulo 6 versículo 14. Lo leeré de la versión NIV, solo voy a leer de la NIV, solo porque te gusta hacer lío con esto, “Recuerda a Tobías y Sanbalat, o mi Dios, por lo que ellos han hecho; recuerda también a la profetisa Noadías,” que en Hebreo es Noa’dya, “y el resto de los profetas quienes han estado tratando de intimidarme”. Así que ella es la única que es mencionada en esa oración. Es como Noadías y el resto de profetas quienes están tratando de intimidarme, ¿no es eso interesante?

Keith: ¿Sabes lo que me encanta de su nombre, de esa profetisa tan poco conocido? Es la raíz de su nombre. Es gracioso porque estaba, esto fue hace mucho tiempo, estaba lidiando con este tema del tiempo de Dios. Y al buscar este tema de dónde tenemos el problema y comprender Su mo’ed.

Nehemia: Para esas personas quienes no saben lo que mo’ed es…

Keith: Sí, el mo’ed es el tiempo señalado que tiene Dios.

Nehemia: Correcto.

Keith: Así que estaba revisando todas las palabras diferentes y todas las cosas diferentes, y de hecho, surgió su nombre. Y realmente no era consciente de quién era ella o lo que sea, pero pensé que era solo…

Nehemia: Y allí está el final del programa.

Keith: ¿Qué sucedió?

Nehemia: No, sigue adelante.

Keith: Oh, vaya.

Nehemia: Fuiste cortado…

Keith: ¿Me estás asustando? déjame decirte…

Nehemia: No. Fuiste cortado. Estabas diciendo algo y lo perdimos

Keith: Está bien, así que amigos, permítanme decirles lo que está sucediendo aquí. Estamos ahora en nuestro cuarto intento.

Nehemia: Tal vez el quinto.

Keith: Tal vez el quinto intento de grabar este programa, y entonces estoy realmente en… es muy delicado. No puedo simplemente pensar en el pasaje, también estoy pensando: “¿Me está escuchando? ¿Estamos grabando? ¿Se cortó de nuevo? Y este intento en este momento es probablemente nuestro último intento para este programa.

Nehemia: Creo que Noadiah viene contra nosotros y está tratando de evitar que nos reunamos.

Keith: Ella no quiere que nos reunamos.

Nehemia: Porque la raíz de mo’ed es “tiempo señalado”, pero la raíz literal es “reunirse”. Y es un tiempo en que podrías reunirte con alguien, o podría ser en un lugar donde podrías conocer a alguien. Así que tenemos la Tienda de Reunión, “ohel mo’ed.” Qué fue la Palabra de la Semana, ¿no fue? También tenemos mo’ed que es un tiempo señalado, un tiempo de mo’ed, que es en realidad realmente relevante para toda la historia de Nehemías… Esto está fuera de…

Nunca vamos a llegar a hacer Nehemías en Las Perlas de los Profetas, así que voy a robar unos minutos de Perlas al Profeta y voy a hacer Nehemías 6, solo un par de versos. Entonces, el versículo 10 dice: “Entonces visité…” porque esa profetisa está allí. El versículo 10 dice: “Entonces visité a Semaías, hijo de Delaía, hijo de Mehetabel, cuando estaba confinado en su casa, y él dijo:” Este es otro profeta. Él es un falso profeta llamado Semaías, “Reunámonos en la Casa de Dios”, y allí dice “niva’ed“, “vamos a mo´ed en la casa de Yehovah, en la casa de Dios. Y cerremos las puertas del santuario, porque vienen a matarte, de noche vienen a matarte. Le respondí: ‘¿Un hombre como yo emprenderá el vuelo? Además ”’, esto es lo que dice Nehemías, “¿quién como yo puede entrar al santuario y vivir? No entraré”. Y eso se debe a que solo a los sacerdotes se les permitió entrar al santuario interior, no a Nehemías; él no era el sacerdote. Y entonces él está diciendo: “Ni siquiera puedo entrar allí, ¿de qué estás hablando? No voy a entrar allí en busca de refugio”.

Dice en el versículo 12: “Entonces me di cuenta de que no era Dios quien lo envió, sino que él pronunció esta profecía acerca de mí, que Tobías y Sanbalat lo habían contratado, porque era un asalariado, para que yo pudiera ser intimidado y actuar así y cometer un pecado, y así darles un escándalo para reprocharme “. En otras palabras, este era un truco para que él entrara a la parte del templo en la que no se le permitía entrar, solo a los levitas se les permitía entrar a cierta sección, y más allá de eso, solo a los Kohanim, y más allá de eso, sólo el sumo sacerdote, el alto Kohen. Estaban tratando de engañarlo diciendo: “Mira, si entras allí, los malos, que vienen a matarte, no te matarán”. Y era un falso profeta. ¿No es asombroso? El falso profeta viene y le dice que haga algo contrario a la Torá, y él dice: “No, voy a seguir la Torá”. Luego se da cuenta, “Oh, este tipo ni siquiera era un verdadero profeta porque un verdadero profeta no me diría que violara la Torá”.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Luego, en el siguiente versículo, dice: “¡Oh Dios mío, recuerda contra Tobías y Sanbalat estas acciones de ellos, contra Noadías la profetisa y contra los otros profetas que querían intimidarme!” Entonces, ¿no es genial? Ese es el contexto aquí de la cuarta profetisa en el Tanaj. Por supuesto, en el Nuevo Testamento, en tu libro, Keith, tienes una profetisa. ¿Te acuerdas de ella?

Keith: Vaya, háblame de ella, Nehemía. ¿Lo Sabes?

Nehemia: No, hay una mujer llamada Anna en el Nuevo Testamento. Pero lo dejamos para una discusión del Evangelio de Lucas. Volvamos al capítulo 4 de Jueces.

Keith: De acuerdo, Jueces capítulo 4. Entonces aquí dice que los israelitas vinieron a ella. Así que déjame ir más despacio. ¿Es que los israelitas salieron al área alrededor del árbol donde quizás ella estaba? No, a ella. De hecho, acudieron a ella para que resolvieran sus disputas. En otras palabras, ella es la jueza. “Y envió a buscar a Barac, hijo de Abinoam, de Cedes Neftalí, y le dijo…” Así que ahora está enviando por el comandante del ejército, y el comandante del ejército probablemente tiene una opción. Quiero decir, ¿por qué debería venir si ella envía? Porque ella es la profetisa. ¿Verdad, Nehemia? Ella es la profetisa. ¿Eso es correcto?

Nehemia: Quiero decir… ¿Qué estás preguntando? Ella es el juez. Ella no es solo la profetisa. Ella es el juez.

Keith: Ella es la profetisa y es la juez.

Nehemia: Quiero decir que podrías llamar a eso una regla. Bueno. Lo aceptaré.

Keith: Ella está dirigiendo el espectáculo. Ella está a cargo. Entonces ella llama al comandante para que venga, y luego dice: “El SEÑOR, Yehovah, el Dios de Israel, te manda: ‘Ve y toma contigo diez mil hombres de Neftalí’”, y ya sabes… dice aquí: “Y Zabulón y guían el camino hacia el monte Tabor”. Y ella le está diciendo ahora… ¿Puedo pintar el cuadro aquí? Quiero ser muy claro sobre esto. Quiero pintar el cuadro.

Nehemia: Sí.

Keith: Entonces podría…

Nehemia: ¿Así que está Golda Meir? ¿Eso es lo que estás diciendo?

Keith: Esta es mejor que Golda Meir.

Nehemia: ¿Margaret Thatcher?

Keith: No, esta es más grande que Margaret Thatcher.

Nehemia: ¿Hillary Clinton?

Keith: No. Así que aquí él está haciendo lo suyo y luego llega la llamada telefónica, llega el mensaje, como quieras llamarlo, Débora está llamando. ¿Y qué hace él? Deja todo lo que hace, va hacia ella y ella tiene una palabra de Yehovah. Ahora, esto es lo que creo que es tan interesante sobre este pasaje, y realmente no podría… tengo que decírtelo. Quiero decir, quiero hacer trivia bíblica contigo aquí y ver si ganas el juego de trivia bíblica. Probablemente lo harás.

Nehemia: Nada en la Biblia es trivial para mí.

Keith: Amen. Son los 50 mejores versos. Entonces dice aquí…

Nehemia: No puedes burlarte de eso.

Keith: Aquí dice: “Ve, toma contigo diez mil hombres de Neftalí y Zabulón y guía el camino hacia el monte Tabor”. Ahora, lo primero, ¿Puedo reducir la velocidad para… Hola a todas las damas, déjenme hablar con las damas por un segundo. Ella le está diciendo ahora, como líder y comandante del ejército, ¿cuántos…?

Nehemia: Mira, ahí es donde no estamos de acuerdo. Diría que es una líder política, tal vez. Tal vez. Estoy de acuerdo con eso…

Keith: No he terminado.

Nehemia: Pero ella no es una líder militar. Beseder.

Keith: Ella es la líder militar. Y ella le dice cuántos hombres llevar, qué hacer, adónde ir, cómo hacerlo, y le da una palabra de Yehovah. Y esto no iría bien en algunas de las denominaciones que actualmente son parte de… en este lado del mundo, Nehemia, porque las mujeres no tienen la oportunidad de estar en posiciones de liderazgo. Y hacen mucho con la gimnasia con respecto al liderazgo de las mujeres, etc. Podría hablar de eso durante todo el…

Nehemia: ¿Estás hablando de China? ¿Qué quieres decir “esta parte del mundo”?

Keith: No, lo siento. Lo que quise decir es mi tradición, de dónde vengo, con las mujeres.

Nehemia: Oh.

Keith: Si. Y aquí dice que ella le dice exactamente cuántos hombres tomar. Ella dijo, no tome 5,000, no tome 12, tome 10. Y luego ella dice: “Lo haré”, y está diciendo lo que dice Yehovah: “Atraeré a Sísara, el comandante del ejército de Jabín, con sus carros. Y sus tropas al río Cisón y entrégalo en tus manos ‘”. Y ese podría haber sido el final de la historia.

Pero entonces, aquí es donde la goma se encuentra con el camino, el siguiente verso. Me gustaría que lo leyeras en la versión JPS o en hebreo; tal vez haya algún problema oculto aquí. ¿Puedes leer el siguiente versículo y darme tu mejor traducción? Y, por cierto, Nehemia, realmente me encanta cuando traduces directamente del hebreo. Tengo que contar una historia antes de que hagas el siguiente verso. Damas y caballeros, cuando conocí a Nehemia, tuvimos este problema, esta crisis. La crisis fue que estábamos en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Esto fue, no sé cuántos años atrás, esto fue en 2002. Estamos en la ciudad vieja de Jerusalén. Y estamos caminando y yo estoy allí en mi segundo viaje a Israel. Pero mi primera fue realmente en 1986 o algo así como recién involucrado en la iglesia, y realicé un recorrido regular e hice todas las cosas en todos los sitios tradicionales a los que se supone que debes ir.

Bueno, en este viaje en particular, estoy allí, conozco a Nehemia, él es de la Universidad Hebrea y me llevará en un recorrido por la Ciudad Vieja de Jerusalén y algunas áreas de los alrededores. Así que lo conocí y hablamos, ya sabes, esto es después de que tuvimos nuestra interacción, para aquellos que no saben, dónde vio el rollo de la Torá. No quiero meterme en eso. Pero al día siguiente nos reunimos, hablamos y caminamos por la Ciudad Vieja de Jerusalén. Y luego tenemos un discurso bíblico como lo estamos haciendo ahora. Sabes, era chavruta, y yo le decía: “Bueno, tal y tal verso dice”, porque para las personas que no lo saben, tengo mi maestría de la Trinity Evangelical Divinity School. Me gradué cum laude. Se supone que debo conocer este libro por dentro y por fuera. Y entonces estoy con este tipo, Nehemia Gordon, que camina con estos pantalones graciosos puestos y este sombrero de aspecto gracioso, y yo digo: “No puedo tomar a este tipo en serio”. Entonces decidí desafiarlo. Así que sacaba un versículo y le decía al versículo: “Bueno, ya sabes que dice en 1 Samuel capítulo 6 versículo tal y tal”. Él dice: “Bueno, abramos y veamos qué dice”. Este tipo me estaba ofendiendo, porque cada vez que sacaba a relucir la Biblia, no respondía simplemente, quería abrir el libro. Entonces él se sentaba y él abría su libro y yo abría mi libro, y los libros se veían similares. El mío estaba un poco gastado y el suyo un poco gastado, y yo abría el libro y luego él leía, y no era exactamente lo que estaba en mi versión NIV. Y finalmente, miré por encima de su hombro, y aquí es donde vino la crisis. Es por eso que estamos haciendo Las Perlas de los Profetas. Echo un vistazo… ¿Puedo continuar, Nehemia? ¿Quieres…

Nehemia: Bevakasha.

Keith: Gracias. Miro por encima de su hombro y en su libro, que se veía igual que mi libro, que estaba gastado, era como cuero, todo estaba en hebreo. Pero ni una sola vez mencionó una palabra hebrea. Solo hablaba en inglés. Esto fue una crisis

Nehemia: ¿Por qué fue una crisis? No fue una crisis para mí.

Keith: Fue una crisis para mí porque estoy mirando en Inglés, él me está diciendo algo más basado en su traducción. Y sabes ¿qué podría haber sucedido en ese momento? Esto es realmente divertido, nunca lo he dicho de esta manera. Lo que pudo haber pasado en ese momento es que podrías haberte convertido en mi sabio. Podrías haberte convertido en mi rabino, Nehemia. Iría a verte con todas las preguntas y tú me darías todas las respuestas, y nunca lo comprobaría por mí mismo.

Pero vino la crisis que dije, si Nehemia está leyendo directamente del hebreo y traduciendo, me parece que si la Biblia es tan importante para mí, necesito aprender para poder hacer eso. Y nuevamente, la razón por la que esto ha sido tan maravilloso al hacer esto contigo, es que puedo decirte: “¿Puedes leer el versículo?” y lo que hace es darnos la traducción al inglés. Ahora, para ser justos, hay momentos en los que debes tomar decisiones de traducción, obviamente, porque el idioma inglés…

Nehemia: Creo que siempre, por definición, estoy tomando decisiones de traducción.

Keith: Estás tomando decisiones de traducción, pero es genial…

Nehemia: Cada vez que traduzco la palabra davar como “palabra” versus “cosa”, versus “materia”, esa es una decisión de traducción, absolutamente.

Keith: Absolutamente. Pero esto es lo que me gusta, lo que me gustaría que la gente hiciera es que cuando tengamos una traducción o cuando tú presentes una traducción, quiero que la gente la compruebe por sí misma. Ahora, nuevamente, es posible que la gente no quiera pasar por el mismo proceso por el que tuve que pasar. Tuve que pasar por toda una, no sé, escuela, de Nehemia Gordon de hacerte sentir como un tonto. Pero lo bueno de esto es que íbamos paso a paso.

Nehemia: ¿Te sentiste listo al final cuando pasaste la prueba?

Keith: Si. En este pasaje, te voy a atrapar. Pero de todos modos, escucha. Este es el punto. Ahora, para este versículo, ¿podrías leer el versículo ahora? Tenemos el contexto. ¿Podrías darnos la traducción?

Nehemia: ¿En qué versículo estamos, versículo 8? Después de esa larga introducción, ni siquiera sé en qué versículo estamos.

Keith: Estamos en el versículo 8 ahora, vas a traducir el versículo 8 porque tal vez falta algo que estoy…

Nehemia: Sí.

Keith: Adelante aquí.

Nehemia: Voy a traducir del hebreo. Dice: “Y Barak le dijo: ‘Si vas conmigo, yo iré, y si no vas conmigo, yo no iré”’.

Keith: Para.

Nehemia: “Y ella dijo, ‘Yo seguramente…’”

Keith: Para. Para.

Nehemia: ¿Espera?

Keith: Ahora, espera. Entonces Barak ahora es el jefe de las fuerzas armadas. Es grande, es grande y está a cargo. Es el jefe del Estado Mayor Conjunto.

Nehemia: Sí.

Keith: Entonces, primero, ella lo llama, él viene, ella le dice la instrucción, él la dice, y luego viene el momento de crisis. El momento de crisis es cuando el gran comandante militar dice: “No me iré sin ti”. ¿Me estoy perdiendo algo allí?

Nehemia: No, lo tienes. ¿Y por qué no se va sin ella? ¿Cuál es la respuesta?

Keith: Continúe con el siguiente verso

Nehemia: ¿Por qué él no va sin ella?

Keith: Lo tenemos que descubrir.

Nehemia: ¿Por qué él se niega a ir sin ella? Debido a los 900 carros de hierro. Él se da cuenta, “no tengo una oportunidad sin ti. ¿De qué estás hablando? Estás hablando de la Palabra de Dios. Yo solo sé cómo tirar una lanza y flechas, y ellos tienen 900 carros de hierro. Necesito mi truco aquí.” Y el punto fue que si Dios le dijo a el que fuera, él no debería tener necesidad de esta persona como un símbolo de Dios. Dios tendría que ser suficiente para él.

Keith: Bien. Bien, aquí está como ella…

Nehemia: Entonces versículo 9…

Keith: Sí.

Nehemia: “Y ella dijo…” o ¿quieres leerlo? Lo leeré, versículo 9…

Keith: Quiero darles el versículo 9 a las personas, porque pienso esto, nuevamente, y amo la Biblia. Me encanta esto. Sabes, si lees la Biblia a veces no importa el hebreo, el griego, el arameo, el árabe, el alemán… todo esto. A veces es un poco claro. Por tanto, no importa qué traducción esté buscando, existe este problema. El líder llama al comandante, le da instrucciones, el comandante dice: “No iré a ninguna parte sin ti. Necesito tu ayuda. Tu respaldo, tu bendición, eres lo que sea que eres. No voy a ir a la guerra sin ti”. Y luego dice: “Iré contigo. Pero… “¿Tal vez haya una palabra diferente allí?

Nehemia: Permítanme traducir eso, pero sí.

Keith: Bien. “Pero por la forma en que estabas haciendo esto”. ¿Qué quieres decir con eso? Quizás haya algo ahí. ¿Qué dice Nehemia? Traduce esa sección.

Nehemia: “Y ella dijo:” Seguramente iré contigo, pero porque tú… “” “lo tihiyeh tifertecha al haderech asher ata holech.”. “Tu gloria no será conforme al camino que vayas”.

Keith: Venga.

Nehemia: Significa militarmente. “Pero en la mano de una mujer, Yehovah entregará”, o literalmente, “venderá Sísara”. Sí. Entonces ella está diciendo que no eres…

Keith: Me encanta esto.

Nehemia: Espera. Da tu interpretación. Adelante.

Keith: Así que básicamente, ella está diciendo, “escucha, está bien, tú ibas a ir, te han puesto en el salón de la fama de los líderes militares para esta gran batalla, pero debido a la forma en que lo estás haciendo y porque dices que tienes que hacer que vaya contigo, estará en manos de una mujer que venga esta victoria “. En otras palabras, esta situación, al final, estará en el libro. En 2014 o 2015, sea cual sea el año que sea, habrá dos tipos en Las Perlas de los Profetas hablando, no de Barak, quien ganó la guerra, sino más bien, debido a la mujer: fue la mano de la mujer a la que le entregó esta victoria. ¿Y por qué fue eso? Porque dijo…

Y en este punto estoy bastante convencido de que él no está mirando si ella es mujer o no. Él está mirando el hecho de que ella es la profetisa, escuchando la palabra de Yehovah, la instrucción es clara, y ella está diciendo que es casi como el tema del arca. “No voy a entrar en la batalla sin la presencia. No voy a entrar en batalla sin la ayuda, con la respuesta. No voy a ir a hacer esto a menos que vengas conmigo”. Solo tengo que decir que, cuando leo esta historia, se me pone la sangre… Como pueden ver, estoy un poco entusiasmado, más de lo que probablemente debería estar. Pero me entusiasma esto porque creo que es una historia realmente genial que básicamente pone en primer plano lo importante que era Débora en esta situación. Así que ese es mi punto.

Nehemia: Si. Me encanta que hayas traído la analogía del arca, porque es exactamente el mismo tipo de cosas en las que pensaron: “Bueno, si tengo el arca, hay poder en el arca”. El poder nunca estuvo en el arca. El poder está en Yehovah, quien se podía sentir a través del arca. El poder no estaba en el profeta ni en la profetisa. El poder no está en el hombre. No está en la mujer. El poder está en Yehovah. Quiero decir, volvamos a lo que dijo. Ella dijo: “Yehovah te lo ha mandado”. “Dios te ha mandado por medio del profeta que vayas a pelear”. Entonces no fue suficiente, la Palabra de Yehovah. Sintió que necesitaba que esta persona, este ser humano, lo acompañara. La Palabra de Yehovah es mucho más poderosa que cualquier ser humano, que cualquier representación.

Eso es realmente la idolatría, si lo piensas bien. En lugar de adorar a Yehovah directamente, voy a poner algo delante de mí: un gran ídolo, una estatua de Yehovah, un becerro de oro, y diré: “Este es el dios que me sacó de Egipto porque me conecta más con él, me recuerda a Yehovah, me conecta más con Él “. Y Él dijo: “No hagas eso”. Él dijo: “Adórame directamente”. Y entonces Barak sintió que necesitaba un intermediario, y por eso, su gloria, realmente, su honor y su gloria iban a ser entregados a una mujer. No sería a través de su poderío militar; sería a través de esta mujer. Ahora, ¿quién es la mujer?

Keith: Sí. ¿Entonces quién es la mujer?

Nehemia: Bien, así como vamos leyendo, vamos a suponer que dice “Oh, es Débora quien es la mujer. Es Débora la profetisa”, pero por supuesto, no es. Esa es la broma interna si lees el final de la historia. No es la mujer Débora. Es la mujer Yael, en cuyas manos se entrega Sísara.

Keith: Absolutamente. Así que continuemos leyendo.

Nehemia: Eso es bastante genial. Sí.

Keith: Entonces dice aquí diez mil lo siguieron, y entonces estamos en el versículo 11. ¿Puedes leerlo en la versión en inglés?

Nehemia: En la versión en inglés ¿leemos el versículo 10?

Keith: Lo siento.

Nehemia: No tenemos que leer cada versículo. No vamos a finalizar.

Keith: No, no vamos a pasar por toda la cosa. Adelante.

Nehemia: Bien. Es largo, versículo 11, espera estamos en 4:11. Aquí, esta es la versión JPS. Y dice como sigue. Dice, “Ahora Heber el Ceneo se había separado de los otros ceneos, descendiente de Hovav, el suegro de Moises y había plantado su tienda en Elon-beZaanannim, que está cerca de Kedesh” ¿quieres que siga?

Keith: Sí.

Nehemia: Bien, tengo que parar y hablar sobre esto. Tenemos a un tipo que es descendiente del suegro de Moisés. ¿Recuerdas a Jethro o Yitro? Entonces tenemos este personaje Hovav quien es mencionado, y entonces tenemos este otro personaje Reuel. Y creo que hablamos acerca de esto en las Perlas Originales de la Torah, como de acuerdo a una fuente hay siete diferentes nombres para la misma persona. No es claro que sea realmente la misma persona.

Keith: Y eso es todo.

Nehemia: ¿Qué es?

Keith: Y eso es todo.

Nehemia: Tenemos este personaje Heber el Ceneo, y él es un descendiente de Hovav el suegro de Moisés. Hablamos, creo que en Las Perlas Originales de la Torah, estoy seguro que hablamos de como tenemos a Jethro, Yitro, quien también es llamado Yeter, y hay otro personaje Reuel, quien es el mismo personaje o un personaje diferente, y tenemos a Hovav. Y estos parecen ser diferentes nombres de Jethro o alguien alrededor de él, el suegro de Moises.

Así que oímos en la Torah que estos parientes de Jethro se unieron a los Israelitas un poco en contra de su voluntad. Entonces aquí ellos están allí en la tierra en Jueces capítulo 4. Eso es bastante genial. Cientos de años después.

Keith: ¿Eso no es algo?

Nehemia: Sí.

Keith: Amigos, para esos que no saben, estoy en el nivel 3 hablando desde mi teléfono móvil. Este es ahora el sexto intento para que lo hagamos.

Nehemia: ¿Estás en el hotspot?

Keith: Estoy en un hotspot sin VPN

Nehemia: Está bien, intentémoslo. Esta es la tercera vez ¿no?

Keith: ¿Crees que es divertido?

Nehemia: Es como la octava o novena vez

Keith: Estarás solo en esto y harás un trabajo increíble. Adelante.

Nehemia: Si. Todo bien. Así que permítanme continuar desde donde lo dejé, que fue en el versículo 11. Así que tenemos a este personaje, Heber el ceneo y es un descendiente de Hovav, el suegro de Moisés. Recuerde esa historia en la Torá donde Moisés se casa con la mujer madianita, Tzipora, y su padre es Jethro, quien también es llamado por estos diferentes nombres. Hablamos de eso en las Perlas Originales de la Torah, creo. De todos modos, todavía están por aquí, se unieron a los israelitas un poco en contra de su voluntad, y luego vinieron a la tierra, y ahora escuchamos que todavía están por aquí. Eso es bastante genial.

Keith: Sí, creo que es genial. Una vez más, aquí es donde la Biblia es tan asombrosa para mí, porque oirás a alguien y dirá algún nombre y, a veces, la gente se saltará el nombre porque dice: “Ni siquiera quiero saber qué nombre es.” ¿Pero no es eso interesante? Ves ese nombre el ceneo y dices, “Oh, está bien, espera. Eso es, ¡oh! “Y luego continúa diciendo que es el cuñado de Moisés. Y luego tienes la historia completa de…

Nehemia: Suegro, ¿Sí?

Keith: Sí, Suegro.

Nehemia: ¿Dice cuñado en la tuya?

Keith: Dice cuñado de Moisés, o suegro, en la versión NIV

Nehemia: Espera, ¿realmente dice cuñado en la tuya, no lo dice en la NIV?

Keith: Sí.

Nehemia: Así que es “choten,” que es suegro. Los que están tratando de hacer al convertirlo en cuñado es que están confundidos. Están diciendo, “Espera, tenemos a Reuel y tenemos a Jethro y tenemos a Hovav. ¿Quiénes son estas personas diferentes? “Así que están modificando el hebreo, y aunque dice suegro, lo están traduciendo cuñado para hacerlo más coherente y no tener que lidiar con estos nombres diferentes, tal vez para el mismo tipo. Es una solución interesante, pero no es lo que dice en hebreo.

Así que solo quiero decir una cosa rápida, y sé que podríamos hacer toda una enseñanza sobre esto, y creo que lo hice una vez, sobre todo el tema de los recabitas, que se mencionan en el libro de Jeremías. Si miras en Crónicas y sigues toda la genealogía, son de la misma familia que estos ceneos, como Jethro y Hovav. Es decir, estas personas viven en tiendas de campaña, hay una razón por la que viven en tiendas de campaña. Nunca se les dio una porción de la tierra. Eran esencialmente lo que la Torah llama forasteros, lo que significa que no eran de las doce tribus originales. Eran parte de esta multitud mixta que se unió a Israel. Eran una parte completa del Pacto. Había una Torah para ellos y los nativos. Pero en este punto de la historia, no obtuvieron tierras, por eso viven en tiendas de campaña. Es muy bueno, muy interesante.

Keith: Luego, en el versículo 14, aquí viene el comandante, el líder, el que está a cargo, Débora le dice a Barac: “’ ¡Ve! Este es el día en que Yehovah ha entregado a Sísara en tus manos. ¿No se ha adelantado Yehovah?’ Entonces Barac descendió del monte Tabor seguido de diez mil hombres”. Diez mil que ella le dijo que trajera. “Con el avance de Barak, Yehovah derrotó a Sísara y todos sus carros y ejército a espada, y Sísara abandonó el carro y huyó a pie”. ¿No es gracioso que, básicamente, la fuerza era el carro? Y al final, deja el carro y corre a pie. Y dice que lo persiguió…

Nehemia: Correcto, espera, espera. Tenemos que hablar.

Keith: Estoy llegando al final de…

Nehemia: Sé que tienes prisa

Keith: No tengo prisa. Esto llegando al final del último pensamiento, y entonces puedes regresar a…

Nehemia: Sí. Adelante.

Keith: Dice: “Pero Barac persiguió los carros y el ejército hasta Harosheth Haggoyim, y las tropas de Sísara cayeron a espada; no quedó ni un hombre “. Adelante.

Nehemia: Si. ¿Entonces qué pasó? Tenía novecientos carros, como que pasaste por alto eso, y está diciendo que sin los carros no tenía poder. Pero, ¿qué pasó con los carros? Ahora, carros, para aquellos que no lo saben, y tal vez esto sea obvio: en la antigüedad, los carros eran los tanques de su época, y eran lo que se llama un multiplicador de fuerza. Entonces podrías tener novecientos carros contra diez mil personas. Esas diez mil personas no tienen ninguna posibilidad. Y además de los carros, también tienes soldados de infantería. Pero esos novecientos carros, son un cambio de juego. Entonces, ¿cómo es que… qué pasó? Está bien, tenemos que detenernos aquí. ¿Puedes oír ese piano sonando?

Keith: No.

Nehemia: ¿No? Así que intentaré ignorarlo. Mi sobrina toca el piano. Tengo que pedirle que se detenga. Espere.

Keith: ¿Puedes creer que hizo que la niña pare el piano? Me refiero a que es hermosa. Esta es parte de la historia. Ella está tocando el piano de fondo. Débora estaba tocando la música de fondo para que se produjera esta victoria. Él va y le dice que se detenga. No lo entiendo.

Nehemia: No, esta es una edición de la grabación.

Keith: No no no. Le dije a la gente que no podía creer que detuvo la hermosa música de la niña de fondo. Es como la música de Débora.

Nehemia: ¿Puedo decirte cómo se llama mi sobrina, la que toca el piano y distrae? Su nombre es Yael.

Keith: ¿Y quieres que ella deje de tocar?

Nehemia: Ella clavó una clavija en mi cabeza con esa música.

Keith: Es hora de continuar

Nehemia: Bien. Todo bien.

Keith: Estabas hablando de los carros de hierro.

Nehemia: Si. Entonces, los carros de hierro, es un cambio de juego. Entonces, ¿qué les pasó? ¿Qué pasó con los carros de hierro? No podemos simplemente pasar por alto eso. Entonces, ¿qué pasó? Y solo podemos averiguar esto a partir del poema, de la canción de Débora, a la que no veo cómo vamos a tener tiempo para llegar. Pero de la canción de Deborah, resulta que…

Keith: Espera. Antes de hacerlo. ¿Listo? Antes de hacerlo.

Nehemia: Sí. Es 5:21.

Nehemia: Quiero hacer algo.

Nehemia: Sí, ¿qué es eso?

Keith: Esto es algo que quiero que la gente haga.

Nehemia: ¿Qué es eso?

Keith: Acabas de dar una gran… esto es como una gran tarea. ¿Cómo sabemos qué pasó con los carros? Tienes que leer el poema. Necesitamos que la gente lea el poema y vea si pueden encontrar la respuesta. Esta semana es dorada.

Nehemia: Está bien. Está allí en el poema.

Keith: Está en el poema.

Nehemia: Establece el contexto, y la traducción oculta parte de la respuesta. No sé si te das cuenta de eso, Keith.

Keith: Wow.

Nehemia: Pero antes en el pasaje menciona el río Cisón (Kishon).

Keith: Sí.

Nehemia: El Cisón no es un río. El Cisón es lo que llamamos en hebreo un “nachal“. En inglés la palabra wadi, o en español dicen arroyo. Un nachal, un arroyo o un wadi es un canal que desagua desde la montaña. También se lo conoce a veces como un arroyo estacional. Así que podrían estar allí junto a Nachal Cison (Kishon), o quizás en realidad en una sección de Nachal Cisón, y está completamente seco, y sus carros son muy efectivos. Pero de la nada, de repente, el nachal se llena de agua en lo que se llama una inundación repentina, y en este caso, aparentemente, se desbordó e hizo que los carros fueran ineficaces. Podría haber sido algo tan simple como… Quiero decir, dice que fueron arrastrados.

Hasta el día de hoy tienes esta situación en la que la gente estará en estos nachals, especialmente en el sur de Israel, pero en cualquier lugar, en realidad, sucede. Conducirán en un jeep 4X4 o algo así, y todo será arrastrado y serán muertos, un par de personas cada año mueren en Israel por estas inundaciones repentinas. Fue suficiente para acabar con los 900 carros de Sísara y dejarlo huyendo. Entonces, sí, la respuesta, espera, ¿no te di la respuesta? Entonces di la respuesta.

Keith: Me encantaría que fueras mi profesor en la escuela donde estamos a punto de hacer un examen y dices: “Lee el capítulo 4…”

Nehemia: Son las 5:21, ahora lo voy a leer.

Keith: No, “todos leen el capítulo 4 para obtener la respuesta. No te lo voy a dar. Ahora, déjame decirte cuál es la respuesta”.

Nehemia: Entonces dice: “El río Cisón los arrastró, el río antiguo, el río Cisón”. En hebreo, no es un río, es Nachal Cisón los arrastró. Este antiguo río nachal Cisón. “Oh alma mía, has pisoteado la fuerza”. Entonces los aplastó, este nachal los destruyó. Allí es una historia asombrosa. Me recuerda una historia diferente de David, a la que no tenemos tiempo de hablar sobre Baal-Perazim, está en mi libro Shattering the Conspiracy of Silence (Rompiendo la conspiración de Silencio), donde hay otra situación probablemente con un nachal y una inundación repentina. Amo esta historia. Lo siento. Es genial. Entonces, esta fuerza de la naturaleza de Yehovah vino y cambió el equilibrio de la batalla.

Keith: ¿No es algo que realmente haces … y comenzamos esto hace un tiempo, solía decirle a estas personas estas dos palabras: sigue leyendo, sigue leyendo, sigue leyendo. Bueno, se ha convertido en un truco donde sigues leyendo. Si no sigues leyendo y simplemente lees eso, estás un poco atascado. A veces hay situaciones en las que puede seguir leyendo y no obtener una respuesta. Creo que es fenomenal que el poema, la canción a la que no vamos a tener la oportunidad de ir, pero la gente va a ir y tener la oportunidad de verlo, pero que la canción nos da la respuesta. Eso es tan genial. Sí, eso es genial.

Nehemia: Sí.

Keith: Hablaste de tu libro, Nehemia. Dijiste que hay algo en tu libro sobre David. ¿De qué libro estás hablando? ¿Escribiste otro libro?

Nehemia: Shattering the Conspiracy of Silence (Rompiendo la conspiración de Silencio)

Keith: Espera. Está nuestro libro, A Prayer to Our Father: Hebrew Origins of the Lord’s Prayer (Una oración a Nuestro Padre: Los Orígenes Hebreos de la oración del Señor). Ese es el libro. ¿De qué otro libro estás hablando?

Nehemia: No. Así que tengo los libros El hebreo Yeshua contra el Jesús griego, A Prayer to Our Father, (Una oración al Padre Nuestro) y Shattering the Conspiracy of Silence (Rompiendo la conspiración del silencio). Esos son los tres libros principales que he escrito hasta ahora. En Rompiendo la conspiración del silencio, hablo de cómo hay esta batalla, y “Yehovah se desató sobre los filisteos”, dice, y describe el agua que brota como una inundación repentina. Entonces, cuando David usó esa metáfora, probablemente también estaba pensando en este caso que tuvo lugar cuando el agua explotó sobre los carros de los cananeos.

Keith: Espera. Entonces escribes libros y ¿qué más haces? ¿Qué haces tú, Nehemia? ¿Cuál es tu ministerio? Sigues hablando de…

Nehemia: Entonces…

Keith: No, solo dime cuál es tu ministerio. ¿Cuál es tu ministerio, qué haces?

Nehemia: Así que tengo mi ministerio, se llama… Este es el Minuto del Ministerio. No te gusta que usemos esa palabra, pero es el Minuto del Ministerio. Así que mi ministerio es la fundación hebrea Makor y mi sitio web es ElMurodeNehemia.com. Escribo libros. Hago todo tipo de enseñanzas en audio y podcasts y ando hablando. De hecho, estamos pre-grabando esto, el otro día estaba hablando en Tacoma, Washington. Fue una verdadera bendición. Vine aquí realmente a Seattle, Washington, para visitar a mi hermana y a mi madre, que está de visita desde Israel.

Keith: Y tu sobrina, que toca el piano que la vuelves loca.

Nehemia: Y mi sobrina Yael, que clava clavijas en la cabeza de los hombres y toca el piano. Mientras venía aquí, recordé que hace poco más de un año hablé en este lugar en un lugar llamado Enumclaw. Enumclaw, Washington, que en realidad fue algo de última hora. Fue en la sala de estar de alguien. Y fui realmente bendecido porque cuando dejé ese lugar, me entregaron esta carta. ¿Puedo leerles la carta? No voy a leerlo todo porque se nos acaba el tiempo. Pero ellos escribieron esta carta, y decía en hebreo “Todah rabah“, y luego en inglés, “Gracias”. Y dice: “A Nehemia Gordon, los abajo firmantes queremos agradecerle oficialmente por las numerosas contribuciones que ha hecho para impulsar nuestra fe en la Torá de Yehovah y en el Yehovah de la Torá”. Lo que pensé que era realmente hermoso. Y continúa. Son las cinco cosas diferentes por las que están agradecidos por haber compartido con ellos y en las que he trabajado. Algunas cosas las compartí con ellos individualmente y algunas cosas en las que he trabajado durante años y muy pocas personas dan las gracias. Fue una verdadera bendición y todos lo firmaron, todos en esta casa.

Pero cuando me enteré de que venía a Washington, decidí escribirles un correo electrónico y decirles: “Oigan, quiero reunirme con ustedes”. Así que terminan organizando todo este gran evento en una iglesia en Tacoma. Entonces comenzó en la sala de estar de alguien y terminó hablando con este gran grupo de personas en una iglesia. Realmente fue una bendición para mí. Ese es el tipo de cosas que hago en mi ministerio. Este tipo de cosas y esas cosas, y es una verdadera bendición.

Entonces la otra cosa de la que quiero hablar…

Keith: Cuando dices Minuto del Ministerio, voy a interrumpirte porque es Minuto del Ministerio. Pero si solo empiezas hablar de tu ministerio, puedes hablar todo el tiempo que quieras.

Nehemia: Sí.

Keith: No, Sigue adelante.

Nehemia: El minuto es algo relativo. Estamos usando la palabra hebrea para “minuto”, que es más larga. Es el minuto judío. Entonces, la otra cosa que quiero pedirle a la gente que haga es ir a iTunes, tres cosas que solo quiero llevar a casa cada vez en iTunes: suscribirse, calificar y revisar. Suscríbete para recibir el programa todas las semanas. Te descargará automáticamente Las Perlas de los Profetas, Las Perlas Originales de la Torá y otras enseñanzas de audio que he hecho. Y calificar y revisar, eso nos permite poner esto frente a otras personas. Ahí está mi Minuto del Ministerio

Keith: Increíble. Bueno, quiero decirles de verdad, amigos, con toda seriedad… estamos aquí en algún momento de enero. No estamos seguros, y tengo que decirlo por mí mismo, no estoy seguro de cómo vamos a poder continuar, ya que la tecnología termina siendo un desafío tan grande.

Nehemia: Sí.

Keith: Dedicamos aproximadamente una hora, y se termina tomando dos horas para hacer esto, lo que se relaciona conmigo es que estoy aquí realmente en Shanghai, y en 2015 determinamos durante los últimos años que agregamos la palabra “Internacional” al nombre BFA, Biblical Foundations Academy International, y no lo hicimos con fines de marketing. Lo hicimos porque realmente queríamos compartir la Palabra de Dios con la mayor cantidad de personas, en tantos lugares diferentes del mundo como fuera posible. Al final de este año calendario de 2014, ahora es 2015, mientras escuchas esto, con suerte, si alguna vez llega, con aproximadamente 20 ediciones, en realidad hay un boletín que creamos que te da una muy buena imagen de lo que sucedió durante el último año. Se llama BFA Boletín. En ese boletín, es de muy alta calidad, es un PDF que te permitirá ir, y podrás verlo y descargarlo. Eso le dará una muy buena imagen de lo que está sucediendo con la BFA.

Pero como estoy en esta parte del mundo, estoy usando este tipo de base para ir a algunos otros lugares donde sería mucho más difícil, mucho más caro, si estuviera en los Estados Unidos. Por ejemplo, anoche estaba teniendo una conversación, y esta es una controversia real, la gente piensa que no es una buena idea, pero he estado en una conversación de un año con estas personas en Pakistán sobre ir y compartir – tienen un grupo de personas que aman el tiempo de Dios, Su Torah, Su palabra, Su nombre, y están en un área donde su comunión está creciendo. Me han pedido una y otra vez que vaya. Así que anoche, tengo que decirte, Nehemia, estaba mirando solo para ver cuánto costaría, y el precio es la mitad de lo que costaría si estuviera en los Estados Unidos. Entonces eso puede suceder o no.

Hay una invitación a África. Acabo de llegar de Filipinas. De hecho, Nehemia y yo estamos hablando de la posibilidad de Noruega en la primavera, y hay otros lugares. Sin mencionar que tenemos una oportunidad realmente maravillosa aquí en China con nuestro libro A Prayer to Our Father: Hebrew Origins of the Lord’s Prayer, que ha sido recogido por la iglesia luterana, y lo van a publicar. Así que puede que esté dedicando algún tiempo a ayudar a hacer eso. Pero básicamente, esta parte del mundo tiene sus bendiciones y sus dificultades. La dificultad es que estoy detrás del Telón de Acero, lo llamo, lo que debería llamar el Cortafuegos de China, el Gran Cortafuegos de China como lo experimentó Nehemia.

Nehemia: Es la cortina de Bambú.

Keith: Si. Y lo que es realmente difícil es que tienes más de mil millones de personas aquí. Estoy en una ciudad que tiene casi… no te puedes imaginar cuántas personas diferentes de diferentes naciones hay aquí. Tiene una población de 26 millones de personas en la ciudad de Shanghai. Todo el tiempo tengo la oportunidad de conocer gente con la que puedo compartir y hablar. Estoy aquí apoyando a mi esposa, que está haciendo algo realmente asombroso con su trabajo en este momento, pero puedo usar esto como base para ir a otros lugares, tanto del Medio Oriente como del Lejano Oriente.

Debo decir que, para cuando este programa salga, podremos hablar sobre algo que está sucediendo en Israel en este momento con respecto a algunas cosas que hicimos con el BFA, y eso está en comunicación en este momento. Pronto me enteraré de eso. Con suerte, nuestro próximo programa, si tenemos uno, podré anunciarlo. Pero con todo eso, estamos tratando de inspirar a personas de todo el mundo a construir una base bíblica para su fe.

Entonces, su forma de apoyarnos es una, vaya a bfainternational.com, verá todo lo que estamos haciendo. La mayor parte de lo que estamos haciendo, lo está viendo allí, puede simplemente mirar, no tiene que registrarse. Pero si se registra como miembro gratuito, pasa al siguiente nivel, donde puede descargar archivos PDF y guías de estudio, Bytes de las Escrituras, todo tipo de cosas. Y finalmente, la Biblioteca de contenido premium, que abrimos las puertas de la biblioteca, la hizo gratuita para una prueba de siete días, donde realmente puede ver lo que hay allí. Pero si decides quedarte allí, realmente nos ayudará a producir tres o cuatro cosas importantes más en 2015, que continuarán llegando a personas de todo el mundo.

Así que estoy muy emocionado. El BFA Boletín les dará una idea de lo que hemos hecho. En este momento, Las Perlas de los Profetas es solo una de las cosas con las que estoy comprometido. Pero nuevamente, la tecnología, si no funciona, no funciona. Entonces, lo que tengo que decirte, Nehemia, has sido muy paciente. Solo en este programa hemos hecho, creo, siete intentos diferentes.

Nehemia: Al menos.

Keith: Si este se levanta y seguimos adelante, es genial. De todos modos, bfainternational.com. Una vez que llegas allí, es bastante fácil ver cómo puedes brindar apoyo y, con suerte, la gente lo hará. Sigamos leyendo.

Nehemia: Bueno, tengo que hacer una pequeña declaración sobre el contexto aquí, que se saltó. Creo que te distrajeron todas las desconexiones y los desafíos tecnológicos.

Keith: Sí.

Nehemia: Entonces, esta batalla está teniendo lugar en un lugar muy estratégico en Israel. Tienes estas montañas en el centro de Israel, y luego tienes estas montañas en el norte y Galilea. Entre esas dos cadenas montañosas, se encuentra lo que se llama el valle de Jezreel. Esa es la carretera internacional central en la antigüedad, e incluso en los tiempos modernos, entre la costa mediterránea y la parte central de Oriente Medio. Es decir, para llegar a todos los mercados centrales de Oriente Medio, debe pasar por el valle de Jezreel.

Entonces están todas estas grandes batallas que tuvieron lugar allí. El Nuevo Testamento habla del Armagedón, que es la batalla de Meguido. Cuando los británicos conquistaron Israel en 1917 a los turcos, fue la batalla de Meguido. Hubo una batalla de Meguido que tuvo lugar en el segundo milenio a. C. entre los hititas y los egipcios. Están todas estas batallas de Meguido que tuvieron lugar en el valle de Jezreel. Aquí menciona a Meguido de pasada, y nachal Kishon no está lejos de Meguido, está en esa misma área en ese mismo valle. Todo esto está dentro de un área de 10 o 15 millas. Es un área muy estrecha donde se han llevado a cabo muchas batallas importantes y seguirán teniendo lugar, y ahí es donde está sucediendo esto.

Keith: Seguirán teniendo lugar.

Nehemia: Sí.

Keith: Bueno. Y así, básicamente, después de que esto sucediera con el nachal, él corre a pie y huyó a pie en la tienda de Yael.

Nehemia: Sí.

Keith: Y ahora, de nuevo, el nombre de tu sobrina es Yael, ¿verdad?

Nehemia: Yael, Sí.

Keith: Si. De modo que ella es la esposa de Heber el ceneo, “porque había relaciones amistosas entre el rey de Hazor y el clan de Heber el ceneo”. Y luego dice en el versículo 18, “Yael salió al encuentro de Sísara y le dijo: ‘Ven, mi señor, entra ahora mismo. No temas.’ Entonces él entró en su tienda, y ella le cubrió con una cubierta. . “Esto es realmente interesante. Y él dice: “Tengo sed”, deténganme si es necesario, “por favor, dame un poco de agua”. Ella abrió un odre de leche, le dio de beber y lo tapó. “Párate en la entrada de la tienda”, le dijo. “Si alguien viene y te pregunta, ¿hay alguien aquí?” Diga, No. ‘Pero Yael, la esposa de Heber, tomó una estaca de la tienda’, y creo que este es uno de los más gráficos… Este es casi tan malo como el que el juez zurdo puso la espada en el vientre del… trato, y la grasa se fue por encima del cinturón. ¿Recuerdas ese?

Nehemia: Te refieres a Jefté, sí. ¿No era ese Jefté?

Keith: Jefte. Y dice: “Y ella le atravesó la sien con la clavija”

Nehemia: Oh, no, Ese fue Aod (Ehud). Lo siento. Sí, Aod.

Keith: Aod. Ese fue Aod. Dice: “y mientras ella se acercaba en silencio a él mientras él dormía profundamente, exhausto, le clavó la clavija en la sien hasta el suelo”. Seguramente dice algo más en hebreo. ¿Es realmente así de gráfico, Nehemia?

Nehemia: Sí, está claro. Ella lo condujo hacia adentro. Lo martillo. En realidad dice “martillado”.

Keith: Wow.

Nehemia: Sí.

Keith: Así que este tipo está acostado allí y ella fue y le atravesó la sien con una clavija.

Nehemia: Sí.

Keith: “Barak pasó en busca de Sísara, y Yael salió a su encuentro. ‘Ven’, dijo ella, ‘te mostraré al hombre que estás buscando’. Entonces él entró con ella, y allí yacía Sísara con la estaca de la tienda en la sien”, y luego la última palabra dice: “ muerto.” Simplemente no hay duda.

Nehemia: Y él murió.

Keith: Y él murió.

Nehemia: Sí.

Keith: Ahora, lee el último verso antes de que lleguemos al poema, porque no creo que vayamos a llegar al poema. Tengo algo que quiero hacer una trivia bíblica. ¿Pueden leer el último versículo y darme algunos … Quiero hacer algunas trivias bíblicas aquí. ¿Bueno?

Nehemia: Esta bien. ¿Estabas hablando del versículo 24, quieres?

Keith: Sí, 23.

Nehemia: 23?

Keith: Bien, 23 y 24. ¿Puedes hacer el 23 y 24?

Nehemia: 23, “Y Dios…”

Keith: Déjame decirte antes de leerlo. Amigos, esto es lo que vamos a hacer, este ha sido, con mucho, el programa de grabación más difícil que hemos hecho. Siete, creo que cuento siete paradas y comienzos diferentes, por lo que no sabemos cómo va a hacer esto el editor. Ni siquiera pude mencionar el hecho de que tenemos personas que patrocinan cada una de Las Perlas de los Profetas. Y las personas que patrocinan este episodio en particular se llaman a sí mismos los Macabeos. Estas son personas que quieren hacer este espectáculo en honor a los Macabeos, que básicamente entraron y lucharon contra el ejército griego más grande, y como resultado de eso, volvieron a dedicar el altar. Para Hanukkah, lo discutimos en las últimas semanas. A estas personas, queremos agradecerles. Se llaman a sí mismos los Macabeos. Están patrocinando este, y solo les diré lo que están patrocinando por lo que probablemente será el costo de unos tres patrocinadores solo por el tiempo de edición que llevará intentar terminarlo.

Queremos agradecer a los Macabeos, nos comunicarán más tarde que han patrocinado algunos de nuestros episodios. Y todas las personas que han patrocinado Las Perlas de los Profetas, realmente no es poca cosa por lo que estamos tratando de hacer, coordinando esto en todo el mundo, los editores, Internet y los teléfonos… y la lista sigue y sigue. . Así que gracias a ellos.

Ahora, Nehemia, antes de que leas estos dos últimos versículos, ¿podemos estar de acuerdo? El poema, queremos que la gente lo lea.

Nehemia:

Keith: Encuentra el verso que explica lo que ya les dijiste, pero búsquenlo por sí mismos y vean qué más pueden ver en este poema, que creo que es bastante interesante. Y luego haremos trivia bíblica. Continúa con el último verso.

Nehemia: Tenemos que hablar de… que mencionaste a los Macabeos, tenemos que hablar de eso, porque ¿qué significa Macabeo?

Keith: Cada vez que menciono algo, dice que tenemos que hablar de eso.

Nehemia: Porque ¿qué significa Macabeo?

Keith: No, adelante, digamos.

Nehemia: Macabeo era el título de Judá. Fue llamado Yehuda HaMaccabi, de la palabra makevet. Makevet es un martillo, porque luchó como un martillo de guerra. En el versículo 21 de Jueces 4 dice: “Y Yael, la esposa de Heber, tomó la estaca de la tienda y ella puso el martillo, el makevet, en su mano y se acercó a él en silencio o en secreto, y ella le clavó la clavija en la sien y se cayó al suelo, o se hundió al suelo “. Así que tenemos la palabra makevet, hammer, y esto fue apoyado por los Macabeos. ¿No querías que hablara de eso? ¿Me estás tomando el pelo?

Keith: Me encanta. Me encanta.

Nehemia: Me pregunto si Judah no se inspiró en Yael para llamarse a sí mismo Macabeo, porque había una mujer que tenía… ya sabes, era débil, era un granjero y dice: “¿Qué tengo? Tengo un martillo, eso es todo lo que tengo. Voy a usar el martillo y voy a ganar”. Y él dijo. Primero a través del poder de Yehovah. Y el versículo 23 lo aclara, dice: “Y Dios subyugó a Yabin el rey de Canaán ese día delante de los hijos de Israel. Y la mano de los hijos de Israel iba continuamente y con fuerza sobre Yabin el rey de Canaán hasta que cortaron a Yabin el rey de Canaán”. Tengo que mencionar rápidamente el Salmo 83, versículo 10, en inglés, es el versículo 9, donde dice: “Haz con ellos como con los madianitas; como a Sísara, como a Yabin, en el arroyo de Cisón”. Que es Nachal Kishon. Entonces, esa es una referencia aquí a este y un montón de otros eventos históricos en el Salmo 83.

Keith: Bueno, esto es lo que me gustaría hacer. Amigos, les pediremos que lean el capítulo 5, cuyo capítulo 5, todo el capítulo 5, es la canción real, el poema, la canción que cantan. Creo que es interesante en el 5 versículo 1, donde dice, “En ese día”, y no dice “Barak hijo de”, dice, “Débora” primero, y luego, dice “Barak”. Entonces ella está aquí primero, luego él, y luego cantan esta canción, que creo que es realmente… te haría bien leer eso. Pero tengo una trivia, Nehemia.

Nehemia: ¿Qué trivia?

Keith: Quiero hacerte una pregunta. Estás en Israel, y me di cuenta de algo – una de las cosas que me di cuenta…

Nehemia: No estoy en Israel ahora, Estoy en Seattle, pero sí.

Keith: Bueno, en realidad estás en Seattle. Pero viviste en Chicago, creciste en Chicago y luego viviste en Israel durante, creo, ¿dijiste 20 años o algo así?

Nehemia: 20 años en total, sí

Keith: ¿No es asombroso, una de las cosas que creo que es tan genial es la forma en que el pueblo de Israel, hombres y mujeres, hombres y mujeres jóvenes, ingresan al ejército? Siempre que estoy allí, siempre me detiene todo este asunto del ejército, y he visto el trato en el que traen la Biblia y luego tienen su arma y van al ejército y hacen toda esta ceremonia frente al Muro Occidental. Es simplemente increíble. Pero una de las cosas que creo que es realmente sorprendente es la forma en que se usa a las mujeres en el ejército como a los hombres. Una de las cosas que sucedieron este año que es realmente genial, ¿alguna vez has oído hablar de … Déjame darte un nombre. Aquí tienes un nombre: Mayor Oshrat Bachar. ¿Alguna vez has escuchado ese nombre, Nehemia?

Nehemia: Nunca oí de ella. .

Keith: ¿Has oído alguna vez de Captain o Cohen?

Nehemia: No, nunca oí de ella.

Keith: No has oído hablar de ella. ¿Alguna vez has oído hablar de Major Gal? Probablemente no hayas oído hablar de ella.

Nehemia: No. ¿Quién es la Mayor Gal? No me estás dando el apellido. Sí, pero no, no he oído hablar de ella.

Keith: Ellas no darán el apellido a propósito.

Nehemia: No sé quién es.

Keith: No se ha revelado el apellido. ¿Por qué? Debido a que esta persona está sirviendo por primera vez en la historia, en la historia de la Fuerza Aérea de Israel, una mujer ha sido nombrada comandante adjunta de un escuadrón operativo. Su nombre es Major Gal, cuyo apellido no fue revelado. Y ella, lo que me encanta de esto, es la segunda al mando del Escuadrón “Nachshon”. “Nachshon”, me encanta esto.

Nehemia: Sí.

Keith: De todos modos, ella está sirviendo allí. Esa es la primera vez en la historia. Pero aquí hay una segunda: por primera vez, una mujer liderará un batallón de combate en las Fuerzas de Defensa de Israel, el mayor Oshrat Bachar ha sido asignado al Batallón de Inteligencia de Campo “Eitam” en el comando sur. Esto es realmente importante porque es una unidad de combate. Pero el que realmente me llamó la atención en 2014 es Captain o Cohen para convertirse en subcomandante de, ¿adivinen cuál es el nombre de su patrullera?

Nehemia: Yael?

Keith: Débora.

Nehemia: Oh, bien.

Keith: No, esto es asombroso. El nombre de su bote es Débora. Ella va a estar en el área de Gaza al mando de su bote, y ella dijo esto “el sueño de mi vida se está volviendo realidad” Así que aquí tienes la primera vez en la historia de la fuerza aérea de Israel; la primera vez para una mujer en un batallón de combate; la primera vez para una mujer en la armada. Y digo que no es la primera vez. La primera vez fue Débora quien fue la primera en la historia que fue el comandante, la líder, la encargada. Ella estaba dirigiendo el espectáculo. Ella preparó el escenario para estas otras mujeres que están haciendo esto, y creo que es genial en Israel cómo dicen que las mujeres son utilizadas en un montón de niveles diferentes. Esto no es algo donde ellas están atrás en los muros y haciendo algo donde ellas no están envueltas en combate real – estas son mujeres que están afuera en frente de las líneas de la armada de las Fuerzas de Defensa de Israel, armada, y fuerza aérea, y ellas liderando el cargo. Como mientras leía estos artículos sobre lo que se decía sobre ellas, el tipo de carácter y la forma en que estas mujeres lo están haciendo… creo que estas mujeres están sirviendo en el espíritu de Débora, el juez, el profeta y el que lideró la carga. Repito, voy a discutir esto. Ella estaba liderando todo. Y luego tienes a Yael, que no tuvo miedo de poner una estaca de tienda en la cabeza del rey. Así que tienes dos mujeres en esta historia que creo que solo dan honor a las mujeres que están en batalla, y estas mujeres están mostrando ese mensaje entonces, y por supuesto, decimos que Las Perlas de los Profetas es lo que sucedió en el pasado, ayer, hoy y mañana. Y hoy, ahora mismo, 2014, estamos en 2015, tres mujeres diferentes haciendo algo que dicen que es la primera vez en la historia. Digo que es la segunda vez en la historia. La primera vez en la historia donde la mujer encabezó la carga en una batalla es Débora, de la que acabamos de hablar. Entonces esa fue mi trivia bíblica.

Nehemia: No sé qué sección tú lees en jueces, pero está bien.

Keith: Sí, las damas están corriendo al espectáculo aquí.

Nehemia: Tengo que decir un par de cosas más, creo que estas son importantes. Así que la primera es, ¿por qué Sisara fue a Yael? Seamos honestos, la subestimó. Él pensó que ella le iba a ser leal porque había un tratado de paz o algún tipo de acuerdo entre su clan y los cananeos, y probablemente lo que los hizo confiar fue que dijeron: “¿Sabes qué? Ella no es descendiente de Jacob, es una gentil”. Y estaban equivocados. Es decir, solo porque no era descendiente de Jacob no significaba que no era parte de Israel, e hizo lo que haría cualquier mujer israelita. Ella lo mató.

Así que creo que es muy bueno. Quiero decir, aquí tenemos un ejemplo de alguien que es parte de la gente que se ha unido a Yehovah, Isaías 56 y otros versículos. Luego, la otra cosa es todo esto sobre la leche y el agua. Existe la idea de que la leche te da sueño, y de hecho investigué un poco sobre esto, y los científicos afirman que no hay pruebas de esto, o que tal vez sea psicológico, porque mucha gente dice que te da sueño, así que tal vez por razones psicológicas…. sospecho que es toda la lactosa, que se convierte directamente en azúcar y luego te deja caer y te da sueño, especialmente si estás adaptada a la dieta cetogénica, lo que creo que probablemente Sísara tuvo.

Keith: Oh, Dios mío.

Nehemia: Un último punto del que habló es Jueces capítulo 5 versículo 1. Permítanme leerles lo que literalmente dice. En hebreo, los verbos tienen géneros. Dice: “Vatashar Débora“, “Y Débora cantó”, “Y ella cantó”, dice “y Barac, el hijo de Abinoam, cantó ese día”.

Keith: Exactamente

Nehemia: Así que en realidad es un verbo femenino singular que describe a Débora como la cantante, y Barak es casi como una ocurrencia tardía cuando se trata de la canción.

Keith: Con toda seriedad, lo que aprecio de esta historia, y nuevamente, desearía que no tuviéramos los desafíos tecnológicos que tuvimos, porque hay más cosas que podríamos hacer. Y, por supuesto, también tenemos problemas de tiempo. Tú estás allí, yo estoy aquí, estás en donde sea que estés con Yael tocando la hermosa música con los pequeños martillos que hacen el sonido del piano. No sé si lo sabes, esos son martillos.

Nehemia: Eso es correcto. Ellos son martillos, ¿ellos son?

Keith: Sí, ellos son pequeños martillos. Y luego estoy aquí.

Nehemia: Cuidado Yael con el martillo.

Keith: Sí, Yael con el martillo. Así que creo que todo es parte de eso. Y realmente quiero pedir a la gente que ore por nosotros.

Nehemia: Sí.

Keith: A veces puedes hacer suposiciones de lo que… ya sabes, ellos obtienen el resultado final de lo que haces y no siempre ven lo que sucede detrás de escena. Si este está subido y lo estás escuchando, tomó nada menos que un… Ni siquiera sé cómo nuestro editor va a hacer esto. Pero básicamente, si estás despierto y escuchando esto y esto realmente termina siendo parte de Las Perlas de los Profetas, debes agradecer a nuestro editor, a nuestra paciencia y a la tecnología que funciona, etcétera. Entonces, si no tiene nada más, quiero desafiar a la gente a leer

Nehemia: Tengo otra cosa. Quiero hablar sobre el versículo 20 del capítulo 5.

Keith: Oh, ¿Quieres? Por supuesto.

Nehemia: Voy a finalizar con eso.

Keith: Bien.

Nehemia: Dice, “Min shamayim nilchamu hakochavim mimesilotam nilchamu im Sisra.” “Desde el cielo, las estrellas de sus cursos lucharon con Sísara”. ¿Qué significa eso de “Las estrellas lucharon”? Probablemente podríamos llegar con todo tipo de explicaciones creativas de que tal vez hubo un cometa que cayó, y es por eso que el río Cisón (Kishon) se desbordó con agua. No lo sé. Pero definitivamente, fue del cielo, fue de Dios que esto sucedió. Eso es lo que eso significa.

Y creo que eso es importante: que siempre que tengamos una gran victoria en nuestras vidas, recordemos que es de Yehovah, que Yehovah es el que es la fuente de la victoria, y no es una persona que ponemos frente a nosotros. Y decir, “Oh, ella me dijo que era la palabra de Yehovah así que necesito a esta persona. No puedo hacerlo sin el humano”. Es el mismo Yehovah, Él es el Único y Él hará que suceda. No necesitamos seres humanos. Confía en Yehovah, no en el hombre, como dice el Salmo

Keith: Amen. Así que oré la semana pasada, tú oras esta semana, yo oraré la semana que viene si hay un programa.

Nehemia: Beseder. Yehovah, Avinu shebashamayim, Yehovah, nuestro Padre en el Cielo. Te pedimos que traigas la victoria del cielo en todo lo que estamos haciendo, en nuestros ministerios y en nuestras vidas, y en las vidas de todos aquellos que escuchan este programa e invocan Tu nombre. Como está escrito, “Karov Yehovah lekol kor’av,” Yehovah está cerca a todos quienes lo llaman, “lechol asher ikre’u ve’emet,” a todos los que lo llaman en paz. Yehovah, moviliza las mismas estrellas del cielo contra Tus enemigos y contra aquellos que están tratando de evitar que vivamos de acuerdo con Tu Torá y honremos Tu nombre, Yehovah. Que esta sea tu voluntad. Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply