Perlas de los Profetas #21 – Ki Tisa (1 Reyes 18:1-39)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #21 – Ki Tisa (1 Reyes 18:1-39) Nehemia Gordon y Keith Johnson se reúnen en Jerusalén para examinar el despliegue de proezas proféticas más estridentes del Tanakh. Se introducirán en la confrontación de Elías con Acab como si fuera la primera vez. Los hebraísmos son evidentes en las páginas y demandarán su atención. Gordon conectará las piezas del rompecabezas para proponer una lectura fascinante y completamente veraz de la historia de Abdías. ¿Quién era y qué gran noticia para la humanidad representa?

Gordon cerrará con una oración de consagración a Yehovah, el que en misericordia indefectible redime los corazones de los hombres indignos.

“Ustedes invoquen el nombre de sus dioses,

Y yo invocaré el nombre de Yehovah” (1 Reyes 18:24)

Las Perlas de los Profetas #21 – Ki Tisa (1 Reyes 18:1-39)

Estás escuchando “Las Perlas de los Profetas” con Nehemia Gordon y Keith Johnson. Gracias por apoyar la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Más información en ElMurodeNehemia.com.

Keith: Bienvenidos al cara a cara de Las Perlas de los Profetas. Soy Keith Johnson, junto con mi amigo Nehemia Gordon. Ahora bien, vamos a llamar a este proyecto Las Perlas de los Profetas, cueste lo que cueste. Estamos juntos en la Tierra de Israel, acabo de llegar, de aterrizar anoche. Tú has estado aquí por unos días. Nehemia, bienvenido a la Tierra de Israel.

Nehemia: Shalom, Keith. Bienvenido. Te recogí anoche en el aeropuerto.

Keith: Sí.

Nehemia: A las afueras de Tel Aviv y manejamos hasta Jerusalén. Me siento tan bendecido al estar aquí en la Tierra de los Profetas, hablando de los Profetas. Es simplemente increíble, me encanta.

Keith: Vamos a darles un poco de contexto. Nehemia encontró un lugar para nosotros el cual llamamos “la casa segura”. Nehemia, esto está en un sótano. ¿Dónde estamos?

Nehemia: En realidad estamos en el segundo sub-sótano de un edificio, que está construido dentro de la ladera de una montaña. Estábamos buscando un lugar para grabar y aquí hay un lugar donde a un lado hay una montaña y al otro lado es un valle. Así que nuestra esperanza, al menos, es que no haya demasiadas distracciones por el ruido. Jerusalén puede ser a veces una ciudad muy ruidosa y estábamos tratando de buscar un lugar tranquilo para grabar Las Perlas de los Profetas.

Keith: Buscábamos un lugar donde no haya mucho ruido. ¿Por qué? Porque estábamos intentando grabar en todo el mundo. Yo estaba en una parte del mundo, tú estabas en otra parte del mundo; teníamos que lidiar con muchos problemas, con la tecnología, etcétera. Acabamos de lanzar un par… justo en las últimas 24 horas, un pequeño video promocional sobre lo que estábamos dispuestos a hacer, costara lo que costara. Incluso nos subimos a una Harley Davidson.

Nehemia: Me hizo montar en la parte trasera de una Harley y yo nunca me había montado en una motocicleta.

Keith: Sólo tengo que decir que es un proceso realmente interesante. He estado enfermo los últimos días y luego llegué aquí y mi equipaje no llegó conmigo, así que estoy aquí sin mi equipaje. Pero hice algo Nehemia, que fue realmente interesante. He estado viajando a diferentes lugares, pero una cosa que sí he hecho, es sacar mi Biblia hebrea y llevarla conmigo. Es algo interesante, mis otras Biblias están en mi maleta, tengo mi Biblia hebrea, estoy en la Tierra de los Profetas, estoy aquí con ustedes, estamos a punto de grabar esta sección. Sólo tengo que decir que creo que tu idea, y tengo que darte mucho crédito por esto, fue tu idea de que hiciéramos el acercamiento de Amós 3:3 juntos. ¿Puedes decirle a la gente un poco… Sé que hemos hablado de ello, diles un poco sobre eso y por qué esto es tan significativo.

Nehemia: Sí. Estábamos esta mañana en el apartamento de mi mamá aquí en Jerusalén y estaba compartiendo esto con ella. Amós 3:3 es un versículo que dice en hebreo: “Hayelchu shnayim yachdav bilti im no’adu”. Comúnmente en las traducciones al inglés dice: “¿Pueden dos caminar juntos, si no están de acuerdo?” La gente entiende que eso significa. Bueno, “No puedo caminar en la fe con otra persona a menos que estemos completamente de acuerdo, tengamos la misma doctrina y creamos la misma teología, de lo contrario, no podemos caminar juntos”. Eso no es de ninguna manera a lo que se refiere. Cuando se lo dije a mi mamá en hebreo, inmediatamente reconoció en la palabra “bilti im no’adu” la palabra “mo’ed“, que es un tiempo designado en el cual la gente se reúne. Lo que significa literalmente y lo que dice en hebreo es: “¿Pueden dos caminar juntos sin haberse encontrado?” Primero, es necesario encontrarse en un terreno común y luego podrán caminar juntos. Lo que decidimos hacer es encontrarnos en un terreno común, en la Palabra de Dios y caminar juntos en la fe ante el Creador del universo. Lo que intentamos hacer, en los primeros episodios en que estuvimos juntos sentados uno al lado del otro fue…

Keith: Sí, en Charlotte.

Nehemia: Sí, en tu casa en Charlotte y fue maravilloso. Luego viajaste a China y yo estaba en los Estados Unidos e intentamos hacer esto…

Keith: Estuviste en algunos lugares, ¿no?

Nehemia: Estuve en algunos lugares. Creo que estuve en su mayoría en los Estados Unidos en ese momento. Te llamaba por Skype en China y a veces funcionaba, a veces no. Para mí, la gota que rebasó el vaso fue cuando tuvimos un episodio que debería haber tardado una hora en grabarse. Debería haber sido una cosa fácil de hacer. En cambio, tuvimos cada uno siete desconexiones, lo que significa que teníamos ocho archivos de grabación y creo que nuestro editor hizo un gran trabajo para que la gente no se diera cuenta de lo sucedido, pero sí se debieron dar cuenta que algo estaba pasando. Lo entendí en ese momento… quiero decir, literalmente estaba en medio de una conversación y al terminar decía: “¿No es increíble Keith?” y sentía que Keith estaba completamente atónito por lo que dije, porque estaba en completo silencio.

Keith: Y no lo escuché. No tenía ni idea de lo que estabas hablando.

Nehemia: Estábamos completamente desconectados. La llamada se había colgado y ni siquiera me enteré. Fue muy frustrante y nos dimos cuenta que teníamos que unirnos. En realidad, esto es una gran bendición, porque Keith, tú tuviste una gira por aquí con la Academia de Fundamentos Bíblicos y yo vine aquí por mi ministerio, la Fundación Hebrea Makor, para trabajar en la búsqueda del Aviv. Así que decidimos venir unas semanas antes para poder grabar estos episodios cara a cara, sentados uno al lado del otro. Estamos aquí en este apartamento. ¿Puedo contarle a la gente, puedo describir…?

Keith: Por supuesto. Tienen que saber dónde estamos.

Nehemia: Estamos aquí sentados en una mesa de plástico y hemos puesto dos toallas sobre la mesa, como toallas de baño, para absorber parte del impacto, así que cuando hago esto y estoy dando golpecitos no se oye en el micrófono. Luego colgamos… ayer estuve con el dueño del apartamento y me ayudó a colgar una sábana en la pared. Esto es como un estudio improvisado, así que absorbe parte del sonido. Mira, somos realmente de alta tecnología. Esta es una operación profesional. [Risas]

Keith: Exactamente. Esto es una operación profesional.

Nehemia: Pero sí tenemos un micrófono muy elegante… Keith se burló de mí, pero en realidad es un micrófono profesional.

Keith: No, realmente lo es. Y en realidad…

Nehemia: Funciona.

Keith: Funciona. Sólo tengo que decir que empezaré diciendo que he estado enfermo la última semana, y que no estaba cien por ciento seguro que fuera a ser capaz de convencer a la aerolínea de pueder llegar aquí. Volé con El Al. Hay un montón de cosas ahora mismo, dependiendo de dónde hayas estado, te preguntan si has estado en ciertas partes del país y si tienes fiebre y todo ese tipo de cosas. Pude decir que no tenía fiebre, pero llegué aquí, me llevaste a una farmacia, Nehemia, y pude dormir anoche.

Nehemia: Tuviste China-itis. O tienes China-itis, ¿no? La tuve cuando volví de China y ahora tú la tienes.

Keith: Sí. Lo que pasa es que la contaminación termina por entrar en tu sistema, en tu sistema sanguíneo, y en realidad es un poco grave. Pero después de esos dos primeros días hice la transición a un lugar en el que sólo tengo que lidiar con la congestión y ese tipo de cosas. Hoy tuve la oportunidad de tomar la famosa sopa de pollo de Bubby Dina.

Nehemia: Esa es mi madre y esa es la mejor sopa de pollo del mundo.

Keith: Estoy emocionado por empezar. Vamos a empezar en 1 Reyes 18. Tengo que decir que hemos tenido socios de Las Perlas de los Profetas que han sido maravillosos y muy pacientes. Pero tuvimos que hacer un gran cambio, por el cual tuvimos que hacer todas las cosas ahora y en las próximas semanas. Y por eso es que estoy haciendo mención de las personas que son socios, les estoy sugiriendo a ellos y a cada uno de los que están escuchando, que aprovechen para hacernos saber sus comentarios en ElMurodeNehemia.com, bfainternational.com, y que dejen sus mensajes ahí. Para aquellos que no nos los enviaron con anticipación, sepan que realmente apreciamos todo lo que escriben. Y de nuevo, creo que las últimas semanas, Nehemia, hemos estado invitando a la gente a hacer sus comentarios y lo han estado haciendo, así que es impresionante.

Nehemia: Oh, sí.

Keith: En realidad vamos a ir aquí. El grupo de Sioux Falls es en verdad el responsable de esta semana, nuestros socios de las Perlas de los Profetas de Sioux Falls. Estamos en el capítulo 18 de 1 Reyes, uno de los pasajes más maravillosos, tú y yo hemos tenido algunas experiencias con este pasaje, tal vez no lo recuerdes, hemos hecho muchas cosas. Pero vamos a hablar de 1 Reyes capítulo 18, comenzando en el versículo…

Nehemia: Versículo 1.

Keith: Versículo 1. Vamos a ir de un lado a otro en lo que respecta a la lectura. No tengo mi Biblia en inglés conmigo, pero tengo mi computador, tengo mi Biblia hebrea, tú tienes tu computador y por supuesto lo que sea que esté en tu mente y en tu memoria, y por supuesto, con lo que hemos preparado con antelación.

Así que empecemos, 1 Reyes capítulo 18 versículo 1 dice: “Sucedió que después de muchos días la palabra de Yehovah vino a Elías” y luego de inmediato dice: “en el tercer año”. ¿Qué tercer año?, ¿De qué estamos hablando?, ¿Cuál es el tercer año? Tercer año, ¿De quién?, ¿Tercer año de qué?, ¿Qué significa el tercer año, Nehemia?

Nehemia: Hay una sequía, y fue un castigo para el Rey Ahab (Acab) y el Reino de Israel. Este es el tercer año de la sequía. Imagínense, Israel no es un país que tenga ríos importantes, nuestro río principal es más pequeño que algunos… En realidad, te diré algo, estuve en China y literalmente vi alcantarillas abiertas que eran más grandes que el río Jordán, y esto realmente pone las cosas en perspectiva. Últimamente he conducido por los Estados Unidos y me he encontrado con un río que ni siquiera tiene nombre y que es más grande que el río Jordán. Es como el afluente del afluente de un río menor y es más grande que el Jordán; así que imagina, si no hay lluvia durante tres años no hay suficiente agua para sobrevivir.

Keith: Si no hay lluvia, tienes problemas.

Nehemia: Esto fue algo muy importante… tres años de sequía.

Keith: La palabra viene y le dice, y creo que esto no es nada pequeño, “Ve, muéstrate a tu enemigo”, básicamente “Ve delante del tipo que está tratando de arrancarte la cabeza”. Dice: “Ve, muéstrate a Acab y enviaré lluvia sobre la faz de la tierra”. Cuando veo esa frase Nehemia, veo dos cosas. Lo primero: “Ve, muéstrate a Acab”, esas son malas noticias y las buenas noticias son: “que estoy a punto de enviar lluvia sobre la faz de la tierra”. Me pondré en los zapatos de Elías por un segundo, estaré actuando como si fuera Elías: “¿Pero por qué no envías la lluvia y listo?”

Nehemia: Aquí tengo un pequeño problema, que es que no lo traduciría como “Ve, muéstrate”. Yo lo traduciría como, “Ve, aparece”.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: En realidad es la misma palabra que vemos en…por ejemplo, teníamos una porción de la Torá llamada “Vayeira”, “Y se le apareció”, “Y Dios se le apareció a Abraham”, y es la misma palabra. Así que no se traduce, “Y se mostró a sí mismo”, sino “Y él apareció”. Esto podría sonar como una diferencia muy sutil, pero en hebreo, es la diferencia entre un verbo activo y uno pasivo, o en realidad un verbo causal, “mostrarse” y un verbo pasivo, “aparecer”. No sé si hace una diferencia en el sentido de la frase, pero es ligeramente diferente, “Ve y aparece delante de Acab”. Es casi como si Elías… tenemos el versículo donde Dios le dice a Moshe (Moisés): “Serás como un dios para el faraón, y Aarón será tu profeta”. “Serás Elohim para el Faraón”. Así que, en algunos casos, el profeta representa a Dios y puede aparecer a la gente como Dios puede aparecerse ante la gente, declarando su palabra.

Keith: Bueno, entonces dice, ¿qué dice en el capítulo 18 versículo 2? Dice: “Así que Elías hizo precisamente eso. Fue a aparecerse “Fue a presentarse”, en la NVI dice que “Fue a mostrarse”, o a aparecer, “a Acab”. Y luego dice, “sólo como un recordatorio que la hambruna fue severa”. Quiero decir que son tres años, ¿cuánto más grave? En otras palabras, está repitiendo lo obvio, no hay lluvia…

Nehemia: Bueno, no es necesariamente obvio. Tal vez en Egipto tenían siete años de comida almacenada. Pero en este caso, no lo hicieron.

Keith: Sí.

Nehemia: Así que estaban en problemas, después de dos años de sequía, estaban en problemas.

Keith: Luego viene el versículo, y de nuevo, no sé qué palabra quieres tratar aquí, pero me encanta cada vez que tienes la oportunidad de…

Nehemia: Oh, la palabra de la semana, ya la tengo.

Keith: ¿En serio? ¿De verdad?

Nehemia: Pero eso es más tarde. Absolutamente, lo tengo. Estoy en eso.

Keith: De acuerdo. Increíble, increíble. Déjame leer esto, 18:3, “Y llamó Acab a Abdías, que estaba al frente de la casa. Abdías temía a Yehovah”, dice, “enormemente”. Quiero decir que es una respuesta aquí. Aquí está el hombre que está en la casa, teme a Yehovah, y luego continúa.

Quiero leer esto y luego podemos ir más despacio y volver, pero quiero leer el siguiente versículo. Dice: “Cuando Jezabel…” Ahora, inmediatamente, cuando ves algo como esto cuando estás leyendo, Si lo lees por primera vez y no tienes un contexto, quedas como, “Bueno, ¿quién es esta?” “Porque cuando Jezabel mató a los profetas de Yehovah, Abdías tomó cien profetas y los escondió de cincuenta en cincuenta en cuevas y les dio pan y agua”. Así que tenemos a Abdías, tenemos a Acab, tenemos a Elías y ahora tenemos a esta persona, Jezabel. Así que cuando leemos esto, obviamente los que no han leído, no lo sabrán, pero Jezabel es la esposa de Acab.

Nehemia: La reina. La reina malvada.

Keith: Sí. Es la reina malvada que en verdad, no está contenta con nadie que no vaya a hacer exactamente lo que ella quiere que hagan. Así que ciertamente, los que sirven a Yehovah, o los profetas de Yehovah, estarían en su lista de aquellos que querrías deshacerte.

Nehemia: Sí. Entonces, tengo algunas cosas que decir sobre Abdías, pero voy a dejar eso para un poco más adelante, en el versículo 8, porque es realmente de donde obtenemos esta nueva perspectiva. Pero mencionaré ahora que, Abdías en hebreo es “Ovadyahu”, que significa el siervo de yud, hey, vav, hey. El siervo de Yehovah, “Ovadyahu”. Esta es una de las estructuras muy comunes, la cual es un nombre compuesto. Un nombre compuesto son dos palabras que juntas forman un nombre. La primera palabra significa siervo, también se puede traducir como “esclavo” y “Yahu”, que es la forma final. Siempre que yud, hey, vav, hey, el nombre del Padre aparece al final de un nombre, siempre es “yahu” o “ya”, como en mi nombre Nehemia; “Yeho”, es al principio. Es un nombre interesante, “Ovadyahu”, él es un siervo de Yehovah.

Así que es irónico o incluso revelador diría yo, porque tenemos el nombre Jezabel, que también es un nombre compuesto, “I’zevel”, que probablemente, no es del todo claro, pero probablemente significa “hombre de Zevel”, y podría ser una palabra cananea que haga referencia al místico santuario en el cielo donde vive el dios cananeo; se llama “Zevul” en la literatura cananea. Así que tal vez su padre le puso el nombre del hombre de Zevel. O posiblemente incluso podría ser la costa de Zevel, la costa de este santuario sagrado, porque ella viene de Sidón, que está en la costa del Líbano. En hebreo, es inmediatamente obvio que estamos tratando aquí con un juego de palabras que significa algo más para los hebreos, porque “zevel” significa basura. Significa una cosa en la lengua cananea, y una cosa ligeramente diferente en la lengua hebrea, aunque sean idiomas que tienen relación. Así que aquí tenemos a Jezabel, que quiere eliminar por completo a los profetas de Dios y tenemos al hombre cuyo nombre es “el siervo de Yehovah”. Si yo fuera Jezabel, habría sospechado de Abdías.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Desde el principio, el nombre de esta persona lo delata. Ella adora a su Baal, y aquí hay un personaje cuyo nombre significa “siervo de Yehovah”.

Keith: Ahora, déjame hacer esta pregunta. Cuando ves la frase “destruyó a los profetas de Yehovah”, ¿No quieres preguntarte de qué otra cosa se está hablando? En otras palabras, esta frase que está ahí, está justo ahí y es casi como si fuera un hecho, ella es la que hizo esto. Estoy pensando, pero ¿EN dónde está eso? ¿En dónde más se discute eso?

Nehemia: En realidad, no dice en hebreo “destruyó”. Dice: “Cortar”. Sí. Así que no lo sé. ¿Cuál es la respuesta? ¿Qué es lo que tienes?

Keith: No tengo una respuesta para eso. No sé en qué otro sitio habla de ello. Quiero decir, en otras palabras…

Nehemia: Oh, te refieres a donde tuvo lugar ese incidente.

Keith: Sí.

Nehemia: De acuerdo. Así que esta es una herramienta literaria muy interesante, se menciona cuando se refiere a que algo ocurrió en el pasado, pero es la primera vez que oímos hablar de ello.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Me recuerda cuando Tzipora, la esposa de Moshé (Moisés), toma el control de la situación, se arroja delante de él y dice: “Por sangre es mi novio, y por eso le dijeron novia…” ¿Qué? Espera, ¿qué? ¿De qué está hablando esto?

Keith: Exactamente.

Nehemia: Nos falta una parte de la historia. Así que en realidad no sabemos cuáles fueron esas circunstancias. Pero lo que es realmente interesante aquí es… llegaremos a eso más tarde. Voy a guardarlo para más tarde. Es realmente interesante.

Keith: Increíble. Pensé que era algo, y esto pasa mucho en las Escrituras, donde de hecho lees sobre algo y tú sabes quién es el que hizo tal y tal cosa, pero dices: “Bueno, pero ¿En dónde está ese suceso?” Este es un ejemplo.

Nehemia: ¿De dónde vino?

Keith: Esa es la pregunta.

Nehemia: No, pero creo que la respuesta es que realmente ocurrió, y era algo que era bien conocido en el tiempo en que escribían sobre esto. Así que no necesitaba decir, “¡Oye! Por cierto…”

Keith: Exacto.

Nehemia: Es interesante y leerás que, como autor esto es algo con lo que tengo dificultades, ¿Cuánto quiero explicar como autor? Tengo una editora, ya la conoces, Schiffer, es una mujer brillante, y me dice: “No hables despectivamente con el público cuando escribes”. No tienes que explicar lo obvio porque la gente se sentirá insultada por eso.” Pero el desafío es saber que es lo obvio para mí que pueda que no sea tan obvio para ellos.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Así que si estoy escribiendo y digo: “9/11, cuando 19 terroristas derribaron el World Trade Center”, es como: “está bien, ¿En serio? Sabemos lo que es esto, de lo qué estás hablando” Pero luego he hablado con jóvenes que en realidad no saben lo que es. ¿Te lo imaginas?

Keith: ¿Sabes que es interesante? Cuando mencionas esto, es gracioso porque estoy en Shanghai ahora mismo, y están pasando muchas cosas maravillosas. Sé que hay gente que tiene preguntas sobre lo que está pasando, pero hay tantas cosas maravillosas y puertas que se están abriendo. Pero lo que es realmente interesante sobre la gente que está allí, es cuando piensas en la información que crees que el mundo conoce. Así que puedes decir… como lo que pasó en la Plaza de Tiananmen.

Nehemia: Oh, no tienen ni idea de lo que es eso.

Keith: Bueno, lo sabes porque has preguntado…

Nehemia: Sí, claro. En China, no lo saben.

Keith: Mucha gente no tiene ni idea. Han controlado esa información y dependiendo de la generación…

Nehemia: Sí, es correcto. Eso también es cierto.

Keith: Y generaciones, que saben. Les hablas de grandes saltos en la historia y les hablas de hambrunas, de todas esas cosas diferentes y diversas personas saben que es lo que estás hablando. Pero claramente esta declaración, cuando el texto dice que ella hizo algo, la gente no podía decir, “Ahora, ¿Qué fue eso?” Quiero decir, la gente sabía a qué estaban haciendo referencia.

Nehemia: Iba a dejar esto para más tarde, pero tenemos que hablar de ello, es importante. Tiene que ver con… Vemos toda esta serie de reyes de Israel que son pecadores y están adorando falsos dioses e ídolos pero no eliminan a los profetas de Yehovah. En realidad manipulaban a los profetas de Yehovah y creaban falsos profetas que hablaban en nombre de Yehovah. Comparo este pasaje con otro que tenemos unos capítulos después, que no creo que esté en las Perlas de los Profetas, pero es uno de mis pasajes favoritos, creo que fue 1 Reyes 21 o 22, donde tenemos a Micaías, que es el profeta y está hablando la palabra, y estos otros 400 profetas que también son profetas de Yehovah en su nombre, pero son falsos profetas.

En cambio, esta es una situación diferente aquí, ella está atacando a cualquiera que hable en nombre de Yehovah y eso es porque ella es extranjera, ella es una Sidonia. Así que lo que los israelitas hicieron y vamos a llegar a esto más adelante, es que practicaron algo llamado sincretismo, adoraban a Yehovah como si fuera lo mismo que a Baal, esta situación sidonia es un juego de pelota diferente. Ella viene y es tan celosa de Baal como nosotros de Yehovah, o como debiéramos serlo. Quiere acabar con la adoración de Yehovah, no sólo secuestrarla y cooptarla sino acabar completamente con ella y reemplazarla con algo que no sea similar, que sea diferente, con algo completamente diferente. Y eso es realmente importante, es una distinción muy sutil entre el sincretismo, donde tienes dos cosas juntas y las haces parecer iguales y en esta situación es en donde ella quiere reemplazar la fe de Israel.

Keith: Absolutamente, por supuesto. Bueno, esto es lo que sucede y creo que esta frase es interesante, en el versículo 18:5 dice: “Entonces Acab dijo a Abdías: Ve por la tierra a todos los manantiales de agua y a todos los valles; tal vez encontremos pastos y mantengamos a la gente viva'”.

Nehemia: No.

Keith: Lo sé. Estoy tratando de ayudarte, dice: “Tal vez mantengamos a la gente con vida”. No, dice…

Nehemia: No se preocupan por la gente.

Keith: “…y mantener vivos los caballos y las mulas, y no tener que matar al ganado.” Ahora, ¿Eso te golpeó de alguna manera, también?

Nehemia: Esto es lo que me golpeó, y no sé si ves esto en el Inglés, pero en el hebreo la palabra para “matar el ganado” es la misma palabra que apareció sobre los profetas de Yehovah, donde dice “hichrit“, es el hif’il de “karat“, para hacer que se corte. Así que literalmente, en el versículo 4, “Y sucedió que cuando Jezabel hizo que los profetas de Yehovah fueran cortados”. Aquí en el versículo 5 está diciendo: “Para que no causemos que los animales sean cortados”, o, “no causemos que sean cortados los animales”. Se preocupaba por los animales, pero no por los profetas de Yehovah. La misma palabra que teme que le pase a los animales es lo que su esposa le hace a los profetas de Yehovah. Esto no es casualidad cuando lo lees en hebreo, salta a la vista y dices: ¡Ay hombre, hay ironía aquí!

Keith: Entonces dice: “Así que dividieron la tierra entre ellos para inspeccionarla”, para comprobarlo. “Acab se fue por un camino y Abdías por otro.” Ahora, este es el rey Acab, ¿No tiene Acab a alguien más que pueda hacer esto?

Nehemia: Sé que es sorprendente. Aquí está Acab vagando por el campo…

Keith: Buscando pastos.

Nehemia: …con algunas mulas y caballos… ¿Cómo qué?

Keith: ¡Exactamente!

Nehemia: Sí. Es interesante.

Keith: Así que aquí viene.

Nehemia: Así de bajo habían caído.

Keith: Sí. Bien. Dice en el versículo 7, “Cuando Abdías estaba en el camino”, he aquí que él viene, “Elías le salió al encuentro”, y dice, “y él lo reconoció y se postró sobre su rostro y dijo: ¿Eres tú, Elías, mi señor?” Y el versículo 18:8 dice: “Y le dijo: Soy yo. Ve, di a tu amo he aquí está Elías”.

Ahora, dos cosas ahí. Primero, en el versículo 18:7 él dice: “¿Eres tú?” Ahora, veamos el hebreo aquí. ¿Qué dice en el hebreo? “Elías, mi señor”.

Nehemia: Sí. Así que la palabra para “señor” es “adoni”.

Keith: De acuerdo. Y entonces, ¿Qué usa Elías cuando dice, “Ahora ve con tu señor”?, ¿Qué dice?

Nehemia: Él dice, “le’adonecha“, “a tu señor”.

Keith: Así que básicamente las palabras son las mismas. En otras palabras él está diciendo…

Nehemia: En realidad, el mensaje para a Acab es una palabra más fuerte, es lo que llamamos el plural majestuoso, que puede ser usado para describir a Dios o a un rey. Así que, literalmente, si quieres traducirlo, él diría: “Ve con tus señores y di: He aquí Elías”, pero sólo hay un amo, el cual es Acab. Es el plural majestuoso, expresado por una terminación en plural que le da más majestad, más grandeza. Así que en realidad, en cierto modo, está diciendo: “Me estás llamando adoni, ve a tus adonim.”. Eso es interesante.

Keith: Entonces Elías dice: “Y le dijo: Soy yo. Ve, dile a tu amo: He aquí Elías”. Abdías expresa: “¿Qué pecado he cometido para que entregues a tu siervo en manos de Acab para matarme? Vive Yehovah tu Dios”. Debemos detenernos aquí. Cada vez que veo esta frase “Vive Yehovah”, no puedo evitarlo, paro y de nuevo recuerdo lo importante que es esta afirmación.

Nehemia: Es enorme.

Keith: ¡Es enorme!

Nehemia: Es profética.

Keith: Es profético. ¡Oh, yes!

Nehemia: Entonces, déjame compartir algunos…

Keith: Sí, adelante.

Nehemia: De hecho, ¿Podemos leer el versículo y luego volver a hablar de ello?

Keith: De acuerdo. Por supuesto. ¿Puedes leerlo ahí?

Nehemia: No, adelante.

Keith: Dice: “Vive Yehovah tu Dios que no hay nación o reino donde mi amo no haya enviado a buscarte; y cuando dijeron no está aquí, hizo jurar a ese reino o nación que no podrían encontrarte”.

Nehemia: Bien. Entonces sigue y dice: “Y ahora dices: Ve, y dile a tu señor: He aquí Elías, y sucederá que me iré de ti y el espíritu de Yehovah te elevará”, etcétera, etcétera. Es como decir… bueno, en realidad, tenemos que terminar ese versículo. Lo siento. Es importante.

“… te elevará hasta donde yo no sé. Y vendré a decirle a Acab y él no te encontrará y me matará, sabes, porque voy a ir a decirle que te encontré. Y tu sirviente ha temido a Yehovah desde mi juventud.” Muy interesante. “¿No se lo han dicho a mi amo?” Etcétera.

Volvamos aquí. Así que esto es interesante. La palabra que salta a la vista… bueno, hay dos cosas que saltan a la vista en el versículo 10. Una es esta frase: “Chai Yehovah” “Vive Yehovah”, que como empecé a decir, esta expresión aparece 44 veces en el Tanakh. Y en Jeremías 12:16 hay un ejemplo profético de ello. Dios está hablando a las cuatro naciones que rodean a Israel y dice: “Sucederá que seguramente aprenderán los caminos de mi pueblo, para jurar en mi nombre, “vive Yehovah'” “Chai Yehovah”.

Keith: Cuando dijiste Jeremías, ¿Te refieres a Jeremías 16?

Nehemia: Jeremías 12:16.

Keith: ¡Oh! 12:16.

Nehemia: Sí. “En mi nombre, “vive Yehovah”, como enseñaron a mi pueblo a jurar por Baal; veyivnu betoch ami, y serán edificados en medio de mi pueblo”. Así que esta es una promesa a las naciones que rodean a Israel si aprenden a jurar en el nombre del Creador del universo. Chai Yehovah.

Keith: Chai Yehovah.

Nehemia: “Chai Yehovah”, “Vive Yehovah”. “Como enseñaron a mi pueblo a jurar Chai” y luego el nombre de Baal (Vive Baal) y “serán construidos en medio de Israel”. Así que es realmente interesante aquí, esta es una promesa a las naciones, no tiene nada que ver conmigo. Es una promesa para las naciones del mundo que no son descendientes de Israel de ser construidas en medio de Israel. ¿No es asombroso?

Keith: Es asombroso.

Nehemia: Tiene que ver con esta frase “Chai Yehovah”. Aparece 44 veces. Es una expresión común. Hay otros versículos en los que Dios dice: ” Vivo yo”. Podríamos hablar de eso, pero lo que me interesa es lo que dice aquí en el versículo 10, dice: “Chai Yehovah Elohecha”. “Vive Yehovah tu Dios”. ¡Waw! ¿Qué tienes que decir al respecto Keith? Podría no ser nada, pero no creo que sea nada. ¿Por qué no dijo: “Chai Yehovah Elohei Israel”, “Vive Yehovah el Dios de Israel”, o, “Chai Yehovah Elohai”. ” Vive Yehovah mi Dios”, o, “Chai Yehovah Eloheinu”, “Vive yehovah nuestro Dios”? ¿Por qué dijo: ” Vive Yehovah tu Dios”?

Keith: Bueno, yo diría esto. Una de las cosas que creo que es interesante cuando estoy leyendo esto es que hay una cosa entre Elías y Abdías.

Nehemia: Sí.

Keith: Así que le dice, “Elías, mi señor”. Y entonces le dice: “Mira, tu Adoni”. Como dijiste, el plural. Luego vuelve a él y dice: “¿Qué pecado he cometido, que tú estás dando… Vive Yehovah tu Dios”. Está proclamando… Es como si dijera, que conoce el compromiso que Elías tiene con Yehovah. Tal vez Elías no sabe que el…

Nehemia: ¿Qué es lo que quieres decir? No, él dice más tarde: “Se te dijo lo que hice. Salvé a los profetas de Yehovah”.

Keith: Sí.

Nehemia: Así que está asumiendo que Elías lo sabe y si no lo sabe le está diciendo una de esas situaciones, pero, por ejemplo, quiero traerles un par de ejemplos de lo que estoy hablando y este tipo de cosas lo enfatiza. Es muy extraño que diga “tu Dios”. Así que tenemos tres lugares en el Tanakh, de los 44, donde dice: ” Yehovah Elohei Israel”, “Yehovah el Dios de Israel”, 1 Samuel 25:34, 1 Reyes 17: 1 y 1 Reyes 17:12. Tres veces, tres testigos, donde la gente usa esta frase: “Vive Yehovah”, y dicen, “Vive Yehovah el Dios de Israel”. Le dan ese título. De repente dice: “Vive Yehovah tu Dios”. Así que tengo una hipótesis, es una teoría.

Keith: ¡Uh!, ¡Oh!

Nehemia: No puedo probarlo, pero tengo una sospecha. Esto es lo que sabemos, Jezabel era una princesa de Sidonia, era una extranjera, era celosa del culto a Baal. Vino con todo un séquito de sidonios cuando se casó con el rey de Israel, ella era en realidad la hija de un gobernante de Sidón, un hombre llamado Ithobaal, que significa “con Baal”.

Keith: Con Baal.

Nehemia: La alef, tav de Baal. Trae a esta gente con ella y tal vez uno de ellos, esta es mi suposición, podría haber sido un hombre llamado Ovadbaal, y viene a Israel de joven y comienza a adorar a Yehovah y su nombre se cambia a Ovadyahu, Abdías.

Keith: ¿Realmente vas a llegar a esa teoría, Nehemia?

Nehemia: Es posible.

Keith: ¿No me vas a dar un versículo? No vas a decir…

Nehemia: Bueno, aquí es donde viene a mí. Versículo 12.

Keith: Ahora estamos hablando.

Nehemia: Dice: “Y tu siervo ha temido a Yehovah desde mi juventud”, eso es interesante, eso podría significar: “Mira, lo he hecho toda mi vida desde que era un bebé”, pero dice “desde mi juventud”; también podría significar, “mira, desde que vine de Sidón con la princesa, he sido celoso de tu Dios”. Eso encaja con él diciendo: “Vive Yehovah tu Dios”, “Mira, he sido construido en medio de tu gente”. Conoce a Jeremías 12:16, o, conoce el concepto de Jeremías 12:16, que si aprende a jurar “Vive Yehovah” como la forma en que han aprendido a jurar “Vive Baal”, es decir, la forma en que Israel aprendió de los gentiles, entonces tiene la oportunidad de ser construido en medio del pueblo de Israel.

Keith: Nehemia, has llegado muy lejos. ¿Te conozco desde hace cuánto tiempo? ¿Cuánto tiempo hace que te conozco?

Nehemia: No lo sé. ¿Trece años? Doce años, algo así.

Keith: Trece, catorce años, o algo así. Y lo único que solías decir siempre es que me frustraba por esto. Solía enfadarme por esto. Solía querer estrangularte, poner mis brazos alrededor de tu cuello.

Nehemia: Nunca lo has hecho, sin embargo.

Keith: No, no he hecho nada. Yo decía: “Nehemia, estoy pensando, una de las cosas…” y tú decías: “Sí, pero ¿En dónde lo dice en las Escrituras? ¿En dónde lo dice en las Escrituras?”

Nehemia: Esta es la doctrina que debemos aceptar y los que no se adhieran a esta doctrina serán arrojados al lago de fuego y no caminaremos juntos porque no estamos de acuerdo… Eso no es lo que estoy diciendo en absoluto. Lo que estoy diciendo aquí…

Keith: Estás tratando de unir las piezas.

Nehemia: Estoy tratando de juntar las piezas y especialmente de esta cosa muy inusual, “Vive Yehovah tu Dios”. Es único en el Tanakh. Ahora, tenemos otros lugares donde la gente dice: “Tu Dios” y especialmente encontrarás eso como una frase que aparece comúnmente en Deuteronomio, donde Moshe está hablando a Israel y dice: “Tu Dios”. Bueno, podría haber dicho “nuestro Dios”. Bueno, pero aquí es muy extraño.

Keith: Sólo desearía que pudiéramos encontrar un ejemplo en el que se cambiara su nombre de…

Nehemia: No, no sabemos eso. Mira, tal vez se llamaba Abdías y nació en un pueblito de Galilea. No lo sé, no lo sé. Pero es posible, porque es parte de ese mundo de Acab y de Jezabel. Lo que sí sabemos es que Jezabel vino de Sidón y que trajo un séquito con ella y que estaban tratando de acabar con los profetas de Yehovah. Esto en realidad encaja con otra pieza de evidencia. ¿Cómo es que Abdías tiene la oportunidad de salvar a todos estos profetas de Yehovah, los 50, en una cueva? Tal vez él fue el enviado a matarlos. Y sabes que eso tiene mucho sentido, especialmente cuando se le llama “asher al habayit”, “el que está sobre la casa”. Así que ahora tenemos que explicarle a la gente lo que eso significa.

Keith: Sí.

Nehemia: Históricamente, el que está sobre la casa no es el mayordomo, sino lo que hoy llamaríamos como el primer ministro. Así que tenías un rey de Israel y una reina, y mira, el rey no está involucrado en cada decisión, no le interesan los pequeños asuntos de estado. Él va a hacer la política y a guiar las cosas, pero no es alguien que toma las decisiones cotidianas, eso lo hace el primer ministro y esto en hebreo bíblico es “El que está sobre la casa”, es el número dos en el reino. Es muy posible que… ¿En quién va a confiar Jezabel como el número dos en el reino? En uno de sus compinches de Sidón. Sugiero que es una posibilidad, no una doctrina, puedes rechazarla completamente si quieres. Está completamente bien.

Keith: Voy a rechazarla, pero quiero decirte que abriste la puerta…

Nehemia: Pero el hecho de que diga: “Vive Yehovah tu Dios”. Como decimos en hebreo: “zeh omer darsheni”, dice investígame.

Keith: Lo está pidiendo.

Nehemia: Me está rogando que lo investigue.

Keith: Quiero decir algo. Es interesante que hayas traído a colación acerca de lo que es un primer ministro, porque debes ubicarnos en el concepto Nehemia, eso en verdad no está lejos…Puedo mirar por la ventana y la Knesset no está lejos de aquí. Esta mañana, esta mañana temprano, me desperté…

Nehemia: De hecho, literalmente, miras por la ventana, vemos el Museo de Israel y sobre la siguiente colina está la Knesset.

Keith: Sí. Así que me acerqué y miré la Knesset y luego me acerqué a la casa de Netanyahu.

Nehemia: No lo hiciste.

Keith: Sí, lo hice, caminé hasta la casa de Netanyahu, Él no estaba allí.

Nehemia: Eso es cierto.

Keith: No estaba allí porque está de camino a los Estados Unidos. Ahora, tengo que decir algo sobre esto. Has hablado del primer ministro y creo que en verdad es muy interesante la política de Israel, tienes al rey… y ahora has traído un concepto muy interesante, que Abdías no es como… es el sirviente, lo que significa que es esa clase de persona que está más abajo en la lista.

Nehemia: Bueno, en general, cuando se habla del portador de la copa, no es sólo esa persona que la sostiene.

Keith: Sí. Tiene algo de autoridad.

Nehemia: En realidad es un ministro de estado. Creo que tal vez podemos mirar a algunos países modernos. Tomemos el ejemplo más fácil, que está un poco desfasado, pero el Reino Unido o Inglaterra tienen una reina, ella ya no tiene ningún poder, pero hubo un tiempo en que el Rey de Inglaterra si tenía poder, pero ni aún así dirigía los asuntos cotidianos del estado, tenía un primer ministro y bajo el primer ministro estaba el ministro de educación y el ministro de lo que fuera, no sé, en aquel entonces. Así que el punto aquí es que en la antigüedad se tenía un rey y bajo el rey estaba “el que está sobre la casa”, el jefe de todos los ministros, y debajo de él estaba el copero y el panadero jefe; pero no era en realidad sólo un panadero, estaba tal vez sobre las finanzas del palacio y tal vez incluso sobre todo el reino. Así que tenemos estos términos que han perdido su significado en el inglés moderno. Así que esta clase de persona “que está por encima de la casa”, no está barriendo los pisos, a pesar de que está corriendo con los burros.

Keith: Sabes, es interesante, porque la razón por la que dije eso, creo que hay algo de lo que estás diciendo y es por eso que me pregunté: “¿Qué hace el rey por ahí caminando?”

Nehemia: Bien.

Keith: No es como el rey y el sujeto de más bajo rango del clan. Estas dos personas…

Nehemia: No. Ellos son esas dos personalidades superiores. Así de desesperados están.

Keith: Eso es lo que creo que es realmente significativo. Mencioné lo de Netanyahu, por supuesto…

Nehemia: Sí, ¿qué está pasando con Netanyahu?

Keith: Pues que está de camino a los Estados Unidos. Ha desafiado a Washington y va a hablar con el Congreso allí.

Nehemia: ¡Oh, no!

Keith: Fui a ver si podía contactarlo antes de que se fuera. Se ha ido. Está en camino. Me encontré con un guardia con un arma. El Knesset está aquí, pero también, Nehemia vamos a hablar de esto un poco, sobre el significado de lo que Abdías realmente hizo en términos de salvar a los profetas. Esta semana vamos a tener Purim y será celebrado. Y para las personas que no conocen, pienso que en verdad es algo interesante que lo investiguen. Podemos hablar de ello un poco más. Pero creo que es demasiado interesante que estemos aquí ahora mismo.

Nehemia: Sí.

Keith: Estamos realmente aquí en un momento… mientras hablaba con tu madre, Bubby Dina es mi consultora, amigos cuando se trata de la política de Israel y los Estados Unidos, ella habló sobre el significado de lo que está sucediendo en términos de lo que podría pasar con Israel. Hablaremos de esto con respecto Jezabel y lo que sucedió con Elías. Pero no sé por qué, podría leer esta historia y por alguna razón, se siente más… como si entendiera el significado de la misma. Quiero decir, sobre la política y lo que está pasando en los Estados Unidos y lo que está pasando aquí e Irán y todas estas cosas, y Purim…

Nehemia: Creo que esto realmente encaja. Quiero volver a Abdías, que según mi hipótesis nació siendo gentil en Sidón como siervo de Baal y fue traído a Israel, y desde su juventud temía a Yehovah. En mi opinión, él es un retrato en esta historia de un gentil que se ha unido a Yehovah.

Keith: Amén.

Nehemia: Él está de pie en contraste con los israelitas que forman parte del pueblo de Yehovah y que están sentados en la valla adorando a ambos dioses. Y para mí, hay un contraste y Abdías… creo que es interesante que esté contrastado. Hay dos figuras superiores que están buscando el agua, y quién hace este mensajero de Yehovah, que viene de Yehovah como Elohim “aparece”, esta es una palabra que se aplica para un dios que aparece. Él está allí para aparecer. No se le aparece al judío, a Acab, se le aparece al gentil que se ha unido al pueblo de Israel y ha abrazado al Dios de Israel, a Ovadyahu, a Abdías y creo que eso es realmente significativo.

Creo que es en el momento de decirlo: “Mira, aquí hay una esperanza para los gentiles y al mismo tiempo, una crítica a Israel”, “Sal de la valla y abraza al Dios de Israel”. ¿No te avergüenza que Dios envíe a su profeta y tenga que ir a aparecerse a los gentiles porque no estás preparado para aceptarlo?

Keith: Wau. Te diré algo. Hablamos de explorar la profecía bíblica ayer, hoy y mañana. Será duro para mí durante este par de semanas que estaremos aquí Nehemia, al repasar estas secciones y hacer siempre la pregunta, “Así que esto es lo que sucedió entonces, pero ¿Cómo se relaciona con el ahora?”

Creo que ahora mismo estamos en un momento realmente, realmente, y no uso la palabra “interesante”, sino en un tiempo “crucial” en el planeta, en lo que respecta a Israel y en lo que está sucediendo alrededor del mundo. Quiero decir, que es de mucho aprendizaje para mí, el venir aquí y estar en esta tierra ahora mismo, leer este tipo de historias y decir que no estamos tan lejos. Y vamos a leer muchas más como ésta, donde hay tantas cosas que están pasando justo en medio de nosotros.

Nehemia: Sí. Así que sigamos. Pero la única cosa que quiero enfatizar es que estamos tratando con… Bueno, sigamos. Tenemos que superar esta historia.

Keith: Sí, tenemos que hacerlo.

Nehemia: terminaremos diciendo que no tenemos suficiente tiempo al final. Tenemos que hacer esto.

Keith: Sí. ¿En qué versículo estamos ahora?

Nehemia: Versículo 14.

Keith: Bien, el versículo 14, “Y ahora dices, ve, di a tu señor: “He aquí está Elías”, entonces me matará”. “Elías dijo: Vive Yehovah de los ejércitos” y luego otra vez, tenemos esta frase, este juramento, este llamado como testigo a poner todo en la línea. Chai Yehovah, en el versículo 15, ” delante de quien estoy, de seguro me mostraré a él hoy”. “Abdías fue a ver a Acab y se lo dijo y Acab fue a ver a Elías”.

Nehemia: ¿Qué quiere decir Elías con “se puso de pie ante él”? Eso es muy interesante.

Keith: Adelante.

Nehemia: Así que una posibilidad es algo de lo que hemos hablado antes, Jeremías habla sobre esto, él está desafiando a los falsos profetas y los falsos profetas están hablando en nombre de Yehovah basados en una visión que tuvieron o algo así, o algún tipo de espíritu que ha venido y les ha hablado. Jeremías dice: “Los verdaderos profetas han estado en el Consejo de Yehovah en la corte celestial”.

Keith: ¡Amén! Sí.

Nehemia: Creo que Elías aquí está diciendo: “Me he presentado ante Yehovah. Estaba de pie allí y allí estaba Él sentado en su trono y estaba rodeado por los ángeles y hablando”. Quiero decir que esta es una imagen que hemos visto antes, un retrato y creo que esto es alusivo a eso. “Me he parado frente a Él”. Es una frase muy específica.

Keith: Déjame hacer una pregunta. En la tuya, ¿Ves esto… es el pasado o el presente? Porque es interesante, en la NAS lo que dicen es, “Yehovah de los ejércitos vive, delante de quien yo estoy”.

Nehemia: Oh, no. Es en tiempo pasado, “asher amadeti”.

Keith: Pero luego, cuando miro en el hebreo dice que está en el pasado.

Nehemia: Sí. El tiempo perfecto o pasado.

Keith: Es algo “delante de quien estuve”. Sí.

Nehemia: Sí.

Keith: “Abdías fue a ver a Acab y se lo dijo; y Acab fue a ver a Elías”. Y luego viene esta frase… a veces quiero hablarte de esta frase Nehemia. No, te estoy diciendo que quiero. Él dice, y vamos a ir más despacio y desglosar esto. Dice: “Cuando Acab vio a Elías le dijo: “¿Eres tú, el perturbador de Israel?” ¿Te gusta esa frase? ¿Qué crees que es esa frase?

Nehemia: Creo que es irónico que Acab le llame así a Elías, porque ¿De dónde sacamos esa frase? La sacamos del capítulo 7:24 al 25 de Yehoshua (Josué), y de nuevo en 1 Crónicas 2:7, donde se habla de este hombre llamado Acán, y hacen un juego de palabras con su nombre, Acán, porque suena como “acar“, lo cual es problemático. Entonces cuando Acán, ya sabes, es el personaje que robó el oro de Jericó y perdieron la batalla por ello y se descubre, y se le llama “ocher Israel”, “el perturbador de Israel”. Esa frase exacta aparece en 1 Crónicas 2:7.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: “Israel ocher”, “el problemático de Israel”, refiriéndose a esta persona que es el malo. Aquí, el rey, que es el malo, llama a Elías que es el bueno, ocher Israel. Y eso es, ya sabes, los que llaman a lo blanco negro y a lo negro blanco; los que llaman a lo amargo dulce y a lo dulce amargo; los que dicen que la izquierda es la derecha y la derecha es la izquierda. La gente que es malvada y hace el mal no dice: “Oye, soy una mala persona”. Algunos lo hacen, pero hay un cierto tipo de mala persona que dice: “No, soy justo”, “Lo que estoy haciendo es bueno y eres la mala persona”, y a los ojos de Acab, él es genial. ¡Es lo mejor desde el pan de molde!

Keith: Es divertido, ¿qué dice el 18:18? Básicamente Elías regresa y dice: “No he molestado a Israel, sino a ti y a la casa de tu padre”.

Nehemia: Seré honesto contigo, en mi ministerio, la Fundación Hebrea Makor, recientemente publiqué esta enseñanza sobre el nombre de Yehovah y mirando algunas de las posibles conexiones entre la pronunciación de ese nombre y el nombre del dios romano Júpiter, no entraré en eso, es toda una discusión, pero he tenido gente que básicamente me ha escrito: ¡Oh, perturbador de Israel!

Keith: Exacto.

Nehemia: “Estás causando problemas en nuestra congregación porque estás enseñando esto a la gente”. Literalmente he tenido gente que dice: “Podemos ver que estamos de acuerdo con lo que dices, pero esto es bastante problemático, esto va a causar división. No podemos enseñar esto”. Siento que soy Elías siendo llamado “ocher Israel”, “el problemático de Israel”.

Keith: Sí. Bien, creo que eso es bueno…

Nehemia: Mira, lo que quiero decir es que esto está ardiendo en lo más profundo de mi ser. Tengo que decir la verdad.

Keith: Nehemia, de ahí viene la frase del buen perturbador de Israel. Cuando de hecho, si estás siendo llamando el perturbador por decir la verdad, dando a la gente acceso a la información…

Quiero parar un segundo, porque estamos aquí, Nehemia, y sé que hay mucha gente que aprecia el trabajo que se ha hecho a través del ministerio del que has formado parte.

Nehemia: Fundación Hebrea Makor.

Keith: Y lo que estoy haciendo. Pero realmente no es algo que sea fácil. No es algo que…

Nehemia: ¡Oh, no! No lo es.

Keith: Y de nuevo, no quiero dramatizarlo demasiado, pero estar aquí ahora mismo, incluso físicamente, no es un proceso fácil.

Nehemia: Tu vuelo aquí era gratis, ¿Verdad?

Keith: Sí, correcto. Fui a El Al y dije: “Escucha, estoy a punto de enseñar la Palabra de Dios”.

Nehemia: “Mira, tengo un ministerio importante, dame una entrada gratis.” ¿Cómo te ha funcionado eso?

Keith: Quiero decirte algo. Es muy divertido. Una de las cosas que a la gente siempre le impacta de mí. Cuando estoy esperando en la fila, tienes que pasar por seguridad. Y esto sucedió realmente, esto sucedió dos veces. Quería poner a la gente al día, así que estoy esperando para subirme al avión de Hong Kong a aquí…

Nehemia: Donde está tu maleta actualmente.

Keith: Sí, mi maleta está actualmente en Hong Kong con toda mi ropa interior. Por cierto, ¿Todavía tienes?…

Nehemia: No. Devolví la ropa interior. No tengo tu ropa interior.

Keith: Una de las cosas que hago, para tratar de calmar las cosas, es hablar en hebreo. “Diré una frase en hebreo o algo así y cada vez me dirán: “¿Por qué estás aprendiendo hebreo?” Aquí hay un calvo de piel marrón que habla hebreo, y me miran como diciendo: “¿Intentas aprenderlo por alguna otra razón?” Y sacaba mi Biblia, traía mi Biblia hebrea y decía: “Ani rotzhe lehavin”. “Quiero entender este libro, el más importante.” Y sabes qué, esto ha sido…

Nehemia: wau. ¿Ellos entendieron eso?

Keith: No, absolutamente… Escucha, tengo que decirte esto. Tengo que parar. Me pongo a conversar con ellos y me dicen: “Así que eres de los Estados Unidos, pero ¿Quieres aprender hebreo para entender este libro que sabemos que es la Palabra de Dios?” Y eso ocurrió tanto en Hong Kong como cuando llegué aquí, porque me hicieron una pregunta, dijeron: “¿A quién has venido a ver?” Y cometí un error y dije: “Nehemia Gordon”, “¡¿Te refieres a ese problemático de Israel?!”

Nehemia: Ellos no podrían haber dicho eso hoy. Soy conocido en el aeropuerto Ben Gurion.

Keith: No, pero fui a explicarles, y me dijeron: “Bueno, ¿De dónde le conoces?, ¿Cuánto tiempo hace que lo conoces?, ¿Cuándo lo conociste?” Y todo está alrededor de esto Nehemia. Todo gira entorno a esto. Sólo tengo que decirte que fue un testigo, cuando digo esto, lo digo con cuidado, una herramienta de testimonio, una oportunidad para hablar sobre el significado de la Palabra de Dios.

Y así BFA Internacional inspira a la gente a construir una base bíblica para su fe. No estoy esperando hacerlo únicamente por mí, obviamente; sino de manera personal y corporativamente; pero pienso que solo hay una gran oportunidad con la Palabra de Dios, para continuar llevándola adelante. He apreciado el hecho de que tú, y por eso fui tan duro contigo, siempre has dicho, “Tenemos que encontrarla aquí”, “Tenemos que encontrarla aquí” Y hay algunas cosas que no podemos encontrar. Hay algunas cosas a las que no somos capaces de encontrarle una respuesta y tratamos de llegar a diferentes teorías. Pero lo que aprecio es que digas, “Esta es mi opinión”.

Nehemia: Sí.

Keith: Sabes, mira, no estoy de acuerdo contigo en todo el asunto de Abdías, lo que quiero decir es que pienso que esta es una persona que ha estado allí, que sabe, que ha sido traído para ayudar. Todavía no sé cómo puede estar en el reino, y ella está tratando de deshacerse de los profetas y él está allí salvando…

Nehemia: Los está escondiendo allí.

Keith: Así que tal vez tengas razón. Tiene que haber algo ahí.

Nehemia: Por supuesto que tengo razón. De acuerdo, sigamos. “El problemático de Israel”.

Keith: Sí, tú, “problemático de Israel”.

Nehemia: ¿Puedo decir una última cosa sobre eso?

Keith: Sí.

Nehemia: Mientras leía esto, sobre la frase “perturbador de Israel”, me recordó una frase que aparece en el Talmud, que es “el pecador de Israel”. Hay una figura realmente misteriosa en el Talmud llamada “el pecador de Israel”. Y mi padre, que es un rabino de bendita memoria, tenía una teoría sobre el pecador de Israel, que era una cierta figura histórica que vivió hace 2.000 años. ¿No es interesante que, al menos según algunos rabinos, ese pecador de Israel era esa persona en particular? Y aquí tenemos el problema de Israel. ¿Se dan cuenta de lo que están diciendo? Sigamos. Sigamos adelante.

Keith: Sigamos adelante.

Nehemia: Sí.

Keith: Así lo dice aquí… Ahora, entonces este es el desafío. Me encanta esto. Estamos por llegar al meollo del asunto, porque él dice: “Ahora envía y reúne a todo Israel en el Monte Carmelo, junto con 450 profetas” él sabe el número, “de Baal y 400 profetas de Asera, que comen en la mesa de Jezabel.” Son 850 falsos profetas. Lo que quiero decir es, ¿qué clase de…?

Nehemia: Y no son sólo falsos profetas. Son profetas de deidades extranjeras, no solo de una deidad.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Así que sólo quiero darle a la gente un rápido resumen de Asherah.

Keith: Sí.

Nehemia: Oímos hablar mucho de ella en la Biblia, no tanto. Hay mucha gente que confunde Asera con Ishtar o Ashtoreth, las cuales eran dos diosas cananeas diferentes. Ashtoreth o Ishtar “Pascua”, era una de las esposas de Baal. Asera, según la mejor evidencia que tenemos de fuentes cananeas, era la madre de Baal. Asera era en realidad una de las esposas del dios más alto, creador del cielo y la tierra, esto es lo que los cananeos creían, y su hijo, uno de sus hijos, era Baal.

Así que aquí tenemos esta imagen de la madre y el hijo, que es como una imagen que tienes de Isis y Horus en Egipto. Esto es una especie de tema universal en muchas culturas. Pero tenemos a Asera y la clásica estructura que vemos en el Tanakh de la que se está hablando en contra, es que ellos podrían tener el altar a Baal y podría haber sido o un árbol, o un poste, junto al altar, el cual era el árbol de Asera. Se yuxtapondrían uno al lado del otro. Incluso hay un versículo que dice, “No planten un Asera junto al altar de Yehovah”. Y eso es exactamente lo que hizo Israel. Cuando dice, “debajo de cada árbol frondoso”, no sólo estaba allí para la sombra, ese árbol frondoso era el árbol de Asherah, el árbol sagrado.

Keith: No entraremos en grandes detalles sobre esto, pero una de las cosas que me llamó la atención es que Jezabel era una sidonia y algo por lo que los sidonios eran bien conocidos. ¿Qué era lo más conocido de ellos, qué podría ser?

Nehemia: El comercio era lo principal de ellos.

Keith: Comercio. ¿Qué más hacía que los sidonios fueran conocidos?

Nehemia: ¿Hacían tinte púrpura?

Keith: No. ¿Qué más, Nehemia?

Nehemia: No lo sé. Esas son las dos cosas que me vienen a la mente.

Keith: ¡Edificaban “el árbol”! Ellos fueron grandes artesanos del árbol. Ellos cortaban el árbol. Esta es la razón por la que Salomón fue a buscar a los sidonios.

Nehemia: Correcto, bien, porque el Líbano es conocido por sus… o era conocido por sus árboles gigantes.

Keith: Exactamente. Sí. ¿Qué hicieron con esos árboles?

Nehemia: Los usaron como vigas en la construcción del templo.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Sí, pero lo principal por lo que eran conocidos era por hacer tinte púrpura. Por eso los griegos llamaron a los sidonios, “fenicios”. Fenicia significa “la tierra del púrpura”. Pero no se llamaban a sí mismos fenicios; se llamaban, en realidad, cananeos.

Keith: Sí, eran los cananeos.

Nehemia: Eran cananeos.

Keith: Aquí dice, le dice a la gente, “Hagamos el trato, vayan a buscar a sus 850 personas”. “Así que Acab envió un mensaje entre todos los hijos de Israel y reunió a los profetas en el Monte Carmelo.” Los hijos de Israel y los profetas.

Nehemia: Y los profetas necesitan elegir… o el pueblo de Israel necesita elegir.

Keith: Sí. Así que conocemos la historia. Vamos a entrar en esto. “Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: ‘¿Cuánto tiempo dudarán?'” Y de nuevo, tenemos que ir al hebreo aquí porque en el inglés…

Nehemia: Espera. Ni siquiera sé lo que dice tu inglés.

Keith: Estoy en el versículo 20. Espera, el versículo 20. “Entonces Acab envió un mensaje entre todos los hijos de Israel y reunió a los profetas en el Monte Carmelo. Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: ‘¿Cuánto tiempo dudarán entre dos opiniones? Si Yehovah es Dios, síganlo; pero si es Baal, síganlo”. Pero el pueblo no le respondió ni una palabra”. Vamos.

Nehemia: Wau. ¿Qué traducción fue esa?

Keith: Era la de la NASB.

Nehemia: Bien. Veamos algunas traducciones aquí en mi computador.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Y la palabra “dudarán”, quiero decir, es la palabra de la semana, pero no dice “dudar”. Estaba pensando, “¿qué está leyendo?”

Keith: Sí. Exactamente.

Nehemia: ¿Esa es su traducción de 1 Reyes 18:21?

Keith: Sí.

Nehemia: Así que la NVI tiene, “¿Cuánto tiempo vas a oscilar entre dos opiniones?” La JPS, la Sociedad de Publicaciones Judías, dice: “¿Cuánto tiempo vas a seguir saltando entre dos opiniones?”

Keith: Estoy tan emocionado de que vayas a usar esto como la palabra de la semana. Vas a hacerlo, ¿verdad?

Nehemia: Sí, por supuesto.

Keith: Lo que quiero decir es que esto tiene que ser la Palabra de la Semana.

Nehemia: Sí, claro. Y es apropiado porque nos enfrentamos a la Búsqueda del Aviv, estamos probablemente a unas semanas de la Pascua, a un mes de la Pascua, que en hebreo se llama Pesach. “Pesach” viene de la palabra en el capítulo 12 del Éxodo, donde dice que por la plaga de los primogénitos, Yehovah pasaría por encima de las casas de los israelitas y no heriría a los primogénitos allí. Y esa es la palabra “Pesach”. Él pasaría y así es como tenemos la Pascua.

La palabra aquí, literalmente es: “¿Cuánto tiempo pasarás por encima de las dos ramas? Si Yehovah es Dios, ve tras él; y si Baal es Dios, ve tras él.” En realidad, también podría ser traducido, como en la JPS, para saltar de un lado a otro. Porque cuando lo piensas, cuando saltas, pasas de una posición a otra, estás saltando de un lado a otro. Y Yehovah saltó, saltó sobre las casas de los israelitas. ¿Cómo sabemos eso? ¿Cuál es la conexión? En la palabra hebrea para “cojo”, que significa que alguien que tiene una pierna mala, puede caminar pero tiene una pierna mala, eso se llama “pise’ach”, que es un saltador, alguien que salta alrededor; no salta literalmente, pero cojea. Así que esa es la conexión. Y más tarde tendremos esta palabra; supongo que la traeremos ahora. Así que más tarde, cuando estén realizando su ritual… esto está en el versículo 26. ¿Puedo saltar al versículo 26?

Keith: Sí. Adelante. Es importante.

Nehemia: Dice, “Y tomaron…”, este es el falsos profeta de Baal y Asera, o los falsos profetas de Baal. Dice, “Y tomaron el toro que les habían dado, y lo prepararon”, o lo alistaron, “E invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta la tarde, diciendo, ‘Respóndenos, Baal'”. Y no hubo voz, ni respuesta”. Y dice, “vayefaschu“, y “pasaron por encima del altar que él hizo”. Y eso es interesante en sí mismo. Así que saltaban de un lado a otro. Y una explicación del versículo 26 es que en realidad estaban haciendo un baile.

Keith: Sí.

Nehemia: Lo que estuvieron bailando alrededor, tal vez haciendo algo como, en lugar de la danza de la lluvia, una danza del fuego para que el fuego descendiera del cielo. Lo que ellos estuvieron haciendo era saltando, yendo y viniendo alrededor del altar con la esperanza que esto hiciera que “el dios” les respondiera. Pero es literalmente, “Y pasaron por encima del altar que él hizo”. Quién es “él”, lo sabremos más tarde, si tenemos tiempo.

Así que no es un accidente que tenga la palabra “pesach” allí. Esto se remonta al versículo 26, se remonta al versículo 21, en donde los acusa. Está diciendo, “Miren, ustedes están saltando, yendo y viniendo entre dos templos diferentes, ¿En qué rama van a estar? ¿Van a ser de la rama del árbol de Yehovah? ¿O de esta otra rama del otro árbol? ¿Cuál va a hacer?” Este es, por supuesto, uno de los versículos más famosos de la Biblia. Salga de la valla, ¿En cuál estás…

Hay una amiga mía, Jessica Kaye, que es una maravillosa cantante que canta canciones hebreas con el nombre de Yehovah. Tiene una canción sobre esto, sobre saltar entre las dos ramas, y si Yehovah, ir tras él; y si Baal, ir tras él. La gente ha escrito canciones sobre esto. Puedes escucharla en YouTube.

Así que la palabra de la semana es “pesach”. Cada palabra en hebreo, que hemos dicho antes, tiene una raíz de tres letras. Aquí la raíz de tres letras es pei, samech, chet. Y pei, samech, chet es exactamente la misma raíz como la de Pesach, como Pascua, como la fiesta. Pero aquí significa saltar de un lado a otro, yendo y viniendo. La JPS acertó.

Keith: Tengo que decirte que cuando tuve la oportunidad de ver este versículo hace un par de años y vi esa palabra, pensé mucho en la posición práctica en la que la gente hace esto de cambiar de postura a postura, de cosa a cosa.

Nehemia: Sí.

Keith: Solíamos hablar acerca de… y esto viene de mi herencia cultural, hablaban de “salta iglesia” (ir de iglesia en iglesia). “Esta es la teología de la semana justo ahora; este grupo de aquí lo ha entendido bien”. No, están equivocados. Ahora, vamos a la siguiente. Solía ver una película llamada “El Mago de Oz”. No sé si sabías del Mago de Oz.

Nehemia: La he visto.

Keith: Tenían los caballos de muchos colores; los colores podían cambiar.

Nehemia: Oh, no recuerdo eso.

Keith: Así que literalmente, el caballo, su color es rojo, luego es verde, luego es amarillo. Pero bueno, en un tono más serio, una de las cosas que creo que él está diciendo y eso es demasiado importante, es hacer esta pregunta, “¿Es Yehovah Dios?” Si Yehovah es Dios, entonces síganlo. No tiene sentido tener que cambiar de posición. No hay que ir de un lugar a otro. Pero si no, haz esta otra cosa. ¿Por cuánto tiempo dirás que Él es, Él no es?. Lo es, y a través de la historia, a través de la historia de Israel, sigues viendo este ciclo, “Bien, Yehovah, tú eres Dios.” “De acuerdo, pero ahora vamos a ir y hacer esto”.

Nehemia: Pero creo que hay una diferencia y quiero contrastar con lo que está lidiando Elías, por ejemplo, en Jeremías 28 y 1 Reyes 22. En Jeremías 28, tenemos a Jeremías enfrentándose a Ananías, el falso profeta. Ananías dice estar hablando en nombre de Yehovah, pero eso no es así. “Bueno, si Yehovah es Dios, no escuches a Ananías”. Bueno, no, espera un minuto, Ananías afirma que también cree en Yehovah, y que habla por él. Ahí se pone más complicado.

Pero en los tiempos de Elías, ya no estamos tratando con el sincretismo, que es en donde pones las dos cosas juntas, estamos tratando con este imperialismo cultural Sidoniano, donde están tratando de imponer su religión sobre nosotros, y la gente está diciendo, “Wau, esta es la religión, la fe de la reina”. La reina es la mujer más respetable de toda la nación. No sólo es una reina, es la hija de una reina de un gran país, de Sidón, el cual es un gran país en el mundo. Así que ven esto y son desafiados por ello. Él dice, “Mira, deja de ser desafiado por ello; toma una decisión. Si crees que Baal es un dios, entonces ve a adorarlo. Si crees que Yehovah es Dios, entonces no necesitas a Baal.”

Keith: Amén. Sabes que es muy interesante. Acabo de volver de un lugar donde hay un montón de… Estuve en África, en Namibia, y hay un montón de lo que llaman… ¿cómo lo llaman?

Nehemia: No lo sé. ¿Cómo lo llaman?

Keith: ¿Cuál es la palabra que usan, como vudú y cosas así, donde la gente usa cosas diferentes?

Nehemia: ¿Religión popular?

Keith: Así que estás hablando del salto, y dice, “se estaban cortando a sí mismos”, y vamos a llegar a esto en un segundo. Pero esta idea de que hay una acción física y emocional que se está llevando a cabo para construirlo, construirlo, construirlo; al final, no hay más Dios que Yehovah, pero aún así, esta gente estaba dispuesta a hacer todas estas cosas y vamos a hablar de ello en un segundo. Pero aquí dice, les dice, dice, “Danos dos bueyes” y luego los deja elegir.

Nehemia: Sí.

Keith: Ustedes sigan adelante y tomen la decisión. En otras palabras, no va a ser una cuestión de qué buey es. Adelante, escojan el que quieran.

Nehemia: Bueno, esto es como, “Escoge una carta, cualquier carta”.

Keith: Escoge una carta, cualquier carta.

Nehemia: No voy a escoger la carta porque entonces me acusas de toquetearla y poner mi carta.

Keith: Exacto.

Nehemia: Escoges el buey, y así no puedes decir, “Oh, tenía el mejor buey”. Bien, no… tú elegiste el buey.

Keith: “Así que no pongas fuego debajo de él y prepararé el otro buey y lo pondré sobre la madera y no pondré fuego debajo de él.” Creo que se ha añadido la palabra “debajo”. Pero entonces, este es un pequeño problema que tengo, esta pequeña cosa que quiero sacar a relucir y es un asunto del inglés, pero quiero que me desafíes en esto. Entonces, ¿por qué es que decimos…

Déjame leer el versículo, primero, 18:24, “Entonces invocarás el nombre de tu dios, y yo invocaré el nombre de Yehovah”, es lo que dice en inglés, S-E-Ñ-O-R, “y el dios que responda con fuego, Él es Dios” y todo el pueblo dijo, “Esa es una buena idea”.

Ahora, retrocedamos un segundo. Vas a pensar que iba a abordar una cosa; abordaré algo diferente. 18:24 dice, “Invoca el nombre de tu dios, tu Elohim, y yo invocaré el nombre…” Y siempre usamos “el nombre de”. Siempre decimos, “el nombre de”. En otras palabras, en inglés, “of the Lord” tiene sentido. Pero cuando decimos el nombre Yehovah, ¿por qué añadimos el “de”? No sé por qué esto es una molestia. Es mi molestia. ¿Invocas el nombre del Señor, “de”?

Nehemia: No estoy seguro de entender lo que estás…

Keith: Pero esto es lo que dice.

Nehemia: ¿Cuál es el problema?

Keith: No, te estoy contando mi pequeña molestia. Invocas en el nombre de Yehovah, o invocas en el nombre Yehovah, en el nombre Yehovah.

Nehemia: Creo que en inglés tienes que decir “of”.

Keith: No creo que tengas que decir “de”, ¡es un argumento que voy a hacer!

Nehemia: Creo que sí. Y luego en hebreo, lo que tenemos aquí es lo que llamamos “smichut“, o la construcción.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Tienes dos sustantivos yuxtapuestos. En inglés, cuando traducimos “smichut”, lo traducimos como “of”.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Un ejemplo de “smichut“, o construcción, es “bnei Israel“. Podrías traducirlo, supongo, en inglés como “hijos Israel”, pero en realidad, es “los hijos de Israel”.

Keith: Pero déjame hacerte una pregunta. Digamos que…

Nehemia: Sí. O “ruach Elohim“, “el espíritu de Dios”.

Keith: Si te dijera que si pongo esta palabra…

Nehemia: La palabra “de” no está ahí. Pero está en la construcción.

Keith: De acuerdo, el nombre de Elías, “Shem Eliyaho”, ¿qué dirías? Llamarías el nombre Elías. No dirías “el nombre de Elías”.

Nehemia: Bien.

Keith: ¡No lo dirías! Amigos, lo siento, he estado despierto toda la noche…

Nehemia: Creo que sí.

Keith: ¡No creo que lo hicieras, Nehemia!

Nehemia: Así que creo que dirías, “en el nombre, Elías”. O dirías, “el nombre de Elías”.

Keith: Sí. ¿”El nombre de Elías”?

Nehemia: Creo que sí.

Keith: No creo que lo hagas. De todas formas, es una pequeña molestia que tengo.

Nehemia: Te arresto en nombre de la ley, ¿verdad? Así que dices eso. O tal vez eso es arcaico. No lo sé.

Keith: De acuerdo. Bien, miren, amigos…

Nehemia: No soy un experto en inglés.

Keith: Pero hay otra cosa a la que vamos a llegar que es…

Nehemia: Pero tu punto es que no lo hacen sólo en nombre de Dios.

Keith: Eso es lo que yo quería.

Nehemia: En realidad están llamando su nombre.

Keith: Están llamando su nombre, invocándolo.

Nehemia: Sí, eso es. Este es el punto en el que me habría centrado, cuando dice “llamar”, literalmente dice “beshem“, “en el nombre” de tu Dios. Dice, “ekra beshem Yehovah“, “llamaré en el nombre de Yehovah”. En realidad, podrías incluso traducir el “en” como “a través de”, lo que significa que voy a decir ese nombre y así es como voy a llamar.

Keith: Sí. Pero no hay duda de que esto significa decir realmente ese nombre. Y mira lo que hicieron. No dijeron, “Oh dios de los sidonios”. No, dijeron “HaBaal anenu”, “O Baal, respóndenos”. ¿No es genial?

Keith: “HaBaal respóndenos”. Amén. Sí.

Nehemia: Qué gran línea en el versículo 26.

Keith: Ahora, aquí es donde creo que esto es lo gracioso. Esto es de hace algunos años. Voy a desafiarte de nuevo en esto. “Al mediodía, Elías se burló de ellos y dijo: ‘Llamen con una voz fuerte, porque es un dios'”. Aquí viene. Aquí está en inglés ahora, “O está ocupado, o se ha ido a un lado, o está de viaje, o quizás está dormido y necesita ser despertado.”

Voy a lanzarte una pelota suave, Nehemia. ¿Qué es esta frase, “Se ha ido a un lado, o está ocupado, o está de viaje?” ¿Cuál es la frase? ¿Qué piensas, de dónde viene la frase? ¿Qué dice realmente en la práctica?

Nehemia: Osea, ¿qué estás preguntando?

Keith: Te estoy entregando la pelota suave. ¿Qué es esta frase aquí… Cuando Elías viene y dice, “Elías se burló de ellos”, se está burlando de ellos. Sé Elías por un segundo.

Nehemia: Mira, él está en el baño. ¿Es eso lo que quieres que diga?

Keith: ¿Dice eso, Nehemia?

Nehemia: Aparentemente eso es lo que significa.

Keith: No. ¿Qué frase estás usando aquí?

Nehemia: No voy a ir allí.

Keith: ¿No vas a hacerlo?

Nehemia: No voy a hacerlo.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Pero creo que es importante. Mira, en la mentalidad israelita, la idea de que Dios es frágil y limitado, como un ser humano, es simplemente ridícula. Hasta el punto de que, literalmente, se está burlando de ellos. Pero los cananeos creen que sus dioses tenían necesidades y deseos como la gente; comían, se emborrachaban y dormían. Uno de los ejemplos que me vienen a la mente, para mí, es que cuando estudié arqueología, aprendimos la historia de Utnapishtim, y lo conoces más comúnmente como la historia de Gilgamesh, quizá. Es la historia del diluvio babilónico. Cuenta la historia del diluvio babilónico… ¿por qué los dioses destruyeron la tierra con un diluvio? Porque los humanos hacían demasiado ruido y eso les molestaba. Los distrajo. Así que tuvieron que deshacerse de los humanos. El verdadero Dios es omnipresente, omnipotente, omnisciente.

Keith: Vamos con eso.

Nehemia: Está en todas partes, todopoderoso y omnisciente. No duerme; no puede ser distraído por una conversación. Lo digo porque una de esas palabras, si’ach, significa que está en una conversación, o está en los arbustos. Dios, Él es todo. Está en todos los lugares, en todas partes y lo sabe todo. Así que para los cananeos, dios es simplemente ridículo. No importa cuánto poder y qué clase de espectáculo hagan con su baile y se corten.

No, miren, piensen en ello, se están cortando, están mostrando una fe increíble. Démosles crédito por eso. Piensa en la fe que se necesita para tomar un cuchillo, especialmente en aquel entonces cuando no tenían la vacuna del tétanos, y no estoy bromeando sobre eso, podrías morir de un simple corte. Así que tomaban un cuchillo y se cortaban y derramaban sangre para mostrar, “Mira, te queremos. ¿Cuánto te queremos, Baal? Te amo tanto”, y se cortaron en su propia carne causando que sangraran.

En lugar de estar impresionado, Elías está mirando esto y dice “Esto es ridículo. ¿Creen en un Dios que duerme? ¿Creen en un Dios que come y bebe y se emborracha? ¡No! Dios no es así. No le molesta el ruido. No se distrae. No es así como funciona. No importa cuánta fe muestres en tu Dios, sigues teniendo una religión ridícula. Es una fe basada en mentiras. Así que no importa que tengas una gran fe en la mentira, sigue siendo una mentira”.

Keith: Por eso creo que Elías está haciendo algo tan interesante, que básicamente va a ellos y les dice, y déjame usar el inglés aquí ya que no quieres ir demasiado lejos, básicamente dice, “Así es como ves a tu Dios. Habla con una voz más fuerte, talvez no puede oírla, talvez esté ocupado o se haya hecho a un lado; talvez esté de viaje. Está ocupado. No puede estar en todas partes al mismo tiempo. O quizá esté dormido. No puede entender todas las cosas. Nuestro Padre, nuestro Dios en el cielo no duerme ni se duerme”.

Nehemia: Amén.

Keith: Pero básicamente, Elías se le acerca desde esa perspectiva. Le dice, “Mira, ¿Esto es quien es tu Dios? Quizá este es quien sea tu Dios. Él es esto; él es esto; él es esto…” ¿Y qué hacen ellos? Lloran con una voz más fuerte, y se cortan aún más, y lo hacen hasta que la sangre sale a borbotones. “Cuando pasó el mediodía, deliraron hasta la hora de la ofrenda del sacrificio de la tarde; pero no hubo voz”, dice, “nadie respondió, y nadie prestó atención”.

Estos tres versículos… es como si Elías fuera a ir directo al centro. “¿Esto es lo que crees? Bien, ¿En dónde está ese Dios en el que crees?” Tal vez estas son las cosas que sucedieron. “Está ocupado. Está trabajando.” Quiero decir que creo que es fenomenal la forma en que les golpea justo en el centro de lo que ellos ven que es su dios.

Nehemia: Cierto. A pesar de todo eso… Y mira, de alguna manera, esto es realmente significativo. Hay una batalla teológica en curso.

Keith: Sí.

Nehemia: En cierto modo, los cananeos dicen: “Mira, nuestro dios es más real, es como nosotros, se siente como nosotros, sangra como nosotros, duerme como nosotros, pasa por estas frágiles experiencias humanas como nosotros. Tu Dios, es una fantasía invisible que tienes en tu cabeza”. Así es como los cananeos vieron a los israelitas. Y entonces dice, “Oh, sí, tu dios es tan parecido a ti… Veamos cómo hace algo. ¿Qué puede hacer? Si se parece tanto a nosotros, que se muestre. Que muestre su poder”. Al final, es sólo una idea en sus cabezas. Tienen la idea de que es como este frágil humano, pero no es real. Sólo el Dios de Israel puede hacer algo.

Quiero que hagamos un pequeño comentario sobre los cortes en sí mismos y tengo este estudio en mi sitio web, ElMurodeNehemia.com, sobre el afeitado. Hay un pasaje en el libro de Levítico, que los rabinos te dirán, “Bien, se te permite afeitarte, pero sólo con una máquina de afeitar eléctrica, no como una cuchilla de afeitar afilada, una barbera lisa o una Gillette”. Se remonta a este versículo que habla de las prácticas de luto de los cananeos, que cuando estaban tristes se cortaban, y esto era un corte ritual.

Lo que es interesante es que estos son sidonios, el significado de… Los llamé cananeos, en realidad, en su propia literatura se refieren a sí mismos como cananeos. Lo significativo es que los israelitas conquistaron a los cananeos y los expulsaron de Israel, excepto en el Líbano. El Líbano era una cordillera a la que era muy difícil llegar, y no era posible conquistarlos. No se podían mover ejércitos por allí. Para los israelitas, no era práctico y dejaron a los cananeos allí. Y realmente, a lo largo de la historia, los cananeos nunca fueron totalmente expulsados o conquistados desde el Líbano.

Hasta el día de hoy, hay cananeos en el Líbano que son llamados chiítas, que es una secta del Islam. Pero los chiítas en el Líbano, hasta el día de hoy, llorarán la muerte de su fundador, que es el nieto de Mahoma, un tipo llamado Hussein, el hijo de Alí. Y literalmente se cortarán con espadas. Puedes buscarlo en Internet y verlo. Se llama la ceremonia de la Ashura. Están muy angustiados, están tristes. Cuando se cortan a sí mismos no es sólo un ritual. Están tristes por la muerte de este hombre, que creen que fue martirizado, Hussein. Están tan tristes que muestran su fe y cuán profunda es su fe y compromiso y su tristeza cortándose con espadas.

De hecho esto sobrevivió en todos los lugares, tanto en el Líbano como también ahora se ha trasladado a otros sitios debido a la propagación del chiísmo, pero para mí, eso es impresionante que esta antigua práctica cananea sea descrita en 1 Reyes 18, puedes ir a YouTube y verla.

Keith: Y verla también.

Nehemia: ¡Imagina eso! ¡Eso es increíble!

Keith: Eso es asombroso. Bien, aquí está lo que sucede, Nehemia, y esta es una pregunta.

Nehemia: Sí.

Keith: Esta es la pregunta, dice, “Elías tomó doce piedras”, básicamente, es para tener el sacrificio de la tarde, “Acérquense a mí. Todo el pueblo vino y él reparó el altar de Yehovah.” Ahora dice, “Él tomó doce piedras…”

Nehemia: Wau.

Keith: Voy a volver a ello. Aguanta.

Nehemia: Te has saltado la última palabra.

Keith: Voy a volver a ello. “Y reparó el altar de Yehovah que había sido derribado.”

Nehemia: Sí.

Keith: Dice: “Elías tomó doce piedras según el número de las tribus de los hijos de Jacob, a quien le había venido la palabra de Yehovah diciendo, ‘Israel será tu nombre'”. Ahora, viene la pregunta, ¿En dónde estaba este altar? ¿Cuándo fue este altar? ¿En dónde dice que tuvo lugar este altar a Yehovah en el Monte Carmelo? ¿De dónde vino? ¿Tenemos otra situación en donde hablamos de una declaración en la que no sabemos dónde estaba?

Nehemia: Bien, hay un par de cuestiones aquí para mí. En primer lugar, el altar ha sido destruido.

Keith: Sí.

Nehemia: Dice, literalmente, “heharus“, “que fue destruido”, o “ha sido derribado”. Entonces, ¿quién lo destruyó? Un indicio en verdad es que en el versículo 26 fue destruido por estos profetas de Baal. Dice, “Y ellos estaban saltando alrededor del altar que él hizo”. Normalmente la gente entiende que esto dice, “Bien, ellos hicieron este altar para ellos mismos y están saltando alrededor de su altar.” Pero no dice, “que ellos hicieron”, dice, “que él hizo”.

Keith: “Que él hizo”.

Nehemia: Algunas personas han sugerido y estoy bastante seguro que esta es la explicación judía estándar, que estaban haciendo su baile, y en su baile, intencionalmente fueron y destrozaron su altar.

Keith: Ahí está. Así es.

Nehemia: Lo cual es muy posible. Pero de todos modos, todavía deja la pregunta, ¿Cómo es esto, que cuando el Templo está en Jerusalén, Elías tiene un altar en el Monte Carmelo? Y esto se remonta a lo que es una pregunta complicada…

Keith: ¿Es justo decir que es Elías? En otras palabras, ¿dirías que “él” es Elías?

Nehemia: Absolutamente. Lo que quiero decir es que no tiene por qué serlo, pero creo que lo es.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Muchos otros también lo han dicho, así que no soy el primero. En verdad creo que esa es la explicación estándar. Pero volviendo al versículo 30, está reparando el altar de Yehovah. Entonces, ¿qué hace este altar en el Monte Carmelo?

Keith: Eso es lo que estamos tratando de ver.

Nehemia: ¿Cómo se puede tener un altar en el Monte Carmelo cuando tenemos un altar en Jerusalén? Si nos fijamos en Levítico 17 y en Deuteronomio 12, sólo se nos ordena traer sacrificios en el lugar que Yehovah elija para poner su nombre.

Keith: Sí.

Nehemia: Específicamente en Levítico 17, y esto es significativo porque se acerca la Pascua, y escucharé a gente que dirá, “Quiero ofrecer mi cordero de Pascua en Carolina del Norte, quiero ofrecer mi cordero de Pascua en mi ciudad, en mi pueblo, en mi país.” Se nos dicen en Deuteronomio 16, específicamente en referencia a la Pascua, dice, “No puedes ofrecerla en una de tus puertas”. Déjame leerte este versículo. Esto es importante en el contexto, Deuteronomio 16:2 dice, “Y sacrificarás la Pascua a Yehovah tu Dios,” etcétera, “en el lugar que Yehovah elija para hacer habitar allí su nombre”.

Keith: Amén.

Nehemia: Etcétera, etcétera, y saltando al versículo 5, “No se te autorizará, no se te permitirá sacrificar la Pascua en una de tus puertas que Yehovah tu Dios te da”. En el libro de Deuteronomio, “puertas” a menudo significa ciudades, porque cada ciudad tenía una puerta principal, y luego ponían pequeños altares en esas puertas. Él dice, “Sin altares y sin puertas, no debes hacer eso”. El punto es que… la primera Pascua en Egipto estaba en la casa de todos, pero a partir de Deuteronomio 16 eso ya no se permitiría. Sólo podía ser en el único lugar donde Yehovah eligió poner Su nombre, que hoy llamamos el Templo. Originalmente estaba el Tabernáculo, y luego fue reemplazado por el Templo en el tiempo del Rey David. Entonces, desde el tiempo del Rey David, el único lugar en el mundo en donde se le permitía a alguien traer un sacrificio era el Templo.

Ahora, los rabinos lucharon con esta cuestión, y específicamente lucharon con la cuestión de todas estas historias sobre gente que traía sacrificios en Belén y en Mitzpe. Ellos dicen, “¿Qué está pasando aquí?” Tenemos el altar en Shiloh y dicen, “Bueno, Shiloh fue destruido, y en ese período intermedio donde el Tabernáculo fue destruido, antes de que el Templo fuera construido, entonces se les permitió tener lugares altos,” y en realidad usaron esa palabra; los lugares altos fueron permitidos, pero cuando el Templo fue construido entonces no se les permitió. Esta es la hipótesis rabínica, por la que entonces los lugares altos no estaban permitidos.

Esto todavía no explica la historia de Elías. Así que los rabinos sacaron lo que llamamos la opción nuclear rabínica, y dicen que es “hora’at sha’ah”. Lo hizo en ese momento porque era necesario para el propósito. Creo que tienen razón. Significa que, en cierto sentido, podría haber dicho, “Mira, no podemos tener una confrontación porque tenemos que ir a Jerusalén y hay otro Rey allí y tendremos que tener una guerra con ese Rey sólo para poder tener un enfrentamiento entre los profetas de Baal y los profetas de Yehovah”. Él pudo haber hecho eso. Pero entonces Yehovah nunca habría tenido la oportunidad de mostrarle a la gente, “Mira, puedo hacer esto. Puedo mostrarles que soy un Dios real que tiene un poder real.” Y así, bajo esas circunstancias, en cierto sentido, se podría decir, y odio decirlo, pero en cierto sentido, suspendió las leyes de la Torá.

Keith: Sabes que hablamos de esto antes, donde veremos que ocurre una situación y diremos, “Espera, ¿Por qué ocurrió eso? Eso está fuera de lo que dice la Torá”.

Nehemia: Correcto.

Keith: Hablamos de esto antes, no puedo recordar de antemano cuál fue. Pero cuando miro esto pienso, de acuerdo, así que podríamos discutir hasta el punto que es hora que Dios aparezca.

Nehemia: así es. Exactamente.

Keith: Podríamos discutir desde ahora hasta que nuestras caras se pongan moradas.

Nehemia: Si tuviéramos esta historia y Dios no apareciera y enviara el fuego, podríamos preguntar legítimamente: “Quizá lo que hizo Elías estuvo mal”. Pero la historia… se acabó el juego. Si lo que hizo Elías, Yehovah lo reconoció, entonces es verdad. Y mira, quiero ser muy cuidadoso aquí; tenemos el mandamiento en Deuteronomio 4 versículo 2 y 12:32, “No añadas ni quites”.

Keith: “No quites.”

Nehemia: No está añadiendo o quitando, pero bajo estas circunstancias, para mostrar el poder de Dios, está haciendo esencialmente algo que técnicamente está fuera de la Torá. No pone puntos sobre las “I” y cruza las “T”. En ese sentido, lo que me dice es que Elías no era legalista.

Keith: Bien, estábamos hablando, ¿recuerdas que estábamos hablando…

Nehemia: ¿Puedo obtener un Amén por eso?

Keith: Sí.

Nehemia: Y entonces la palabra clave para mí es la palabra, “y él reparó”.

Keith: Sí.

Nehemia: Hablamos acerca de esto, y la palabra “reparado”, literalmente en hebreo es “curado”. Tenemos la misma palabra usada en este contexto ritual, que significa que había un sacrificio que se estaba haciendo, y no se estaba haciendo de acuerdo a los estrictos mandamientos de la Torá, en 2 Crónicas capítulo 30 versículo 20, y tenemos esa misma palabra, dice, “Yehovah sanó la rebelión de Israel cuando están ofreciendo esto…” o esto está en verdad en Oseas 14:5. Dice: “Yehovah sana la rebelión de Israel cuando ofrecen oraciones en lugar de sacrificios”.

Así que aquí tenemos estas situaciones diferentes en dónde la gente puede cumplir la voluntad de Dios y los mandamientos de Dios, aunque no cumpla técnicamente todas las reglas y estipulaciones y tecnicismos de la Torá. Pero ahora, estamos en una nueva situación que la Torá no describió. En esta nueva situación, está diciendo, “En esta ocasión, voy a permitirlo porque glorifica el nombre de Yehovah y Su poder”.

Keith: Sabes, me gustaría desafiar a la gente a pasar por esto otra vez. Está la frase en 1 Reyes 18:31. Dice: “Tomó doce piedras según el número de las tribus de los hijos de Jacob, a quienes había llegado la palabra de Yehovah, diciendo: ‘Israel será tu nombre'”. Y es como si esto estuviera ahí. Es como, puedes ir a esa historia y estás como, “Wau”. Entonces, ¿Cuál es la conexión entre eso y lo que está pasando con Elías?

Luego él continúa, “Entonces con las piedras construyó un altar en el nombre de Yehovah e hizo una zanja alrededor del altar lo suficientemente grande para contener dos medidas de grano. Luego arregló la madera y cortó el buey en pedazos y lo puso sobre la madera.” Esto está pasando con gran detalle. Entonces dijo: “Llena cuatro jarras con agua y viértela sobre el holocausto y en la madera”. Y él dijo: “Hazlo por segunda vez”, y lo hicieron por segunda vez. Y dijo: “Hazlo por tercera vez”, y lo hicieron por tercera vez.” Es como si Elías dijera, “mira, voy a aparecer” y de nuevo, si el argumento fuera “Nada de esto ha pasado nunca”, podríamos decir, bueno, mira, Elías está haciendo lo suyo aquí. Está teniendo su propia fiesta. Pero está diciendo, “Hazlo por tercera vez”.

Y entonces, “El agua fluyó alrededor del altar y también llenó la zanja con agua. Y luego a la hora de la ofrenda de la tarde,” oh, dice el sacrificio de la tarde, del sacrificio que sabíamos antes que iba a ser en la tarde, “El profeta Elías vino y dijo: “Oh Yehovah, el Dios de Abraham, Isaac e Israel, que hoy se sepa que Tú eres Dios en Israel y que yo soy tu siervo y has hecho todas estas cosas,” entonces dice tres pequeñas cosas en inglés, “a Tu palabra.” Ahora, ¿En dónde dice…? En otras palabras, aquí hay otro ejemplo en donde obviamente hay algo que está pasando.

Nehemia: Bien, él dijo, “Me paré ante Yehovah”.

Keith: Exacto.

Nehemia: Recibió estas instrucciones. Esto no fue por su propia iniciativa.

Keith: Exactamente. Creo que eso es lo que es tan poderoso de esta historia, que Yehovah está hablando… Quiero decir, Él ama tanto a esta gente. ¿Te das cuenta, Nehemia? ¿850 profetas de Baal y gente que está siguiendo las tonterías, y Yehovah pasa por alto todo esto en estas personas? Quiero decir, no lo sé. Quiero decir que leí esta historia y sólo pienso, “¡oh!, cuanto habla esto acerca de su paciencia, su amor, su compasión y su cuidado por su pueblo.”

Nehemia: ¿Sabes lo que esto me dice? Que Dios es más paciente que nosotros, porque realmente pude ver a la gente leyendo esta historia con la mentalidad legalista que tenemos, condenando a Elías y diciendo, “Elías era un pecador, era un falso profeta, construyó un altar fuera de Jerusalén; pecó contra Yehovah y es digno de muerte”. ”No debería ser escuchado como un profeta”. Y si quieres ir por ese camino, te lo pierdes. Todo eso es un montón de palabras hasta que el fuego baja y consume el sacrificio. Sólo tengo que leer el versículo 37. ¿Puedo hacerlo?

Keith: Por favor, lee el 37.

Nehemia: Él dice: “Aneni Yehovah. Aneni”. Me encantan esas palabras. “Respóndeme, Yehovah. Respóndeme.” Eso es exactamente lo que le dijeron a Baal. Dijeron, “HaBaal anenu”. “¡Oh Baal, respóndenos!”. Le dice a Yehovah, “Aneni Yehovah. Aneni y este pueblo sabrá que tú, Yehovah, eres Dios” “Ki ata Yehovah haElohim”. “Y has hecho que sus corazones vuelvan”, supongo que a ti. “Y un fuego de Yehovah cayó,” literalmente es lo que dice, “y consumió la ofrenda quemada y la madera…”

Keith: ¿Tan rápido pasas a la última parte de ese versículo?

Nehemia: ¿Qué parte?

Keith: ¿Qué quieres decir? “Tú has convertido sus corazones de nuevo”.

Nehemia: Sí.

Keith: ¿Qué dice esa imagen?

Nehemia: Yehovah tuvo misericordia. Yehovah podría haber dicho: “¿Quieren adorar a Baal? Me voy de aquí. ¿Quién se preocupa por ustedes?” En su lugar, envió a su profeta para que se volvieran a Él, y lo puso en sus corazones. Convirtió sus corazones de nuevo a Él. Esa es la gracia, que Yehovah dijo, “Mira, los amo tanto. No puedo abandonarlos.”

Keith: Tú ves la imagen, entonces dice, “Y les conviertes su corazón”. Es como tomar su corazón y cambiarlo…

Nehemia: Sí, dándole la vuelta.

Keith: Volviéndolo al revés. Es como si físicamente, fuera a hacer esta cosa donde va a escribir su Torá en sus corazones. Me refiero a la imagen de lo que Él hace.

Nehemia: ¡Vamos, predica eso!

Keith: Es asombroso. Pero entonces, por supuesto, aquí viene la clave, bien, creo que es esto la clave. Es entonces que viene la respuesta, “El fuego de Yehovah cayó y consumió la ofrenda y la madera y las piedras y el polvo, y lamió el agua,” y lo que era de Baal…

Nehemia: ¿No es esto maravilloso?

Keith: Baal, el gran dios de la tormenta, el dios del agua, haciendo todas estas cosas y Yehovah entra, se lleva todo eso, se ha ido, simplemente se ha ido. Ya ni siquiera estamos hablando de eso; simplemente lo toma. Entonces, aquí viene esta frase, Nehemia. Estábamos de gira hace tres años. Si no han visto la Serie de Puerta Abierta, amigos, por favor dense la oportunidad, pueden ir y ver la Serie de Puerta Abierta. Hay una sección donde hablamos de “Yehovah hu HaElohim”. “Yehovah, Él es Dios”, y pienso, vaya, qué frase. Qué frase tan asombrosa.

Nehemia: Sí. En realidad se refiere a algo en el libro de Deuteronomio, cuando el israelita dice, “Yehovah hu HaElohim”, “Yehovah, Él es Dios”, esa es la traducción literal, se refiere al capítulo 4, versículo 35 de Deuteronomio y luego de nuevo en el 39. Dice en el 35, “Has demostrado saber”, literalmente dice, “ ki Yehovah hu HaElohim”, “Ese Yehovah, es Dios.” Es la misma frase allí. Y luego dice, “ein od milvado”, “No hay otro aparte de Él”.

Keith: Amén.

Nehemia: Entonces en el versículo 39, salta adelante, dice, “Y sabrás hoy”, esto está en Deuteronomio 4, “y convertirás tu corazón” ¿No es interesante? Es una palabra ligeramente diferente, pero es el mismo concepto, “ki Yehovah hu HaElohim”, “Ese Yehovah, es Dios”; “bashamayim mime’al ve’al ha’aretz mitachat”, “Arriba en el cielo y abajo en la tierra”; ”ein od”, “no hay otro”.

Keith: No hay otro.

Nehemia: Así que cuando dices, “Yehovah es Dios”, no hay otro, no hay otro. Sólo quiero mencionar algo muy rápido sobre el “fuego del cielo”, y la gente puede hacerlo por sí misma, vayan y miren tres versículos diferentes que describen el fuego que baja del cielo y consume un sacrificio. Uno está en los tiempos de Moshe (Moisés), Levítico 9:24. El siguiente, en el tiempo de David, 1 Crónicas 21:26 y por último, en el tiempo de Salomón, 2 Crónicas, capítulo 7, versículo 1. En el tiempo de Nechemiah, por quién tengo mi nombre, Nehemías en la Biblia, según el Segundo Libro de los Macabeos, tengo un estudio sobre esto llamado, “Las Antiguas Fuentes Hebreas de Hanukkah”, en donde hablé sobre… en 2 Macabeos se habla que había una especie de mini-milagro con fuego en el tiempo de Nehemías, pero el fuego no bajó del cielo y se decepcionaron.

Pero esto es lo que sucedió en esos tiempos bíblicos, en los tiempos del Primer Templo y antes, que en estos cuatro casos el fuego bajó del cielo y según algunas fuentes una quinta vez, con Caín y Abel, y creo que hablamos de eso una vez. Pero claramente cuatro veces, explícitamente, el fuego bajó del cielo para mostrar que Yehovah ha aceptado estos sacrificios.

Keith: Bueno, también si la gente puede echar un vistazo aquí a esto, sólo por un momento en la frase Yehovah hu HaElohim en Deuteronomio 4:35, 4:39, 2 Crónicas 33:13, 1 Reyes 18:39, 1 Reyes 8:60, en donde estás usando esta frase. Esta es una de esas cosas de las que no me acostumbro a ser capaz de decirlo, “Yehovah hu HaElohim” “Yehovah, Él es Dios” y no hay otro. Esta es una frase asombrosa. De hecho es una asombrosa declaración. Nehemia, vamos a hacer todo lo posible durante las próximas… ¿Cuánto tiempo va a ser, dos semanas? Para hacer algo que va a tomar… Sabes, necesitamos que Yehovah intervenga por nosotros.

Nehemia: Absolutamente lo necesitamos.

Keith: Quiero tomarme un minuto. Hablamos un poco sobre esto hoy con tu madre, y estaba muy emocionado, amigos, estaba compartiendo con la madre de Nehemia, cuando él usa la palabra “ministerio”, cómo algunas veces esa ha sido una palabra… casi que podemos decir, ¿Quién se apropia de esa palabra? Él hizo algo en verdad fenomenal hoy hablando en términos de lo que es la palabra ministerio. Pero pienso en ello como… siempre pensé en ello como la palabra “servicio”. Le hablaba a tu madre sobre si era consciente de cuánta gente en el mundo es ahora parte de tu ministerio. Cuando digo “una parte de”, ellos están cosechando los beneficios; están obteniendo mucho de ti. Así que quise tomarme un momento, porque aún no hemos hecho esto, un momento para que compartas un poco sobre eso. Compartiré un poco y entonces podremos seguir adelante. Pero en serio lo hacemos…

Nehemia: Tú puedes ir primero.

Keith: Oh, de acuerdo. Bien, en realidad… es en verdad algo, Nehemia. Estábamos grabando “Las Perlas de los Profetas”, y yo decía, “Voy a ir a África y volveré de África, y luego estaré en China”. Sólo tengo que decir, mientras estoy sentado aquí en Israel en este momento, lo increíble que es, ya sabes, dijimos que queríamos inspirar a la gente de todo el mundo a construir una base bíblica para su fe y ahora estoy viendo que esto sucede en formas que son absolutamente increíbles. La gente puede ir a nuestro sitio, bfainternational.com, en la página principal pueden hacer clic e ir a los blogs donde hay una serie de actualizaciones sobre lo que está pasando. Pueden ver los episodios preliminares de introducción a… No sé cuántas series diferentes tenemos.

Pero hay algunas cosas que van a ser anunciadas desde Israel que estoy muy emocionado, así que voy a esperar. Principalmente quiero que la gente sepa que ahora mismo está funcionando. Gente de todo el mundo está siendo inspirada y somos capaces de hacer todo lo que podemos para ayudarles a ser inspirados para construir una base bíblica para su fe. Así que te invito a ir a bfainternational.com, hay un montón de opciones de cosas que puedes hacer, pero sobre todo sólo ir allí y ver lo que está pasando ha sido conmovedor. Las puertas se están abriendo, literalmente, en diferentes partes del mundo y es emocionante ver a Dios responder a nuestra oración y la visión se está cumpliendo.

Nehemia: Aleluya. Sí. Lo que he estado haciendo es, y lo llamo ministerio, y quiero dirigir esto a algunos de mis hermanos y hermanas judíos, porque escuchan esa palabra “ministerio” e inmediatamente piensan, “Oh, esa es una palabra que escuchamos usar a los cristianos. Así que el ministerio significa que eres un cristiano”. No, en absoluto. Así que el ministerio es en realidad un concepto que tenemos en hebreo. Es una frase, “lesharet bakodesh”, que significa realizar el servicio en lo sagrado. Leerás entre los oradores académicos Biblicos acerca del ministerio de Elías, y el ministerio de Eliseo, y el ministerio de Moisés. En verdad, todo esto lo que significa es servir a Yehovah, y en cierta forma servir a Yehovah para mí, es que empoderes a la gente con información. Eso ha sido de lo que se ha tratado mi ministerio, de empoderar a la gente con información. Para mí, no se trata de “Quiero que la gente me siga”. “Quiero que la gente me escuche”. No se trata de eso en absoluto. He sido bendecido con información y quiero compartirla con otros para que puedan ser empoderados y puedan seguir a Yehovah a través del conocimiento que obtengan.

Keith: Amén.

Nehemia: Y encontrar su palabra en las fuentes originales hebreas en las que se reveló. Así que de eso se trata mi ministerio, la Fundación Hebrea Makor. El “Makor” es la palabra hebrea para “fuente”. La gente lo llama “hacedor”. No lo entiendo. “Maykor”, “fabricante”, No. La Fundación “Fabricante”.

Keith: “Hacedor”. “Nehemiah”.

Nehemia: “Nehemiah de la Fundación ‘Hacedor'”. No, es la Fundación Hebrea Makor, la Fundación de la Fuente Hebrea. Vuelve a las fuentes. Puedes ir a ElMurodeNehemia.com, y tenemos cientos de horas de enseñanzas gratuitas allí, y videos, y algunas cosas realmente geniales. Recibo correos electrónicos todo el tiempo de gente que dice: “Has cambiado mi vida. Esto es algo maravilloso”. Eso realmente me bendice. Me bendice porque en verdad todo lo que quería hacer era… Lo que esa persona no se da cuenta es que yo no cambié su vida. Cambió su vida aceptando la información y tomándola, y no sólo diciendo, “Oh, bueno, Nehemia lo dijo”, sino yendo y usando las herramientas que le di y le ayudé a desarrollar para ir a comprobar la información por sí mismo y poseerla por sí mismo. Eso es lo que cambió su vida. Y sí, le ayudé con eso presentándole las fuentes y ayudándole a entender las fuentes. Pero al final, tú tienes que hacerlo.

Sinceramente quiero darles las gracias a Ustedes que están allí afuera. Durante el último año mi ministerio ha florecido y ha sido bendecido, y no es por nada que yo haya hecho, es por lo que todos ustedes han hecho allí afuera. Quiero agradecerles por ser parte de este ministerio y por bendecirme.

Keith: Bien, aquí estamos, Nehemia, esto es lo primero de un montón de cosas que vamos a hacer. Estamos aquí en la casa segura secreta. Vamos a hacer todo lo posible, si podemos mantenernos sanos y permanecer enfocados, para continuar compartiendo Las Perlas de los Profetas, explorando las profecías bíblicas de ayer, hoy y mañana. ¿Tienes algo más que quieras decir?

Nehemia: Quiero terminar en oración. ¿Puedo hacerlo?

Keith: Por supuesto. Hazlo.

Nehemia: Quiero hacer esta oración de Elías en 1 Reyes 18:37. “Anenu Yehovah. Anenu”. “Respóndenos, Yehovah. Respóndenos”. “Veyedu ha’am hazeh”, “y que este pueblo sepa”, “ki ata Yehovah HaElohim”. “Que tú, Yehovah, eres Dios.” El único Dios. “ein od”, ” Y no hay otro fuera de tí”. “Ein milvadcha,” “No hay nadie más que tú.” “Ve’ata Yehovah”, convierte nuestros corazones a ti, Yehovah. Necesitamos que lo hagas. Te pedimos que hagas esto. Yehovah, por favor quédate con nosotros en esta habitación, al lado de esta montaña, en la ciudad en donde has puesto Tu nombre para siempre.

Keith: Amén.

Nehemia: Por favor, Yehovah, permítenos ofrecerte estas palabras y venir ante ti y hablar palabras que empoderen a la gente con información, para que puedan venir delante ti y que tú puedas tocar sus corazones y puedas hacer que sus corazones se conviertan. Yehovah, por favor, permanece con Keith y dale sanación mientras trata con su Síndrome de China. Yehovah, por favor danos seguridad aquí en la tierra y deja que el fuego de Yehovah descienda.

Keith: Amén.

Nehemia: Y consume nuestros corazones para que podamos ofrecernos a ti, Yehovah.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

1 thought on “Perlas de los Profetas #21 – Ki Tisa (1 Reyes 18:1-39)

Leave a Reply