Voces Hebreas #51  Cómo me convierto al judaísmo

En este episodio de, Voces Hebreas #51  Cómo me convierto al judaísmo

Nehemia Gordon habla con Dev Daniel sobre esta pregunta. Ellos dejan atrás sistemas religiosos hechos por el hombre, miran lo que dice el Tanakh acerca de convertirse en israelita, y ¡Dev comparte su experiencia de conversión personal!

¡Espero leer sus comentarios!

Voces Hebreas #51 Cómo me convierto al judaísmo

Benjamin Netanyahu: Le ma’an Zion lo ekhesheh, u’l’ma’an Yerushalayim lo eshkot. (Por el amor de Sión no guardaré silencio, y por el amor de Jerusalén no descansaré. Isaías 62:1)

Dev: Shalom para todos ustedes, estoy aquí hoy con Nehemia Gordon.

Nehemia: Hola. Shalom, Dev. Estamos aquí en la sede mundial de la Fundación Hebrea Makor, el cual es mi ministerio, en las afueras de San Antonio, Texas.

Dev: Sí, lo estamos. Y Nehememia, recibo muchos correos electrónicos sobre la conversión. Y pensé hoy, que tal vez podríamos responder algunas de esas preguntas y hablar de lo que el Tanakh dice sobre la conversión.

Nehemia: Y esos correos electrónicos típicos son, ya sabes, “He estado estudiando durante años. ¿Cómo me convierto al judaísmo karaíta?” Y a menudo, parte del correo electrónico será: “Y me gustaría un certificado para poder mudarme al Estado de Israel”. Y tenemos que distinguir dos cosas aquí. Lo que es la conversión en un sentido bíblico, y toda la cuestión de aliya y el Estado de Israel. Y esos son dos temas muy separados.

Lo que la gente está buscando a menudo es, quieren que yo les dé un certificado o que los reconozca como judíos. Y generalmente, estas son personas que no son judías, ¿verdad? Un judío no me escribiría y me diría: “¿Puedo convertirme?” En realidad, lo he tenido unas cuantas veces y mi respuesta a eso es: “No te convertirías al judaísmo reformista o conservador, esa es una forma de auto identificación”. Eso ni siquiera es un problema. Estamos hablando de no judíos que me escriben y me dicen: “¿Cómo me convierto al judaísmo a través de la comunidad o entendimiento karaita?”

Y mi enfoque para eso es Isaías 56. Sabes, Isaías 56 es uno de mis pasajes claves, y he predicado sobre esto muchas veces. Realmente fue, para mí, uno de los pasajes clave que ha moldeado mi ministerio. Contiene esta promesa, primero a Israel, y luego él dice: “Bien, hay estas dos categorías de personas que pueden pensar que no están en la promesa”. Y una de esas categorías, está en los versículos 3 y 6, leeré el 6. “Y los hijos de los Gentiles que se unen a Yehovah para servirle a Él, y amar el Nombre de Yehovah, para ser Su siervo, todos aquellos que guardan el Shabat de no ser quebrantado y se apegan a Mi pacto, los llevaré a Mi santa montaña, los haré regocijarse en Mi casa de oración”, etc. Y termina: “Mi casa será llamada Casa de Oración para todas las naciones”. Y lo que es clave para mí acerca de este pasaje es que no dice: “Aquellos que la corte Rabínica añade al Pueblo de Israel y que son reconocidos como conversos”. No. Son los Gentiles los que se unen por ellos mismos a Yehovah.

Dev: Amén.

Nehemia: De hecho, en Hebreo esta es la forma nif’al, que es un verbo reflexivo. Se unen por ellos mismos. Ellos entran por ellos mismos, en esa unión. En otras palabras, podrían escribirme y pedirme que los una a Israel, pero en realidad no puedo unirlos bíblicamente a Israel. Yo podría decir, a lo largo de todo el día, “Oh, sí, te reconozco como Judío o Israelita”. Eso algo sin sentido. Tienes que unirte por ti mismo a Israel según la Biblia.

Dev: Conocemos a alguien en la Biblia que hizo eso.

Nehemia: Bueno, vayamos con Ruth más tarde, vamos a hablar de Ruth. Quiero leer el versículo 8 de Isaías 56, y esta, es realmente una respuesta, si me escribes y me dices: “Oye, ¿Cómo me convierto y me hago Judío?” Mira, hay todo tipo de instituciones. Puedes ir al movimiento Reformista, al movimiento conservador, e incluso hay una institución karaita que en el pasado ha realizado conversiones. Pero eso no es bíblico. Son instituciones formadas por hombres.

Y una de las cosas que te he pedido que escribas a la gente en el pasado cuando preguntaron sobre esto, es decirles: “Si están interesados en unirse a una institución creada por hombres, escriban a esas instituciones”. Y la gente se ofende por eso, pero lo digo en serio. Estas son instituciones hechas por hombres y no tienen nada que ver con la definición bíblica de quién es un Israelita.

Dev: Y aclaremos ahora, eso no hace, quienes somos o que hacemos.

Nehememia: Oh, absolutamente. Somos un ministerio de enseñanza, enseñamos. Dondequiera que estés en tu fe, si quieres escuchar lo que tenemos que enseñar, nos encantaría enseñarte. Y también aprendo de la gente. Pero lo que hago en mi ministerio es empoderar a la gente con información. Ese es mi lema. Y si eres Judío, estoy feliz de compartir lo que sé. Si eres Cristiano, estoy feliz de compartir lo que sé. Si eres Musulmán, realmente necesitas oír lo que tenemos que decir. No estoy tratando de ser gracioso, hay algunas cosas muy importantes en el Tanakh para ti.

Y si eres una persona Mesiánica o de Raíces Hebreas, toma lo que quieras y deja el resto, ¿verdad? Sabes, y hay gente que dice, “Bueno, no estoy de acuerdo contigo.” Un individuo me escribió una vez. Él dijo, “Nehemía, me encantó tu último libro, pero hay algo con lo que no estoy de acuerdo contigo”. Y le escribí de vuelta y le dije: “Si quieres un libro en el que estés de acuerdo con todo, entonces deberías escribir tu propio libro”.

Dev: Amén.

Nehemia: ¿Verdad? Entonces, mi punto es que somos un ministerio de enseñanza, nosotros no convertimos. Ni siquiera creo en una conversión hecha por hombres. No lo hago.

Dev: No está en el Tanakh.

Nehemia: No lo está, realmente no lo está. Muy bien, así que Isaías 56 versículo 8, “Así dice el Señor Yehovah…” Estoy leyendo del Hebreo, “Ne’u Adonay Yehovah, mekabetz nidkhey Yisrael”, “Él, quien se reúne en los dispersos de Israel.” “Odakabetz alav lenikbatzav”, “Yo reuniré a otros a los que han sido reunidos”. Él dice que va a hacer dos cosas. Él se va a reunir con los dispersos de Israel y reunirá a otros.

Esta es la parte clave para mí. En realidad puedo verlo reunirse con los dispersos de Israel. Había judíos e israelitas dispersos en Etiopía e Irán, y recientemente seis niñas jóvenes provenían de China, cuyos antepasados habían sido dispersados en el exilio. Y mis antepasados fueron exiliados durante 2.000 años vagando por el mundo, terminaron en Europa del Este y luego en América. Y ahora, podemos volver a la tierra de Israel.

No fui allí por mi propio poder. Pude volver a Israel y hacer algo que mis antepasados soñaban hacer, porque Dios me reunió de vuelta. Y así como Él me reunió, Él está reuniendo a otros a Israel. Y ese es el punto clave. No es Nehemía quien está reuniendo gente en Israel. No es Benjamin Netanyahu quien está reuniendo gente en Israel, o el Rabino Jefe que está reuniendo gente a Israel. Ese es el Creador del Universo quien reúne a quien Él reunirá. Y para nosotros como institución humana… Y mira, hay instituciones humanas que Dios empodera, el Sumo Sacerdote y el Rey, o el Juez. Nosotros no lo tenemos, hoy.

Dev: Aún no.

Nehemia: Así que, el único que puede hacerlo hoy es el Creador del Universo. Eso es al menos lo que creo. Y así, puedo decir, “Por la presente te llamo Judá Ben Abraham…” Sabes, cada converso se llama Ben Avraham, ¿verdad? Sabes, alguien cuyo nombre es Jack Smith, “Por la presente te llamo Jacob Ben Abraham”, eso es ridículo. No tengo la autoridad para hacer eso.

Dev: No.

Nehemia: Y hay personas que dicen tener esa autoridad. ¿Sabes qué? Cada comunidad puede decidir quién quiere que sea parte de su comunidad, pero eso no tiene nada que ver con la definición de Dios de quién es de Israel, según el Tanakh.

Y quiero traer un segundo testigo antes de llegar a Ruth. Así, Isaías 56:3 habla del hijo de los Gentiles “Hanilva el Yehovah“, quien se une por sí mismo a Yehovah. Y luego en el versículo 6 repite esa frase con una ligera variación. Es “beney hanekhar”, ahora es plural, los hijos de los Gentiles”, hanilvim al Yehovah,” quienes se unen por ellos mismos a Yehovah”.

Entonces, tenemos este concepto de nilva, nilvim y lo que es hermoso de eso, es que es de la raíz Levi, ¿verdad? Así que literalmente, podrías traducir esto, “Los hijos de los Gentiles que se vuelven por sí mismos “levitas” a Yehovah”, porque un Levita es uno que se une. Entonces, Isaías 14 usa una redacción muy similar. Dice, “kiyerakhem Yehovah et Ya’akov”,” cuando Yehovah tiene misericordia de Jacob.” ¿Y qué estamos describiendo aquí? Es la cosecha de los exiliados…

Dev: Sí.

Nehemia: “… Ubakhar od beYisrael“, “y Él elige una vez más a Israel”, ¿verdad? Israel estaba disperso entre las naciones y Él tiene misericordia, y Él una vez más elige a Israel, lo que significa que Él los trae de vuelta. Y dice, “vehinikham al admatam”, “y Él los coloca en su tierra”, lo que está sucediendo hoy, “venilvahager aleyhem”, “y el extranjero, el extraño se unirá por sí mismo a ellos.” “Venispekhu al beyt Ya’akov”, “Y serán añadidos a la casa de Jacob.” No dice que Jacob dirá: “Te invitamos a unirte a nosotros”. Dice que el “ger”, este extranjero se unirá por él mismo a ellos, a Israel. Y lo que me encanta de esto, es que en Isaías 56, te unes por ti mismo a Yehovah. En realidad no dice nada acerca de unirse por ti mismo a Israel, pero en Isaías 14, sí.

Dev: Absolutamente.

Nehemia: Y es el mismo profeta con el mismo mensaje. Y ahora podemos hablar de Ruth, ¿puedes hablar de Ruth, Dev?

Dev: Oh, Ruth, ella es moabita, ella es Gentil. Puedes leer la historia. Su suegra se va a ir y volver a…

Nehemia: Bueno, ellas están de regreso.

Dev: En su camino de regreso a Israel. Y ella le está diciendo a sus dos nueras: “Vuelvan con sus familias. Vuelvan de donde ustedes son. Ustedes no tienen que venir conmigo. Y Ruth dice, “No, no.” Y ella está insistiendo. Ella no va a dejar sola a esta pobre mujer. Y ella hace dos cosas. Ella dice, “No me digas que te deje. Por favor déjame ir contigo.” Estoy parafraseando.

Nehemia: ¿Puedo leerla?

Dev: Sí.

Nehemia: Entonces, en Ruth 1:16. Y ella dice, “Amekh ami”, “Tu gente es mi pueblo”, y me encanta eso porque es una estructura como la que tienes famosamente en español, “Mi casa su casa”, que es realmente, “mi casa tu casa”, que es una forma de decir, “mi casa es tu casa”. Así que aquí, es “amekh“, “tu gente.” Ami” es “mi gente”. Am es gente. “Amekh ami, he elohayikh elohay”, “y tu Dios es mi Dios.” Y luego, ella lo sella con un voto. Ella dice, “Koya’aseh Yehovah li, vekhol yosif.” Ella proclama el nombre Yehovah y ella dice, “así Yehovah me hará a mí y aún más”, “kihamavet yafrid beyni uveynekh”, ” sólo por la muerte te separará de mí.” Entonces, ella está sellando su declaración. Esto no es sólo una declaración casual.

Dev: No, habla en serio.

Nehemia: Ya sabes, porque a veces dicen, “Mi casa tu casa”, y luego vienes a pedir un lugar para dormir y es como…

Dev: Oh, no.

Nehemia: “No quise decir eso literalmente.” Pero aquí, ella está diciendo, “Tu gente es mi gente. Tu Dios es mi Dios.” Y ella lo sella en el nombre de Yehovah. Y esta frase, “Yehovah me hará y aún más” es un voto. Es un lenguaje de juramento en Hebreo. Y me encanta eso, “Aekh ami han’elohayikh elohay“, “Tu pueblo es mi pueblo, y tu Dios es mi Dios, en el nombre de Yehovah.”

Dev: Yo mismo hice ese voto, personalmente.

Nehemia: Entonces, no eres judío de nacimiento. Cuéntale a la gente sobre eso.

Dev: No, vengo de una tradición muy parecida a la de Keith Johnson. Todavía puedo oír a mi mamá decir cuando fui a una denominación diferente, érase una vez, mi madre dijo: “¿Por qué, Devorah Anne, naciste “metodista”?”.

Nehemia: Y tu mamá realmente habló de esa manera, no te estás poniendo grueso.

Dev: No, yo soy de Texas. Así que, durante la mayor parte de mi vida hasta los 53 años, yo estaba en una tradición diferente, y fui en un viaje increíble que comenzó, básicamente, con aprender sobre el Shabat. Ni siquiera lo entendía ni sabía al respecto. Y luego, número dos, sobre el nombre de Yehovah, eso se convirtió en algo muy, muy grande. Y en mi viaje, llegué a un punto en el que decidí que quería unirme por mi mismo a Yehovah y al pueblo de Israel.

Nehemia: Guau.

Dev: Y se convirtió en algo muy importante para mí. Y admitiré, en ese momento, algo ingenuo en la situación. Ahora lo veo de otra manera. De hecho, hice una conversión formal.

Nehemia: Entonces, te convertiste formalmente al judaísmo.

Dev: Lo hice.

Nehemía: ¿Y tu alma Gentil se convirtió sobrenaturalmente en un alma Israelita? Hizo algo así… ¿Por un consejo de sabios o algo así? Y estamos siendo chistosos, por supuesto que no.

Dev: No.

Nehemía: Es Yehovah quien puede cambiar tu corazón, cambiar tu mente y cambiar tu alma. Y eres tú quien se une por sí mismo a Él, proclamando al pueblo de Israel como tu pueblo, y al Dios de Israel… Pero pasaste por este proceso, y eso no es lo que te hizo Judío e Israelita.

Dev: No.

Nehemia: ¿Tengo razón?

Dev: De hecho, siento que lo que me hizo Israelita fue en realidad algo superior que la conversión formal. Fue mi corazón.

Nehemia: Y miren, chicos, si quieren pasar a través de una conversión, yo estaría muy distante de decirte que hacer. Quiero decir, aquí está una broma que tenemos hoy en Israel, de que si Ruth la Moabita apareciera en el aeropuerto Ben Gurion en Israel, se le daría la espalda y le dirían: “Pero no eres judía”.

Dev: Correcto.

Nehemía: O realmente, lo que dirían es, “Oh, te daremos un sello turístico. No nos llames, te llamaremos.” Y entonces básicamente esperarían que se fuera, porque no reconocerían su conversión. Cuando ella dijo: “Tu pueblo es mi pueblo, tu Dios es mi Dios, también lo hará Yehovah en el Nombre de Yehovah”, eso no sería reconocido por el Estado de Israel. Literalmente, no sería reconocido por el Estado de Israel. Sería considerada Moabita, una Gentil, hasta que comparezca ante un panel de tres rabinos. ¿Dónde está eso en la Biblia?

Dev: No lo está.

Nehemia: En realidad no lo está. Cuando me escribes y me dices: “Nehemía, quiero convertirme, ¿dónde está tu procedimiento?”

Dev: Está en Isaías 56.

Nehemia: Y en Ruth 1:16-17. Si quieres una conversión hecha por hombres, puedes ir al movimiento Reformista y te pondrán a través de un proceso. Y puedes pasar a través del movimiento conservador, o los ortodoxos… Sabes, lo que es realmente interesante es que la gente diga, “Bueno, lo que realmente quiero, Nehemía, es hacer aliya”, es decir, migrar a Israel.

Bueno, eso es una construcción política. ¿Qué tiene que ver eso con Dios o el Tanakh? Y recientemente, hubo un fallo emitido por la Jefatura Rabínica de Israel con una lista de algo así como 100 Rabinos Ortodoxos cuyas conversiones no reconocen. Olvídalo si no eres Ortodoxo. Si eres de la Reforma, es posible que ni siquiera te reconozcan como Judío, lo que significa incluso si eres nacido Judío. Olvídate de los conversos, ellos definitivamente no lo aceptan. La ley dice que todo Judío tiene derecho a regresar a Israel, pero una de las primeras preguntas del Estado es:“¿Mi hu Yehudi?” “¿Quién es judío?”

Dev: Correcto.

Nehemía: Y ha habido gobiernos que cayeron, o casi cayeron, por tratar de decidir este tema. Y así, nunca lo han decidido formalmente. Así que, mira. Si me escribes y me dices: “Oye, Nehemía, quiero convertirme”, yo no hago conversiones. De eso no se trata mi ministerio. A lo que me dedico es a enseñar a la gente la verdad. Y oye, si eso es lo que quieres, ve y contacta a esas instituciones. Porque eso no es, a eso no me dedico. No me dedico a convertir personas.

Dev: No. Y para mí, tengo que pasar por lo que dice el Tanakh.

Nehemia: Qué idea más grandiosa.

Dev: Sí. Y eso es triste, pero en realidad esa es la línea de fondo.

Nehemia: Es triste que sea así.

Dev: así es, a eso me refiero.

Nehemia: Esto Debe ser básico, ¿verdad?

Dev: Iba justo a decir, a pesar de que tengo un certificado de conversión, cuando estoy parado ante Yehovah, Él no va a pedirlo para verlo.

Nehemia: ¿Sabes lo que me recuerda, Dev? En la guerra de Yom Kippur, Israel estaba al borde del colapso, realmente lo estaba. Quiero decir, estaba a minutos del colapso. Y la mayor batalla de tanques de todos los tiempos es la Batalla de Nafah. Dos tanques israelíes se plantaron contra 98 tanques Sirios, y fueron literalmente dos tanques los que estuvieron entre un segundo Holocausto y la supervivencia del Estado de Israel. Y es un poco loco. Lo que hicieron los dos tanques es, que se radio-comunicaron y se colocaron delante de entre sí, usando voces diferentes, porque sabían que los Sirios estaban escuchando, y querían que los Sirios creyeran que había más de dos tanques.

Dev: Eso es genial.

Nehemia: Y en realidad funcionó. Y saldrían de la oscuridad y volarían los tanques enemigos. Y había un hombre cuyo nombre era Zvika Greengold, y es uno de los dos héroes de la guerra de Yom Kippur. Zvika Greengold y Avigdor Kahalani, son los dos héroes de los altos del Golam en la guerra de Yom Kippur, entonces Zvika Greengold tiene un tanque reventado bajo su mando. Él va y se mete en otro tanque y continúa la lucha. Y ahora él está en un tanque…

Dev: Guau.

Nehemia: … contra quién sabe cuántos tanques sirios? Comenzó con 98, pero para entonces había destruido un montón de ellos. Así que ganó la batalla, y se le dio la Medalla de Honor de Israel. Es algo muy inusual. Es básicamente, el equivalente Israelí, de la Medalla de Honor del Congreso. Así que se le ha otorgado por la knesset. Y vi un documental donde fueron a entrevistarlo, y dijeron: “Ganaste la Medalla de Honor de Israel. ¿Podemos verla?” Y llama a su esposa. Él dice, “Cariño, ¿sabes dónde está esa cosa?” Y van y lo encuentran en un armario de almacenamiento. Y la saca, y sopla para quitar el polvo. Y me siento como que… entonces, tiene un certificado de conversión. ¿Es el certificado lo que convirtió a Zvika en un héroe?

Dev: No.

Nehemia: No. Lo que lo convirtió en un héroe fue enfrentarse al enemigo y enfrentarse por su pueblo, y ser parte de ese pueblo. Y lo que te hace Judío no es un pedazo de papel de quien sabe qué cosa que está ahí, ¿verdad? Lo que te hace parte del pueblo de Dios es Él, el Creador del Universo, y te reunió entre Su pueblo. Te llamó a Su pueblo…

Dev: Lo hizo.

Nehemia: … al igual que Él reunió a otros Israelitas en Su tierra, Él te reunió con Su pueblo. Y en respuesta a ese llamamiento y reunión, te uniste por ti mismo al Dios de Israel y al pueblo de Israel.

Dev: Amén, Amén.

Nehemia: Y eso es lo que te convierte en Israelita. ¿Alguna última palabra, Dev?

Dev: Yo Realmente quería lo que la Tanakh dice. Para mí eso es todo lo importante, y ahí está. Quiero decir, está justo ahí.

Nehemia: Mira, y si has escuchado esto, y estás pensando, “Pero aun así, ¿cómo obtendré mi certificado?” Por favor, escucha esto otra vez. Y entonces si esto no te satisface, lo cual está totalmente bien, porque hay gente que dice, “Bueno, me estoy convirtiendo porque los padres de mi prometida quieren que sea judío”. Oye, eso no es problema de la tanakh.

Dev: No.

Nehemia: Es una cuestión sociopolítica, cultural. Eso no tiene nada que ver con lo que estamos hablando aquí, y eso está totalmente bien. Queriendo decir, que podría ser, y lo que necesitas, lo que Deberías de contactar son las instituciones apropiadas.

Voy a terminar en oración. Yehovah, Avinu shebashamayim, Yehovah nuestro Padre Celestial. Yehovah, estoy muy agradecido de que hayas reunido a tantos millones de tu pueblo desde tan lejos como Marruecos hasta China. Y desde los páramos del norte de Rusia hasta Yemen y Etiopía, los has reunido en tu pueblo que ahora son de colores y tonos diferentes, y provienen de diferentes culturas e idiomas.

Tú los has reunido a todos de vuelta a Tu tierra, Israel. Y Tú has reunido a otros a los que he visto con mis propios ojos en cuatro continentes. La gente que ha sacudido el árbol genealógico y ningún judío fue excluido, pero ellos saben en sus corazones que los has llamado a Ti. Padre, esto es un milagro que estamos viendo. Este es un grandioso milagro desde la división del mar, reuniéndose el pueblo junto y uniéndolos como un solo tronco, como se profetiza en el Libro de Ezequiel capítulo 37. Padre, gracias por lo que estás haciendo. Me siento tan honrado de poder ver esto en nuestros tiempos. Amén.

Dev: Amén.

Esperamos que la tradución anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply