Perlas de los Profetas #44 – Devarim (Isaías 1:1-27)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #44 – Devarim (Isaías 1:1-27)

Nehemia Gordon y Keith Johnson discuten la parte de los Profetas para Devarim, cubriendo Isaías 1:2-27. Devarim inicia la “serie de Isaías” de lecturas de haftarah, el predicador-profeta con un don para la poesía. El estudio de las palabras incluye el juego de palabras que rodea al “extraño/zareem“; el uso frecuente de “hoy” por parte de Isaías, y la palabra de la semana, “HaAdon/el dueño-señor-maestro” (hei,aleph, dalet, vav, nun). Gordon proporciona tres testigos de que las oraciones y los sacrificios de los malvados son abominables para el Señor, lo que confirma el mensaje de Isaías de que todo se trata de obediencia.

La promesa de Dios de limpiar las manchas del pecado llevó a Gordon a examinar la enseñanza talmúdica de que un cordón rojo en el segundo Templo se volvía blanco cada Yom Kippur, hasta 40 años antes de que el Templo fuera destruido. Mientras que algunos cristianos y mesiánicos reciben esta enseñanza como evangelio, Gordon y Johnson razonan juntos sobre el pasaje de Isaías y el pasaje talmúdico y sopesan las palabras del hombre frente a las del Dios vivo. Gordon cierra agradeciendo a Yehovah por su justicia que hace que nuestros pecados escarlatas sean como la nieve.

La obra de arte del episodio de esta semana es una pintura de Mara Hofmann, artista.

“Aunque sus pecados sean como la escarlata, serán como la nieve; aunque sean rojos como el carmesí, serán como la lana”. Isaías 1:18

¡Espero leer sus comentarios!

Las Perlas de los Profetas #44 – Devarim (Isaías 1:1-27)

Keith: Bienvenidos a Las Perlas de los Profetas, estoy aquí con Nehemia Gordon en el refugio, en el sub-sótano. No sólo el sótano, el sub-sótano, y estamos a punto de empezar algo que va a cambiar el juego para Las Perlas de los Profetas. No voy a llamar a esto…

Nehemia: ¿Esto es un cambio en el juego?

Keith: Esto cambia las cosas. Lo llamo la Serie de Las Perlas del Profeta Isaías. Porque, Nehemia, tenemos a Isaías, Isaías, Isaías, Isaías, Isaías. Ahora déjame decirte algo. Tengo escalofríos ahora mismo. Tengo la piel de gallina, porque en Shabbat salí a pasear. No estabas conmigo, me dejaste tener mi propio Shabbat. Así que me fui a dar mi paseo, y ¿dónde caminé, Nehemia? Sólo, si hay algún lugar por el que caminaría, ¿dónde lo haría?

Nehemia: A la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Keith: ¡No, no a la Ciudad Vieja de Jerusalén!

Nehemia: El Monte del Templo.

Keith: ¡No, no al Monte del Templo! En lo que respecta a la serie de Isaías, ¿por dónde caminé, Nehemia?

Nehemia: A la Tumba de Isaías.

Keith: ¡No, no caminé hasta la Tumba de Isaías! Caminé por la colina, por el Knesset, junto a este enorme edificio blanco, se ve muy raro. Hay un edificio con lo que parece… parece una jarra de arcilla. ¡Como la parte superior de una jarra de arcilla!

Nehemia: El Santuario del Libro… El Museo de Israel.

Keith: Caminé al Museo de Israel, no entré, caminé allí, y dentro de ese lugar, Nehemia – necesito que saques tu pecho ahora. Amigos, déjenme decirles algo. No es sólo Nehemia Gordon de la Universidad Hebrea. Nehemia, en realidad trabajaste en algunos aspectos de los Rollos del Mar Muerto, pero ¿cuál dirías que es la corona… el rollo más importante que se encontró en la colección de los Rollos del Mar Muerto? ¿Cuál dirías que es?

Nehemia: Hmm, esa es una muy buena pregunta. Creo que la mayoría de la gente diría que fue el primer rollo de Isaías, que es “1Q Isaías A”. Eso es porque es el único libro del Tanakh que está completo. En otras palabras, tienes otros rollos que son partes de Isaías, partes de Nehemías, partes de lo que sea, Levítico…

Keith: No debería haber dicho “lo más importante”. Debí decir: “¿Cuál es el rollo más magnífico que se encontró en los Rollos del Mar Muerto? Caminé hasta el Museo de Israel…

Nehemia: Podría llamarlo el rollo de cobre. Rollo de cobre porque es único, está hecho de cobre. ¿Por qué no me dices lo que estás buscando?

Keith: En el museo, ¿qué hay debajo…? Tienen esta cosa que se parece al…

Nehemia: Ese es el 1Q Isaiah A, el primer rollo de Isaiah. El gran rollo de Isaías.

Keith: ¿Y por qué es tan magnífico? ¿Por qué es tan asombroso? Cuando el Presidente de los Estados Unidos vino a visitar a Netanyahu, ¿a dónde lo llevó?

Nehemia: Netanyahu llevó a Obama al Santuario del Libro.

Keith: ¿Y para qué lo llevó allí?

Nehemia: Para mostrarle el rollo de Isaías.

Keith: ¿Por qué le mostraría el rollo de Isaías?

Nehemia: Ya hemos hablado de esto.

Keith: No importa, estamos hablando de ello ahora, es la serie, ¡es la serie de Las Perlas de los Profetas!

Nehemia: Una de las cosas que Obama había dicho después de una visita anterior – ya sabes, llevan a todos los dignatarios a Yad Vashem, que es el Museo del Holocausto de Israel, como sabes, y Obama volvió de América y dio un discurso en el que dijo que, “Ustedes los Judíos confían demasiado en el Holocausto para justificar su existencia en Israel”.

Y entonces Netanyahu decidió enseñarle, como decimos en hebreo “la’asot lo beit sefer”, así que dijo: “Bien. ¿Crees que dependemos demasiado del Holocausto? Déjame mostrarte. Y lo llevó al Santuario del Libro, Netanyahu se acercó al Rollo de Isaías. Ahora, no sé si la gente sabe esto pero el padre de Netanyahu fue un gran historiador judío, un historiador judío muy famoso. Netanyahu conoce la Biblia muy bien; se acercó y comenzó a leer el capítulo 2 de Isaías, acerca de convertir las espadas en rejas de arado…

Keith: Y qué gran imagen es esta – Obama está sentado allí, está allí debajo de este lugar en el que caminé en Shabbat, estamos a punto de hacer esta serie y yo estoy como, “Nehemia, no te voy a dejar tranquilo.” Vamos a hablar de esto, vamos a hablar de esto durante toda la serie.

Nehemia: Beseder. Así que empieza a leer el rollo de Isaías y dice: “¿Ve Sr. Presidente? Es la misma gente en la misma tierra hablando el mismo idioma. Este rollo fue encontrado en 1947, fue escrito en el 200 a.C., así que no es que seamos unas personas extranjeras que han sido plantadas en esta tierra desde algún lugar extranjero, es la misma gente en la misma tierra hablando el mismo idioma que escribió este rollo”. Como si necesitáramos probarlo, pero para alguien como Obama, ya sabes, ¿necesitas ver pruebas arqueológicas? Aquí está.

Y también le mostró el Códice de Alepo, que está en el nivel inferior del Santuario del Libro, tiene su propia sección allí. Y también señaló que, y que es el manuscrito más importante de la Biblia, la copia más exacta de la Biblia en hebreo con vocales, y que fue escrito en Tiberíades en el año 924. Así que tenemos el Rollo de Isaías en el 200 AC, el Códice de Alepo en el 924 DC, y eso es un lapso de 1.200 años, y los judíos todavía están en su tierra hablando en hebreo. Así que este mito de, “Oh, se fueron, estuvieron allí en un momento, ya no están realmente allí, se han ido a otro lugar en la tierra de alguien más.” Eso no es cierto. Estuvimos allí, estamos allí, estaremos allí.

Keith: Bueno, te diré algo. Estamos a punto de empezar esta serie, esta serie de Isaías. Ahora, ya sabes, lo normal ha sido, mira, hemos hecho 40 de estas cosas y ahora tenemos esta serie especial, y realmente quiero que hagamos algo. Quiero que desafiemos a la gente, de verdad, a abrir este libro y a profundizar en él con nosotros, y que realmente, si no han hecho ningún comentario hasta este momento, usen esta serie para hacer comentarios, porque les digo que, a veces, habrá un versículo en el que estaremos, y no voy a dejar que dejemos ese versículo. Va a ser demasiado poderoso, y podríamos pasar todo el tiempo…

Pero esto es lo emocionante: cuando estamos en esta serie de Isaías, Nehemia, estamos en la calle del apartamento de Netanyahu, podemos ver el Knesset, camino hacia el Museo de Israel, Isaías… Quiero decir, hablas de Isaías. Estuvimos en casa de tu madre ayer, y amigos, lo siento, tengo derecho a hacer esto. Es la mitad de mi exposición. Estamos en la casa de tu madre y casualmente vienes a la casa y dices, “Tuve un pequeño problema para atravesar el tráfico, están teniendo un…” ¿cómo lo llamaste?

Nehemia: Hakhnasat sefer Torah.

Keith: De acuerdo, está hablando en código con su madre, pero oí la palabra “sefer”, y oí “Torah”, y pensé, “Espera, espera, ¿qué es esto?” Así que empieza a decirme que algo está a punto de suceder en la sinagoga de enfrente. Así que tu madre y yo vamos allí, y voy alrededor y miro hacia arriba y digo, “Bubby Dina, ¿qué dice eso?” Y ella lo mira… ya sabes, había un toldo allí, y yo dije, “¿Qué dice eso?” Y ella dice, “No puedo decir lo que dice.” Pero yo lo miré, Nehemia, y me dio escalofríos otra vez porque vi el nombre de la sinagoga que está a punto de tener esta cosa que vas a explicar… no vamos a entrar en Isaías todavía – vas a explicar – y veo las palabras, y se ven como, casi como las palabras en la parte delantera de mi rollo de la Torah. Ahora, ¿puede decirle a la gente el nombre de la yeshiva/sinagoga, y qué es lo que van a tener allí?

Nehemia: Así que hakhnasat sefer Torah significa literalmente traer el rollo de la Torah. Es cuando alguien dedica un rollo de la Torah y hay una ceremonia de baile, canto, celebración y comida cuando el rollo de la Torah es traído a la sinagoga.

Keith: Espera, esto es lo que me confunde. Las iglesias reciben nuevas biblias y la gente recibe cosas nuevas. Ustedes hicieron algo como, “Oh sí, van a tener eso y será mejor que salgamos y pidamos nuestra comida ahora, porque con lo que tienen la policía cerrará las calles y…” Estoy como, “Espera un minuto. ¿Quieres decir que es habitual que cuando alguien trae un nuevo rollo de la Torah corte el tráfico?”

Nehemia: Sí, bueno, quiero decir, van a estar bailando en la calle y van a estar cantando y celebrando y tienen música a todo volumen por los altavoces, sí. Es algo importante. Un rollo de la Torah es algo muy caro, y una sinagoga no recibe un nuevo rollo de la Torah todos los días. Ya sabes, la mayoría de las sinagogas… muchas sólo tienen uno, pero la mayoría de las sinagogas tienen probablemente 2 o 3 rollos de la Torah, algunas podrían tener más si es una sinagoga muy grande, si se lo pueden permitir. Pero cuando traen el rollo de la Torah, es algo muy importante, es una gran ceremonia. Se le da a la Torah este gran lugar de honor…

Keith: Entonces, ¿cómo se llama el lugar?

Nehemia: Así que el nombre de esta sinagoga/yeshiva en particular se llama “Torah Betsiyon” – Torah en Sión, y supongo que a lo que quieres llegar es a Isaías 2…

Keith: Sí…

Nehemia: Hay un versículo en la portada de tu rollo de la Torah, “Ki mitziyon tetzeh Torah udvar Yehovah mi’yerushalayim”, la Torah saldrá, mitziyon tetzeh Torah, eso es mitziyon Torah, y esto es Torah betziyon, Torah en Sion.

Keith: Así que este es el trato. Ahora vamos a abrir a Isaías, y vamos a hablar del profeta Isaías, y vamos a hablar de la profecía… Bueno, en realidad no en esta, estamos en el capítulo 1… Pero cuando pienso en esto, Nehemia, sólo pienso en el hecho de que estamos aquí, estamos aquí, y está dando la vuelta al mundo, y esto ha sido… ya sabes, así que mi punto es que es una serie. Esta es una serie, ¿podrías decirle a la gente lo que… Cuento, basándome en mi comprensión, veo a Isaías 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8… al menos 8 secciones…

Nehemia: 9.

Keith: Al menos 9 secciones seguidas en el Libro de Isaías.

Nehemia: Cierto. Y la razón de eso es algo que llegaremos a tener dentro de dos semanas, porque en realidad hay… hay una razón… En realidad, esta sección corresponde a algo en la porción de la Torah. Hay una serie de siete haftarot, o porciones de los Profeta, que no tienen nada que ver con la porción de la Torah; tiene que ver con la época del año en que se leen.

Keith: Vaya. [Riéndose]

Nehemia: Y hablaremos de eso en dos semanas cuando lleguemos a esa serie de siete.

Keith: De acuerdo. Ahora, estamos en Isaías 1:1. Ahora, mira, estamos aquí, Nehemia, tú tienes tu ordenador, yo tengo mi Biblia hebrea, mi Biblia inglesa, tengo mis cosas por aquí, y por cierto tengo que decir que nuestros socios de Las Perlas de los Profetas, nuestros amigos, Michael e Irene de California, son gente maravillosa.

Nehemia: Shalom Michael e Irene.

Keith: Michael e Irene, estaban muy emocionados de poder hacer esto…

Nehemia: Eso es maravilloso.

Keith: …y seleccionaron… Ya sabes, es realmente interesante. Conseguíamos que la gente fuera socia de Las Perlas de los Profetas, que la gente mirara la lista y eligiera lo que pensara que fuera significativo para ellos. Y fue una bendición ver que seleccionaron esto, porque esto realmente comienza… Estamos en Las Perlas de los Profetas, no estoy diciendo esto, no estoy tratando de quitar el hecho de que estamos en Las Perlas de los Profetas, pero esto es como una serie, y esta serie… Nos referimos de un lado a otro, no tenemos que decir, “Ahora, ¿no fue como hace 3 semanas estábamos en esta sección…?” No. Vamos a estar en Isaías todo este tiempo, quiero decir… esto… Wow.

Nehemia: Casi hasta el final. Dos semanas antes del final, o dos episodios antes del final.

Keith: Podemos leer de un lado a otro, quiero decir, leamos de un lado a otro. ¿Quieres empezar, o quieres que yo empiece?

Nehemia: Adelante, te dejaré leer y voy a comentar lo que dice.

Keith: De acuerdo, De acuerdo, De acuerdo.

Nehemia: Voy a leer el primer versículo, porque se hace una carnicería en inglés. “Khazon Yesha’yahu ben Amotz”, la visión de Yesha’yahu, el hijo de Amotz “asher khaza al Yehuda veyrushalayim”, que él vio, que él visionó con respecto a Judá y Jerusalén, “biymey Uziyahu, Yotam, Akhaz, Yekhizkiyahu, malkhey Yehudah”, en los días de Uziah, Jotham, Ahaz, Ezequías los reyes de Judá.

Keith: Hombre, tiene varios que…

Nehemia: Tiene cuatro.

Keith: Tiene cuatro.

Nehemia: Sí.

Keith: Jeremías tenía, qué es, tres reyes, ¿no?

Nehemia: Mencionaba tres, pero en realidad tenía cuatro.

Keith: Tenía cuatro.

Nehemia: No mencionó el del medio, por alguna razón.

Keith: Sí, el tercero.

Nehemia: Supongo que porque estaba maldito, pero de todos modos… Sí, me encanta Isaías, porque sabes, Jeremías es de Anatot, es un suburbano y viene a Jerusalén, y Ezequiel, tal vez es de Jerusalén, pero se exilia a Babilonia. Aquí tenemos a un verdadero jerosolimitano.

Keith: Oh, él es realmente de…

Nehemia: Es un jerosolimitano, está en Jerusalén, está profetizando sobre Jerusalén, no… Recuerda, tuvimos a Oseas, que era un sureño que fue al norte. Este tipo es un jerosolimitano. Ya sabes, es nativo de aquí por lo que sabemos. Definitivamente está profetizando sobre este lugar, el lugar donde estamos sentados ahora. Es increíble, me da escalofríos. Adelante.

Keith: Sí, De acuerdo. No estás comentando.

Nehemia: He comentado.

Keith: ¿Eso es todo?

Nehemia: Bueno, ya hemos dicho que Isaías debería empezar en el capítulo 6. Es decir, deberíamos haber tenido Isaías 1:1 e Isaías 1:2 debería haber sido el capítulo 6 con toda la visión, ya hablamos de eso.

Keith: Exactamente, De acuerdo. ¿Eso es todo lo que quieres decir?

Nehemia: Pero en vez de eso, y aquí está este principio de que las Escrituras no siempre están en orden cronológico. En las Perlas Originales de la Torah hablamos de que Números 9 están cronológicamente antes que Números 1, dadas las fechas, y aquí hay un ejemplo de eso. El capítulo 1, versículo 2, debería haber sido lo que ahora es el capítulo 6, versículo 1, donde realmente recibe su llamado.

Keith: Sí.

Nehemia: Donde ve la visión y Dios le llama como profeta.

Keith: Bueno, ¿sabes qué? Cuando leo Isaías 1:1 inmediatamente voy a 1 Samuel, creo que es 1 Samuel capítulo 3, sólo porque dice “la visión de Isaías”, y en Samuel dice que no hubo muchas visiones en… dice, en el tiempo de Samuel, así que llegamos a este tiempo de Isaías, y esta visión de Isaías – muchachos, hablas de significativo, khazon, ¿es eso?

Nehemia: Esa es la palabra, khazon.

Keith: La khazon de Isaías, y como dije, la razón por la que me atrapó, amigos, pueden echar un vistazo a 1 Samuel por favor, tap tap, capítulo 3, creo que es, 1 Samuel 3 versículo 1 creo, donde…

Nehemia: 1 Samuel 3:1 dice, “Y el muchacho Samuel estaba ministrando,” en un ministerio, “mesharet et Yehovah lifney Eli”, estaba ministrando a Yehovah ante Eli, “y la palabra de Yehovah era preciosa en aquellos días, en khazon nifratz” – la visión no era extendida, o como dijiste, derramándose, no estaba en todo el lugar.

Keith: No estaba por todas partes, y así otra vez, cuando llegamos a Isaías, y la razón por la que pienso… De nuevo, probablemente me puse un poco más dramático de lo que debería haber sido. Pero cuando pensé en el hecho de que vamos a hablar de Isaías durante las próximas 9 semanas o lo que sea, y que estamos situados aquí… Ya sabes, tú elegiste este lugar. Miraste un mapa, Nehemia, y dijiste, “Ahora, veamos, ¿dónde podríamos estar que sea lo más significativo para Las Perlas de los Profetas?” Porque creo que tú…

Nehemia: ¿Quieres saber lo que realmente hice?

Ketih: Quiero saber lo que hiciste.

Nehemia: Fui a Airbnb y encontré el lugar más barato. ¡No tenemos dinero! Tenemos una sábana aquí, tenemos algunas toallas de baño. Pero teníamos un presupuesto, así que literalmente encontré el lugar más barato que pudimos conseguir en Jerusalén. Donde pudiéramos grabar…

Keith: Creo que encontraste uno genial, porque, realmente…

Nehemia: Resultó ser un lugar increíble…

Keith: Un lugar increíble, ya sabes… el Knesset, como dije, y el Museo de Israel…

Nehemia: Pero no sabía nada de eso, sólo sabía que… ya sabes, puse “ordenar por precio”, esto fue como el número 2, el número 1 fue tomado… [riendo]

Keith: De todos modos, aquí está, ahora en lugar de 6:1 estamos en 1:2.

Nehemia: Sí.

Keith: “Escuchen, cielos…” ¿Y sabes lo que me gusta de Isaías? Es como un gran predicador, porque…

Nehemia: Es un gran predicador.

Keith: Como está predicando, pero también es un gran… este tipo de sonidos… pero también es un gran escritor, porque hace estas cosas en las que entra y sale, obtienes… aquí está la información y luego ¡bum! De repente empieza a ponerse poético. “Escuchen, cielos y tierra, porque Yehovah habla: ‘Hijos míos que he criado y educado, pero se han rebelado contra mí’. Un buey conoce a su dueño, y un burro el pesebre de su amo. Pero Israel no lo sabe, mi pueblo no lo entiende”.

Nehemia: Así que en primer lugar, el versículo 2 recuerda el lenguaje del canto de Moisés, en la parte de Ha’azinu, Deuteronomio 32, donde dice, “Ha’azinu hashamayim va’adabera vetishma ha’aretz imrey pi”.

Keith: Sí.

Nehemia: Tenemos una fraseología similar allí. Pero me encanta este versículo 3, y tenemos esta frase, el burro conoce el pesebre de su amo, y no está exactamente claro cuál es esta palabra. Significa que la palabra es “evus”, pero “evus” según algunas personas significa un pesebre, lo cual, ¿qué significa eso en inglés? Es la cama del animal, lo que significa que es donde el animal duerme. Y según otras personas es el comedero, y no está tan claro lo que significa.

Pero tengo esta gran historia. Estaba en Nepal, y estaba caminando por las estribaciones del Himalaya, las montañas Annapurna de allí, y fue durante la temporada de arado. Y había gente en sus campos, y estaban arando con sus búfalos de agua. Y le pregunté a mi guía, que era un nepalés, “¿Crees que me dejarían montar al búfalo de agua? Estoy dispuesto a hacer algo de trabajo, ¿podría hacerlo?” Y dijo, “No lo entiendes, un búfalo de agua no es una vaca, es un animal salvaje, y se cría con su dueño y será manso alrededor de su dueño, pero si alguien que no es su dueño se le acerca, podría atacarte y matarte.”

Keith: Guau.

Nehemia: ¿No es eso interesante? No sabía lo del búfalo de agua. Y para los nepalíes es algo importante porque son hindúes, y adoran a las vacas, pero no adoran a los búfalos de agua, se considera una especie diferente. Y realmente se comporta como una especie diferente, es este animal salvaje. Pero pensé que era tan interesante, ya sabes, este animal, cuando se trata de su dueño es agradable y amigable, y les dejará arar con él, pero te acercas a él y te atacará. Bastante bueno. Me recordó a este versículo. Así que allí estoy en Nepal y pensando en Isaías 1:3. [Riéndose]

Keith: Increíble. Así que “Israel no sabe, la gente no entiende”. ¿Podemos hacer algo realmente interesante? No sé si alguna vez te has topado con esto, me he topado con esto a veces, donde la gente estará leyendo un versículo, hablamos sobre el lenguaje, la historia y el contexto, y a veces cuando estás leyendo, digamos, la narrativa versus una sección poética, a veces la gente tomará una frase y luego hará de esa frase su trato, y no la tendrán en contexto. Pero cuando leo esto, corrígeme si me equivoco, pero cuando leo esto y dice: “Pero Israel no lo sabe, mi pueblo no lo entiende”, conecto los dos. En otras palabras, está como diciendo… Podría sacar el uno y decir que Israel no lo sabe y quedarme allí, pero Él va más allá. Dice que no saben y no entienden. Así que Él está haciendo esto… lo que sería similar a nosotros en el idioma inglés, donde nosotros, ya sabes… Tenía mucha, mucha hambre, sabía que tenía que comer.

Nehemia: Es como lo mismo, así que tienes este estilo bíblico que llamamos paralelismo bíblico, y en realidad lo encuentras fuera del Tanakh, en otros escritos hebreos antiguos, como por ejemplo la inscripción metzad khashavyahu, ve a Google con eso, buena tarea. Y básicamente, la idea es que el antiguo hablante de hebreo sentía que no era escuchado a menos que dijera todo dos veces. Esa es la impresión que tengo al leerlo. Así que realmente dirán casi todo dos veces, pero ese es el estilo del hebreo. En el sistema de acento hebreo, cada versículo de la Biblia entera se divide en dos. Y esos dos, si es un versículo lo suficientemente largo, se divide en dos. Y esos dos se parten en dos, hasta el punto de que se obtienen cuartos, octavos y dieciseisavo… Creo que el versículo más largo es un sesentaicuatroavo.

Así que está este elemento de decir todo dos veces, y creo que lo encontrarás en la poesía inglesa, en la que no soy un experto. Pero no, no es como si hablaras en el discurso diario, porque no es sólo que sea poesía, es lo que llamamos en hebreo el estilo poético. Y ese es un estilo muy distinto, podrías estar leyendo un pasaje incluso en la Torah, que será narrativo, que es un estilo, y de repente irrumpirá en el estilo poético por un par de versículos, o volverá a la poesía. Toda esta sección es un estilo poético. También usa palabras diferentes a las que normalmente usaría.

Keith: Sí, y lo que iba a decir es que, para los lectores, para los que están escuchando de vez en cuando, me llevo a este grupo… esta gente ha estado siguiendo con nosotros desde el pasado octubre, así que han seguido adelante, han oído hablar del hebreo, han oído cosas diferentes, y quiero que sean capaces de mirar esto y decir: “De acuerdo, hay un cambio aquí”. Incluso en la forma en que se presenta en la mayoría de las Biblias, en la mayoría de las Biblias inglesas, se puede ver que hay una diferencia. No es como un estilo de párrafo, literalmente los sangrados están más adentro y lo atraviesas… por supuesto las palabras nos hacen saber eso, pero también sólo el estilo de la escritura y lo que ves en la escritura, es realmente un aspecto diferente de lo que es, digamos por…

Nehemia: Para Samuel o los Reyes, o Josué…

Keith: Exacto.

Nehemia: Casi todo el Libro de Isaías está escrito en este estilo, hay un par de capítulos en los que tenemos la invasión asiria que irrumpe en el estilo narrativo, el estilo de la prosa, pero la mayor parte es poética.

Keith: Sí, y es curioso porque cuando te metes en ello, te diré que me siento un poco abrumado cuando pienso en Isaías, porque parece que cada palabra, cada frase, es potencialmente…

Nehemia: Oh, absolutamente. Podemos pasar todo el tiempo en una sola frase.

Keith: Adelante.

Nehemia: Y, de hecho, no sé… ¿vamos a leer cada una de ellas aquí…?

Keith: ¡No, no! Ahora, esto es por lo que empecé esto. Déjeme confesar. Así que tenemos a esta gente que ha estado rastreando con nosotros, estamos en la tierra de Jerusalén, estamos en Jerusalén, no estamos lejos de este lugar donde está el rollo de Isaías, hay todas estas cosas, y quiero que la gente experimente esto con nosotros. Quiero que sean capaces de hacer algunos estudios por sí mismos. Y de nuevo, tenemos el video y el audio, donde la gente puede tomar un versículo y decir: “Hey chicos, no vamos a tratar con este versículo, pero aquí hay un par de claves que deben mirar”.

Nehemia: Y aquí hay algunos deberes reales para la gente.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Les hablo a ustedes, quiero que todo el mundo que nunca haya publicado algo en ElMurodeNehemia.com o en BFAInternational.com vaya a la página web y haga un comentario. Cuando estuve en China, hice este curso online a través de una de estas cosas de aprendizaje a distancia online, sólo para pasar el tiempo.

Keith: ¿En qué consistía el curso?

Nehemia: No importa. De todos modos, una de las cosas que tenías que hacer en el curso, además de leer el material y escuchar las conferencias, es que tenías que publicar algo, y tenía que ser algo sustancial. Así que quiero que todos publiquen una pregunta, un comentario, un pensamiento, una oración. Algo tiene que salir en BFAInternational.com o ElMurodeNehemia.com, o se deducirán puntos.

Keith: Bien. Se deducirán puntos. [Risas]

Nehemia: Bien, pero quiero empezar en los versículos 4 y 6, tenemos esta palabra, hay un juego de palabras, lo leeré muy rápido. Esta es la JPS. “Ah nación pecadora, gente cargada de iniquidad, cría de malhechores, niños depravados, han abandonado a Yehovah, han despreciado al Santo de Israel, le han dado la espalda”, y luego el versículo 6, “De la cabeza a los pies no hay manchas, todo moretones y ronchas y llagas supurantes. No se exprimen, no se atan, no se ablandan con aceite”. Y ya sabes, en inglés no hay nada, ninguna conexión en absoluto, pero en hebreo tenemos esta palabra nazoru, en el versículo 4, que significa que estaban distanciados, de la palabra zar, extraño. NRSV, por ejemplo, tiene, “están completamente distanciados”, esa es una traducción decente.

Y luego tenemos zoru, en el versículo 6, que significa exprimir una herida, ya sabes, no sé cómo se traduce en la JPS. Oh, “exprimir”. Así que “exprimido” es zoru, y la palabra anterior es nazoru. Hay un juego de palabras ahí, y luego el versículo 7 retoma el mismo tema de nuevo. Dice en el versículo 7, JPS, “Su tierra es un desperdicio, sus ciudades se queman ante sus ojos, el rendimiento de su tierra es consumido por los extranjeros. Un terreno baldío como derribado por extraños”, y allí la palabra para “extraños” dos veces es zarim. Así que tenemos nazoru, zoru, zarim, zarim. Y el mensaje es muy claro en hebreo – ¿quieres ser un extraño para Yehovah? ¿Quieres ser nazoru? Vas a tener una herida que no es zoru y vas a tener los zarim, los extranjeros, los extraños que van a venir, y van a atacar tu tierra. Así que es nazoru, zoru, zarim, zarim, eso es parte de este estilo poético. Tienes que escucharlo. Y sabes, cuando hacemos esta hermosa cosa donde leemos la parte real, la ponemos en el sitio web, supongo que sí, y es tan importante, porque este tipo de profecías con este estilo poético – tienes que oírlo, no puedes simplemente leerlo.

Keith: Es muy divertido, ya sabes, Nehemia, amigos, tengo que decirles. Me está lanzando una bola curva, hemos estado haciendo esto del audio, lo hemos hecho en todo el mundo, lo hemos hecho ahora cara a cara, ahora estamos en Jerusalén, estábamos en Charlotte, ahora quiere añadir todo este aspecto de vídeo, ya sabes, y como, este tipo es…

Nehemia: Lo intentaremos.

Keith: Vamos a intentarlo, pero voy a contarles lo que hacemos a veces. Así que, por ejemplo, estoy buscando aquí en Isaías 1:4 y sé que fuiste más allá…

Nehemia: Oh, ¿has vuelto en el 4?

Keith: No, en realidad no, porque quiero que hagas “tap tap”. Haz tap tap tap en tu ordenador. De todas formas, veo esta palabra que me encanta que Isaías lo haga, y creo que lo hace – desde mis propios estudios personales, Nehemia: Yo diría que probablemente lo hace 18, 19 veces – donde dice “Hoy”, y la primera vez que lo hace dice “Hoy goy”. 1:4 dice “Ay nación pecadora”, dice “Hoy goy”, así que Isaías usa “hoy” más que en cualquier otro lugar, estoy convencido de ello.

Nehemia: Más que nadie en el Tanakh.

Keith: Cualquiera en el Tanakh.

Nehemia: Te quedas con eso.

Keith: Y yo me quedo con eso.

Nehemia: Tenemos los tiempos de hoy en el Tanakh 51…

Ketih: Di di di di di di…

Nehemia: Me gusta esa música. Así que la tenemos en el Tanakh 51 veces, 21 son las que están en Isaías. No conozco las estadísticas de dónde están las otras.

Keith: La encuesta dice…

Nehemia: La encuesta dice… En realidad tengo un pequeño programa aquí, y dice en el programa que…

Keith: Confíen en mí, amigos, Isaías es el rey del “hoy”. [riendo]

Nehemia: En realidad, hay un montón de “hoy” en 2 Reyes…

Keith: No 20.

Nehemia: Bien, se lo daremos.

Keith: No, Isaías gana. Pero de todos modos, cuando dice, eso no… como, cuando sale y dice “¡hoy!”

Nehemia: 11 veces en Jeremías.

Keith: Como si estuviera en el shuk y dijera “¡hoy!”, ya sabes, teníamos todo esto de que decías “¡ajá!”

Nehemia: ¡Ay! ¿Pero qué significa “hoy”? Tradúcelo al inglés.

Keith: Diría “atención”. Ya sabes, es como si dijera…

Nehemia: “Sí, que me den escalofríos”. ¿Es así como es? ¿Cuál es la palabra?

Keith: Dice “ay”.

Nehemia: ¿Puedo decirte lo que dice el diccionario aquí?

Keith: ¿Qué dice?

Nehemia: Así que “ah”, “ay” en un kinahkinah es un lamento. Y en realidad, ¿sabes qué es esta palabra? Es “oy”, realmente es “oy”. El “hoy” del hebreo bíblico se convirtió en “oy”. “¡Oy vey!” También podrías usar la palabra “ay”.

Keith: Sabes, es curioso….

Nehemia: El grave grito amenazador de los profetas.

Keith: Sí, como “¡ay!”

Nehemia: En inglés también tiene un significado alentador. Dan el ejemplo de Isaías 18:1 y 55:1 aquí en el diccionario bíblico de hebreo. Así que está el “hoy”, pero incluso en inglés decimos “ay de mí”, pero luego está el “ay”, donde es como si estuvieras advirtiendo a alguien. Así que “woah” es una buena traducción. Y luego dices “¡Woah caballo!”

Keith: Exacto.

Nehemia: “¡Oye caballito, más despacio!” Oy o-yoy.

Keith: Sabes, es curioso porque… la razón por la que lo mencioné es porque me gustaba el hecho de que lo conectaba con “hoy goy”. [Risas]

Nehemia: Así que definitivamente hay una rima allí. “Hoy goy khoteh, am keved avon, zera mereh’eem…”

Keith: Leíste 1 y 6…

Nehemia: Leí 4 y 6.

Keith: Cuando llegue a 9, si está bien…

Nehemia: Sí.

Keith: Dice, “A menos que Yehovah tzeva’ot”, “A menos que el Señor de los ejércitos nos haya dejado unos cuantos supervivientes”. Y creo, no recuerdo, estoy casi seguro de que nosotros… tal vez no hicimos esto en particular…

Nehemia: No recuerdo haber hecho esto. “Sarid kim’at” – un remanente casi.

Keith: Sí. ¿Es eso lo que dice?

Nehemia: Sí, literalmente.

Keith: “Seríamos como Sodoma, seríamos como Gomorra”. A menos que intervenga y diga que está bien, voy a proteger… ya sabes, vimos la historia que hicimos hace un par de semanas, y no recuerdo dónde dice, “y me he quedado con 7.000 que son…”

Nehemia: “Guardados” de Reyes 19…

Keith: Así que la idea de que se involucre y diga, “Mira, voy a llevar a mi gente aquí y voy a proteger y mantener a algunos…” A menos que lo haya hecho… y sabes qué, la razón por la que saqué el tema es porque, de nuevo, podríamos entrar en un auto… si tuviéramos uno… por cierto, no tenemos auto, amigos.

Nehemia: El autobús.

Keith: Y si tuviéramos un auto, podríamos conducir hasta la zona de Sodoma y Gomorra. ¿Y qué ves cuando vas allí? No hay más Sodoma, no hay más Gomorra. [Riéndose]

Nehemia: Cierto, no existiríamos si no fuera por la gran misericordia de Dios.

Keith: Exacto. Así que, puedes elegir el siguiente.

Nehemia: Y me encanta el versículo 10, luego se dirige a Israel como los oficiales o líderes de Sodoma y el pueblo de Gomorra. Me encanta. “Shim’u devar Yehovah ketziney Sedom”. Me encanta.

Keith: Un segundo, déjame retroceder. ¿Me estás diciendo que se está burlando de ellos?

Nehemia: Absolutamente, se está burlando de ellos.

Keith: Es como si dijera: “A menos que Yehovah de los ejércitos nos haya dejado unos cuantos supervivientes, seríamos como Sodoma, seríamos como Gomorra”. Ahora, escuchen la palabra del Señor, gobernantes de Sodoma”.

Nehemia: Bien. Ahora, el versículo 10 en el hebreo comienza una nueva profecía.

Keith: Sí.

Nehemia: Sabemos eso porque hay lo que llamamos el samakh, el parasha stuma. Hay un espacio en el manuscrito…

Keith: Y si eres un asiduo de Las Perlas de los Profetas, sabes lo del samakh, porque ya hemos hablado de ello.

Nehemia: Tú sabes sobre el samakh.

Keith: No, la gente está aprendiendo, esto es enorme.

Nehemia: Yofi. Así que tenemos estos espacios – hay un espacio cerrado, el espacio abierto, en el manuscrito hebreo para decirte que hay una nueva sección, o un nuevo pensamiento o un nuevo sub-pensamiento. Y probablemente esta era una profecía separada hablada en un tiempo separado, pero está conectada porque ambas hablan de Sodoma. A menudo están conectados por asociación. Pero también definitivamente se está burlando de ellos. Y tenemos shma Yisrael – Escucha oh Israel, y esto es shim’u, es el plural de shma, “escucha ketziney Sedom” o líderes de Sodoma, en lugar de “shma Yisrael” es “shma Sodoma”, Sedom. Eso es impresionante.

Y tenemos algunas palabras que se refieren aquí a Deuteronomio 32. ¿De qué quieres hablar a continuación? ¿Podemos hablar, sin quizás leerlo todo, de los versículos 11-15?

Keith: Iba a decir que el 14 era el que más me entusiasmaba, pero…

Nehemia: Oh, está bien, pero en 11-14 el tema es esta idea de, “Mira, estoy harto de tus oraciones y tus sacrificios; quiero obediencia”. Ya hemos hablado de esto antes. Y por supuesto, no es un rechazo categórico…

Keith: Botón de controversia – bip bip bip. ¿Listo para la controversia?

Nehemia: No sé lo que es eso.

Keith: No, esto es nuevo, estoy emocionado. Así que vengo a ti y te digo, “Mira, a Dios no le gusta la luna nueva, y a Dios no le gusta el mo’adim“. Hablas del mo’adim, hablas de la luna nueva, así que me acerco a ti y te digo, “Mira, aquí está el versículo para demostrar que no le gusta”, y por eso el contexto es importante.

Nehemia: O podríamos decir que Dios ha abolido el sábado.

Keith: Quiero hablar de lo que hay en el versículo. En el 14 dice, “Odio sus lunas nuevas y sus tiempos señalados”. Y esa es mi frase, y eso es lo que quiero decir. Así que los odia. Así que si alguien viene y te trae ese versículo, ¿qué quieres hacer? Si alguien viene y te dice, “Sabes, sólo quiero decir que puse la luna nueva, y estamos emocionados de que estamos contando el tiempo.” Y alguien dice, “Nehemia, Isaías dice, ‘Yehovah dice, odio tu luna nueva y tu fiesta señalada.'” Ahora, tan ridículo como suena…

Nehemia: ¿La gente dice eso?

Keith: La gente…

Nehemia: En serio, en serio… la gente toma este versículo fuera de contexto…

Keith: Podrías tomar el versículo y traértelo y decir…

Nehemia: Primero, ¿no podemos hacer lo mismo en el versículo 15?, eso es lo que estaba tratando de conseguir. “Ubefariskhem kapekhem a’alim eynay”, cuando extiendes tus manos esconderé mis ojos de ti, dice literalmente. Así que dice aquí que odia la oración, así que Dios está en contra de la oración, no deberíamos orar. No vamos a terminar en la oración hoy.

Keith: No, y entonces… ¿no es esto interesante? Quiero encontrar una forma… y ya has hablado de esto antes, en la que habrá una frase que se saca de contexto, y esa frase se usa como una especie de mandamiento…

Nehemia: Mira, puedo hablar por mi propia tradición, que los rabinos son los maestros de esto. Tomarán una frase fuera de contexto y desarrollarán toda una doctrina alrededor de esa frase.

Keith: ¿Y quieres decir que crees que tu pueblo es mejor que el nuestro? Tenemos 30.000 denominaciones basadas en eso.

Nehemia: Al menos.

Keith: No, no, donde toman una frase o un concepto y dicen…

Nehemia: Y puedes hablar legítimamente de eso.

Keith: Sí.

Nehemia: Pero sí, tienes toda la razón, definitivamente hay gente que sacará estas frases fuera de contexto, ¿y cuál es el contexto? Su contexto aquí es… no es categórico…

Keith: Bip, bip, bip, bip.

Nehemia: No es un rechazo categórico de los sacrificios, pero son sacrificios vanos y oraciones vanas de los pecadores que no se arrepienten. Y tengo algunos versículos aquí, quiero traer Proverbios 15:8, dice, “Zevakh resha’im to’avat Yehovah utfilat yesharim retzono” – el sacrificio de los malvados es una abominación para Yehovah, y la oración de los justos (o literalmente- los de integridad, yesharim, los rectos) son Su deseo, o son aceptables para Él.

Así que tenemos por un lado los sacrificios de los malvados, y tenemos las oraciones de los justos. Dios quiere la oración, quiere el sacrificio pero sólo si es en la justicia. Y luego Proverbios 21:27, de nuevo dice “Zevakh resha’im to’eva” – el sacrificio de los malvados es una abominación “af ki bezima yevi’enu”, cuánto más cuando lo trae con depravación. Eso me recuerda este pasaje de aquí, hablando de la depravación.

Y luego uno más, Proverbios – Amo los Proverbios. ¿Podríamos hacer una sección llamada “Las Perlas de los Proverbios”? Tenemos que hacer eso.

Keith: No voy a decir nada.

Nehemia: Eso es genial, deberíamos hacerlo. Proverbios 28:9. Dice, “El que vuelve su oído para no oír la Torah, también su oración es una abominación”. Así que tenemos 3 testigos – abominación, abominación, abominación, tres veces. Sabes, me encanta eso, hablar de la oración y el sacrificio. Y “abominación” es una palabra muy fuerte. Aquí está la tarea para la gente, miren en Levítico 18 y Levítico 20 y vean lo que el Creador del universo llama abominación. Luego regresen a estos versículos y digan, “Woah”. Así que cuando hablamos de abominación, que es algo que Dios odia, es algo muy serio. Y aquí Él está diciendo, “Si estás haciendo esto en maldad y pecado, la oración no te va a ayudar. No puedes sacrificar en pecado. No puedes orar en pecado. No tiene ningún valor, de hecho es un perjuicio para ti – la oración y el sacrificio – a menos que se haga con justicia. Y ese es un tema del que ya hemos hablado antes. Creo que en un episodio anterior le dimos tarea a todos los pasajes que hablan del sacrificio específicamente, ya sabes, que se lleva a cabo sin justicia, y no voy a dar eso de nuevo. Pero leí aquí en el versículo 12, y habla del “pisoteo de mis patios”. Sí, el versículo 12. ¿Quién te pidió esto? No quiero esto, lo que quiero es obediencia. Este es el tema que hemos tenido repetidamente.

Keith: Así que, ya sabes, las imágenes que usa Isaías me dejan las cosas bastante claras. Así que al final del versículo 15 dice, “Sus manos están cubiertas de sangre”, y luego la siguiente frase es “lávense, lávense bien…”

Nehemia: ¿Qué significa “sus manos están cubiertas de sangre”? Así que están haciendo estos sacrificios, y literalmente tal vez hay sangre en sus manos, y piensan que están siendo lavados en la sangre, limpiados en la sangre, la sangre está cubriendo su pecado, y en realidad es una señal de su pecado. Es una evidencia de su pecado.

Keith: Exactamente. Supongo que lo que me gusta del versículo es que dice, “Lávense, límpiense, quiten el mal de sus actos de mi vista, dejen de hacer el mal”. En otras palabras, la idea física de lavarse y luego decir…

Nehemia: Que sus manos están cubiertas de sangre.

Keith: Exactamente.

Nehemia: ¿Puedes leer el versículo 17? Me encanta el versículo 17.

Keith: Sí. “Aprende a hacer el bien, busca la justicia, reprende a los despiadados”.

Nehemia: ¿Despiadados?

Keith: Sí, eso es lo que dice.

Nehemia: Tengo “haz feliz al agrio” en hebreo, “asheru khamotz”.

Keith: ¿Esa es la palabra? ¿Khamotz?

Nehemia: khamotz, como khametz, levadura, que es pan agrio.

Keith: Sí. “Defender al huérfano, suplicar por la viuda”. Chico, los huérfanos y las viudas… sigue subiendo.

Nehemia: Sí. Y me encanta esto. ¿Cuál es el mensaje básico aquí? No se trata de oraciones, ni de sacrificios, sino de arrepentimiento y de hacer justicia. Ese es el mensaje de Isaías.

Keith: Este es el trato, ahora, Nehemia, escucha, sólo quiero decir esto. Fue idea tuya que viniéramos aquí durante dos semanas, preparamos todo esto, pero me siento como… ¿sabes cómo me siento?

Nehemia: No, no sé lo que sientes.

Keith: Me siento como si estuviera en ese… en China tienen lo que se llama el tren de alta velocidad.

Nehemia: Sí. No, en realidad es el tren bala. Gaotiye. Gaotiye. Si el tren de alta velocidad va entre 40-60 kilómetros por hora, el gaotiye, el tren bala va a 300 kilómetros por hora.

Keith: 300 kilómetros por hora, y sabes qué, quiero ser sensible con la gente, y si haces este estudio puedes tomarte tu tiempo, pero estoy esperando para llegar al versículo 18.

Nehemia: Versículo 18, eso es… ¿Qué quieres decir?

Keith: Ese es mi versículo.

Nehemia: Tengo páginas sobre esto. [Risas]

Keith: [riéndose] Sabes, es realmente interesante porque, sólo quiero decirte, este es un versículo que mucho antes de que viniera a Israel en 2002, mucho antes de que tuviera el encuentro del tiempo de Dios, la Torah de Dios y el tetragrammaton de Dios. Mucho antes de que me diera cuenta de las muchas cosas poderosas que había en la Torah, este versículo fue algo que memoricé.

Nehemia: ¿En serio? ¿En hebreo?

Keith: No, no, en inglés primero.

Nehemia: Oh. ¿Puedes leerlo en inglés? Vamos, escuchemos.

Keith: Un momento, voy a dejar que hagas lo tuyo, no te preocupes. Pero lo que me encantaba de esto era que iba más allá en el pensamiento de Dios con su gente, y sólo esta idea de que Él es como… De acuerdo, sea lo que sea que Él diga, dice, “Hablemos de ello, tengamos una conversación”.

Nehemia: Razonemos juntos.

Keith: Razonemos juntos. Y tengo que decirte algo. Yo era joven en mi fe, como dices, era joven en mi caminar, y no tenía toda la información, no había ido a la escuela, pero sólo pensaba en el hecho de que Él diría, “Ahora, mira, tengamos una conversación, hablemos de ello.” Y luego Él continúa diciendo de qué se trata la conversación, y podemos entrar en esto con el hebreo.

Nehemia: Sí, hablemos.

Keith: Pero, de nuevo, básicamente lo miré desde un punto de vista inglés en aquel entonces, dije, “‘Vamos, razonemos juntos’, dice Yehovah. “Aunque tus pecados sean tan escarlatas, serán tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, serán como la lana”. Aquí viene una pelota de softball, amigos, estoy a punto de lanzársela, pueden verla en video. ¿Listos? ¿Tienes el bate? Aquí viene, Nehemia… whoosh. [Risas]

Nehemia: ¿Qué?

Keith: ¿Qué dice?

Nehemia: Bien, hay mucho que desempacar.

Keith: Sí.

Nehemia: El mensaje básico antes de entrar en detalles es que básicamente teñirían las cosas de rojo, lino, algodón y lana, y una vez teñidas no habría forma de volverlas blancas. No tenían un poderoso blanqueador. Así que si algo era rojo, era permanentemente rojo, el rojo era un tinte realmente poderoso. Y él dice, “Incluso si tus pecados son como shanim“, que es la palabra, ya sabes, lo traducen como “escarlata”, “debería ser blanco como la nieve”. Ahora bien, esta no es la nieve en Chicago en la autopista, que es negra. [riendo]

Keith: Iba a decir, chico, que es nieve mala.

Nehemia: Esta es nieve fresca…

Keith: Como la que cae en Jerusalén.

Nehemia: Como la que cae en Jerusalén, es blanca…

Keith: ¿Estabas aquí cuando eso cayó hace un par de semanas?

Nehemia: No estaba, no, desafortunadamente. Pero es blanca, en realidad no dura tanto tiempo en el suelo, así que cuando la ves es blanca. Es como este blanco brillante. “Y si son rojas como tola“, me encanta esa palabra, que es literalmente “gusano”, pero se traducen aquí como “rojo carmesí”, que es una buena traducción basada en algunas cosas de Éxodo, “debe hacerse como la lana”. Y lo que harían es tomar la lana del animal y la blanquearían. Así que dijo, “Incluso si es roja y no hay manera en la naturaleza de que pueda ser hecha blanca, voy a hacerla blanca de nuevo.” Y hay una pequeña asociación aquí con sus manos cubiertas de sangre, así que el rojo aquí es sangre, vamos a deshacernos de esa sangre y vamos a hacerla blanca. Siento que tienes algo más que quieres decir. Tengo algo más, pero quiero darte la oportunidad de hacer tu cosa metodista.

Keith: No, no, iba a preguntarte… No, esto no es mi cosa metodista, Nehemia. ¿De qué estás hablando?

Nehemia: ¿Qué es lo que enseñan los metodistas? Eso es lo que queremos saber.

Keith: No, no, no. No queremos saber eso. Lo que quiero saber es qué dice la Biblia, y lo que me gusta de la Biblia es que tiene un mensaje en el lenguaje, la historia y el contexto. Y quiero tirar esto, ya estamos en el versículo 18, quiero saber si podríamos hacer… si estarían dispuestos a hacer algo, porque esto es complicado.

Nehemia: No hemos terminado con el 18…

Keith: No, ese es el punto. No, empezamos en el 18, quiero saber si esta palabra que está en… “vamos, razonemos juntos”, si puedes desempacar esa palabra.

Nehemia: Quiero volver a eso. Quiero hablar del escarlata y el rojo, ¿podríamos hacerlo?

Keith: De acuerdo. Más sobre el escarlata y el rojo.

Nehemia: Sí, por supuesto. Este es un versículo que he escuchado… miles de veces, este versículo me ha sido citado por los cristianos y los mesiánicos, y la gente de las raíces hebreas, y han venido a mí y me han dicho, “Nehemia, ¿no conoces la tradición basada en este versículo que prueba que Jesús es el elegido?” ¿No has oído esto? Estoy seguro de que lo has oído, ¿no?

Keith: No.

Nehemia: Así que vienen a ti con las cuatro leyes espirituales, esto es con lo que vienen a mí. ¿De verdad no has oído esto?

Keith: No.

Nehemia: Y a lo que se refieren es a una tradición del Talmud, sobre cómo había una cuerda en el Templo. ¿No has oído hablar de la cuerda mágica especial?

Keith: Oh sí, he oído hablar de la cuerda mágica.

Nehemia: Había una cuerda en el Templo que era roja, y cada año en Yom Kippur se volvía blanca, basado en este versículo. En otras palabras, esto es una metáfora en Isaías, pero había una cuerda literal en el Segundo Templo, según la tradición judía, y los últimos 40 años del Templo se mantuvo roja y no se volvió blanca.

Keith: He escuchado eso.

Nehemia: Ya lo has oído, De acuerdo. Así que quiero ver la fuente rabínica que está detrás de esto. ¿Podemos hacerlo?

Keith: Así que antes de que mires a la fuente rabínica detrás de esto, dime esto, honestamente…

Nehemia: Sí.

Keith: ¿Por qué importa? Y creo que probablemente vas a decirme por qué importa. Háblame de… en otras palabras, la gente es…

Nehemia: Creo que importa porque esto está ahí fuera. Esto es algo que es de conocimiento común en las raíces hebreas, en el mundo mesiánico. No sé qué tan bien saben los cristianos sobre esto, si hablan de esto en las iglesias… Y también una de las cosas que es, irán a esta fuente rabínica sin… en realidad ni siquiera irán a la fuente rabínica, dirán, “Los rabinos dicen, los judíos dicen, la enciclopedia Judaica dice…” Y digo que miremos las fuentes y veamos lo que realmente dicen.

Keith: De acuerdo. Y así, en la simplicidad, para aquellos de nosotros que no sabemos lo que dicen, dinos qué es lo que dicen que dicen.

Nehemia: Bien. Así que este es el punto que están haciendo. Los judíos no fueron perdonados en los últimos 40 años de existencia del Templo, porque rechazaron a Yeshua. Este es el argumento de los mesiánicos, el pueblo de las raíces hebreas.

Keith: Y se basaba en el hecho de que…

Nehemia: La cuerda era roja, y aquí está la frase – “Incluso los rabinos”, esa es siempre la frase, “incluso los rabinos saben que no fueron perdonados en los últimos 40 años, y ¿quieres saber la razón por la que no fueron perdonados? Porque rechazaron a Jesucristo”. Esto es con lo que me han evangelizado.

Y entonces, mira, digo, “Bien, veamos eso. Es muy interesante para mí, quiero oírlo, quiero comprobar las fuentes. Si hay evidencia sobrenatural de que los judíos no fueron perdonados los últimos 40 años antes de que el Templo fuera destruido, y luego fue destruido, esto es algo que necesito investigar. Necesito comprobar esto”.

Keith: Lo último antes de que compruebes esto, ¿así que antes de esos 40 años dirían que sí cambió de color?

Nehemia: Oh, por supuesto. Ese es el argumento, sí. Así que ahora veamos esto. Vayan a ver esto por ustedes mismos, gente, y léanlo en su contexto, lean toda la sección. Es la página 39b de Yoma del Talmud de Babilonia. Y Yoma, o Yuma más exactamente, es específicamente la sección que habla del sacrificio del Yom Kippur. De eso se trata todo el tratado del Talmud. Dice, “Nuestros rabinos enseñaron durante los últimos 40 años antes de la destrucción del Templo, que la suerte del Señor no subía en la mano derecha (lo que significa que subía en la mano izquierda), ni la correa de color carmesí se volvía blanca, ni brillaba la luz más occidental, y las puertas del heykhal (que es la sección media del Templo) se abrían por sí solas”.

Así que están enumerando 4 cosas sobrenaturales que no ocurrieron los últimos 40 años que el Templo estuvo en pie, aquí en Yoma 39b. Bien, eso es interesante. Ahora mira, como judío no necesito esto… en otras palabras, lo primero que me viene a la mente es, “Oh, De acuerdo. En primer lugar, no sé si esto es una historia real”. El Talmud dice todo tipo de cosas que, no sé, hay historias sobre demonios que aparecen y explotan y, ya sabes, rollos que caen del cielo y dicen cosas sobre rabinos, todo tipo de cosas así en el Talmud. No sé si esto es realmente un evento real. Josefo no menciona esto, y es un historiador que estuvo en el Templo en el siglo I.

Pero digamos que todo esto es verdad; ¿qué significa realmente? ¿Qué tratan de decir los rabinos con esto? Y lo que tratan de decir es que la última generación – porque 40 años en el pensamiento hebreo es una generación, léanlo en la Biblia, dirá 40 años, 40 años, 40 años – están diciendo que la última generación fue una generación de pecadores. Y no creo que nadie discuta eso. ¿Por qué más se destruyó el Templo si no eran pecadores? Cuál fue el pecado, esa es la pregunta. Este soy yo siendo el contador judío. Sabes, voy a mirar los números. Y esto es lo que se me ocurre. Los historiadores dicen que el Templo fue destruido en el año 70 CE o 70 AD. Digo historiadores, porque los rabinos tienen una fecha diferente. Si fue destruido en el 70 CE, el último Yom Kippur es en el año 69, ¿verdad?

Keith: Sí.

Nehemia: Eso significa que la última vez que el hilo carmesí se volvió blanco fue en qué año? En el 29, ¿De acuerdo? Bueno, eso significa que en el otoño del 30 d.C. no se volvió blanco, se quedó rojo. Y déjame preguntarte esto, ¿quién fue a la Escuela de Divinidad Evangélica Trinity, cuándo fue crucificado Yeshua o Jesús?

Keith: Hay un debate sobre cuándo fue.

Nehemia: Uh-oh.

Keith: Hay un debate sobre los años. No sé si alguien puede decir definitivamente, “Este es el año exacto”, quiero decir, basado en la fuente… en otras palabras, hay algunas personas que argumentarían que es el 30 DC, algunas personas dirían que es el 33, algunas personas dirían que es el 20…

Nehemia: Pero la mayoría de la gente diría que en algún momento entre el 30 y… Ahora, eres consciente de esto, no sé si algunas personas son conscientes de esto – hay esta manía de la luna llena de sangre que está pasando en este momento.

Keith: No, nunca he oído hablar de ello.

Nehemia: ¿No has oído hablar de la doctrina de la luna de sangre?

Keith: No.

Nehemia: De acuerdo con la doctrina de la luna de sangre, hay una fecha muy específica en la que Jesús tuvo que ser crucificado, es fundamental para su concepto de las tétradas y el medio y cosas por el estilo, y los eclipses y cosas por el estilo.

Keith: De acuerdo, he oído hablar de ello. [Riéndose]

Nehemia: Así que es muy específicamente el 3 de abril del 33 d.C.

Keith: Sí.

Nehemia: Eso significa que el cordón rojo no se volvió blanco tres veces antes de la crucifixión, basado en la doctrina de la luna de sangre. En el 30 se mantuvo rojo, en el 31 se mantuvo rojo, en el 32 se mantuvo rojo. ¿Cuáles fueron los pecados en esos años según la gente que dice que no se volvió blanco, sino rojo por Jesús?

Espera un minuto, eso fue antes de la crucifixión, por su propia doctrina. Yo digo que son tres testigos. Ahora, no sé si se volvió rojo… por cierto, según los rabinos, el Templo fue destruido en el año 68, lo que significa que el 27 sería la última vez que el cordón milagroso se volvió blanco según estos mismos… en otras palabras, los rabinos son los que nos dicen esto, tenemos que mirar su cronología, y según ellos el Templo fue destruido en el 68, así que el 27 d.C. fue la última vez que el cordón rojo se volvió blanco, según el Talmud.

Así que tenemos 28, 29, 30, 31, 32 – cinco años en que no se volvió blanco, mucho antes de que Jesús fuera crucificado, y tal vez toda esta discusión es ridícula…

Keith: Es una tontería.

Nehemia: Porque, ¿de qué estamos hablando? Estamos hablando de un supuesto milagro que ni siquiera sabemos si ocurrió, no está en las Escrituras, ni siquiera en el Nuevo Testamento. No está en Josefo, sólo en el Talmud, no sé si ocurrió o no. ¿Vas a basar tu fe en eso? ¿En serio? ¿Y vas a decirme que tengo que cambiar mi fe basándome en algún milagro del Talmud? Quiero decir, no entiendo quién está cayendo en este tipo de cosas. No lo sé. Sabes, oigo esto y digo: “Bueno, si en eso se basa tu fe, no me impresiona. No me impresiona eso”.

Keith: Tengo que confesar algo al respecto.

Nehemia: Sí.

Keith: La razón por la que lo mencionaste fue: “De acuerdo, ¿cuánto tiempo va a durar esto?”

Nehemia: “Sigamos adelante con esto muy rápido”.

Keith: No, no, la razón por la que lo digo no es porque no sea importante para mí, tienes gente que te habla de ello, pero lo que siempre me pregunto es: “De acuerdo, así que hay todas estas cosas que podrían ser, y todas estas cosas que son posibles, y hay todas estas cosas que quizás habían pasado, y si el rabino lo dijo o es el Talmud o no,” y estoy mirando las Escrituras y estoy como, “Vaya. Esto es increíble.” Miro lo que dice, y luego me enfrento a si la historia es correcta o no, y es como… ya sabes, De acuerdo, de acuerdo…

Nehemia: No he terminado, quiero volver a Yoma 39b, y aquí tenemos el mismo pasaje que me están citando sobre el cordón rojo y la apertura de las puertas, no puedo ver a nadie que realmente crea que las puertas se abren solas, en serio. Tal vez lo hicieron, pero no sé, tal vez fue un truco del sacerdote, ya sabes, hay estos antiguos documentos griegos donde… No sé si sabes esto, hay un antiguo libro griego que habla de cómo engañar a los creyentes para que crean en el Dios pagano haciendo que las puertas se abran por sí mismas. Y eso es en realidad lo que se describe aquí como un milagro. Miren eso, chicos, este es un gran documental que pueden ver en YouTube, se llama “Máquinas de los Dioses”. Cosas interesantes.

Muy bien. “Nuestros rabinos enseñaron que en el año en que murió Simón el Justo, les predijo que moriría.” Este es el mismo pasaje que habla de la cuerda roja, por eso es relevante. Se trata de un evento en algún momento alrededor del 200 a.C. Ellos dijeron, “¿Cómo sabes esto?” Él respondió, “En cada día de expiación y el anciano envuelto en blanco se unía a mí, entrando en el Lugar Santísimo y dejándolo conmigo. Pero hoy se me unió un anciano envuelto en negro, que entró pero no salió conmigo. Después del Festival de Sucot estuvo enfermo durante siete días, y luego murió.” Esto es interesante. “Sus hermanos de ese año, los sacerdotes, prohibieron mencionar el nombre inefable al pronunciar la bendición sacerdotal.” ¿No es interesante?

Así que esta fue la primera vez en la historia que escuchamos que el nombre de Yehovah no fue pronunciado en la bendición sacerdotal, en realidad que estaba prohibido en absoluto, es la primera vez, y este es el año alrededor del 200 AC que el sacerdote Simón muere, y dice, justo durante los siete días de luto por su muerte, “Esta medida temporal es como un signo de luto, no pronunciaremos el nombre de Yehovah durante siete días porque este gran sumo sacerdote murió”. Esto está en el mismo pasaje hablando del cordón rojo y hablando de las puertas del Templo, y estoy leyendo esto y pienso, “No sé si esto sucedió o no, no sé si realmente vio una figura blanca o no. Tal vez lo hizo, suena como lo que vi con Elías, ya sabes, en realidad suena muy parecido a…” Y de niño no conocía este pasaje. Esto no es algo que se enseñe en las yeshivas y en las escuelas rabínicas. Pero se parece mucho a lo que vi – un anciano vestido de blanco, envuelto en blanco. Tal vez lo vio, pero ¿tu fe se basará en alguna historia del Talmud sobre que vio al tipo vestido de blanco y no al tipo vestido de negro, o había un cordón rojo, no un cordón blanco? ¡Eso ni siquiera es de lo que Isaías está hablando! ¡Es una metáfora, es un símbolo! ¡Ese es el punto! El símbolo es que si tus pecados son rojos, ¡puedo hacerlos blancos!

Y aquí es donde me molesta todo este intento de convertir a los judíos basado en algo del Talmud que tal vez ocurrió, tal vez no ocurrió. El punto en el pasaje de Isaías aquí es que si tus pecados son rojos, puedo hacerlos blancos. ¿Y cómo voy a hacer eso? Voy a hacer eso porque te arrepientes, y piensas que tu arrepentimiento no puede limpiarte, ¡sí puede! Ese es el punto.

Ahora podemos leer de nuevo los versículos 17 y 18, dice, “Limdu heytev”, – aprender a hacer el bien, “dirshu mishpat”, – buscar el juicio, “asheru khamotz”, – hacer feliz al agrio “shiftu yatom, rivu almana”, – “hacer justicia al huérfano y alegar el caso de la viuda, e ir a razonar”, dice Yehovah. “Si tus pecados son tan escarlatas serán tan blancos como la nieve, si son rojos como el carmesí serán como la lana.” Y el punto de este argumento basado en el Talmud es tirar la razón por la puerta. “Tenemos este milagro y dejó de ocurrir, y fue en el mismo tiempo (con un margen de 3 o 5 años, pero lo que sea)”.

No se trata de la razón. Yo digo, vayamos a la razón. ¿De eso es de lo que querías hablar? Ese es el punto aquí de la historia, se trata de usar la razón. Y desde mi perspectiva, el pensamiento racional es un valor central judío y del Tanakh. Pensar racionalmente… y mira, Dios nos dio la razón, nos creó con la razón, no nos hizo como animales. Nos hizo a imagen de Yehovah, a imagen de Dios. Eso significa que tenemos razón. Ahora, he escuchado que la gente advierte todo el tiempo – estás siendo demasiado racional, perderás tu fe. Y digo que si tu fe no es consistente con la razón, no es una fe bíblica. Y yo digo que necesitas información e inspiración, no puede ser sólo inspiración. Necesitas tener la información e inspiración, son indispensables el uno para el otro. Y el punto de Isaías 1:18 a 20 es que el arrepentimiento… Di “arrepentimiento”.

Keith: Arrepentimiento.

Nehemia: El arrepentimiento resultará en el perdón y la recompensa. El rechazo al arrepentimiento resultará en un castigo. “Porque la boca de Yehovah ha hablado”. He terminado.

Keith: Vaya, y este es el razonamiento en conjunto. Bien, este es el versículo en el que me gustaría que la gente hiciera algo realmente radical. En lugar de convertirlo en la Palabra de la Semana, me gustaría que la gente fuera primero a Isaías 1:18 y escogiera una parte, un poco de este versículo, porque creo que es bastante poderoso, especialmente la palabra que se usa allí. De hecho, lo que quiero hacer si podemos, tenemos un par aquí, quiero tomarme un pequeño descanso, porque una de las cosas que es interesante, ya sabes, como estabas hablando de eso, Nehemia, voy a confesar…

Nehemia: Estabas en la zona, pueden verlo en el video.

Keith: Mira, yo estaba en la zona. Ahora déjame decirte por qué estaba en la zona y por qué es importante que lo trajeras. Tenemos dos antecedentes. Muy claramente dos antecedentes diferentes.

Nehemia: Sí.

Keith: Tú y yo no somos iguales, no venimos del mismo lugar. Y mi pasión, mi deseo, si pudiera ir tan lejos como para decir, mi misión, es tratar de llegar a esas personas que están en un lugar donde no tienen acceso a la información en absoluto. Y por eso me voy a meter en problemas, por favor no lo edites. Cuando me enteré del movimiento mesiánico, me quedé un poco sorprendido. Y la razón por la que estaba sorprendido, no tenía acceso a ella en absoluto, no sabía nada sobre el Mesianismo ni nada de eso.

Pero una de las cosas que realmente me sorprendió fue que pensé: “Bien, genial, si estas personas han tomado el lado judío de la historia, y el lado cristiano, y su fe, y los unieron, vaya, eso debe significar que están interactuando con el texto”. Eso debe significar que saben que esta es la palabra, y esa es la palabra, y entonces me sorprendí porque me encontré con líderes, y dije, “Entonces, ¿qué haces con este versículo?” Y ellos decían, “Bueno, lo dice aquí mismo en la King James.” Yo digo: “Entiendo lo que dice en la King James, abramos el hebreo.” Y muchos de ellos dirían humildemente, “Sabes qué, me pondré a ello, he estado tan ocupado, me pondré a ello, pero no he tenido la oportunidad de aprender mucho de hebreo”. Entonces llegas y dices que hay esta gente… y mira – esta es tu experiencia.

Nehemia: Oh, sí.

Keith: Donde vienen a ti con estas historias fantásticas.

Nehemia: Oh, yo diría que recibo este correo electrónico probablemente una vez al mes – “¿Cómo puedes no creer en él, no sabes lo que dice el Talmud sobre el hilo rojo?” Lo recibo todo el tiempo. Y pienso: “¿Has leído lo que dice el Talmud sobre el cordón rojo?”

Keith: Bien, esto es lo que quiero decir.

Nehemia: ¿Has leído lo que dice Isaías sobre el cordón rojo?

Keith: Y aquí es donde mi confesión entra en juego…

Nehemia: Y mi reacción visceral es que, si en eso se basa tu fe, no necesito creerlo. Como, ¿puede haber conversación? Si esa es realmente la fuente de tu fe, entonces hemos terminado.

Keith: Así que por eso para mí, y supongo que me he metido en un pequeño problema por esto, tomo un enfoque diferente. Cuando estamos sentados aquí y vemos esto, y ahora, de nuevo, es una experiencia real, no puedo quitarles eso, es como cuando hablo de mi experiencia cuando la gente me dice, “Keith…” lo que sea, no puedo ni siquiera empezar a decirte el tipo de cosas con las que trato o las suposiciones que la gente hace sobre mí… Y mira, eso no es tan importante, pero creo que lo que es realmente poderoso sobre esto es que la gente puede superar lo que alguien dijo.

Nehemia: Está bien.

Keith: Incluyendo el Talmud. Porque ¿qué es el Talmud, Nehemia, en comparación con las Escrituras, según tu opinión?

Nehemia: Un montón de palabras de hombres, y esta es la palabra del Dios vivo.

Keith: Exactamente. Así que como dije, estoy sentado aquí, esa no ha sido mi experiencia, la gente no viene a mí con eso porque hacen suposiciones sobre lo que creo o no creo. Pero cuando llegamos a esta palabra, y la abrimos y la hacemos, me emociono demasiado. Y entonces, de nuevo, lo que quiero que la gente haga, si está bien, es ir a la 1:18 y pasar y decir, “¿Qué son estas palabras? ¿Qué significan estas palabras?” Y realmente pueden hacer eso.

Nehemia: Y supongo que la cuestión es que a veces es difícil ver lo que dicen las Escrituras, porque todas estas tradiciones y doctrinas y argumentos y afirmaciones se apilan encima…

Keith: Es un buen punto.

Nehemia: Y tenemos que desempaquetarlas para poder ver lo que dice la Escritura, y lo que dice la Escritura es, “Arrepiéntete, y entonces haré tus pecados, que son rojos, blancos como la nieve.” Es realmente simple y directo. Pero sí, he terminado.

Keith: De acuerdo. Bueno, si está bien, podemos hacer una de dos cosas.

Nehemia: Bevakasha.

Keith: Una de dos cosas. En realidad hablamos de algunas de estas cosas, en realidad una de las cosas que es genial, incluso en el versículo 22 habla de “tu plata se ha convertido en escoria”. Pensé que habías hecho un buen trabajo explicando lo que era ese proceso, y de nuevo, lo tenemos aquí. Pero no quiero adelantarme si no necesitamos adelantarnos, quiero decir, si hay algo…

Nehemia: Estoy listo para seguir adelante. ¿Qué es lo que tienes?

Keith: Bien. Para mí, me gusta el versículo 24.

Nehemia: Vamos por el 24. Oh sí, el 24 está bien. Y luego quiero ir al 26.

Keith: De acuerdo, genial. Así que aquí hay un ejemplo donde vemos la palabra “Señor” – “S” mayúscula con una pequeña “e”, una pequeña “ñ”, una pequeña “o” y una pequeña “r”. Y en esta situación dice, “ha’adon Yehovah tzeva’ot” – por lo tanto el Señor, Dios de los ejércitos, y luego sigue diciendo, el poderoso de Israel. Y para mí, cada vez que recibo estas frases que son como descripciones de Él, y lo encontramos una y otra vez… Escribí un libro llamado, ¿cuál era? Su nombre sagrado revelado de nuevo, ese fue el único libro, y en la parte de atrás del libro hago este trato donde le doy a la gente la oportunidad de ver, creo que es 40 veces donde Yehovah está conectado a un aspecto descriptivo, u otras veces donde es Elohim, o El, y realmente, realmente es bastante genial, porque lo que le permite a la gente hacer, es otro de estos ejemplos donde tienes la oportunidad de interactuar con el texto como lo dice, como lo estás viendo realmente. Y la gente ha sido capaz de tomar algunas de esas descripciones, algunas de esas, como digo, descripciones de Él y aplicarlas en su vida. Quiero decir, Él es el Dios, Él es el Señor, el Adon, el Dios de… Yehovah tzeva’ot, Él está sobre los ejércitos, Él es el poderoso de Israel, y es como en tiempos como estos, cuando miras a tu alrededor y ves lo que está pasando, tienes que ser recordado. Esta es una parte de su descripción, esto es lo que Él es. Él es el poderoso de Israel, no el primer ministro, no el gobierno que piensa que son la superpotencia, no son los poderosos de Israel. Él es el poderoso de Israel.

Nehemia: Amén.

Keith: Y una y otra vez, tiene todas estas descripciones, este es sólo un ejemplo que me emocionó.

Nehemia: Sí, ¿podemos hacer de “Adon” la palabra de la semana?

Keith: Oh, eso sería genial.

Nehemia: Porque es una buena palabra. Porque tenemos la palabra “Adonay”, y Adonay, que no es la palabra de la semana, significa “mi gran señor”, en realidad es el plural de “Adon”, con el sufijo “mi”. Es adonim-y que se convierte en Adonay.

Pero Adon es el singular, significa “señor”, y aquí tenemos el hei que es “el” – ha’adon, así que tenemos Hei Alef Dalet Vav Nun, 5 letras, el Vav allí funciona como una vocal, y así la raíz real es Alef Dalet Nun, que significa “señor”. También podría significar “el dueño”, de un buey se llama adon, podría significar “un amo”, es la raíz de la palabra adonay también, ha’adon. Y tenemos siete veces en el Tanakh que dice ha’adon, o ha’adon Yehovah, y tenemos una vez donde tenemos… bueno, más o menos, dice, Aron Yehovah – el Arca de Yehovah, adon kol ha’aretz, Josué 3:13, el amo de todo el mundo, el Señor de todo el mundo. Pero en Adon Yehovah tenemos siete veces, por ejemplo, Éxodo 23:17, Éxodo 34:23 etc., siete veces, y lo tenemos cuatro veces en Isaías.

Keith: ¿Cuatro veces en Isaías?

Nehemia: No, cinco veces en Isaías, ¡lo siento!

Keith: Vaya.

Nehemia: Cinco veces en Isaías donde tiene “Adon Yehovah” e Isaías, quiero decir, siempre tiene “Yehovah tzeva’ot”, así que tenemos dos veces en Éxodo sin el tzeva’ot. En realidad Éxodo 34:23 tiene “Ha’adon Yehovah Elohey Yisra’el” – El Señor Yehovah Dios de Israel, y cinco veces en Isaías “el Señor Yehovah de los ejércitos”. Así que adon es la palabra de la semana, ha’adon.

Keith: Hombre, oh hombre, es increíble.

Nehemia: Sí.

Keith: Tengo que decir que me burlo del ordenador. Ya sabes, cuando funciona así y puedes ver esas cosas tan rápido y es realmente una especie de…

Nehemia: Es bastante impresionante.

Keith: Es muy impresionante. De acuerdo, eso es lo que tenía en el 24. Adelante.

Nehemia: Sí, así que eso es 24.

Keith: ¿Dijiste que querías decir algo sobre el 25?

Nehemia: 26. ¿Puedes leer 26?

Keith: Claro. “Entonces restauraré tus jueces como al principio, y tus consejeros”, dice. “Tus consejeros como al principio. Después de eso serás llamada la ciudad de la justicia, una ciudad fiel”.

Nehemia: Y eso es interesante. Aquí hay otro nombre para Jerusalén – “Ir hatzedek” – ciudad de la justicia, “kirya ne’emana” – kirya es otra palabra para ir, kirya ne’emana – una ciudad fiel.

Keith: Tienes que poner eso en la introducción. ¿Puedes añadir esta frase en la introducción cuando hables de la ciudad eterna? Esto es bueno.

Nehemia: Beseder.

Keith: Esto es bueno.

Nehemia: Bien. Sí, la ciudad fiel. En realidad, esto es una tarea. Voy a darle a la gente los versículos, y tienen que ir a buscar esto, y si tienen otros que no he traído, entonces por favor vayan a traerlos y publicarlos en ElMurodeNehemia.com y BFAInternational.com.

Así que diferentes nombres para Jerusalén, Isaías 62:12 tiene un nombre para Jerusalén, Zacarías 8:3, y creo que vamos a llegar a algunos de estos de nuevo, o tal vez no, tal vez ya lo hicimos. Jeremías 23:6, Jeremías 33:16, y eso es todo. Así que si tienes otros… Y luego tenemos que terminar en el versículo 27.

Keith: Sí, sí, sí, así que, “Sión será redimida con justicia”.

Nehemia: Tipadeh. Quizás esa debería haber sido la palabra de la semana.

Keith: Quizá debería haber sido…

Nehemia: Tiene que serlo.

Keith: “Y sus arrepentidos con justicia”. Hazlo tú mismo.

Nehemia: “Sión será redimida por la justicia”, es lo que dice en hebreo, “y sus cautivos por la justicia”. Vaya. No puedo esperar esa redención a través de la justicia y la rectitud. Nos está diciendo lo que tenemos que hacer.

Muy bien, así que para mí esta es la elección de Deuteronomio 30:9, donde pone delante de nosotros la vida y el bien, la muerte y el mal. Elige la vida para que puedas vivir.

Keith: Sí.

Nehemia: Esto es lo que necesitamos para ser redimidos, es vivir una vida justa y equitativa, una vida de rectitud y justicia. Así que Isaías 35:10 y 51:11 tienen la frase “pedu’yey Yehovah” – los que son redimidos de Yehovah. Y voy a pedirles que compartan acerca de…

Keith: Hay una sección con la que vamos a tratar…

Nehemia: Creo que esa es una de las secciones, ¿no?

Keith: No, no. Lo creas o no, en realidad… Tengo una solicitud con el…

Nehemia: Bien, entonces vamos a hablar de eso más tarde. De acuerdo, beseder. Así que espera que en una futura sección, voy a retenerlo para hablar de los redimidos de Yehovah en una futura sección.

Keith: De lo que realmente quiero hablar es del panorama general.

Nehemia: De acuerdo.

Keith: Pero, en Isaías 1:27 dice “Sión”, Tziyon. Y para mí, de nuevo, Nehemia, no sé cuántas veces Isaías dice de esta palabra, cuántas veces dice esta palabra, probablemente podrías “tap tap tap tap” y podríamos ver quién podría encontrarla más rápido, veamos. Esperen.

Nehemia: Te dejaré hacerlo. ¿Qué estás pidiendo? ¿Padah?

Keith: ¿Qué has dicho?

Nehemia: Padah aparece 60 veces en el Tanakh, esa raíz, y en Isaías aparece…

Keith: No, estaba preguntando por la palabra “Sión”.

Nehemia: Oh, Sión.

Keith: Sí, así que 158 veces…

Nehemia: Tziyon es 159 veces más que yo, y de las que hay en Isaías… y Sión, por supuesto, es la montaña en la que se encuentra Jerusalén. 49 veces en Isaías.

Keith: A Isaías le encanta esta palabra. Le encanta esta palabra. Y a mí me encanta esta palabra, y me encanta esa idea… Ya sabes, la gente se llama sionista. Hay un culto, algo llamado “el movimiento sionista”. Ahora, no quiero sentirme abrumado cuando hable de esto, hay una especie de tema político que está pasando… para cuando la gente se entere de esto, que será hasta bien entrado el verano, podría haber una nueva…

Nehemia: Probablemente tendremos otra guerra para entonces.

Keith: Oh chico, espero que no.

Nehemia: Yo también espero que no.

Keith: Habría un nuevo primer ministro, o un nuevo gobierno. Es posible que tengas el mismo gobierno… ya sabes, el sistema que hay aquí, y luego ya sabes, si la gente son los conservadores… Estaba mirando un autobús el otro día. El autobús baja y dice, o somos nosotros o los de la izquierda. Y yo digo, en el autobús, la gente habla de los diferentes grupos y de quién es realmente Israel y los sionistas, y no los sionistas, etcétera. Pero cuando veo esto, Nehemia, cuando pienso en Sión, y la belleza de la palabra, y lo que significa y estar aquí… y como digo, lo vemos. Vamos a estar… vamos a hablar de esto pronto, pero en realidad vamos a ir al Monte Sión. Y… wow. [riendo]

Nehemia: Creo que mañana por la mañana iremos al Monte Sión.

Keith: Tal vez, sí.

Nehemia: Puede ser. Así que “sionistas” simplemente significa gente que cree que Dios le dio a Israel al pueblo de Israel, y que deberíamos volver a vivir aquí. Que fuimos enviados al exilio y que es hora de que regresemos, eso es lo que significa un sionista.

Keith: Amén. Sionista, puedes orar.

Nehemia: Sí, y soy un orgulloso sionista. Yehovah nos dio esta tierra. Vaya.

Yehovah, Avinu shebashamayim – Yehovah, nuestro Padre en el cielo, boreh olam – Creador del universo, go’alenu – nuestro redentor, Yehovah – Aquel que a través de la justicia y la rectitud convertirá nuestros pecados aunque sean tan escarlatas, blancos como la nieve. Yehovah, te pido que… Dijiste, “Tziyon bemishpat tipadeh, veshave’hah beetzdaka” – Sión será redimida a través de la justicia, y sus cautivos a través de la rectitud. Yehovah, te pido que vuelvas los corazones de tu pueblo hacia ti, hacia la justicia y la rectitud. Los que aún están cautivos en muchas partes del mundo. Son cautivos físicamente o son cautivos espiritualmente en la diáspora, y muchos de Tu pueblo que se han vuelto a Ti que no son de Tu descendencia de Israel o… son cautivos en los sistemas en los que operan. Yehovah, te pido que los redimas, que aceptes su rectitud y su justicia, su deseo de hacer rectitud y justicia, que los redimas y los liberes, que pongas en libertad a los cautivos y… Yehovah, te pido paz para la ciudad fiel de Jerusalén, paz para la ciudad de la verdad, que a veces se ve envuelta con estos políticos que no siempre están enfocados en la verdad, sino que Tu pueblo, Yehovah, te ama. Y Tu pueblo está tratando de ser fiel a Ti, Yehovah. Y por favor, Yehovah, recuerda la justicia de nuestros ancestros Abraham, Isaac y Jacob, que te sirvieron y Tú tenías un pacto con ellos. Recuerda tu pacto, Yehovah, y redime a tu pueblo, Israel, redime a todos los que invocan tu nombre, y trae la paz a tu pueblo dondequiera que esté en el mundo. Amén.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply