Las Perlas de los Evangelios Hebreos #11 – Mateo 4:17-22

En este episodio de, Las Perlas de los Evangelios Hebreos #11 – Mateo 4:17-22 Nehemia y Keith profundizan en las funciones y roles del profeta en el Tanakh y lo comparan con la forma en que Yeshua es representado en el Nuevo Testamento.

¡Espero leer sus comentarios en la sección de comentarios de abajo!


Las Perlas de los Evangelios Hebreos #11 – Mateo 4:17-22

Nehemia: Lo que me viene a la mente es: “Perdónalos, porque no saben lo que han hecho”. En realidad está orando por la gente mientras se está muriendo. Así que esta intercesión es uno de los papeles de los profetas, y el Nuevo Testamento está representando a Yeshua como un profeta.

Keith: Bienvenidos de nuevo a Las Perlas de los Evangelios Hebreos, episodio número 11, al que nunca pensé que llegaríamos, Nehemia, pero aquí estamos. Continuamos en esta serie. Tuvimos 10 en lo que llamamos la Temporada Piloto, pero tanta gente está respondiendo, están pasando tantas cosas, que decidimos continuar. Sin embargo, antes de empezar, Nehemia, controversia. [Risas]

Nehemia: ¿Cuál es la controversia?

Keith: La controversia es ésta, amigos. Hemos estado en lo que yo llamo “producción radical”, donde estamos tratando de hacer que tanto el público como los episodios Plus, la cantidad de tiempo, la cantidad de energía, la cantidad de recursos han sido enormes. Tengo que darte mucho crédito, tu paciencia ha sido increíble. Has estado recorriendo la tierra, y lo digo en serio, por gente que podría ayudarnos con la producción. Has tenido gente de diferentes partes del mundo, Europa y otros lugares que han puesto su mano en ello. Pero fuiste a una organización, Nehemia, y me enviaste el correo electrónico, y me llamó la atención. Y quiero tomarme un momento para tratar esto.

Nehemia: Quiero establecer para la gente cuál es el desafío aquí.

Keith: De acuerdo, por favor.

Nehemia: Cuando hacemos estos programas, hay dos tipos de podcasts, para los que no lo saben. Está el podcast en el que pones un micrófono, otro tipo pone un micrófono y tú sólo charlas durante una hora, o durante tres horas, ¿verdad? Es el modelo de Joe Rogan. El otro modelo es el modelo NPR, donde haces un segmento de 28 minutos y le dedican 10.000 horas de trabajo. Estamos en algún lugar en el medio, ¿verdad? Estamos colocando los micrófonos, estamos teniendo la conversación, pero también queremos que se vea bien, y lo más importante para mí es que quiero a alguien que entienda el contenido. Quiero que el equipo de producción entienda el contenido.

Así que si digo algo incorrecto, pueden decir: “Bueno, espera un minuto. Esperen. Nehemia, querías decir ‘griego’, y dijiste ‘hebreo'”. Y literalmente me ha pasado eso, cuando hablaba de los Macabeos y quise decir “griego”, y en su lugar, dije “hebreo”. Y ellos fueron capaces de arreglarlo. Y no puedes arreglarlos todos. Eso es lo que busco, alguien que tenga una idea de dónde estamos hablando de un versículo de la Biblia, que entienda de qué estamos hablando, y que lo entienda en la post-producción.

Así que encontrar a alguien así es un verdadero desafío, ¿no? La mayoría de la gente dice: “Oh sí, arreglaremos tu audio”. “Espera un minuto. ¿El audio es correcto?” “No sabemos si es correcto. Ese es tu problema”, ¿verdad? Así que estoy buscando gente que pueda ayudarnos con eso, porque hay mucho contenido aquí. Queremos hacerlo bien. Y claro, seguirá habiendo errores incluso después de la post-producción, pero queremos arreglar todo lo que podamos. Y, ya sabes, digo “Deuteronomio”, quiero decir “Levítico”. Podrían lanzarlo en la pantalla y arreglarlo allí en la postproducción, al menos para los que ven el video.

Así que contactamos a este muy prominente… Te dejo que te encargues a partir de aquí.

Keith: [riéndose] Si quieres saber por qué me he puesto un poco gris ahora mismo, es en parte por esta historia que estamos a punto de contar. Estamos intentando hacer Las Perlas de los Evangelios Hebreos, y lo que Nehemia no les dijo, en cuanto a aumentar la calidad de la producción, creo que ahora mismo estamos usando dos sets de cámara diferentes, dos sets de audio diferentes. Así que cuando llega el momento de hacer esta producción, no es tan simple como si alguien hiciera, como dijiste, el audio. Es el video, el audio, la pantalla verde, y la lista sigue y sigue. Ha hecho que pierda el pelo y me ponga un poco gris.

Pero cuando Nehemia me envió esta cosa en particular, pensé que me gustaría llevar esto a todos los que están escuchando, como una cuestión de oración, preocupación y responsabilidad. Encontró a alguien que miró lo que estábamos tratando de hacer y dijo, “Oh, absolutamente. Yo podría hacerlo. Esto es algo…” La compañía dijo: “Podríamos hacerlo”. Y todo fue progresando hasta… Y ahora, Nehemia, quiero que tomes la historia y actúes como si me la estuvieras explicando, porque hiciste un trabajo fenomenal ayudándome a entender la frustración y también, puedo decir, la sorpresa.

Nehemia: Bueno, una de las empresas a las que contacté, uno de los principales productores de podcasts del mundo, esto es lo que hacen durante todo el día. Hacen podcasts. Conseguimos millones de descargas al año. Hacen que la gente reciba un millón de descargas a la semana. Y miraron la calidad de la producción de video y dijeron: “En realidad, no podemos hacer eso. Somos gente de audio. Lo que ustedes están haciendo, no tenemos a nadie que lo haga”.

Entonces encontré una compañía a la que se les conoce como cristianos evangélicos. Son cristianos devotos y evangélicos. Así que pensé, “Esto es perfecto, ¿verdad? Esto no es “Voces Hebreas”. Esto es “Las Perlas de los Evangelios Hebreos”. Estamos hablando de los Evangelios. Ellos realmente entenderán de lo que estamos hablando, y serán capaces de traer ese lado de la ecuación.”

Y me sorprendió un poco. Dijeron, “Oh, suena genial. Revisaremos tu sitio web y te haremos saber si encajas bien en lo que hacemos”. Y el tipo respondió después de visitar el sitio web. Y al principio, es como, muy positivo por teléfono. “Oh, estás haciendo algo con los Evangelios. Ya sabes, somos evangélicos.” Dice: “Creo que hay cosas que estás enseñando con las que no estoy de acuerdo, así que prefiero no trabajar en tu contenido.”

Keith, me siento como si hubiera ido por un pastel [riéndose] y me hubieran dicho, “No queremos hacer tu pastel”. Es como, “Hombre, no estoy…”

Keith: Parte de mí, amigos, es que en parte me estoy riendo porque Nehemia y yo tenemos este tipo de relación en la que vamos y venimos, pero realmente me rompió el corazón que hubiera una oportunidad de tener a alguien… que Nehemia se acercara a alguien, y no dijo, “Mira, sólo voy a acercarme a alguien que crea como yo creo o que piense como yo pienso”. Tenía que ver con lo que estamos tratando de hacer, y pensó, “Bueno, esto sería genial. Estamos abriendo los Evangelios y estamos mirando el lenguaje, la historia y el contexto. Incluso estamos volviendo al lenguaje, el lenguaje original.” Y la respuesta fue tan estrecha, Nehemia.

Nehemia: Y mira, si no quiere trabajar en ello, genial. Por favor, díganme por adelantado, no me hagan perder el tiempo. Así que estoy realmente feliz de que haya sido honesto. Aunque estoy decepcionado, que…

Keith: Pero su razonamiento…

Nehemia: …esa era su actitud.

Keith: Pero el razonamiento es, “No voy a estar de acuerdo con lo que…” ¿Cómo sabe lo que tú…?

Nehemia: Así que fue a la página web y revisó algunas otras enseñanzas, y supongo que dijo: “Bien, este es un judío que no cree en Jesús, no queremos tener nada que ver con él”. Eso parece ser lo que está diciendo aquí. Así que mira, he tenido este problema durante varios años. Uno de mis objetivos, Keith… hicimos las Perlas de la Torá hace casi 10 años, en 2011, 2012. Y uno de mis objetivos con las Perlas de la Torá era conseguir que se transcribieran. Y quería hacerlo por dos razones. La primera, era que tenemos personas sordas que nos escriben y dicen: “Genial. Hiciste un podcast, pero no tengo acceso a esta información”. Así que ese era el objetivo número uno.

El número dos es que hablo a una milla por minuto, lo reconozco. Y he tenido gente que dice, “Tengo que escuchar 10 veces y todavía no puedo entender lo que Nehemia está diciendo.” Así que quería que se transcribiera, y quería que se transcribiera con la mayor precisión posible. Así que una de mis reglas era, tiene que haber dos hablantes fluidos de hebreo que son parte de la transcripción, parte del proceso de transcripción. Tiene que ser revisada dos veces por personas que hablen hebreo con fluidez. Y llevó bastantes años, pero finalmente terminamos de transcribir no solo la totalidad de las Perlas de la Torá, sino también la totalidad de las Perlas de los Profetas. Ahora, todas ellas están disponibles para la gente que no puede oír. También están disponibles para la gente que no puede seguir lo que decimos tan rápidamente.

Y además de eso, si estás buscando algo específico de lo que hemos hablado – me pasa todo el tiempo – “Nehemia, ¿dónde has hablado de los tatuajes?” “No lo sé, hay 300 horas de material. ¿Crees que sé dónde hablé de ello?” Ahora, puedes ir al sitio web, ElMurodeNehemia.com, y puedes hacer una búsqueda y escribir la palabra “tatuaje”, y aparecerá. Y esa es la belleza de tener las transcripciones. ¿Y son 100 por ciento exactas? No lo sé, pero han sido revisadas por dos hablantes nativos de hebreo. No las revisé, porque simplemente no tengo tiempo. Este fue un proyecto a tiempo completo que tomó varios años sólo para terminar esto. Ahora mismo, estamos en el proceso de transcribir Las Perlas de los Evangelios Hebreos. No quiero esperar años. Quiero que esto se haga lo antes posible.

Y además de eso, lo otro que estamos haciendo es que ahora las estamos traduciendo al español, porque una vez que tienes una transcripción, la traducción es mucho más fácil.

Ahora, ¿qué tiene que ver esto con la producción? Durante años, intenté encontrar gente con las habilidades necesarias para hablar inglés y entender el tema del que hablamos. Tenían que hablar hebreo con fluidez y entender el tema. La mayoría de las personas con esas habilidades eran judíos ortodoxos que no querían tener nada que ver con el programa. Decían, “Pero estás hablando de Jesús. No quiero tener nada que ver con eso. Eres un caraíta. No estás de acuerdo con nuestros rabinos. No quiero tener nada que ver con esto”.

Literalmente, un tipo me dijo: “Mi rabino dice que no puedo trabajar en tu proyecto”. Y estas son las personas a las que iba a pagar, ¿verdad? Y así que tomó años para hacer eso. Y ahora, estamos llegando a eso desde el lado cristiano. Nos encontramos con los cristianos diciendo: “No queremos trabajar con ustedes”, lo cual está bien. Encontraremos gente que quiera trabajar con nosotros, y que quiera sacar esta información, y, ya sabes, que haga un trabajo profesional. Eso es lo que buscamos, es decir, profesionales.

Keith: Bueno, quiero decir algo. La gente que ha estado trabajando en ello, el productor jefe, la gente que ha estado trabajando en los episodios hasta este punto, ha hecho un trabajo fenomenal. Lo he dicho antes, lo diré de nuevo. Gracias a ellos. Sin embargo, a veces es un proceso abrumador. Eso es todo lo que están haciendo, de acuerdo. Pero hay otras cosas que hay que hacer. En realidad tenemos otras cosas en el ministerio, en El Muro de Nehemia, BFA Internacional, etc. Así que lo que has hecho es, realmente te has tomado todo tu tiempo, energía y recursos durante un tiempo, y has tenido a tu equipo trabajando en la producción, lo que significa que no podías hacer nada más.

Nehemia: Bueno, y tuvimos que ampliar el equipo, y seguimos ampliando el equipo. Así que eso es un poco de antecedentes. ¿Podemos saltar al Evangelio, ahora? Muy bien, hagámoslo.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Mateo capítulo 4 versículos 17 a 22, voy a leerlo muy rápido en hebreo. Vamos a hablar de ello un poco, y luego iremos al episodio extra.

Así que desde el principio, es un poco extraño, porque el versículo 17 parece ser parte de la sección anterior. Sin embargo, en esta versión hebrea de Mateo preservada por Shem Tov Ibn Shaprut se llama Sección 11, comenzando en el versículo 17.

Keith: De hecho, los ingleses la separan. Si leo en la versión NASB, lo tiene en una sección separada.

Nehemia: Oh, ¿lo tiene? Sí, así es.

Keith: Sí.

Nehemia: Significa que es parte del versículo 16, lo que tiene sentido, es una continuación. Así que no sé quién hizo estas divisiones de capítulos en Shem Tov. No estamos diciendo que esto sea parte del Mateo original que Matthew escribió. No sé si tenía alguna división de capítulos, ¿verdad?

Bien, nuestras divisiones de capítulos fueron hechas en el siglo XIII por Stephen Langton, Arzobispo de Canterbury. ¿Quién hizo la de Shem Tov? No lo sabemos.

“Mi kan v’elakh hitkhil Yeshua lidrosh, uledaber, ‘Khizru betshuva shel malchut shamayim krovah.'” Podemos pasar todo el tiempo en este versículo. De hecho, probablemente lo hagamos. “De aquí en adelante, Yeshua comenzó a predicar”, o también podría significar “buscar”, “y hablar”, o “decir”, “‘volverse en arrepentimiento porque el reino de los cielos está cerca”. “Vayelech Yeshua al sfat hayam haGalil, vayar shnei akhim, Shimon she yikrei Simon, venikra Pietros, ve’Andrea, akhiv, mashlikhim mikhmoroteihem bayam shehayu dayagim.” “Y Yeshua fue a la orilla del Mar de Galilea, y vio a dos hermanos, Simón, que se llama Simón, y también se llama Pietros, y Andrea, su hermano, que estaban echando sus redes en el mar, porque eran pescadores.” “Vayomer lahem, ‘Lekhu akharai ve’eseh etkhem medayagim anashim.'” “Y les dijo: ‘Id en pos de mí y os haré pescadores de hombres'” “Veya’azvu mikhmoroteihem be’ota sha’ah vayelkhu akharav,” “Y dejaron sus redes a esa misma hora, y fueron tras Él.”

“Vayeit misham veyar shnei akhim akherim, Yakov veYokhanan, akhim benei Zavdiel, bela’az Zavadao, veZavada, ve’avihem be’oniya mechinim mikhmoroteihem, vayikra otam.” “Y se volvió de allí y vio a otros dos hermanos, Jacob y Yochanan, hermanos que eran hijos de Zavdiel, en el idioma extranjero Zavadao y Zavada, y a su padre en una barca, preparando sus redes, y los llamó.” “Vayemaharu veyanikhu mikhmoroteihem ve’et avihem vayelkhu akharav.” “Y rápidamente dejaron sus redes y a su padre y fueron tras Él.”

Keith: Ahora, Nehemia. Antes de que empecemos con este versículo, sólo quiero dar otro pequeño recordatorio de algo que ha ocurrido en medio de nuestro último episodio y ahora – es que la gente, mientras escuchamos a Nehemia tanto leer como traducir, tenemos un interlineal, pero ahora lo hemos hecho de manera que si eres un miembro libre, puedes conseguir ese interlineal en Las Perlas de los Evangelios Hebreos. Así que independientemente de si es Plus o no, tienes la disponibilidad de hacerlo. Y la razón por la que esto es importante – vamos a hablar de ello más tarde – es que todos estos recursos, las cosas que seguimos haciendo, seguimos haciendo, seguimos haciendo, es para ayudar a las personas en todas partes que están escuchando y que están viendo y pueden estudiar junto con nosotros.

Sigamos adelante.

Nehemia: Así que eso está en bfainternational.com, pueden conseguirlo.

Keith: En BFA International, si eres miembro, puedes mirar el interlineal. Sí.

Nehemia: Bien, excelente. Muy bien. Así que quiero guardar algo de la discusión para el episodio 12, para la parte 12. Pero el versículo 17, creo, es tan rico y profundo que podríamos pasar todo el tiempo… Honestamente, creo que podríamos pasar todo el tiempo sólo en la frase “khizru betshuva”, “volver en arrepentimiento”. Pero, ¿por dónde empezamos aquí?

Keith: Bueno, ¿podemos recordarles que hemos visto esta frase. ¿Podemos hablar de esto por un segundo? Porque cuando vimos la frase anterior, que estaba muy cerca, dijimos, “Esperaremos hasta que lleguemos aquí para profundizar”. Y si recuerdan, amigos, no recuerdo qué episodio fue, pero Juan en realidad dio una frase muy similar, estaba predicando una frase muy similar, y hablamos de ello entonces.

Nehemia: Cierto. Era el capítulo 3 de Mateo, versículo 2, que es la sección 6 de la división Shem Tov, así que sería el episodio 6.

Keith: Episodio 6, excelente.

Nehemia: Tendría que serlo. Sí, así que en el episodio 6, Juan dijo prácticamente las mismas palabras. Y tuvimos esta discusión ayer. Dijiste, “¿No son las mismas palabras con la excepción de las palabras, ‘lavo’, “por venir”, verdad? De lo contrario, es literalmente lo mismo. Y señalé que si comparas lo que dice Yeshua en Mateo 4 con lo que dice Juan en Mateo 3, ya sea en el hebreo o en el griego, y luego lo comparas con los otros evangelios que citan a Yeshua como el autor de esta declaración, que lo que Yeshua dice en Mateo está más cerca de lo que dice Juan en Mateo, que lo que Yeshua es citado como diciendo en los otros evangelios.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Y eso es en realidad bastante sorprendente. ¿Qué quiero decir con eso? Veamos, ¿qué es lo que Marcos cita de Yeshua? Esa es la pregunta aquí. Déjame tirar de esto aquí. Y de nuevo, es Mateo capítulo 4 versículo 17. Entonces, ¿cuáles son las palabras reales que dice, según la versión hebrea de Mateo? “Vuélvanse en arrepentimiento, porque el reino de los cielos está cerca”. Y luego en Marcos 1:14, “Después de que Juan fue arrestado, Jesús vino a Galilea, proclamando las buenas nuevas de Dios y diciendo: ‘El tiempo se ha cumplido'”. Vaya, así que esa frase no aparece en Mateo. “El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado. Arrepiéntanse y crean en la buena nueva”.

Así que lo que Yeshua dice en Mateo, tanto en el hebreo como en el griego, está más cerca de lo que dice Juan en Mateo que lo que Yeshua dice en Marcos. “Arrepiéntanse y crean en las buenas noticias”. No dice nada acerca de creer en las buenas noticias en Mateo, al menos en el versículo 17 de Mateo 4.

Y luego Lucas, “Pero les dijo: ‘Debo proclamar la buena nueva del reino de Dios también a las otras ciudades, porque he sido enviado para esto'”. Entonces, ¿cuáles son las buenas noticias que predica Yeshua? Porque si es lo mismo que dijo en Mateo, quiero decir, o hay dos mensajes diferentes, ¿verdad? Y tal vez dijo muchas cosas, ¿verdad? Tal vez el martes dijo, “Estoy predicando las buenas noticias”, y el miércoles sólo predicó el arrepentimiento. Esa es una posibilidad. La otra posibilidad es que Mateo, Marcos y Lucas, los tres, graben el mismo mensaje, sólo que con una redacción ligeramente diferente, de manera que tal vez las diferentes audiencias lo entiendan.

Keith: Sí. Y creo que por eso, lo que me gusta de que veamos el hebreo de Mateo es que es muy, si puedo decir… es conciso, tal vez si pudiera decir eso. Es muy, muy conciso. Y es gracioso, cuando Howard lo traduce, traduce esa primera frase y dice en el versículo 17, “De aquí en adelante, Jesús comenzó a predicar y a decir…” y esto es lo que Howard dice Él dice, “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca. “Él usa una palabra, “arrepentirse”, y pienso, Nehemia – corrígeme si me equivoco – realmente está buscando dos palabras para llegar a una sola.

Nehemia: Correcto, “khizru betshuva” es una frase, “regresar en arrepentimiento”, sí.

Keith: Sí. Así que está mirando… hay dos palabras. Se le ocurre la palabra “arrepentirse”, que obviamente, por mi experiencia, entendimos lo que era la palabra “arrepentirse”. Arrepentirse era como, de acuerdo, “Escucha, te has dado cuenta, esta es la situación. Tienes que parar. Tienes que cambiar tus acciones”. Solíamos usar la imagen como una especie de giro en U. Vas en cierta dirección, ves que es un problema, te detienes, cambias tu forma de pensar y vuelves al otro lado. Eso era lo que significaba el arrepentimiento. Pero sé que vamos a ir un poco más profundo en términos de lo que dice el Tanakh.

Nehemia: Bueno, así que vamos a empezar diciendo algo de lo que hemos hablado, estoy bastante seguro, en Las Perlas de la Torá y Las Perlas de los Profetas, que es que en el hebreo antiguo hay una tendencia a evitar los términos abstractos. Un gran ejemplo es la frase “confesar”, ¿verdad? Así que podrías decir, “se confesó”, o podrías decir, “habló de sus pecados”. Y ambos significan lo mismo. O está la frase en el Éxodo en uno de los mandamientos, dice, “Era virgen. No conocía a ningún hombre”. Eso está en Génesis 24, ¿verdad? Así que “Era virgen” es el concepto abstracto, y “no conoció a un hombre” explica en términos concretos lo que eso significa. Así que el hebreo tiende a explicar en términos concretos, y “khizru betshuva” es un término concreto, “retorno retornando” es literalmente lo que significa. “Retorno al dar la vuelta”.

Keith: [riéndose] Así es.

Nehemia: Así que eso es literalmente lo que significa. Y lo traducimos con este concepto abstracto de arrepentimiento, pero en hebreo es un término muy concreto. Y esos términos vienen de Ezequiel y otros lugares, y de Jeremías. Llegaremos a eso, tal vez, o en Lamentaciones.

Muy bien, quiero hablar de un par de cosas aquí, y la primera cosa que quiero hablar antes de llegar a todo este asunto de Yeshua enseñando el arrepentimiento, y lo que significa el arrepentimiento, creo que tendremos que llegar a eso en el episodio Plus, es lo que creo, al menos, la función de describir lo que enseña Yeshua aquí. En otras palabras, comienza diciendo, “Y entonces Él comenzó a lidrosh”. “Lidrosh” es un término muy interesante. Podría significar “buscar”, pero aquí, significa “predicar”. Incluso podría traducirse como “sermonear”. Un drasha es un sermón. Así que está predicando algo. También podría significar “buscar a Dios en la oración”. Podría significar un montón de cosas diferentes.

Y entonces, ¿qué dice realmente en su sermón? “Vuelve al regreso”, es decir, arrepiéntete, “porque el reino de los cielos está cerca”. Y lo que creo que hace aquí es describirlo en el papel de profeta en el Tanakh. ¿Y qué quiero decir con eso? Pensamos en el día de hoy, al menos en mis antecedentes, pensamos en el profeta como una especie de adivino. Él te dice lo que va a suceder en el futuro. Si miras en el Tanakh, el significado de profeta es un poco diferente. En realidad es mucho más amplio, ¿verdad? Entonces, ¿qué es un profeta? Y tienen diferentes roles. Hice una lista aquí de nueve roles diferentes de un profeta. Estoy seguro de que hay muchos otros.

Keith: Excelente.

Nehemia: Empecemos con el número uno, que es Moisés, que es único entre los profetas. Moisés es descrito en este ministerio profético, voy a usar esa palabra, en realidad en tres pasajes principales, en Números 12, 6 al 8. Y es cuando el hermano y la hermana de Moisés están esencialmente hablando en contra de él, y entonces Dios dice, en el versículo 6, “Aquí estan, mis palabras. Cuando un profeta de Yehovah se levanta entre ustedes, me doy a conocer a él en una visión. Hablo con él en un sueño. No así con mi siervo, Moisés. Se confía en él en toda mi casa. Con él hablo de boca en boca, claramente y no en acertijos, y él contempla la semejanza de Yehovah, ” lo que sea que eso signifique.” ¿Cómo es que no te has abstenido de hablar en contra de mi siervo Moisés?” Entonces, “Yehovah hablaría con Moisés”, Éxodo 33:11 que reitera esto. “Yehovah hablaría con Moisés cara a cara como un hombre habla a otro. Y luego se dirigiría al encargado del campamento, Josué, el hijo de Nun, un joven, no se movía de la tienda.” Así que Josué escuchó estas conversaciones.

Pero Moisés tuvo una experiencia profética que al menos, según la Torá, fue única. Deuteronomio 34:10 reitera esto. Dice, “Nunca más se levantó en Israel un profeta como Moisés, a quien Yehovah señaló…” o literalmente, “a quien Yehovah conoció cara a cara”. Y la gente ha señalado en la antigüedad, ¿qué significa esto, “Nunca más se levantó en Israel”? ¿Quién escribió eso? ¿Moisés escribió eso? ¿Josué escribió eso? Entonces, ¿qué significa Josué? ¿En los últimos 30 días no había nadie como Moisés?

Así que esto se entiende, al menos por los intérpretes judíos, como lo que se conoce como el “pasado profético”. Es decir, un profeta a menudo diría cosas en tiempo pasado para indicar que es una certeza que va a suceder. Así que la frase “Nunca más se levantó en Israel un profeta” significa “Nunca más se levantaría en Israel un profeta como Moisés, a quien Yehovah conoció cara a cara”.

Así que Moisés tiene un tipo único de profecía. Es un dador de leyes, da la Torá. En Deuteronomio 4:2 y 12:32 dice, “No añadas ni quites a todo lo que Él ordena”, que Dios ordena a través de Moisés. Así que eso es único. Eso es lo que llamamos en latín, “sui generis”, es una situación única.

Ahora, Deuteronomio 18:18-19, esa es la institución de profeta para las generaciones, ¿verdad? Es decir, la gente dijo, “Oye, oímos la voz de Dios, y fue demasiado aterrador. No queremos volver a oírla. Nos asustó”. Así que pidieron un profeta.

Y Dios dice, en el versículo 18 y 19 de Deuteronomio 18, “Les levantaré un profeta de entre su propio pueblo como tú”, es decir, como Moisés. “Pondré mis palabras en su boca y él les hablará todo lo que le ordene. Y si alguien no presta atención a las palabras que habla en mi nombre, yo mismo le pediré cuentas”.

Así que debemos obedecer al profeta, pero ¿qué debemos obedecer específicamente de lo que dice el profeta? Cuando él habla las palabras de Yehovah, debemos obedecer a ese profeta. Ahora bien, si habla algo contrario a lo que dice la Torá, entonces, no lo escuchamos. Eso está en Deuteronomio 12:32 y 13. Así que las pruebas de Deuteronomio 13, ya hemos hablado de eso antes. Así que ese es un papel del profeta – decir las palabras de Yehovah.

Otro papel del Profeta, Génesis 20, y hay muchos versículos aquí, pero veremos algunos de ellos. Génesis 20:7 es la primera vez que la palabra “navi”, es decir “profeta”, aparece en el Tanakh.

Keith: Avraham.

Nehemia: Es Avraham, o es Dios hablando de Avraham a Avimelec, el rey filisteo. Y Dios dice, en el sueño… Y es interesante, porque Avimelec oye a Dios hablándole en un sueño pero no es un profeta. Profeta no significa que Dios te hable sólo a ti. Es más que eso. “Por lo tanto, restaura a la esposa del hombre”, dice Dios, “ya que él es, ki navi hu“, “ya que es un profeta”. Él orará por ti”, y se traduce aquí en la versión JPS, “Él intercederá por ti”. Eso es correcto, “pero orará por ti, para salvar tu vida. Si no la restauras, sabes que morirás y todos los tuyos”.

Entonces, ¿por qué Dios necesita que Abraham venga a orar por Avimelec? Dios podría decir, “Oye, sé que no querías hacer esto, Avimelec. No necesito que un hombre ore por ti”, pero ese es uno de los papeles de los profetas…

Keith: Amén.

Nehemia: …para orar por el pueblo. En Jeremías 7:16, Dios le dice a Jeremías: “En cuanto a ti, no ores por este pueblo. No levantes un grito de oración en su nombre. No me supliques, porque no te escucharé”. Y también, en el 11:14 de Jeremías, “En cuanto a ti, no ores por este pueblo. No eleves un grito de oración en su nombre, porque no escucharé cuando me llamen a causa de su desastre”.

Así que orar por el pueblo es uno de los papeles de los profetas. Así que déjame hacerte esta pregunta, Keith. Como experto en el Nuevo Testamento, ¿Ora Yeshua alguna vez por el pueblo? ¿Intercede alguna vez por el pueblo?

Keith: Sí.

Nehemia: Entonces dame un ejemplo donde Él ora por el pueblo.

Keith: Así que el capítulo 17 de Juan sería un buen ejemplo, donde Él está orando. De hecho, incluso en las Biblias inglesas, hablan de que es la oración del Sumo Sacerdote.

Nehemia: Así que aquí por ejemplo, en el versículo 20 dice, “No solo pido por estos, sino también por los que creen en mí a través de tu palabra, para que todos sean uno, como tú, Padre en mí, y yo en ti”. Que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. La gloria que me has dado, yo se la he dado a ellos, para que sean uno como nosotros somos uno”.

Nehemia: Muy bien, esto se entiende como una oración. Está orando por el pueblo.

Keith: Sí.

Nehemia: Está bien. La que me viene a la mente es, “Perdónalos, porque no saben lo que han hecho”. En realidad está orando por la gente mientras se está muriendo. Así que esta intercesión es uno de los papeles de los profetas, y el Nuevo Testamento está representando a Yeshua como un profeta. Creo que eso es sorprendente para algunas personas, porque creo que muchos cristianos piensan, “Bueno, Jesús es sólo el Mesías. Es más que un profeta”. Bien, bueno eso puede ser. Ya sabes, es una declaración teológica.

El Nuevo Testamento lo describe como un profeta, y el ejemplo más claro de eso, por cierto, que saltamos, es Lucas 24:19, cuando Yeshua está caminando con los discípulos y ellos no saben quién es. Él les preguntó, y ellos dijeron, “¿No saben las cosas que han sucedido?” Les preguntó: “¿Qué cosas?” Ellos respondieron, “Las cosas sobre Jesús de Nazaret, que es un profeta poderoso en hechos y palabras ante Dios y todo el pueblo.” Así que esta es una descripción muy deliberada de Yeshua como profeta.

Ahora, otro tipo de rol profético que vemos en el Tanakh es lo que se llama “profetas literarios”. Isaías, Jeremías, Ezequiel – escriben estos libros muy largos que están llenos de profecías. Algunos de ellos son profecías largas. La mayoría de ellas son en realidad bastante cortas. Nos parecen largos por las divisiones de los capítulos, pero si miramos la forma en que están divididos en hebreo, en realidad son una serie de profecías muy cortas.

En contraste con los profetas literarios, Isaías, Jeremías y Ezequiel, gente como Elías y Eliseo, o Eliyahu y Elisha, que son los profetas hacedores de milagros. Es decir, Eliyahu y Elisha, hasta donde sabemos, no escribieron nada. Y casi nada se escribió acerca de sus profecías. Sus profecías son muy cortas. Incluso cuando tienen profecías, en su mayoría están haciendo milagros.

Y si miras a través del Nuevo Testamento, cada cosa que estamos enumerando aquí, Yeshua es representado de estas diferentes maneras. El aspecto literario es a lo que llegaremos en la segunda temporada. ¿Podemos hablar de la segunda temporada?

Keith: ¿Podemos hablar de ello por un segundo?

Nehemia: Así que vamos a hacer lo que llamamos la segunda temporada. Originalmente íbamos a hacer 10 episodios como piloto, y luego nos dimos cuenta de que si hacemos 12 llegamos al final de Mateo 4. Y entonces, la temporada 2 puede ser el Sermón de la Montaña. El Sermón de la Montaña es el equivalente de Yeshua a Isaías, Jeremías, Ezequiel. Es literalmente, Yeshua está dando un sermón, y no es sólo que fue allí e hizo esto y aquello. Él está hablando, así que es muy similar en algunos aspectos a lo que hicieron Isaías, Jeremías y Ezequiel.

Tú y yo tuvimos un encuentro en el que un evangélico, creo que era un profesor, declaró que el Sermón de la Montaña, que es Mateo, capítulos 5 al 7, y posiblemente Lucas 11, a veces llamado el Sermón de la Montaña, que no había ningún evento en la historia como ese, nos dijo este hombre. Dijo, “Mateo se sentó años después e inventó esta historia en su estudio, recopilando numerosas enseñanzas que Yeshua había presentado en diferentes ocasiones”.

Y así pienso que lo que ese enfoque está haciendo es robarle a Yeshua esta oportunidad de ser un Isaías, ser un Jeremías, ser un Ezequiel, dar un largo y literario sermón. Así que no puedo esperar a llegar a los capítulos 5 a 7 de Mateo en la segunda temporada. En realidad, para mí eso es mucho más emocionante en algunos aspectos que esto, ya que podemos profundizar en él de una manera completamente diferente. Es una forma tan amplia en que podemos profundizar en él, como lo que hemos estado haciendo hasta ahora.

De acuerdo, el número cinco es llamar a la gente al arrepentimiento. Algunos ejemplos son Jeremías 7:21-28, Jeremías 35:12-15, Jeremías 44:4. Quiero ver Ezequiel 33, vamos a volver a eso, probablemente en el episodio Plus, no creo que tengamos tiempo de llegar a eso ahora. Pero quiero volver a Ezequiel 33, porque es la clave para entender el papel del profeta, y pienso en lo que Yeshua estaba predicando aquí, en el capítulo 4 de Mateo, versículo 17.

Pero rápidamente, quiero leer Jeremías 7:21-28. “Así dice Yehovah de los ejércitos, el Dios de Israel: Añade tus holocaustos a tus sacrificios y come la carne”. Así que normalmente una ofrenda quemada era algo donde se quemaba todo el animal, excepto quizás pequeñas partes de él. Él dice algo así como, “Olvídalo. Sólo cómetelo todo”. “Porque el día que saqué a tus ancestros de la tierra de Egipto, no les hablé ni les ordené acerca de los holocaustos y sacrificios.” ¿Es eso cierto? Sí, es cierto. En los Diez Mandamientos, Dios nunca mencionó los sacrificios. “Pero este mandamiento que les di, ‘Obedezcan mi voz y seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo, y caminen sólo en el camino que les ordene, para que les vaya bien’. Sin embargo, no obedecieron, ni inclinaron su oído. Pero en la terquedad de su mala voluntad, caminaron en sus propios consejos y miraron hacia atrás en vez de hacia adelante. Desde el día en que tus ancestros salieron de la tierra de Egipto hasta hoy, he enviado persistentemente a todos mis siervos, los profetas, a ellos día tras día”.

Así que este es el papel de los profetas. Día tras día, les envía los profetas, y literalmente dice en hebreo, no día tras día sino, “hashkem veshaloakh”, “levantándose”, dice, “Yom hashkem veshaloakh”, “cada día, levantándose temprano en la mañana y enviándolos”.

Entonces, ¿cuál es uno de los papeles clave de los profetas? Desde el día en que salieron de Egipto, según Jeremías, es decirle al pueblo que se arrepienta. Exactamente lo que Yeshua hace en Mateo 4:17, decirle al pueblo que se arrepienta. “Sin embargo, no me escuchan ni prestan atención, sino que se endurecen el cuello, hicieron cosas peores que sus antepasados”. Así que les dirás todas estas palabras, pero no te escucharán”. Vaya. “Los llamarás pero no te responderán. Les dirás, “Esta es la nación que no obedeció la voz de Yehovah, su Dios, y no aceptó la disciplina”. La verdad ha perecido. Ha sido cortada de sus labios”.

Así que mira. Aquí es cuando leemos en Deuteronomio 18 que hay que escuchar al profeta. ¿Qué te dice el profeta que tienes que escuchar? Que te arrepientas.

Keith: Arrepentirse.

Nehemia: Jeremías 35:12-15, obviamente no vamos a llevar a todos los lugares donde los profetas hablan de arrepentimiento. “Entonces la palabra de Yehovah llegó a Jeremías. Así dice Yehovah de los ejércitos, el Dios de Israel, “Ve y dile al pueblo de Judá y a los habitantes de Jerusalén: ¿No pueden aprender una lección y obedecer mis palabras?” dice Yehovah. “Se ha cumplido la orden que Yonadav, hijo de Rekhav, dio a sus ascendientes de no beber vino. Y no han bebido vino hasta hoy, porque han obedecido la voz de sus antepasados.”

Así que esto era una costumbre, una tradición en la familia de los rekhabitas, los descendientes de Rekhav. Nada que ver con la rehabilitación. En Josué se escribe diferente en hebreo.

“Pero yo mismo he hablado con ustedes persistentemente. No me han obedecido. Les he enviado a todos mis siervos, los profetas, enviándolos persistentemente diciendo: “Vuélvanse ahora cada uno de ustedes de su mal camino, y enmienden sus obras”. Y no vayan tras otros dioses para servirles. Entonces vivirán en la tierra que les di a ustedes y a sus antepasados,’ pero no inclinaron su oído ni me obedecieron”.

Y luego, 44:4 de Jeremías, “Sin embargo, persistentemente te envié a todos mis siervos, los profetas diciendo: ‘Te ruego que no hagas esta cosa abominable que odio'”. Vaya, increíble. Y entonces la otra traducción no tiene “rogar”. Es, “Por favor no”, es la palabra “nah” en hebreo. “Al nah ta’asu et devar hatoievah hazot”, “Por favor no hagas esta cosa abominable”, “asher saneti”, “que odio”.

Y eso me recuerda, Keith, una oración que hiciste hace años sobre el amor a las cosas que Dios ama. ¿Puedes hablarle a la gente de eso?

Keith: Ha cambiado mi vida. Estaba de pie en la montaña en Colorado, y miré hacia arriba y dije, “Yehovah, enséñame a amar lo que Tú amas.” Y dije, debería haberme detenido ahí, pero luego continué y dije, “y enséñame a odiar lo que Tú odias”. Y es como si levantara sus manos y empezara a armar una sinfonía. Pero eso cambió mi vida, esa oración.

Nehemia: Wow. ¿No sabes que Dios es todo amor? Él no tiene odio. Bueno, según esto, hay cosas que Dios…

Keith: A menos que leas el libro. [Risas]

Nehemia: …desprecia, y las cosas que odia.

Keith: Antes de que sigas, ¿puedes hacerme un favor?

Nehemia: Sí.

Keith: ¿En qué número estás ahora mismo?

Nehemia: Estoy en el número cinco, aunque ya hice el nueve, así que me quedan tres. Los haré muy rápido.

El número seis, es la guerra y el futuro castigo si la gente no se arrepiente.

Y el número siete es la futura promesa de reconciliación. Es decir, “Está bien, no te vas a arrepentir. Sé que no lo harás. Vas a ser castigado. Pero eventualmente, Dios te llevará de vuelta”. Esa es la reconciliación.

Y luego, tenemos el número ocho, y ya hice el nueve, que es el que hace milagros. El número ocho es, eventos futuros específicos para probar la providencia de Dios, lo cual es algo raro, pero eso sucede. Y eso es lo que pensamos que hace el profeta, es el número ocho. Pero en realidad es bastante raro.

Por ejemplo, cuando el profeta viene y predice que habrá un hombre llamado Josías, habrá un hombre llamado Ciro, y nacerá un niño llamado Emmanuel. Esos son relativamente raros dentro del cuerpo de lo que hicieron los profetas, pero son una parte importante, porque prueban la providencia de Dios. Es un tema a lo largo de Isaías 40 a 66.

Keith: ¿No es interesante, Nehemia, que si le preguntas a mucha gente, les preguntes, “¿Cuál es el papel del profeta?” dirán, “Bueno, ellos profetizan”.

Nehemia: Bien, ellos dicen el futuro.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Como si fueran estos pequeños adivinos. Ahora, ellos dicen el futuro, y hablan de eventos específicos, ¿verdad? Yo diría que si miras a lo largo del Evangelio de Mateo, y tal vez los cuatro Evangelios, que verás estas nueve funciones del profeta, por lo menos los números del dos al nueve en cierta medida, y algunas personas incluso diría el número uno, describen a Yeshua como llevando a cabo estas cosas. Y creo que es muy intencional que traten de describirlo como un profeta del Antiguo Testamento.

Bien, tenemos que hablar de arrepentimiento, [riéndose] porque eso es lo que realmente predicaba. Pero creo que tenemos que guardar todo el tema del arrepentimiento para el episodio Plus, porque hay mucho de lo que hablar allí.

Keith: De acuerdo, bueno vamos a hacer eso. Quiero decirle esto a la gente. Algunas personas tienen que desafiar. Dicen, “Bueno, ustedes hablan del Plus, etcétera, y no es necesario, se vende solo.” Muchas de esas personas que dicen eso ya son personas Plus. Hablamos con tanta gente, Nehemia, y literalmente, miles y miles de personas que están escuchando. Y quiero animarles, porque dijiste algo antes y quiero decir esto para ellos ahora. Hemos hecho algunos cambios en bfainternational.com. Aquí es donde estará el episodio Plus, para aquellos que estén interesados en el episodio Plus, vayan a bfainternational.com. Conviértanse en un miembro Premium y tendrán acceso a todos los episodios Plus.

Pero también quiero animar a la gente a prepararse para algo que ya han sacado, y espero que hablemos de ello tanto en cada uno de los episodios, el 11 y el 12, es que estamos planeando, por la gracia de Dios, continuar con la segunda temporada, que va a estar basada en el Sermón de la Montaña. Y como mencionó Nehemia, esta va a ser una oportunidad increíble para sumergirse en ella. Como digo, una cosa es hablar de la idea de Yeshua, y otra muy distinta es hablar de lo que realmente enseñó. La idea puede ser estos juegos teológicos de ida y vuelta, pero cuando miras lo que enseñó y preguntas: “¿Cómo lo aplico en mi vida?” El Sermón de la Montaña es el mejor ejemplo de un gran sermón que ambos entienden, como dice Esdras: “Lo enseñó, lo entendió, y luego puedes aplicarlo en tu vida”.

Así que para aquellos que estén interesados en convertirse en miembros gratuitos, tendrán acceso a todo lo que tenemos para los miembros gratuitos. Es gratis, gratis, gratis. Y aquellos que quieran ser miembros Premium obtendrán el Plus por BFA. Como dijimos antes, 1, 3, 5, 7, 9 y 11 están en BFA Internacional. 2, 4, 6, 8, 10 y 12 están en ElMurodeNehemia.com. Nehemia, ¿quieres decir algo sobre eso? Porque algunos episodios realmente buenos están allí, y hay otras cosas allí que también están disponibles, así que ¿quieres decir algo sobre eso antes de que…?

Nehemia: De lo que sí quiero hablar es, ya sabes, hemos tenido gente que dice, “Bueno, sólo voy y escucho el episodio Plus, porque quiero las cosas buenas”. Bueno, lo bueno está en ambos. Tienes que ver los dos. Animamos a la gente a ver los dos, porque creo que hay muchas cosas buenas que acabamos de cubrir. Creo que es algo clave, y podemos profundizar más en el episodio extra del número 11 de Las Perlas de los Evangelios Hebreos Plus. Como dijiste, va a estar en bfainternational.com.

Sabes, he tenido algunas personas que se han quejado – y también has escuchado esto – que dicen, “Nehemia y Keith, pasaron dos horas y nunca salieron del primer versículo de la sección”. ¡Eso es algo bueno, chicos! Miren, en el modo de pensar judío, hay en realidad dos maneras de estudiar. Está lo que se llama “bekiut” y “be’iyun”. Bekiut es una amplia franja de texto. Y traeré un ejemplo que tuvimos en la Universidad Hebrea.

Así que tuvimos una clase en la que nos examinaron todos los libros históricos del Tanakh. Y te ibas a casa y leías esos libros y ellos decían, “¿Cuáles fueron las tres cosas que sucedieron en Bethel? ¿Cuáles fueron los dos eventos diferentes que sucedieron con el Rey Ahab y Jezabel?” ¿Verdad? Y tenías que conocer estas amplias franjas de texto. Y eso es extremadamente importante.

La mayor parte del estudio, sin embargo, fue be’iyun, que es en profundidad. Y en el be’iyun podías pasar un semestre o un año entero en un capítulo. Y eso era algo bueno, porque entonces cuando llegas a los otros capítulos, estás afilando estas herramientas textuales. Estás adquiriendo una comprensión más profunda, para que cuando vayas y estudies lo siguiente, “Bien, ahora sé lo que hace un profeta, ¿verdad? No necesito reinventar la rueda”.

Keith: Es realmente algo, porque quiero que la gente también lo entienda. Les estamos dando acceso a un montón de información. Pero a medida que avanzamos, te estamos invitando a que nos acompañes. Así que cuando lleguemos a la segunda temporada y al Sermón de la Montaña, esperamos que estudien con nosotros. Nos estamos preparando, y les digo ahora mismo, y Nehemia ya lo ha dicho, que va a ser una experiencia diferente cuando lleguemos a la segunda temporada, si todo va bien.

Nehemia: Ni siquiera puedo esperar. Es emocionante.

Keith: Va a ser realmente increíble, porque vamos a sumergirnos. Vamos a mirar el lenguaje, la historia y el contexto de las palabras. Y todo es él, predicando.

Así que de nuevo, amigos, queremos invitarlos a…

Nehemia: Yeshua predicando, no yo, ¿verdad? [riendo]

Keith: [riéndose] A veces, pueden quedar atrapados, chicos. Ya me ha pasado. Es excitante. Pero de nuevo, sólo para recordarles a todos, los que son miembros Plus, miembros Premium, pueden tener acceso en bfainternational.com. Ve a ElMurodeNehemia.com y conviértete en un miembro del equipo de apoyo. Tendrás la oportunidad de acceder a todos los episodios Plus allí.

Pero esta semana, el episodio 11 está en bfainternational.com y, si te conviertes en miembro gratuito, tendrás acceso al interlineal y a los otros episodios que tenemos disponibles para ti.

Nehemia, quiero agradecerte por darnos esa lista. Quiero desafiar a la gente, y tal vez podrías… No sé, ya has hecho esto antes…

Nehemia: Lo publicaremos en ElMurodeNehemia.com.

Keith: Sí, donde pones esa lista ahí arriba, y dejas que la gente estudie. Porque eso es muy interesante. Eso es tan interesante. Así que vamos a continuar…

Nehemia: Lo que quiero que la gente haga es leer la lista de los nueve papeles diferentes de los profetas, y mira, los dividí como nueve. Podrías haberlos dividido de forma diferente.

Keith: Sí.

Nehemia: Podrías decir, “Bueno, en realidad hay 14, porque este es el 2. O podemos combinar estos dos.” Eso es un poco subjetivo. Lo dividí en nueve funciones diferentes. Pero cada una de ellas es lo que los Profetas hicieron en el Tanakh.

Lo que me gustaría que la gente hiciera es mirar en los Evangelios, pero especialmente en Mateo, pero los cuatro Evangelios, y encontrar, bien… Y publicar esto en los comentarios de ElMurodeNehemia.com y bfainternational.com. Danos los versículos donde se describe a Yeshua en estos diferentes roles. Creo que sería un estudio increíble para que la gente haga.

Léelo desde esta perspectiva diferente de, en lugar de, “Bien, ahora tenemos que encontrar las profecías que Yeshua cumplió en el Tanakh”. ¿Qué tal si leemos el Evangelio de Lucas y decimos, “¿Dónde se describe a Yeshua diciendo a la gente que se arrepienta? ¿Dónde se le describe como un hacedor de milagros de Eliyahu y Elisha? ¿Dónde se le describe como el profeta literario, Lucas 11, por ejemplo?” Creo que es un estudio increíble que la gente podría hacer.

Keith: Quiero decirte que estaba escuchando la lista y ya estaba como, “De acuerdo, ya lo veo, ya lo veo”. Oh, wow. Es realmente divertido. Así que, chicos, queremos que sigan viniendo con nosotros. Queremos que oren por nosotros. Y quiero decir esto. Volvamos al tema original de la producción. Quiero desafiar a la gente que está escuchando a seguir apoyando a ElMurodeNehemia.com, bfainternational.com, porque vamos a continuar la producción.

Nehemia: Una última cosa antes de terminar en oración es que quiero pedir a la gente que haga tres cosas. Número uno, ver o escuchar. Número dos, compartir o decirle a tus amigos y familia. Y suscribirlos a ElMurodeNehemia.com, suscribirlos al podcast de Keith para que puedan escuchar esto. Y luego, ir a iTunes o Podchaser, sean lo que sean esas cosas, ni siquiera las conozco todas, y darnos una reseña, porque eso es realmente importante. He tenido gente que dice, “Oh, me enteré de tu podcast porque estaba buscando algo sobre el Nuevo Testamento, buscaba algo sobre el judaísmo, y tú aparecías en las críticas”. Yo digo: “Vaya, ni siquiera sabía que la gente escribía críticas”. Así que danos una reseña de 5 estrellas en iTunes o donde sea que encuentres tus podcasts.

Si encuentras un lugar donde buscas tus podcasts y no encuentras este podcast, háznoslo saber, porque así es como podemos añadir a diferentes… Ya sabes, estos nuevos servicios aparecen y desaparecen todo el tiempo, y hay todo tipo de aspectos técnicos. Así que por favor, háganoslo saber.

Así que mira, comparte y revisa. Esos son extremadamente importantes, chicos. Vamos, danos un pulgar en YouTube. Compártanlo en Facebook. Danos Like en Facebook. Compártanlo en Twitter. Pero esto es extremadamente importante para nosotros para difundir el mensaje, porque podríamos gastar cientos de miles de dólares anunciando este programa. No tenemos esa cantidad de dinero. Así que confiamos en ustedes para que difundan esta información publicando enlaces, compartiéndola con sus amigos, suscribiendo a sus amigos y familiares con su permiso. Eso es extremadamente importante.

Keith: Y recuerden, amigos, este es el número 11, así que tenemos 11 versiones públicas [riéndose] ahora mismo, además de 11 versiones Plus. ¿11 más 11 es qué? 22 ya. [Riéndose]

Nehemia: 22, wow.

Keith: Increíble.

Nehemia: Santo cielo.

Keith: Bien, entonces vamos a continuar, amigos. Los que quieran venir con nosotros, vamos a estar en el episodio Plus. ¿Podemos decir una oración?

Nehemia: Yehovah, Avinu Shebashamayim, Yehovah, nuestro Padre en el Cielo, nos estamos acercando al final del episodio 12 de esta primera temporada. Gracias por darnos la sabiduría y la perseverancia y simplemente las facilidades y los recursos para poder llegar tan lejos como hemos llegado. Esto es más de lo que esperaba, y estoy muy agradecido, Yehovah. Por favor, permanece con toda esa gente que está luchando con la pandemia, este año y en los años venideros, quién sabe con qué están luchando. Por favor, permanece con esa gente, y Yehovah, Rofeinu, Yehovah, nuestro sanador, pon tu curación sobre el mundo. Amén.

Keith: Padre, quiero agradecerte la inspiración para hacer esta serie. La forma en que lo hemos hecho hasta ahora ha sido por fe. Gracias a todos los que han puesto sus manos en el trabajo, los productores, la gente que está escuchando, la gente que está tomando en audio y video, todo eso. Padre, quiero agradecerte especialmente a aquellos que nos han apoyado a través de nuestros episodios Plus, que sigan orando por nosotros, y que continúen apoyándonos. Y para aquellos que están en el público, podríamos llegar a tantas personas como sea posible con este maravilloso mensaje. Gracias por su bondad, su gracia y por esta oportunidad. En Tu nombre, amén.

Nehemia: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply