Perlas de la Torá #18 – Mishpatim (Éxodo 21:1-24:18)

Torah Pearls Mishpatim, Exodus 21:1-24:18, commandments, Torah Pearls, torah portion, Nehemia Gordon, torah pearls, mount sinaiEn este episodio de Las Perlas Originales de la Torá, Mishpatim (Éxodo 21: 1-24: 18) , abordamos el problema bíblico de la esclavitud y luego pasamos a los problemas de la deuda, el aborto y terminamos con una discusión sobre el proceso de la revelación de la Sagrada Escritura.

Perlas de la Torá #18 – Mishpatim (Éxodo 21:1-24:18)   https://elmurodenehemia.com/wp-content/uploads/pdf/pt18.pdf

Estás escuchando Las Perlas Originales de la Torá con Nehemia Gordon, Keith Johnson y Jono Vandor. Gracias por apoyar a la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Más información en NehemiasWall.com.

Jono: Es hora de las Perlas de la Porción de la Torá con Keith Johnson en Charlotte, y el cafeinado caraíta Nehemia Gordon en Jerusalén. Bienvenidos de nuevo, amigos.

Nehemia: ¡Oh, bienvenidos de nuevo! Esa es la bebida energética que habla.

Keith: Sí.

Jono: Sí, lo es, ¿no? Oh, queridos. Bueno, sólo quiero decirle buen día a Jerry y Owen que escuchan en Columbia Británica, Canadá, Thomas en Ohio, Gale, lo siento, Gayle en Georgia, y Rebecca en Washington, Deb en Israel y Morgan en Kansas, y a todos los que escuchan dondequiera que estén en todo el mundo. Amigos, ¿a quién tenemos que saludar hoy en día?

Nehemia: Hey. Estoy dando un saludo a Carol, la Judía Errante, en Facebook, que compartió el programa. ¡Sigue compartiendo!

Keith: Sólo quiero dar un grito a todos mis amigos en general, pero específicamente, quiero agradecer a los de Tool, Texas y Big Sandy, Don y Carole que están escuchando, y otros amigos de Tool, Texas. Ustedes son increíbles al escuchar Perlas de la Torá y también compartir la información.

Jono: Buen día a todos en Tool, Texas, y gracias por su compañía. Hoy, estamos en Mishpatim, Éxodo 21, versículos 1 a 24:18, y comienza así: “Estos son los juicios que les pondrás: Si compras un siervo hebreo, él servirá seis años; y en el séptimo saldrá libre y no pagará nada. Si entra por sí mismo, saldrá solo; si viene casado, entonces saldrá con su esposa. Y si su amo le ha dado una esposa, y ella le ha dado hijos o hijas, la esposa y sus hijos serán de su amo, y él saldrá por sí mismo.” Ahora, tengo que parar ahí. ¿Tengo que parar ahí porque al leer eso me parece que pueden criar sirvientes?

Nehemia: Bueno, no podemos entender este pasaje en particular a menos que… en realidad hay otros dos pasajes en la Torá, uno en Levítico 25, los versículos 39 a 55, y el otro Deuteronomio 16, los versículos 12 a 18. Y entonces todo el asunto se revisa en Jeremías 34:8-22. Así que realmente tenemos tres pasajes en la Torá, y este cuarto en Jeremías. Para obtener la imagen completa necesitamos leerlas todas juntas. Esto, creo, es un principio importante en general en la Torá, que cuando veamos los mandamientos, habrá un mandamiento que se da en Éxodo y luego se repite en Deuteronomio, y a veces se repetirá dos veces, una vez en Levítico y luego una tercera vez en Éxodo, Levítico, y luego Deuteronomio, y a veces también en Números. Así que creo que es importante que estos mandamientos se miren en todos los diferentes pasajes que hablan de ellos. Muy a menudo se presenta desde diferentes perspectivas y se dan diferentes pequeños fragmentos de información. Entonces, ¿realmente vamos a entrar en este tema de la esclavitud?

Jono: Oh, Dios mío. Quiero decir, nosotros –

Nehemia: ¿Hablar de esclavos y hablar de esto? Porque podríamos pasar toda la hora hablando de esto.

Jono: Realmente podríamos.

Nehemia: Quiero decir brevemente, brevemente, lo que tenemos aquí en Levítico, y debemos guardar esto para cuando lleguemos a Levítico, pero muy brevemente, habla de Levítico 25, versículos 39 a 55. Allí se habla muy claramente de cómo realmente no puedes maltratar a tu sirviente hebreo. Y permítanme usar la palabra, si se me permite usar esto, porque “siervo” es un eufemismo. En realidad, la palabra utilizada en hebreo es “eved”, que es “esclavo”.

Jono: Esclavo.

Nehemia: Así que no puedes maltratar a tu esclavo hebreo. Esencialmente, el esclavo hebreo asume el papel de lo que llamamos en inglés, al menos, el sirviente contratado. Trabaja durante seis años y en el séptimo año, sale libre. Y luego dice en el versículo 39 de Levítico 25: “Cuando tu hermano se vuelve pobre contigo y te es vendido, no le hagas la obra de un esclavo.” En realidad dice eso. Dice: “Debería ser como un trabajador contratado o un residente extranjero contigo. Y él os servirá, él trabajará para ti, hasta el año del Jubileo.” Esto es significativo porque, en este pasaje de Éxodo, habla de si decide quedarse contigo, se quedará contigo, dice para siempre, en el versículo 6.

Jono: Cierto. Sí, sí.

Nehemia: Creo que, en realidad, los números de verso son diferentes en su Inglés. Estoy mirando el hebreo, podría ser el versículo 5 o 7. Dice, “y él te servirá para siempre.” Y entonces “para siempre” se define en Levítico 25 como hasta el año del jubileo, que es un máximo de 49 años, y el 50 va libre. Puedes entender por qué dice para siempre; ya sabes, la vida media en ese entonces, probablemente, era de 40 o 50 años. En realidad, la vida media era mucho menor, pero la gente vivía en sus 40s y 50s.

Jono: Así que es sin duda la mayor parte de su vida, ¿verdad?

Nehemia: Así es, a todos los efectos, para siempre.

Jono: Sí.

Nehemia: Es la mayor parte de su vida, a menos que se venda en el año 45, o algo así, entonces son sólo unos pocos años. Así que, en cualquier caso, lo que está estableciendo es, normalmente trabajará durante 6 años y luego saldrá en el séptimo. Eso, en sí mismo, fue revolucionario porque, normalmente en el mundo antiguo, y en algunos países hasta el día de hoy, la esclavitud es para siempre. Realmente, para siempre, de generación tras generación.

E incluso esta familia que le ha dado, esta esposa que le dio el amo, que luego cría hijos, sólo sirven hasta el año jubileo. Así que tiene que hacerlo, si decide dejar la casa de su amo, entonces los deja atrás hasta ese año 50. Pero en realidad, este es un sistema revolucionario en comparación con lo que existía en el mundo antiguo, y como dije, todavía existe en algunos países hoy en día en el mundo islámico, donde la esclavitud es de generación en generación. Se basa en de qué tribu eres, y si eres de esa tribu eres sólo un esclavo de los árabe-musulmanes. Y sabes que así es como existe en algunos de los países africanos.

Así que aquí está diciendo que en Levítico 25, dice, “La razón de esto es que saqué a mi pueblo de la esclavitud y son mis siervos, así que no deben ser esclavos de ningún ser humano porque me pertenecen, y no quiero que sean tratados como esclavos”. Por lo tanto, creo, que en sí mismo es revolucionario, y realmente, creo, es el foco de este pasaje, de decir que el sistema que existía, y todavía existe en algunos países hoy en día, no va a ser legítimo en el mundo de la Torá.

Ahora, un último punto, y dejaré que Keith tome aquí, que es que miramos hacia abajo en este pasaje, y mucha gente mirará hacia abajo en este pasaje y dirá, bueno, la Biblia tiene esclavitud, es tan retrógrada, es tan primitiva. Y es interesante cuando miramos el pasaje en Génesis, donde los egipcios descubrieron que iban a tener que pagar el 20% de sus ingresos anuales a Faraón, y dijeron: “Somos esclavos de Faraón”. Y leí eso y digo, Oh, los días de la esclavitud faraónica donde sólo tuvimos que pagar el 20% al soberano.

Además de eso, aquí hay otro pequeño punto a tener en cuenta, y supongo que realmente no se aplica a Australia, que es eso, creo que es, y Keith puede corregirme, ¿qué es – la 13a Enmienda que abolió la esclavitud en los Estados Unidos? Y si lees esa enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, no abolió completamente la esclavitud, sólo abolió la esclavitud “excepto como castigo”. Y así, según la ley estadounidense, todos los hombres que están en prisión son, por ley, por la Constitución, esclavos. Así que desafiaría a aquellos en los Estados Unidos, que, creo, si no me equivoco, tienen, si no la más alto, una de las poblaciones más altas de presos del mundo…

Jono: Sí.

Nehemia: … lo que eso significa es que son esclavos, así que sólo piensa en eso. Y eso no es por seis años y sales libre en el séptimo, a menudo es de por vida.

Keith: Bueno, es interesante, Jono, en realidad me alegro de que nos desaceleremos también, porque para mí, cuando leo, ya sabes, las Perlas de la Torá ha sido algo que me cambió la vida. Porque finalmente es una oportunidad para compartir algunos de los estudios privados, algunos de los pensamientos que he tenido al leer la Biblia, tanto leyendo en inglés como pastor, y luego también ahora leyéndola como estudiante, y estoy tratando de leerla por mí mismo, tanto en hebreo como en inglés.

Es interesante, ya sabes, a menudo puedo llegar a un pasaje y decir, bueno, ya sabes, en hebreo dice esto o lo que sea. Pero como persona afroamericana, cuando leo esto, es uno de esos tratos en los que me siento un poco incómodo. Como dijo Nehemia, podríamos pasar de puntillas alrededor de los tulipanes y decir ‘siervo’, pero es ‘esclavo’. Así que cuando dices esclavo, pienso en la esclavitud americana, y ya sabes, no pienso en esto. Lo que fue tan increíble para mí, mientras leía esta parte, es que empecé a leerla basándome en el hecho de lo que acabamos de leer.

Esto puede sonar muy obvio. “Es obvio que eso es lo que haces”, pero lo que sería obvio sería poner esto en contexto. Así que, si una persona que está en el desierto, y acaba de salir de 400 años de esclavitud, esclavitud legítima. No era cuestión de 7 años, no era cuestión de 49 años, era una cuestión de esclavitud legítima, donde quién sabe hasta dónde llegaron los encargados de tareas y lo que hicieron. Así que, cuando leo este pasaje por primera vez en mi vida, leyendo este pasaje, realmente poniéndolo en contexto, sin querer apresurarme a través de él, porque voy a ser honesto con usted, cuando hice la lectura de la Torá antes en el estudio personal, que iba a llegar a un pasaje como este y todo lo que puedo pensar es en mi propia ascendencia y quiero apresurarme a través de ella.

Ahora, me desaceleré y lo leí del contexto de estas personas que acababan de estar en la esclavitud. Salen y él dice: “Mira, sé dónde está tu mentalidad. Sé cuáles son tus pensamientos. Sé que ya estás lidiando con esto. Así que vamos a configurarlo. Y lo primero que dice es, “Si compras.” Ahora, eso puede parecer algo muy obvio, pero para mí, cuando leo eso, digo, OK, no lo pensé de la manera en que siempre he oído hablar de él, permítanme pensar en ello en términos de, alguien está en el contexto de haber estado en la esclavitud durante 400 años , esto es lo que han hecho, salen y oyen la voz de Dios, y este Dios, ahora, te va a decir, “Así es como trato con mi pueblo.”

Nehemia hizo un gran trabajo de traer estos otros pasajes, que siempre han ayudado en términos de traer el equilibrio. Pero no hay nada fácil en este pensamiento de que van a haber personas que se van a entregar sus servicios a través de la compra a otros hermanos. Y al tener esos servicios, el hecho de que Dios no pasa de puntillas alrededor de los tulipanes, dice: “Ahora, si esto sucede, así es como tienes que tratarlos”. Sólo cambió mi punto de vista. Y quiero decir, ahora que lo pongo en contexto, realmente cambia las cosas para mí. Así que aprecio esos otros pasajes, pero si leo esto, sólo en contexto, realmente me envía un mensaje diferente ahora.

Nehemia: Quiero decir algo extremadamente controvertido que puede necesitar ser editado, es decir, y aquí realmente miré en Internet, y encontré que la 13a Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que dice, “Ni la esclavitud ni la servidumbre involuntaria, excepto como castigo por delito por el que la parte habrá sido debidamente condenada, existirá dentro de los Estados Unidos, o cualquier lugar sujeto a su jurisdicción.”

Y mi desafío y pensamiento a considerar es, y en realidad no sé la respuesta aquí, pero realmente me pregunto si hay más hombres negros hoy esclavizados en los Estados Unidos bajo este gobierno de la Constitución que en 1864 cuando Abraham Lincoln emitió el Proclamación de Emancipación.

Jono: Eso es interesante.

Nehemia: E incluso si no es más. Sé que está en millones.

Jono: ¿En serio?

Nehemia: Lo cual es un número asombroso – que hay millones que son, como castigo, han sido oprimidos en la esclavitud. Y se podría decir, oh, bueno, se lo merecen, pero todos sabemos, tal vez algunas personas dirán que no lo saben, pero si nos fijamos en las tasas de condena de los blancos en los Estados Unidos contra los afroamericanos, verán que esto es esclavitud por la puerta trasera.

Ya lo dije. Puede que necesites editar eso, sé que es controvertido, pero lo he dicho. Dos puntos rápidos son que, en la Torá hay dos maneras de ser vendidos a la esclavitud. Una es si usted es un criminal que no puede pagar la restitución, específicamente por robo, y vamos a leer eso más adelante en el capítulo, o en la parte de la Torá. Y la segunda forma de ser vendido a la esclavitud, y esta era probablemente la forma principal es que voluntariamente se vendieran a la esclavitud.

Keith: Correcto.

Jono: Sí.

Keith: Correcto.

Nehemia: Ahora, no hay ningún sistema en la Torá donde la gente espera escondiéndose en el bosque a secuestrar a la gente y venderla como esclavos. Eso no existe. Keith me mencionó cómo, cuando estaba en algún país africano, tal vez Ghana, fue al lugar donde solían traer a los esclavos antes de enviarlos a los Estados Unidos, o a las colonias en ese momento, y ese era el castillo, creo, en Ghana, ¿es eso Keith correcto? Tal vez puedas contarle eso a la gente.

Keith: Sí.

Nehemia: Comparo eso con el sistema en la Torá donde la gente decía, “Mira, no lo estoy logrando, los tiempos son difíciles. Me venderé por seis años. Voy a firmar un contrato de servidumbre”, que solía existir también en las colonias americanas bajo ese título y rúbrica. Pero esta idea de ir y forzar a la gente a la esclavitud, que no hizo absolutamente nada malo y son completamente inocentes, eso es en realidad contra la Torá. Eso no es permisible en absoluto.

Keith: Correcto. Y de nuevo, creo que el punto, Jono, y me alegro de que nos hayamos tomado el tiempo para reducir un poco la velocidad, creo que el punto es que es tan fácil escuchar una palabra o un concepto y como sacarlo de contexto. Y poniéndolo en contexto, diría sin duda, estoy seguro de que para esas personas que tuvieron que venderse a sí mismas en la esclavitud, desearían no haberlo hecho. Quién sabe, tal vez muchos de ellos hubieran deseado que hubieran sido los que podrían haber comprado en lugar de vender.

Pero lo que aprecio del pasaje es que Yehovah no dice: “Actuemos como si la esclavitud nunca hubiera pasado, sólo nos ocupamos de las cosas bonitas, vamos a ocuparnos de las cosas fáciles”. Y vamos a encontrar, a medida que pasamos por la Torá, una de las cosas que tanto aprecio al respecto, desacelerando y pasando por ella, es que podemos apoyarnos en esto. Este es el Creador del universo, este es nuestro Padre Celestial que está mirando los asuntos humanos y diciendo: “En el contexto de los asuntos humanos, así es como deben de tratarse unos a otros”. Creo que es muy importante que lo apodamos de esa manera. Que no digamos, “Bueno, estas son las partes duras, vamos a correr sobre ellos”. Vamos a seguir adelante yen vea de tener la discusión sobre la esclavitud.

Jono: Sí.

Keith: Tenemos un tipo en Australia, y creo que toda su isla allí, en un momento, algunas personas piensan que la gente fue enviada allí como prisioneros, de en algunas partes de Australia, ¿no es así?

Jono: Absolutamente correcto, fue una colonia penal durante muchos años cuando los colonos británicos vinieron aquí por primera vez. Así es.

Keith: Absolutamente. Y luego aquí estoy-

Nehemías : ¿Te das cuenta de lo que eso significa? Eso, significa –

Keith: Nehemia Estoy en medio de mi –

Nehemías: Bevakasha. Está bien.

Keith: ¿Ma zeh? Ani lo mevin. No, pero mi punto es que sería fácil para nosotros con un tema como este, no hablemos de esto, ya sabes, Jono tiene una historia en Australia con respecto a eso. Y no hablemos de esto, Keith tiene sus generaciones, no puede sacudir el árbol genealógico, la única gente que se cae por él son personas que no tiene idea de cuál es su conexión porque fueron traídos por la fuerza de Africa a los Estados Unidos, y no fue hace tantos años, en contexto, donde habría nacido en una casa donde había un maestro esclavo y no tenía derechos, ni habilidades, ni discusiones.

La gente usaría la Biblia para decir: “Mira, mira a Dios… Dios aprueba esto en cuanto a que yo te tenga gente en la esclavitud”. Podríamos habernos mantenido alejados de eso. Y los antecedentes de Nehemia, adivinen qué, damas y caballeros, si es cierto que Nehemia tiene un linaje que va hasta el final, siempre que haya sido, que incluiría líneas de sangre en grupos de personas que eran esclavos.

Así que aquí estamos juntos, los tres, con este tipo de tema candente. Es difícil, de hecho, para mí. Pero creo que la Torá lo lleva a un contexto diferente. Así que sólo quiero decir, de nuevo, que es importante que sigamos adelante y tengamos estas conversaciones. Vamos a hablar de las mujeres, de cómo se tratan las mujeres, y de los hombres, y del matrimonio, y todo es muy poderoso.

Nehemías: Creo que es interesante que estés diciendo que los tres somos descendientes, en algún momento de la historia, algunos de nosotros más recientemente que otros, pero todos somos descendientes de personas en la esclavitud.

Keith: Mira, todos venimos de un esclavo, sí.

Nehemia: De todos modos, así que sólo quiero traer un pasaje más, que, sé que dije una última cosa, pero Jeremías 34. Una última cosa, Jeremías 34. Todo el capítulo realmente se centra en la destrucción del Templo, y luego la razón por la que el Templo sería destruido. Y la razón por la que el Templo sería destruido es que el pueblo del Reino de Judá bajo el rey Sedequías, que fue el último rey, hizo un convenio, y juraron que liberarían a sus esclavos y acabarían con la esclavitud, de una vez por todas.

Entonces renegaron en ese convenio. Volvieron a hacerlo y tomaron a los esclavos de vuelta a la esclavitud. Jeremías dice, “debido a eso, el Templo debe ser destruido.” Lo cual es asombroso porque uno de los dos acontecimientos fundamentales más significativos de la historia para mí como judío es la destrucción del Primer Templo, que está relacionado con el primer exilio, y la destrucción del Segundo Templo, que condujo al segundo exilio. Y la razón que el profeta da para la destrucción del Primer Templo es la esclavitud de un judío que esclaviza a su compañero judío.

El versículo 15 es un verso muy poderoso. Dice: “Y regresaste hoy, y hiciste lo que estaba justo en mis ojos, llamando a la libertad”, o libertad, o libertad, “cada hombre y su prójimo e hiciste un convenio delante de mí en la casa a la que se llama Mi Nombre”. Así que fueron a la casa del Templo, la casa de Yehovah, e hicieron un pacto allí diciendo que liberarían a sus esclavos de una vez por todas, y juraron.

En sesiones anteriores, hemos estado hablando de palabrotas. Así que juraron en el nombre de Yehovah, haciendo un convenio en el lugar al que se llama el nombre de Yehovah. Dijeron que liberarían a sus esclavos, y luego fueron y se llevaron a los esclavos. Debido a eso, el Templo fue destruido. Y nos hacemos la pregunta: “Bueno, ¿cómo se aplica esto hoy en día? Acabamos de tener toda esta larga discusión sobre la esclavitud; ¿esto realmente se aplica hoy en día?”

Y creo que Jeremías nos está dando la solicitud por hoy de que el pueblo de Israel hizo este pacto con Yehovah de que de ahora en adelante liberarían a los esclavos, y realmente no podemos volver atrás en eso. Eso es algo que creo que es incluso vinculante hoy en día. Más tarde en el capítulo dice, “el convenio donde caminaron entre las piezas”, que son los animales que dividieron por la mitad, es lo mismo que Abraham hizo cuando hizo un convenio con el Creador del universo. Eso es lo que hicieron los judíos, los israelitas, en la época del rey Sedequías, y creo que debemos mantener ese convenio aún hoy.

Así que, yo diría que cuando venga el Mesías, no creo que vayamos a tener esclavitud. Creo que vamos a llamar a la libertad, proclamando la libertad, cada uno con su prójimo, y todos seremos los siervos del Dios viviente, y no nos esclavizaremos unos a otros.

Jono: Brillante.

Nehemia: Y así termina nuestro tiempo. No. [risas]

Jono: Sí, has estado escuchando Truth2U. Y sólo quiero aprovechar la oportunidad para decir que Jonathan Pollard sea devuelto a Israel pronto.

Nehemia: Amén.

Jono: Entonces el versículo 5, hablando de “cortar” convenios: “Pero si el siervo dice claramente: ‘Amo a mi amo, a mi esposa y a mis hijos; No saldré libre’, entonces su amo lo llevará a los jueces. Y también lo llevará a la puerta, o al poste de la puerta, y su amo perforará su oreja con un punzón; y él le servirá para siempre.” Como mencionaste, Nehemia. Ahora, permítanme aclarar, ¿está perforando su oreja o está clavando al pobre tipo en una puerta?

Nehemia: Bueno, no, la palabra es “perforar”, está perforando en su oído, él, ya sabes, perforando su oreja, esencialmente, perforando. Lo que creo que es realmente interesante aquí es que leas: “Lo llevará a los jueces”. ¿Es eso lo que tienes en tu Biblia, Keith, “Lo llevará a los jueces”?

Keith: Sí. “Tráelo delante de los jueces”, sí.

Nehemías: ¿Y cuál es la palabra en hebreo, la palabra en hebreo que traducen aquí como “jueces”? Y creo que es una traducción correcta en el contexto, pero la palabra literalmente en hebreo es ‘Ha-Elohim’, como literalmente…

Jono: Oh, los dioses.

Nehemia: Podrías traducirlo como “los dioses”, y ese es un punto significativo; que la palabra “Elohim”, que traducimos correctamente como “Dios”, a veces significa “jueces”. La nueva versión estándar revisada, por cierto, tiene “entonces su amo lo traerá ante Dios.” La traducen usando la traducción más común de esa palabra.

Jono: Sí.

Nehemia: Pero hay un verso más adelante en el pasaje donde se habla de no maldecir a Elohim, y en el contexto, es muy claramente hablar de jueces, no de Dios. Y hay otro pasaje, creo que tal vez sea en el capítulo 22, donde habla de la condena de Elohim, y dice, “van a condenar”, o se prestará a ser culpables. Está en el capítulo 22, en hebreo es el versículo 8, creo en inglés es el versículo 9, dice, “Lo que los jueces condenan”, y el hebreo es, “Lo que condenan”.

Keith: Correcto.

Nehemia: Y allí, obviamente, donde Elohim es plural, se refiere a los jueces, porque cada vez que habla del Dios de Israel, Elohim es siempre singular. Cuando los filisteos hablan del Dios de Israel, como en el libro de Samuel, de repente comienzan a hablar de “ellos”. Pero cada vez que los israelitas hablan del Dios de Israel, siempre es “El”.

Jono: Ahora, si no recuerdo mal…

Nehemia: Y así cuando dice “ellos”, se trata de jueces.

Jono: Vemos un uso similar en el Salmo 82, ¿es correcto?

Nehemia: Tendría que mirar hacia arriba, ¿qué verso estamos mirando allí?

Jono: Más o menos el capítulo, es muy corto, “Dios se encuentra en la congregación de los poderosos; Juzga entre los dioses.” Keith, mira que hay un asterisco. Tengo un asterisco, déjame bajar y ver lo que dice. Oh, mira, dice, “Hebreo, ‘Elohim’, poderosos; es decir, los jueces. También tiene el mismo asterisco en el versículo 6, “Dije: ‘Ustedes son dioses, y todos ustedes son hijos del Altísimo'”. Una vez más, tiene un poco de asterisco, dice “En hebreo, ‘Elohim’, poderosos; es decir, los jueces.

Nehemia: Sí. Allí, obviamente, tiene el sentido de los jueces, o posiblemente incluso ángeles, que a veces también se llaman Elohim.

Jono: OK. Hay algo de comida para pensar. Pero no están clavando al pobre tipo en la puerta, sólo están perforando su oreja en la puerta, ¿verdad?

Nehemia: Correcto.

Jono: OK. ¿Tiene eso algún tipo de significado con respecto a la puerta de la Pascua, o algo por el estilo?

Nehemia: No.

Jono: OK. Aquí tienes. “Y si un hombre…”

Keith: Usé este versículo en mis primeras etapas de regreso a Israel, mis hijos querían que les perforaran las orejas. “Bueno, mira, quieres que te perforen las orejas, aquí está la edad en que puedes hacerlo. Si te perforan las orejas a la edad en que puedes hacerlo, sólo quiero que sepas que eres un esclavo”.

Jono: Eso es lo que significa.

Nehemia: Esclavo de la moda.

Keith: Así que pude tener a dos de ellos no lo hicieron, y uno de ellos que lo hizo. Al final, tuvo que esperar hasta los 18 años, y ahora, no la tiene en absoluto. Pero siempre tuve un problema con ese tipo de mala interpretación.

Jono: Personalmente, nunca lo he hecho y no soy un fan, sino cada uno a su manera. “Y si un hombre vende a su hija para ser una esclava.”

Nehemia: No dice en hebreo “esclava femenina”, tengo que detenerte allí.

Jono: Oh. Está bien.

Nehemia: Entonces, dice “ammah”, y “ammah” no es exactamente una esclava femenina. A veces traducen eso como “siervo”, pero en este contexto, es una especie de esposa que no tiene todos los derechos de una esposa, y más específicamente, si miras cómo se describe un ammah a lo largo de la Torá, a lo largo de las Escrituras, descubrirás que sus hijos no heredan junto con los hijos de las otras esposas.

Jono: ¿Estamos hablando como una concubina aquí?

Nehemia: Algunas personas lo traducirían como una concubina, sí, pero es un tipo de matrimonio, no es sólo una noche con la mujer. Y define sus derechos aquí, en realidad. En el versículo 10, dice: “Si toma otra por ella, tres cosas no disminuirá”. ¿Y tal vez puedas leerlo en tu traducción?

Jono: Oh, bueno, tengo, vamos a ver aquí, “Si toma otra esposa,” esposa en cursiva, así que hay un reconocimiento de algún tipo de convenio allí, “no disminuirá su comida, su ropa, y sus derechos matrimoniales.” Ahí está.

Nehemías: Correcto. Y mira, entiendo que hay algunos niños escuchando esto y por eso tu traductor de inglés dijo “derechos matrimoniales”, pero en hebreo, no dice “derechos matrimoniales”. En realidad, y esto es interesante, en la cultura pagana occidental, es el deber de la mujer hacia un hombre, esos derechos particulares, mientras que en la Torá, es su obligación (del hombre), es su deber, hacia ella. Y por cierto, ten en cuenta que esto está hablando de la ammah, que es, esencialmente, como dijiste, una concubina. Es una especie de esposa, sin todos los derechos. Y la forma en que los sabios judíos han mirado esto, y creo que está bien, es decir, bueno, si este es el derecho de una concubina, que tiene menos derechos que una esposa plena, entonces una esposa plena definitivamente tiene estos derechos también, junto con el derecho de herencia para sus hijos.

Jono: Claro. Por supuesto.

Nehemia: Así que estos son en realidad los tres deberes del matrimonio como lo ven los judíos, el esposo está obligado a proveer para su comida, ropa, y su deber marital hacia ella.

Jono: Correcto.

Keith: OK.

Jono: Ahí está. “Y si él no hace esto, entonces ella saldrá libre, sin pagar dinero.” Aquí vamos. “El que golpea a un hombre para que muera seguramente será ejecutado. Sin embargo, si no se acostó en espera, pero Dios lo entregó en su mano”, eso es interesante, ¿no? Así que el tipo no se esconde entre los arbustos, esperando para derribarlo, Dios lo ha entregado en su mano, “entonces nombraré para usted un lugar donde pueda huir.” Así que supongo que si es un accidente, supongo, leímos sobre algún lugar de la Torá, cortando madera con un hacha…

Nehemia: Correcto, en Levítico.

Jono: Y que vuela en la cabeza y mata a alguien y así que es un accidente, en Levítico, por lo que tiene un lugar para huir.

Nehemia: Así que aquí tenemos que pedir la traducción de Keith del versículo 13.

Jono: ¿Qué tienes, Keith?

Keith: OK.

Nehemia: No dice eso en hebreo, exactamente.

Keith: En 13 dice: “Sin embargo, si no lo hace intencionalmente, pero Dios lo permite que suceda, debe huir a un lugar que yo designaré”. ¿El versículo 13?

Nehemia: Sí. Así que tienes “deja que suceda”, “entregado en su mano”. Lo que dice literalmente es: “Le causó la mano”. Literalmente dice, “Y el que no cazó, y Dios causó su mano”, lo que significa que Dios hizo algo para hacer que su mano matara a esta otra persona accidentalmente, sin involuntariamente sin malicia, sin premeditación. Así que esa persona no debe ser ejecutada, sino que va a la ciudad de refugio.

Jono: Así que esa persona es una herramienta de Elohim. Era la época de Jimmy, según Dios.

Keith: Correcto.

Jono: Y eso es lo que pasó, ¿verdad? “Pero si un hombre actúa con premeditación contra su prójimo, para matarlo por traición, lo sacarás de Mi altar, para que muera. Y el que golpea a su padre o a su madre seguramente será ejecutado. El que secuestra a un hombre y lo vende, o si lo encuentran en la mano, seguramente será ejecutado”. Alguien que secuestra, ¿verdad?

Nehemia: ¿Podemos parar allí un segundo?

Jono: Sí.

Nehemia: Creo que es un mandamiento muy significativo. Estábamos hablando de la esclavitud, y de cómo, lo que solían hacer en Africa es que iban a secuestrar a la gente. En la Torá, secuestrar a alguien es castigado con la muerte. Esto no es un crimen menor, esto es un delito capital. Hay crímenes que tenemos en el mundo occidental, y porque supongo que hay niños escuchando, y me han dicho que va a ser calificado PG, no voy a dar detalles, pero hay crímenes donde una persona retendrá a otra persona contra su voluntad y les hará cosas y esencialmente los secuestrará por ese período de tiempo. En la Torá, eso es castigado con la muerte. Así de grave se considera ese crimen. Cualquier cosa en la que estés sosteniendo a alguien en contra de su voluntad, y literalmente la palabra aquí es “el que roba a una persona y lo vende o es encontrado en su mano, seguramente será ejecutado”.

Keith: Entonces, es interesante, de nuevo, refiriéndose a esta declaración que a veces se hace, ya sabes, “¿Crees en la Torá? ¿Crees en el Tanach?” Bueno, si es así, estás de acuerdo con nuestra comprensión actual de lo que es la esclavitud o lo que es esto o lo que es. Y de nuevo, aquí es sólo un ejemplo, donde no estamos hablando de lo mismo; estamos hablando de algo diferente.

Jono: Claro. Y en la misma lista que esas cosas, una vez más, me refiero al versículo 15, “golpes a su madre o a su padre serán ejecutados. Y el que maldiga a su padre o a su madre será ejecutado.” Continúa diciendo: “Si los hombres luchan entre sí, y uno golpea a otro con una piedra o con el puño, y no muere, sino que está confinado en su cama, si se levanta de nuevo y camina fuera con su bastón, entonces el que lo golpeó será absuelto. Sólo pagará por la pérdida de su tiempo, y le proporcionará que sea sanado a fondo. Y si un hombre golpea a su sirviente masculino o femenino con una vara, para que muera bajo su mano, seguramente será castigado. No obstante, si sigue vivo uno o dos días”, ahora, hombre. “No obstante, si permanece vivo uno o dos días, no será castigado; porque él es su propiedad. Keith, ¿pensamientos?

Keith: Sí, no estoy seguro.

Jono: Eso es difícil, sí.

Keith: Sí.

Nehemia : Creo que si miramos el pasaje de Levítico, no que esto ayude, en realidad..

Jono: No.

Keith: No, no, no creo que haya ninguna… Vamos, vamos, chicos, esto es…

Nehemia: ¿Qué?

Keith: Adelante.

Nehemia: Bueno, en Levítico 25, habíamos leído el pasaje que no se puede tratar a un siervo hebreo como un esclavo. Y ciertamente, la comprensión judía tradicional de este mandamiento en particular es que esto se refiere a los siervos no hebreos, los esclavos no hebreos.

Jono: Oh, ¿de verdad?

Nehemia: Y esas habrían sido personas que atacaron a Israel y, en una guerra de autodefensa, fueron capturados y tomados como esclavos. Así que esas serían las personas a las que esto se aplicaría, y sus hijos, supongo. Por lo tanto, no sé si eso necesariamente lo disminuye desde el punto de vista occidental liberal, pero definitivamente lo pone en un contexto.

Jono: Bueno, ciertamente ayuda a entender los versículos que siguen en el 26 y 27. Llegaremos en un segundo. Pero, “Si los hombres luchan y lastiman a una mujer con hijo, para que ella dé a luz prematuramente, pero no le sucede ningún daño, seguramente será castigado en consecuencia como el esposo de la mujer le impone; y pagará según lo determinen los jueces. Pero si algún daño sigue, entonces usted dará vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie para el pie, quemadura por quemadura, herida para la herida, raya por raya.”

Nehemia: No podemos esmaltar sobre eso.

Keith: No, tenemos que ir despacio.

Nehemia: Versículos 22 a 25.

Keith: No, tenemos que ir más despacio.

Jono: Muy bien, ahora.

Nehemia : Es una Perla de la Torá.

Keith: Nehemia, justo antes de que hagas eso.

Keith : Justo antes de hacer eso, creo que el otro tema aquí que es interesante, y ahora hemos hablado de ello dos veces, es llevar ante los jueces. Una vez más, una de las principales diferencias entre, como estoy leyendo esto y mi entendimiento históricamente de la esclavitud aquí en los Estados Unidos, no había ninguna ley que los trajera ante los jueces. Tú eras un juez para ti mismo, así que cómo traté al esclavo, lo acabo de hacer. No había nadie que mirara a decir, ya sabes, la idea es, así es como tienes que tratar a esta gente en particular. En primer lugar, ni siquiera los consideraban humanos. Pero la idea de que hay alguien, o algún grupo de personas, que también están investigando la situación, creo que es significativa.

Nehemia: ¿Puedo leer dos traducciones diferentes del versículo 22? Esto es hablar de dos personas peleando y una de ellas accidentalmente golpea a una mujer embarazada. Y luego dice, esta es la versión New King James, “Si los hombres luchan, y lastiman a una mujer con un hijo, para que ella dé a luz prematuramente, pero no le sucede ningún daño, seguramente será castigado en consecuencia como el esposo de la mujer le impone; y pagará como determinen los jueces. Entonces, la traducción de la Nueva Versión King James es, suponiendo que ella da a luz prematuramente, y el niño sobrevive, no hay daño.

Jono: Así es como lo entiendo, sí.

Nehemia: Ahora, echemos un vistazo a la NRSV, la nueva versión estándar revisada. “Cuando las personas que luchan hieren a una mujer embarazada para que haya un aborto espontáneo, y sin embargo no sigue más daño…”

Jono: Interesante.

Nehemia: “… el responsable será multado con lo que el esposo de la mujer exige, pagando tanto como determinen los jueces.” Por lo tanto, en la nueva versión estándar revisada, el niño murió, pero no hay más daño a la madre. Y, por ejemplo, la JPS, la Sociedad de Publicaciones Judías, tiene exactamente lo mismo. Dice, “Uno de ellos empuja a una mujer embarazada y un aborto espontáneo resulta, pero no se produce ningún otro daño.” Entonces, el bebé está muerto y sólo tiene que pagar, o Discúlpenme, el feto no nacido está muerto, no ha nacido, supongo, y sólo tiene que pagar una multa.

Ahora, ¿cuál es (la correcta)? Y eso es extremadamente significativo. La forma en que lo leí en hebreo, es que literalmente dice: “Y si los hombres se esfuerzan, y van a herir a una mujer embarazada”, y literalmente dice, “y su hijo saldrá y no habrá daño”, o no habrá, y la palabra aquí , “asson”, se traduce generalmente como “daño”, o incluso podría traducirse como “tragedia”.

Por ejemplo, cuando Jacob habla de que llevan a Benjamín a Egipto, dice: “¿Y si le pasa “asson”? Y voy a mi tumba todo molesto? Claramente, en ese contexto, se trata de la muerte de Benjamin. Así que la forma en que estoy leyendo esto, si lo tomas literalmente, el niño sale y no hay daño, la forma en que el Nuevo Rey James y otros traductores lo tradujeron. Esto es en realidad una antigua disputa. Pero los rabinos son los que están detrás de la JPS y esas otras traducciones que dicen que es un aborto espontáneo. Pero si lees lo que dice en el contexto, no dice nada sobre un aborto espontáneo. Se trata de que el niño nazca sin daño, y luego sólo paga una multa. En el versículo 23, “Pero si habrá asson”, si habrá esta tragedia, si habrá este daño, “entonces dará vida por la vida”. La forma en que estoy leyendo esto, es hablando de que el bebé muere o sale mal formado de alguna manera debido a esta pelea que estos dos chicos están teniendo.

Jono: Sí.

Nehemia: Así que el principal aquí, creo, es que hay esta negligencia grave en presencia de una mujer embarazada, y en realidad hay un estándar más alto para dañar a una mujer embarazada que para dañar a una persona normal. Porque si accidentalmente lo dañas o matas, lo leemos, si accidentalmente matas a alguien que no lo esperó y no fue intencional, entonces vas a la ciudad de refugio.

Jono: Sí.

Nehemia: Pero si accidentalmente matas a un feto, te matan. Hay vida por la vida. Por lo tanto, en realidad hay un nivel más alto de responsabilidad para un niño por nacer que incluso para un humano nacido, y eso es porque el feto no tiene a nadie para defenderlo. Tienes que ser más cuidadoso en ese contexto.

Jono: Estoy muy contento de que hayas sacado eso a flote. ¿Keith?

Keith: No, te lo agradezco. Una vez más, todo este tema de las traducciones es tan importante. En el NIV, una de las cosas que hace es darme un asterisco, y dice, “Si los hombres que están luchando lastiman a una mujer embarazada y ella dan a luz prematuramente”. Y luego baja a B y dice, “o tiene un aborto espontáneo.” Realmente es… ¿Eh? Dilo otra vez.

Nehemia: Es una gran diferencia, y ya sabes, políticamente –

Jono: Es una gran diferencia, sí.

Nehemia: Traducciones políticamente motivadas…

Keith: Exactamente.

Nehemia: Obviamente el asterisco está ahí porque temían que ofendiera a alguien que tenía una cierta agenda política, y por lo tanto tuvieron que poner eso en el margen, a pesar de que eso no es lo que dice en hebreo.

Jono: Entonces, las implicaciones son enormes en cualquier dirección. Me alegro mucho, Nehemia, de que hayas sacado eso a la luz, y estoy de acuerdo contigo, de todo corazón. Me recuerda que justo hoy, estaba mirando a través de Facebook y alguien había publicado una foto de un bebé, y dijo: “Piensa en mí como un árbol. Finge que soy un árbol y sálvame”. Y no es eso a lo que casi ha llegado, bueno, no casi, eso es lo que ha llegado a la actualidad, y lo que es ciertamente triste. Así que me alegro de que hayas sacado eso a la parte.

Versículo 26, “Si un hombre golpea el ojo de su siervo masculino o femenino, y lo destruye, lo dejará libre por el bien de su ojo. Y si noquea el diente de su sirviente masculino o femenino, lo dejará libre por el bien de su diente.” Así que volviendo al versículo 21, tendría sentido que estemos hablando de esclavos que no son hebreos, porque si mueren es casi como si no fuera un gran problema. Pero aquí abajo en 26 y 27, dice, “Si destruyes sus ojos, los dejas libre. Si noqueaste un diente, los dejaste ir libres”. Este parece ser un nivel más alto de atención que es difícil de conciliar de otra manera. ¿Es justo?

Nehemia: Sí, yo estaría de acuerdo con eso.

Jono: OK. Ahora, animales. Aquí vamos, un buey, versículo 28, “Si un buey se apodera de un hombre o una mujer hasta la muerte, entonces el buey seguramente será apedreado, y su carne no será comida; pero el dueño del buey será absuelto. Pero si el buey tendía a empujar con su cuerno en tiempos pasados, y esto ha sido conocido por su dueño, y no lo ha mantenido confinado, por lo que ha matado a un hombre o a una mujer, el buey será apedreado y su dueño será ejecutado. Si se le impone una suma de dinero, entonces pagará para redimir”, y así sucesivamente.

Keith: Bueno, quería decir algo. Es interesante. Solía trabajar con State Farm Insurance como Ajustador de Propiedad y Accidentes.

Jono: Oh, ¿sí?

Keith: Nos ocuparíamos de casas que fueron quemadas, robo, robo, problemas legales, problemas de animales, perros que muerden a las personas. Y creo que es interesante porque, en la política de sus propietarios, está la letra pequeña, y siempre fue mi trabajo encontrar la letra pequeña para no tener que pagarle. Lo que fue tan interesante, cuando leí esto como ajustador para una compañía de seguros, es muy interesante porque lo que está diciendo es, mira, ahora, si esto sucede accidentalmente, ya sabes, que el animal sale y enreja a alguien la primera vez que sucede, pero has sabido que tu perro se ha lanzado a la gente. Hay informes de su perro lanzando a la gente. Entonces no sólo pagas, sino que eres responsable de eso.

Creo que esto es increíble que esté dando estos límites alrededor de lo que está sucediendo hasta el detalle. Si sabes que tus bueyes, eres responsable. Si realmente hubo un accidente, entonces mataremos al buey. Pero leí esto como un tipo de seguros, y realmente cubrió las bases, sólo tengo que decirlo.

Jono: Realmente lo hace. Tampoco hay mucha letra pequeña aquí, ¿verdad Keith?

Keith: No, cubre claramente las bases aquí.

Jono: Sí. Iba a decir que aquí en Australia se ha hablado mucho últimamente de perros que muerden, perros que atacan, perros que matan. Es responsabilidad del dueño que si saben que su perro es peligroso, tienen que mantenerlo con correa, mantenerlos encadenados, mantenerlos encerrados, o lo que sea. De lo contrario, son responsables; van a la cárcel.

Keith: Absolutamente.

Jono: Y es muy, muy similar. ¿Nehemia?

Nehemia: Creo que el principio aquí es muy claro que usted es responsable de su propiedad. Si pensamos en el hilo común aquí entre el buey y el pozo abierto, el principio aquí es, incluso si algo sucede pasivamente, y es algo que no has hecho activamente, eres responsable de tu propiedad. La negligencia no es una excusa; vas a tener que pagar por ello si eres negligente y no tomas precauciones para prevenir cualquier tipo de daño.

Piense en cuál sería la aplicación de esto hoy. Si vives en una ciudad y tienes una piscina, y sabes que hay niños corriendo alrededor de esa piscina, ya sabes, habla aquí de un hoyo, bueno, si alguien cae y muere en esa piscina, eres responsable de eso. Es una gran responsabilidad.

Jono: Sí. Quiero decir que no hablo de los Estados Unidos o en Israel, pero es ley aquí tener una valla perimetral alrededor de su piscina, con cerraduras y puertas a prueba de niños.

Keith: Correcto.

Jono: Eso me recuerda, por supuesto, en Levítico, creo que es, el mandamiento de tener una valla o un perímetro alrededor del techo de su casa.

Nehemia: Correcto.

Jono: Muy similar a –

Nehemia: En Deuteronomio, exactamente.

Jono: Deuteronomio.

Nehemia: Sí. Y el mismo principio es que usted es responsable de ser proactivo y evitar que las personas se dañen en su propiedad de manera que usted puede predecir razonablemente que van a ser perjudicadas. Si quieres aplicar eso a todo tipo de situaciones, por ejemplo, las industrias pesadas que arrojan venenos a nuestros ríos y nuestros arroyos, en el sentido de la Torá son responsables de ser proactivos y tomar medidas para evitar que ese daño suceda. No pueden decir, “Bueno, ya sabes, no sabía que alguien iba a beber el agua del río. O comer el pescado que salió del río que envenené. Son responsables, en lo que la Torá, moralmente, en ser proactivos y evitar que el daño suceda.

Jono: Así que leyes similares se aplican cuando se trata de propiedad y robo y cosas por este sentido. Quiero saltar al capítulo 22 versículo 10. “Si un hombre entrega…”

Nehemia: ¿Verso?

Jono: Ahora, estamos en 22 versículo 1.

Nehemia: No, el versículo 1 es realmente importante. No podemos saltarnos el versículo 1.

Jono: OK. Así que.

Nehemia: Este podría ser un programa cristiano, pero no podemos…

Jono: Mi pregunta sobre el versículo 1 es, ¿por qué restaura cinco bueyes para un buey, pero sólo cuatro ovejas para una oveja?

Nehemia: Bueno, así que yo respondería a eso con “kacha”, que es sólo “porque eso es lo que dice la Torá”. Pero en realidad, en hebreo, el versículo 1 es en realidad, supongo que el versículo 2 en inglés, y eso es en realidad en lo que quería centrarme, es el versículo 2, que supongo que entonces sería a través del versículo 4 en tu inglés.

Jono: “Si un ladrón se encuentra irrumpiendo…”

Nehemia: Que es el versículo 1 en hebreo. ¿Sí?

Jono: “… y es golpeado para que muera, no habrá culpa por su derramamiento de sangre. Si el sol ha salido sobre él”, debe ser el ladrón, ¿verdad? “Si el sol ha salido sobre él habrá culpa por su derramamiento de sangre. Debe hacer una restauración completa; si no tiene nada, entonces será vendido por su robo. Esto me recuerda, y no sé si ustedes se enteraron de esto, pero me enteré. No estoy seguro de dónde estaba en los Estados Unidos, pero una madre cuyo marido había muerto muy recientemente, está en su casa, está armada, tiene un par de armas de fuego.

Está al teléfono con la policía porque hay dos hombres que quieren entrar en su casa, tratando de encontrar la manera de entrar. Ella está al teléfono diciendo, “Si entran, ¿puedo dispararles?” Y el 911 le está diciendo: “Mira, tienes que hacer lo que tienes que hacer para proteger a tu bebé”. Entraron y ella mató al primero, y el segundo, que estaba detrás de él, fue acusado de homicidio involuntario por ponerse en esa situación. Pensé que eso era absolutamente grandioso.

Nehemia: Wow. Mientras que en el Reino Unido, la gente en realidad va a la cárcel, va a la cárcel, por hacer exactamente lo que usted describió; la defensa de sus hogares. Y el principio aquí en la Torá, que creo que es un principio clave, es que la Torá está presuponiendo que en la oscuridad, no se puede resolver si este tipo es dañino o no dañino. Si hay alguna duda, tienes que defenderte. En primer lugar, tienes que defender tu propiedad. La suposición es que esta persona va a usar fuerza mortal para responder, de lo contrario, no estaría entrando en tu casa. Tienes derecho a matarlo, y no hay consecuencias por matarlo.

Ahora, mira, si puedes detenerlo, si puedes ver lo que está pasando y tienes alguna forma de detenerlo, razonablemente detenerlo, entonces deberías detenerlo y no matarlo. Pero si no estás seguro, si estás en una situación en la que tu vida podría estar en riesgo, entonces tienes que usar fuerza mortal y se te permite usar la fuerza mortal para defender tu propiedad y defender tu vida. Creo que es un principio muy importante. Es un principio que, en muchos países del mundo, ya no es el caso, y ya no se te permite defender a tu persona y propiedad usando fuerza mortal. En realidad hubo un caso en Israel, donde alguien hizo eso – defendió su propiedad – y fue declarado culpable de asesinato. En realidad aprobaron una ley después de eso, diciendo que se le permite usar la fuerza mortal para defender su propiedad, que es claramente el principio de la Torá aquí.

Jono: Por supuesto.

Keith: Wow.

Jono: Dios mío. Bueno, lo que iba a traer era sólo los versículos 10 y 11, “Si un hombre entrega a su vecino un burro, un buey, una oveja, un animal para guardar, y muere, se lastima, o es expulsado, nadie lo ve, entonces un juramento a Yehovah estará entre ambos, que no ha puesto su mano en los bienes de su vecino; y el dueño de la misma”, de los animales, de lo que sea, “aceptará eso, y no lo hará bueno.” ¿Qué te parece eso? Por lo tanto, es cuestionable, es obviamente… Keith, ¿qué opinas de eso?

Keith: Bueno, no, creo que es muy interesante cuando estamos leyendo y estas líneas vienen con respecto a tomar un juramento, o venir ante Yehovah mismo y llevar el asunto delante de El. Cuando algo así sucede, siempre me encanta ir más despacio y hacer esa pregunta. La cuestión entre ellos se resolverá mediante la toma de un juramento ante Yehovah. En otras palabras, se pone a descansar justo ahí. Así de grave es venir ante Yehovah y jurar, o hacer un juramento. Me encantaría hacer un estudio justo cada vez que se plantee ese concepto y las circunstancias por las que se ha planteado. Si pudiéramos aprender a hacer juramentos en Su nombre, habría mucha menos astucia de mano. Porque en aquellos días entendían que cuando El estaba allí, y yo hice un juramento ante El, entonces eso era un asunto de vida o muerte.

Jono: Sí.

Keith: No era algo que sólo era, levantar la mano derecha y jurar que usted no mentirá en la corte la ley.

Jono: Sí, así que es algo serio.

Keith: Sí.

Jono: Y dice, “él lo aceptará.”

Keith: Sí, “él lo aceptará.” En otras palabras, eso vino antes que yo…

Nehemia: Así-

Keith: Eso es todo. Adelante

Jono: ¿Nehemia?

Nehemia: Entonces, esto es, y probablemente no podemos pasar demasiado tiempo aquí, pero sólo quiero señalar muy rápidamente que los versículos 7 al 15 en el sistema de numeración de versos en inglés; es 6 al 14 en el hebreo. Esto se ha visto tradicionalmente como hablar sobre 4 tipos diferentes de lo que llaman vigilantes.

Está el vigilante no remunerado, y los rabinos dicen específicamente que son los versículos 7 al 9. Y está el vigilante pagado, que dicen son los versículos 10 al 13. La diferencia es que al vigilante no remunerado, dices, “Oye, ¿puedes cuidar a mi perro por mí?” “Claro, no hay problema.” Ese es el vigilante no remunerado, los versículos 7 al 9. Los versículos 10 al 13 es el vigilante pagado, según el entendimiento rabínico, y ahí es donde dices, “Oye, ¿puedes cuidar a mi perro? Aquí tienes $10 por tu problema.” La idea es que el vigilante pagado tiene un nivel de responsabilidad más alto que el vigilante no remunerado.

Sin entrar en demasiados detalles, la razón por la que hacen esa distinción es específicamente que el versículo 12 parece estar hablando de un escenario diferente al versículo 8. El versículo 12, y 11 en hebreo, dice: “Y si seguramente le roban, pagará al dueño.” Pero el versículo 8 dice, así que es el versículo 7 del hebreo que es el versículo 8 en inglés, “Si el ladrón no es encontrado, el dueño se acercará a Dios”, o a los jueces dependiendo de cómo lo traduzcas, “que no envió su mano contra la propiedad de su prójimo”. Y eso es todo lo que tiene que hacer. Tiene que hacer un juramento y está libre de ello.

La suposición es que alguien lo robó. No sabemos quién lo robó, no podemos probar quién lo robó, y jura que no lo robó, y está libre de culpa. Eso es en el versículo 8 en inglés, pero el versículo 12 en inglés dice que tiene que pagar si alguien lo robó. Así que parece haber en el versículo 12 un nivel más alto de responsabilidad, y la explicación que ha dado históricamente, por los rabinos al menos, es que en el versículo 12 estamos tratando con alguien a quien se le ha pagado para verlo, mientras que en el versículo 8 sólo está haciendo un favor.

¿Esa es realmente la explicación de por qué hay una diferencia? No estoy tan seguro, hay otras formas de explicarlo. Como dije, no voy a entrar en demasiados detalles, pero una forma posible de explicar lo tiene que ver con si saben con certeza que fue robado, o eso es sólo conjetura porque en el versículo 10 en inglés, habla de, “o si el animal fue capturado sin que nadie viera”. Así que, si este animal es robado por los asaltantes, y no sabemos que es realmente robado, pero creemos que ha sido robado por los asaltantes, entonces eso es diferente de si realmente vimos a alguien robándolo y no lo detuvimos o no pudimos detenerlo.

Así que puede haber diferentes cosas pasando aquí. La explicación rabínica, como dije, es el pagado contra el vigilante no remunerado. Y luego, al principio del versículo 14, está muy claro en el versículo, está el “prestador”. Por lo tanto, hay una diferencia entre el vigilante – es su trabajo para vigilar el animal para usted – en comparación con la persona que dijo, “Oye, ¿puedo tomar prestado tu buey?” O, “¿Me prestas tu perro?”

Luego, el final del versículo 14, la segunda mitad, que en inglés es la segunda mitad del versículo 15, es el arrendatario. Por lo tanto, tenemos al vigilante, pagado o no pagado posiblemente, no claro. Pero entonces claramente tenemos, en los versículos 13 a 14, al prestatario y al arrendatario. Y hay una ley diferente, un estándar diferente para el prestatario y el arrendatario contra el vigilante, ya sea que esté pagado o sin pagar.

Así que esas son algunas cosas… en realidad hay una sección entera en el Talmud, en la Gemará, que se ocupa de esto, que tuve que estudiar cuando era un niño. Bava Metzia, que sigue y sigue y sigue, con gran detalle, sobre el vigilante pagado y el vigilante no remunerado, y el prestatario y el inquilino, y todos estos escenarios diferentes. Podrías literalmente pasar años estudiando sólo este tema, pero como nos estamos quedando sin tiempo, no lo haremos.

Jono: Es mejor que no gastemos años, no.

Keith: Sí, así es.

Nehemia: Muy bien.

Keith: Y eso fue una Perla de la Torá, damas y caballeros.

Jono: ¡Era una Perla de la Torá! Versículo 16, “Si un hombre seduce a una virgen que no está prometida, y miente con ella, seguramente pagará el precio de la novia para que sea su esposa. Si su padre se niega por completo a dársela, pagará el dinero de acuerdo con el precio de la novia de las vírgenes.” Ahora, ese es un tema, y eso es interesante, y es seguido por lo que parece ser un verso totalmente no relacionado que sale de la nada, versículo 18, “No permitirás que viva una hechicera”.

Keith: Es interesante… cuando estaba leyendo esto de nuevo, es gracioso porque sólo tengo esta práctica donde voy a leer a través de la Torá, a veces durante períodos cortos de tiempo y a veces durante períodos más largos de tiempo. Y a la luz de lo que estamos haciendo ahora mismo con este programa, es tan interesante para mí. Como dijiste, Jono, “y el siguiente versículo parece no tener relación”. Pero cuando lo estás leyendo, es casi como si ahora, y podemos hablar un poco sobre el contexto de estos mandamientos, estos juicios, estas ordenanzas que se dan, es como el momento de cuando todas estas ordenanzas se dan en esta sección, en comparación con lo que vemos más tarde, creo que es realmente interesante.

Porque, en los Diez Mandamientos, no lo harás, no lo harás, no lo harás. ¿Cuál es la conexión entre ellos? Estas son las cosas importantes que te estoy diciendo en este momento. Y luego aquí, es como si a Moisés le estuvieran dando estas cosas, “Ahora, escucha, mientras estás a punto de subir a la montaña, y vamos a hablar de esto en un segundo, muy rápido, hazles saber, no lo harás, no lo harás. Ahora, en lo que se refiere a esto, esto sucederá, y esto sucederá”. Y no hay necesariamente una conexión automática entre los dos. Pero estas son cosas que se están traen en el contexto ahora versus lo que se va a traer un poco más tarde. Cuando lo leo, lo leo con un nivel de urgencia diferente.

No es que estos no sean órdenes importantes, pero el momento de estos mandamientos -es como las diez palabras- ¿por qué se dieron esas diez palabras, esos diez mandamientos allí? Y entonces, ¿cuáles son estos comandos conectados a esos? ¿Y cuáles son los comandos que vienen más tarde conectados? Y, ¿qué es toda la Torá, y cómo está eso conectado a todo esto? Así que sé que hablaremos más de esto, pero es sólo leerlo en contexto es un viaje interesante.

Jono: De hecho. ¿Nehemia?

Nehemías: Así que, a menudo cuando tienes una serie de mandamientos como este, y hay algunas secciones como esa en la Torá, muy a menudo están conectadas por un principio de asociación, pero a veces ese principio es obvio para nosotros y a veces no lo es. Para ser honesto, ¿por qué una bruja viene tras un hombre que cuál es la forma dulce de decirlo?

Jono: Se aprovecha de una chica joven.

Nehemia: Que se aprovecha de una niña, y luego se ve obligado a casarse con ella. Entonces, el principio no es del todo claro para mí, en lo que tiene que ver con una bruja. Y puede haber algo completamente asociado, no necesariamente relacionado con el contenido real.

Un ejemplo de eso que me encanta, y tal vez hemos traído esto antes, no recuerdo, es en Deuteronomio 23, donde dice “No debes traer el precio de una prostituta, o el alquiler de una prostituta, o el precio de un perro a la casa de Yehovah tu Dios para cualquier voto. Lo que solían hacer en el mundo pagano es ir a los prostitutos masculinos y a las prostitutas femeninas, y pagarían ese dinero al templo, y esa era su manera de justificar la prostitución. La Torá está diciendo, no debes hacer eso, no debes traer el alquiler de una prostituta o el precio de un perro. Y “perro”, en el antiguo mundo hebreo, a menudo se refería a un prostituto. Así que no está destinado a ser tomado literalmente. Esto no se refiere a Georgia.

Entonces el siguiente verso, dice, “no debes prestar a tu hermano por interés.” El interés del dinero, o literalmente, la plata, o el interés de la comida, o el interés de cualquier asunto que usted preste sobre los intereses, que en realidad está relacionado con nuestro pasaje, que menciona no prestar en interés a los pobres.

Ahora, ¿cómo se relacionan los préstamos en intereses con la contratación de una prostituta y el precio de un perro? Bueno, la palabra hebrea para interés es “neshech”, que significa morder, literalmente “morder interés”. Así que esto no está hablando, ya sabes, y esto es discutible, pero presumiblemente, esto no está hablando de si alguien en la clase media toma una hipoteca de 30 años para pagar su casa. De lo que esto está hablando es de alguien que es desesperadamente pobre y necesita dinero, y obtienes una tarjeta de crédito en ellos y les cobras intereses…

Keith: 23%.

Nehemia: … que es explotador.

Keith: No. Eso es lo que está pasando ahora.

Nehemia: Eso es neshech, eso es morder el interés. Y por lo tanto, la conexión aquí es totalmente asociativa entre la palabra neshech, morder el interés, y la palabra “kelev”, literalmente “perro”, pero en este contexto, se refiere a un prostituto. En cuanto al contenido, realmente no tienen nada que ver el uno con el otro, pero si fueras un israelita esa sería tu manera de recordarlo. “Oh, hablamos del perro, el prostituto, ahora estamos hablando del interés mordido porque los perros muerden.” Por lo tanto, está el principio de asociación – ¿cuál es la asociación entre el hombre que se aprovecha de la mujer y la…

Jono: Hechicera.

Nehemia: … y, ya sabes, la bruja? No sé, podríamos encontrar teorías, pero no lo sé con seguridad. Es muy posible que la asociación sea tal vez que las hechiceras tendían a ser vírgenes, y así en la mente de alguien luego se conectaba. No lo sé, es posible.

Jono: Posiblemente, otro fuera del campo izquierdo en el versículo 19, “Quien se acueste con un animal seguramente será ejecutado. El que se sacrifica a cualquier dios, excepto a Yehovah solamente, será completamente destruido.” Es interesante que leamos “poner a la muerte”, “apedreado”, y así sucesivamente, pero aquí tengo, “completamente destruido”.

Nehemia: Correcto. Y la palabra ahí “herem” en hebreo, y “herem” no sólo significa que ha muerto; significa que es ejecutado y toda su propiedad es quemada y destruida.

Jono: Wow.

Keith: Correcto.

Nehemia: Así que no sólo es ejecutado, su memoria es borrada de la faz de la tierra, esencialmente.

Keith: Sí, retirado de nuestro medio. Sí, sí.

Jono: Ahí está. Aquí hay una cosa que aparece más tarde en la porción de la Torá: “No maltratarás a un extraño ni lo oprimirás, porque fuisteis extraños en la tierra de Egipto. No afligirás a ninguna viuda o hijo sin padre. Si los afliges de alguna manera, y me lloran, seguramente escucharé su clamor; y Mi ira se calentará, y te mataré con la espada; sus esposas serán viudas, y sus hijos sin padre. Eso es bastante pesado, ¿no?

Nehemia: Sí. Ese es en realidad un principio clave en la Torá, que llamamos en hebreo “midda k’negged midda”, que literalmente significa” “medida a medida”. Es el principio de la justicia recíproca, que Dios te castigará de la manera en que has pecado, o de una manera que esté relacionada con la forma en que has pecado. Y aquí, has oprimido a los pobres, a las viudas y a los huérfanos, a los que no tienen a alguien que los cuide. Tus hijos también terminarán siendo así. Ese es el gesto recíproco.

Jono: ¿Keith?

Keith: Sólo quería decir que otra de estas cosas que salta de la página es sólo esta idea donde Él dice, “Si lo haces, y me lloran, voy a escuchar su grito.” Y de nuevo, este gran, enorme, increíble y magnífico Creador del Universo que escucha el grito de los oprimidos, que escucha el grito de las viudas. Una vez más, el nivel de responsabilidad en eso es alucinante para mí.

Jono: Sí.

Keith: Sabes, aquí está esta “persona” que, dirá, “Podemos oprimirlos, no tenemos que preocuparnos por ellos. No son importantes”. Sin embargo, él dice, “Ese es el grito que voy a escuchar.” Así que el nivel de responsabilidad es bastante serio.

Jono: No es “Podría oír”, dice, “Voy a escuchar y voy a actuar.” Estabas diciendo 23%, hombre, oh, hombre. “Si prestas dinero a cualquiera de Mi pueblo que es pobre entre vosotros, no serás como un prestamista para él; no le cobrará intereses. Si alguna vez tomas la prenda de tu vecino como una promesa”, y esto es algo similar a lo que acabamos de leer, “se la devolverás antes de que el sol se ponga. Porque esa es su única cubierta, es su prenda para su piel. ¿En qué dormirá?” Me parece interesante que haya una pregunta allí, “¿En qué dormirá?” Está razonando, al parecer, con nosotros.

Keith: Sí.

Jono: Dice, “Y será que cuando me llore, oiré, porque soy amable.”

Keith: Amén.

Nehemia: Entonces, este es uno de los pasajes más interesantes para mí en la Torá, y eso es porque los arqueólogos realmente descubrieron esta inscripción. Está en exhibición en el Museo de Israel. Lo descubrieron en la costa de Israel en un lugar llamado Mesad Hashavyahu. En realidad es una carta, escrita, garabateada en una pieza de cerámica por un trabajador de campo. El trabajador de campo está escribiendo al juez, al magistrado, y está diciendo que le debía dinero a alguien y el tipo apareció y tomó su ropa. Y él dice, “Por favor, devuélveme mi prenda, no tengo nada más. No tengo nada con lo que dormir”. Lo que es tan interesante es, se puede decir por la forma en que escribe que obviamente es, ya sabes, lo comparas con, como, cartas escritas por reyes y sus escribas, que tienen un estilo muy formal. Y este tipo está divagando; no está entrenado como escritor, no está entrenado como alguien que habla y escribe un alto nivel de hebreo. Está escribiendo desde su corazón. Lo interesante es que está alfabetizado, puede escribir, pero ni siquiera tiene un pedazo de pergamino. Todo lo que tiene es un trozo de cerámica sobre el que está escribiendo su carta, y en realidad es alguien que es un ejemplo vivo de este pasaje, cuya ropa fue quitada porque debía dinero. Y él está diciendo, “Por favor, devuélvemelo. No tengo nada más. No hice nada malo. Necesito mi ropa de vuelta. Es verdad que le debo el dinero al tipo, pero no puedo pagarlo ahora”.

Jono: Y así, dice que si está en una circunstancia difícil que no puede pagar, no lo empeore quitándoles sus necesidades, ¿verdad?

Nehemia: Correcto. Exactamente. Y sabes, ¿qué sería la aplicación de esto hoy? Para mí, es obvio, tal vez no es obvio para los demás, pero aquí lo que está hablando es, hoy en día la mayoría de la gente en el mundo occidental al menos, no se limitan a una prenda, pero la mayoría de la gente que conozco sólo tiene una casa. Si te deben dinero y no pueden pagar, y vienes y te llevas su casa, y los pones en la calle, ¿en qué se acuestan?

Jono: ¿En qué dormirá?

Nehemia: ¿En qué dormirá?

Jono: Sí.

Nehemia: Creo que esa es la aplicación. Que tiene que haber algo de misericordia, porque Dios es misericordioso. Y si no tienes piedad, Dios se encargará de ello.

Jono: Amén.

Keith: Oh, muchacho.

Jono: Sí.

Jono: “No injuriarais a Dios, ni maldeciréis a un gobernante de tu pueblo.” Ahora, están un poco relacionados, ¿no? “Injuriar a Dios.” ¿Qué significa eso para ti, Keith?

Keith: Bueno, en realidad, tuve que ir a la segunda parte. Sólo tengo que ser honesto, damas y caballeros, he sido uno que ha maldito gobernantes del pasado, y los he llamado por nombres. Y leí este versículo y digo, de acuerdo, así que haría la pregunta a Jono y a Nehemia, en nuestro contexto actual, ¿incluye un gobernante a los que pusimos en el cargo?

Jono: Esa es una muy buena pregunta, ¿no es así, porque…

Keith: No, quiero hacer la pregunta. Y quiero preguntarle a Nehemia y quiero preguntarle a Jono, ¿incluiría esto a los que pusimos en el cargo? Eso es todo lo que pido.

Jono: Entonces, hay dos pensamientos sobre esto. ¿Estamos hablando de los que Yehovah ha puesto a cargo en Israel? ¿Debemos entender que, los que están fuera de Israel, también son responsables de su autoridad?

Nehemia: Bueno, mira, quiero decir…

Jono: ¿Nehemia?

Nehemia: En el mundo antiguo, ellos, por regla general, realmente no elegían a sus líderes, a menudo se les imponían, y está diciendo que no maldigan a esos líderes. Así que, creo que un líder que usted, a través de su sistema de democracia, ha puesto en un lugar sobre usted, creo que ciertamente no debería estar maldiciendo a esa persona. Ahora, debo señalar que la primera mitad del versículo 27 se interpreta en fuentes judías generalmente como, “no maldeciréis a los jueces, y el príncipe entre tu pueblo no maldecirás también.” Así, por ejemplo, la Biblia de Schocken, que es una traducción judía, también se traduce como: “Dios no tendrás que maldecir”. Pero algunos de los comentaristas de la Biblia judía interpretan que esto se refiere no literalmente a Dios, porque obviamente no se supone que maldiga a Dios.

Jono: Vamos, esto no hay que analizarlo mucho, ¿verdad?

Nehemia: Hay otros pasajes que tratan de eso, que dicen lo que pasa cuando lo haces. En Levítico 24, por ejemplo. Entonces, el entendimiento aquí es, posiblemente, que esto significa no maldecir a los jueces. Pero no sé si eso lo cambia fundamentalmente, porque la segunda mitad está claramente hablando de no maldecir a sus líderes.

Y yo diría, sí, a menos que vivas en una sociedad opresiva donde tus líderes pongan tu vida en peligro, si simplemente tienes malos líderes, bueno, en realidad tienes un sistema para sacarlos del cargo. Pero no deberías maldecirlos, de cualquier manera. Deberías tener respeto por tus líderes.

Keith: Damas y caballeros, me gustaría bajar la velocidad aquí porque suena como que Nehemia Gordon en Israel está diciendo, para los que estamos aquí en los Estados Unidos, y soy culpable de esto hasta algunos de los líderes anteriores que hemos tenido, que me apresuraría sobre este verso. Miraba la primera mitad y decía: “No injurien a Dios”, y luego olvidaría la segunda mitad. Me gustaría confesar que en el pasado he sido uno que ciertamente estaría al borde de romper este mandamiento, y creo que por la situación actual en la que estamos, tal vez deberíamos reconsiderar cómo hablamos de nuestros líderes.

Jono: Cómo hablamos de… y permítanme presionar sobre este tema sin embargo. ¿Le estamos diciendo a la gente en Irán y a la gente en Siria que no debería no…?

Nehemia: No. Esos son ejemplos en los que los líderes están matando a su propio pueblo, y no creo que la Torá nos esté diciendo que colaboremos y cooperemos con eso. Podríamos ver el ejemplo de las parteras en Egipto que no cooperaron con Faraón. Les dio una orden y no cooperaron. Incluso Moisés se resistió a ese sistema de persecución, matando al egipcio que estaba golpeando al esclavo hebreo. Y creo que eso fue lo correcto.

Creo que la aplicación aquí es si usted tiene un líder que es tal vez sólo un mal líder, tal vez él simplemente no tiene mucha experiencia, él no tiene mucha experiencia legislativa o la experiencia gobernando, y no estoy hablando de nadie específicamente, gobernando sobre, por ejemplo, los Estados Unidos. No creo que una persona así deba ser maldecida. Creo que tienes que ser respetuoso con esa persona a pesar de que es un aficionado que dirige el país más poderoso del mundo. Así que ahí, dije eso.

Keith: Bueno, independientemente del nivel de experiencia, Nehemia está diciendo que ustedes necesitan dejar de maldecir a Barack Obama.

Nehemia: Necesitas tener respeto por el tipo.

Jono: De acuerdo. Bien. “No se detendrá para ofrecer el primero de sus productos maduros y sus jugos. El primogénito de tus hijos me darás. Será con su madre siete días; en el octavo día me lo darás. Creo que he preguntado esto antes, Nehemia, pero “No retrasarás al primogénito de tus hijos”. ¿Cómo lo hacemos hoy otra vez?

Nehemia: Explica en una serie de pasajes que, en realidad, tienes que redimir a tus hijos, y la forma en que los redimes, creo que está en Levítico 27, si no me equivoco, le das 5 shekels de plata al sacerdote. Y así, ¿qué va a pasar…

Jono: ¿Así que encontramos un Kohen en cualquier lugar y le damos 5 shekels?

Nehemia: Usted encuentra un Kohen y no se demora. Le das los 5 shekels, y ese no es el shekel israelí moderno. Eso es un peso de plata, porque 5 shekels como ese son $1.50 o algo así. Cinco shekels de plata, y puedes buscar lo que es, el equivalente moderno exacto de eso.

Jono: Está bien y estamos hablando del primogénito, ¿verdad? Este es el objeto que es…

Nehemia: Sí.

Jono: De acuerdo.

Nehemia: Absolutamente.

Jono: Déjame preguntarte, porque esto se aplica a mí, no creo que mis padres hicieron eso. ¿Puedo redimirme con 5 shekels de plata? ¿Dárselo a un Kohen?

Nehemia: Creo que puedes. ¿Por qué no? Sí, claro.

Jono: Mejor no me dejo.

Keith: Me gustaría ofrecerme como Kohen actual, no oficialmente como pastor. Puedes enviarme eso, Keith Johnson, 1-2… Sólo bromeaba.

Jono: Ese sería Keith Ben Yochanan.

Keith: En realidad traigo esto por una razón. La razón por la que quería decir esto, y sé que vamos a hablar de esto cuando lleguemos a Levítico, pero creo que es interesante que tengamos diferentes grupos de personas que luego entrarán en este papel y dirán, “Bueno, ahora, represento a los que le darías la plata”. Supongo que lo detendré hasta que hablemos de ello más tarde, porque creo que es muy importante.

Jono: De acuerdo. Tomaré una nota mental. Quiero entrar en eso cuando tengamos la oportunidad en la Torá. Versículo 31, “Y seréis hombres santos para Mí: no comeréis carne desgarrada por bestias en el campo; usted lo tirará a los perros. Nehemia, ¿no dice en otro lugar de la Torá que puedes dárselo al gentil Jimmy en el camino? ¿Que no puedes comerlo?

Nehemia: Eso está en Deuteronomio, y vamos a esperar hablar de eso hasta llegar a Deuteronomio.

Jono: De acuerdo.

Nehemia: Hay dos capítulos más y ya estamos extras.

Jono: Estoy conectado ahora, esto sólo va a ser un maratón. “Justicia para todos”, es el subtítulo de mi capítulo 23 de New King James. “Usted no distribuirá un informe falso. No pongas tu mano con los malvados para ser un testigo injusto. No seguirás a la multitud para hacer el mal, ni testificarás en una disputa para apartarte después de muchos para pervertir la justicia”.

Nehemia: ¿Puedo conseguir un Amén? ¡Vaya!

Jono: “No mostrarás parcialidad a un pobre hombre en su disputa.” Amén. Por supuesto.

Nehemia: Sí, creo que esos son dos versos muy importantes. ¿Podemos hablar de ellos muy rápido?

Jono: Sí, podemos.

Nehemia: El versículo 1 es casi palabra por palabra idéntica al Tercer Mandamiento, por lo que dice: “No tomarás el nombre de Yehovah tu Dios en vano.” Y es decir, “lo tisa shem Yehovah Eloheha lashav”, así que tenemos “shem” y “shav”, nombre, vanidoso. Y luego aquí tenemos “lo tisa shema shav”, casi la misma frase, “No te levantarás”, literalmente, “no tomarás”, literalmente, “un vano rumor”. Obviamente, esto significa que no hables de rumores falsos. Si tomas eso en consideración y luego miras el tercer mandamiento, entonces te das cuenta de que esta es una figura del habla, un modismo, eso significa que no hablarás el nombre de Yehovah falsamente.

Así es como fue interpretado en el judaísmo antiguo y el cristianismo antiguo, todas las fuentes antiguas del griego, eso es lo que significa, no tomar el nombre de Yehovah falsamente, es decir, en un falso voto. Aquí se trata de no hablar de un rumor falso. Pero literalmente, dice “un vano rumor”, porque hablar de vanidad, para levantar la vanidad, en hebreo antiguo, significa hablar falsedad. No es una coincidencia que esto tenga casi la misma redacción que ese Tercer Mandamiento. Claramente hay un juego de palabras aquí, una intención de aludir a ese mandamiento.

Jono: Brillante.

Nehemia: Incluso el hecho de que tenemos la palabra para rumor aquí, “shema”, que suena muy parecido a “shem”, que significa, “nombre”. Definitivamente no es una coincidencia aquí; está aludiendo a ese mandamiento acerca de hablar la falsedad. No hables rumores falsos, y no hables falsamente en nombre de tu Creador.

Jono: Conexión atractiva. Keith, ama a tus enemigos como a ti mismo, lo he leído en alguna parte, ¿no?

Keith: ¿Eso es lo que dice?

Jono: Creo que eso es lo que dijo. Pensé que era una especie de concepto del Nuevo Testamento, pero aquí dice: “Si te encuentras con el buey de tu enemigo o su burro desviado, seguramente se lo traerás de nuevo. Si ves al burro de alguien que te odia, mintiendo, bajo su carga y no te abstendrás de ayudarlo, seguramente lo ayudarás con ella”. ¿Qué opinas de eso?

Keith: Sí. Bueno, creo que está bastante claro. Creo que llegaremos a este verso radical una vez que lleguemos a Levítico. Hay una idea sobre el respeto por tu prójimo y la propiedad de tu prójimo. Y eso tiene que ser algo que sea, ya sabes, quiero decir, de nuevo, hay algunas declaraciones específicas que se hacen en la Torá, pero cuando la estás leyendo, casi piensas: “¿Realmente tengo que cuidar…?” Tengo un vecino, chicos, no me importa decírselo. Trato de ser amable con mi vecino, pero no es bueno para mí. Pero él tiene un perro que a veces vaga, y ha habido veces que he querido llamar a la policía de perros para venir a buscar al perro. Y el perro terminó en mi casa.

Jono: ¡Oh!

Keith: Vino a mi garaje, por el amor de Dios.

Jono: ɨOh, wow!

Keith: Y así, cuando leo algo como esto, estoy como, así que supongo que probablemente no debería disparar al perro con mi pistola BB, ¿es eso…?

Nehemia: ¿Qué? ¿Estás bromeando?

Keith: No, lo he intentado.

Nehemia: Ahora, aquí tengo que señalar uno de los principios de este mandamiento. Creo que hay dos principios en estos mandamientos que acabamos de leer sobre tu enemigo, el que te odia. Una es, se amable con la gente a la que amas y que son tus amigos. También tienes que ser amable y generoso con la gente que te odia y son tus enemigos.

Además, tenemos un principio de crueldad hacia los animales. Si ves el sufrimiento del animal, y no importa que odies a ese tipo, todavía tienes que ayudarlo, incluso si no es tu amigo. Hay misericordia aquí al animal, en hebreo, lo llamamos “tza’ar ba’alei chayim”, que significa el sufrimiento de un animal. La Torá nos está enseñando aquí a tener eso en cuenta y a no ser crueles con los animales.

También quiero señalar algo en el versículo 2, que habla de no ir tras la mayoría para hacer el mal. De acuerdo, eso tiene mucho sentido. Luego dice, “no testifiques en una cuestión de lucha para inclinarse después de la mayoría para pervertir la justicia”. Lo que eso significa es que no testifiques que cierta persona es culpable sólo porque todos los demás dicen que es culpable. Y lo contrario también es cierto. No testifiques que ese tipo es inocente sólo porque todos los demás dicen que es inocente. Debes testificar de la verdad incluso si eres el único que habla la verdad.

Mira, esto se habla en un contexto judicial como testigo, pero creo que esto se aplica también como un testigo en tu vida. Que debes testificar de la verdad incluso si no es popular, incluso si todos los demás están diciendo todo lo contrario. Si sabes que es la verdad, si crees que es la verdad, debes testificar de esa verdad.

Keith: Amén.

Nehemia: ¿Puedo conseguir un Amén?

Jono: Amén.

Keith: Amén.

Nehemia: ¡Whoo!

Jono: Amén. Absolutamente. Y también…

Nehemia: Ahora, sólo si usted está de acuerdo entonces dame un Amén. No lo digas sólo porque Keith y Jono lo dijeron.

Keith: Amén.

Jono: Versículo 4 y 5, también es una oportunidad para que usted pueda poner un poco de brillo y ver si se puede poner fin a la razón por la que ustedes no están en marcha. Sabes que tienes un enemigo o alguien que te odia, aquí hay una oportunidad de hacer algo por él y tal vez ustedes puedan al menos, no sé, estrechar la mano después y bueno venir bien.

Se repite en el punto que acabas de hacer, Nehemia, en los versículos 6 y 7 y 8. Y de nuevo, vemos la repetición de este versículo en el versículo 9, “Tampoco oprimiréis a un extraño, porque conoces el corazón de un extraño, porque eran extraños en la tierra de Egipto.”

Keith: Amén.

Jono: Correcto. Aquí estamos hablando del día de reposo. Este es el año Shmita, ¿no? “Seis años sembraréis la tierra y recogeréis sus productos, pero el séptimo año la dejarás descansar y sin cultivar, para que los pobres de tu pueblo coman; y lo que dejan, las bestias del campo pueden comer. De la misma manera que harás con tu viña y tu olivar. Seis días harán su trabajo, y en el séptimo día descansarán, para que su buey y su burro descansen, y el hijo de su sirvienta y el extraño puedan ser renovados. Y en todo lo que te he dicho, sé circunspecto y no menciones el nombre de otros dioses, ni que se escuche de tu boca.” Ahora, eso es siempre uno de los que la gente pregunta, porque vemos los ejemplos de profetas, por ejemplo, usando los nombres de otros dioses. ¿Qué significa “no mencionar los nombres de otros dioses, ni dejar que escuche de tus labios”?

Nehemia: “al-picha”, en la boca, literalmente.

Jono: ¿En tu boca?

Nehemia: Sí. No sé si esto está destinado necesariamente a ser tomado completamente literalmente. Creo que en el antiguo Israel, para que un nombre de otro dios sea escuchado en tu boca, que se mencione, pretendía estar orando a ese dios, estar llamando su nombre, estar proclamando su nombre. Y si quieres tomarlo literalmente, y no decir los nombres de otros dioses, incluso cuando los reprendemos, vemos que los profetas hicieron eso. Pero si quieres hacerlo de esa manera, noquéate (hazlo como quieras).

Lo que creo que es significativo es, y hay tantas perlas en esta sección, pero llegaremos a ellas cuando se repitan estos mandamientos, supongo. Pero éste sólo tengo que señalar que hay gente que es casi como si tomaran este versículo y dijeran: “El nombre del único Dios verdadero, el Dios de Israel, no lo mencionarás, y no se escuchará en tu boca”. Así es como se comportan como si se nos prohibiera decir el nombre del único Dios verdadero. Y de hecho, no dice eso. Lo que en realidad dice es que no hables falsamente en su nombre. “No tomes su nombre en vano”, es decir, hablar falsamente. Lo que tenemos prohibido hablar son los nombres de los otros dioses.

Jono: Los otros dioses. Amén.

Nehemia: Y mencionar sus nombres y decir sus nombres, para proclamar su nombre. Su nombre, se supone que debemos proclamar. Su nombre debemos orar y rezar. Se supone que debemos invocar Su nombre, que es lo que se supone que no debemos hacer a esas deidades paganas.

Keith: Amén.

Jono: Amén.

Keith: Amén.

Jono: “Tres Fiestas Anuales”, aquí están. ” Tres veces me llevarás una fiesta en el año: Guardarás la fiesta del pan sin levadura”, hay una. Continúa diciendo, la fiesta de la cosecha, de los primeros frutos, y la fiesta de la recolección. “Tres veces en el año todos tus machos aparecerán ante Yehovah”, oh, espera, ahora, ¿qué dice esto? Tengo “Ante el Señor tu DIOS”, en mayúsculas. ¿Qué significa cuando hace eso, Keith?

Keith: Bueno, quiero decir, ¿podemos hacer esto? ¿Es justo decir que cuando lees estas tres fiestas, antes de que lleguemos a eso, que se nombran un poco diferente?

Nehemia: Sí, oh, sí. Cada uno tiene varios nombres.

Keith: Entonces, si yo fuera a leer en Levítico 23 y Éxodo 23… así que si te dijera, Nehemia, “tienes que venir a celebrar la Fiesta de la Cosecha con los primeros frutos”, ¿qué entenderías que eso significa?

Nehemia: Ese es Shavuot, la fiesta de las semanas.

Keith: Pero es interesante, sin embargo, cuando lo dice aquí, “Celebra la fiesta de la cosecha con los primeros frutos de los cultivos”, antes dice “Celebrar la fiesta del pan sin levadura”, y luego el otro que dice es –

Jono: Fiesta de la reunión.

Keith: La fiesta de la reunión.

Nehemia: Chag HaAsif.

Keith: Lo interesante es cuando hablamos de estos términos de ida y vuelta, y recuerdo la primera vez que tuvimos esta conversación. Bien, bueno, tenemos a Pessach, tenemos Pascua, esta es la fiesta, pero luego hablamos, no, no, esa es la fiesta del pan sin levadura, bueno, tenemos a Shavuot, o A Pentecostés, no, no a la fiesta de la cosecha. Y cuando lo leí en esta sección, lo llevó a un nivel diferente de comprensión. Estas tres fiestas, las tres de estas fiestas – ¿cuál es el punto en común de estas tres fiestas? ¿Qué es común en ellos?

Nehemia : Estas son las fiestas de peregrinación.

Jono : Son fiestas de peregrinación; tienes que ir allí.

Keith: Sí, tienes que ir allí. Bueno, podemos hablar más sobre esto cuando vamos un poco más lejos. Porque sé que probablemente estamos…

Nehemia: Sí, y una cosa que vale la pena señalar es que esta sección de Éxodo 23 que estamos leyendo ahora se repite casi textualmente, casi palabra por palabra, en Éxodo 34. Por lo tanto, sugiero que cuando lleguemos a Éxodo 34 nos tomemos un poco más de tiempo.

Keith: Ahí vamos.

Nehemia: Y morad en este pasaje.

Jono: Ahí está. Bien. Entonces, por cierto, en el versículo 17, ¿es eso “Adonai Yehovah”?

Nehemia: Dice “HaAdon Yehovah”, que es muy inusual, pero dice que a veces. En otras palabras, no es “Adonai”, es “HaAdon”. Adonai significa literalmente “mi gran Señor”, y “HaAdon” es sólo “el Señor”.

Jono: “El Señor”, interesante.

Nehemia: El Señor Yehovah.

Jono: OK. “No ofrecerás la sangre de los sacrificios con pan sin levadura; ni la grasa del sacrificio permanecerá hasta la mañana. El primero de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Yehovah tu Elohim.” Nehemia, “No hiervas una cabra en la leche de su madre.” Oh, ¿cómo nos entendemos, posiblemente, lo que significa? ¿Qué te parece?

Nehemia: Yo digo que hablemos de eso cuando lleguemos a Éxodo 34.

Jono: Muy bien.

Nehemia: O incluso mejor Deuteronomio 14.

Jono: Ahí está.

Keith: Excelente, sí.

Jono: “He aquí, envío un ángel delante de ti y te mantengo en el camino, para traerte”, ahora, ángel, ¿qué pasa con el mensajero? Bien, “y para traerte al lugar que he preparado. Cuidado con él y obedece su voz; no lo provoquen, porque no perdonará sus transgresiones; porque mi nombre está en él. Keith, vamos.

Keith: Creo que, de nuevo, esta es una situación que, cuando estás leyendo esto, hace algo realmente genial. Dice, “Presta atención a él, escucha lo que dice. No te rebeles contra él; no perdonará su rebelión, ya que Mi Nombre está en él. Si escuchas atentamente lo que dice y haces todo lo que digo”.

Así que ahora, detengamos un segundo, en el versículo 22. Nehemia, y estás leyendo en tu Biblia Hebrea, y estás leyendo, ¿ves también este cambio que tiene lugar, es algo diferente?

Nehemia: No. Es claramente que él está diciendo mi palabra, así que tienes que hacer todo lo que te digo.

Keith: ¿Quién lo dice?

Jono: Yehovah.

Nehemia: Yehovah lo está diciendo a través de su ángel.

Keith: Amén.

Nehemia: Su mensajero.

Keith: Amén.

Nehemia: Y para decir lo obvio, ciertamente desde la perspectiva judía, porque he escuchado otras interpretaciones de algunos de mis amigos cristianos. Pero obviamente, en el entendimiento judío, y en el contexto creo, sin duda, del propio Tanach, este ángel al que se refiere, este mensajero, es la nube que aparecería ante ellos y la seguirían, irían tras ella.

Lo que está diciendo es que cuando esa nube se mueva, será mejor que sigas la nube. Cuando la nube se detiene, es mejor que se detenga donde se detiene la nube. Y ese es este ángel, este mensajero del que está hablando, ciertamente en este contexto.

Jono: Claro. “Pero si realmente obedeces su voz y haces todo lo que yo hablo, entonces seré un enemigo de tus enemigos y un adversario para tus adversarios. Porque Mi ángel irá delante de ti y os traerá a los amorreos y a los hititas y a los perizzitas y a los cananeos y a los hivitas y a los jebusitas; y los cortaré. No se inclinarán ante sus dioses, ni les servirán, ni harán de acuerdo con sus obras; pero los derrocaré por completo y derribará por completo todos sus pilares sagrados”.

“Así servirás al Señor tu Elohim, y bendecirá tu pan y tu agua. Y quitará la enfermedad de entre ustedes. Nadie sufrirá un aborto espontáneo ni será estéril en su tierra; y voy a cumplir el número de sus días. Hombre. “Enviaré Mi miedo delante de ti, causaré confusión entre todas las personas a las que vienes, y haré que todos tus enemigos le den la espalda.” Para ti, Nehemia.

Nehemia: En primer lugar, en el versículo 26, tengo que señalar que en realidad existe la palabra para el aborto espontáneo, que es “mishakela”, que es literalmente de la palabra “shikul”, que significa ser aflado, perder la vida de un niño. En Éxodo, creo que es 21, donde tenemos a los dos hombres peleando, y golpean a la mujer embarazada, en que decir aborto espontáneo es una palabra perfectamente buena para ello, aquí en el versículo 26 de Éxodo 23, y no usó esa palabra. Sólo decía que su hijo salió. Y entonces el miedo, ¿es que lo que el tuyo tiene a Keith en el versículo 28 de que “enviaré el miedo delante de ti”?

Keith: “Y enviaré el avispón delante de ti para conducir a los Hivites, Cananeos…”

Nehemia: Sí.

Jono : Es el versículo 27 en inglés.

Nehemia: Oh, OK,

Keith: Es “Enviaré mi terror.”

Nehemia: Sí. De acuerdo, así que estoy confundiendo versos, sin tener en cuenta ese punto. Porque estoy mirando el versículo 28, donde tenemos este avispón, que es muy interesante – la cosa con el avispón.

Luego aparece más adelante en el libro de Josué, donde en realidad dice, “y envió el avispón”, que creo que es realmente, realmente genial. Josué 24 versículo 12, dice: “Y envié delante de ti el avispón. Y los expulso de delante de ti”, los dos reyes de los amorreos, etc. Eso es genial.

Keith: Sí.

Nehemia: ¿Qué es este avispón?

Jono: Es de delante de ti, pero ¿avispón? Hombre, oh, hombre.

Nehemia: Sí.

Jono: “No los expulsaré…”

Nehemia: Tal vez sea el Avispón Verde.

Jono: “… expulsarlos de antes de ti en un año, no sea que la tierra se vuelva desolada y las bestias del campo se vuelvan demasiado numerosas para ti. Poco a poco los expulsaré de delante de ti, hasta que hayas aumentado, y heredes la tierra. Y voy a poner sus límites desde el Mar Rojo al mar, Philistia, y del desierto al río. Keith, tengo un asterisco ahí, estoy mirando hacia abajo a la nota y dice el Eufrates.

Keith: Sí, eso es lo que dice.

Nehemia: Sí, cada vez que la Escritura habla del río…

Jono: El río.

Nehemia: Es el Eufrates.

Jono: “Porque entregaré a los habitantes de la tierra en tu mano, y tú los expulsarás delante de ti. No harás ningún pacto con ellos, ni con sus dioses. No morarán en tu tierra, no sea que te hagan revelarte contra Mí. Porque si sirves a sus dioses, seguramente será una trampa para ti.” Y aquí estamos en el capítulo 24.

Keith: Antes de hacer esto, Jono, muy rápido, hablamos de esto, creo que fue la semana pasada o tal vez la semana anterior, esta pequeña palabra que tanto en hebreo como en inglés es de dos letras. Y creo que esto es muy interesante porque muchas veces la gente habla de los versículos 22 y hacia adelante. Estas son las cosas que Dios va a hacer, va a hacer esto, va a hacer esto, va a abortar… Va a enviar el avispón, va a hacer esto. Pero tenemos que volver al “si”, o como la versión de mi amigo Nehemia que está leyendo, el “im”, si escuchas”.

Y por qué esto es tan importante para mí ya que estoy leyendo esto, es que me encanta esta sección. No fue tan fácil ir a través de los capítulos anteriores – eso no es tan fácil, hablar de cómo se supone que trate con mi vecino y el líder, y cómo se supone que lidie con el tema de la propiedad. Esas cosas no son tan fáciles. Me encanta hablar de la segunda mitad, pero la transición es el “im”, o el “si”. ¿Y qué es lo que debo escuchar?

Tenemos que escuchar esas partes difíciles, tenemos que trabajar a través de ese tiempo, y me alegro de que nos tomamos más tiempo hablando de esto porque, a medida que entendemos esas cosas y como se practican en la vida, entonces buscamos “si” hacemos estas cosas, si escuchamos, si tenemos cuidado de hacer todo lo que él manda, no el 90%, pero todo lo que dice es importante pues hay una razón para hacerlo. Entonces esto es lo que voy a hacer.

Y me encanta lo que va a hacer, pero tengo que reflexionar y orar y lidiar y luchar, y es decir, ¿cómo estoy tratando con mi prójimo? ¿Cómo estoy lidiando con mi actitud? ¿Cómo estoy lidiando con mis palabras? Sólo tengo que parar y decir eso por un momento porque quiero eso, quiero lo que El va a hacer. Pero El dice que tienes que tomar todas Mis palabras que te he dado y aplicarlas en tu vida y entonces estas son las cosas que puedes esperar. Así que sólo sé que es difícil trabajar a través de esos capítulos, pero esas son cosas que son importantes porque están en la palabra de Dios.

Nehemia: Amén.

Keith: Amén.

Jono: “Así que Moisés vino y le dijo al pueblo todas las palabras de Yehovah y todos los juicios. Y toda la gente respondió con una sola voz y dijo: “Todas las palabras que Yehovah ha dicho que haremos. Y Moisés escribió todas las palabras… se levantó temprano en la mañana, y construyó un altar al pie de la montaña, y doce pilares según las doce tribus de Israel. Envió a los jóvenes de los hijos de Israel, que ofrecieron ofrendas quemadas y sacrificaron ofrendas de paz y bueyes a Yehovah. Y Moisés tomó la mitad de la sangre y la puso en la cuenca, y la mitad de la sangre que rociaba en el altar. Luego tomó el Libro de la Alianza”, ¿Nehemia?

Nehemia: ¿Sí?

Keith: Quiero decir que tenemos un problema aquí, chicos.

Nehemia: Eso es muy interesante. ¿Cuál es el problema?

Keith: Tenemos un problema aquí. Sólo estamos en Éxodo 24.

Nehemia: Sí.

Keith: Estamos en Éxodo 24, ¿es este el final? ¿Es esto?

Nehemia: No, no creo que sea toda la Torá, creo que es lo que se escribió hasta ese momento. Presumiblemente, y no lo sabemos con seguridad, pero me parece que se refiere al libro del Génesis, y a los primeros 23, tal vez incluso la mitad, capítulos de Éxodo. Así que les leyó eso, y lo interesante es que primero les dijo verbalmente. En el versículo 3 dice, y todo el pueblo respondió, y ellos dijeron: “Todas las cosas que ha dicho Yehovah haremos”. Y después de que él se lo leyó y les dijo: “Todo lo que Yehovah ha hablado lo haremos”, y dice, “ve-nishma”, y literalmente, lo oiremos. El entendimiento tradicional aquí de “vamos a hacer” y “vamos a escuchar” es, vamos a hacer incluso las cosas que aún no hemos oído. No sabemos lo que todo se va a revelar en los próximos 40 años, pero sea lo que sea que aceptamos este convenio. Lo haremos y lo oiremos.

Jono: Sí. Y tienen el convenio. Keith, no sólo tienen el convenio, el Libro del Convenio, sino “Moisés entonces dice: “Esta es la sangre del convenio con el que Yehovah ha hecho contigo de acuerdo con todas estas palabras”. Ahí está. Ahí está la sangre del convenio.

Keith: Justo ahí. Está bien

Jono: Justo ahí. “Entonces Moisés se fue”, bueno, me refiero a los buenos cielos, el monte Sinaí, suben allí, setenta ancianos y Moisés, Aarón, algunos de estos chicos. Y dice, “y vieron a los Elohim de Israel. Y había bajo Sus pies como si fuera una obra pavimentada de piedra de zafiro, y era como los mismos cielos en su claridad”, es lo que dice.

Nehemia: Lo que sí creo que es interesante es que dice aquí, “Y vieron al Dios de Israel”, vieron a los Elohim de Israel. Y luego el siguiente versículo dice, de nuevo, usando una palabra diferente, “y vieron a Elohim.” Este es en realidad un ejemplo que muchos de los filósofos judíos pusieron como el ejemplo típico de un verso que no se debe tomar literalmente, eso es sólo para ser significado metafóricamente. La razón por la que dicen que es, dicen, sabemos que dice en un versículo diferente, “no se puede ver a Dios y vivir.” Y entonces, cuando dice aquí “ver”, no significa literalmente ver, significa, “percibir”, lo cual es muy posible. Hay un versículo en el capítulo 20 o 19 de Éxodo, donde dice: “Vieron el trueno”. Bueno, sabemos que no ves truenos, oyes truenos. Así que allí la palabra “ver”, en realidad significa percibir, perciben el trueno. Por lo tanto, es posible que “y vieron al Dios de Israel, y vieron a Dios”, significa que percibieron, de alguna manera, a Dios de una manera que normalmente no percibimos a Dios.

Jono: Claro. Está bien.

Nehemia: Pero de nuevo, solía tener a este hombre que yo consideraba mi mentor. Se llamaba Mordechai. Siempre me desafiaba en las cosas, y una de las cosas que le dije una vez fue: “Bueno, una cosa en la que todos podemos estar de acuerdo es en que Dios no tiene una forma física que podamos ver”. Me desafió con eso y me dijo que tienes derecho a creerlo, pero demuéstramelo con la Escritura. Y tal vez sí, y ha habido eruditos judíos, filósofos judíos, también, que dijeron que Dios tiene una forma física, es sólo una muy, muy grande. Mira, no creo que Dios tenga una forma física, creo que es un espíritu. Pero no es algo que necesariamente debamos dar por sentado. Y tal vez vieron algo físico, no lo sé. Yo no estaba allí.

Keith: Entonces, digamos que lo hicieron.

Nehemia: Creo en las palabras de la Escritura. ¿Cómo entiendo esas palabras? No estoy muy seguro. Tal vez vieron algo.

Keith: Entonces, hay este aspecto, así que tal vez vieron físicamente este color debajo de sus pies, o lo que sea. No dice que lo vieron a todos, lo vieron un pedazo de él.

Nehemia: Entonces implica que vieron los pies, lo que significa que estás viendo la forma física de algún tipo.

Keith: Bueno, quise decir, bien.

Jono: Tal vez.

Nehemia: No lo sé. Si tienes una mejor interpretación, por favor ayúdame a saber qué es eso.

Jono: Hay una para los oyentes en la sección de comentarios.

Nehemia: Sí.

Jono: Y el versículo 12 dice: “Entonces dijo a Moisés: ‘Sube a Mí en la montaña y ven allí; y les daré tablas de piedra, y la ley y los mandamientos que he escrito, para que puedan enseñarles’. Así que Moisés subió con su asistente Josué.”

Nehemia: Wow. Tengo que detenerte aquí. Este es un versículo muy importante porque aquí nos está diciendo lo que Moisés recibió en el monte Sinaí. ¿Qué recibió en el monte Sinaí? Dice, recibió el…

Jono: La ley, los mandamientos.

Nehemia: … las “luhot ha-even”, las tablas de piedra que consistían en la Torá, la Mitzvá, la instrucción, el mandamiento, que escribí para instruirlos. Ahora, ¿qué recibió específicamente? Lo averiguaremos más tarde, no en esta porción de la Torá, pero nos enteramos de que recibió dos Tablas de Piedra que tenían en ellos los Diez Mandamientos, o las Diez Palabras, literalmente, el “Aseret HaDvarim”. Así que en realidad no recibió toda la Torá.

Siempre me enseñaron, Moisés subió al monte Sinaí y recibió tanto la Torá escrita como la Torá oral. Y cuando realmente leo las Escrituras, descubro que eso no es cierto. Todo lo que recibió en el monte Sinaí fueron los Diez Mandamientos, y luego también se le mostraron algunos de los diagramas de los implementos del tabernáculo que iba a construir.

Pero no recibió toda la Torá en el monte Sinaí. Y si lees la Torá eso se vuelve obvio. Hay muchas secciones de la Torá que se abrirán: “Y Yehovah había hablado con Moisés diciendo”, y cada una de ellas es claramente una revelación separada.

Y se nos dice al final del Éxodo cómo tuvieron lugar esas revelaciones. Que estaría en la tienda y Yehovah le hablaría cara a cara en la tienda. Cada uno de ellos estuvo en una ocasión separada que se extendió a lo largo de 40 años. Entonces, esta idea de que subió al Monte Sinaí para recibir todo el Génesis a Deuteronomio, y en realidad, los rabinos dicen Génesis hasta el final de la Biblia, que en hebreo es Crónicas, quiero decir que es totalmente ridículo. No los recibió en el monte Sinaí.

Sólo recibió los Diez Mandamientos, y eso está muy claramente dicho aquí. Y todo lo que recibió, todos estos mandamientos fueron escritos. Luego se le revelaron otros, y esos fueron escritos también.

Jono: ¿Keith?

Keith: Bueno, quiero decir, todo lo que quieres hacer es deshacer completamente la manera muy fácil de comunicar cómo se dieron estos mandamientos, Nehemia. Quiero decir que realmente quieres…

Nehemia: Bueno, quiero decir que Moisés subió al monte Sinaí y recibió el libro de Samuel donde David comete adulterio con Bat-Sheva. ¿Qué? Es ridículo. Eso es lo que me llevaron a creer. Eso es lo que me enseñaron.

Jono: ¿En serio?

Nehemia: Sí, absolutamente. Recibió todo el Tanach, todo, lo que los cristianos llaman el Antiguo Testamento, desde el Génesis hasta el final, en inglés, es Malaquías, en hebreo es Crónicas.

Jono: ¿Además de eso recibió la Torá Oral?

Nehemia: Y además recibió también toda la Ley Oral, la Mishnah, y el Talmud, y el Midrash, el Haggadah, que es ridículo. Esa es una historia que se cuenta a los niños, e incluso los niños no lo creen.

Jono: De acuerdo.

Nehemia: Quiero decir, esa es la versión de Santa Claus de la Revelación de las Escrituras.

Jono: Claro.

Nehemia: La versión real es que Yehovah hablaría con Moisés cara a cara, y Moisés, ya sea Moisés o probablemente Josué, entonces lo escribiría. Vemos en Deuteronomio que en realidad Moisés hizo algo de la escritura, al menos. Entonces eso fue entregado a los levitas, que lo preservaron. Eso es lo que nos dicen al final de Deuteronomio. No es algo que se escribió durante este período de 40 días.

La respuesta que escucharé de algunos judíos ortodoxos es: “Entonces, ¿qué hizo Moisés allí durante 40 días si no recibía la ley oral y el resto del Tanach”? No sabemos lo que hizo Moisés durante 40 días. Tal vez se sentó allí ayunando, no lo sé. Pero eso no significa que tengamos que llenar los espacios en blanco con cosas que inventamos.

Keith: Lo único que quería mencionar, sólo para aquellos que están leyendo y están pasando por el proceso, así que luego al final de las Diez Palabras, dice específicamente: “Estas son la Torá. Estas son las leyes que debe saquéis ante ellos”. En el capítulo 21, la sección por la que pasamos, capítulo 21 hasta el capítulo 24, está esta sección de mitzvoth, de las leyes, de las ordenanzas que se acaban de hablar con Moisés antes de subir la montaña. Entonces, este pequeño grupo de palabras difíciles que acabamos de pasar, en contexto, ¿dónde vemos estas palabras que luego se dan a la gente? Se lo explica a la gente y dice: “¿Aceptarás estas cosas?” ¿Y qué dijeron?

Nehemia: Lo haremos.

Jono: Dijeron, lo haremos.

Keith: Si todo lo que tenía fuera del 21 al 24, no tendría todo el Tanach. Pero lo que tengo son los conceptos generales. En otras palabras, estaba diciendo esto antes – aquí están las Diez Palabras, aquí hay ahora otra sección, y como usted dijo Nehemia, durante un proceso de 40 años, obtenemos toda la Torá.

Nehemia: Correcto.

Keith: Pero básicamente, en este punto, hay algo que se ha dado, puesto en un libro, y un convenio que se ha establecido. Esta sección aquí, antes de subir durante los 40 días, es una parte escrita que le han dado en la montaña que no sea las Diez Palabras. ¿Entiendes lo que digo? Estoy resolviéndome esto en la radio ahora mismo. ¿Hay un intermedio? No es toda la Torá, no es todo del Tanach, pero hay esta sección. Capítulo 21 hasta el capítulo 24, donde tenemos mandamientos y leyes y juicios reales que se llevan ante el pueblo y el pueblo dice: “Sí, lo haremos”.

Jono: Sí.

Keith: Bien, así que estos estaban en la montaña, no estaban durante los 40 días de ayuno, pero estos fueron dados. Mientras subo y consigo las Tablas de las Diez Palabras, aquí hay algo para que vivas ahora.

Nehemia: Correcto. Y eso es algo que dijo en – Sí, lo siento, adelante.

Keith: Sí, sólo soy yo leyéndolo, pensando en ello desde el aspecto de salir de la esclavitud. Saliendo de esta gran cosa importante. Moisés está a punto de subir durante 40 días, “Oye, chicos, mientras tanto, ¿harás esto? ¿Te asegurarás de no tener otros dioses? ¿Te asegurarás de no hacer esto? ¿Te asegurarás de cómo tratarnos? ¿Lo harás?” Y ellos dijeron, “Sí, lo haremos”. Y luego, por supuesto, vamos a encontrar en la siguiente sección, tal vez eso no sucedió.

Nehemia: Correcto.

Keith: Pero creo que es importante que haya algo dado que estaban de acuerdo, que no eran sólo las Diez Palabras, sino que estos comandos… eso es un montón de cosas allí.

Nehemia: Correcto. Y en realidad uno de los puntos importantes es que cuando leemos, supongo que fue en la porción anterior de la Torá, explicó: “La razón por la que estoy hablando con todos los israelitas es que, cada hombre, mujer y niño aquí sabrá que realmente estoy hablando contigo, para que crean en ti para siempre.”

Keith: Amén.

Nehemia :Entonces, se dieron los Diez Mandamientos y los entregó, escritos con el dedo de Dios. A lo largo de los 40 años, recibió el resto de la Torá, y tienes razón, parte de ella que recibió antes de que subiera.

Keith: Sí.

Nehemia: Pero el proceso a lo largo de sus 40 años se describe en Éxodo 33 y supongo que lo guardaremos, sin embargo, para cuando lleguemos a Éxodo 33.

Keith: Sí.

Nehemia: Y está en el versículo 11.

Keith: Excelente.

Jono: Claro. Y así más se revela, obviamente, a medida que continuamos a través de la Torá, y creo que esta es probablemente una oportunidad ideal para decir Nehemia, ¿rezarías esa oración de Salmos 119 versículo 18. Parece tan significativo en este momento.

Nehemia: Absolutamente. Yehovah, Elohim, Eloheinu, ve-Elohei avoteinu, ana gal eneinu ve-nabi-tah niphlaot mi-Torahteha. Yehovah, Dios, Dios de nuestros padres, Abraham, Isaac y Jacob, abre nuestros ojos, descubre nuestros ojos para que podamos ver las maravillosas cosas ocultas de tu Torá. Amén.

Keith: Amén.

Jono: Amén.

Keith: Amén.

Jono: Amén. “Así que Moisés se levantó con su asistente Josué”, ahí está, el hombre del momento. Y los puso en marcha y subió a la montaña y ahí está, la nube que cubría la montaña. “La gloria de Yehovah descansaba en el monte Sinaí, y la nube lo cubría seis días. Y en el séptimo día llamó a Moisés en medio de la nube. La vista de la gloria de Yehovah era como un fuego de consumo en la cima de la montaña a los ojos de los hijos de Israel. Así que Moisés entró en medio de la nube y subió a la montaña. Y,” así es como termina, “Moisés estuvo en la montaña cuarenta días y cuarenta noches.” Vaya.

Nehemia: Wow.

Jono: Lo sé.

Keith: Amén.

Jono: Quiero decir, ¿quién sabe lo que estaba pasando en la nube? Ya sabes, quiero decir, hombre.

Keith: Amén.

Jono: Amén.

Nehemia: Amén.

Nehemia: Ahí está. Esa es la porción de la Torá para esta semana.

Keith: Mucho para comer, una porción abundante para comer ahora.

Jono: Eso es todo, eso es un maratón Perlas dela Torá.

Nehemia: Creo que es un récord.

Keith: Es un récord.

Jono: Creo que es un récord.

Keith: Y vale la pena. Gracias, chicos. Realmente aprecio el hecho de que estuvimos dispuestos a terminar desde el principio hasta ahora. Realmente es información muy poderosa.

Jono: Me alegro de que nos tomamos nuestro tiempo a través de este, porque este es absolutamente un choque en bloque.

Keith: Sí.

Jono: Así que gracias, de nuevo, Nehemia Gordon, y Keith Johnson. Realmente les agradezco mucho. Y la próxima semana, estamos en Terumah, Éxodo 25:1, al 27 verso 19. Hasta entonces queridos (sean bendecidos), sean apartados por la verdad de la palabra de Nuestro Padre. Shalom

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

1 thought on “Perlas de la Torá #18 – Mishpatim (Éxodo 21:1-24:18)

  1. URGENTE NECESITO UNA PLÁTICA POR FAVOR, MANADAME UN MEDIO POR DONDE PODEMOS COMUNICARNOS, HABLO ESPAÑOL

Leave a Reply