Perlas de los Profetas #18 – Mishpatim (Jeremías 34:8-22; 33:25-26)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #18 – Mishpatim (Jeremías 34:8-22; 33:25-26) siempre obedientes servidores del contexto, Nehemia Gordon y Keith Johnson comienzan desde el principio, con dos versos movidos al final de esta porción por los rabinos. En estos dos versículos en los que las leyes inquebrantables de la naturaleza se equiparan con las promesas de Dios a Israel, Gordon establece una conexión entre las teorías de los físicos y las opiniones de los expertos con respecto a la tierra de Israel. Gordon y Johnson exploran aún más por qué estos dos versículos (y otros ocho) faltan en la Septuaginta y por qué la ortografía de Isaac difiere aquí de otras partes del Tanakh.
Gordon da definiciones de la Torah para la esclavitud y la servidumbre por contrato y compara las políticas penales actuales de los Estados Unidos con la esclavitud de la que habló Jeremías. Aprendemos los significados concretos y abstractos de la palabra de la semana, “libertad-deror” (dalet-reish-vav-reish) y, a través de un ejemplo clásico de juego de palabras hebreas, aprendemos las consecuencias de negar “deror” a otros. Para terminar, Johnson ora para que el amor al prójimo crezca de los corazones que reciben las palabras antiguas y relevantes del profeta.

“… Tan seguro como he establecido mi pacto con el día y la noche… así nunca rechazaré a la descendencia de Jacob y mi siervo David…” (Jeremías 33: 25-26)

Las Perlas de los Profetas # 18 – Mishpatim (Jeremías 34: 8-22; 33: 25-26)

Estás escuchando Las Perlas de los Profetas con Nehemia Gordon y Keith Johnson. Gracias por apoyar la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Obtenga más información en ElMurodeNehemia.com.

Nehemia: Escritura, la frontera final. Estas son las discusiones del podcast Las Perlas de los Profetas. Su misión de un año; para explorar versos desafiantes, para buscar puntos en común y comprensión, para ir audazmente a donde ningún metodista y karaita hayan ido antes.

Eso es.

Keith: ¿Querías agregar el…?

Nehemia: Espera, ¿podemos agregar esa música?

Keith: Por supuesto. ¿Piensas en esto, Nehemia?

Nehemia: Lo hago.

Keith: ¿Te sientas y escribes esto?

Nehemia: Bueno, no, estaba conduciendo el auto en alguna parte y esto se me ocurrió. Estoy como, “Esto es todo. Esta es mi introducción. Keith tiene, “Shalom chaverim sheli”. Eso es lo tuyo.

Keith: Sí. Ahora, esto es lo tuyo. Bueno, está bien. Y obtienes esto por algunas semanas más, y luego después de eso, podemos ir y venir porque vamos a estar juntos de nuevo. ¿Por qué vamos a estar juntos? Porque nos estamos arriesgando…

Nehemia: Gracias a Dios.

Keith: A ver. Hoy creo que empezamos hace una hora. Se trata de, bueno, unos 45 minutos.

Nehemia: En realidad, sí, fue hace una hora, 45 minutos.

Keith: Hace aproximadamente una hora. Así que amigos, tengan paciencia con nosotros. Estamos tratando de armar esto. Estamos tratando de hacer nuestras grabaciones. Luego, para aquellos que no saben, nos reuniremos en la Tierra de los Profetas en Israel para que podamos estar juntos como lo estuvimos durante los primeros diez episodios y grabar Las Perlas de los Profetas juntos. Creo que es significativo que estemos en el lugar donde hablaron los profetas, donde hablaron muchos de los profetas.

Nehemia: ¿No es esta una imagen de Amós 3: 3, el verso que se traduce en la versión King James, “¿Pueden dos caminar juntos …”, ¿cómo es en la versión King James?

Keith: “A menos que estén de acuerdo”. Sí.

Nehemia: “A menos que estén de acuerdo”. Correcto. En hebreo, es: “¿Pueden dos caminar juntos sin haberse conocido?” Simplemente no podemos tener esta conversación a menos que nos encontremos en el terreno común de Internet y Skype. El gobierno donde estás no lo está haciendo, y la infraestructura de Internet donde estoy es … De hecho, estoy en este momento en la Península Olímpica, por lo que entiendo, esta es la única selva no tropical del mundo, y no tiene el mejor internet donde estoy en un lugar llamado Sequim.

Keith: Wow Entonces estás en Sequim…

Nehemia: ¿Dónde estás? Estoy en Sequim. Sequiming alrededor.

Keith: Sí, estoy en China. En realidad, ahora mismo, esta semana, mientras todos están escuchando esto, todavía estoy en el monte de África y de regreso a China. Es interesante, estamos haciendo lo que se llama Lejano Oriente-Medio Oriente. No me gusta usar la palabra misión. Diría que es una iniciativa y las puertas se están abriendo. Hablaremos de eso más tarde. Pero en realidad estoy en esta parte del mundo, tú estás en esa parte del mundo, y ahora, vamos a tratar de investigar en el libro de Jeremías.

Nehemia: Sí.

Keith: Lo cual he estado esperando con ansias. Esta es una sección interesante la que vamos a ver. Pero tengo una pregunta antes de comenzar.

Nehemia: Sí.

Keith: Ahora solo estoy revisando esto. ¿Entiendes que es Jeremías 34: 8 al 22, y luego Jeremías 33:25 y 26? ¿Es eso lo que entiendes?

Nehemia: Eso es correcto. Sí.

Keith: Y entonces, ¿podemos comenzar con 33:25 a 26?

Nehemia: Deberíamos terminar con eso. Creo que hemos hablado sobre esto en el pasado, y aquí en realidad es verdaderamente…

Keith: ¿Entonces me estás diciendo que vamos a retroceder? ¿Vamos a leer la primera parte y luego ir hacia atrás y saltar de un lado a otro?

Nehemia: Ken. Betaj. Por supuesto.

Keith: Está bien. Todo bien.

Nehemia: ¿Pero por qué hicieron eso? Hemos hablado en el pasado de que tienes esta situación… y podemos hablar de ella en general, es decir, por qué es eso… En el pasado, lo que teníamos fue que sacaron dos versículos unos capítulos más tarde, y fue así que podrían terminar con una buena nota. Aquí eligieron los dos últimos versos, que en realidad deberían ser los dos primeros versos. En otras palabras, cronológicamente, como estás diciendo, va Jeremías 33:25 y 26, y luego el siguiente versículo es Jeremías 34: 1, y lo que hicieron fue poner los dos últimos versículos al final, para terminar en una buena nota, porque el final de 34 no es realmente una buena nota.

Keith: Ya no voy a comprar todo esto. Me refiero a todo esto sobre cambiar y agarrar ciertos versos y poner ciertos … Mira, estamos haciendo esto, vamos por lo que es la lectura, pero tengo que decirte que es un poco frustrante, como cuando estás en un pasaje y luego cortan esa parte y van a otra parte. Quiero decir que eso es lo que hacen, esto es para el año, y vamos a hacer eso. Pero, para mí, lo que me encanta de leer las Escrituras en contexto, y creo que eso es, diría que, con mucho, en términos de interpretación, es probable que sea poco el lenguaje, el contexto tiene que estar allí tanto como sea posible. El tema más importante. Si no tienes contexto y puedes simplemente sacar un verso aquí y ponerlo allí y cómo quiera que sea… Simplemente se vuelve muy confuso, y creo que ese es el punto central de las Escrituras: que está escrito en contexto ¿Y cuál era la situación de Jeremías versus Isaías versus Ezequiel versus en Reyes cuando leemos? Tenemos que agregar eso a la mezcla.

Nehemia: Sí. Bueno, el contexto es obviamente clave. De eso es de lo que he estado hablando durante décadas, que es entender las Escrituras basadas en la historia, el idioma y el contexto, el contexto cultural, el contexto histórico, el idioma. Quiero decir, eso es realmente desde mi primera interacción con todo el asunto de la Ley Oral. Mi problema con los rabinos que yo tenía es que ellos estaban sacando cosas de contexto y simplemente leyéndolas en contexto. Así que aquí hay un ejemplo: probablemente fueron los rabinos quienes crearon esta sección y pusieron estos dos últimos… Así que aceptaré eso. Si quieres comenzar con los versículos 25 y 26 de Jeremías, acepto eso. Vamos a hacerlo. ¡Me has convencido!

Keith: ¿Puedo leer 33:25 y 26?

Nehemia: Beseder.

Keith: Antes de comenzar, estoy realmente entusiasmado con esto. Nuestro socio de Las Perlas de los Profetas es Sven Brown. Sven estaba en Alemania, en realidad, cuando hicimos esto; ahora está en Colorado. Estoy dando su nombre completo, y la razón por la que estoy dando su nombre completo es que este tipo, él y su esposa, Tina, han sido tan importantes no solo para este proceso, sino para tantas cosas que han estado sucediendo. Y la idea era que él podría darnos comentarios y preguntas, y nosotros podríamos responderlas. Me acerqué a él. Es un piloto que vuela alrededor del mundo, por lo que incluso podría estar en esta parte del mundo. Y entonces no ha podido comunicarse con nosotros. Y entonces, lo que voy a pedirle que haga, como le hemos pedido a varias personas que hagan, debido a este problema logístico y técnico: no estamos dentro del cronograma, estamos adelantados, con suerte poder grabar algo para que esté disponible en la fecha en que aparezca. Así que voy a pedirle que haga lo que le pedimos a otras personas que hagan, y eso es escribir en nuestras secciones de comentarios en ElMurodeNehemia.com, y bfainternational.com sus comentarios con respecto a este pasaje. Fue un pasaje que seleccionó, estaba entusiasmado, y se supone que debe grabarse a mediados de febrero, pero es enero porque vamos a ver si podemos hacerlo. Entonces, Sven, sé paciente con nosotros, pero queremos escuchar tus comentarios y tus preguntas. Gracias por ser socio y por todos los que lo están haciendo. Pero eligió esta sección, así que echemos un vistazo a 33:25 y 26. ¿Puedo leerlo de la versión NIV, Nehemia?

Nehemia: Por favor.

Keith: Está bien. “Esto es lo que el Señor”, mayúscula S-E-Ñ-O-R, “Yehovah dice: ‘Si no he establecido mi pacto con el día y la noche y las leyes fijas del cielo y la tierra'”, hombre, amo este versículo. ¿Puedo robar una de tus líneas aquí?

Nehemia: Estoy seguro de que puedes.

Keith: Este es realmente el próximo verso, este es uno de mis versos favoritos solo por lo que dice.

Nehemia: “Ya hemos escuchado nuestros 50 versos favoritos. ¡No entiendo!”

Keith: Solo digo que este es uno… “…no establecí Mi pacto con el día y la noche y las leyes fijas del cielo y la tierra, entonces rechazaré a los descendientes de Jacob y David Mi siervo y no elegiré a uno de sus hijos para gobernar sobre los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob. Porque voy a restaurar sus fortunas”, y creo que dice aquí, ” y traerlos de vuelta de… “

Nehemia: Eso es lo que tienes,” ¿Restauraré sus fortunas “?

Keith: No, no. Tienen una nota aquí en la versión NVI. También dice: “O los traerá de regreso del cautiverio”.

Nehemia: “Y traeré de vuelta su cautiverio”, no “o”. Dice que “ashiv et shvutam”, “ traeré de vuelta su cautiverio”. Entonces, usted dice que la versión NVI no quería que los judíos volvieran a Israel porque eso no es políticamente correcto.

Keith: No, no. Pusieron la nota allí. Pusieron la nota allí diciendo…

Nehemia: Hicieron eso en la nota al pie.

Keith: Sí, está en la nota al pie.

Nehemia: Vamos. Dame un momento.

Keith: “Restauraré sus fortunas o los traeré de regreso del cautiverio y tendré compasión de ellos”. Ahora, ¿por qué este es uno de mis versos favoritos?

Nehemia: ¿Por qué?

Keith: Solo porque creo que a veces es una circunstancia, ya sea que esté aquí o a lo largo de los años, y miro las noticias y escucho lo que está sucediendo, a veces es abrumador en negatividad, y es abrumador. Y creo que puedo entender por qué siempre quieres terminar con una buena nota. Pero digo que comencemos con una buena nota, y la buena nota aquí en las Escrituras es que esto es algo que Él va a hacer. Él dice: “Tengo que tratar con los cielos y la tierra”, tenemos un entendimiento. Él dice: “Si no he establecido mi pacto con el día y la noche y las leyes fijas del cielo y la tierra”. En otras palabras, mientras esas leyes fijas funcionan, esa es una situación en la que…

Nehemia: ¿De qué leyes fijas estamos hablando?

Keith: Estoy mirando las leyes fijas de cómo funcionan las leyes del universo.

Nehemia: Correcto.

Keith: Quiero decir, ya sea el sol que sale o la forma en que los planetas y la Tierra giran alrededor del sol.

Nehemia: La razón por la que pregunto eso, y la razón por la que creo que es importante afirmar, es que definitivamente hay algunas personas históricamente, e incluso hoy, que han dicho que no hay leyes de la naturaleza. De hecho, cada vez que arrojas una piedra al aire y vuelve a caer, es un milagro que Dios está realizando. Eso es cierto, pero el milagro es que Él está sosteniendo el universo al establecer estas leyes y mantenerlas en vigor. Así que definitivamente hay leyes de la naturaleza, pero Él creó esas leyes de la naturaleza, y es realmente interesante que hoy haya físicos, y sé que tu hijo, que es científico, probablemente sepa más sobre esto que yo, pero hay físicos. Hoy, quienes han mirado el universo, las leyes de la física, y dicen que estas leyes son demasiado elocuentes, funcionan muy bien. Dicen: “¿Cuáles son las probabilidades de que el universo tenga estas leyes? No tiene sentido.” Así que se les ocurrió esta teoría de que hay un número infinito de universos y por casualidad estamos sentados en el universo donde las leyes de la naturaleza permiten que exista la vida y que las leyes de la física funcionen. Pero todos los demás universos no funcionan tan bien.

Keith: Sí.

Nehemia: Entonces me parece que tenemos este movimiento mundial hoy para negar el derecho de Israel a su tierra, para negar el pacto de Israel con el Creador del universo, y creo que eso va de la mano con las personas que niegan que Él es el Creador del universo, que ha establecido estas leyes. Si niegas Su… y eso es exactamente lo que dicen estos versículos, tan cierto como Él establece estas leyes, y estas leyes continuarán para siempre y mientras exista el universo, también continuará Su pacto con Israel, y Él restaurará su cautiverio y tendrá misericordia de ellos.

Keith: Amén.

Nehemia: ¿Y no es este un gran ejemplo…?

Keith: ¿Sabes lo que es interesante también…?

Nehemia: Adelante. Sí.

Keith: No, lo que iba a decir es que a veces se centran en el final… Por ejemplo, hablaste sobre el pacto con Israel y el derecho de Israel a una tierra prometida por Dios, para que la gente se concentre en eso y diga: ” Bueno, eso no puede ser por esto, esto, esto… “Pero realmente, creo que aprovechaste algo realmente interesante. Tocaste un nervio, y el nervio es: “Bueno, no podemos tomar eso en serio porque esa promesa se basa en este Dios a quien no queremos reconocer, quién ha dado su palabra, y su voluntad, y su camino. No podemos reconocer eso. Así que no podemos reconocer el pacto de Israel con este Dios porque no podemos reconocer a este Dios porque nosotros… “Quiero decir, va más y más y más profundo. Pero en definitiva, no se trata de: ¿hay un Dios, un Creador del universo, que hizo lo que acabas de hablar? Diseñó este increíble universo. Y reconocer ese diseño es reconocerlo, y no podemos reconocerlo. Es como negarlo, y es por eso que todo el problema con Israel es tan importante. A veces la gente se enfoca en el tema político y dice: “Bueno, aquí está el por qué eso no puede ser. Debe haber una solución de dos estados debido a esto, aquello y lo otro”. No queremos escuchar sobre pactos, promesas, creadores y nuestro Padre. Eso no es algo en lo que queremos centrarnos.

Nehemia: Correcto. Entonces, una de las cosas que escucharé de estas personas que están en contra de Israel, dirán: “Oh, ustedes, vinieron de Rusia”. En mi caso, legítimamente, puedes decir que mi bisabuelo vino de Lituania, pero esa no era su tierra natal. Su tierra natal era Israel, y por eso he vuelto. Eso es lo que significa aquí cuando dice: “Devolveré su cautiverio”. Mi bisabuelo, estaba cautivo en Lituania. Entonces Dios nos trajo de regreso del cautiverio, y ahora la gente dice: “Oh, no, regresen al cautiverio. ¡Ahí es donde perteneces! Por eso nos quieren en cautiverio. No pueden soportar esto, que los judíos han sido restaurados a su tierra y que el pacto sigue en pie, tal como las estrellas y el cielo están allí, y luego el sol sale y se pone.

Y estábamos hablando del contexto: Jeremías 33:26 es un gran verso, especialmente en la versión NVI, si quisiéramos ilustrar lo que significa sacar algo de contexto. Entonces, obviamente, el versículo 25 lo establece y luego el versículo 26 comienza con “Entonces”. Saquemos la palabra “entonces”. Si sacamos la palabra “entonces”, podemos leer el versículo: “¡Rechazaré a los descendientes de Jacob y David, mi siervo, y no elegiré a uno de sus hijos para gobernar sobre los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob!” Quiero decir, podrías hacer eso si quisieras sacar las cosas de contexto. Es por eso que el contexto es tan importante.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Alguien una vez señaló que dice en la Biblia: “No hay Dios”. Por supuesto, el versículo completo dice: “El necio dice en su corazón, ‘No hay Dios’”. Pero puedo mostrarle esas palabras, “No hay Dios”, en la Biblia si lo saco de contexto. Y esto es lo que a la gente le gusta hacer.

Quiero señalar dos cosas realmente interesantes sobre este pasaje. Una es que tenemos el nombre de Isaac aquí, es único. No aparece de esta manera en ningún otro lugar de la Biblia. Es Itzhak con un tzadi, y aquí está Ishak con una Sin. Esas son dos letras diferentes en hebreo. Suenan un poco similares. Están hechos de una parte similar de la boca, pero son diferentes, y aquí es interesante que diga Ishak, ¿hay algo que hacer? Itzhak es “él se reirá”. Ishak es “él jugará”. No sé si hay algo, pero tal vez alguien pueda visitar el sitio web, ElMurodeNehemia.com, o tu sitio web, Keith, y puedan compartir los comentarios, tal vez una explicación de por qué el nombre estaría aquí “él jugará “, en lugar de “él se reirá”.

Keith: Wow ¿No tienes una teoría para eso?

Nehemia: Sí. Una cosa más sobre este pasaje. Una de las controversias sobre la que escucharé mucho, especialmente de cristianos y mesiánicos y personas de raíces hebreas, no todas, pero hay un cierto segmento de ellos con el que simplemente no se sienten cómodos con la Biblia hebrea. Existe esta traducción griega del Tanakh llamada Septuaginta, y están mucho más cómodos con eso. Realmente no quieren reconocer la Biblia hebrea. Incluso nos hemos encontrado con algunas de estas personas que, creo, probablemente son extremas. Pero en realidad han dicho: “Esa Biblia hebrea es anti-Yeshua”. Sabes de quién estoy hablando, ¿verdad? Que hay personas que han dicho eso, y luego estamos como, “Bien, ¿entonces estás rechazando la Palabra de Dios?” “No, acepto la Palabra de Dios”, dirán, “pero queremos usar el texto griego”. Ah, vale. ¿Tienes alguna Septuaginta allí, Keith, por casualidad?

Keith: Realmente no.

Nehemia: ¿Tú no?

Keith: En realidad estoy en esta parte del mundo donde tengo una capacidad limitada para transportar toda mi biblioteca, Nehemia. ¿En serio me estás haciendo esa pregunta?

Nehemia: Lo tengo en mi computadora portátil. Así que quiero invitar a la gente a mirar la Septuaginta, la traducción griega antigua de Jeremías 33 versículos 25-26 y ver cómo difiere en hebreo. Solo te daré la respuesta, porque sé que algunas personas no lo buscarán: no está allí. Esos dos versos no existen en la Septuaginta. De hecho, puede regresar a Jeremías 33:14 y luego leer hasta el 26 y toda esa sección no existe en griego. Tienes que preguntarte, ¿es esta una agenda griega o es el texto griego completamente corrupto e inadecuado hasta el punto de que falta, qué es eso, como más de 10 versículos? Buena pregunta. Sí.

Keith: Es algo. Si haces lo que realmente amo cuando puedo, al menos para mí, cuando estoy sentado en mi pequeña oficina, y tengo todos mis libros y biblioteca y todo eso, y puedes echar un vistazo a las cosas y puedes hacer este tipo de preguntas, que creo que son preguntas fenomenales, porque te da la oportunidad de comprender el significado de las Escrituras, los textos hebreos, y cuán importante y cuán confiable, comparativamente es. Creo que es un gran ejemplo de lo que acabas de mencionar, como lugar de referencia, hombre, útil. Pero como lugar de máxima autoridad, las Escrituras originales, eso tiene que ser donde comenzamos. Tenemos que empezar por ahí.

Nehemia: ¿Pero no es tan interesante que la iglesia abrazó, ciertamente la Iglesia Ortodoxa Griega, abrazó esta Septuaginta griega que ni siquiera tiene esta promesa a Jacob? Por supuesto, hay otros versículos, así que no sé si esa era la agenda exacta, pero definitivamente están mucho más cómodos con su versión de Jeremías 33:25 a 26, que no existe, que con, “Tenemos que tratar con los judíos. Tienen un reclamo legítimo aquí”.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Sí.

Keith: Exactamente. Bueno, ahora, si podemos ir al 34… Y en parte, voy a ser honesto contigo, quiero hacer una confesión de inmediato.

Nehemia: ¿Qué es eso?

Keith: La gente probablemente no entienda el estrés de no poder obtener una grabación, y tú y yo, hay algunas cosas divertidas que captamos en cuanto a lo que decimos durante todo eso. Pero una de las cosas para mí es que estoy un poco nervioso porque cuando estamos juntos en la misma habitación, y estamos sentados juntos, tenemos nuestro pequeño dispositivo de grabación y podemos responder. Y adelante, parece que hay un poco más de flexibilidad. Pero no conozco ninguna frase, punto ni signo de exclamación en el que solo vayan a decir: “¿Hola? ¿Hola estás ahí?”

Nehemia: Correcto. Es frustrante.

Keith: Solo tengo que decir que estoy un poco estresado. Es como un testigo bajo cierto estrés, se ponen un arma en la cabeza y dicen: “Ahora cuéntanos; ¿Dijiste esto? Sabes que es como si fuera un testigo bajo coacción en este momento.

Nehemia: ¡Testifique, hermano! Jeremías 34: 1.

Keith: Bueno, en realidad, Nehemia, para que lo sepas, no es 34: 1, y quiero que sepas que no comenzará en Jeremias 34: 1.

Nehemia: ¿No es así?

Keith: Comienza en Jeremías 34: 8. Hice un estudio en profundidad sobre qué…

Nehemia: Oh, está bien. Lo siento.

Keith: ¡El pasaje de Las Perlas de los Profetas es!

Nehemia: Tienes razón. Sé que tienes razón.

Keith: Está bien. Sólo bromeo. Pero la razón por la que vine a la sección con un poco de temor es que vamos a hablar sobre este tema de los esclavos.

Nehemia: Está bien.

Keith: Este es uno donde el contexto para mí es realmente importante. Vamos a saltar directamente a eso, ¿podemos?

Nehemia: Claro.

Keith: En el versículo 8, voy a leer un poco, luego puedes leer, leeré hasta el 11 y luego leerás el 12 si está bien.

Nehemia: Claro.

Keith: “La palabra llegó a Jeremías desde Yehovah después de que el rey Sedequías había hecho un pacto con toda la gente en Jerusalén para proclamar la libertad de los esclavos”. Entonces tenemos que parar.

Nehemia: Sí.

Keith: Porque la pregunta que tuve, de inmediato cuando leí esto, cuando dice que decidió proclamar la libertad de los esclavos. Estoy preguntando: ¿es porque está proclamando la libertad a los esclavos… específicamente, es un tema de Jubileo? ¿Lo está haciendo porque se da cuenta de que han ido más allá del período de tiempo en que se supone que tienen esclavos? ¿Ha sido condenado, ha caído bajo convicción? ¿Hay alguna razón política? ¿Hay alguna razón militar? Como cuando lees eso, cuando ves eso, esta proclamación de libertad para los esclavos, ciertamente, debes saber cuál es la respuesta para eso. ¿Por qué está haciendo eso?

Nehemia: sí. ¿Tienes alguna idea sobre eso o…?

Keith: Bueno, no. Para mí, cuando lo leo, lo primero que hago es lo que siempre hacemos: entramos en contexto y decimos: “¿Dónde podemos averiguar qué está pasando aquí? Por supuesto, podemos ir al Éxodo, el pasaje paralelo, en las Perlas Originales de la Torah, en Éxodo 21 resulta ser el pasaje del que ya hablamos, obviamente, en las Perlas Originales de la Torah, y ánimo a la gente a escuchar eso. Tanto en bfainternational.com como en ElMurodeNehemia.com, donde hablamos sobre este pasaje específico y no nos cruzamos demasiado con los profetas.

Pero ese es el primer lugar donde hay esta clara instrucción sobre lo que se supone les sucederá a los esclavos. Pero lo que me impactó fue, y podemos hablar de eso un poco más tarde, pero lo que me impactó fue ese contexto en Éxodo 21, y en Deuteronomio 15 parecía diferente. Pero cuando escuché, “proclamando la libertad para los esclavos”, dije, bueno, ¿es esta una proclamación de Jubileo?

Nehemia: Aquí tenemos que profundizar en lo que se llama el contexto distante, el contexto amplio. El amplio contexto aquí no comienza en Jeremías. Si lo comenzamos en Jeremías, podríamos quedarnos tal vez sin una respuesta, o una respuesta no tan clara. Así que tenemos Éxodo 21, versículos 2 al 11, y pido disculpas a los que leen en inglés, podría ser un versículo, estoy leyendo en hebreo. No voy a leer el pasaje, pero Éxodo 21: 2 al 11, que tiene la sección sobre esclavos masculinos y femeninos, y luego Levítico 25:39 al 55 tiene otra sección sobre esclavos, y luego Deuteronomio 15:12 al 18 Así que tenemos tres pasajes diferentes en tres libros diferentes, y la verdad es que el pasaje del Éxodo y el pasaje del Deuteronomio son prácticamente idénticos. Creo que hay algunas diferencias significativas de las que hablamos en Las Perlas Originales de la Torah.

Entonces son muy similares, pero el de Levítico 25 se destaca, y es interesante, porque ¿a cuál de estos tres pasajes vuelve Jeremías? La única conclusión a la que puedo llegar es que se remonta a los tres, y la razón por la que digo eso es que usa un lenguaje claramente sacado de Levítico, y usa un lenguaje claramente sacado de Deuteronomio y Éxodo. El lenguaje sacado de Levítico, que puede responder a tu pregunta o al menos sugerir una posibilidad aquí. Entonces, el pasaje en Levítico, y no tenemos que leerlo todo, pero básicamente, allí usa esa frase, “Para llamar a la libertad”, “likro dror”, y esa es una gran palabra en hebreo, “dror”. Tal vez esa debería ser la Palabra de la semana, dalet, resh, vav, resh. Es de la raíz dalet, resh, resh, y significa “libertad”(freedom), “libertad” (liberty). Esa es en realidad la palabra que se traduce de Isaías 61 y luego se pegó en la Campana de la Libertad en Jerusalén. Sabes que la Campana de la Libertad original está en Jerusalén, no en Filadelfia, ¿verdad?

Keith: Sí. Eso es lo que dices, sí.

Nehemia: El Parque de la Campana de la Libertad (Liberty Bell Park), ya sabes, es una copia. El verdadero está en Filadelfia. De todos modos, así dice: “Para llamar a la libertad”, “Para proclamar la libertad”, me olvido de cómo se traduce en la Campana de la Libertad. Pero es una cita de Isaías 61, creo. ¿Sabes de lo que estoy hablando allí? Permítanme leer ese versículo, Isaías 61, versículo 1. Creo que esto también aparece en algún lugar del Nuevo Testamento, en el Evangelio de Lucas. Pero aquí en Isaías 61: 1 dice: “El espíritu del Señor Yehovah está sobre mí, porque Yehovah me ha ungido; Me ha enviado como un heraldo de alegría a los humildes, para vendar a los heridos de corazón, para proclamar la liberación de los cautivos, la libertad de los encarcelados “. Eso es de la versión JPS, y allí la palabra que traducen como “liberación” es “dror“. Es la misma palabra en la versión King James, es “proclamar la libertad a los cautivos”, se traduce como libertad, “y la apertura de la prisión a los que están atados”.

Entonces, si miramos hacia atrás la primera vez que aparece esa palabra, bueno, la tenemos en Éxodo, pero eso no está realmente conectado, pero Levítico 25:10 dice: “Y lo harás”, esta es la versión King James, “Y lo harás santifica el quincuagésimo año y proclama la libertad ” dror” en toda la tierra a todos sus habitantes: será un jubileo para ti, y devolverás a cada uno a su posesión, y volverás a cada hombre a su familia. “Si lees en Levítico 25 y lo comparas con Éxodo 21 y Deuteronomio 15, que de nuevo, no tenemos tiempo para entrar en detalles, pero básicamente, Éxodo y Deuteronomio, cuando hablan sobre el esclavo hebreo, están hablando sobre el período de seis años de esclavitud y libertad en el séptimo. Levítico en realidad no está hablando de eso. Se trata del esclavo que continúa en la servidumbre después del sexto año porque decide hacerlo, y luego es liberado en el quincuagésimo año. Cuando describe la liberación en el quincuagésimo año (año cincuenta), allí usa esta palabra “dror “, esta palabra “libertad”, allí en Levítico 25.

Así que tengo que creer que estos no son solo los sirvientes de seis años con los que nosotros estamos tratando, pero que continuaron más allá del sexto año e incluso más allá del quincuagésimo año. Luego vinieron y dijeron: “Bueno, espera un minuto, no estamos siguiendo la Torah. De hecho, hemos convertido a las personas en esclavos. Y este es un punto importante, que es que la esclavitud en Tanakh no es como la esclavitud en el sur, en la Confederación en los Estados Unidos. Es más paralelo a algo que realmente teníamos en los primeros días de los Estados Unidos antes de que fuera Estados Unidos. Aprendí sobre esto en la clase de historia en octavo grado, y cuéntame lo que sabes sobre esto, Keith. Hubo personas que querían venir de Inglaterra pero no tenían el dinero para hacerlo y lo que hicieron fue venderse como lo que se llamó “servidumbre por contrato”.

Keith: Sí.

Nehemia: Trabajarían durante seis años y pagarían la deuda y luego el séptimo año que estuvieron, en las primeras colonias de los EE. UU. Antes de que fueran los EE. UU., Las colonias. El séptimo año quedarían libres y no tendrían más deudas con nadie. Serían una persona libre como si fueran como cualquier otra persona. Eso es más paralelo a lo que estamos describiendo en la Biblia: las personas que se endeudan y pagan sus deudas se venden a sí mismos como esclavos. Lo que sucedía en tiempos de Sedequías y Jeremías es que estaban manteniendo a estas personas. Decían: “Sí, trabajaste durante seis años, ahora eres mío. Serás mía para siempre. Luego se sintieron mal en algún momento y dijeron: “Sabemos que debemos liberar a estos esclavos tal como está escrito en la Palabra de Dios”, pero luego incumplieron su promesa.

Keith: Sabes que hay algo. Cuando estuve estudiando este tema de la servidumbre por contrato, y que las personas estarían allí y harían este trato y dirían: “Debo esta cantidad y haré esto para que se pague”. Luego tuvieron este problema en el que dijeron: “No voy a poder hacerlo todo el tiempo, así que voy a tratar de salirme del trato” y luego salir del trato, lo que la gente realmente no cuenta es que las personas que estaban en Europa que se estaban convirtiendo en sirvientes por contrato, lo que podían decidir hacer era decir: “Está bien, ya no voy a ser un sirviente, así que voy a ‘romper el trato’ “, y voy a ser parte de la población”. Y nadie podría decir de una forma u otra si se trataba de una persona que solía ser esclava, sirviente por contrato o no. Así que eso se convirtió en un gran problema en los Estados Unidos…

Nehemia:¿Tuvieron que pagar por eso o simplemente rompieron la palabra?

Keith: Solo imagina esto, ¿de acuerdo?

Nehemia: Sí.

Keith: Esto está un poco fuera de tema, pero imagínense: alguien viene a los Estados Unidos, se van a vender a sí mismos, se convertirán en un sirviente por contrato y, a mitad de camino, dicen: ” ¿Saben qué? Esto no es todo lo que parece ser. Ya no quiero hacer esto, pero quiero quedarme en los Estados Unidos. Quiero estar “, ya sabes, en ese momento, “quiero estar en las colonias”. Luego dicen un día: “Ya no voy a ser un sirviente por contrato”. ¿Así que qué hacen ellos?

Nehemia: Bien, no sé qué hacen ellos.

Keith: Ellos van a otro pueblo

Nehemia: ¡Oh! Bueno.

Keith: Nadie sabe, ¿ellos son un sirviente?

Nehemia: Veo

Keith: ¿Ves lo que estoy diciendo? Así que terminó siendo realmente un gran problema.

Nehemia: No sabía.

Keith: Así que ellos tuvieron que intentar averiguar cómo se puede notar la diferencia. De todos modos, esa es otra discusión.

Nehemia: Así qué ¿cómo ellos pueden notar la diferencia? ¿Cuál es la respuesta?

Keith: Ellos no podrían ver la diferencia

Nehemia: Oh. Bueno.

Keith: Sí, luego ellos tienen que encontrar un grupo diferente de personas donde pudieran notar la diferencia.

Nehemia: Oh, bueno. No estaba consciente de este aspecto.

Keith: Vez, así que esto es realmente interesante. Si, esto es algo para discutir. De todos modos, pero quiero hacer esta pregunta. Desde tu perspectiva, usaste la Palabra de la Semana, pero sacaste esa palabra de un pasaje diferente ¿estoy en lo cierto?

Nehemia: No, es del versículo 8.

Keith: No, cuando estás diciendo…

Nehemia: Es Jeremías 34:8, “dror.” “para llamarse dror” “para llamarse a libertad”, así que ellos proclamaron libertad.

Keith: Ah, bueno. Ahora, ¿puedes explicar esto?

Nehemia: Entonces él repite eso más adelante en el pasaje, también. Él también lo dice en el versículo 15. Dice… déjame leerte la versión JPS, dice en el versículo 15, “Últimamente ustedes se volvieron e hicieron lo que es debido a Mis ojos, y cada uno de ustedes proclamó una liberación a sus compatriotas”, llamaste dror a sus compatriotas,“ y en consecuencia hicieron un pacto ante Mí en la Casa que lleva Mi nombre ”. Nuevamente en el versículo 17, dice… oh, voy a dejar eso en el 17, sin embargo. Lo dice por tercera vez. Es tres veces que aparece. Allí tiene un significado diferente, o el mismo significado pero en un contexto diferente.

Keith: Está bien. Pero dijiste que tal vez sería la Palabra de la Semana.

Nehemia: No, sería definitivamente la Palabra de la Semana.

Keith: Estoy diciendo, ¿lo quieres?

Nehemia: Absolutamente.

Keith: Bien, ¿puedes hacerlo un poco más lento, decirles cuál es la Palabra de la Semana?

Nehemia: Así que es la palabra “dror,” dalet, resh, vav, resh. Se compone de la raíz dalet, resh, resh, y significa “libertad” o “liberación”

Keith: ¿Qué clase de palabra es?

Nehemia: ¿Qué clase de palabra es? Una palabra Hebrea.

Keith: ¿No vas a darles más técnica…? te has vuelto suave con nosotros.

Nehemia: No lo sé. Es obviamente un sustantivo.

Keith: Está bien.

Nehemia: ¿Necesitas que les diga que es un sustantivo? Liberty en inglés también es un sustantivo.

Keith: Mira, creo que estamos teniendo un problema, porque eres nuestro experto hebreo y estás haciendo la lectura del hebreo y te enteraste de que hiciste la lectura en hebreo y era el pasaje incorrecto, Nehemia. Pero arreglaste esa situación y, sin embargo, yo no la arreglé porque simplemente lo puse, y descubrí una semana después que es el pasaje equivocado. Así que te estoy presionando sobre tu técnica… eres el experto en hebreo de la casa.

Pero la razón por la que pregunté eso: “¿Hay algo más sobre la palabra?” – es que a veces, y lo he notado cada vez más, a la gente le encanta tener… No tiene que ser abrumador, no tiene que profundizar mucho, pero les gusta descubrir qué es algo y pueden ir a comprobar y ver qué es.

Nehemia: Está bien. Me estás presionando, así que ahora te daré un poco más de un bocado. Entonces, la palabra “dror” también es un nombre de cierto tipo de ave. Por ejemplo, aparece en el Salmo 84: 4, donde dice: “Hasta el gorrión ha encontrado un hogar y la golondrina un nido para sí misma en el que poner a sus crías”, y esa palabra se traduce como “golondrina”. “Es” dror”. Es un tipo de ave. Luego, nuevamente en Proverbios 26: 2 tiene la misma palabra que se refiere a algún tipo de pájaro. Nuevamente, se traduce en la version JPS como “tragar”. En la versión King James, también lo traducen como “tragar”. Por supuesto, en realidad no sabemos qué tipo de ave es. Es una especie de pájaro que tiene un nido.

Keith: Tiene libertad. Lo sabemos.

Nehemia: Correcto. Así que ese es el punto que se convierte en esta imagen del pájaro volando libre. Ya no es un cautivo. Aquí tenemos que hacer la pregunta; ¿Qué vino primero, el nombre del pájaro o el concepto de libertad (liberty) y libertad (freedom)? Eso es difícil de responder.

Keith: El nombre del pájaro vino primero

Nehemia: Supongo que sería el nombre del pájaro, porque…

Keith: Por supuesto, fue el nombre del pájaro.

Nehemia: El hebreo tiende a tener términos concretos primero y luego términos abstractos. Un pájaro es concreto, puedes verlo, puedes tocarlo; libertad es una especie de término abstracto.

Nehemia: Por supuesto fue el pájaro, Nehemia. Adám fue el primero que nombró al pájaro, y entonces ellos… al pájaro. ¿De qué estás hablando?, Por supuesto, es el pájaro.

Nehemia: Tal vez.

Keith: Me gusta

Nehemia:

Keith: Así que estábamos hablando de esto, y luego dice aquí en el siguiente versículo: “Cada uno debía liberar a su esclava hebrea, tanto hombre como mujer; nadie debía mantener cautivo a un compañero judío. Así que todos los funcionarios y personas que entraron en este pacto acordaron que liberarían a sus esclavos y esclavas y ya no los mantendrían en servidumbre. Estuvieron de acuerdo y los dejaron en libertad”. Lo dice tres veces diferentes, estuvieron de acuerdo, los liberaron, hay un pacto, así que ahora estamos claros, todos estuvieron de acuerdo. Y luego dice: “Pero después”, hicieron algo realmente radical, “cambiaron de opinión y recuperaron a los esclavos que habían liberado y volvieron a esclavizarlos”. ¿Cómo se ve esa imagen? Quiero decir, “recuperaron”, en inglés parecía un poco casual, pero me refiero a cómo se “recupera”, a menos que sea un poco más…

Nehemia: Estoy seguro que involucra cadenas y látigos

Keith: Exactamente.

Nehemia: … e intimidación y golpes a la gente, no hay duda de eso. Sí. La gente no va voluntariamente a la esclavitud, especialmente cuando el sirviente contratado en cierto sentido era como un trabajador por contrato hoy. Él dijo: “¿Esto es lo que me vas a dar si hago qué, durante seis años? Está bien, estaré de acuerdo con eso”. Pero una vez que pasen los seis años, no se quedará como esclavo voluntariamente. Aquí, básicamente, están obligando a la gente a…y esto es realmente esclavitud. ¿Puedo decir esto? Espero que esto no sea políticamente incorrecto. Y si es así, no me importa. Pero esto es esclavitud en el sentido africano. Es decir, esto es lo que pasó en África. Había alguien en los arbustos del Kalahari y estaba caminando predicando la Palabra de Dios y luego fue secuestrado, y luego, antes de darse cuenta, estaba en un bote. Quiero decir, no tengo que decirte esto. Conoces esta historia mejor que yo. No fue que dijo: “Oh, sí, me gustaría trabajar para su plantación”. No funcionó de esa manera, ¿verdad?

Keith: No.

Nehemia: ¿Estamos de acuerdo? En que hay un juego completamente diferente, así que ahora estamos lidiando con algo muy distinto, que no es lo que se pretendía que fuera. Aquí tengo que ir al versículo de Levítico. ¿Puedo traer el verso?

Keith: Sí.

Nehemia: Realmente aparece dos veces en levítico, dónde él está hablando acerca de esta idea de esclavitud que no se supone que sea permanente, es por un periodo limitado de tiempo. Tienes seis años, y el séptimo, y si él quiere quedarse más tiempo entonces están los cincuenta años. De todo eso se habla en Levítico 25. No tenemos que entrar en eso. Pero luego dice en el versículo 39 de Levítico 25: “Cuando tu hermano se empobrezca entre vosotros y sea vendido a ti, no lo servirás como el servicio de un esclavo”. Es decir, puede trabajar para ti, pero no lo trates como a un esclavo. Luego dice: “Como un trabajador asalariado y como un residente”, es decir, como un residente sin tierra, “él estará contigo, hasta el año del jubileo te servirá”. Eso está en el versículo 40 de Levítico 25.

Así que tenemos la idea de que, sí, él será tu esclavo oficialmente, pero lo tratarás como lo harías con cualquier trabajador contratado que podría marcharse tan pronto como quiera, aunque no pueda alejarse. Y luego, en el versículo 42, me adelantaré, dice: “ki avadai hem“, “porque son mis esclavos, o mis siervos, los saqué de la tierra de Egipto”. “Lo imachru mimkeret avad“, “no se venderán como se vende los esclavos”. Aunque hay un hombre que está empobrecido, necesita pagar su deuda por cualquier razón, y acepta entrar en esta servidumbre por contrato, no lo trates como un esclavo, trátalo como un trabajador asalariado. ¿Y por qué? Porque somos esclavos de Yehovah, somos sus sirvientes.

Keith: Algo que llamó mi atención está en Éxodo 21, y dice “si compras un sirviente. En Deuteronomio 15 dice, “si un sirviente se vende a sí mismo.” Así que casi allí, y no quiero ir demasiado lejos en esto, pero fue como si todo el rango estuviera cubierto, ya sea comprando o vendiendo.

Nehemia: Correcto. Bien, hay un escenario en la Torah donde una persona es vendida por la fuerza en esclavitud, y eso es cuando una persona roba y no puede pagar su deuda.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Sé que algunas personas están oyendo esto y están diciendo, “Eso es tan atrasado, tan primitivo.” La Torah forzó a las personas que robaban a la esclavitud. ¿Qué hacemos en América? Los enviamos a prisión.” Y lo que voy a decir ahora es realmente controversial, pero es verdad. Búscalo. En la Constitución de Estados Unidos (US Constitution), la esclavitud no ha sido abolida. Hay 3 millones de esclavos hoy en Estados Unidos. Eso es un hecho. Búscalo. En la Constitución, dice, cuando se trata de la abolición de la esclavitud, dice algo en el sentido de, “excepto como castigo”. Si vas a prisiones donde la gente es obligada a trabajar y ciertamente se les niega la libertad de irse, es una forma de esclavitud, y está reconocida como tal en la Constitución de los Estados Unidos.

Así que piénsalo, tienes a alguien quien cometió un crimen, y él no es vendido en esclavitud, él fue enviado a la esclavitud según el fallo del juez. No digo que eso esté mal. No sé cuál es la solución. Si alguien tiene un juicio justo, y tal vez ese es el punto clave, que es un juicio justo y la sociedad decide hacerlo, está bien, ¿qué vas a hacer con alguien que está asesinando y haciendo otras cosas? Pero no seamos tan santurrones y digamos: “No vamos a hacer eso hoy. Eso es lo que hicieron en la antigüedad”. De hecho, tenemos más esclavos per cápita hoy en los Estados Unidos que en la época de Sedequías. Y se mantienen en peores condiciones que las de los esclavos en la época de Sedequías. ¿Quieres decir algo sobre eso, Keith?

Keith: ¿Ellos se mantienen en peores condiciones que en la época de Sedequías?

Nehemia: Oh, Sí, ¿has estado en una prisión de Estados Unidos?, sé que has estado. Has hecho ministerio en prisión.

Keith: Sí, yo sólo estaba… sí, bueno.

Nehemia: Bien, El versículo 55 de Levítico dice 25, “Ki li bnei Israel avadim,” “Porque los hijos de Israel son mis esclavos. Son mis esclavos que saqué de la tierra de Egipto. Yo soy Yehovah tu Dios”. Entonces, en cierto sentido, la esclavitud de la que hablamos y que vemos aquí en el tiempo de Sedequías está desafiando la realeza de Yehovah. Creo que por eso trajeron esos dos versículos que insististe en leer al principio, que deberían haber sido al final. Creo que la razón por la que tomaron esos dos versículos es que si esclavizas a otra persona en contra de su voluntad, injustamente, entonces estás negando la realeza de Yehovah y que Él es el maestro. Te estás convirtiendo en el maestro. Te estás convirtiendo en Dios y tratándolo como tu siervo, cuando en realidad todos somos siervos del Dios Altísimo, y también, estás negando Su realeza,

Entonces esos dos son paralelos. Creo que eso es porque, aquí una parte fue, tenemos que terminar con un mensaje de bienestar. Tenemos que terminar con una nota positiva. Pero también parte de eso fue… quiero decir, porque podrían haber elegido dos versos para terminar con una nota positiva. ¿Por qué eligieron esos dos versículos? Porque hubo un pacto aquí que hizo Sedequías. El pacto era que vamos a mantener el pacto de Dios que él hizo en primer lugar de que no vamos a esclavizar a nuestro prójimo en contra de su voluntad, injustamente, y en cambio, ellos violaron eso. El pacto de Dios con Israel es un tipo de pacto similar. Si niega ese pacto, está negando Su divinidad, y si esclaviza a la gente, está negando Su divinidad.

Keith: Bueno, te voy a decir lo que me gustó…

Nehemia: ¿Es esa una palabra “Divinidad”?

Keith: Sí, no.

Nehemia: ¿Es divinidad? No lo sé.

Keith: Es una nueva palabra de las Perlas de los Profetas.

Nehemia: “DIOS, la raíz es DS”

Keith: Sin embargo, cuando continuamos, y aquí es donde creo que su punto es realmente claro, porque dice: “Entonces la palabra de Yehovah llegó a Jeremías: ‘Esto es lo que Yehovah, el Dios de Israel, dice: hice pacto con tus antepasados cuando los saqué de Egipto, de la tierra de servidumbre. Y dije: Cada siete años, cada uno de ustedes debe liberar a cualquier compañero hebreo que se haya vendido a ustedes. Después de que te hayan servido seis años, debes dejarlos en libertad ’”. Disculpe mi error. “Tus padres, sin embargo, no Me escucharon ni Me hicieron caso. Recientemente te arrepentiste,” Él dice, hiciste esto, te arrepentiste, “e hiciste lo que está bien ante mis ojos. Cada uno de ustedes proclamó la libertad a sus compatriotas”. Y nuevamente, Nehemia, cuando veo esa frase, inmediatamente vuelvo a pensar…

Nehemia: Sí, “dror.”

Keith: Sí, exactamente.

Nehemia: El pájaro vuela libre.

Keith: Sí, el pájaro vuela libre. “Tú incluso hiciste un pacto delante de Mi en la casa que lleva mi nombre” Wao.

Nehemia: Sí.

Keith: Entonces en otras palabras… quiero decir, incluso fuiste tan lejos como para decir, yo iré antes que tú. Iré ante el gran Creador del universo y haré este pacto. Ese pacto fue reconocido y aceptado y todos estuvieron de acuerdo. “Pero ahora te has vuelto y has profanado mi nombre; cada uno de ustedes ha recuperado a los esclavos y esclavas que había puesto en libertad para ir a donde quisieran. Los has obligado a volver a ser tus esclavos”.

Quiero hacer esta pregunta. ¿No crees … al menos para mí, cuando leí esa frase, pensé para mí mismo, aquí hay un ejemplo perfecto en el que lees una y otra vez, y tal vez puedas ir a la computadora muy rápido y preguntar cuántos veces la frase “profanar mi nombre”, o “profanando mi nombre” o “mi nombre fue profanado”.

Nehemia: Oh, Chico. Sí.

Keith: Mientras hace ese tap, tap, tap, quizás junte las dos palabras, coloque un pequeño comodín allí, ve qué puedes encontrar con esa frase. Esa es la charla técnica para aquellos que no entienden. Solo bromeo.

Nehemia: Así que tengo aproximadamente 52 ejemplos, o lo siento, la mitad de eso, 26 ejemplos.

Keith: ¿26 ejemplos?

Nehemia: Sí.

Keith: Esto es lo que es tan interesante, Nehemia, es que Él dice, Él pone el tema de la esclavitud y el ir en contra de este pacto como un claro ejemplo de, “Por tanto, has profanado Mi nombre”. Y puedes pasar por… este es un gran estudio. Es un gran estudio, amigos que están escuchando, vayan y encuentren los lugares donde está la profanación de Su nombre, o Su nombre es profanado, y cuál es el problema a su alrededor. Es un estudio fenomenal. Pero este es un versículo donde claramente sale de la página y dice: “Esto es lo que hiciste. Fuiste en contra de lo que dijiste que ibas a hacer, y ahora has profanado Mi nombre”.

Nehemia: Entonces, ¿cómo profanaron Su nombre en este versículo?

Keith: Esto es lo que quiero hacer – quiero ver esto porque dice, fue antes que ellos y la casa que lleva Su nombre. Así que parece que en esa situación probablemente habrían… bueno, nos daremos cuenta más adelante mientras leemos sobre el pacto.

Nehemia: Sí.

Keith: Pero la idea de que ellos hicieran votos en Su nombre, hicieran una promesa en Su nombre, juraran en Su nombre: “Esto es lo que vamos a hacer”. Él dice: “Es como si usaras Mi nombre para hacer este pacto y luego profanaras Mi nombre al romperlo”.

Nehemia: Correcto. Realmente tenemos dos usos de ese término, y en realidad son lo mismo. No me gusta la palabra “profano” en este contexto. Prefiero traducir esto como “profanar”, porque esa es la lectura de la palabra, “lechalel.” “Lechalel” es profanar, así que profanar su nombre. Es más que profanar. Entonces, para profanar Su nombre, lo hacen de dos maneras. Una es que hicieron un juramento en su nombre y luego no cumplieron el juramento, por lo que hablaron falsamente en su nombre. El número dos es que tenemos este concepto en muchos lugares del Tanaj, en el 26 o en muchos versículos, donde tus acciones pueden profanar Su nombre.

Por ejemplo, una de las primeras veces, Levítico 18:21 dice: “Y no dejarás que ninguno de tu descendencia pase por el fuego a Moloc, ni profanarás el nombre de tu Dios: Yo soy Yehovah”. Así que quemar a tu hijo en el fuego como sacrificio a Moloc es profanar el nombre de Yehovah. Ahora, ¿qué significa eso? No dijeron Su nombre mientras quemaban vivo a su hijo. Pero al hacerlo… representan Su nombre. Lo que hacen como israelitas, como pueblo de Dios, la gente los mira y dice: “Oh, ese es uno de esos judíos. Ese es uno de esos israelitas. Esa es una de esas personas que cree en la Palabra de Dios, en la Torá, ¿y así es como se están comportando? Eso es una profanación de Su nombre.

Así que en realidad está tomando Su nombre en un juramento falso, como en Levítico 19:12, dice: “No jurarás en falso por Mi nombre, profanando el nombre de tu Dios: Yo soy Yehovah”. Pero también es a través de sus acciones, que tal vez ni siquiera dicen el nombre, pero usted lleva ese nombre a través de sus acciones. Todo el que dice vivir de acuerdo con la Palabra de Dios y se comporta de esa manera está profanando Su nombre.

Luego, Levítico 21: 6 concluye esa sección, dice: “Santos serán a su Dios y no profanarán el nombre de su Dios; porque ofrecen las ofrendas encendidas de Yehovah”, estos son los sacerdotes, “la comida de su Dios, y por eso debe ser santo”. Entonces, si un sacerdote, un Kohen, hace algo que es injusto, incluso si no tiene nada que ver, literalmente, específicamente, con el nombre de Yehovah, profana ese nombre.

Keith: Amen.

Nehemia: Sí.

Keith: Sabes, tengo que decirte algo. Estaba leyendo esto e hice algo, porque siempre ha existido este problema, y realmente lo mencionaste antes en cuanto a lo que significaba ser un esclavo en esa situación, ya fuera comprar o vender, era según la Torá. El Tanaj tiene claro cómo deben ser tratados. Simplemente pensé que era interesante que algunas personas dijeran: “Bueno, este no es un problema principal. Este es un tema secundario. Este es solo uno de los muchos problemas que tuvieron lugar”. Pero mientras leemos, descubrimos que esto, ya sea la gota que colmó el vaso o la razón por la que se rompió el lomo del camello, es realmente un gran problema. Realmente es un tema importante, y usted dijo que era paralelo al hecho de que al no vivir de acuerdo con este entendimiento de lo que Él dice y cómo tratamos a nuestro prójimo, a su vecino, a su persona, a su amigo, a su hermano, a su hermana, terminó siendo el tema que finalmente dijo: “Eso es todo. Se acabó. Ustedes han terminado”.

Sé que vamos a llegar a eso, pero fue difícil para mí cuando estaba leyendo esto. Fue como, “Vaya, ¿es por casualidad que sea este? ¿Y qué tan profundo va este tema? ¿Cuán profundo llega en términos de golpear el núcleo de lo que significa estar bajo el reinado del gran rey? ¿Y qué tan profundo llega hasta el pacto, la promesa y el juramento? Quiero decir, parece que va bastante profundo.

Nehemia: Si. ¿Ya leímos el versículo 17? ¿Podemos hablar del versículo 17?

Keith: No, vas a conseguir – es tu turno de leer.

Nehemia: Así que les leeré del hebreo, que dice: “Por tanto, así dice Yehovah”, “lachen“, “Por tanto, así dice Yehovah:” No me escuchaste para llamar libertad “, para llamar dror, “’Cada uno a su hermano y cada uno a su compañero. He aquí, os pediré libertad, dice Yehovah, para la espada, la plaga y el hambre. Y te daré por terror por todos los reinos de la tierra ‘”. Esto es como este juego de palabras: ¿no darás libertad a tus hermanos? Voy a liberar la espada y la pestilencia, esta plaga, la enfermedad y el hambre. Voy a dejar eso libre. Voy a dar esa libertad, porque tú no darías libertad a tus hermanos. Habrá libertad y no será una libertad que te guste. Será libertad para estas cosas que he retenido, la espada, la plaga y el hambre.

Pero creo que esto es interesante en el versículo 17, porque hasta ahora, mientras leíamos, y estábamos mirando el contexto amplio, pero si solo hubiéramos leído Jeremías, podríamos haber dicho: “Vaya, estas son personas tan benévolas. Tuvieron la oportunidad de tener esclavos, y por la bondad de su corazón decidieron liberar a los esclavos”. Podrías leerlo de esa manera, al menos en parte. Pero aquí lo deja muy claro: “Te ordené que llamaras libertad”. Entonces esto era algo que Dios realmente había ordenado. No estaban haciendo algo por la bondad de sus corazones. Se les pidió que hicieran esto. Y por eso vuelvo al Jubileo. Nuevamente, es un poco confuso porque dijo seis años y el séptimo en libertad.

Entonces, ¿por qué decimos que es el Jubileo? Debido a que este término que tenemos en el versículo 17 de Jeremías 34, “llamar dror“, “llamar a libertad”, es decir, nuevamente, tomado de Levítico 25, no aparece en el pasaje de Éxodo o Deuteronomio, y eso está hablando de la libertad y el año de jubileo. Así que tenemos dos problemas aquí. Uno es el Jubileo, y el otro es el año sabático, el año shmita, cuando saldrían libres si quisieran, y si quisieran quedarse, podrían quedarse más tiempo, pero luego, eventualmente, serían liberados en el año 50. Así que este deja en claro que estaban obligados a liberarlos. No era una opción. Era algo que se les ordenó hacer. Entonces, ¿por qué hicieron un pacto? Es interesante. ¿Por qué hacer un pacto para hacer lo que Dios ya le ordenó hacer? ¿Puedes hablar de eso, Keith?

Keith: Esa es una gran pregunta. Esa es una gran pregunta, Nehemia.

Nehemia: Creo que la respuesta es la naturaleza humana. Es algo así como esto: Dios nos ordena hacer algo, pero ¿nadie más lo está haciendo? No voy a ser friar e ir a hacerlo. Sabes, ese es este concepto hebreo de friar. No voy a ser un tonto e ir a hacer lo que Dios ordenó si nadie más lo está haciendo. Muy bien, si todos se juntan y todos estamos de acuerdo al mismo tiempo, al mismo tiempo estamos de acuerdo en que presionaremos el botón y diremos “dror“, “libertad”, entonces lo haré porque todos los demás está de acuerdo en hacerlo.

Creo que eso es lo que sucedió: que tenías un sistema socioeconómico que era inherentemente corrupto, se basaba en retener a estos esclavos, y un hombre puede decir: “Quiero liberar a mis esclavos. Bueno, eso significa que me empobreceré en comparación con mis vecinos”. Entonces, lo que hicieron fue que se reunieron y dijeron: “Todos vamos a liberar a nuestros esclavos porque Dios nos lo ordenó, y lo que estamos haciendo es injusto”. Y, por supuesto, luego renegaron y se llevaron a los esclavos. Pero esto fue algo que se les ordenó hacer.

Keith: Sabes algo, estaba leyendo esto y estaba pensando… fue un poco sorprendente, tengo que decirte. Fue un poco sorprendente mientras leía esto porque una, la imagen que mencioné al principio es como una proclamación, que suena como un Jubileo. Y luego, por supuesto, mencionaste el tema del idioma y luego repasaste esos tres pasajes. Pero luego va más allá y dice: “Hiciste un pacto”, y luego dice: “Hiciste un pacto en el lugar que lleva Mi nombre”. Así que ahora, obtengo esa imagen. Luego agrega un verso más que incluso aclara más el cuadro. Dice: “Los hombres han violado Mi pacto y no han cumplido los términos del pacto que hicieron ante Mí”. Luego dice: “Trataré como al becerro que cortaron en dos y luego caminaron entre los pedazos”. Ahora, ¿en qué te hace pensar eso? Te hace volver a Abraham.

Nehemia:

Keith: Se hace el pacto y corta los animales y camina entre las piezas. Y hablamos de eso en las Perlas Originales de la Torá. Solo pensé, “Hombre, esto es…” No lo sé, Nehemia, no sé por qué, pero es como si la imagen se convirtiera en 3D porque esto no era como, “Bien, chicos, estuvimos de acuerdo. Mañana cambia la ley”. No, esto fue todo un…

Nehemia: Fue un pacto.

Keith: Fue un pacto.

Nehemia: Así que Génesis 15:10 es el pasaje del que estás hablando, donde dice: “Y Abraham tomó para sí todos estos y los partió por la mitad y puso cada pieza contra el lado opuesto, pero no cortó los pájaros en dos.” Y luego habla de cómo caminó entre las piezas. Entonces este fue un pacto. Y esto plantea una posibilidad interesante de por qué están haciendo esto en forma de pacto, específicamente. Y eso es porque, en primer lugar, un pacto es algo que te une. Realmente es. Una vez que haces el pacto, estás obligado por él.

Pero también tenemos esta idea en varios lugares del Tanaj, y creo que hablamos de esto en las Perlas Originales de la Torá, de que el pacto no fue algo que se hizo una sola vez en el Monte Sinaí y que ya terminaron con él. De hecho, lo vemos en varios lugares de la historia: ellos renuevan el pacto y puede ser algo que renovaron regularmente. Aquí, este podría no ser un nuevo pacto que no existía antes, en realidad podría ser una renovación del pacto, y eso explica por qué tomaron los animales, los partieron por la mitad y caminaron entre las piezas. Dijeron: “Espera un minuto; ¿Así es como Abraham hizo el pacto? Este no es un nuevo pacto. Esta es una renovación del pacto de Abraham, del pacto con Moisés, y debemos renovar este pacto haciendo lo que se hizo en los pactos anteriores”.

Keith: Amen.

Nehemia: Esa puede ser la razón por la que dividieron a estos animales. Debido a que eso es exclusivo de dos lugares, no es único, aparece en dos lugares del Tanaj donde hicieron un pacto cortando un animal por la mitad y caminando entre ellos. Es Génesis 15 y este pasaje en Jeremías 34. Tiene que haber una conexión allí. Tiene que ser que se estaban haciendo eco de ese evento en el tiempo de Génesis.

Keith: Hombre, asombroso. Bueno, tenemos un par de versículos, pero debo decirte que estoy en una máquina del tiempo porque hoy es enero, pero para cuando esto suceda, si de hecho lo logramos, será febrero, a mediados de febrero. Y luego, después de eso, dentro de un par de semanas, nos reuniremos y trataremos de repasar estos pasajes, obviamente, durante un período de un par de semanas. Realmente vamos a tener que estar preparados porque vamos a tener que trabajar mucho.

Nehemia:

Keith: Realmente necesitamos la oración de la gente, y hablaremos más sobre eso. Pero antes de pasar a estos dos versículos, Nehemia, ¿qué estás haciendo en medio de una selva tropical que no es una selva tropical?

Nehemia: Si. Estoy en el noroeste, en el estado de Washington, y originalmente vine aquí para visitar a mi madre y mi hermana; mi madre voló desde Israel y mi hermana vive aquí. Pensé: “No he visto a ninguno de ellos en mucho tiempo, volaré allí”. Luego terminé, una vez que se supo que estaba aquí, varias personas me contactaron y me dijeron: “¿Vendrías, hablarías en nuestra comunidad en este lugar? ¿Y vendrías a hablar con nuestra congregación? Así que lo he hecho, para cuando termine aquí, habré hecho seis eventos diferentes.

Keith: Maravilloso

Nehemia: En un período de tres semanas, que nunca planeamos en primer lugar, realmente se suponía que sería como un tiempo en familia. Fui llamado para hacer más o menos esto. Siento que Yehovah me ha llamado a hacer esto. Cuando la gente viene a mí y me pide que venga a enseñar la Palabra de Dios, respondo. Y esto es lo que estoy haciendo en la selva, en medio de la nada, y me pregunto quién va a venir aquí, y no tengo ni idea.

Además, es invierno, y no sé si lo sabes, Keith, pero antes de que empezáramos a grabar, tuve que apagar el refrigerador y la calefacción. De lo contrario, no podrías escucharme porque estoy en esta pequeña cabaña aquí en medio de la nada y hay ruido ambiental en la habitación. Sabes, mi ministerio es la Fundación Hebrea Makor, mi sitio web es ElMurodeNehemia.com, y la gente me contacta a través del sitio web y me dicen: “¿Vendrías? ¿Y hablarías con nuestra congregación? ¿Podría hablar con nuestro grupo? ¿Hablarías en nuestra iglesia, sinagoga o templo? “Y si soy capaz de hacer eso, y el arreglo es posible, lo hago. Realmente siento que… lo que quiero hacer es liberar a la gente con información; empoderar a las personas con información y liberarlas. Porque es posible que hoy no tengamos esclavitud, pero definitivamente tenemos la esclavitud espiritual que he visto… personas de todo el mundo están subyugadas bajo la esclavitud espiritual, y vienen de no tener conocimiento y de ser forzadas a depender de otras personas. Entonces, lo que quiero hacer no es solo enseñar a las personas y darles información, sino realmente empoderarlas con información. De eso se trata realmente. De eso se trata mi ministerio.

Keith: Increíble. Bueno, es interesante, vamos a estar… Hoy, para cuando esto suceda, debería estar a salvo al otro lado de la tierra después de haber viajado hasta Namibia, la parte sur de África, donde poder compartir con la gente la oportunidad simplemente de conocer gente, compartir con la gente, hablar, enseñar, predicar, hacer todo tipo de cosas. Pero una de las cosas que voy a hacer es preguntarle a la gente, a los que están escuchando en este momento, en lugar de profundizar mucho al respecto, he decidido que lo que quiero hacer es una actualización de estas diferentes partes del mundo. Los pondré a disposición en la primera página de bfainternational.com. Entonces, vaya a la página principal de bfainternational.com y dirá: “Póngase al día con Keith”. “Póngase al día con Keith”, haga clic en él y lo llevará a una publicación donde realmente puedo compartir la información al respecto.

Aquellos que estén interesados en saber por qué viajaría hasta Filipinas. ¿Por qué viajaría hasta Shanghai? ¿Por qué viajaría a África? ¿Por qué viajaríamos a un par de otros lugares que definitivamente están allá fuera? Y eso es porque queremos inspirar a las personas de todo el mundo a construir una base bíblica para su fe. A veces tienen un Internet realmente bueno donde la gente puede visitar el sitio. Estaba sentado con un hombre aquí en esta parte del mundo, saqué mi iPad, tenía mi pequeño WiFi, hice clic y fui a la página bfainternational.com, y este hombre que estaba mirando esta información, estaba impresionado de tener acceso a toda esa información en Internet.

Bueno, el lugar al que voy en África, Internet es como… Nehemia y yo estamos tratando de grabar algo peor que esto. Quiero decir que no puedes… es literalmente casi imposible tener algún tipo de conexión a Internet donde puedas descargar un video o algo por el estilo. Entonces, en esa situación, durante los últimos años, hemos estado conversando sobre visitar allí, y ahora la puerta está abierta. Con suerte, todo eso funcionó, todavía hay algunos detalles.

Pero nuevamente, espero que las personas que están escuchando en este momento simplemente visiten bfainternational.com, vayan a la página principal, hagan clic en “Póngase al día con Keith”, y eso les dará una buena cantidad de información sobre lo que el ministerio trata sobre lo que he estado haciendo, lo que ha estado sucediendo. Entonces, con suerte, como mencioné, para cuando esto suceda, estaremos a un par de semanas de volar a Israel. Estarás volando desde algún lugar, estás deambulando. Estaré volando desde el otro lado de la Tierra, y nos reuniremos y tendremos la oportunidad de afilar hierro con la Palabra de Dios. En última instancia, de eso se trata todo este ministerio: inspirar a las personas de todo el mundo a construir una base bíblica para su fe. Entonces eso es lo que estamos haciendo.

Ahora, tenemos dos versículos más, Nehemia, y no sé si quieres ir más despacio, pero estoy tan feliz de que no hemos tenido que cortar esto. Estoy realmente emocionado. Así que sigue leyendo, porque parece que tienes la ventaja.

Nehemia: Puedes leer el par de versos finales. Adelante, Keith.

Keith: Está bien. Increíble. Aquí dice: “’Entregaré a Sedequías, rey de Judá, y a sus oficiales a sus enemigos que buscan su vida, al ejército del rey de Babilonia que se ha retirado de ustedes. Voy a dar la orden’, declara Yehovah, ‘y los traeré de regreso a esta ciudad. Lucharán contra él, lo tomarán y lo quemarán. Y asolaré las ciudades de Judá para que nadie pueda vivir allí ”’. Hombre, habla de profecía exacta, oh Dios mío. Quiero decir, sucedió de esa manera, ¿no?

Nehemia: Si. Podemos decir eso en retrospectiva. En la época de Jeremías, estaban pensando: “Oh, no, todo está bien, acabamos de recuperar a nuestros esclavos, tenemos trabajadores libres. ¿Por qué él está tratando de estropearlo con toda esta discusión? Venga. ¿Por qué estás causando todo este problema, Jeremias? Lo que tenemos aquí es uno de estos ejemplos: he hablado de esto antes, hablamos de esto en nuestro libro Una Oración a Nuestro Padre: Los Orígenes Hebreos de la Oración del Señor (A Prayer to Our Father: Hebrew Origins of the Lord’s Prayer) – que uno de los principios centrales en toda la Biblia hebrea es esta idea de midah keneged midah, que es literalmente “medida por medida”. Generalmente se traduce como “justicia recíproca”, y lo que significa es la forma en que te comportas es la forma en que Dios te va a tratar. ¿Estás esclavizando a la gente? Dios los va a entregar como esclavos de los babilonios. ¿Crees que te saldrás con la tuya? No lo harás. Dios traerá justicia, y la justicia prevaleció, la justicia sucedió. No dejaron que su pueblo tuviera libertad, por lo que perdieron su propia libertad. Eso es midah keneged midah.

Keith: Justicia recíproca.

Nehemia: Justicia recíproca. Sí.

Keith: Y sucedió. Una vez más, es fenomenal leer las Escrituras y los profetas, tengo que decir que a veces hay un poco de temor cuando abro los profetas. Luego, cuando profundizo y empiezo a abrir los recursos a los que tenemos acceso, los mensajes simplemente salen y son tan hermosos, poderosos. Hay buenas noticias en medio y hay cosas positivas, pero también hay responsabilidad. Creo que eso es lo que vemos una y otra vez: existe esta responsabilidad, y luego esta oportunidad, y esta invitación que se realiza.

Quiero orar hoy, si podemos al final, solo porque quiero que la gente lea a los Profetas y sea parte de esto con nosotros y luego haga la pregunta: “¿Qué significa eso para mí?” Sé que eso es lo que me pasa; lo miro y digo: “¿Qué significa esto para mí?” Y eso es lo que me encanta de Las Perlas de los Profetas; es para ayer, hoy y mañana. Bueno, hoy, para mí, ¿cómo puedo aplicar algún aspecto de esto? Entonces, si no tienes nada más, me gustaría orar.

Nehemia: Por favor.

Keith: Vaya, estoy muy agradecido de haberlo logrado. Padre, quiero agradecerle mucho por la tecnología, lo bueno y el desafío, y el hecho de que pudimos grabar esta sección en particular de los Profetas. Agradecemos a nuestros socios y a los que nos acompañaron, y especialmente a los que nos escuchan. Oro para que hagan lo que yo tuve que hacer y lo que Nehemia tuvo que hacer, que es tomar esta palabra que nos has dado y volverla a nosotros mismos y mirarnos a nosotros mismos y preguntar: “¿Qué significa? ¿Para mí?”

Ciertamente, mientras leo esto, solo pienso en la oportunidad de seguir aferrándome a Tu palabra y aplicarla en nuestras vidas y en todos los lugares que podamos, para amarte con todo nuestro corazón, mente y alma, fuerza, y amar al prójimo. Ciertamente, este es el desafío aquí. Y como resultado de que eso no sucedió, las cosas asombrosas que sucedieron y la responsabilidad que vino.

Oramos por protección continua sobre nosotros y gracia y paz. Y ahora, a medida que avanzamos, esperamos otra oportunidad para abrir Tu palabra y ver lo que tiene que decirnos hoy. En tu santo nombre, amén.

Nehemia: Amen.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply