Perlas de los Evangelios Hebreos #9 (Mateo 4:1-11)

En este episodio de, Perlas de los Evangelios Hebreos #9 (Mateo 4:1-11) Nehemia y Keith discuten el papel de Satanás en el Tanakh, cómo la palabra “el” puede cambiar completamente el significado de un concepto bíblico, y cómo todo esto se vincula con el Coronavirus Wuhan y la guerra espiritual. ¡Estoy deseando leer sus comentarios!

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #9 (Mateo 4:1-11)

Nehemia: Este cristiano, que era un erudito muy culto, dijo: “Bueno, tengo el entendimiento judío de Satanás, que Satanás es uno de los ángeles de Dios y no puede hacer nada sin su permiso y sin su autoridad.” Y en el acto, el hombre fue despedido – no por negar a Jesús, no por negar al Padre o al Espíritu Santo, pero el hombre cristiano fue despedido por negar a Satanás.

Keith: Bienvenidos a Las Perlas de los Evangelios Hebreos, Episodio 9. Estamos viendo el capítulo 4 de Mateo, del 1 al 11. Este es un pasaje muy, muy, muy emocionante que vamos a ver, y estoy bastante convencido de que a medida que nos adentremos en esto, va a ir a las profundidades.

Ahora Nehemia, antes de que empecemos, tengo que hacer algo. Tengo que empezar con algo que tu primo escribió. Normalmente, no hacemos esto, amigos. Normalmente, nos metemos en ello, nos calentamos. Pero va a haber mucha información. Sé que cuando presionamos el botón… Dime, Nehemia, ¿estás emocionado por este pasaje antes de que empiece?

Nehemia: Estoy muy emocionado.

Keith: Excelente.

Nehemia: Sí, este es un pasaje muy interesante en muchos niveles.

Keith: Oh, tantos, tantos niveles. Así que vamos a intentar hacer lo que siempre hacemos. Vamos a empezar por el principio y veremos hasta dónde llegamos, y luego, por supuesto, estaremos en el episodio Plus. Pero la razón por la que quiero empezar con tu primo es que hice algo que normalmente no hacemos cuando Nehemia y yo estamos estudiando. De hecho tuvimos una pequeña conversación ayer, creo que fue, mientras nos preparábamos para esto, y le hice una pregunta, y es una especie de pregunta obvia – supongo que es una pregunta obvia – cómo la perspectiva judía ve este tema de lo que llamamos “el tentador” o “el diablo”. Ahora, la razón por la que quiero empezar con esto es porque sé que nos vamos a meter de lleno en ello.

Pero ¿puedo leer la primera parte? Estoy mirando el libro de tu primo. Si ustedes no saben sobre el libro de su primo en este momento, necesitan empezar de nuevo.

Nehemia: Bueno, digámosle a la gente lo que es, porque puede haber gente que empiece aquí.

Keith: De acuerdo, diles lo que es, Nehemia.

Nehemia: Es un libro llamado La Biblia, el Talmud y el Nuevo Testamento, escrito alrededor de 1879 por el rabino Elijah Zvi Soloveitchik. Acaba de ser traducido al inglés en 2019, escrito en hebreo, y se considera el primer comentario judío sobre el Evangelio de Mateo, o en realidad sobre cualquier cosa en el Nuevo Testamento.

Keith: Increíble.

Nehemia: Él es literalmente mi primo segundo cinco veces retirado. [Risas]

Keith: Es el primo de Nehemia. Lo llamamos el libro de su primo. Y hace algo realmente interesante, ¿de acuerdo? Ahora, normalmente te pido que hagas esto. Nehemia, ¿estarías dispuesto a leer el primer versículo del Evangelio hebreo de Mateo?

Nehemia: Por supuesto.

Keith: ¿Podrías leerlo para nosotros en voz alta?

Nehemia: “Az lekach Yeshua beRuach Hakodesh lemidbar lehitnasot mehaSatan”.

Keith: Excelente.

Nehemia: ¿Puedo traducirlo?

Keith: ¿Es justo decir que tu primo no está mirando un manuscrito hebreo cuando hace este comentario?

Nehemia: Bueno, eso es interesante. Así que el traductor habla de eso en la introducción, y parece que no sabía griego. Así que probablemente estaba usando una traducción francesa. Hizo mucho de este trabajo cuando estaba en París. También puede haber consultado una traducción al yiddish. Hay al menos un pasaje que ya vimos donde menciona al traductor francés. Así que sí.

Keith: Déjeme darles su traducción, asumiendo que está viendo una traducción del griego. “Entonces el espíritu llevó a Yeshua al desierto para que Satanás pudiera probarlo”. Y la razón por la que tuve que parar es que dice, “para que el Satanás pudiera probarlo”. Y ayer te hice una pregunta. Dije, “Entonces Nehemia. Para mí, mis antecedentes cuando estoy leyendo esto en el inglés…” ¿Puedo ir rápidamente a mi versión en inglés? La versión inglesa, amigos, tengo todos estos libros aquí. Quiero leer esto. Dice, y creo que son como 18 palabras. Dice, “Entonces Jesús fue llevado por el espíritu al desierto para ser tentado por el Diablo.”

Ahora, tu primo no está mirando un texto hebreo, supongo. Sólo está mirando una traducción que es del griego. Y ni siquiera él caería en la trampa en la que cayó nuestro amigo Howard. ¿Puedo ver a Howard?

Nehemia: ¿En qué cayó?

Keith: Déjame leer a Howard muy rápido, amigos. Mateo 4, “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu Santo al desierto para ser tentado por…” redoble de tambores, por favor, no “el Satanás” sino por S-A-T-A-N mayúscula. Ahora, la razón por la que quería traer a tu primo, la traducción de Howard, ciertamente Howard está tomando una decisión – como está mirando el hebreo, está haciendo una traducción al inglés que personalmente no estoy muy contento con lo que hizo. Pero ¿puedes decirme por qué es que tu primo vería inmediatamente a Satanás, o al Diablo, o lo que sea que digas que sea, y aún así lo traduce, le da el artículo definitivo, “el”? Y Howard ve “haSatan” justo en el hebreo, y aún así pone S-A-T-A-N en mayúsculas. Ahora, esto está comenzando una controversia desde el principio, pero quiero preguntarte sobre esto. ¿Qué piensas?

Nehemia: Bueno, empecemos con lo que dice en griego. Así que el griego tiene la palabra “Diabolos”. Voy a informar, para aquellos que no saben lo que es, “Diabolos” significa Diablo. Incluso decimos en inglés, “diabolical” (“diabólico”), ¿verdad? Tenemos esa misma palabra. Y entonces, tanto Mateo como Lucas tienen exactamente la misma palabra. Lucas 4:2 tiene lo mismo que Mateo 4:1, que es tentado por el Diablo, y por lo tanto es interesante aquí que lo traduzcan como “haSatán”. Ahora, haSatan – en hebreo, tenemos esta regla de que no puedes identificar un nombre personal añadiendo “Hey”. Se llama “determinación”, ese es el término, “determinación”. Así que los nombres personales ya están determinados. En otras palabras, el nombre “Keith”, el nombre “Nehemia”, el nombre “John”, el nombre “Sally”, no puedes decir en hebreo, “la Sally”. Puedo en inglés, ¿verdad? En inglés puedo decir: “¿Cuál era la Sally? ¿La alta o la baja?” Tú dirías, “Fue la Sally que es baja”. Lo dirías en inglés. En hebreo no puedo decir, “haSally”, “haYeshua”.

Y por cierto, eso es realmente importante cuando miramos los manuscritos hebreos del Nuevo Testamento, de los cuales hay muchos, un par de docenas o tal vez más. Si alguna vez vemos algo como “haYeshua”, “el Yeshua”, inmediatamente sabemos que es una traducción del griego, porque en griego se puede hacer eso. En griego se puede decir… de hecho a menudo se diría, “ho Yesus”, “el Jesús”, o “el Yesus”. Así que el hecho de que sea haSatán te dice que Satán no es su nombre, Satán es su título. Todo lo que es decir, Satanás es un título si dice, “haSatán” aquí en el hebreo.

Eso es cierto en el Tanakh también. Por ejemplo, en Job tenemos un pasaje muy interesante donde se le llama “haSatán”, y lo que es un poco extraño para algunas personas es, bueno, es un personaje que no ha sido presentado antes, ¿verdad? A menudo se identifica a alguien como “el” si ya ha sido introducido en la historia. Podrías decir, “Un ángel vino y dijo tal…” y dirías, “el ángel”, porque fue presentado en un versículo anterior.

Bueno, en Job… tal vez podríamos leer eso. Dice en Job 1:6, esto es JPS, “Un día, el ser divino…” Me encanta eso. En hebreo, es “bnei haElohim”, “los hijos de Dios”… Sólo leeré del hebreo. “Y sucedió un día”, y aquí tenemos “el día”, ¿qué día, verdad? Así que es el mismo fenómeno lingüístico con haSatan aquí, como explicaré en un minuto. “Y sucedió el día, y los hijos de Elohim vinieron a presentarse ante Yehovah y también el Satán vino entre ellos.” Entonces, ¿qué es este “el Satán” si aún no has identificado al Satán?

Así que la explicación lingüística – la encontrarán en Gesenius, la gramática hebrea, Muraoka, que es una maravillosa gramática hebrea también explica esto – es que significa “un cierto”. Si identificas a un personaje con “ha” y no se le ha visto antes en la historia, en la escena, entonces significa “un cierto Satán”, que es como lo traduciría aquí.

Aquí, vamos a leerlo. “Entonces Yeshua fue llevado por el Espíritu Santo al desierto para ser probado”, dice, y llegaremos a eso, “por un cierto Satán”. Pero Satán no puede ser su nombre o no dirías, “haSatán”. Para los nombres personales de personas, o individuos, no es así como funciona. Así que puedes hacerlo con nombres geográficos, pero no puedes hacerlo con individuos. En realidad es algo que fue traído a colación hace años cuando descubrieron esta inscripción en el Sinaí en un lugar llamado Kuntillet Ajrud. Es una de las primeras referencias a Yehovah fuera del Tanakh. Allí se menciona “Yehovah, ve asher ato”, “y Su asherah”, y decir “Su” con un sufijo es como decir “ha”, “el”. Es una forma de determinación.

Concluyeron de eso que no puede ser el nombre “Asherah”, pero ashera tiene que ser el objeto, ¿verdad? Hay una diosa llamada Asera, pero si dices “Yehovah y su Asera”, lo cual por supuesto, es una horrible blasfemia, eso es lo que dice la inscripción, están identificando a Yehovah como Baal – Baal tiene una Asera – y Asera es el poste junto al altar de Yehovah, o altar de Baal, originalmente.

Ese es el poste que Gideon cortó, el “asherah”. Así que cuando dices “su asherah”, es como decir, “el Satán”. Asherah no es el nombre, es el título. O en ese caso, es el objeto, el poste. En este caso, “haSatan” es su papel, su título. Es un cierto satán.

Keith: Esto es lo que pasó. Nehemia, en este primer versículo, creo que hay tres cosas simples que espero que discutamos. Tres cosas simples que discutiremos y que el Evangelio hebreo de Mateo puede ayudarnos a aclarar. Así que con sólo mirar el Evangelio Hebreo de Mateo – y sé de hecho que vas a ser capaz de traer un montón de otras cosas alrededor de esto. Pero con sólo mirar el Evangelio hebreo de Mateo en el primer versículo que acabas de ver, lo primero que me impactó fue que fue tomado y luego dice en inglés aquí, “por el Espíritu Santo”. Pero la forma real allí en el Evangelio hebreo de Mateo, cuando dice, “Espíritu Santo”, ¿qué tienes? Y no sé si hay otros manuscritos que sean diferentes a este…

Nehemia: Así que la vocal, no está vocalizada. Así que podría ser leída como “beRuach Hakadosh”, “el Espíritu de Santidad”, o el “Espíritu Santo de Ruach Hakodesh, el Espíritu de Santidad”. Son muy similares, son dos formas diferentes, Kadosh y Kodesh. Hay lugares donde esta frase se usa en el hebreo Mateo y se deletrea con lo que llamamos un “plenei”, es decir, la forma completa donde es Kuf-Vav-Daled-Shin, y eso te dice que es Hakodesh. En este, es ambiguo, al menos en los manuscritos en los que nos basamos.

Quiero volver a lo de Satán. Hay una segunda forma posible de leer esto. Si dice, “haSatan”, podría ser como, “haElohim”. Cuando dices “haElohim”, “el Elohim”, no te refieres a un cierto Elohim, a un cierto Dios – normalmente, podrías, en algunos casos – lo que quieres decir es, Elohim por excelencia, ¿verdad? Quieres decir él con D mayúscula, Dios. Y así podría ser “el Satán”. En otras palabras, es posible que el autor de este texto creyera que había cierto ángel que era el enemigo, porque Satán significa “enemigo” o “adversario”. Y que era Enemigo con E mayúscula, o en la JPS, a menudo tienen Adversario con A mayúscula, “el Adversario”. Es decir, es el Satán por excelencia. Esa es una posible interpretación aquí.

Lo interesante es que cuando se dirige a él en el versículo 10 – y sé que me estoy adelantando – lo llama “haSatan”, ¿verdad? Satanás todavía no es su nombre. Así que ya sea haSatán, el Satán con S mayúscula, Satán por excelencia, que significa el ángel con el título de “Satán”, o es un cierto Satán, porque podría haber muchos ángeles llamados Satán, o muchas entidades llamadas Satán, que tienen ese título. Claramente no es su nombre, que se ha convertido en inglés, y se convirtió en inglés probablemente porque curiosamente en el griego se transliteró a menudo. Si miran en el texto griego del Nuevo Testamento… hagámoslo en este momento.

Así que voy a sacar mi texto griego del Nuevo Testamento, Nestle-Aland 28. Voy a escribir, “Griego, Satanas”, y el sustantivo aparece 33 veces en el Nuevo Testamento en el texto de Nestle-Aland 28, 33 veces. Y veamos, curiosamente, en Marcos 8:33, [riéndose] Me encanta ese, llegaremos a eso tal vez más tarde.

Vamos a leerlo. “Pero volviéndose y mirando a sus discípulos reprendió a Pedro y le dijo: ‘Ponte detrás de mí, Satanás'”. Ahora, ¿Pedro es Satanás? No, significa “enemigo”. Significa “adversario” aquí. Nunca pierde su significado literal. Al igual que la palabra hebrea “malaj”, “ángel”, nunca pierde su significado literal, también. Significa que hay dos tipos de ángeles en el Tanakh. Está el malach, ángel, que es un humano como Balak, el Rey de Madián envía un mensajero, y eso se llama un “malach”. Y en contraste, hay un malach que es una entidad espiritual que desaparece en un susurro de humo en el Libro de los Jueces, ¿verdad? Así que ese significado literal sigue ahí. “Satanás” aquí es “el enemigo”. Ahora, ¿de quién es el enemigo? Eso es probablemente algo, creo, el cristianismo de hoy se aparta del judaísmo. El cristianismo tiende a ver a Satanás como el enemigo de Dios. Así es como me lo describió un caballero que era un guerrero de oración. Este era un hombre que viajaba por todos los Estados Unidos y soplaba su shofar y caminaba y hacía caminatas de oración. Le dije, “¿Qué es la caminata de oración, y por qué estás soplando el shofar?” Él realmente iba al lugar más alto de cada condado en los Estados Unidos, e iba a cientos de condados y soplaba su shofar. Y yo decía, “¿Cuál es la función de soplar el shofar allí?”

Y me explicó – y no digo que todos los cristianos crean esto, esto es lo que él creía – me explicó que Satanás está reuniendo fuerzas para el enfrentamiento final con Dios, y podrías estar en el equipo de Satanás o podrías estar en el equipo de Jesús. Podrías elegir un bando. Y Satanás gobierna este mundo. Y así, mientras viaja soplando el shofar y caminando en oración – como si literalmente fuera a trazar un mapa de las calles, asegurarse de que cubre todas las calles y orar como él está orando – y está proclamando ese territorio para Dios contra Satanás, para que cuando llegue el enfrentamiento final, Dios tenga más territorio y más secuaces, más soldados. Quiero decir, para mí es definitivamente un concepto alienígena, porque como lo veo en el Tanakh, Satanás no es el enemigo de Dios. Satanás trabaja para Dios. Lo ves en Job.

Se presenta ante Dios, y por supuesto está tratando de crear problemas. Va de un lado a otro de la tierra y dice: “Bueno, sí. Job sólo te escucha porque eres bueno con él. Déjame hacerle daño”. ¿Verdad? Satanás quiere causar problemas, pero quiere causar problemas a los hombres, no a Dios, a los humanos. ¿Podemos hablar de la primera vez que Satanás aparece en el Tanakh?

Keith: Absolutamente.

Nehemia: ¿Estás listo para saltar a eso? De acuerdo. Así que la primera vez que Satanás aparece en el Tanakh es en Números 22:22. Ahí, es realmente interesante. Es interesante en tantos niveles diferentes. Estoy seguro de que hablamos de ello en las Perlas de la Torá, pero vamos a mirarlo brevemente de nuevo. La primera vez que Satanás aparece en el Tanakh, es la palabra “Satanás”, refiriéndose a una entidad espiritual, porque a menudo, Satanás es un humano, ¿verdad? Dice que Dios levantó a cierta persona como Satanás contra Salomón. Era un enemigo, un adversario real. Pero el primero espiritual es Números 22:22, “Y la ira de Dios se encendió porque Balaam fue y malach Yehovah se interpuso en el camino “leSatán lo”, como un Satán contra él”.

Keith: Sí.

Nehemia: Y algunas personas han dicho que cada vez que tiene la frase “malach Yehovah” en el Tanakh es un ángel específico. No voy a entrar en eso ahora mismo, eso es lo que algunas personas han afirmado – que es un ángel específico, porque en realidad, se podría traducir malach Yehovah como “el ángel de Yehovah”, o se podría traducir también como “un cierto ángel de Yehovah”, basado en el principio del que acabamos de hablar. Pero “malach Yehovah” se presenta como un satán contra quién? Contra Balaam, ¿verdad? Así que el que saca la espada y el burro trata de evitarlo y golpea al burro, eso se describe como un “satán”. Ahora, no es el satan de Dios. Y otra vez, en Números 22:32 el ángel dice, “Hinei anochi yatzati lesatan,” “He aquí que he salido como un satán”. Así que este satán no es el enemigo de Dios, en realidad es el enemigo del hombre. Está ahí para probar al hombre, para incitarlo a pecar. Ese es uno de los usos más interesantes de la palabra “satan” en el Tanakh, si podemos ver eso.

Bien, 2 Samuel 24, y allí no veremos a Satanás, curiosamente. Muy bien, 24:1, y luego vamos a compararlo con 1 Crónicas 21:1, que cuenta exactamente la misma historia de David contando al pueblo de Israel. Y en el versículo 24:1 de 2 Samuel dice, “La ira de Yehovah continuó ardiendo contra Israel, y Él incitó a David contra ellos, diciendo: ‘Ve a contar a Israel y a Judá'”. ¿Quién es ese “Él” aquí? Bastante claro en el contexto, es Yehovah, o se podría decir que es la ira de Yehovah tal vez, personificada. Pero es Yehovah. En 1 Crónicas 21:1, podrías traducirlo, “Un satán se puso en pie contra Israel, e incitó a David a contar a Israel”. Entonces, ¿quién se enfrentó a Israel en 1 Crónicas 21:1? Satanás. Pero en 2 Samuel 24:1 es Yehovah quien incita a Israel.

¿Y qué está pasando aquí? En primer lugar, es un juego de palabras. La palabra “incitar” es “vayaset”, que es de una raíz diferente, pero suena como “satán”. Así que 1 Crónicas 21:1 nos explica, en esencia, que Dios probó o incitó a David, básicamente lo puso a prueba, porque tenía esta ira contra Israel. ¿Y cómo lo hizo? Envió a su pit bull, un satanás, “satan”. En realidad tenemos a alguien que sabemos que esto se les explicó, y lo entendieron mal. Pensaron: “¿Nehemia está diciendo que Satán es Dios?” ¡No! Satanás es el ángel de Dios que está usando para este propósito particular, para incitar a Israel. No creo que eso sea contrario a lo que leemos en el Evangelio de Mateo, tanto en hebreo como en griego, o en Lucas, ¿verdad?

En otras palabras, Satanás no viene aquí, el Diablo, los Diablos, el satán, un satán, cualquiera que sea, no viene aquí por su propio poder para probar a Yeshua. Al contrario. Dice, “Entonces Yeshua fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el Diablo”. Y luego Lucas 4:1, “Yeshua siguió al Espíritu Santo y regresó del Jordán y fue llevado por el Espíritu al desierto donde durante 40 días fue tentado por el Diablo”.

Así que no es inconsistente. Es el mismo mensaje allí, que esto es algo que el Espíritu Santo, que Dios… Sabes, yo entendería “Espíritu Santo” como la forma en que experimentas a Dios. No entremos en toda esa teología por ahora. Lo haremos en algún momento.

Pero es Dios mismo quien está trayendo a Yeshua para ser tentado aquí, o el Espíritu Santo que está trayendo a Yeshua para ser tentado aquí, por el Diablo. Así que el Diablo no tiene este poder independiente de Dios. No tiene ese poder.

Keith: Entonces, ¿puedes hacernos un favor? Para los que están escuchando, esta es una de las cosas que me encantaban del tap-tap. Me encantaba esto, Nehemia. ¿Podrías hacernos un favor? ¿Puedes tomar esa raíz de tres letras para Satan y darnos la primera vez que esas tres letras aparecen en el Tanakh? Y creo que va a pasar algún tiempo en el Génesis, pienso en el tema del pozo…

Nehemia: Sí, eso es realmente muy interesante. Así que tenemos a satan como verbo, satán como sustantivo, y luego tenemos “sitna”, que puede significar “enemistad”, o en un caso podría significar “acusación”. Así que hay un hermoso pasaje en Génesis 26, y lo que me encanta de él, es un pasaje muy mundano, ¿verdad? Es sobre una pelea entre Isaac y estos pastores filisteos. Y él cava estos diferentes pozos, y el versículo 18 dice, “Isaac cavó de nuevo los pozos que habían sido cavados en los días de su padre, Abraham, y que los filisteos habían tapado después de la muerte de Abraham”. Ahora, ¿por qué los taparon? Porque había una cantidad limitada de agua y una cantidad limitada de área de pastoreo. No quieren que estas otras ovejas vengan a pastar en la misma zona donde están pastando ellos.

Y continúa: “Y les dio los mismos nombres que su padre les había dado. Pero cuando los sirvientes de Isaac cavando en el arroyo encontraron allí un pozo de agua de manantial, los pastores de Gerar se pelearon con los pastores de Isaac diciendo: “El agua es nuestra”. Llamó a ese pozo ‘Essec’, porque se pelearon con él.” En hebreo es un juego de palabras – “essec” por “hitasku”, “ellos habían discutido con él”. Así que el primero se llamaba “essec”. Y cuando cavaron otro pozo, también se disputaron ese. Así que lo llamó Sitna, y no nos dice por qué lo llamó Sitna. Dice, “yarivu”, “discutieron”, tuvieron una disputa con él. Lo llamaron Sitna, y “sitna” significa “enemistad” u “odio” o “enemigo” de la palabra “enemigo, satan”. Había un pozo llamado Sitna. ¿Es un pozo del que te hubiera gustado beber, el pozo de Sitna? [riendo]

Keith: Pero, ¿por qué te pedí que hicieras eso? Hablo de la raíz de tres letras de esa palabra, “sitna”, y de la raíz de tres letras de la palabra “Satan”. La razón por la que te estoy haciendo esa pregunta, para ver eso, es que todavía estoy volviendo a empezar cuando tu primo dice, “el Satán”, la comprensión de lo que significa la palabra, ser adversario, uno que acusa, uno que se opone. Parece que esa es ciertamente la comprensión judía de quién es el adversario o qué es el adversario.

Nehemia: Bueno, eso es lingüísticamente lo que significa. Así que imagínese esto. Si fueras hoy y hubiera un pozo llamado Sitna y supieras que es de la raíz de la palabra “Satan”, probablemente no querrías beber de él si fueras un buen cristiano, porque podrías pensar… Quiero decir, literalmente tienen una frase, “Habla del Diablo y él vendrá”, ¿verdad? Y lo que podemos ver aquí es que cuando llama a este pozo Sitna, no hay ningún concepto en su mente de que, “Oh, bueno, esto traerá un cierto ángel que causa problemas llamado Satan“. No tiene miedo de Satan. Llama a este Sitna no por algo espiritual, sino por algo muy físico e inmediato, que hubo una disputa, una pelea, y hubo una enemistad por este pozo. Permítanme leer el último. “Se movió de allí y cavó otro pozo y se pelearon por él, así que lo llamó “Rekhovot”, que significa “amplio y ancho”, diciendo, “Ahora por lo menos Yehovah nos ha concedido un amplio espacio para aumentar en la tierra”, y realmente, “Él ha ampliado nuestro espacio para aumentar en la tierra”.

Y esto no está aquí en el pasaje, estoy leyendo ahora en el pasaje lo que los rabinos leyeron en el pasaje. Dijeron, “Estos tres pozos podríamos tomarlos como una metáfora del Primer Templo, por el que lucharon por nosotros, el Segundo Templo, que fue destruido por un enemigo, y cuando construyamos el tercero, habrá un amplio espacio y aumentaremos la tierra.”

De hecho, los rabinos dirían, “Tal vez esto es profético”, pero entienden que no es el contexto y significado original cuando fue hablado por Isaac, pero es un hermoso tipo de lo que llamamos “drasha” o homilía que se puede explicar o hablar, basado en el pasaje. Si dijeras, “Bueno, esto demuestra que habrá tres templos”, no, no lo has entendido. [riendo]

Bien, volviendo a satanás, “satan” significa “enemistad”. Tenemos otro uso de la palabra “sitna” que aparece en un período mucho más tardío, y es en Esdras 4:6. Esdras 4:6, “En el reinado de Acasverosh, al comienzo de su reinado, hicieron un sitna contra los habitantes de Judá y Jerusalén”. Estos son los enemigos de Israel. No quieren que los judíos reconstruyan el Templo, así que se acercan… y dice, “katvu sitna”, “escribieron un sitna“. “Sitna” es una carta de enemistad, pero también puede que en este punto haya tomado el significado de “acusación”, o que pueda ser parte de la connotación aquí. Porque la carta no era sólo una carta de un enemigo, sino que decía, “Hey, estos tipos – no puedes dejar que construyan el Templo, se rebelarán contra ti”.

Así que aquí hay una connotación de acusación, y los rabinos corrieron con eso hasta el punto de hablar de Satanás. Satanás, al que se refieren como “katēgōr”, que es el fiscal. Y literalmente es el término para un fiscal. Está el abogado defensor y está el fiscal. Y así, en el pensamiento rabínico, satan no es sólo el enemigo, que lo es, y un adversario, que lo es, sino que también es el fiscal que está ante Dios y hace algo así como lo que hizo en la historia de Job diciendo, “Bueno, está bien, él te sirve pero sólo le has hecho el bien a él. Ahora, hazle daño y ve lo que pasa”. Pero katēgōr – y en realidad es una palabra griega, es la palabra griega para “un fiscal”, es como se diría en América, el “Fiscal de Distrito” – el katēgōr, el enemigo. Dios está sentado en su trono y hay dos ángeles diferentes ante Él. Está el acusador, y luego está el abogado defensor. Y en realidad tenemos eso en Zacarías 3:1, y allí, Josué el Sumo Sacerdote, o Yehoshúa, “Entonces mostró a Yehoshúa, el Sumo Sacerdote, de pie ante el malach Yehovah, el ángel de Yehovah, y Satan de pie a su derecha como un enemigo contra él, como un satan contra él…” lo que podría significar, “como un acusador contra él”.

Así que, la JPS y la NIV ambas traducen “acusarlo”. Esa es una posibilidad aquí, que significa “enemigo”, pero también significa “acusador”. Y en Mateo 4 y Lucas 4 no lo vemos en el sentido de acusador, creo que lo vemos en el sentido de que viene a hacer la prueba, similar a lo que vimos en 1 Crónicas 21. Pero existe ese entendimiento en el judaísmo, y viene de este lugar en el Tanakh, de que satan no sólo es un enemigo, también puede ser un acusador, tal como tenemos una carta de acusación de los enemigos de Israel.

En Zacarías 3:2 continúa diciendo, “Yehovah dijo a Satan, ‘Yehovah te reprende, Satan. Yehovah ha elegido Jerusalén. Te reprende. ¿No es este hombre un palo ardiente arrebatado del fuego?” Y la imagen que tenemos allí es que Satan viene como el acusador, como el enemigo para decir, “Oye, tienes que castigar a Jerusalén”. ¿Y quién está en defensa de Israel? Yehovah.

Keith: Amén.

Nehemia: No hay ningún intercesor allí. No hay ningún intermediario. Yehovah se levanta y dice, “Te reprendo, Satanás. Tú estás acusando, yo voy a defender a Israel. El propio Juez defiende a Israel”. Así que toda esta escena con Satan es absolutamente fascinante, lo que tenemos en Mateo. No pasamos del versículo 1. [riendo]

Keith: No, no, no. Espera, tengo tres cosas en el versículo 1, y la siguiente va a causar un cortocircuito para ti. Tu primo lo atrapó, y no sé si tú lo atrapaste. Así que fuimos al final del versículo, hablando de la personificación de Satanás. Excelente información. No sé, antes de continuar, ¿queremos hacer algo con respecto a cómo comenzó a crecer y cómo, en el cristianismo actual, tenemos esta idea que mencionaste antes, pero bíblicamente, ¿de dónde sacamos esta idea de que Dios y Satanás están en guerra el uno contra el otro? En otras palabras, ¿hay algo a lo que podamos llegar que nos confirme la idea de que hay una batalla entre los dos?

Nehemia: Mira, voy a decir lo obvio, el elefante en la habitación. Había una religión en ese momento llamada Zoroastrismo.

Keith: Ahí está.

Nehemia: Y los zoroastrianos, se remontan a un hombre llamado Zoroastro que creían que era un profeta, en algún momento alrededor del 600 A.C., algunos dicen que en el 1000 A.C. En realidad no lo sabemos. Zoroastro fundó esta religión que dice que hay dos poderes en el universo, un dios bueno y un dios malo. El dios bueno se llamaba Ahura Mazda, y el dios malo se llamaba Angra Mainyu, y al principio de la existencia, los dos no sabían que el otro existía. Uno estaba en el reino de arriba y el otro en el de abajo. Obviamente, el malvado estaba en el reino de abajo. Digo “obviamente”, porque algo de eso se transmite. Y cada uno está reuniendo seguidores para poder tener una batalla final, y algunos estudiosos de hoy en día dicen que el zoroastrismo no es una religión dualista, como yo diría, que hay dos dioses. Dicen, “No, sólo hay un dios”, porque al final, en los últimos días, Ahura Mazda, el dios bueno derrotará a Angra Mainyu, el dios malo.” Sabes, es como en esa película de los 80, “¡Sólo habrá uno! Sólo quedará uno”.

Y así está el dios bueno y el dios malo, y el dios bueno controla el reino de los espíritus, y el dios malo está abajo, en el infierno, y ambos tratan de reunir seguidores, y a esto se refiere el Tanakh. La mayoría de la gente no se da cuenta, pero el Tanakh realmente habla de esto.

Por cierto, hablamos de esto en nuestro libro, “Una Oración a Nuestro Padre”, cuando estábamos tratando… No recuerdo cuál era el contexto.

Keith: Estábamos tratando con ello en lo que se refiere a “No nos dejes caer en manos de una prueba”.

Nehemia: Ah, de acuerdo.

Keith: Sí.

Nehemia: Así que Isaías 45:1 dice, “Así dice Yehovah a su ungido”, es decir, “su Mesías”, dice allí, “a Ciro”. ¿Quién era Ciro? Ciro es un rey persa que, en algún momento alrededor del 538 AC, o quizás 516 AC, emitió un decreto diciendo que los judíos podían volver a la tierra de Israel y reconstruir el Templo. Así que Isaías vive alrededor del 700 A.C., unos 140 años antes de Ciro, antes de este evento particular de Ciro. Ciro ni siquiera ha nacido, su padre no ha nacido, su abuelo probablemente no ha nacido. “Así dice Yehovah a su ungido”, a Ciro, “cuya mano derecha ha agarrado, pisoteando naciones antes que él”. Así que, básicamente, está diciendo aquí que Dios le va a dar un imperio a Ciro. Él va a dar un imperio con tesoros y riquezas. Y dice en el versículo 3… ¿Por qué hace esto? ¿Por qué le va a dar un imperio a Ciro? Lo cual hace; el Imperio Persa bajo Ciro conquista el Imperio Babilónico. “Para que sepas que soy yo, Yehovah, el Dios de Israel, quien te llama por tu nombre”.

Esta es en realidad una escena increíble. Isaías está hablando una profecía 140 años aproximadamente antes de que se cumpla, llamando a una persona específica en el futuro por su nombre, y diciéndole, “La prueba de que Yehovah es el verdadero Dios es que predijo la venida de este hombre por su nombre”. Él dice, “Para que sepas que soy yo, Yehovah, el Dios de Israel quien te llama por tu nombre.” No para ti, porque eres un hombre justo. ¿Pero por qué? Versículo 4, “Por amor a mi siervo Jacob, Israel, mi elegido, te llamo por tu nombre. Te saludo por tu título, aunque no me hayas conocido”.

¿Qué significa “no me hayas conocido”? ¿No es Ciro un buen judío, o un converso, o un seguidor del Dios de Israel? No, Ciro ni siquiera sabe quién es Dios. Cree en Ahura Mazda, cuyo enemigo es Angra Mainyu. Cree en el dios bueno, que es el enemigo del dios malo. Cree en el dios malo, pero no lo sigue.

Versículo 5, “Yo soy Yehovah y no hay nadie más. Además de Mí, no hay Elohim, no hay Dios.” ¿Por qué le dice esto a Ciro? Porque Ciro cree que hay dos dioses. “Te ceñiré”, que significa, “Te pondré una armadura”, “aunque no me hayas conocido”. Y luego dice, “para que sepan desde el este al oeste”, y literalmente dice, “desde el amanecer del sol hasta el lugar de su puesta, que no hay nadie más que Yo. Yo soy Yehovah y no hay nadie más”.

Y entonces, este es uno de los pasajes más importantes del Tanakh, y tenemos que entenderlo en el contexto zoroastriano. Creían que todo lo bueno del universo provenía de Ahura Mazda, el dios bueno, y que todo lo malo, todo el sufrimiento, toda la hambruna, toda la envidia, todo lo malo del universo fue creado por Angra Mainyu, el dios malvado.

Y aquí, en respuesta directa a eso, Yehovah dice, “Yo formo la luz…” Lo leeré en hebreo. “Yotzer ohr”, “Yo soy el que crea la luz”, “uvoreh choshesh”, “que forma la luz y crea la oscuridad”. “Oseh shalom”, “que hace la paz” “uvoreh ra”, “y el que crea el mal”. Dice en Isaías 45:7 en el hebreo que Yehovah crea el mal y dice, “Ani Yehovah oseh khol eleh,” “Yo soy Yehovah que hace todas estas cosas.”

¿Por qué le dice eso a Ciro? Porque Ciro cree que todo el sufrimiento y la maldad y la mala fe y todo lo malo en el universo no es la creación del dios bueno, es la creación del dios malo. Y Yehovah dice, “Yo lo creé todo”.

Keith: Así que Nehemia, una de las cosas que fue tan poderosa para que hiciéramos ese libro juntos fue cuando llegamos a la sección, esta idea del reino de Dios. Y llegaremos a eso más tarde, con suerte si conseguimos pasar los episodios piloto. Pero lo que lo cambia para mí, y me cambió radicalmente, fue cuando me convertí por primera vez en parte del entendimiento cristiano, entendí que había uno que me iba a tentar, se llamaba “el Diablo”, y el que me iba a bendecir, y ese era Dios.

Y luego llego a este pasaje en Mateo, y por supuesto, como estaba diciendo antes, hay algunas cosas que cambian. Una de las cosas que cambian es, ¿cuál es el papel de Satanás? ¿Es como una película en la que, “Co-protagonistas de Yehovah y Satanás, también protagonizada por Yeshua”?

Nehemia: Es interesante que digas “co-protagonista”, porque nuestro formato para el cine y la televisión es, tienes el protagonista y el antagonista. El protagonista es bueno, y el antagonista es malo. Y luego tienen este subgénero en el que a veces el protagonista es el malo, ¿no? Pero lo que estás diciendo es que ese formato es la forma en que mucha gente ve el papel de Dios en la historia, que Dios es el bueno, y luego hay uno malo, está el antagonista.

Keith: Así que Isaías cambia el juego para mí, cuando de repente en mi Biblia inglesa no dice, “Él crea el mal”. En hebreo dice, “Él crea el mal”. Ahora, no sé, con el tap-tap, si puedes dar un par de versiones en inglés, ¿tal vez la NVI sería una?

Nehemia: Oh, sí. Lo encubren completamente.

Keith: ¿Podrías darnos un par de versiones en inglés que tomen la misma frase que nos acabas de dar, pero que cambien la palabra “evil” (mal) por otra.

Nehemia: Oh, la encubren completamente, porque no quieren decir que Dios crea el mal. Así que la JPS de 1985, “Yo formo la luz y creo la oscuridad. Hago el bienestar y creo la aflicción”. ¡Ni siquiera sé lo que es “bienestar y aflicción”! Y luego aquí, la NVI tiene, “Yo traigo prosperidad”. ¡Whoo, prosperidad! Incluso hace la paz, literalmente. “Traigo prosperidad y creo desastre”. Bueno, eso ya es un poco más peligroso. ¿Dios crea el desastre? ¿Qué está pasando ahí? Y la King James dice, “Yo hago la paz y creo el mal”. ¡La King James no tiene miedo de decirlo! Está diciendo lo que realmente está ahí. Sabes, la King James tiene una mala reputación, a veces, tiene lo que está más cerca del verdadero hebreo.

Keith: Te tiene que gustar esa KJV. [Risas]

Nehemia: Sí. Bueno, está bien. Pero la nueva King James, que se supone que sólo debe actualizar el lenguaje de la King James, se supone que no debe hacer nada más. “Hago la paz y creo calamidad”. Dios es Calamity Jane. Como realmente, ¿qué? Y entonces, aquí la NET dice, “El que trae la paz y crea calamidad”. Luego tienen una larga nota que dice: “Sí, en realidad Dios crea el mal”. Vaya.

Keith: Así que esto es lo que quería mencionar. Estamos en una pandemia mundial ahora mismo, y aun así mientras vemos este episodio ahora mismo, si estás en el 2020, a menos que sea el 2050 y estés viendo esto, durante el 2020 estuvimos en una pandemia mundial. Y la primera vez que esto se hizo realidad para mí fue cuando estaba en Israel. Y lo que siempre he dicho, Nehemia, cada vez que voy a Israel, siempre siento que estoy preparado para lo que viene. Esto es lo que me ha pasado cada vez que voy – aprendo algo en Israel que me prepara para el futuro.

Pero lo que me pasó cuando llegué a Israel es que sentí en mi espíritu muy fuertemente que esta pandemia que se llama el Coronavirus, dicen, “No sabemos de ésta”, es que este virus en el que estamos viviendo actualmente, no es como si Yehovah estuviera en el cielo y pidiera a los ángeles que tomaran el virus y lo pusieran en su laboratorio de ciencia para averiguar qué es esto. ¿De dónde vino? Y tenemos todo tipo de asuntos políticos, como lo llamamos. Pero ¿sería justo decir que tenemos ejemplos de peste, que no viene de alguna fuente maligna, sino que Dios mismo, Yehovah mismo, a veces… dice, “A veces…”

Nehemia: A veces.

Keith: …permitirá que las cosas sucedan no para que nos confundamos sobre de dónde viene, sino para que comprendamos que Él es el único, Él es la fuente que no sólo es consciente de ello, sino que puede detenerlo o permitirlo. Así que para mí, lo que sucedió en Israel fue, dije algo, y espero que la gente no tome esto como una ofensiva – este Coronavirus, ha venido de arriba, está aquí en la tierra para llevar a la gente a un lugar donde vendrán a Dios en humildad, donde se arrodillarán ante Él. Él dice, “Si enviara esto, y si hiciera aquello. Si mi pueblo, que es llamado por mi nombre, se humilla y ora, se vuelve y busca mi rostro, se aparta de sus malos caminos, yo lo sanaré”. Así que para mí, Nehemia, personalmente, no he tenido ningún problema en orarle para que detenga este virus, orle para que intervenga en este virus, y al mismo tiempo decir, “Padre, sé que cada vez que algo así sucede a este nivel, no es algo fuera de tu voluntad, o algo fuera de tu capacidad, es algo que Él usará para su gloria”. Así que eso es más o menos lo que quería decir sobre eso.

Nehemia: Lo que en realidad estás planteando es la cuestión del sufrimiento en el universo – ¿por qué le pasan cosas malas a la gente buena? Es lo que llaman “teodicea”, no sé si tenemos que entrar en eso hoy. Quiero leer un pasaje que es citado por mi primo en el libro La Biblia, el Talmud y el Nuevo Testamento, y está citando el Talmud de Babilonia, Baba Batra 10A. Y es este encuentro entre el Cónsul Romano, Quintus Tineius Rufus alrededor del año 127 DC, y el Rabino Akiva. Era el gobernante o gobernador romano de Judá, y lo llaman en el Talmud, “Turnus Rufus”. Dice, “Turnus Rufus preguntó a Rabino Akiva…” y este es un griego o romano, un pagano latino que no entiende al Dios de los judíos. Dijo: “Si tu Dios ama a los pobres, ¿por qué no les provee?” El rabino Akiva le dijo: “Para que a través de ellos nos salvemos del castigo de la Gehenna”. Eso en sí mismo es profundo. No sé si tenemos tiempo para entrar en ello. Lo que está diciendo básicamente es que ayudando a los pobres, tenemos la oportunidad de hacer justicia en el mundo. No estoy seguro de estar de acuerdo con el rabino Akiva, pero sigamos leyendo.

“Turnus Rufus le dijo: ‘Al contrario. Esto es lo que te condena a la Gehenna. Te diré en una parábola con que se puede comparar esto. Es como un rey terrenal que se ha enfadado con su sirviente y lo ha puesto en prisión, y ha ordenado que no se le dé comida ni agua. Y un hombre fue y le dio comida y agua. Cuando el rey se entere, ¿no se enfadará con el hombre? Y a ustedes los llama siervos. Está escrito: “Porque los hijos de Israel son mis siervos”. Así que en otras palabras, el rey, Dios en este caso, ha condenado a la gente a la pobreza, y al darles caridad, desde la perspectiva romana, está desafiando la voluntad de los dioses. Así es como los romanos pensaron en dar caridad.

La perspectiva judía es, “No, esto es justicia”. “El rabino Akiva le dijo: ‘Te diré en una parábola con qué se podría comparar esto. Es como un rey terrenal que se enfadó con su hijo y lo puso en prisión.'” Así que en la parábola de Rabi Akiva, los pobres son como hijos de Dios. “Y lo puso en prisión y ordenó que no se le diera comida ni agua. Y un hombre fue y le dio comida y agua. Cuando el rey se enteró, ¿no le envió un regalo? Y nos llamamos hijos, como está escrito: ‘Ustedes son los hijos de Yehovah, su Dios'”, Deuteronomio 14:1.

Así que tenemos este breve encuentro histórico en el que luchan con la cuestión del bien y el mal en el universo. Quiero ser muy cuidadoso al decir, “Dios envió el Coronavirus, por alguna razón u otra”.

Keith: Bueno, lo que dije, déjame ser claro…

Nehemia: Porque no sé por qué Dios hace lo que hace.

Keith: Déjame ser claro. No es que Dios haya enviado el Coronavirus, Dios lo permitió. Él tiene el control sobre él.

Nehemia: Absolutamente.

Keith: Puede hacer lo que quiera con ello. Puede usarlo para su gloria. Quiero ser claro en eso. No está en el cielo diciendo. “¿Qué es este virus? ¿De dónde vino esto?” Quiero decir, es mi…

Nehemia: Bien. En otras palabras, no quiero decir que, “Bueno, Satanás trajo el Coronavirus, y es por eso que hay sufrimiento, y si tan sólo Dios interviniera!” Creo que he compartido esto antes, pero conozco a este tipo que es un conocido maestro cristiano, de renombre internacional, y una vez le dieron un trabajo para dirigir una estación de televisión cristiana, y cargó todo su equipo y sus posesiones y las puso en un remolque. Y él y su esposa conducían a la sede de la estación, a través del país. Y en el camino, tuvieron un pinchazo. Llamaron a la estación y dijeron, “Vamos a llegar tarde, porque nos ha pasado esto.” Y la gente que dirige la estación dijo, “Bueno, Satanás ha frustrado sus planes, frustrado nuestros planes, y ha impedido que ustedes vengan, así que oremos para que Dios venza la voluntad de Satanás y cambie los eventos aquí.”

Y este cristiano, que era un erudito muy culto, dijo, “Bueno, tengo el entendimiento judío de Satanás, que Satanás es uno de los ángeles de Dios y no puede hacer nada sin su permiso y sin su autoridad.” Y en el acto, el hombre fue despedido – no por negar a Jesús, ni por negar al Padre o al Espíritu Santo, sino que el hombre cristiano fue despedido por negar a Satanás. Cuando escuché eso dije, “Vaya, qué imagen de la forma en que al menos algunos cristianos, no todos, han corrido con esta idea de Satanás.” Y los judíos hasta cierto punto, ¿verdad? Quiero decir, crecí – lo guardaré para cuando lleguemos a los demonios – pero crecí en un mundo rodeado por la creencia en los demonios, y todo sucedió, “Fue un demonio quien lo hizo. Fue Shaidim. Ese fue Mazikin.” O tal vez sólo, fueron circunstancias naturales, ¿verdad?

En otras palabras, hay un elemento aquí que tenemos que decir, por definición, que hay una cierta cantidad de circunstancias naturales aquí. Si comes murciélagos y comes otros animales que están rodeados de murciélagos, vas a contraer Coronavirus eventualmente, ¿cierto? [Riéndose]

Keith: Bien.

Nehemia: Mira, obtenemos los virus de las vacas, las ovejas y las cabras, que Dios nos ha dado como animales limpios. Hay un libro increíble que todos los que creo que en el mundo occidental necesitan leer. Se llama “Armas, gérmenes y acero”. Hace la pregunta, “¿Por qué el mundo europeo, incluyendo los Estados Unidos, conquistó el resto del mundo, o particularmente conquistó América del Norte y del Sur y las Islas del Pacífico? Esto no se aplica tanto a China, o a la India. Y África, ¿por qué conquistaron también África?”

Y la respuesta que dan – o que este biólogo da en el libro, Armas, Gérmenes y Acero – es que la gente en Europa y Asia vive rodeada de vacas durante, dicen, 10.000 años, y durante ese tiempo hubo ola tras ola tras ola de pandemia, hasta el punto de que para cuando se llega a lo que se llama la Edad de la Exploración o la Edad del Imperialismo en el siglo XV en adelante, los europeos y los asiáticos son inmunes a estas enfermedades, a estas enfermedades que están por todas partes. Sí, tenemos la viruela, pero en general, tenemos una cierta cantidad de inmunidad de rebaño. Y luego se van a América y los nativos norteamericanos son aniquilados por ella. Son diezmados. Tal vez millones murieron porque nunca habían tenido el resfriado común que tienen en Europa y Asia. ¿Y dónde conseguimos estas enfermedades? De animales limpios, ¿verdad?

Así que quiero tener mucho cuidado de no culpar de la pandemia de hoy a los animales impuros. Creo que obviamente hay un elemento en eso. Quiero decir, vino de un murciélago, por lo que sabemos en este momento de la historia. Tal vez indirectamente, tal vez directamente, no lo sabemos con seguridad en este momento. Pero la conclusión es que hay cosas que han venido de las vacas, pero ahora somos inmunes a esas cosas.

Así que hay una cierta cantidad aquí que tal vez una vez que la población llega a un cierto tamaño y estás constantemente interactuando con estos… Sabes, fue curioso, hubo una declaración de alguien en público, no diré quién, que dijo que, “Bueno, ellos obtuvieron esto de un murciélago”. Entonces la gente dijo: “Tenemos que comprobar los hechos”. Y lo que descubrieron es que probablemente hay millones de personas cada año que están infectadas por murciélagos, gente que vive en el campo en China. Los murciélagos viven en las vigas de sus casas y dejan caer caca y se infectan. Y se infectan tan a menudo que hay un cierto grado de inmunidad de manada, y así pueden sobrevivir a ella, o si mueren por ella, no se propaga porque tantas personas la han tenido o una forma leve de ella.

Así que el punto aquí es que no quiero culpar a Satanás de esto.

Quiero terminar con algo, quiero adelantarme, ya que estamos hablando de Satanás, y hay mucho más aquí que ni siquiera llegamos a comprender. Para mí, las palabras clave en el capítulo 4 de Mateo, versículo 1, ya sea en el hebreo o en el griego, es que fue guiado por el Espíritu Santo o por el Espíritu. Esto no es algo que según Mateo o Lucas estaba fuera del control de Dios, esto era algo que estaba bajo el control – en Marcos, también – bajo el control de Dios. Y de hecho, era parte del plan de Dios para guiarlo a esta prueba. Ni siquiera hablamos de la palabra “prueba”. En el episodio Plus, vamos a hablar de pruebas.

Keith: Quiero hacer una pregunta.

Nehemia: Aquí hay una cosa que sí quiero traer. Adelante.

Keith: Tu primo hizo algo realmente interesante, y estoy de acuerdo con él, y esto está basado en nuestro texto que habíamos señalado. Tu primo dice…

Nehemia: ¿Esto es sobre las pruebas?

Keith: No. No se trata de pruebas. Esto es sobre el Espíritu Santo. Dice, “Después de su ayuno de 40 días, esto es lo que vio en una visión profética, y le pareció como si fuera llevado al desierto, y como si hubiera ayunado durante 40 días. La verdad es que todas estas tentaciones habrían durado más de una o dos horas.” El punto es que tu primo dice, “Bien, Yeshua realmente hizo que esto sucediera en medio de su ayuno. Después de su ayuno, tenía hambre,” o lo que sea, “y tuvo una visión profética.”

Ahora, quiero hacer una pregunta. Nuestro puntero, cuando nuestro puntero pasó… Para la gente que no lo sabe, tenemos un texto hebreo que fue apuntado con puntos vocálicos, lo que ayuda a facilitar la lectura a aquellos de nosotros que necesitamos ayuda. Creo que nuestro puntero decía, “beh”, que significa “en” en Espíritu. No es “en el Espíritu Santo”, es como, “en Espíritu”, ¿verdad? Si miras…

Nehemia: No, no, no. Es “en el Espíritu Santo”.

Keith: No, no. Estoy diciendo, ¿qué es lo que…?

Nehemia: Tenemos nuestro caso de lo que se llama “smichut”, del caso de la construcción. Y ya que tenemos “ha” en la palabra “Kodesh” o “Kadosh”… Por lo tanto, “el Santo”, que “el” lleva a “ruach”. Así que es “el Espíritu Santo”. No puedes decir que es “un Espíritu Santo”.

Keith: De acuerdo, entonces no, no, no “un”.

Nehemia: Es “el Espíritu Santo”.

Keith: La pregunta es esta. ¿Es posible… que tu primo diga que está bien, que tuvo una visión profética. ¿Hay algo que hayamos conocido, que hayamos visto, en términos de construcción real, “en el Espíritu Santo”? Ejemplos, y esta es una pregunta de tap-tap, te lo digo, es de oro.

Nehemia: ¡Oh! Oh, oh, oh, oh.

Keith: Es una pregunta de tap-tap. Te estoy preguntando, tienes una situación…

Nehemia: Eso es interesante. Así que estás diciendo, “De acuerdo, por eso está diciendo eso”. Yo tampoco lo entendí, seré honesto contigo. Esto es por lo que pensé que dijo eso. La razón por la que pensé que mi primo escribió que era una visión profética es por analogía a Abraham, quien según la tradición judía, o la interpretación judía en Génesis 18, que todo el capítulo era una visión, que no era que Abraham realmente alimentó a tres ángeles, sino que todo era una visión. Así es como Maimónides interpreta, por ejemplo, que estaba haciendo una analogía por alguna razón.

Pero está diciendo que “entonces Yeshua fue tomado por el Espíritu Santo”, pero esa frase, “por el Espíritu Santo”, según el rabino Soloveitchik, se refiere a una visión.

Keith: O estoy preguntando esto…

Nehemia: Creo que lo que el rabino Soloveitchik…

Keith: O podría ser, “Fue tomado en el Espíritu Santo”. La idea de que Él estaba teniendo… Llegaremos a esto más tarde en la sección de “Plus”. Quiero decir, esto va a ser fenomenal, cuando lleguemos a la sección Plus. Pero, ¿es posible que puedas interpretar esto de que “en el Espíritu Santo”… Es como cuando hablamos de “en el Espíritu”, “en el Espíritu”, que significa algo que estaba ocurriendo en el reino espiritual, si puedo decir eso?

Nehemia: Aquí, Ezequiel 11:24, “Un Espíritu me llevó”, y allí es “un Espíritu”. “Un Espíritu me llevó y me trajo en una visión del Espíritu de Dios a la comunidad exiliada en Caldea.” Y está ahí, “beRuach Elohim”, “por el Espíritu de Dios”. En otras palabras, no fue llevado físicamente a ver a esta gente, fue una visión. Bueno, allí utiliza la palabra, dice, “en la visión”.

Keith: ¿Puedo decirte por qué estoy sacando esto a colación?

Nehemia: ¿Por qué?

Keith: Tendrán que ir a la sección “Plus”, amigos, [riéndose] porque hay algo en ella que me hace pensar, “Bueno, ¿cómo ha pasado esto?” Bueno, si fuera “en el Espíritu Santo”, tendría sentido.

Nehemia: Sí, es definitivamente una forma posible de interpretarlo, basado en Mateo, Marcos y Lucas, que esto fue una visión. No veo por qué es necesario decir que fue una visión. No me suena como si fuera una visión, pero está bien.

Keith: Digo que cuando lo leemos, es posible. Ahora, vamos a ir…

Nehemia: ¿Qué ganamos diciendo que fue una visión, frente a que ocurrió físicamente, o…?

Keith: No, no, no.

Nehemia: Quiero decir, Satanás no es físico de todos modos, ¿verdad? Así que…

Keith: Así que vamos a ir, Nehemia, y espero que estés preparado para esto, estoy seguro de que lo estás. Así que fui y encontré un libro. Es un libro que conseguí en el seminario, y se llama, La Sinopsis de los Cuatro Evangelios. Y volví a esto en el seminario al principio…

Nehemia: Kurt Aland. ¡Tengo ese libro!

Keith: ¿Eh?

Nehemia: ¡Todos los que leen el Nuevo Testamento necesitan tener ese libro!

Keith: Necesitan tener este libro. Pero de todas formas, al principio de él, he puesto un artículo. Encontré esto, chicos, escuchen. Fui al seminario en 1991, así que, ¿cuánto tiempo hace de eso?

Nehemia: En el siglo anterior.

Keith: [riéndose] De todos modos, lo que nos hicieron hacer – esto es realmente interesante, y esto está conectado con Mateo 4 – lo que nos hicieron hacer es que pasáramos y realmente codificáramos por colores, y aquí tengo un ejemplo de ello, codificaríamos por colores el griego. Y la razón por la que lo codificaríamos por colores, sería rojo si la misma palabra griega estuviera en otra sección. Y espero que cuando vayamos a la sección Plus, hablemos un poco sobre los temas del Evangelio Sinóptico con respecto a este pasaje en particular, porque creo que es fenomenal.

La otra cosa que quiero decir mientras vamos, es que ya he hablado de esto antes, lo llamo las “tres pruebas universales”. Hay tres pruebas por las que Yeshua pasó, y estas pruebas, creo que la gente pasa, o está pasando, o pasará en algún momento de su vida. Así que creo que este pasaje que estamos viendo, Nehemia, es excelente para estudiar desde el punto de vista del Evangelio hebreo de Mateo, y en términos de practicidad, es sorprendente.

Nehemia: Hay una última cosa que quiero traer, aunque tal vez la guarde para la sección Plus, porque siento que estamos usando mucho tiempo.

Keith: Ya hemos retenido bastante tiempo. Ahora, ¿puedo darles la invitación?

Nehemia: Por favor.

Keith: Me gustaría dárselas. ¿Hay algo que quieras decir antes de que hagamos esta invitación a la sección Plus?

Nehemia: Sí. Miren, chicos. Saben, realmente aprecio que apoyen lo que estamos haciendo. No podríamos hacer esto sin ustedes. Realmente se necesitan muchos recursos. Sabes, he tenido gente que dice, “Bueno, deberías poner un nuevo episodio a la semana”. En este momento estamos luchando para publicar lo que estamos publicando ahora mismo, cada dos semanas.

Keith: Ni siquiera vamos a decirles con qué hemos estado tratando, ¿verdad?

Nehemia: Sí.

Keith: Sólo vamos a mantenernos positivos.

Nehemia: Definitivamente hemos estado lidiando con lo que creo que mi amigo, que es el guerrero de la oración, llamaría “Guerra Espiritual”. Y por favor, apóyennos ahí fuera orando, apoyando nuestros ministerios. Este no es mi proyecto que estoy llevando a cabo. He conseguido que algunas personas, la mayoría, digan: “Está bien, lo entiendo”. Pero algunas personas se han quejado y han dicho: “¿Por qué tengo que apoyar el ministerio de Keith para ser parte de esto?” Bueno, porque no lo estoy sacando todo. Keith también está sacando parte de esto. Y estoy seguro de que a ti te ha pasado lo mismo.

Y no tienen que hacerlo, chicos. Acabamos de hacer una hora en un versículo básicamente. Si quieren otra hora, o lo larga que sea, no sé, puede ser más larga o más corta, entonces eso es parte de lo que llamamos el episodio Plus.

Keith: Quiero darle a la gente buenas noticias. Hay algo que realmente quiero ofrecer a todos los que están escuchando, a todos los que están escuchando ahora mismo. No tienen que ir a la sección Plus si no quieren. Si quieren rascar un poco la superficie, hicimos la Serie Letras Rojas, que en realidad trata de este pasaje. Pero sólo lo tratamos desde la perspectiva de las palabras de Yeshua, pero hay algunas cosas sorprendentes que aprenderás. Los miembros gratuitos, van a BFA Internacional, primera página, Serie Letras Rojas. Hay 35 episodios a los que pueden ir gratis. Pero tengo que decirles algo.

Si quieren llegar a la profundidad, quiero invitarlos al episodio Plus. Y Nehemia, le diré a todos los que están escuchando, hay algunas personas que me dicen, “Keith, ¿qué están haciendo ustedes dos? ¿Cómo funciona esto?” Luego hay un montón de otras personas, Nehemia, que dicen, “Gracias, gracias, gracias”. Estoy al teléfono con esta gente. Están diciendo, “Gracias”, y quiero decir de nuevo, gracias a ti, porque he esperado 18 años para esto, y para que traigas el tipo de fuentes que estás trayendo y el trabajo que estás haciendo – gente, quiero decir, antes de que vayas a la sección Plus, apoyen la investigación de Nehemia. Apoyen el Muro de Nehemia. Vayan allí, conviértanse en un miembro del equipo de apoyo. La información que nos trae ahora mismo, teniendo acceso a estos manuscritos, no ha sido un asunto barato. Le cuesta mucho dinero.

La mitad de las cosas que tengo aquí son porque él me las ha enviado. Así que por favor, amigos, envíen su dinero al Muro de Nehemia. ¡No puedo dejar que deje esto! ¡Esto es oro! Necesito que él y su gente sigan trabajando.

Con toda seriedad, amigos. Creo que este será el quinto episodio en el que si vienen a la BFA Internacional, van a bfainternational.com, se convierten en miembros Premium, tendrán acceso a cinco episodios Plus. Este es el número nueve, pero el número cinco de los episodios Plus de BFA Internacional. Una vez que te conviertas en miembro Premium, no sólo tendrás acceso a los episodios Plus, sino que tendrás acceso a todo en BFA Internacional. Y para cuando lleguemos al número 9, tenemos tanto para los miembros Premium, que no quiero ni hablar de ello. Así que asegúrense de hacerlo.

Pero antes de convertirse en un miembro Premium, por favor vayan al Muro de Nehemia, apoyen el trabajo para que esto pueda continuar. Porque, sinceramente, Nehemia, ¿es justo decir que a partir de ahora, tenemos un episodio más que vamos a hacer que será el final de la serie piloto? Y en ese punto…

Nehemia: Sí, hemos hablado… Bueno, lo que he acordado es…

Keith: Vamos a tener que hablar de cómo va esto. Vamos a tener que entrar en el meollo del asunto, cómo van las finanzas, cuáles son los números. Es simplemente práctico. Por mucho que me guste hacer esto, vamos a tener que hacer una conversación que seria sobre cómo funciona esto, ¿tengo razón?

Nehemia: Bueno, y mira. Podríamos hacer una tirada limitada, 10, y hemos contribuido algo, creo, a la discusión, y seguimos nuestro alegre camino y trabajamos en otros proyectos.

Keith: Nehemia, ¿puedo decir una cosa más antes de que lleguemos al número 10?

Nehemia: Claro.

Keith: ¿Puedes hacer saber a la gente, sólo por los primeros cinco, de qué tipo de números estamos hablando? No Premium, no Plus, sólo la gente a la que estamos llegando. ¿De qué tipo de números hemos estado hablando, de la gente a la que estamos llegando?

Nehemia: Así que los dos primeros episodios fueron descargados o vistos más de 100.000 veces. Ese número me dejó alucinado. Me dije: “¿Esto está bien?” Tuve que volver y comprobarlo de nuevo. Y mira, he tenido episodios que fueron descargados mucho más que eso. Por lo general, es algo con un interés más amplio que, ya sabes, el Nuevo Testamento hebreo. Como hice el episodio una vez donde entrevisté a los refugiados palestinos en bicicleta de Noruega, y tuvo, no sé, 250.000 descargas en una semana. Pero eso tenía un interés más amplio que este tipo de información hebrea.

Keith: Bueno, la buena noticia es esta – es que a través de nuestro sitio web, a través de YouTube, a través de Facebook, a través de podcast, hemos llegado a un montón de gente. Hay un remanente de ustedes que nos apoya y ahora queremos llevarlos a la sección Plus ahora mismo para que podamos darles más sobre esto. Y de nuevo, estas tres pruebas universales, absolutamente fenomenal la forma en que Yeshua se dirige a su…

Nehemia: ¿Puedo decirte lo que realmente me emociona, Keith?

Keith: Sí.

Nehemia: Es cuando recibo un correo electrónico de gente tan diversa. Recibo un correo de alguien que es un creyente en Yeshua que guarda la Torá. Y luego, al día siguiente recibo un correo electrónico de alguien que me dice: “Me encanta este programa. Voy a la iglesia católica todas las semanas, y me crié en ella, mi familia es parte de ella. Pero ahora estoy exponiéndome a algo que el mismo Yeshua enseñó.”

Keith: Amén.

Nehemia: Recibo un correo electrónico de los judíos ortodoxos que dicen, “Nehemia, nos encanta que hagas esto, que compartas esta información, que des una perspectiva judía”. Algunas cosas las sabían, otras no. Ciertamente, a menudo no sabían cómo se aplicaba en esta situación particular. Recibo correos electrónicos de todo tipo de personas de diferentes orígenes y creencias, y creo que esto es maravilloso. Creo que esto, para mí, es un punto en común…

Keith: Amén.

Nehemia: …que podemos reunirnos, y no es con el propósito de discutir, no es con el propósito de debatir, no es con el propósito de…

Keiht: Conversión.

Nehemia: …conversión, es con el propósito de caminar juntos en un terreno común y entender las antiguas fuentes de la fe. Creo que es algo hermoso.

Keith: Así que vamos a orar, amigos. Y antes de orar, quiero recordarles que por favor vayan al Muro de Nehemia. Hay tantas cosas que son gratis. Vayan a bfainternational.com. Hay tantas cosas allí que son gratis. Pero estoy extremadamente agradecido por aquellos de ustedes que han determinado que quieren viajar con nosotros a los episodios Plus. ¿Puedo orar primero yo y luego tú? Y luego veremos a todos en…

Nehemia: Bevakashah.

Keith: Padre, muchas gracias por estos textos antiguos. Muchas gracias por estos principios que podemos aplicar a nuestras vidas. Muchas gracias por el estudio, por el tiempo, la energía, los recursos. Gracias por nuestros amigos que nos han llevado a este punto. Estamos casi al final de los episodios piloto, y no lo tomamos como algo pequeño.

Queremos estar escuchándote. Queremos saber cómo debemos seguir adelante, si debemos seguir adelante, la forma en que debemos seguir adelante. Quiero agradecerte por nuestros editores. Quiero agradecerte por la gente que está supervisando todo este proceso, que ha puesto sus manos en el arado y ha hecho un trabajo fenomenal. Gracias por eso, Padre. Gracias por tu bondad y tu gracia y la visión y la provisión en tu nombre.

Nehemia: Yehovah, Avinu Shebashamayim, mientras pasamos por este difícil momento en el mundo, este tiempo de pandemia mundial, Yehovah, está con los científicos y los médicos que están buscando una salida a esto, o buscando una manera de tratarlo. Yehovah, dales sabiduría, dale sabiduría a nuestros líderes. Yehovah, mientras estamos luchando con otros asuntos de la sociedad, con todo tipo de situaciones, Yehovah, permanece con la gente y dales la fuerza para superar estos tiempos difíciles.

Yehovah, no sé si esto es una prueba por la que estamos pasando. Ciertamente se siente como una prueba. Yehovah, si nos han llevado a esta prueba, danos la fuerza para superarla de una manera que te honre a Ti y a Tu Santo nombre. Amén.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply