Perlas de los Profetas #11 – Vayigash (Ezequiel 37:15-28)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #11 – Vayigash (Ezequiel 37:15-28) En este episodio de las Perlas de los Profetas, Vayigash (Ezequiel 37: 15-28), Nehemia Gordon y Keith Johnson prepararon el escenario al describir el momento crucial en la historia de Israel y Judá cuando Ezequiel vivió y profetizó. También comparten los encuentros que cambiaron la vida que cada uno ha tenido con los escritos de este profeta. Los estudios de palabras incluyen: “hijo de hombre”, “unirse”, el plural de “uno”, “asentamientos” y el contexto poco común de “salvar” en esta parte. En el centro del escenario están las diez tribus perdidas de Israel. Aprendemos lo que Josefo sabía sobre las tribus, así como los puntos de vista opuestos de los rabinos Akiva y Eliezer con respecto a su recolección. Gordon, demuestra que uno de los rabinos estaba equivocado, relata el día en que conducía un tractor en un kibutz israelí y fue testigo de un convoy de etíopes que atravesaba la carretera, cumpliendo la profecía de Ezequiel cuando hicieron la Aliá. Gordon y Johnson terminan con una oración para que se ilumine a las 12 tribus y que pronto llegue el día en que haya una nación, un templo y un rey.

“En cuanto a ti, hijo de hombre, toma un palo para ti … Luego toma otro palo … Luego únelos uno con otro para ti en un solo palo”. (Ezequiel 37: 16-17)

Las Perlas de los Profetas #11 – Vayigash (Ezequiel 37:15-28)

Estás escuchando Las Perlas de los Profetas con Nehemia Gordon y Keith Johnson. Gracias por apoyar a la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Más información en El Muro de Nehemia.com.

Keith: ¡Shalom chaverim shelanu! Eso significa, “Paz para ustedes, nuestros amigos”, en hebreo. De hecho, esa palabra en realidad se va a colar en la siguiente sección de Las Perlas de los Profetas. Este es Keith Johnson, junto con mi amigo Nehemia Gordon. Estamos listos de nuevo, al final del año calendario, para echar otro vistazo a los Profetas y ver si podemos encontrar aún más perlas para compartir con ustedes. Shalom ¿chaver Sheli, ata muchan? ¿Estás listo?

Nehemia: Ani muchan, chaveri. Estoy listo, amigo mío. Hagámoslo. Estoy emocionado.

Keith: Aquí vamos. Chico, no puedo creerlo. Ya estamos al final de este año calendario. Este es el último Shabat del año natural…

Nehemia: Eso es correcto.

Keith: … donde en todo el mundo la gente abrirá a los profetas. Abrirán la Torá, no sólo en sinagogas, Nehemia, sino también en congregaciones y hermandades. Muchas personas que no son parte de una congregación oficial en realidad están siguiendo la lectura, no sólo de las porciones de la Torá, sino de las secciones de los Profetas. Estoy tan emocionado de lo que hemos sido capaces hasta ahora, esto será… Quiero decir, hemos estado haciendo esto por algún tiempo. ¿Creemos que estamos en el 11?

Nehemia: El undécimo episodio.

Keith: El undécimo episodio.

Nehemia: Y casi terminamos con Génesis. Este es el antepenúltimo.

Keith: Wow. El antepenúltimo en Génesis. Así que vamos a empezar. Vamos a estar buscando en el libro de Ezequiel, y tengo que decirte, este libro es…ni siquiera sé cómo decirlo. Es muy, muy importante para mí, personalmente, y podemos hablar un poco de eso a medida que comenzamos. Pero a veces, tengo que decirte, es frustrante, Nehemia, que estas secciones son lo que son, y algunas personas dicen “¿Por qué no abordaste esta sección? ¿Por qué no abordaste esa sección? ¿Qué hay de este versículo y ese versículo?” Y tenemos que elegir y elegir acerca de dar contexto, pero en realidad, tenemos que centrarnos en la sección que es la sección de los Profetas.

Nehemia: Correcto. Así que hay estas secciones tradicionales de los Profetas que corresponden a las porciones de la Torá. Por supuesto, las 54 porciones de la Torá cubren los Cinco Libros de Moisés. Las porciones del profeta solamente…

Keith: Sabes, en las Perlas Originales de la Torá hicimos todo eso.

Nehemia: Correcto. En las Perlas Originales de la Torá hicimos los cinco libros enteros de Moisés. Fue hace tres o cuatro años. Quiero decir que fue increíble. Pero las secciones de los Profetas, las secciones tradicionales de los Profetas leídas en las sinagogas, sólo cubren alrededor del 12% de las secciones de los Profetas de la Biblia.

Keith: ¿Es ese el porcentaje de eso?

Nehemia: De hecho lo busqué. Es el 12%. Es decir, lo calculé yo mismo.

Keith: Wow.

Nehemia: Basado en el número de versículos, no en el número de palabras. Pero el número de versículos es el 12% de los versículos, aproximadamente.

Keith: Entonces, ¿puedo ser claro antes de que sigas?

Nehemia: Sí.

Keith: Quiero que la gente entienda que tú y yo no nos sentamos y decimos: “Encontremos las secciones que leeremos sobre los profetas. En otras palabras, se trata de secciones históricas que coinciden. Quiero decir, emparejado, basado en el contenido.

Nehemia: Correcto. Y en realidad, hay ciertas secciones donde hay diferentes tradiciones sobre qué leer.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Aunque, en este particular, Vayigash, la mayoría de las comunidades judías de hecho leen lo que vamos a discutir hoy, que es Ezequiel 37:15 a 28. En realidad, algunos judíos Caraíta tienen una tradición diferente, que es leer esta semana Josué 14:6 a 15. Pero dejaremos eso para una sección diferente.

Keith: Espera. ¿Así que no vamos a pasar por la tradición Caraíta aunque seas Caraíta?

Nehemia: No, todas estas son tradiciones. No estamos diciendo que los profetas vinieron y dijeron: “Así leeréis en la semana en que lean Génesis 44.” No, eso no es lo que estamos diciendo. Lo que estamos diciendo es que lo que sucedió originalmente es que los judíos tenían prohibido por los griegos leer de la Torá. Vinieron y dijeron: “Tenemos que leer algo en los Profetas que nos recuerde la parte de la Torá para la semana”. Las secciones que leemos hoy pueden no ser lo que se leyó en el siglo II a.C.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Es decir, las comunidades judías estaban dispersas por todo el mundo, y desarrollaron muchas tradiciones diferentes. Sólo para darles un ejemplo, para Vayeitzei, todos están leyendo desde Oseas, más o menos los mismos capítulos, pero por ejemplo, los judíos de Europa, el Ashkenazim, leerían Oseas 12:13 a 14:10. Pero los Sefardíes, los judíos del norte de África y Oriente Medio leerían Oseas 11:7 a 12:12. Así que había una pequeña superposición de dos versos, pero básicamente…

Keith: Y luego, por supuesto, los metodistas, leemos una sección diferente.

Nehemia: Bueno, no sé lo que los metodistas leen. No sé nada de eso. Sólo digo que hay diferentes tradiciones judías sobre estas cosas. Y realmente hemos elegido simplemente el más común como punto de referencia. Y realmente, lo que voy a luchar hoy es centrarme en Ezequiel 15 a 28 y no en Ezequiel 1 a 14, que es de lo que realmente quiero hablar.

Keith: Vamos a ser fieles a lo que dijimos que haríamos. Pero de nuevo, cuando es importante, y en cuanto al contexto, tenemos que ser capaces de echar un vistazo a lo que está pasando.

Nehemia: Correcto. Como hicimos la semana pasada.

Keith: Como hicimos la semana pasada. Así que, antes de empezar, Nehemia, has hecho un trabajo fenomenal de dar lo que yo llamo un poco de contexto, contexto histórico, de quién es la persona – Ezequiel. Y tengo algo que realmente quiero mencionar, tal vez un poco después de eso, pero primero, dar un poco de tuercas y tornillos en el fondo del libro.

Nehemia: Sí. ¿Sabías que Ezequiel fue el primer Tel Aviviano? ¿El primer hombre en vivir en Tel Aviv en toda la historia? O el primer judío, debo decir, que sepamos.

Keith: ¿En serio?

Nehemia: ¿Sabías eso?

Keith: No, no lo sabía.

Nehemia: Así que Tel Aviv es una ciudad moderna que se estableció en Israel en 1909; nunca existió antes de eso. Había habido una ciudad cananea llamada Yafo en ese sitio en tiempos bíblicos. Pero Tel Aviv – ese nombre aparece en el libro de Ezequiel como un lugar en Babilonia donde Ezequiel, al menos en un punto, se encontraba. Así que eso es muy interesante acerca de Ezequiel, que fue uno de los pocos profetas que profetizaron en Babilonia. Y se podría decir que Jonás lo hizo, porque estaba en Asiria. Pero en realidad aparte de Jonás, que tiene como un versículo profecía: “Cuarenta días, y Nínive es derrocado”, Ezequiel es el profeta judío en Babilonia. Fue llevado en el exilio y fue a Babilonia y profetizó desde allí, desde Babilonia.

Y es interesante, porque la mayoría de la gente habla de la destrucción del Templo, pero lo que no se dan cuenta es que los babilonios realmente destruyeron el Reino de Judá en dos fases. En 597 a.C. tomaron realmente a la élite de la sociedad de Judea como exiliados en Babilonia, y entre 597 y 586, ese período de 11 años, Judea fue este estado vasallo, básicamente, como… No sé, como Puerto Rico es para Estados Unidos, no un estado independiente, subyugado por Babilonia.

Y luego en 586 a.C. se rebelaron, y luego los babilonios regresaron y terminaron el trabajo y destruyeron todo. Así que Ezequiel es de 597, de la primera ola del exilio. Así que muchas de sus profecías tendrán lugar entre los dos exilios, es decir, entre 597 y 586. Así que está en el exilio, pero el Templo sigue en pie. Y parte de su profecía continúa después de que el Templo sea destruido.

Keith: Bueno, te digo, es interesante para mí. A menudo tengo que referirme a lo que me pasó, y el libro de Ezequiel es un aspecto muy importante.

Nehemia: Oh, sí. Tienes razón.

Keith: Porque antes de saber algo sobre ir a Israel – aunque tengo que decir que fui a Israel en… Creo que fue 1988, en el otoño de 1988. Y cuando entré en 1988, todavía podías hacer cosas como entrar en la Cúpula Dorada y subir al Monte del Templo…

Nehemia: ¿Y lo hiciste?

Keith: Lo hice absolutamente en 1988 – No tenía idea de lo que estaba haciendo. Subí allí, entré en la Cúpula de la Roca, como ellos la llaman, y vi todo tipo de cosas. Pero en 2002, básicamente es cuando fui, y ahí es donde te conocí, y realmente, fue el libro de Ezequiel lo que me hizo estar sentado aquí contigo hoy. El libro de Ezequiel, de hecho, el tercer verso, donde tuve este sueño, y en el sueño la voz de esta señora dice: “Dime dónde se abre el pergamino, y ganas un millón de dólares”. Le dije: “Ezequiel capítulo 1 versículo 3.” Y lo que es tan gracioso, Nehemia, es que tuve este sueño, voy a Israel, te encuentro; el pergamino de la Torá, cualquiera que no haya escuchado la historia, todo está disponible, puedes ir a bfainternational.com, la primera plana sobre nuestro ministerio y lo oirás. Pero lo que me parece asombroso es que durante años nunca miré para ver lo que dijo Ezequiel, capítulo 1, versículo 3.

Nehemia: Wow.

Keith: Así que en otras palabras, tuve un sueño que dice ir a la tierra, y te encuentro, y nunca voy al verso. Y parte de la razón, tengo que ser honesto, es que estaba un poco nervioso.

Nehemia: ¿Qué estabas?

Keith: Al pensarlo, estaba nervioso. Y cuando lo abrí, hay una frase que es genial para mí. En Ezequiel capítulo 1 versículo 3 en inglés, y estoy leyendo de la NASB, dice: “La palabra de Jehová vino expresamente a Ezequiel el sacerdote, hijo de Buzi”, me encanta ese nombre, “en la tierra de los caldeos junto al río Chebar; y allí la mano de Yehovah, la mano de Yehovah estaba sobre él.” Así que cuando abrí una Biblia hebrea, comienza y dice, “hayo haya davar Yehovah.” Y esta frase es genial.

Nehemia: Sí.

Keith: Porque en primer lugar, no puedes encontrar esa frase exacta en ningún otro lugar de la Biblia. No se puede encontrar en ningún otro lugar en el Tanakh. Pero la construcción de la frase que sí encuentras, donde tienes dos palabras diferentes que son un tipo de… y en inglés lo que dicen es, “Y la palabra de Jehová vino expresamente.” Así es como intentan comunicarlo. Pero cuando fui a abrir este verso y mirarlo en el idioma original, en realidad me emocioné un poco, porque sentí que era algo rítmico. “Hayo haya davar Yahweh.” “Hayo haya davar Adonai.” “Hayo haya davar Hashem.” No – “Hayo haya davar Yehovah.”

Nehemia: Sí.

Keith: ¡Es rítmico, Nehemia! Y esa frase, en inglés está diciendo que vino expresamente. Para mí, cuando finalmente miré ese versículo y fui más allá a ver el versículo al final, donde dice: “Y la mano de Yehovah estaba sobre él”, me sentí emocionado. Nunca había leído el verso antes, al menos, no sabía nada al respecto. Nunca lo memoricé. Y es lo que apareció en mi sueño. Ahora, aquí estamos haciendo Las Perlas de Los Profetas juntos, y estamos hablando del libro de Ezequiel. Sólo estoy emocionado por eso.

Nehemia: Sí. Eso es emocionante.

Keith: Así que es el capítulo de Ezequiel…

Nehemia: ¿Y sabes que el libro de Ezequiel también era muy importante para mí?

Keith: ¿En serio?

Nehemia: Y no sé, esa es la razón por la que estamos sentados aquí juntos, pero definitivamente, una de las cosas que experimenté fue un encuentro con el nombre de Dios en el Códice de Alepo original, y eso estaba en el libro de Ezequiel. Yo estaba sentado allí uno al lado del otro, en ese día fatídico, y la gente puede ir a la serie Open Door para escuchar sobre ello, un día que cambió mi vida, un día que cambió el mundo. Y allí, uno al lado del otro, estaba el texto impreso en el Códice de Alepo y estoy mirando a lo largo, y tiene la vocal perdida de la que hablo. Y de repente, descubrí que la vocal no faltaba, y eso fue en Ezequiel.

Keith: ¿Recuerdas qué verso era?

Nehemia: No ahora mismo.

Keith: Está bien. Bueno, conozco mi verso, Ezequiel capítulo 1 versículo 3.

Nehemia: De acuerdo.

Keith: Así que vamos a Ezequiel capítulo 37 versículo 15. ¿Puedo empezar por ahí?

Nehemia: Sí.

Keith: Y es interesante…

Nehemia: Creo que en realidad fue el verso donde dice, “Baruchkvod Yehovah mimekomo.” Ese fue el versículo, para el cual no podía decirte el capítulo y el número de versículo, porque no memorizo esas cosas, por lo general. Pero puedo buscarlo en mi pequeño programa. Era Ezequiel capítulo 2 versículo 12.

Keith: ¡Ahí está!

Nehemia: La gente puede mirar allí, y verán a Yehovah con las vocales completas.

Keith: Con las vocales completas. Si están mirando el manuscrito real, lo verán.

Nehemia: Sí, lo harán. Y en realidad se puede ver en línea hoy en día, lo que es realmente genial. En realidad estoy en el sitio web ahora mismo, mientras Keith está hablando.

Keith: ¿Escuchas esos clics, clics, clics? Ese es Nehemia mirando el manuscrito. Ezequiel capítulo 37 versículo 15: “Y Ahora vino la palabra de Yehovah, la palabra de Jehová vino de nuevo a mí diciendo…” Ahora, dice “vino de nuevo”, en la frase misma sólo dice: “Y la palabra de Jehová vino a él”. Pero una de las razones por las que pienso para esto, y podemos comprobar un poco del contexto, es que tendrás una sección, y hemos hablado de esto antes en Isaías, o hablamos en otros profetas, donde hay una sección, “Y vino la palabra de Yehovah”. Y luego hay información, “y luego vino la palabra.” Y justo antes de esto…

Nehemia: ¿Así que el tuyo lo dice “otra vez”?

Keith: Sí, dice “otra vez”.

Nehemia: No dice “otra vez”. No lo acepto. Es decir, hay lugares donde realmente dice “otra vez”. Y supongo que lo que están haciendo es que están interpretando la palabra “va”, que es “y” en hebreo, el vav hebreo. Pero como en la JPS, dice, “La palabra de Jehová vino a mí.” No hay “y”. No hay “también” o “otra vez”. Literalmente dice, “Y la palabra de Yehovah era para mí decir”, es lo que dice, literalmente. Y supongo que lo que están tratando de hacer es atarlo en los versículos 1 al 14, que es una puerta abierta para que discutamos del 1 al 14 durante la próxima hora. ¿No?

Keith: No, no podemos hacer eso. Bien. Está bien.

Así que ahora este siguiente versículo, Nehemia, es algo que incluso si no estuvieras realmente familiarizado con el verso real en detalle, ha habido muchos grupos de personas que han usado este versículo y han llegado a interpretaciones de él. Supongo que quiero hacer algo, si te parece bien, quiero dejar que el verso hable.

Nehemia: De acuerdo. Sí, claro.

Keith: Lo que significa que no quiero huir de él. Quiero apoyarme en él, como me gusta decir. Pero quiero dejar que el versículo hable, porque hay un versículo muy importante en esta sección que hace exactamente lo que queremos que suceda, y eso es entender la Escritura y su lenguaje, historia y su contexto. 37:16, “Y tú, hijo de hombre”, ahora, justo ahí, quiero parar y decir, “hijo de hombre”. Nehemia, cuando escuchas las palabras “hijo del hombre”, ¿cuál es tu pensamiento? ¿Qué es lo que me viene a la mente?

Nehemia: Así que lo que viene a mí es que es sólo hebreo para el ser humano.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Eso es lo que significa para mí. Y cuando Dios le está hablando… Por ejemplo, la JPS traduce, es literalmente, “Ben Adam.” Ben es hijo, y Adán es Adán, “hijo de Adán” es literalmente lo que dice. En la JPS lo traduce como, “Oh mortal.” Lo que significa, “Oh mortal”, porque Dios es este infinito, no es hijo de Adán. Es el creador de Adán. Y está hablando con un ser humano, lo llama hijo de Adán. Eso es justo lo que significa para mí.

Keith: Y es por eso que quería mencionar esto, es sólo la idea de lo que dice la frase. Dice, “hijo de Adán”, “hijo del hombre”. “Toma por ti mismo”, y me detienes mientras voy aquí, porque voy a leer de la NASB. Una vez más, lo que tenemos ahora es que tengo mi Biblia hebrea abierta. Tengo mi NIV, lo llamo mi versión casi inspirada. Pero la razón por la que me gusta la NIV, honestamente, es que cuando me estoy comunicando, especialmente si estoy compartiendo, predicando un pasaje, me gusta empezar en donde está la gente – mucha gente en el idioma inglés. La NIV hace un trabajo maravilloso de usar el idioma inglés moderno para comunicarse. No hace el mejor trabajo en términos de ser fiel a lo que dice el texto original, en muchos casos. Muchas veces hacen mucho, lo que yo llamo, gimnasia con el texto. Así que me gustaría empezar…

Nehemia: Aunque he encontrado lugares donde la NIV es más preciso que cualquier otra traducción.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Significado, ninguna traducción es perfecta, y si puedes encontrar la verdad dondequiera que se diga la verdad, y supongo que es más fácil para mí porque puedo mirar en hebreo, pero hay momentos en que la NIV es la única que lo hace bien. Es raro, pero sucede.

Keith: Sucede. Y eso sucede en un número de… de hecho, en la versión King James a veces eso sucede.

Nehemia: Sí.

Keith: Así que de todos modos, tenemos estos libros abiertos. Tenemos dos computadoras. Y tenemos esto… No sé cómo llamo a esto, ¿arreglado? Y tengo que parar, Nehemia, digamos después de 11 veces, esta es realmente una situación amañada. Tengo una taza de café, aguantando…

Nehemia: Y ni siquiera es una de Starbucks.

Keith: Déjame terminar. Voy a hacer saber a la gente exactamente. Estamos sentados en un dormitorio. Tenemos una mesa con un poco de espuma detrás y otro pedazo de espuma, y tengo una taza de café que está salpicando tu iPad.

Nehemia: Un IPad de cuatro años.

Keith: Porque mi iPad se rompió. Hicimos una sesión completa con Las Perlas de los Profetas y descubrimos al final que no funcionó. Así que tenemos esta plataforma. Pero déjame decirte lo que me encanta de él – es auténtico.

Nehemia: Sí.

Keith: Es auténtico. Y en realidad, sólo tengo que decir, Nehemia, después de éste, creo, y el siguiente. Después de esto, quién sabe dónde vamos a estar en el mundo, y va a ser una situación de grabación más difícil. Pero voy a decir esto – lo que me gusta de esto, en este verso que vamos a hablar, es que podemos estar aquí juntos. Dice, aquí va. “Y tú, hijo de hombre, toma por ti mismo un palo y escribe en él, ‘Por Judá y por los hijos de Israel'”, y luego dice, “sus compañeros”. ¿Qué dice en hebreo? Tengo que ver lo que dice…

Nehemia: Dice,“Chaverav”.

Keith: Entonces, ¿cómo abrimos el show?

Nehemia: Chaverim. Chaverim Sheli!

Keith: Chaverim sheli. Chaverim Shelan.

Nehemia: Correcto.

Keith: Así que decimos, “amigos”.

Nehemia: Sí. Así que chaver es la palabra hebrea que significa amigo, chet, beit, resh. Y hemos mencionado antes que viene de la raíz que significa estar unido a alguien, estar conectado con alguien, estar en comunión con alguien. Y aquí lo que estaba escrito en los dos palos, en cada uno de los palos, es“chaverav,”“sus amigos”. Y en realidad, tiene chaver, la palabra para amigo, y “av”, escrito con un yud allí, yud, vav, que significa, “sus amigos.” Y es interesante que el yud no se pronuncia, sólo está escrito, y visualmente, cuando lo ves, sabes que representa el plural de la palabra,“chaver.” En otras palabras, escondido dentro de esta palabra “chaverav” es “chaveravim.” Así que es chaveravim de su, chaverav. Así que sí, chet, beit, resh, yud, vav – cinco letras.

Keith: Ojalá pudiéramos entrar en alguna discusión textual, pero vamos a esperar en eso porque sólo tenemos una hora.

Nehemia: Acerca del qere ketiv. Sí, es algo interesante.

Keith: Es muy interesante cuando lo ves. Pero de todos modos, dice, “Y toma otro palo y escribe en él, ‘Para José, el palo de Efraín y toda la casa de Israel, y sus compañeros'”. O sus amigos. Así que lo que me gusta de esta sección que vamos a hacer, es que en realidad tenemos un poco de experiencia en términos de lo que hemos hablado. Hemos hablado de Ephraim. Hemos hablado de Joseph. Hemos hablado de los temas relacionados con Judá y los reinos, y hemos hecho… ahora este es nuestro undécimo. Así que es agradable que estemos en esto, porque la gente, si has estado escuchando Las Perlas de los Profetas, tienes algunos antecedentes. Y si escuchaste las Perlas originales de la Torá, tienes un fondo real para lo que va a pasar aquí.

Nehemia: Pero sólo para recordar a la gente, el primer rey de Israel fue Saúl, y luego su hijo, Ish-bosheth, y luego David se convirtió en el rey de todo Israel, y su hijo, Salomón, y luego Salomón pecó, y así Dios arrancó el reino. Hay una imagen donde Ahijah el Chilonita viene y se para delante de él, y toma esta prenda y la partirá en 12 pedazos. Da dos, uno a la casa de Judá, la Casa de David, y diez a la casa de Israel, y se convierte en dos reinos. Esto es en algún momento a finales del siglo X a.C. Y luego hasta alrededor del año 721 a.C., hay dos reinos. Hay un Reino de Israel y el Reino de Judá. Mamlechet Israel, Reino de Israel, y Mamlechet Yehuda, el Reino de Judá.

Keith: Amén.

Nehemia: Y entonces el Reino de Israel fue tomado como exiliados por los asirios en lo que hoy se convierte en Irán e Irak, más o menos en esa zona. Y el Reino de Judá continúa por otros 150 años, hasta el 586 a.C., cuando es destruido por los babilonios. Y entonces los judeos, la tribu de Judá y la tribu de Benjamín, son llevados al exilio. Así que hablamos antes de dos oleadas de exilio, eso fue para Judá. Para Israel, también tuvimos dos oleadas de exilio. En 732 – y posiblemente más de dos olas – 732 y 721 fueron las dos principales. Así que de lo que está hablando -y leamos el verso- pero está hablando de la reunificación de estos dos reinos.

Keith: Así que permítanme leer este versículo, y luego antes de pasar a la siguiente sección, este versículo está conectado a la anterior. Así que los versículos 16 y 17. “Entonces, cuando tengas estos palos, únete a ellos uno a otro en un palo.”

Nehemia: Oh, muchacho. Hay mucho de qué hablar aquí.

Keith: Sí, “para que se conviertan en uno en tu mano”. Así que vamos a seguir adelante y saltar directamente en esto, Nehemia, porque tengo una pregunta antes de entrar en alguna aplicación, si ¿está bien?

Nehemia: Sí.

Keith: Dice en 37…

Nehemia: ¿Puedo hablar del palo un segundo?

Keith: Eso es exactamente lo que quiero. Sí, sí.

Nehemia: Así que hay una imagen ahí fuera, la puedes encontrar, y la vamos a usar para el episodio de esta semana. Y mientras releo el pasaje, dije: “Bueno, espera un minuto. Es una imagen hermosa y muy poderosa, pero no es lo que dice”.

Keith: Bueno, antes… Sé que vas a quitarte la gorra para eso. ¿Vas a…?

Nehemia: Voy a explicarlo si me dejas hablar.

Keith: De acuerdo. Adelante. Habla y haz eso.

Nehemia: Así que la imagen que verás por todas partes es que tomarán dos palos y se envolverán los palos uno alrededor del otro. Y esos son los dos palos unidos. Pero eso no es lo que está describiendo. Lo que está describiendo es que hay estos dos palos, que realmente no tienen nada que ver entre sí, y los toma punta con punta y los hace un palo. Reúne las dos mitades rotas del reino. Así que eso es sobre el palo, ¿si quieres decir algo sobre eso?

Keith: Bueno, no, quiero preguntarte… Entonces, ¿dónde dice en tu verso que los pusieron punta con punta? Diles cómo es que llegas al hecho de que se pusieron punta con punta.

Nehemia: Así que dice en hebreo, “vekaravotam echad le’echad,” y él los acercará a otro, “lechale’etz echad,” para ser un palo, “vehayule’achadim beyadcha,” y tengo que hablar de la palabra “achadim.”achadim.”

Keith: Eso es lo que quería decir. Absolutamente. Lo tengo resaltado. ¿Estás bromeando?

Nehemia: Oh, ¿lo hiciste? Está bien.

Keith: Sí, una cosa que tengo esta resaltada.

Nehemia: Así que “achadim” es una forma muy rara, sólo aparece cinco veces en el Tanakh. Es el plural de la palabra “echad.” Ahora, la palabra hebrea “echad” significa una.

Keith: Sí.

Nehemia: Ahora, ¿cómo puedes tener un plural de la palabra “uno”? ¿Puedes decir en inglés “unos”? Supongo que puedes. Podrías decir, “Dame cinco.” Pero ahí te refieres a billetes de un dólar, ¿verdad?

Keith: Correcto.

Nehemia: Puedes escribir cinco en una hoja de papel, pero allí te refieres a este símbolo que representa el número uno. Aquí, no es en ese sentido “uno”. Está diciendo, “Serán achadim en tu mano.” ¿Y qué significa achadim aquí? En realidad significa unido. La forma plural de echad está unida. Tenemos otro versículo que tiene esta frase exacta.

Keith: Aquí es donde las cosas se hacen bien ahora.

Nehemia: O la palabra con el mismo significado está en Génesis capítulo 11 versículo 1, y esto es justo antes de la Torre de Babel. Dice, “En toda la tierra era safah echat,” un lenguaje, literalmente, un idioma, un lenguaje, “udvarim achadim.” Y podrías traducir eso literalmente como – en realidad, no puedes traducirlo literalmente. En la traducción literal, sería, “unos”, lo que significa el plural de una palabra, o importa, porque davar significa una palabra, pero también importa. Así que realmente, la traducción correcta es “asuntos unidos”. Es decir, eran de un idioma y asuntos unidos; tenían una agenda.

Keith: Me encanta. Y Nehemia, si está bien, quiero que la gente sepa, esos son los versículos Génesis 29:20 en inglés, en la NASB, “Así que Jacob sirvió siete años para Rachel y le parecían sólo unos días debido a su amor por ella”. Así que muéstranos cómo “pero por unos días”, y, “por su amor por ella” – cómo esa es la misma palabra,“achadim.” En otras palabras, ¿cómo llegaron a “por unos días”?

Nehemia: Así que literalmente lo que dice es “yamimachadim”, los días.

Keith: Sí, exactamente.

Nehemia: Parecía una serie de días individuales. Y entonces esa frase aparece tres veces en el Tanakh. Uno está en Daniel, y no sé dónde está el otro.

Keith: Sí. Quiero leer Daniel 11:20, mientras tengo la oportunidad de hacer esto porque siempre… Es muy interesante – Nehemia y yo no discutimos con anticipación de lo que vamos a hablar. No decimos, “Ahora, aquí está la reunión de producción sobre cómo vamos a hacer esto”. En cambio, lo que hacemos es ir los dos y estudiar los versículos, el pasaje. Ahora, tiendo a empezar…

Nehemia: No, la reunión de producción es donde volteamos la taza de café para sostener el IPad.

Keith: Sí, ¡en realidad estamos volteando la taza de café para sostener el viejo iPad! Pero lo que pasa es que lo que hacemos es estudiar nosotros mismos y luego nos unimos. Así que aquí hay un ejemplo en el que ambos estamos leyendo y encontramos esta palabra que para mí saltó de la página.

Nehemia: Sí.

Keith: Ciertamente, saltó de la página para ti. Daniel 11:20, así que este es el otro lugar donde esto sucede. “Entonces en su lugar se levantará uno que enviará a un opresor a través de la joya de su reino; sin embargo, dentro de unos días será destrozado, aunque no en la ira ni en la batalla. ¿Dónde está…?

Nehemia: Así que, de nuevo, esa es exactamente la misma frase, aparece tres veces,“yamim achadim,”y lo tradujeron como “unos pocos”. Y eso no está mal. Es decir, la palabra achadim en nuestro versículo en Ezequiel y en Génesis 11:1 tiene un significado diferente al que tiene en la frase, yamim achadim,” unos días, una serie de días únicos.

Aquí, achadim significa unido, lo cual me parece muy interesante, y sé que esto va a ser controvertido para algunas personas, pero hay un verso famoso donde dice, “Shema Israel Yehovah Eloheinu Yehovah echad,” “Escucha oh Israel, Yehovah es nuestro Dios, Yehovah es Uno.” Y algunas personas quieren decir que “uno” es esta unidad compuesta, pero en realidad, el hebreo tenía una manera muy clara de expresar eso. Realmente podría haber dicho, “Escucha oh Israel, Yehovah Eloheinu, Yehovah es nuestro Dios, Yehovah achadim, Yehovah está unido.” Podría haber dicho eso. Pero echad en el sentido que usa allí, realmente sólo significa uno.

Keith: Te diré algo, eso es poderoso. Es buena información gramatical. Y eso es, de nuevo, lo que me encanta de cavar a través de la Escritura y tener la oportunidad de trabajar con el idioma original, y mirar lo que hacen las versiones en inglés. Quiero parar por un segundo muy rápido…

Nehemia: Sí. Así que imagínate eso. Ahora, volvamos a nuestro palo. Así que es achadim, son dos palos que están unidos como uno. Lo que significa que si hubiera dicho “echad”, eso habría significado que los dos palos son realmente uno e indivisibles, pero no son indivisibles. Estaban divididos. Ahora se reúnen como achadim, uno.

Keith: Sabes que es interesante, Nehemia, cuando salimos de gira juntos y estábamos pidiendo a la gente que fueran nuestros socios en Las Perlas de los Profetas, y tuvimos algunas personas que se pusieron de pie y dijeron absolutamente que harían eso, y como resultado de eso, tenemos algunos de nuestros episodios que en realidad son patrocinados por la gente. Este en realidad es patrocinado por una muy buena amiga nuestra – Tina Brown.

Nehemia: Hola, Tina. Shalom. Hola, Sven.

Keith: Shalom. Sí. Esto es de Tina. Esto no es de Sven. Sven será más tarde. Esto es sólo para Tina. Y así Tina, cuando estamos grabando esto, en realidad, ella ha estado en una situación difícil. Tanto su padre como su madre han estado enfermos. Y así, hemos estado rezando por ella.

Nehemia: Sí.

Keith: Ella no ha tenido la oportunidad de hablar durante este verso. Pero sé que es un pasaje muy importante para ella, y de hecho he hablado con ella antes. No quiero arruinar eso, Tina, lo que te desafiaría a hacer, queremos darte las gracias…

Nehemia: Todah rabah.

Keith: … por ser nuestro socio en Las Perlas de los Profetas. Quiero desafiarte, Tina, si estarías dispuesta a aceptar ese regalo que tienes y escribir un poco, y traer comentarios sobre algunas de las cosas que quieres que discutamos. No pudimos discutir esto antes de tiempo. Ha estado en una situación muy difícil. Pero la buena noticia, hemos estado orando por ella y su familia, que su padre no es tan malo como pensaban, y él está haciéndolo mejor, y espero que su madre ya, para cuando escuches esto, también lo esté haciendo bien. Así que queremos darle las gracias por ser un socio en Las Perlas de los Profetas.

Y para todos ustedes, queremos desafiaros a escribir e ir a El Muro de Nehemia.com, bfainternational.com, en la sección Las Perlas de los Profetas y publicar sus comentarios y sus preguntas. Ahora, Nehemia, por la parte divertida.

Nehemia: Sí.

Keith: “Entonces únete a ellos unos a otros en un palo, para que se conviertan en uno en tu mano.” Sólo quiero decir algo. Cuando comenzamos a interactuar con diferentes personas, a veces la gente se me acercaba y me decía: “Así Keith”, y no estoy tratando de ser gracioso en este momento, pero ellos decían: “Tú y Nehemia – Nehemia es el palo y tú eres el otro palo”. No tenía idea de lo que estaban hablando.

Nehemia: Sabía de lo que hablaban.

Keith: No tenía ni idea. No, escucha, sólo te lo digo. No tenía idea de lo que estaban hablando. Dijiste que sabías de lo que hablaban. Entonces, ¿podemos tomar un minuto para dar un poco, ¿estarías dispuesto a dar un poco de contexto sobre tal vez por qué podrían pensar que ese sería el caso?

Nehemia: Sí. Así que hay una idea, ¿y podemos hablar del elefante en la habitación? ¿No estás seguro?

Keith: Sí.

Nehemia: Ahora que lo dije supongo que lo vamos a hacer. Así que aquí, este pasaje está hablando de la reunificación de las dos tribus. Y si no estuvieras seguro, podrías seguir leyendo…

Keith: A eso vamos a llegar porque nos dice exactamente de qué se trata.

Nehemia: Nos dice lo que significa, cierto. Pero entonces la pregunta es, bien, así que tuvimos el Reino de Judá y se exiliaron. Y hoy, tenemos este grupo de personas llamados judíos, que se entienden de la tribu de Judá y Benjamín, el Reino de Judá. Por ejemplo, en el Libro de Ester, Mordechai, que es uno de los personajes principales, Mardoqueo en inglés, se llama hayehudi, el judío, a pesar de que es de la tribu de Benjamín. Lo que eso significa es que todos los que eran de ese Reino de Judá fueron llamados judíos.

Bueno, ¿qué pasa con la gente que era de la tribu de Israel? ¿Dónde están? ¿Qué les pasó? Y esta es una pregunta que se ha remontado a miles de años; ¿dónde están las Diez Tribus Perdidas? Aquí tenemos una profecía sobre la reunificación de las Tribus Perdidas, y no sé si vamos a entrar en esto ahora, o vamos a…

Keith: Sí, esperaremos.

Nehemia: Así que tenemos que leer los versos y luego vamos a hablar de dónde están las Diez Tribus Perdidas.

Keith: Sí, está bien.

Nehemia: ¿Quién es Israel hoy? Y sí, tenemos que hablar de eso.

Keith: De acuerdo. Así que vamos a leer.

Nehemia: Leamos algunos versículos más.

Keith: No vamos a hablar del elefante en la habitación en este momento. “Cuando los hijos de tu pueblo te hablen diciendo: ‘¿No nos declararás lo que quieres decir con esto?'” Así que ahora, de nuevo, ¿qué significa estos dos palos que se convierten en un palo?

Nehemia: Correcto. Y esto me encanta. Esta es una de las cosas que se ven en todos los profetas. Es lo que algunas personas hoy en día llaman una herramienta de testimonio.

Keith: Sí.

Nehemia: Es como Jeremías anda por ahí con el yugo en el cuello, y dicen, “¿Qué diablos es este tipo, tiene un yugo de buey en el cuello?”

Keith: Exactamente.

Nehemia: Y es el yugo el que será el reino de Babilonia. El otro profeta va y lo rompe; se pone otro yugo. Así que está caminando con esta herramienta de testimonio. Está caminando con estos palos, y tienen palabras hebreas escritas en ellos, y puede que ni siquiera parezcan del mismo árbol, pero están milagrosamente unidos como un palo. ¿Cómo puede ser eso? Y entonces la gente empieza a preguntar, “¿Qué tienes ahí? ¿Qué estamos viendo aquí?” Y me encanta. Literalmente, dice… aquí, ¿dónde está esto? Dice, “Estará en tu mano ante sus ojos.” Así que está ante sus ojos ahora, y están preguntando ¿qué es esto? Así que vamos a leer la respuesta.

Keith: Así que en 19, ¿puedo decir esto?

Nehemia: Sí.

Keith: “Así dice Adonai Yehovah.” “Así dice el Señor DIOS”, dice en inglés. “He aquí, tomaré el palo de José, que está en la mano de Efraín, y de las tribus de Israel, de sus amigos, de sus compañeros; y los pondré con él, con el palo de Judá, y les haré un palo.” Y entonces, Nehemia, la frase que acaba de saltar de la página, para mí, es que parece haber un cambio de manos. Así que él está en la mano de Efraín. Y dice, “y los pondré con él.” Y él dice, “y serán uno en mi mano.” En otras palabras, hay un cambio. Ahora no es que uno tiene el palo por aquí y uno tiene el palo por ahí. Pero más bien, el mismo Yehovah dice: “Los haré uno en mi mano.”

Nehemia: Sí.

Keith: Así que cuando miro eso, me digo a mí mismo, “Eso suena muy emocionante.” Y entonces, ¿qué significa eso en realidad?

Nehemia: Así que está claro lo que significa. ¿Cómo se aplica es la pregunta.

Keith: Sí.

Nehemia: Sí, claramente, se refiere a que hay un Reino de Israel; hay un Reino de Judá. Está hablando en un momento en que se han exiliado, o se van a exiliar. Y él está diciendo, “En el futuro cuando el reino sea restablecido, no habrá dos reinos, habrá un reino, y será uno en la mano de Yehovah.”

Keith: Ahora, si está bien, este es el verso que me emociona.

Nehemia: Sí.

Keith: El versículo es: “Di a ellos: ‘Así dice el Señor DIOS, he aquí, llevaré a los hijos de Israel de entre las naciones a donde han ido, y los recogeré de todos los lados y los traeré a su propia tierra'”. Quiero ponerte en el lugar.

Nehemia: Sí.

Keith: Debido a que realmente viajamos a Israel, no sé cuántas veces juntos, Nehemia. He estado allí al menos contigo, no sé, cuatro o cinco veces. Una de las primeras veces que estuve contigo, tus ojos se levantaban bien cuando hablarías de ver cómo se presentaba la profecía. No contigo, pero en realidad contaste una historia sobre etíopes que vinieron a Israel.

Nehemia: Sí.

Keith: ¿Estarías dispuesto a contar la historia? Porque entonces tengo algo… Quiero seguir con eso.

Nehemia: Sí. Seguro. Así que era 1991, y yo tenía 18 años y era voluntario en un kibbutz. Estaba haciendo trabajo en el campo…

Keith: La palabra de kibbutz. Bien. Esto es excelente.

Nehemia: Correcto, donde él dice, “Reunirlos, los voy a kibbutz.” Así que estaba en un kibbutz, y estaba trabajando en el campo como agricultor. Yo estaba en mi pequeño tractor Fiat rojo, y la mayor parte de lo que hice tuvo que ver con el riego, el cultivo de varios cultivos, cultivos de campo. Y de repente, veo una visión muy extraña para Israel. En Texas, esto no es tan extraño, pero en Israel es muy extraño. Veo un camión bajando por la carretera, un camión de plataforma, y lleva una casa móvil en la parte trasera de la misma. Y, de acuerdo, nunca había visto eso en Israel. Eso es extraño. Muy bien. Lo que sea, alguien va a vivir en una casa móvil. Luego, unos cinco minutos más tarde, hay una segunda; otros cinco minutos, un tercero. Y luego hay una caravana de camiones. Debe haber habido docenas de estas casas móviles bajando por la carretera en medio de la nada en el norte de Israel. Ni siquiera hay una ciudad cerca. Hay una ciudad de 12.000 personas, que es la gran metrópolis cercana. ¿Qué son todos estos…? Este es un sitio muy extraño. Nunca había visto algo así. No sé si nadie había visto algo así.

Y esa noche, estoy escuchando las noticias y anuncian que la Unión Soviética acababa de caer. Me voy a volver a emocionar. Y durante años había habido estos judíos en Etiopía que querían venir a Israel. Muchos de ellos en los años 80 caminaron por Sudán, y muchos de ellos murieron en el camino. Caminaron hasta Sudán, hasta donde fueron llevados a Israel en secreto, porque los sudaneses odian a los judíos. Pero no pudieron sacarlos a todos, porque no todo el mundo puede llegar a Sudán. Y tan pronto como el gobierno comunista cayó en Etiopía, Israel entró muy rápidamente y consiguió miles de judíos que sacaron de Etiopía. Judíos que habían estado allí durante miles de años. Judíos quienes… ¿puedo decir esto? No se parezcan tanto a mí, se parecen más a ti. Judíos que habían estado en Etiopía al menos desde la época del Segundo Templo, puedo probarlo a través de la historia, pero probablemente incluso antes de eso. Tal vez estos eran judíos que -y esta es en realidad una de las teorías que hay- de que eran judíos que se exiliaron después de que el Templo fuera destruido en 586, había un pequeño remanente de los más pobres de la tierra, y asesinaron al gobernador babilónico, y luego huyeron a Egipto. Se nos dice en el libro de Jeremías. Se llevaron a Jeremías con ellos, y murió en Egipto, aparentemente. Y pueden haber migrado… sabemos que migraron hacia abajo del Nilo, o hacia arriba del Nilo por así decirlo, porque había judíos en un lugar llamado Elefantina en el sur de Egipto, y finalmente, llegaron a Etiopía.

Pero cuando vi eso, dije, “Esto es increíble”. Justo delante de mí, estoy viendo el cumplimiento de esta profecía en este versículo y otros versículos de Yehovah reuniéndose en la dispersión de Israel de los cuatro rincones de la tierra, como un lugar remoto, de donde yo vengo, así es Etiopía. Había oído, sí, que había una cosa llamada judíos etíopes. Nunca en mi vida había conocido a un judío etíope en 1991. Y aquí hay miles de ellos que acaban de salir de los aviones. Y no sabían cuánto tiempo tendrían para hacer esto. No sabían si pasarían unos días antes de que otro gobierno se levantara y mantuviera a estos judíos como una especie de ficha de negociación. Así que Israel se apresuró y reunió a tantos de ellos como pudieron y salió. Y hoy, caminas por todo Israel y verás judíos etíopes por todas partes. Ahora son sólo una parte del paisaje.

Keith: Es algo. Aquí estamos, Nehemia. Esto fue en 1990, Operación Salomón, creo que llamaron.

Nehemia: Sí, ’91.

Keith: Sí. En 1991, pero desde entonces ha habido muchos otros grupos que han venido. Y acabo de recibir algo en este momento, en realidad estamos grabando un poco por anticipado, pero acabo de recibir esto. Dice que Cincuenta Bnei Menashe hacen Aliyah de la India a Israel.

Nehemia: Wow.

Keith: “Cincuenta inmigrantes Bnei Menashe hicieron Aliyah de la India a Israel el martes, llevando el número total de miembros de la comunidad a hacer Aliyah en 2014”, ahora, estamos a finales de 2014, “a 500 – el mayor número de la historia. Está previsto que lleguen otros 200 a finales de noviembre”. Lo que significa que para cuando escuches esto, habrá 700. “Los Bnei Menashe son descendientes de la tribu de Menashe (o Manasés), una de las Diez Tribus Perdidas de Israel que fueron exiliadas por el imperio asirio después de la muerte del rey Salomón hace más de 2.700 años. Los inmigrantes fueron traídos por, “es Shavei Israel?

Nehemia: Shavei Israel. Son las mismas personas que conocí en Kaifeng en China.

Keith: Impresionante. El presidente Michael Freund agradeció al gobierno israelí por traer a Bnei Menashe a casa, llamando a la misa Aliyah un “milagro moderno. En un momento como este, cuando el Estado judío se encuentra bajo una creciente presión de la comunidad internacional, es reconfortante ver que Dios continúa reuniendo a Su rebaño, trayendo de vuelta a aquellos que alguna vez fueron considerados perdidos”, dice. “Todavía hay otros 7.000 Bnei Menashe en la India esperando venir, y estoy decidido a hacer todo lo posible para traerlos aquí”. Y luego continúa diciendo: “Ora según las Escrituras por todos los Bnei Menashe de la India que anhelan volver a casa a Israel. ‘ Seguramente los salvaré de un lugar lejano, a sus descendientes de la tierra de su exilio.'” Jeremías 30:10. Tantos versículos diferentes que se relacionan con lo que estamos hablando aquí – que hay personas en diferentes partes del mundo que se han dispersado que se están reuniendo, están siendo traídos de vuelta. Y esto es en nuestro tiempo presente.

Nehemia: Creo que ambas son cosas increíbles – lo que pasó con el Bnei Menashe y lo que sucedió con los judíos etíopes, que, por cierto, en su idioma, y en su cultura, como se llaman es Beit Ha’Israel, la Casa de Israel. Pero hay una diferencia fundamental. Ambos son milagros asombrosos y el cumplimiento de la profecía. Absolutamente. Pero la diferencia es que los Bnei Menashe de la India eran realmente una tribu perdida. Es decir, si les hubieras preguntado hace cien años: “¿Eres tú…? ¿Son israelitas?” Probablemente habrían dicho, “¿Qué es eso?” Y entonces habrías dicho, “Bueno, ¿por qué circuncidas a tus hijos?” “No lo sabemos. Siempre lo hacíamos”. “¿Por qué no comes cerdo?” “No lo sabemos. Siempre hicimos eso”. Mientras que los judíos de Etiopía, los Beit Ha’Israel, la Casa de Israel de Etiopía, siempre han sabido que son israelitas. Es decir, nunca se perdieron. Y de hecho, hay comunicaciones entre ellos y los judíos en otras partes del mundo -muy escasas, no era mucho- pero ha habido comunicaciones con ellos que se remontan, se puede documentar, claramente 500 años.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Y si le hubieras preguntado al Bnei Menashe, el pueblo de la India, hace 100 años: “¿Podemos ver tus copias de la Torá?” Ellos habrían dicho, “¿Qué es la Torá?” O ciertamente hace 500 años. Mientras que los judíos etíopes podrían haber dicho: “Aquí está nuestra Torá. Ha sido traducido a nuestro idioma Ge’ez. Y aquí están algunos de los otros documentos que ustedes no descubrirán hasta que descubran los Rollos del Mar Muerto”. Lo cual es genial en sí mismo.

Keith: Es increíble.

Nehemia: Sí.

Keith: Bueno, lo que me gusta de esto, sin embargo, es la idea de que esta gente de diferentes partes del mundo…

Nehemia: Sí. ¿No es increíble? Hay estos dos fenómenos separados, que son milagrosos. Una es la dispersión de Israel que siempre ha sabido que son Israel, que están siendo reunidos por Yehovah, y eso es un milagro y el cumplimiento de la profecía. Y también hay gente que no sabía que eran israelitas, cuya identidad se ha perdido, y también se están reuniendo. Y además, quiero decir… Bueno, hablemos de esto. Ahora, vamos al elefante en la habitación. ¿Podemos hacer eso?

Keith: De acuerdo. Adelante.

Nehemia: Sí. Así que el elefante en la habitación es que hay una idea por ahí… y hace unos años, estaba hablando con este tipo en lo que se llama el Movimiento de Raíces Hebreas. Soy judío Karaita. No soy parte del Movimiento de Raíces Hebreas. Pero le pregunté en su movimiento, en el Movimiento de Raíces Hebreas, ¿cuál es la mayor controversia que hay? Y estaba seguro de que me iba a decir el calendario o la pronunciación del nombre de Dios. Y él dijo: “No, la controversia número uno en mi comunidad es lo que se llama la Teología de dos casas”.

Keith: ¿Eso tiene que ver con esto, Nehemía?

Nehemia: ¿Tiene que ver con eso?

Keith: Este verso, las dos casas.

Nehemia: Oh, es directamente de este verso. Se trata de este verso. Y yo dije, “¿Qué esto de la Teología de las dos casas?” Y básicamente, es esta idea que las personas que vienen a la Torá que no son de origen judío, que, como dices, “han sacudido el árbol genealógico y ningún judío se cayó”. Dicen: “Soy de las Diez Tribus Perdidas”. Esta fue una idea que se remonta a unos cientos de años con los israelitas británicos. Lo que hace esto diferente de los israelitas británicos es que los israelitas británicos dijeron que somos étnicamente, genéticamente, directamente descendientes de las diez tribus y somos más israelitas que los judíos -ya sabes, eran cristianos- porque los judíos rechazaron a Jesús y nosotros somos los verdaderos israelitas. Eso es lo que dijeron los israelitas británicos.

La Teología de dos casas es un poco diferente. Lo que dicen, según lo entiendo y la forma en que se me explicó, es: “He sido llevado a este convenio con Dios, y puede ser porque mis antepasados eran de las Diez Tribus Perdidas”. Y lo dicen con mucho cuidado, y les doy crédito por eso- no van a decir dogmáticamente: “Ahora puedo ir a hacer una prueba de ADN y mostrar que mis huesos se conectan a los huesos de alguien encontrado en una tumba en Israel hace 3.000 años”. Eso no es lo que están diciendo, segun entiendo, otra vez.

Según entiendo, lo que están diciendo es que hay algo que no pueden explicar que los atrae a la Torá; los atrae al Tanakh, a pesar de que no son judíos. Y se identifican como de estas diez tribus. Algunos de ellos dirán: “Bueno, tal vez no sea físicamente de las diez tribus, pero ahora estoy espiritualmente unido a las diez tribus”. Lo que creo que es realmente genial, para mí, en el verso, es – y fue la Palabra de la Semana, pero también nos glaseamos sobre ella. Está en el versículo 16, donde dice, tanto para Judá como para Israel, habrá chaverav, sus compañeros, sus amigos, los que están unidos a él.

Keith: En realidad, aún no hicimos esa Palabra de la Semana, Nehemia.

Nehemia: Bueno, lo hicimos, oficialmente.

Keith: No me lo explicaste. Tienes que decirles lo que es.

Nehemia: No, yo lo hice. “Chaver” es “su amigo”. También significa alguien que está unido a ti, también puede serlo. Tenemos la frase “chavur”, que es gente que está unida.

Keith: Diles las cartas.

Nehemia: Chet, beit, resh es la raíz, y yud, vav es el sufijo. Permítanme darles un ejemplo de esa palabra, de esa raíz. Génesis 14:3, habla de los reinos que vinieron a Babilonia. Dice: “Todos estos últimos unieron fuerzas en el Valle de Siddim”, ahora el Mar Muerto. Lo leeré en la versión King James para que la gente esté más familiarizada con él, “Todos estos estaban unidos, y la palabra es chavru, se convirtieron en chaverim. “Se unieron en el Valle de Siddim, que es el Mar Salado.” Así que estas son personas que no estaban juntas originalmente, pero que se unieron.

Y otro ejemplo -y esto parece casi un ejemplo trivial- pero está hablando de las cortinas en el Tabernáculo. Dice, “Las cinco cortinas se acoplarán unas a otras.” Y acoplado no es lo que dice. Dice“chovrot”,“se unirán”. Así que estas cortinas no estaban originalmente juntas, y se unieron. Y ahí es donde me emociono. Leí este versículo, y leí acerca de cómo están las tribus, está Judá, y está José o Israel, y están sus compañeros.

Keith: Sí.

Nehemia: Hay estas personas que se han unido tanto a Judá como a Israel, y se han unido, y esas estarán unidas. No sólo Judá e Israel, sino Judá e Israel junto con todos los que se han unido a ellos, todos sus chaverimes, todos sus amigos, todos los que se han unido a ellos. Eso es muy poderoso. Vaya.

Así que no tienes que decir, “Ahora tengo que rastrear el linaje directamente a través de los sajones a Isaac”, que es una de las cosas que dicen los israelitas británicos. No sé si eso es verdad o no, pero puedo probar esto, que alguien ha sido reunido en la Torá. Eso es un hecho. No tienes que especular en la historia sobre eso. Creo que eso es algo muy poderoso.

Y quiero darle crédito a mi amigo, Jason. Me escribió y me preguntó sobre las Diez Tribus Perdidas, y preguntó qué tribus han sido identificadas. Y en ese contexto, quiero traer un par de fuentes históricas, que no son de la Biblia. Y uno de ellos es de Josefo, el libro de Antigüedades de los Judíos. Josefo fue un historiador judío en el siglo I, y es interesante ver cómo describe lo que llamamos los judíos de hoy.

Antes de traer eso, quiero traer una información muy interesante; que es, si les preguntas a los judíos, no sé, hace mil años, “¿Eres judío?” Podrían decir: “Sí, soy del Reino de Judá o de la tribu de Judá”. O probablemente te dirían, “No sé de qué tribu soy”. Por parte de mi madre, mi familia, he compartido esto antes, se remonta al rey David. Por parte de mi padre, no tengo idea de qué tribu soy, y es el lado del padre lo que cuenta. Pero cuando entras en la sinagoga y leemos de la parte de la Torá, como hicimos en Las Perlas Originales de la Torá, pero leen eso públicamente en la sinagoga, tendrán a las tres primeras personas en venir a leer de la Torá, o para ser honrados con la lectura – si no saben leer, entonces alguien más leerá para ellos – el primero es un Kohen. Tiene que ser un Kohen. Si hay un Kohen en la audiencia, él va primero, es de la línea de Aaron. El segundo es siempre un Levi, de la tribu de Levi. El tercero, entonces, no se llama Judá. Se llama Israel, e Israel en la literatura judía, lo que llamamos literatura judía, los judíos se conocen como Israel. Eso no quiere decir que sean de las diez tribus o de las dos tribus. No lo sabemos.

Pero leamos lo que Josefo dice en el libro de Antiguedades 11 sección 133, o 5:2 en la numeración anterior. Dice, vamos a ver, está hablando de que vienen a Babilonia… “Pero entonces todo el cuerpo del pueblo de Israel permaneció en ese país”, en Babilonia, “por lo que sólo hay dos tribus en Asia y Europa sujetas a los romanos”. Lo que significa las partes romanas del imperio que hoy llamamos Asia y Europa, o incluso en sus términos Asia y Europa, “mientras que las diez tribus están más allá del Eufrates hasta ahora y son una inmensa multitud y no deben ser estimadas por números”.

Así que en su época, en los días de Josefo, las Diez Tribus Perdidas no se perdieron. Sabían que la gente de Persia, los judíos de Persia más allá del río Eufrates, y en lo que hoy también es parte de Irak, eran de las diez tribus. Así que hoy hablamos de las diez tribus. Y eso es en el siglo I, imagínate eso. Josefo sabe que las diez tribus siguen estando donde fueron enviadas a Irak e Irán y otros países alrededor de allí hasta el día de hoy, hasta su día.

Esta es una historia del siglo II, un relato. Cien años después, menos de cien años después, los rabinos están hablando de las diez tribus, y es un debate entre el rabino Akiva y el rabino Eliezer. El rabino Akiva, como recordarán, fue asesinado durante las persecuciones de Adriano, en algún momento antes del año 138. Dice, “Las diez tribus, no van a volver en el futuro.” Tenemos que parar sobre eso. Imagínese que, “Las diez tribus no van a regresar en el futuro, como está escrito.” Y cita un versículo de Deuteronomio 29:27, donde dice: “Yehovah los desarraigó de su tierra con ira, furia y gran ira, y los arrojó a otra tierra, como todavía es el caso.” Pero en hebreo, literalmente dice, “como este día.”

Keith: Como este día.

Nehemia: “Así como el día va y no regresa, también asi deben ir y no volver.” Lo cual no tiene sentido para mí, pero eso es lógica rabínica. Es decir, toman esa palabra “día”, y hacen que sea la base de la teología. Las diez tribus no volverán porque pasan los días y no regresan, así que la gente irá y no regresará. Estas son las palabras del rabino Akiva. El rabino Eliezer dice: “‘Como este día’, significa ‘justo cuando el día se oscurece y luego se enciende, también las diez tribus que están en la oscuridad, en la luz futura serán derramadas sobre ellos'”.

Keith: Amén.

Nehemia: Y mi oración es que… y en realidad, no es sólo una oración. Ruego que Yehovah arroje su luz sobre las doce tribus, pero lo veo sucediendo, y eso es lo que me emociona. Es por eso que voy a China y tengo este ardiente impulso de volver al ministerio – porque puedo ir y encontrar a esta gente en todo el mundo que, la luz se está derramando sobre ellos, y de la nada, dicen, “Espera un minuto, se supone que debo estar conectado con este Dios de Israel. Amo a Israel. Amo al pueblo de Israel. Amo a los judíos. Y amo el convenio de Dios; Su Torá.” Conocí a gente en China así, lo que me sorprendió.

Keith: Bueno, te diré lo que vamos a hacer. En realidad vamos a hablar del ministerio, pero vamos a esperar un poco durante al tiempo que estamos haciendo este episodio.

Nehemia: Sí. Está bien.

Keith: Dice, voy a… y esta es la parte…

Nehemia: Entonces, ¿podemos terminar de lo que estaba hablando? Que es que tenemos estas diez tribus, y tenemos a las dos tribus. No puedo decirte de cuál de las 12 tribus soy. El consenso común dice, “Bien, eres de la tribu de Judá”. Podría ser. Es muy posible. Sé que por parte de mi madre eso es definitivamente cierto. Por parte de mi padre, no tengo ni idea. Pero lo que me emociona es que Yehovah está reuniendo a esta gente, y está reuniendo a sus amigos, y a los que son sus compañeros, y a los que están unidos a ellos. Y no creo que necesitemos involucrarnos en toda la controversia de dos casas, eso está realmente fuera del alcance de lo que estamos haciendo. Pero las profecías son realmente poderosas, y quiero leer una profecía más que hable de esto, que es el capítulo 2 de Hoshea. Podría hablar de esto durante horas.

Keith: Ya has estado yendo lo suficiente.

Nehemia: No, no. Hoshea 2:2, sólo quiero leer esa. Voy a guardar eso para cuando lleguemos a David. Así que voy a esperar. Recuérdame.

Keith: Muy bien. Me aseguraré de no…

Nehemia: Y si olvido, Hoshea capítulo 2 versiculo 2.

Keith: Pero la parte que supongo…

Nehemia: Que es, lo siento, 1:11 en inglés; es 2:2 en hebreo.

Keith: … hace que algunos políticos sean infelices.

Nehemia: Oh, ¿qué es eso?

Keith: Tiene 37:22, y dice: “Y los haré una nación dondequiera que vivan”. No, dice, “Y yo los haré una nación en la tierra”, ¿y de qué tierra está hablando? ¿Está hablando de la tierra o está hablando de Israel, es decir, la tierra de Israel y sus límites y lo que se le dio al pueblo de Israel? Y cuando oigas eso, ahí es donde supongo que entra la controversia, porque muchos de los políticos dirán: “Bueno, que nunca sea así; no podemos tener a toda esa gente viniendo a la Tierra de Israel porque algunos de ellos, no pueden estar, y no pueden ir…”

Nehemia: ¿Leíste lo que realmente decía?

Keith: No, sólo te estoy dando lo mío.

Nehemia: De acuerdo. Sí, sí.

Keith: Entonces, cuando realmente echas un vistazo a esto y dices, “¿Qué significa donde dice, ‘los haré una nación en la tierra'”, y dice…?

Nehemia: Lee las siguientes dos palabras en hebreo.

Keith: Sí. Estoy llegando a eso, Nehemía.

Nehemia: Beseder!

Keith: ¿Puedes leer las palabras?

Nehemia: De acuerdo. Dice,“Ve’asiti oiti legoy echad ba’aretz,”y los haré una nación en la tierra, “behareiIsrael”, en las montañas de Israel. beharei Israel

Keith: Sí, sí, sí.

Nehemia: Y eso es lo que creo que es… estas son palabras realmente polémicas, tienes razón, en la política hoy, porque lo que muchos políticos en el mundo quieren que Israel haga, muchos quieren que Israel deje de existir. Pero aquellos que incluso están dispuestos a que Israel exista dirán: “Bien, pero tienes que ir a la llamada frontera anterior a 1967”. ¿Y sabías que la frontera anterior a 1967 no incluye las montañas de Israel? La frontera anterior a 1967 es la llanura costera, y es el desierto del Negev, y es la Galilea. Pero no incluye el corazón de Israel; el corazón mismo de Israel es lo que llamamos Judea y Samaria. Hoy los llamamos así. Pero esos son realmente la cordillera central que corre… Ese es el corazón de Israel. Todo lo demás son sólo las laderas que bajan de Israel. La profecía aquí es sobre las montañas de Israel, muy específica. Y que sea pronto. Va a ser. Eso es un hecho.

Keith: Sí. Amén. Y eso es lo que, supongo, cuando estaba leyendo este versículo, me gustó, dice, “Una nación en la tierra”, y luego, “en las montañas de Israel”. Miras la geografía de Israel y piensas, “Waoo”. Quiero decir que esa es una de las cosas hermosas acerca de ir a la Tierra de Israel, en realidad físicamente estar allí y ser capaz de abrir tu Biblia y leer y ver con tus propios ojos, y experimentar y caminar la longitud y la amplitud de la tierra. Quiero decir, es realmente una experiencia increíble, y es algo que, de nuevo, da vida a la Escritura. Como dices, estás sentado ahí y estás viendo pasar estos camiones, y estás ahí en la tierra y estás vigilando estos camiones, no puedes negar que algo está pasando, se está reuniendo la gente. Tiene que ser profético.

Nehemia: Sí.

Keith: Quiero decir saber que en realidad estamos abordando versos y estamos abordando pasajes relacionados con ese entonces, ayer y hoy, y ahora este versículo incluso está hablando de mañana…

Nehemia: Amén.

Keith: … porque lo que Él va a hacer es más grande que ahora. Es más que sólo mil personas de la India, o por muchas personas de Etiopía. Literalmente, juntando a las masas en una sola tierra. Y eso significa que la tierra va a ser – no va a haber ningún argumento. Porque aquí dice: “Y un rey será el rey para todos ellos.” No va a haber más…

Nehemia: Dos reyes, cierto.

Keith: Sí. “Y ya no serán dos naciones y ya no se dividirán en dos reinos.” Y luego más adelante va hablar de lo que sucederá. “Ya no se profanarán con sus ídolos, ni con sus cosas detestables, ni con ninguna de sus transgresiones; pero los libraré de todos sus lugares de morada en los que han pecado”, y entonces esto es emocionante, “y los limpiaré”. Y luego la frase al final que probablemente – no sé – que sólo tengo que leer, y me hace realmente detenerme tanto que ni siquiera puedo seguir…

Nehemia: Ni siquiera puedes hablar.

Keith: Ni siquiera puedo hablar de ello. Dice,“Ve’ani eheye”,“Seré para ellos. Estaré para ellos. Seré su Dios, su Elohim.” Y cuando leo eso, inmediatamente vuelvo y pienso en cuando está hablando con Moisés en éxodo 3, “Lo seré”. Y de nuevo, el verso… Es muy interesante, Nehemia, porque cuando leo este tipo de versos y veo este tipo de frases, continuamente me traen de vuelta a que hay un mensaje consistente del que habla. Hay un mensaje específico y consistente que Yehovah trae, que dice, “Seré.” “Seré su Dios.” En este momento, puede haber confusión, y dondequiera que estén estas tribus perdidas, dondequiera que estén ahora morando, muchas de ellas pueden estar adorando en áreas que simplemente piensan, “¿Qué están haciendo? ¿Cómo podrían confundirse tanto?” Pero lo emocionante del verso es que dice: “Voy a hacer esto. Voy a limpiarlos. Van a ser mi gente.” Ahora, esta es la razón por la que tengo este pequeño discurso del que quiero hablar por un segundo…

Nehemia: Sí. Bueno, no, eso es…

Keith: Déjame hablar de esto, porque una de las luchas que realmente he tenido, estamos al final del año, y he estado molesto, Nehemia, por algún tiempo. He estado molesto durante los últimos dos años, cuando veo lo que llamo el ataque injustificado contra la gente que está en un proceso.

Nehemia: Sí.

Keith: Y específicamente, quiero hablar sobre el ataque a las personas que están en el movimiento mesiánico y cristiano. Mucha gente, ya sabes, recibe un poco de información, o tal vez reciben mucha información, y no quiero ser negativo al respecto, pero siento que hay esto, ya sabes, “Ahora he llegado a la verdad, y esta gente no está en la verdad, y por lo tanto puedo golpearlos en la cabeza constantemente sobre todo lo que no son”.

Nehemia: Con ese palo unido.

Keith: Sí. Ahora puedo golpearlos en la cabeza constantemente sobre lo que no son. Leí un verso como este, y pienso, “Wow, así que quieres decir que hay personas que son de las tribus perdidas, que están haciendo cosas detestables, que están en medio de la transgresión, están en medio del pecado. Y Dios dice: Yehovah dice: Elohim dice: ‘Los voy a librar de todos sus lugares de morada en los que han pecado y los limpiaré. Y yo seré su Dios. Van a ser mi pueblo”.

Así que lo que has hecho que ha sido interesante, al menos he oído esto en las últimas 10 sesiones más o menos, se habla de cómo la gente también está en un proceso que incluso en la Torá hay ejemplos donde no es por la letra de la ley que incluso están haciendo… esa es una frase ponderada. Pero que Dios tiene esta capacidad de encontrar, ya sea el pastor Amós, o Salomón en el lugar alto, que Dios está haciendo este dibujo. Es el que está haciendo el dibujo.

Y dónde está mi lucha, es lo que yo llamo la paliza sobre la cabeza de la gente que, como yo, no tenía idea de qué se trataba todo esto. Dios tuvo que despertarme. Mi corazón se despertó; mis ojos se despertaron. Y ahora soy una persona diferente. Pero no me digo a mí mismo, “Ahora, déjame golpear a todos los demás en la cabeza.” Quiero darles a esas personas la invitación de estar en un proceso ellos mismos y saber que es un Dios bastante grande. Ahora, tiene una Torá. Es Su Torá. Es real, Sus estatutos, Sus juicios, Sus mandamientos. Creo en ellos. Vivo de ellos como puedo. Pero hay un proceso en el que la gente está en el que sólo tengo que creer que Dios, al leer versículos como este, está diciendo: “Eso es en última instancia lo que va a suceder; están en transgresión, pero los estoy sacando”.

Nehemia: Hablamos la semana pasada sobre Salomón, pero sólo quiero volver a repasar eso. Que sube a este lugar alto, que es un lugar prohibido para adorar, y trae sacrificios, que es un pecado, pero su corazón está en el lugar correcto, y es por su amor por Yehovah. Yehovah dice, “Voy a ir a verlo allí, y voy a hablar con él en un sueño. Y luego lo voy a atraer a Jerusalén.” Y ese es el siguiente lugar al que va después del sueño. Y luego trae sacrificios al lugar donde se supone que los traerá. Y qué foto tan increíble. Quiero decir, es mi oración por mí mismo, que Yehovah, si hay algo que estoy mal, que me lo reveles. Que estoy haciendo lo mejor que puedo por el amor en mi corazón. Y tienes razón, lo que no quiero hacer es tomar ese palo. Hemos unido el palo, y ahora tenemos el palo, y ahora tenemos la verdad, y ahora vamos a golpear a todos los demás en la cabeza con él, porque tenemos la verdad y tú dices no. No se trata de eso.

Keith: Lo interesante de esto, en el versículo 24, tenemos que hablar de ello. Dice: “Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos tendrán un pastor; y caminarán en Mis ordenanzas y guardarán Mis estatutos y los protegerán y observarán”. Así que en última instancia, cuando lleguemos a ese lugar no habrá ninguna discusión.

Nehemia: Correcto.

Keith: “¿Qué parte de la Torá guardamos; que…?” No, vamos a tener…

Nehemia: Va a suceder. Sí, sí.

Keith: … el don de poder hacer todo lo que Dios nos ha llamado, y entonces vamos a estar en un estado perfecto. Y este proceso en el que estamos ahora es que hay un lugar, y uso la palabra cuidadosamente, hay un viaje en el que la gente está, y como están en ese viaje, no queremos detenerlos golpeándolos en la cabeza. Más bien, queremos invitarlos a averiguar todo lo que podamos sobre eso.

Nehemia: Sí. Y ahora, tengo que leer el capítulo de Oseas… en hebreo, es el capítulo 2 versículo 2, y luego voy a saltar al 25. En el capítulo en inglés, es el capítulo 1 versículo 11 y 2:23. Y eso es realmente un paralelismo con lo que acabamos de leer. Dice: “Y los hijos de Judá y los hijos de Israel se reunirán”, una vez más, esa unificación de los dos reinos, “y nombrarán por sí mismos una cabeza; y saldrán de la tierra, porque grande será el día de Jezreel.” Y en realidad tenemos una porción del Profeta, así que no voy a entrar demasiado en detalles sobre esto.

Keith: Bien.

Nehemia: Pero él dice, “Entonces la sembraré por mí mismo en la tierra”, y eso es un juego de palabras con la palabra Jezreel, “y tendré piedad de ella que no había obtenido misericordia. Entonces les diré a los que no eran Mi pueblo: ‘¡Tú eres mi pueblo!’ Y dirán: ‘¡Tú eres mi Dios!'” ¿Te suena familiar? Eso es claramente el eco en Ezequiel – Hoshea vivió antes. Así que Ezequiel claramente se hace eco de la misma profecía acerca de cómo las personas que fueron dispersas, y están siendo traídas de vuelta, “Ellos serán para mí un pueblo y yo seré su Dios.” Es el mismo mensaje, la reunificación de los dos reinos. Creo que ahora… de esto se trata mi ministerio, se trata de enseñar a cualquiera que quiera venir al Dios de Israel. Así que voy a tomar esto como mi Minuto del Ministerio.

Keith: Adelante.

Nehemia: Lo que realmente quiero hacer es invitar a la gente a dirigirse a mi sitio web, El Muro de Nehemia.com. Keith y yo tenemos ministerios separados. El mío es la fundación hebrea Makor, mi sitio web es, El Muro de Nehemia.com. Ven a, El Muro de Nehemia.com. y únete a mi equipo de soporte. Lo que hace es que me permite continuar mi ministerio de empoderar a las personas con información para defender la Palabra de Dios y edificar su fe. Siempre vuelvo a la imagen de Nehemías, Nechemia; de quien tome mi nombre, que estaba de pie en la pared y el pueblo, en una mano, era defensa; en la otra mano, era para construir. No quiero construir tu fe. No quiero defenderte. Lo que quiero hacer es empoderarte para que hagas esas cosas, y eso es lo que me encanta de Nechemia, el hombre de quien llevo el nombre.

Así que si te unes al equipo de soporte, también te da acceso a mis estudios especiales del equipo de soporte. Ya están cambiando la vida de la gente. Y una de las que hice recientemente se basó en estas experiencias que tuve en Nepal, realmente fue una experiencia que me cambió la vida. Lo llamo Torah Trekking en el Himalaya. Esta mujer llamada Judith me escribió sobre su reacción a esto; ella es parte del Equipo de Apoyo. Gracias, Judith. Ella dice, “Muchas gracias, Nehemia, por compartir esto. Esto fue realmente una gran apertura de ojos para mí, y puedo ver cómo Yehovah está haciendo precisamente eso, abriendo mis ojos en mi vida. Gracias, de nuevo, por ser tan abierto y honesto.

Así que realmente quiero animar a la gente, hay cientos de horas, y no sé cuántas páginas de información gratuita en el sitio web. Por favor, ven y participa en eso. Escuchen las Perlas de la Torá y Las Perlas de Los Profetas. Las Perlas Originales de la Torá y las Perlas del Nuevo Profeta en El Muro de Nehemia.com. Pero también consideren, oren al respecto, uniéndose al Equipo de Apoyo y obteniendo acceso a esta otra información también, te lleva un paso más allá.

Por supuesto, ahora tenemos ambos podcasts, tanto los míos, como los tuyos, en iTunes. Realmente quiero pedir a la gente que por favor considere darme una calificación o una evaluación, y a Keith, así, dando calificaciones y comentarios. Lo que hace es que nos permite poner estos podcasts frente a los ojos de otras personas. Lo que pasa es que irán a buscar algo en iTunes, y si no hay valoraciones o reseñas, nadie podrá verlo. Así que por favor considere eso. Aquellos que son como yo, que ahora han ido al lado oscuro de Android, y ya no son personas de iTunes, en realidad se puede escuchar en Podbay. Hay un sitio web Podbay.fm, que tiene todos mis podcasts, también.

Keith: Impresionante. Voy a esperar mi minuto hasta el final, sólo por el momento; de lo que estamos haciendo en esta época del año. Así que quiero que continuemos. No quiero…

Nehemia: Así que tenemos que ir más despacio en este verso que acabamos de saltar.

Keith: Sí.

Nehemia: Y eso es, bueno, hay mucho aquí, podemos hablar durante horas, pero vamos a tratar de mantenerlo corto. Así que leemos en el versículo 37:23, ¿qué tenían? Léelo en su NIV.

Keith: Sí, dice… Leí ese, dice, “Los liberaré de todos sus lugares de morada en los que han pecado y los limpiaré.”

Nehemia: Sí, dice, “Y los salvaré en sus asentamientos”, en la JPS, “los salvaré en todos sus asentamientos donde pecaron”, ¿y tú tienes qué ahora?

Keith: Aquí dice: “Los liberaré de todas sus moradas”.

Nehemia: ¿De todas sus moradas? Bien. Así que hay “entregar”, hay “salvar” y “de las moradas”, “de los asentamientos”. ¿Y ese era la NIV que lees, o la NASB?

Keith: Sí, esto es la NASB.

Nehemia: Oh, ahora, echemos un vistazo a la NIV. La NIV dice, “Los salvaré de todas sus reincidencias pecaminosas.” ¿Es una recaída o un retroceso? En hebreo, es“moshvoteyhem”, que es “sus asentamientos”. Y lo que hizo la NIV, es que en realidad cambió la palabra porque no les gustó eso. Dijeron, “¿Asentamientos? ¿Qué asentamientos?” Y yo digo, “¿Qué quieres decir con asentamientos? Ahí es donde estaban esparcidos en sus exilios”. Así que incluso allí en el exilio, antes de que se reúnan en la tierra, se salvarán allí. Pero lo que ellos cambian a “meshuvoteyhem”, que es “su retroceso”. Es una palabra que vimos en Oseas en esa sección. Así que en realidad cambiaron las vocales de la palabra a – y en realidad, no sólo las vocales, una de las consonantes que cambian, también, para que funcione en su teología.

Pero lo que es realmente importante de este versículo, creo, es que este es uno de los dos únicos pasajes de toda la Biblia Hebrea, en todo el Tanakh, donde tenemos este concepto de salvación del pecado. ¿Y podemos hablar de eso sólo por un minuto?

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Eso parece un tema importante para discutir. En cualquier otro lugar de el Tanakh, hasta donde yo sé, la palabra para salvación aparece un total – y no estoy hablando de nombres como Isaías y Josué, los que tienen la palabra salvación en ellos – pero otras formas de la palabra salvación, donde significa salvación y no es un nombre es 319 veces, sin incluir los nombres. Y sólo dos de ellos se refieren a la salvación del pecado, y ambos están en el Libro de Ezequiel. De hecho, hay un versículo, Ezequiel 37:23, Yehovah habla de: “Los salvaré de todas las moradas en las que pecaron.” Así que pecaron en esas moradas; Voy a salvarlos de ese pecado.

Y el otro está en el capítulo anterior, creo, y te lo voy a decir en un segundo, tan pronto como mi computadora decida compartirlo conmigo. Así que el otro está en Ezequiel 34:22 – no, 34:22 es un ejemplo del significado normal. Dice: “Salvaré a Mi rebaño, y ya no serán más saqueados”. Así que los salvará de la destrucción, los salvará del daño. Ese es el significado normal de la salvación en el Tanakh. 36:29, “Te salvaré de toda tu inmundicia. Voy a pedir el grano y hará…” etcetera. Así que aquí está este… algún tipo de pecado en el que Israel está sumido, en Ezequiel 36:29 y 37:23, y Dios va a emplear la salvación para salvarnos de ese pecado. Eso es bastante único en el Tanakh, y te hace pensar – la mayoría de los otros lugares donde Dios dice, “Yo soy tu moshia”,que fue nuestra Palabra de la Semana una vez, “Soy tu salvador”, Está hablando del daño y la destrucción, y aquí es la salvación del pecado.

Keith: Amén. Y que sea que tengamos ese tipo de salvación.

Nehemia: Sí, y todos seremos salvos del pecado, porque lo necesitamos. ¿Vas a hablar de David, o vamos a saltarnos más allá de eso?

Keith: Sí. Adelante. Quiero decir que estamos a más de una hora en este momento, pero no quiero…

Nehemia: Entonces, ¿has terminado?

Keith: No, quiero decir…

Nehemia: ¿Tienes más que decir o debo seguir adelante?

Keith: No. Adelante. Esperaré.

Nehemia: De acuerdo. Así que hace referencia a David aquí. Dice: “Mi siervo David será su rey”, me encanta esto, “y todos tendrán un pastor. Seguirán Mis leyes y tendrán cuidado de guardar Mis decretos”. Esa es la traducción de la NIV. Entonces, ¿quién es este pastor y quién es este rey? Así que es interesante. Así que aquí decidí que voy a mirar en los comentarios judíos y ver lo que dicen. Porque para mí, es obvio que esto se refiere al Mesías, que será de la línea de David. Y esa es en realidad una – traen dos opiniones en los comentaristas judíos. Una es el Mesías de la línea de David. Y la otra es que dicen, “O tal vez esto es una referencia a la resurrección de los muertos.” En otras palabras, hay una opinión judía histórica por ahí que podría ser el Mesías, que es de la línea de David, un descendiente de David, un rey sobre Israel que trae la paz mundial. Y la otra opción es que en realidad es David, literalmente, el que ha resucitado de entre los muertos en la resurrección. Definitivamente me inclino hacia el primero siendo el Mesías. Pero sí, creo que eso es muy interesante.

Keith: Bueno, creo también que se refiere al Mesías. Y cuando continúa… ¿si puedo leer el siguiente verso?

Nehemia: Claro.

Keith: Versículo 26, “Haré un convenio de paz con ellos; será un convenio sempiterno con ellos”.

Nehemia: Amén.

Keith: Hombre, ¿te lo imaginas? Un pacto de paz, de shalom, y esa es literalmente la palabra allí. Dice,“zeh brit shalom,”“un pacto de paz con ellos; será un convenio sempiterno con ellos. Y los colocaré y los multiplicaré”, y luego, lo que realmente me emociona, “Y voy a establecer”, dice aquí en la NASB, “Mi santuario en medio de ellos por un tiempo”. No, “Voy a poner mi santuario en medio de le’olam.” Y en realidad hablamos de eso, “para siempre”. “Mi lugar de residencia también…”

Nehemia: ¿Cuál es la palabra en hebreo para santuario?

Keith: Aquí está como…

Nehemia: Es mikdash.

Keith: Mikdash, sí.

Nehemia: Correcto. Y mikdash, eso es lo que llamamos el Templo. Normalmente, eso se traduce en inglés como el Templo. Por lo tanto, “Voy a poner Mi Templo entre ellos para siempre.”

Keith: Y dice, “Mi morada también estará con ellos; y yo seré su Dios,” Ahí está otra vez. “Y lo harán…” Y cada vez que Dios diga que algo sucederá, puedes ir al banco por eso. Va a pasar. Va a ser su Dios, y van a ser Su pueblo. Y luego el último verso, que todavía podemos discutir aquí, “Y las naciones”, y ahora no sólo hablando de… “Y las naciones conocerán ki ani Yehovah”, que yo soy Yehovah, “quien santifica a Israel, cuando Mi santuario esté en medio de ellos para siempre.”

Y sé que este año, por ejemplo, en Israel, este ha sido un año complicado, difícil y altamente explosivo en lo que respecta a esta idea del Templo de Dios, el lugar de Su Templo, el lugar donde ha puesto Su nombre para siempre. Ha habido… Quiero decir, en este punto, justo hoy, Nehemia, estaba mirando CNN, y están hablando de la controversia que está pasando, cuánta gente está luchando, y todo esto. Y luego leí este versículo y leí esta sección en Ezequiel, y me siento muy animado. Porque a veces, cuando ves lo que está pasando en la tierra, te desanimas. Me he desanimado cuando lo he visto. Pero cuando miro lo que dice en las Escrituras, que Dios los va a colocar, y los va a multiplicar, y va a poner Su santuario entre ellos para siempre. Y eso es realmente, para mí, lo que ha sido… al menos este último año, ha sido algo con lo que me he encontrado, y es algo con lo que he tenido que lidiar a un nivel un poco difícil. De hecho, ahora mismo… Y déjame hacer esto, Nehemia. Quiero darte la oportunidad de… Quiero decir, este es un verso muy importante. ¿Hay algo que quieras decir sobre esto?

Nehemia: Sí. No, quiero decir, creo que lo dije. Quiero decir, de nuevo, esto está haciendo eco de Oseas capítulo 1:11 y 2:23 en inglés, y es realmente poderoso. Esto es realmente una esperanza, y lo que realmente me emociona es que veo que este proceso comienza. Veo el proceso en curso, y está sucediendo, y hay una reunión de los exiliados. Y hay otras personas, estos amigos, que están llegando. La reunión de las dos tribus y las diez tribus, poco a poco, y los amigos que se están uniendo a ambas. Estoy emocionado por esto. Puedo ver el palo empezando a formarse ante mí.

Keith: Se está formando el palo. Bueno, quiero arriesgarme para mi Minuto del Ministerio al final, y la razón por la que quería esperar hasta el final es por la fecha. En realidad estamos a finales de diciembre. Hay tres días hasta el final del año. Hay mucha gente que espera hasta fin de año. Hacen sus donaciones deducibles de impuestos al final del año. Hay algunas personas que no se preocupan por eso en absoluto, pero para aquellos que están esperando, quiero tirar esto – que este año ha sido un año increíble en BFA.

De hecho, ahora mismo, si no has tenido la oportunidad de verlo, esto es por fe, porque es – ¿cuál es la fecha? Lo haremos en noviembre. Voy a hablar “proféticamente”. Voy a hablar en el futuro de que esto se va a hacer. Hay un especial que hicimos en Hanukkah, y se llama, el Hanukkah Histórico. Ni siquiera sé el título de esto. En realidad estoy en medio de escribirlo ahora mismo. Pero para cuando escuches esto, podrás ir a BFA International, por fe digo esto, vas a ser capaz de hacer clic y ver un episodio increíble sobre el Hanukkah Histórico. Y eso vino como resultado de lo que ha sucedido a lo largo de todo este año. En realidad, ir a la Tierra de Israel y ver el Hanukkah Histórico a través de los ojos de dos personas, una que creció como judía, y una que creció como cristiana. Y en lugar de un solo hombre con una cámara, en realidad tomé a estas dos personas, y fuimos a estos lugares históricos. Y ese episodio, por fe, se subirá; podrás ver eso gratis. No tienes que hacer nada, sólo míralo.

Pero eso es parte de lo que hemos hecho con el BFA, es que estamos proporcionando la oportunidad para que la gente construya una base bíblica para su fe en el uso de cosas como Hanukkah. Habrá el especial de Navidad que saldrá en dos días, el día 25. Tendrás la oportunidad de verlo. Pero nuestro objetivo ha sido dar a la gente la oportunidad de ir al sitio, ya sea un miembro libre o si estarían dispuestos a dar el siguiente paso. Es fin de año. Buscamos 300 personas para formar parte de la Biblioteca de Contenido Premium, para producir lo que creo que es la serie más importante que hemos hecho, y no podemos hacerlo en 2015 sin que la gente elija ser parte de la Biblioteca de Contenido Premium ahora.

Así que quiero invitar a la gente a simplemente sentarse, orar al respecto, hacer las preguntas. Es casi el final del año, ir a bfainternational.com, entrar en la Academia, y todo lo que tienes que hacer es decir “Miembro de la Biblioteca de Contenido Premium”, mínimo de $9.99 al mes. ¿Por qué quería esperar hasta el final del programa? Porque es fin de año. Es el final de esto, así que ahora mismo lo último que puedes hacer es ir al sitio web y decir, “Bien, quiero ser parte de esto”. Y no sólo estás hablando de, “Esto es lo que esperamos hacer en el futuro.” Tienes la oportunidad de ver todo lo que hemos hecho en el pasado, más de 50 episodios están disponibles en la Biblioteca de contenido Premium que puedes ver, compartir con tu familia y amigos. En realidad, puedes tener reuniones de grupo, sentarte con eso.

Así que ese es nuestro aliento, bfainternational.com, inspirando a personas de todo el mundo a construir un fundamento bíblico para su fe, y no podemos hacerlo en el futuro sin su ayuda. Sé uno de los 300 que nos ayudarán a entrar en este próximo año y producir algo que creemos que va a ser… eso no es sólo controversia, va a ser realmente increíble ayudar a la gente en eso.

Así que eso es lo que quería decir al respecto. Es fin de año. Con suerte, lo harás. Nehemia, este pequeño proceso que hemos pasado con Las Perlas de los Profetas, lo hicimos por fe, también. No sabíamos cómo iba a funcionar. Y la verdad, la mitad de nuestras secciones de Las Perlas de los Profetas han sido patrocinadas, pero hay otra mitad que no lo ha hecho. Así que vamos a entrar en este próximo año creyendo que la gente va a venir e ir a El Muro de Nehemia.com, ir a bfainternational.com, y apoyar a nuestros ministerios, individualmente. Pero también, cuando compartimos lo que estamos haciendo juntos, ellos también lo harán.

Nehemia: Amén.

Keith: Así que esto ha sido, para mí, increíble. Quiero dar las gracias a todas las personas que han ayudado este año. Además, el Boletín BFA está disponible en la primera página. Puedes ver todo el año lo que estamos haciendo. ¿Hay algo más que quieras decir? Quiero decir, obviamente, nos pasamos un poco, sólo 11 minutos, así que eso no está nada mal; vale por todas esas veces que terminamos un minuto antes. ¿Algo más que quieras decir?

Nehemia: No. Quiero decir, sí, ¿podemos terminar el año en oración?

Keith: Absolutamente. Recemos los dos.

Nehemia: Sí, por favor.

Keith: Padre, quiero darle las gracias por un increíble año 2014. Aunque no esté de acuerdo con el calendario bíblico, los que estamos aquí en los Estados Unidos hemos estado pasando este año, 2014, hemos tenido subidas y hemos tenido bajadas. Pero al final, sabemos que Tú eres el que tiene el control y Tú eres el que traerá a Tu gente de todo el mundo a Tu tierra y con sus amigos. Y ellos serán Tu pueblo, y Tú serás su Dios. Así que en medio de todo eso, ayúdanos a ser personas que tienen corazones que están escuchando, corazones que son suaves, ojos abiertos, oídos abiertos y ayúdanos a seguir haciendo este proceso por fe mientras traemos no sólo Las Perlas de los Profetas, sino toda la información que tenemos, la información bíblica, la inspiración y la revelación a las personas de todo el mundo, para que puedan tener un fundamento sólido en su fe.

Nehemia: Amén.

Keith: Amén.

Nehemia: Yehovah, avinu shebashamayim, nuestro Padre Celestial. Estás cerca de todos los que te llaman en verdad como dijo el salmista. Yehovah, te pido que, mientras reúnes a la gente de todo el mundo, la gente de las diez tribus y las dos tribus, y los amigos que se han unido a ambos grupos, Yehovah, te pido que abras nuestros ojos y descubras nuestros ojos a las maravillosas cosas ocultas de Tu Torá, Yehovah. Y que tú nos reveles los lugares altos que están en nuestras vidas. Los lugares altos que ni siquiera nos damos cuenta. Con humildad y en verdad y con el corazón abierto venimos a Ti, Yehovah, y venimos a esos lugares para traer nuestros sacrificios, y no nos damos cuenta de que esto es una transgresión de tu Torá, pero tú todavía vienes y te encuentras con nosotros en esos lugares. Yehovah, conoce gente en esos lugares, encuéntrame, Yehovah, en sueños y revelame como revelaste a Salomón la verdad que eventualmente lo llevaría a Jerusalén, Yehovah. Yehovah, espero con ansias al descendiente de David, que será Tu Rey Mesías. Yehovah, quiero ir delante de él y aceptarlo como mi rey y conocerlo. Y Yehovah, vive en este período donde Tú describes aquí, harás un pacto interno, un pacto de paz, Yehovah. Seamos en ese pacto de paz bajo el reinado de vuestro Rey Mesías desde la línea de David, Padre. Que esto sea pronto. Amén.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply