Perlas de los Profetas #15 – Bo (Jeremías 46:13-28)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #15 – Bo (Jeremías 46:13-28) Jeremías, el profeta de las naciones, predice otro “golpe” para Egipto, proporcionando la conexión con la porción de la Torah donde el Señor, con una mano fuerte, sacó a su pueblo de Egipto. Esta vez, sin embargo, el golpe está en manos de los babilonios, un hecho que proporciona otro vistazo a los caminos y medios de Yehovah.

Aprenderemos más sobre el “horno de hierro” que aparece tres veces en el Tanakh – el crisol que Dios usó para convertir una familia de pastores en una nación. Vemos un ejemplo de Yehovah jurando por su propio nombre y Gordon nos da una explicación del “bosque” de Egipto que fue talado. Al leer sobre el “final completo” planeado para las naciones del exilio, se nos recuerda las advertencias del Tanakh “no alegrarse” porque parte de ser fiel a Yehovah es preocuparse por todos los seres humanos. Los estudios de palabras incluyen: “plaga/makot”, “salvador/moshiach” y “temblor/maldición”, con su raíz chet-reish-dalet y su conexión con el judaísmo Haredi. Johnson cierra con una oración por los corazones de paz, corazones que traen luz y que mantienen la perspectiva de Dios para las naciones del mundo.

La obra de arte original en la parte superior de este post fue creada para este episodio de Las Perlas de los Profetas por Anna Jakubowski. Retrata a Nabucodonosor de Babilonia teniendo el dominio sobre Egipto y a Jacob siendo protegido.

“Entregaré [Egipto]… en las manos del Rey Nabucodonosor… Pero tú, no temas, mi siervo Jacob…” (Jeremías 46:25-7)

Las Perlas de los Profetas #15 – Bo (Jeremías 46:13-28)

Nehemia: Shalom chaverim shelanu. Todah shehitz’taraftem eleinu batochnit, Pninim Mehanevi’im. Shalom, amigos. Gracias por unirse a nosotros en el Programa de las Perlas, ¿cómo se llama el programa? Rayos. Déjame empezar de nuevo. Espera un momento.

Keith: Tienes que estar bromeando.

Nehemia: Espera. ¿Cómo se llama el programa?

Keith: Tienes que estar bromeando.

Nehemia: Las Perlas de la Torah, lo siento.

Keith: ¿Estás… qué?

Nehemia: ¡No! Las Perlas de los Profetas. No, porque estoy leyendo el hebreo. En el hebreo, dice, “Pninim Mehanevi’im”. Pero sí, está bien.

Keith: Nos quedamos con esto para el espectáculo. ¿Me estás tomando el pelo?

Nehemia: No, no. Lo olvidé. Empecemos de nuevo.

Keith: Estás abriendo, Nehemia. Tienes tu nuevo…

Nehemia: Shalom chaverim shelanu. Todah shehitz’taraftem eleinu latochnit Pninim Mehanevi’im. Shalom, nuestros chaverim, nuestros amigos. Gracias por unirse a nosotros en el programa Las Perlas de los Profetas. Keith, ¿qué significa chaverim? ¿Puedes explicárselo a la gente? Muy bien, empecemos. Es la primera vez que empiezo.

Keith: Oh, vaya.

Nehemia: Hagámoslo. Jeremías.

Keith: De acuerdo. Aquí vamos.

Nehemia: Sí.

Keith: Estamos en Jeremías.

Nehemia: Sí, este es el 15º episodio. Es Jeremías 46, del 13 al 28, y corresponde a la porción de la Torah de Bo, Éxodo 10:1 al 13:16. Esta es una sección sobre las plagas. La razón por la que se elige, presumiblemente, es porque se trata de cómo Egipto va a sufrir otro golpe, otra plaga, pero esta vez a manos de los babilonios.

Keith: Estaba mirando de nuevo, de vuelta a Las Perlas Originales de la Torah, fue realmente algo cuando pasamos por eso. Para aquellos que no lo sepan, pasamos por eso desde que creo que fue en el 2000… Nehemia, dame el año, 2012…

Nehemia: Bueno, no. Empezamos en 2011, terminamos en 2012…

Keith: Terminamos en 2012.

Nehemia: Espera. ¿Es eso cierto?

Keith: Sí.

Nehemia: Sí. Es cierto.

Keith: Siempre que hacíamos eso, lo que era realmente poderoso era que estábamos viendo una nueva mirada de las porciones de la Torah. Para aquellos que no lo sepan, las porciones de la Torah son paralelas aquí con las porciones de los Profetas y paralelas con las porciones de la Torah. Si no han escuchado eso, pueden escuchar el programa Las Perlas Originales de la Torah en ElMurodeNehemia.com, bfainternational.com. Ambos sitios tienen acceso a todo el año de esas porciones de la Torah. Lo bueno de eso es que puedes escucharlas todos los años. Por supuesto, ahora que tenemos 15 Las Perlas de los Profetas, con suerte, llegaremos a 52 o 54, y también estarán disponibles para que puedas escucharlas año tras año.

Pero lo que fue refrescante para mí fue ver este pasaje paralelo en lo que respecta a lo que está sucediendo con Egipto. Tengo que decirles honestamente, y no sé cómo decir esto – me sentí mal cuando estaba mirando el capítulo 10 y 11 y 12 de Éxodo, y creo que es hasta el 13. Luego voy aquí y estoy buscando en Jeremías y Egipto, chicos, quiero decir, siendo usado por la mano de Dios para hacer lo que Egipto hizo. Quiero decir, chicos, oh, chicos, hablar de las cosas que se les vienen encima. Yo estaba leyendo eso de entonces y luego leí esto.

Luego, por supuesto, la parte de la semana pasada que hicimos en Las Perlas de los Profetas también hablando de Egipto, y lo vemos una y otra vez en las Escrituras. Por supuesto, probablemente podríamos ir al ordenador y ver cuántas veces vemos que se habla de Egipto en su futuro. Pero realmente es un lugar central, ciertamente en lo que se refiere a la tierra de Israel, hablando de cada vez que hablamos de ello, “¿Quién te sacó de la tierra de Egipto?” Bueno, no es tan simple. Todo lo demás que sucedió con Egipto se hace cada vez más profundo.

Nehemia: El año pasado fui profesor de inglés en un instituto chino, y una de las cosas que enseñé a mis alumnos… …fue que tenía que cristalizar el mensaje en algo realmente simple. Una de las cosas que les dije es que mis antepasados, los “you-tairen”, los judíos, eran esclavos en Egipto. Eran esclavos que fueron liberados de Egipto por Yehoha, por Yehovah, y llevados al desierto, donde Él se reveló a ellos y les habló. Esa fue la parte clave de la historia que todos entendieron. “Sí, tus ancestros fueron esclavos en Egipto. Entendimos esto.”

Keith: Sí, entendimos esa parte.

Nehemia: Sí. Pero creo que es algo que en el mundo occidental damos por sentado porque es tan conocido y tan obvio. Esta fue la primera vez que lo escucharon. Así que era un mensaje que tenía que penetrar.

Keith: Bueno, aquí está la otra cosa, al entrar en esto, es que cuando hablas de Egipto, de nuevo, la imagen puede ser, sí, la película Los Diez Mandamientos para los occidentales. Los Diez Mandamientos, sí, estaban allí, trataban con algunos ladrillos y esto, aquello y lo otro. Pero fueron sacados con mano dura y esta historia comienza allí. Pero había mucho más, un nivel de profundidad de lo que ocurrió en la tierra de Egipto y luego otra vez, a lo largo de la historia como encontramos. Así que es bastante interesante.

Nehemia: Sí, absolutamente.

Keith: De acuerdo. Sí. Así que aquí vamos.

Nehemia: Luego está esta frase, ¿por qué Israel tuvo que bajar a Egipto durante 400 años? Dice en Deuteronomio 4:20, por ejemplo, aparece tres veces en el Tanakh. Dice: “Y tú, Yehovah, tomaste y te sacó de mikur habarzel, mimitzrayim“, “del horno de hierro, de Egipto”, y la imagen allí, en realidad, el término más correcto probablemente es un crisol, que es este pequeño dispositivo donde se derrite a temperaturas realmente altas, el hierro, y luego se puede convertir en lo que se quiera. Dice, “ser para él una nación y una herencia como la de hoy en día”. Así que ese fue el crisol en el que se formó Israel. Entraron como una banda de pastores y salieron como una nación, y eso también aparece en Jeremías 11:4 y 1 Reyes 8:51.

Keith: Sabes algo, cuando lees esto, ya que empezamos en el 46, creo que es el 13. Por cierto, tengo que dar las gracias a nuestros Socios de Las Perlas de los Profetas. No es frecuente que digamos el apellido, pero tenemos que decir el apellido aquí porque es la familia de unos amigos que conocimos hace algunos años. Nehemia, estábamos en la carretera; no puedo recordar cuándo fue. De nuevo, soy muy malo con las fechas. Creo que fue en 2010 o algo así. Estábamos en algún lugar de Colorado, Johnstown o Johnsontown. Creo que era mi ciudad. Y conocimos a estos tipos que eran gemelos, y estos gemelos, nos tomamos una foto, en ese entonces, son los hermanos Méndez, en realidad.

Nehemia: Creo que fue en Greeley, Colorado, en realidad, pero sí.

Keith: ¿Fue en Greeley? Sí.

Nehemia: Sí.

Keith: Pero la primera vez que los conocimos… Cuando los conocimos la primera vez, en realidad vinieron hasta Johnstown para conocernos. Luego los conocimos en Greeley la última vez cuando estuvimos allí para la gira que hicimos el año pasado. Pero déjame decir esto, lo interesante de ellos es que es genial cuando conoces a una familia o a alguien de hace algunos años, y luego, aquí está todos estos años más tarde, que sería en 2014, se presentaron en un evento que hicimos en Colorado, en Greeley, con nuestros amigos, Sven y Tina, que realmente lo montaron todo, y estuvieron allí. Así que la familia Méndez eligió esta sección, y voy a pedirles que escriban algo que pondremos en nuestros comentarios.

Una vez más, todos los que estén escuchando, con suerte, usarán la sección de comentarios de ElMurodeNehemia.com, bfainternational.com. De cualquier manera, donde sea que publiques, publica en la otra también porque hay una mezcla de personas. Así que quiero darles las gracias por ser nuestros Socios de Las Perlas de los Profetas. Ellos son los gemelos; nosotros somos los gemelos. Todavía se parecen, y nosotros no nos parecemos en nada.

Nehemia: Estás empezando a parecerte más a mí, especialmente tu pelo.

Keith: Sí. Pero de todos modos, aquí hay una cosa que quería mencionar en el 46:13. Dice, “Este es el mensaje que Yehovah habló al profeta Jeremías sobre la venida de Nabucodonosor”, y otra vez es esa ortografía, Nehemia, donde está el resh en vez del dalet. Hablamos de ello la semana pasada.

Nehemia: Nebucharnezzar, no Nebuchadnezzar. Sí.

Keith: Sí. Pero el rey de Babilonia… ¿Y sabes qué? Cuando leí esto, así que estamos en nuestra sociedad ahora, donde podría, como, por ejemplo, estoy un día por delante de ti. Así que me subo a un avión, vengo aquí, y te llamo y te digo: “He oído del Señor. La luna no aparecerá en el este.” Porque estoy aquí, y no sabes que estoy aquí, y seguro que al día siguiente no aparece. Esto es lo genial: Jeremías no se subió a un avión y fue a averiguar: “¿Cuál es la situación con Nabucodonosor? ¿Va a venir o no va a venir?”

Nehemia: Rastrearlo con un GPS.

Keith: Sí, sin rastreo en mi GPS, no hay viajes internacionales. Así que se entera por el que… quiero decir, por lo que Jeremías está situado aquí en Israel. Él escucha al Creador del universo, esto es lo que va a suceder, y luego lo declara. No hay juegos de manos, no hay humo ni espejos, no hay “Tengo gente espiando y contando”… No. Es decir, es algo obvio, pero realmente tiene que oírlo de Él. No hay tecnología que le permita, o no hay comunicaciones internas donde pueda enviar un mensaje de texto rápido y, “¿Cuál es la situación?” No lo sé, parece algo que podríamos dar por sentado, pero realmente es escuchar a Aquel que lo sabe todo. Y eso es exactamente lo que sucede, recibe este mensaje de Yehovah, hablado con el profeta Jeremías, sobre lo que va a suceder, y muy específicamente con, por nombre, el Rey de Babilonia que vendrá y golpeará la tierra de Egipto.

Nehemia: Sí. Así que tienes la palabra “herir” ahí, ¿es eso lo que tienes?

Keith: Sí.

Nehemia: ¿En qué traducción es eso?

Keith: Es la versión NASB.

Nehemia: Bien. Me gusta esa palabra. Así que en la versión JPS, tiene “atacar la tierra de Egipto”. Lo que es más significativo es la palabra en hebreo que es “lehakot et eretz Mitzrayim”, que es, podrías decir golpear, herir, “lehakot et eretz Mitzrayim”. La razón de que esto sea importante, al menos para relacionarlo con la historia de Bo, en Éxodo, es que tenemos el mismo verbo, la misma palabra usada para describir las plagas de Egipto. Las llamamos incluso hoy, hasta el día de hoy, las llamamos las diez makot, las plagas. El punto es que hay una conexión entre las plagas de Egipto y la destrucción de Babilonia. Es la misma palabra en hebreo. La palabra que tienes como “herir” y la que tiene la versión JPS como “atacar”, y la que tiene la King James como “herir” también. Así que esa es la palabra que significa plaga, golpear con una plaga, y que aparece en Éxodo.

Keith: Sabes lo que es interesante. Iba a preguntarte, Nehemia, no sé si… ¿has elegido la palabra de la semana? Siempre estoy preguntando…

Nehemia: No, no lo he hecho.

Keith: ¿Podría ser esta? Quiero decir, ¿es algo con lo que te sentirías cómodo? ¿O preferirías mirar otra cosa?

Nehemia: Sí, quiero guardar la mía para el final, porque honestamente, sí.

Keith: De acuerdo, no hay problema.

Nehemia: Esos son unos versículos muy calientes. No tengo ninguno, pero podría elegir cualquier palabra en los versículos 27 o 28 y ser realmente feliz.

Keith: De acuerdo, bien, hagámoslo. Vamos a esperar por eso. Pero lo interesante de esto es que lo mencionaste, sobre lehakot. Cuando miras la palabra y tratas de averiguar dónde se usa esa palabra, y es tan… No sé cómo decirlo. Todavía me sorprende la forma en que se usa el idioma hebreo, porque de nuevo, puedes oír esa palabra lehakot, e inmediatamente, en tu mente, cuando escuchas esa palabra, porque escuchaste Bo ser leído ¿cuántas veces, con qué frecuencia? Y al escuchar este evento tan asombroso que tuvo lugar, saber que hay una conexión entre las palabras. De nuevo, para aquellos de nosotros que somos angloparlantes, que estamos leyendo la Biblia año tras año tras año en inglés, no es algo que sea siempre obvio. No es algo que salte de la página. Dependiendo de la traducción que estés leyendo, no harías esa conexión. Así que, de nuevo, supongo que esta es la ventaja de poder leerla en el idioma en que fue escrita.

Nehemia: Sí, por supuesto. Quiero sacar a relucir algo un poco controvertido sobre este pasaje. ¿Podemos hacerlo? ¿O sólo quieres saltar a él y entonces la controversia…

Keith: Vamos a ello.

Nehemia: Sí, y entonces la controversia surgirá naturalmente. Así que adelante.

Keith: Bien. Entonces 46:14, “Declarad en Egipto y proclamad en Migdol, proclamad también en Memphis y Tahpanhes; decid: ‘Tomad partido y preparaos, porque la espada ha devorado a los que os rodean.'” Permítanme leer un versículo más aquí. El versículo 15. “¿Por qué tus poderosos se han postrado?” es lo que dice aquí. “No están de pie porque Yehovah los ha derribado.”

Así que estoy leyendo esto, y de nuevo, lo que tenemos que recordar es que no está hablando aquí de Israel. Está hablando de Egipto. Una vez más, estamos viendo a Egipto en este momento en particular y antes, donde Egipto podría ser visto como una nación fuerte y poderosa. Sé que la gente puede realmente entrar en esto ahora mismo. Ves diferentes naciones, incluso en nuestro tiempo, Nehemia, donde verás una nación que parecerá que nunca jamás podrá tener un cambio y luego verás un cambio que viene sólo drásticamente. Estoy mirando a Rusia ahora mismo, y resulta que es diciembre, en realidad estamos grabando esto a mediados de diciembre, y en la última semana en Rusia, si hubieras ido hace 20, 15 años, y hubieras dicho la palabra “Rusia” habrías visto esta poderosa, asombrosa y fuerte nación que ha tenido tantos cambios radicales en estas últimas dos décadas. Y ahora, en la última semana, con lo que ha pasado con el rublo. Es como, “Vaya, ¿qué está pasando aquí?” Es un ejemplo de los tiempos modernos donde podemos ver el cambio. No sabemos hasta dónde llegará. Pero definitivamente es una situación tambaleante. Y eso es lo que…

Nehemia: Espera. Esta es tu oportunidad, Johnson. Puedes hacer una profecía.

Keith: No, no voy a hacer una profecía.

Nehemia: Si está equivocada, puedes decir, “Bueno, se arrepintió”. Y si es correcta, puedes decir “Yo hablo la palabra del Señor”. Puedes hablar de cómo Rusia será aplastada con la barra de hierro. Ya sabes, vamos, dame alguna profecía aquí.

Keith: No, no, no voy a jugar. No soy un profeta, ni el hijo de un profeta.

Nehemia: Y sabes, es muy interesante lo que oiré, especialmente de ciertos tipos de dichos cristianos, “Oh, recibí la palabra del Señor”. Esa es una declaración muy seria. No sé si se dan cuenta de eso. Así que recibir una palabra de Dios, eso significa… Jeremías habla de esto, y eso significa que estabas en el salón del trono y escuchaste a Dios hablando con los ángeles. Y me di cuenta en el versículo 13, sé que ya hemos pasado por eso, pero tú tradujiste el versículo 13 que recibió… ¿qué fue lo que recibió allí según…?

Keith: Este es el mensaje.

Nehemia: ¡El mensaje! ¡Correcto! Ah, claro. Así que en hebreo, es Davar. Es el davar que Yehovah le habló al profeta Jeremías, y el davar es “palabra”. Hablamos de cómo hay tres secciones. Están la Torah, la palabra y la sabiduría. Esta palabra significa profecía en este contexto. Así que hay que tener mucho cuidado al decir, “Recibí una palabra del Señor”. Eso significa que Yehovah te habló directamente o lo escuchaste hablando con los ángeles. Escuchaste su voz. Ten cuidado con eso.

Keith: Amén.

Nehemia: Sí.

Keith: Pero de nuevo, hablando aquí de lo que va a pasar en Egipto y mirando el momento actual… de nuevo, no es sólo Rusia, hay un montón de cosas que están pasando en todo el mundo.

Nehemia: ¿Puedo hacer una confesión aquí sobre todo este pasaje hasta los dos versículos de los que voy a, con suerte, tener la oportunidad de hablar, que es realmente el último de tus versículos? ¿Cómo digo esto sin ser irrespetuoso con la palabra de Yehovah? Porque cada palabra es preciosa, cada letra, cada jota o título es sagrado, pero al mismo tiempo, estoy escuchando esto y parte de mí siente, “Realmente no me importa”. ¿Es algo horrible de admitir? ¿Tenemos que editar esto?

Keith: Amigos, no, Nehemia acaba de hacer una confesión. Así que va a estar callado todo el tiempo hasta el último versículo.

Nehemia: Esperen. No. ¿Puedo decirles lo que quiero decir con eso?

Keith: Y voy a tomar esto…

Nehemia: Así que esto está profetizando la destrucción de Egipto, y estoy escuchando esto y estoy pensando, “¿Egipto siendo destruido y yendo al exilio y siendo traído del exilio? No soy egipcio, ¿qué es esto? Esto no tiene nada que ver conmigo. Hay tantas profecías, la mayoría de las profecías son para Israel, pero aquí tenemos esta profecía para Egipto, y es como, ¿cuándo llegamos a lo de Israel?” En realidad me da algo de empatía por… He encontrado cristianos, y esto es realmente controvertido, pero es verdad. He encontrado cristianos con los que hablo sobre la reunión de los exiliados y la reconstrucción de Israel, y dicen: “¿Dónde está Jesús en eso? Ni siquiera queremos oír esto. Esto no tiene nada que ver con nosotros”. Porque están literalmente bostezando y aburridos. Pueden fingir que están interesados, pero no lo están. Pero creo que este es un contexto muy importante para conseguir.

Así que voy a saltar al capítulo 1 de Jeremías, versículo 5. Dice, “Antes de crearte en el vientre, te escogí; antes de que nacieras, te consagré; te nombré profeta de las naciones”. En hebreo, dice, “a las naciones”. Así que Jeremías era una especie de profeta inusual. En realidad habló a las naciones, y quizás los otros profetas también lo hicieron. Pero Jeremías, creo, incluso más que los otros profetas, hablaba a los gentiles.

Capítulo 1, versículo 10, “Mira, hoy te nombro sobre las naciones y los reinos, para que arranques y azotes, destruyas y derribes, edifiques y plantes”. En hebreo la palabra es “hagoyim”, “al hagoyim”, sobre las naciones, sobre lo que podríamos llamar hoy, y en términos ingleses, gentiles. Así que tenemos este tema de que Jeremías es un profeta para las naciones, y leemos aquí sobre… y es interesante, lean la profecía – y no tenemos tiempo para hacerlo – pero lean la profecía de Egipto y las otras naciones y algunos de los otros profetas, y me suena como si le estuviera hablando a Israel diciendo, “Chicos, ¿quieren oír lo que le va a pasar a Egipto? Es realmente malo. ¿No se alegran de adorar a Yehovah?”

Mientras que Jeremías habla, yo escucho esto como… Suena como si le hablara a las naciones, de verdad, y no a Israel. Hay una cosa muy interesante, y probablemente no tenemos tiempo para entrar en ella. Pero hay un montón de otros versículos. Pero uno de los versículos de los que habla – uno de los más importantes de la Biblia – habla de cómo se reunió con estos… estaba hablando su mensaje a estos embajadores que luego serían enviados a todo el mundo. Al igual que hoy en día tenemos embajadores en Washington D.C., y si querías comunicar un mensaje, antes de Internet, en los viejos tiempos, una de las formas de hacerlo era llamar a todos los embajadores y decirles, “Hey, chicos, esto es lo que va a pasar”. Eso es lo que hace Jeremías.

Porque piénsalo, así que está enviando este mensaje a las naciones, como, ¿Jeremías fue realmente a Egipto? Probablemente no. Bueno, lo hizo al final de su vida. Pero en esta etapa de su vida, no ha ido a Egipto, pero ha hablado con el embajador egipcio, y ha hablado con los otros embajadores y les ha dicho: “Esta es la palabra de Yehovah que vino a mí acerca de Egipto. Deben prestar atención a esto”.

Keith: Sabes qué es interesante. Cuando dices que lees eso y dices, no… piensas, “Bueno, no soy egipcio”. Lo que realmente me emociona es lo que llamo esta mano internacional, esta mano que nuestro Padre tiene sobre todo. Así que cuando leo esto y escucho…

Nehemia: Sí. Por supuesto que sí.

Keith: Lo más importante que pienso es en el 13 cuando dice, “Esta es la palabra. Este es el davar que Él habló”. Y así está escuchando esto, así que esto viene de la boca de Dios. Inmediatamente, sea lo que sea, y tienes que dejarme ser el pastor por un segundo. Es como si lo que sea que viene de Él está de alguna manera interconectado con todo. Así que estoy viendo esto y pienso, waoo, Él está hablando ahora a esta nación.

Nehemia: Bien.

Keith: Y de nuevo, lo que me atrapó al principio fue, volví y leí Éxodo 10, 11, mirando a través de esos pasajes de nuevo, y de nuevo hicimos esto de Las Perlas Originales de la Torah hace años, y sin embargo es como si simplemente saltara. Viene directamente y me agarra, y pienso, wow, esta es la tierra de la que habla. En otras palabras, no es sólo un paso por encima. Hay algo en ella que, incluso cuando hablamos de la justicia recíproca y lo que sucede después y cómo está todo conectado. Quiero decir que yo sólo… wow.

Nehemia: Sí.

Keith: Bueno, ya sabes…

Nehemia: Sí. Lo siento, adelante. Así que una de las cosas que me sorprende… es que tengo esta culpa. Te digo que esto no me importa, y no es que no me importe, pero es literalmente aburrido para mí. Estoy leyendo sobre Noph, Tahpanhes, y Migdol, y todos esos lugares en Egipto. Pero estoy como, vamos a llegar a la parte de Israel ya.

Parte de mí se siente muy mal por eso, se siente culpable, y me recuerda esta leyenda que cuentan los rabinos, que no es un evento histórico, pero hace un muy buen punto, que creo que es profundo. Es una historia sobre cuando los israelitas vieron a los egipcios muertos a la orilla del mar, se regocijaron. Hay un versículo que dice, “Y vio Israel a los egipcios muertos a la orilla del mar”. Después del Mar Rojo, cuando los egipcios se ahogaron. La leyenda, el midrash, dice que a Israel se le dijo, no debes regocijarte por mi pueblo que murió. Todos los seres humanos son Mi pueblo.

¿De dónde sacaron esta idea? Bueno, en realidad viene del libro de Jonás, donde Dios habla al final, está el tema de Nínive. Voy a leer ese pasaje, porque esto es como la parte culpable de mí diciendo que debería preocuparme por los egipcios. Quiero preocuparme por los egipcios. Dice. “Entonces Yehovah dijo, ‘Te preocupaste por la planta'”, esto es Jonás 4:10, “Te preocupaste por la planta, que no trabajaste y que no hiciste crecer, que apareció de la noche a la mañana y pereció de la noche a la mañana”. Versículo 11, “¿Y no me debe importar Nínive, la gran ciudad, en la que hay más de ciento veinte mil personas que aún no distinguen su mano derecha de la izquierda, y también muchas bestias?”

Así que la historia es que Jonás estaba molesto porque Nínive no fue aniquilada porque profetizó que debería serlo, y Dios está diciendo, “Mira, me preocupo por Nínive; amo a cada ser humano”. Así que en ese sentido, cuando los israelitas vieron a los egipcios muertos en el mar, definitivamente hay verdad en ello. Parte de ser fiel a Yehovah, el Creador del universo es recordar que esos son seres humanos que están muertos. Esas son Sus creaciones, y que todos somos creados a la imagen de Yehovah. Y en ese sentido… como dije, estoy en conflicto aquí. Por un lado…

Keith: Mientras estás en conflicto, déjame decirte lo que pasó.

Nehemia: Sí.

Keith: Déjame decirte lo que pasó ayer. Estoy aquí, amigos, cometí un error la semana pasada y dije que era el país más poblado. Es la ciudad más poblada del mundo.

Nehemia: ¿Y se llama?

Keith: En un lugar llamado Shangai, China. Ayer, en el día que es el día de Navidad aquí, que es como cualquier otro día en China en lo que respecta a la gente que está en el metro. Después de hacer mi grabación con Nehemia, decidí que quería ir a un lugar específico en Shangai y hacer una pequeña comprobación sobre el tema de la Navidad y ver en qué otros problemas me puedo meter. De todos modos, decidí viajar, y esto está relacionado con lo que dijiste, así que trabaja conmigo aquí.

Nehemia: Sí.

Keith: Decidí tomar el metro en un día de Navidad hacia Shangai, donde toda la gente está muy ocupada, y tenía esto en mi corazón, necesitaba hacer dos cosas. Tenía un problema tecnológico – tenía un problema con mi ordenador que se sigue cortando, y Nehemia ya ha amenazado con que si sigue ocurriendo, ha terminado conmigo. Así que tuve que llevar mi ordenador a la tienda de Mac…

Nehemia: No es una amenaza, es sólo un anuncio. Es como es.

Keith: Es sólo un anuncio. Es sólo la forma en que es. Así que bajé a este lugar, y por supuesto, hay gente que tiene rojo y blanco y tienen sombreros de Navidad, y están cantando “Feliz Navidad”, y es Jingle Bell, Jingle Bell. No dicen “L”, es “Jingle Beh, Jingle Beh”. De todos modos, están haciendo lo suyo.

Pero ahora, a todo este asunto de las naciones. Así que una de las luchas para mí es, tengo que ser honesto, es que me siento más cómodo cuando estoy en un lugar como Israel, sólo porque amo la tierra. Me encanta el idioma. Amo a la gente. Y el lenguaje de la Biblia, cuando lo oigo hablar y cuando puedo interactuar con él, me ilumina e inspira. Así que estoy en un lugar en el que nunca escucho eso. Todo lo que oigo es… el chino y cualquier otro dialecto que esté conectado con el chino. Así que estoy aprendiendo ese idioma y me comunico con la gente y trato de leer los caracteres. Hay 2.000 o algunos que se usan realmente, y 10.000 que están escritos. No sé lo que es, es un número loco.

Nehemia: Vas a necesitar 4.000 para poder leer el periódico.

Keith: 4.000. De todas formas, ya que estoy haciendo esto, Nehemia, déjame llegar a este punto. Así que estoy haciendo esto, subo en un ascensor, soy yo y unos 10.000 chinos que van a la cima de este enorme lugar llamado la Torre de las Perlas. Estoy allí arriba, estoy mirando, estoy tomando fotos, y es hermoso. Estoy aquí solo, por cierto. Andrea está de vuelta en los Estados Unidos. Mi hijo, Andrew, él de hecho está aquí, él… es otra historia, ya llegaré a eso.

Pero de todos modos, para abreviar, estoy solo, bajo el ascensor, Nehemia, y de repente oigo, “Shalom chaver”. ¿Ma shlomcha?” El tipo está habland, “Metzuyan”.

Nehemia: ¿Qué? No puede ser.

Keith: Escucha. Es una historia real. Escuchad. Historia real.

Nehemia: ¿Estaba hablando contigo?

Keith: No, no. Miro detrás de mí y el tipo está hablando por teléfono. Está hablando en hebreo.

Nehemia: Vaya.

Keith: Cuando bajamos del ascensor, me doy la vuelta hacia él. Le digo, “¿Shalom chaver Ma shlomcha?” Cuelga el teléfono y dice, “¿Quién eres?” Sabes que tiene un acento israelí muy marcado. “¿Quién es usted?”

Nehemia: ¿Y tú le dijiste?

Keith: “Harbeh chaverim garim beYerushalayim.” Tengo muchos amigos que viven en Jerusalén. ¿”Bemet”? ¿Lamah?” Así que empezó a hablarme, y estuvimos hablando por un minuto más o menos en hebreo, y le sorprendió hasta el punto de que me miró y se alejó.

Nehemia: Vaya… Eso es impresionante.

Keith: Ahora, ¿por qué estoy contando esta historia? Esto es esta cosa. Así que aquí está este tipo. Está entre las naciones. Aquí estoy, estoy entre las naciones. Y estaba tan sorprendido que yo… no pudo detenerse y decir, “¿Quién es este “goy”? Qué es esto… bueno, este tipo obviamente no es israelí.” Claramente no soy israelí. Él dijo, “¿Por qué sabe este idioma?” Era como una invitación a tener una conversación, una conversación más. “Ahora, vamos a hablar”, pienso, vamos a discutirlo. Aquí estoy de las naciones, y estoy hablando su idioma, y estamos en este lugar donde somos extranjeros. Y le sorprendió tanto que se alejó. Me pregunto si pensó para sí mismo: “Un momento, ¿qué tiene que ver conmigo?” En otras palabras, ¿qué tengo yo que ver con él? Me parece mucho, si estoy hablando un idioma, y también sucede en chino, si hablo su idioma, ellos dicen, “Espera un minuto, no te pareces a nosotros, no piensas… qué está pasando?” Y de nuevo, volviendo a tu tema, ¿no es a veces una lucha mirar la grandeza de Dios y lo grande que es y a quién está despertando y lo que está haciendo.

Nehemia: Amén. Bien.

Keith: Así que de nuevo, volviendo a este tema de si es Egipto o estamos hablando de Asiria o lo que sea, y lo mencionaste la semana pasada y me pareció hermoso, es que la posibilidad de que esas sean referencias a las naciones. Así que para mí, siempre estoy un poco desanimado cuando no siento este tipo de conexión con las naciones. Quiero que las naciones despierten porque de ahí es de donde vengo. No soy alguien que pueda decir que soy pariente del Rey David. No puedo decir eso como tú.

Nehemia: Bueno, por otro lado de lo que estás señalando, creo que, sin señalarlo, y no puedo hablar de los chinos, no puedo hablar de otras personas. Pero definitivamente hay una cierta medida de judeo-centrismo, que es que los judíos fueron este pueblo perseguido, los judíos fueron este pueblo perseguido durante 2.000 años y se volvieron una especie de insulares. Y definitivamente hay algo en nuestra cultura acerca de, “Espera un minuto, hay alguien de afuera. No necesitamos lidiar con eso.” Mira, he luchado con eso en mi propia vida y he llegado a un lugar donde estoy ahora, después de muchos, muchos años de estar en un viaje en el que Yehovah me ha llevado. Pero el instinto natural es, “No, sal de aquí, esto no es para ti. Este es nuestro tesoro. No vamos a compartir esto con ustedes, gentiles”.

Keith: Oye, ¿sabes qué? Nehemia, déjame decirte algo más que sucedió, y vamos a aventurarnos un poco porque tenemos algo de tiempo. No quieres hablar de estos otros versículos. Déjame aventurarme en otra cosa.

Nehemia: Bueno, no, hay mucho que hablar sobre los versículos.

Keith: No, no. Una cosa que quiero señalar.

Nehemia: Adelante.

Keith: Déjame decirte lo que realmente sentí de este tipo.

Nehemia: Sí.

Keith: Sentí de este tipo un poco de miedo. Como si estuviéramos bajando por un ascensor, y esto le impactó tanto porque… para los que no lo sepan, si nunca han visto una foto mía, en realidad no me parezco a Nehemia. En realidad tengo la piel marrón real y un tipo calvo de piel marrón entre un montón de chinos. Así que no me veo parecido en absoluto. Este tipo resultó ser de ascendencia europea o lo que sea, así que me estaba mirando. Así que está el tema del blanco-negro. Luego está el tema del idioma. Y en todo el mundo en este momento, ¿no es justo decir que hay muchos judíos en todo el mundo que tienen un cierto nivel de sensibilidad a lo que está pasando en términos de antisemitismo, los ataques que están teniendo lugar?

Nehemia: Oh, absolutamente.

Keith: Así que cuando me comuniqué…

Nehemia: Sí. En realidad me encontré con estos… Adelante, lo siento.

Keith: Cuando me comuniqué con este tipo, lo primero que sentí fue miedo. Me dijo: “¿Por qué me hablas a mi…? No te pareces en nada a mí. ¿Por qué me hablas en mi idioma?” Y luego se calmó, como en el piso 16, hasta que llegamos al fondo. Pero luego pensó: “Déjame salir de aquí, esto es demasiado raro”.

Nehemia: Espera, ¿lo estabas siguiendo? ¿Lo estabas acosando?

Keith: Seguí. Quería hablar, “¡Shalom chaver! Háblame”.

Nehemia: Bueno, no. Definitivamente hay algo de verdad en lo que estás diciendo. Es decir, pienso en ello, estuve en Nepal y conocí a estas dos chicas israelíes, y ellas me dijeron, “¿Le dices a la gente que eres israelí?” Yo dije, “Sí. ¿Por qué no lo haría?” Creo que su generación ha sido entrenada, como, “No le dices a la gente que eres israelí. Finges que eres de Mónaco o de algún lugar como ese, o de Malta, porque hay mucha gente ahí fuera que quiere hacernos daño.” En mi generación, esa definitivamente no era la mentalidad. Recuerdo que estaba en Changsha en China, y conocí a estos dos sirios de Damasco, y les dije que era israelí, y de repente se pusieron muy fríos conmigo y muy poco amistosos. Pero eso está bien. Estoy bien con eso porque estoy orgulloso de ser israelí.

Keith: Amén. Bueno, de todas formas. Creo que tú me has llevado a esto. Esto acaba de suceder hace 24 horas. He tratado esto muchas veces, y aun así, puedo entenderlo. Supongo que mi pensamiento era que podía entender un poco de esta sensibilidad de un asunto de estar en un país extranjero y la forma en que hay tantas cosas que están sucediendo internacionalmente alrededor del terrorismo y los ataques, y que este tipo claramente estaba…

Nehemia: Te diré, estaba en un lugar en China y había un tipo belga allí. En el momento en que oyó que yo era israelí se puso desagradable; se puso muy desagradable y mostró su ignorancia sobre los asuntos internacionales. Hay personas que odian, especialmente los europeos – no sólo, pero especialmente los europeos – y obviamente, los musulmanes, que odian a los judíos y odian a Israel. Al mismo tiempo, por supuesto, la gente no se da cuenta de esto, en realidad hay musulmanes en el ejército israelí que sirven y luchan por su país. Así que todos son diferentes, pero entiendo por qué algunas personas tienen miedo.

Keith: De acuerdo. Bien, ahí vamos.

Nehemia: Sí.

Keith: ¿Puedo seguir leyendo?

Nehemia: Sí, hagámoslo.

Keith: Así que aquí dice… Está hablando de ellos, dice, “Han tropezado repetidamente”. ¿Has terminado con tu confesión? ¿Podemos seguir adelante? Solo estoy comprobando.

Nehemia: Sí. Sigamos adelante. Hagámoslo.

Keith: Quiero decir…

Nehemia: Vayamos al versículo 18. Tengo algo que decir allí.

Keith: Sí, aprecio que lo digas, en realidad, porque es un tema un poco delicado, pero está conectado. “Han tropezado repetidamente; de hecho, han caído uno contra otro. Han dicho, ‘¡Levántate! Y volvamos a nuestra propia gente y a nuestra tierra natal lejos de la espada del opresor'”. Gritaron allí: “Faraón, rey de Egipto, no es más que un gran ruido; ha dejado”, y aquí viene el versículo 17: “¡Ha dejado pasar el tiempo señalado!” Y de nuevo, esa es la palabra, y no sé, de nuevo, estás…

Nehemia: ¿Es la palabra de la semana? Esa fue la Palabra de la Semana como hace dos semanas, ¿no?

Keith: Resulta que es la palabra de la semana. Resulta que es…

Nehemia: La hora señalada.

Keith: La hora señalada pasó. Ahora, el versículo 18, ve a ello, Nehemia.

Nehemia: Sí, aquí estamos. Me encanta esto. Así que habla del faraón, rey de Egipto. Sí, es sólo un montón de ruido y luego dice, “Chai ani neum hamelech Yehovah Tzvaot shemo,” “Como yo vivo, dice el Rey, Yehovah de los ejércitos es su nombre.” Así que aquí, esto es bastante genial. Así que Yehovah está proclamando, “En vida”, lo cual es un juramento. “Como Yehovah vive”, es lo que decimos. Pero Él mismo no dice, “Como vive Yehovah” porque Él es Yehovah. Él dice, “Como vivo, dice el Rey, cuyo nombre es Yehovah de los ejércitos”, eso es muy bueno. Luego habla de Tavor, y de repente, mis oídos se iluminan y empiezo a prestar atención porque aquí está Tavor y Carmel. Estos son lugares con los que estoy familiarizado en Israel. Y mientras leía esto, pensaba, por eso compartí mi confesión, porque me dije: “Un momento, ¿por qué me gusta este versículo? Y los otros versículos que hablan de Memphis, o Noph en hebreo, ¿por qué no me importa eso?” Eso es lo que me hizo darme cuenta, “Oh, espera un minuto, esto no es sobre mí; no es sobre Israel. Es judeo-centrismo.” Sí, pero aquí lo que me parece genial es, “Como yo vivo, dice el Rey, Yehovah de los ejércitos es su nombre”. Eso es bastante genial. ¿Tienes un rey que hace mucho ruido? Tenemos al verdadero rey.

Keith: Sí. Y yendo más allá, cuando él dice eso, yo iba a hacer una pregunta. Así que en diferentes idiomas, se escucha este sonido…

Nehemia: ¿Cuál de ellos?

Keith: Dice, “chai”, “chai ani”, ya sabes, “la vida”.

Nehemia: Sí, chai, vida, vivir.

Keith:O “como yo vivo”.

Nehemia: Literalmente, sí, es “vida yo”. Esa es la traducción literal.

Keith: Sí, “vida yo”. Y eso es… otra vez, nos metemos en todo el asunto cuando hace este tipo de cosas, cuando dice esto, cuando jura, “Lo juro por mí mismo”. Es como si pudieras llevarlo al banco. Lo que significa que es algo que cuando se involucra de esa manera… y de nuevo, me gusta el hecho de que lo hizo, utiliza la palabra, “Declara el Rey”, porque ¿de qué acabamos de hablar?

Nehemia: El rey de Egipto. Aquí hay un verdadero rey. Ahora, no sé si recuerdas esto, pero si no me equivoco, creo que hablamos de este versículo en el libro “Una Oración a Nuestro Padre”: Orígenes hebreos del Padre Nuestro. ¿Lo recuerdas? Buscábamos el lugar donde Yeshua enseñó lo que se conoce como el Padre Nuestro, o el Avinu, la oración del Padre Nuestro. Creo que había seis lugares a los que fuimos. Fue hace muchos años. Pero fuimos a seis lugares diferentes que han sido identificados a lo largo de la historia como el lugar del Sermón de la Montaña, donde se enseñó el Padre Nuestro, donde tuvo lugar el Sermón de la Montaña. Una de las explicaciones o una de las tradiciones del mundo cristiano es que tuvo lugar en el Monte Tavor, o Monte Tabor, y la razón es por este versículo. Miras alrededor de la Galilea, tan lejos como los Altos del Golán, y miras hacia arriba y ves el Monte Tavor asomándose entre las montañas. Es sólo esta hermosa montaña realmente prominente. En Nepal, ni siquiera se consideraría una colina, pero en Israel, es una montaña. Así que hay gente que dice, “Oh, Sermón del Monte, no sabemos el nombre de la montaña? Tiene que ser Tavor. Es la montaña, ¿verdad?” Basado en este versículo. Pero de hecho, probablemente no sea el mejor candidato. Es poco probable que ese fuera el lugar.

Keith: En realidad, tengo que decir, quiero decir que amo a Israel, creo que es un lugar hermoso. Vamos a ir allí esta primavera. Si alguien está interesado, creo que hay un par de lugares más disponibles si alguien está interesado. Este será el tercer viaje a Israel. Pero una de las cosas que realmente es genial, como mencionaste, miramos a esos seis lugares diferentes, y recuerdo cuando estuve en Israel y hablamos de la montaña. No sé en cuántas montañas diferentes he estado, pero aparte del hecho de que conducías como si fuera una montaña, no parecía una montaña en absoluto.

Nehemia: ¿Estás insultando mi forma de conducir?

Keith: No, en el Monte Arbel, ahora que se sentía un poco como una montaña. Pero…

Nehemia: ¿Qué, Tavor no se sentía como una montaña? Creo que porque Tavor es tan grande que poco a poco se llega a él.

Keith: Sí, cuando llegas a Israel…

Nehemia: Mientras que Arbel es repentino.

Keith: Sí. Exactamente. Como he dicho, se sentía como una montaña cuando conducías en el camino hacia abajo. Definitivamente se sintió como una montaña. Pero en el camino hacia arriba, era como…

Nehemia: Una vez más, es tan grande que es casi como esto gradual… es como esta montaña en forma de cúpula.

Keith: Es exactamente como una montaña con forma de cúpula.

Nehemia: Así que a medida que subes, no te sientes realmente como, “Oh, voy a subir”. En el caso de Arbel, estás literalmente en un punto en el que vas directamente hacia arriba. O directamente hacia abajo.

Keith: Entonces, ¿podemos seguir leyendo aquí?

Nehemia: Sí. Hagámoslo.

Keith: “Prepara tu equipaje para el exilio”, dice aquí.

Nehemia: Eso es genial.

Keith: Sí. “Oh hija, vive en Egipto, porque Memphis se convertirá en una desolación. Incluso será quemada y desprovista de habitantes”. Y luego 46:20, “Egipto es una bonita novilla, pero un tábano viene del norte… ¡está llegando!”

Nehemia: Ahora hablamos de esto la semana pasada, sobre los 40 años de exilio de Egipto. Mira, estoy seguro de que hay mucha gente con muchas teorías. “Sí, eso tuvo lugar en el 542 A.C.” Estoy seguro de que hay muchas teorías como esa, pero la conclusión es que no sabemos realmente. ¿Ha ocurrido esto ya? Quiero decir que esto suena como si tuviera que estar ocurriendo en la época de Nabucodonosor. Es muy posible que se llevara parte del exilio de la población y no tenemos todos esos detalles. Quiero decir que eso es lo que hicieron los babilonios cuando conquistaron un lugar.

Keith: Se llevaban a la gente.

Nehemia: Se llevaban a la gente al exilio. Se llevaban especialmente a la élite, y luego instalaban su propia élite. La clase dirigente que se llevaban, e instalaban su propia clase dirigente. Los escalones inferiores de la sociedad a menudo sólo hacen lo que los gobernantes dicen de todos modos. Quienquiera que sean esos gobernantes. Así que sí, eso puede haber sido algo. Quiero decir, suena como que eso tuvo que ser algo en la época de Nabucodonosor. Tal vez es algo que va a suceder en el futuro. Sí.

Keith: Bien. Aquí dice, “También sus mercenarios en medio de ella son como becerros cebados, porque incluso ellos también han dado la vuelta y han huido juntos. No se mantuvieron firmes. Porque el día de su calamidad ha llegado sobre ellos, el tiempo de su castigo.” De nuevo, la idea, supongo, mientras leo esto, es como si se convirtiera en estas imágenes. Esto es lo que va a pasar. Así es como va a ser. Esta es la imagen, y creo que una de las cosas que aprecio de este tipo de pasajes es que me hace, de nuevo, tratar de recordar el contexto. Y aquí hay un ejemplo. Son como un ternero engordado. Ahora, podría ir y hacer una historia entera de que son gordos y terneros, y luego se quiebra en algún momento. Sabes, aquí está la imagen. Tomemos esa imagen hasta el final. Tengo muchos ejemplos de eso. Muchos ejemplos de mi tradición en la que tomamos una imagen y luego tratamos de llevar esa imagen hasta el final y luego se rompe, y una vez que se rompe, sigues empujándola, y luego alguien viene y dice, “Bueno, eso no puede ser realmente así por esto”. Y entonces, de repente, te quedas atrapado con la espalda contra la pared. No me vas a hacer decir qué es eso, ¿verdad? Jeremías 46:22…

Nehemia: En realidad no sé de qué estás hablando.

Keith: Bien. Eso es bueno. Sigamos adelante. “Su sonido se mueve como una serpiente porque se mueven como un ejército y vienen a ella como leñadores con hachas”. Chico.

Nehemia: Tú sabes que es realmente misterioso. ¿Podrías leer un versículo más para terminar la palabra imagen del leñador?

Keith: Sí. “Han talado su bosque”, declara Yehovah. ‘Seguramente no se encontrará más, aunque ahora son más numerosas que las langostas y no tienen número.'”

Nehemia: Entonces, ¿qué tienes que decir sobre eso, sobre el leñador?

Keith: ¿Dices que esto suena misterioso, dices?

Nehemia: Es misterioso porque no hay bosques en Egipto y nunca los hubo. Entonces, ¿de qué está hablando esto? ¿”Han talado su bosque”? Ahora, las langostas, “son más numerosas que las langostas”, esa puede haber sido una de las razones por las que la tradición que eligió este pasaje dijo, “Bien, esto corresponderá a la porción de la Torah porque tenemos la plaga de langostas”. Tal vez por eso. Asumo que es por eso. Porque hay muchas profecías sobre Egipto. ¿Por qué ésta?

En primer lugar, estaba el golpe en el versículo 13, que es la palabra para “plaga”, y ahora, tenemos langostas. No hay duda de que esta tiene que ser la sección. ¿Pero qué son estos bosques que están talando? No hay bosques en Egipto. Egipto es históricamente – no estoy hablando de Egipto hoy en día – pero históricamente, Egipto fue el país más estrecho, más largo del mundo, porque básicamente, tienes unos pocos kilómetros a cada lado del río Nilo, que va por miles de kilómetros. Pero si te alejas 10 o 15 millas del Nilo, estás en medio del desierto y no hay nada allí. Así que puedes viajar miles de kilómetros y aun así estar en Egipto, pero también puedes viajar 10 kilómetros y estar en medio de la nada, y es completamente desolado, históricamente.

Así que se consideró uno de los países más largos y estrechos del mundo, y era más o menos esta población continua. Lo que significa que si se recorre el Nilo, cada centímetro del Nilo, la orilla está ocupada por alguien. En realidad era diferente que, por ejemplo, la India, en el Valle del Indo y el Valle del Éufrates, donde había ciudades que crecieron muy temprano. Egipto fue más o menos esta población continua desde lo que hoy es Sudán hasta el delta. Tenían ciudades, pero también, había gente viviendo en todas partes. ¿Pero dónde están estos bosques? No hay bosques en Egipto.

Keith: No tengo ni idea.

Nehemia: Tengo una nueva teoría.

Keith: ¿Tu nueva teoría?

Nehemia: Tengo una nueva enseñanza.

Keith: Sí.

Nehemia: Soy el único que sabe esto. Tienes que comprar mi libro. Es mi secreto. No, voy a compartirlo. Entonces, ¿qué son los bosques? No lo sé, pero es posible que los bosques sean los, ¿cómo se llama eso? Los templos. Tenían estos templos en Egipto, y había estos bosques de pilares de piedra que sostenían el techo, sosteniendo la parte superior del templo. En realidad no tenían… a veces traían – especialmente para las vigas – traían cedro del Líbano. Pero para que los pilares lo sostuvieran, para eso usaban piedra, porque la piedra era abundante; los árboles eran muy raros en Egipto. Así que tal vez la tala del bosque está destruyendo los templos. Es posible. El bosque de los pilares.

Keith: Vamos a lanzar eso con las posibilidades de las teorías.

Nehemia: Porque si no, ¿de qué está hablando? Y por supuesto, esto abre la posibilidad de que Egipto aquí no significa Egipto, es una alegoría, es un símbolo de Rusia. Ahora, finalmente tenemos la revelación de que esto se va a referir a Rusia en el siglo XXI y hay muchos bosques en Rusia. No lo sé. Podría ser.

Keith: Así que es interesante. Este es uno de esos temas, también, en los que tenemos a estas personas que están escuchando, y quiero decir de nuevo, Nehemia, que me ha entusiasmado mucho la profundidad en la que la gente se adentrará cuando estudien las Escrituras, y los que están escuchando que tienen sus Biblias abiertas, una o dos traducciones, y haciendo los comentarios y nosotros interactuando con esos comentarios. No hay nada malo en leer más adelante. Si alguien está leyendo y encuentra algo realmente poderoso, digamos que un pasaje como este al que estamos a punto de llegar, haga un comentario en nuestras páginas y veremos si somos capaces de llevarlo a cabo. Ese es el tipo de cosa que sería impresionante.

Pero quiero hacer la pregunta en 46:24. Y estoy haciendo esta pregunta sinceramente. Cuando escuchas las palabras, “La hija de Egipto ha sido avergonzada”, ¿qué imagen tienes? Cuando escuchas, “la hija de Egipto”, ¿qué significa eso para ti?

Nehemia: Así que la imagen allí, y a menudo oiremos hablar de la hija de Sión, “bat tzion”, y la imagen allí es la de las jóvenes de ese país. Así que sí, eso es lo que…

Keith: Así es como lo ves. Así que dice, “La hija de Egipto ha sido avergonzada, entregada al poder del pueblo…”

Nehemia: ¿Quieres que sea explícito en un programa familiar sobre lo que significa?

Keith: No, estoy intentando…

Nehemia: No. Eso es lo que significa.

Keith: Sí.

Nehemia: No voy a decir lo que significa, pero está claro lo que significa. Habla de que cuando los enemigos invaden, hacen lo que hacen los ejércitos y se llevan a las hijas y las avergüenzan. Eso es lo que sucede.

Keith: Sí, eso es lo que pasa. En realidad, ahora mismo, en partes de África, ciertamente lo hemos visto en otros lugares, en Siria e Irak, en todas partes. Esto es algo que está ocurriendo ahora mismo.

Nehemia: Sí. Es trágico. Es realmente una cosa horrible.

Keith: Lo es, y puedes pasar por alto algo como esto y no saber de qué está hablando. Pero puedes poner las noticias ahora mismo y puedes oír si son los terroristas los que van a, ya sabes, traer de vuelta a nuestras hijas, las que se llevó con Boko Haram. Realmente es algo devastador. Y los testimonios de lo que está sucediendo con diferentes grupos religiosos en todo el mundo ahora mismo, este versículo definitivamente viene a la mente con lo que ha sucedido.

Nehemia: Cierto. Tal vez el ejemplo más famoso de los tiempos modernos es cuando el ejército soviético conquistó Berlín, que hubo -y saldré y lo diré; si quieres silenciar esto y enviar a los niños fuera de la habitación, adelante- pero cuando el ejército soviético en 1945 capturó Berlín hubo violaciones en masa a escala industrial, tal vez cientos de miles o millones de mujeres, y de eso es de lo que se trata.

Y encuentro interesante, desde mi perspectiva judeo-céntrica, que en toda la historia del conflicto árabe-israelí, nunca se ha documentado un caso en el que un soldado israelí haya cometido realmente ese crimen. Israel es muy exigente, muy cuidadoso en la investigación de los supuestos o incluso reales crímenes de guerra. Por ejemplo, si un soldado roba algo de una casa, incluso en medio de una batalla, si lo recoge, lo pone en su bolsillo y se informa de ello, entonces se meterá en muchos problemas. Y eso ha sucedido, eso ha sucedido. Pero de lo que se habla en este versículo nunca ha sido perpetrado en la historia del Estado de Israel por un soldado israelí. Lo que en realidad no tiene precedentes en la historia.

Keith: Diré esto. Sabes, estás como de puntillas en el tema, y entendí tu razonamiento para eso. Pero supongo que cuando leemos las Escrituras y ves algo como “La hija de Egipto ha sido avergonzada”, es fácil no saber lo que es. Es fácil pensar, “Oh, eso debe ser un problema de idioma”. En realidad, aquí en China sólo estaban viendo esta cosa terrible que tuvo lugar con los japoneses aquí, y finalmente lo están reconociendo. Y una de las cosas que es realmente interesante es que los japoneses – algunas partes de la población reconocerán lo que realmente sucedió y otras no. Pero ahora en China, están empezando a construir un museo y monumentos, etc., que son decenas de miles de personas donde esto sucedió, decenas de miles de mujeres donde esto sucedió. Y así es una de esas cosas que, de nuevo, donde las Escrituras de la antigüedad pueden ser traídas a la actualidad y se puede ver que realmente sucede. De eso se trata este versículo.

Nehemia: Sí.

Keith: Entonces el versículo 46:25. Y déjame parar, otra vez, Nehemia. Una de las cosas que es realmente interesante, y sé que esto ha sido algo que has hecho desde que te conozco. Y a veces lo haces y me siento frustrado porque dices “Es tan obvio. Es obvio lo que es. Claramente, esto es lo que es”. Como, no, eso no está claro. No siempre está claro, porque la gente no siempre entiende el contexto. Y esa es una de las cosas de tu ministerio – es ser capaz de traer el lenguaje, la historia y el contexto al libro más importante, ciertamente para aquellos que están escuchando y para muchas personas alrededor del mundo, siendo la Biblia el libro más importante, las Escrituras Hebreas, donde la gente no tiene acceso a esa información, ese es uno de los poderes – eso es realmente una cosa poderosa sobre lo que haces. Así que te doy la oportunidad de hablar sobre…

Nehemia: Oh, ¿es el Minuto de Ministerio? Sí, está bien.

Keith: No tienes que decirlo cada vez que lo haces. Está ahí.

Nehemia: Ahora, para el Minuto del Ministerio con Nehemia Gordon. Así que sí, mi ministerio se llama la Fundación Hebrea Makor. M-A-K-O-R. Makor es la fuente del agua, eso es del versículo de Jeremías que dice que Yehovah es la fuente del agua viva. Mi sitio web es ElMurodeNehemia.com.

Así que una de las cosas que haré en los próximos meses será trabajar en la Búsqueda del Aviv. La Búsqueda del Aviv es cuando vamos a Israel y recorremos la tierra buscando la primera cebada madura, los primeros campos de cebada Aviv, y la primera luna nueva después de la cebada Aviv, es cuando comienza el año. Hablaré un poco más de eso a medida que pase el tiempo. Es realmente interesante, porque hay estas organizaciones en Israel, una organización específica, la Sociedad Israelí de Luna Nueva, que es una organización rabínica, y en realidad observan lunas nuevas cada mes. Pero no usan esas lunas nuevas para observar la fiesta. Dicen que es una práctica y una preparación para cuando venga el Mesías. Mi enfoque como judío caraíta es que cuando el Mesías venga, quiero ser capaz de decirle que estaba haciendo lo mejor que podía mientras lo esperaba. Así que para mí, cuando hago esto, no es una práctica, es la vida real, tan real como la vida se vuelve.

Una de las otras cosas que están pasando en mi ministerio es que estaré viajando por ahí hablando en los próximos meses, y quiero invitar a la gente a que me invite. La gente me escribe todo el tiempo y me dice, “¿Cómo podemos venir y escucharte?” o, “¿Cómo podemos hacer que vengas a nuestro pueblo a hablar?” Contáctenme. Escríbanme a través de ElMurodeNehemia.com y arreglaremos algo. Voy a lugares grandes y pequeños. Realmente sólo quiero compartir la Palabra de Dios.

Y una última cosa. O dos últimas cosas. Así que, iTunes… ven a iTunes y suscríbete a Nehemia’s Wall, el podcast, y danos valoraciones y críticas. Nos ayuda a poner la información delante de la gente. Y estoy muy emocionado, porque… estamos pre-grabando esto obviamente, y acabo de tener esto, y compartí sobre esto antes, creo, esta enseñanza sobre Hanukkah que puse como una especie de agradecimiento para mi equipo de apoyo. Tuvimos un montón de gente que llamó y dijo que quería unirse al Equipo de Apoyo, y contactaron a Dev, que dirige el ministerio. Ella habla con la gente y dice: “¿Cuál es tu trasfondo? ¿De dónde vienes? ¿Qué eres ahora?” Y a veces la gente no quiere responder, y eso está bien. Pero la gente que responde, es realmente interesante – en las últimas dos semanas, la gente que nos ha contactado, casi todos ellos son cristianos, lo que encuentro muy emocionante. Porque en el pasado hemos tenido muchos judíos y muchos mesiánicos, pero estas son personas que son cristianos que están descubriendo las raíces hebreas de su fe, que quieren aprender más sobre ella. Así que me siento muy animado por eso – que este mensaje realmente va hacia adelante y se extiende por todo el mundo.

Keith: Maravilloso. Bueno, una de las cosas que me está pasando, de nuevo, leyendo este pasaje, y hablando de las naciones… Resulta que estoy entre las naciones ahora mismo, literalmente. Y una de las cosas que es realmente interesante de estar aquí en BFA Internacional es que lanzamos nuestro sitio en China hace dos años, y lanzamos el sitio web y añadimos la palabra “Internacional” porque no queríamos que sólo estuviera allí porque es algo genial. En realidad queríamos causar un impacto entre las naciones. Estamos viendo ahora mismo gente de diferentes partes del mundo que están haciendo clic en bfainternational.com y realmente están interactuando con nosotros.

De hecho, al final de este último año calendario, los que están escuchando hoy podrán ver un informe que estamos haciendo para el final del año, y lo pondremos a disposición en el sitio web en una versión electrónica. Se llama, “Está pasando” y ¿qué está pasando? Inspirando a la gente de todo el mundo a construir una base bíblica para su fe. Y estamos viendo esto, y una de las cosas que es realmente interesante es que puedes rastrear de dónde viene el tráfico en diferentes naciones, y eso es probablemente lo que más me entusiasma es ver a 15 personas de un pequeño país de África o 25 personas en algún momento… un lugar en las Filipinas, o 50 personas en partes de Europa, o 100 personas o 2000 personas. Ahí es, de nuevo, donde hemos estado trabajando duro para llevar un mensaje a las naciones de todo el mundo.

Así que para mí, ahora mismo, estoy en la ciudad más poblada – 26 millones de personas – y estoy cerca de ellos todo el tiempo, la mayoría de ellos son descendientes de chinos, pero me encuentro con gente de diferentes partes del mundo que están aquí. Es realmente interesante la interacción, ya sea hablando el idioma o compartiendo un poco del tiempo de Dios, un poco de su Torah, un poco de su nombre. Realmente está sucediendo.

Así que quiero invitar a la gente a seguir orando por esa misión y a construir su fe ahora. Pueden ir a la página web e interactuar con nosotros. Nehemia está hablando de la Búsqueda del Aviv, y una de las cosas que fue una bendición es que nos permitió traer una cámara para ver cómo hace lo que hace. Así que para aquellos que quieran apoyar lo que está haciendo, pueden ver lo que es, y es un poderoso ejemplo de traer el significado del tiempo de Dios a nuestro presente.

Así que puedes ir a bfainternational.com. Puedes convertirte en un miembro libre y ver todo. Puedes formar parte de la Biblioteca de Contenido Premium donde puedes tener una prueba gratuita de siete días, verlo todo por sí mismo y cancelarlo si no te gusta. Pero muchas personas se están inscribiendo y les está gustando, y realmente nos está permitiendo llegar a más y más personas en todo el mundo, inspirando a la gente de todo el mundo a construir una base bíblica para su fe. Así que ese es mi Minuto de Ministerio, y podemos seguir adelante porque tenemos un par de versículos más donde vas a tomar esta cosa y correr con ella. ¿Están listos?

Nehemia: Hagámoslo.

Keith: 46:25. “Yehovah de los ejércitos”, dice aquí. “Yehovah Tzevaot, el Dios de Israel, dice: ‘He aquí que voy a castigar a Amón de Tebas y al Faraón de Egipto junto con sus dioses y sus reyes, incluso al Faraón y a los que confían en él'”. En realidad… Vaya. Entonces, ¿”los dioses y los reyes”? Quiero decir wow.

Nehemia: Bueno, eso es algo de lo que hablamos, creo que en Las Perlas Originales de la Torah, que las plagas de Egipto, la última plaga estaba matando una oveja y tenían este cordero divino que adoraban. Luego se menciona a Amón por su nombre, que es uno de los dioses egipcios. Dios “va a llevar a cabo un juicio en contra”, es la frase de la Torah. “Llevar a cabo el juicio contra los dioses de Egipto”. Así que adoraron a estas cosas vivas y estas cosas vivas van a ser asesinadas por Yehovah. Él les va a mostrar que sus dioses son impotentes, y no sólo los seres vivos, algunos de sus dioses son estatuas e ídolos y esos, también, serán destruidos.

Voy a arriesgarme, y esto no te va a gustar porque voy a saltar a Jeremías 10. Y lo hago porque hoy, en Seattle, Washington, donde estoy en este momento en la casa de mi hermana, es el día de Navidad, y Jeremías 10 es un famoso versículo que es citado por muchas personas que creen que habla de la Navidad y del árbol de Navidad. ¿Puedo hablar de esto? Sé que está completamente fuera de tema.

Keith: Puedes. Es el día de Navidad, ciertamente puedes, Jeremías, lo que quieras.

Nehemia: Beseder. Este es tu regalo de Navidad metodista para que hables de Jeremías 10. Así que aquí voy a leer de la versión JPS. Dice, “Escucha la palabra”, esto es Jeremías 10:1. “¡Escucha la palabra que Yehovah ha hablado, oh casa de Israel! Así dijo Yehovah: “No aprendas a ir por el camino de las naciones, ni te dejes abatir por los portentos del cielo; ¡que las naciones se desalienten por ellos!” Está hablando de la astrología. “Porque las leyes de las naciones son ilusiones: Porque es el trabajo de las manos de un artesano. Cortó un árbol en el bosque con un hacha,” y la gente dice, ahí está, es un árbol de Navidad, cortó el bosque con el hacha. “Lo adorna con plata y oro”, llamado oropel en inglés. “Lo sujeta con clavos y martillo para que no se tambalee. Son como un espantapájaros en una parcela de pepinos, no pueden hablar. Hay que llevarlos en brazos, porque no pueden caminar.” Bueno, eso no es realmente un árbol de Navidad. ¿Quién lleva un árbol de Navidad, y por qué dices que un árbol de Navidad no puede hablar? Es una cosa extraña para decir.

Dice: “No les tengas miedo, porque no pueden hacer ningún daño; ni tampoco está en ellos hacer ningún bien”. Creo que el contexto aquí es muy claro – que esto no es hablar de un árbol de Navidad, que tal vez tiene otro problema bíblico – todo el tema del árbol de fresno. Pero de lo que está hablando es de un ídolo o una estatua, y por eso tiene clavos para evitar que se tropiece, y tiene una boca pero no puede hablar. Este es el tema en todo el Tanakh. Tiene una boca pero no puede hablar; tiene piernas pero no puede caminar. ¿Verdad?

Y así la gente vería estas estatuas y dirían, “Oh, wow. Aunque no adoremos a ese dios, tiene poder, esa cosa.” Aquí, Jeremías dice que no tiene poder. No le tengas miedo. Dice: “¡Oh, Yehovah, no hay nadie como tú! Eres grande y tu nombre es grande en poder”. Amén. Ese es Jeremías 10:6, me encanta ese versículo. “¿Quién no te reverenciaría, oh Rey de las naciones?” Eso está muy bien porque oímos hablar del rey de Israel, acabamos de leerlo en nuestro versículo, y aquí a Yehovah se le llama “melech hagoyim”, el rey de las naciones. “Porque eso es lo que te corresponde, ya que entre todos los sabios de las naciones y entre toda su realeza no hay ninguno como tú. Pero ellos son aburridos y tontos; su doctrina no es más que un engaño, es un pedazo de madera,” Ahora estamos hablando de la estatua de nuevo. “Es un pedazo de madera”, ¿verdad?

Así que el versículo 9. Ya casi he terminado. “Plata batida plana, que es traída de Tarsis, y oro de Uphaz, obra de artesano y de las manos del orfebre; sus vestidos son azules y púrpuras”, ¿azules y púrpuras? Eso no es un árbol de Navidad. En realidad son las estatuas que se pusieron en azul y púrpura, que eran las vestimentas reales. “Todas ellas son el trabajo de hombres hábiles. Pero Yehovah es verdaderamente Dios: Es un Dios vivo”, no como las estatuas, “El Rey eterno”. Con su ira, la tierra tiembla, y las naciones no pueden soportar su furia.”

Así que no digo que esté a favor de los árboles de Navidad. Soy judío, nunca he tenido un árbol de Navidad en mi vida. El punto es, sin embargo, que entendamos lo que el versículo realmente significa.

Keith: Absolutamente.

Nehemia: Habla de los ídolos. Los ídolos se sujetan con clavos para evitar que se tambaleen, ¿verdad? Porque sus pies son inútiles. No es un árbol de Navidad. Es un ídolo que parece un humano pero que en realidad no puede hablar o caminar y ni siquiera puede mantenerse de pie por sí mismo. Necesita ser transportado. El punto de esta profecía es, no adorar a los ídolos, no creer en ellos, ni siquiera pensar que tienen algún poder. Yehovah es el único con poder. No es sólo el Dios de Israel, es el rey de todas las naciones.

Keith: Amén. Sabes, es interesante, debido a tus antecedentes probablemente no te das cuenta del nivel de adoración que algunas personas ponen en esos árboles.

Nehemia: Oh, y no estoy diciendo que los árboles de Navidad estén bien.

Keith: Déjame terminar. Estoy en mi…

Nehemia: Beseder. Adelante.

Keith: Estoy en posición.

Nehemia: Sí, ve a tu podio de orador.

Keith: Así que si vas a algunos grupos de personas, algunas organizaciones, algunas familias, quiero decir donde ese árbol, literalmente, quiero decir que literalmente se convierte en un ídolo. Hasta el punto de que hay un cierto nivel – y creo que algunas personas que están escuchando lo entenderán – de que hay un cierto nivel de adoración que tiene lugar con los árboles. No tenemos que entrar en los antiguos temas de la asherah ni nada de eso. Hay algunas personas que incluso hoy en día, cuando se habla del árbol de Navidad, quiero decir que no se toca el árbol, no…

Nehemia: ¿En serio? Porque nunca he oído eso en mi vida. ¿En serio?

Keith: No tienes ni idea de lo lejos que llega, y creo que algunos de los que están escuchando entenderían que una de las razones por las que a veces hay un paralelismo no es eso de lo que habla Jeremías – quiero decir que es un paralelismo conveniente en cuanto a la fijación y todo eso – pero cuando algunas personas ponen ese árbol, es como si estuvieran poniendo su falso dios. Es como si estuvieran poniendo su lugar de culto. Se convierte en el centro de atención desde el momento en que se levanta hasta que se baja; cómo se trata; quién puede tocarlo; qué se pone en él; cómo se le da prominencia en su lugar.

Así que creo que si vas un poco más allá -y aprecio el hecho de que lo hayas mencionado- si vas un poco más allá en términos de las cosas que se hicieron con los árboles, ciertamente no tenemos que ir a Jeremías 10 para eso. Podemos ir a los sidonios y a muchos otros que están en las Escrituras que usaban… lo que hicieron con los árboles.

Pero creo que lo que se vuelve interesante para nosotros hoy, al menos en nuestra sociedad, quiero dar crédito a aquellas personas que en sus corazones y en sus mentes han llegado a un lugar para decir, “¿Sabes qué? Esto se volvió prominente; esto se volvió más grande que Dios”. Y eso es realmente en esta época del año, lo que me preocupa, ya que estoy aquí en esta parte del mundo, como dije la semana pasada, no hay ningún aspecto religioso en la Navidad, pero ¿sabes de qué hablan en las noticias, Nehemia?

Nehemia: ¿De qué hablan?

Keith: Hablan del dios de la economía. Hablan de que la Navidad es dinero…

Nehemia: ¿Estas son las noticias chinas?

Keith: En las noticias chinas. Cuando hablan de la Navidad, hablan, lo primero, de dinero. La segunda cosa…

Nehemia: Es cierto, para los chinos todo es cuestión de dinero. Eso es absolutamente cierto.

Keith: Todo es cuestión de dinero. Ahora adivina qué, y te voy a contar un secreto, y saldremos de esto, para la gente de los Estados Unidos, los que aman poner esos árboles y hacer eso. No hablo de esas familias que se reúnen, sino de esas organizaciones, también se trata de dinero. Hablas de la temporada de Navidad y de la temporada de compras y de lo caro que es, es decir, se trata del dios del dinero si alguna vez lo he visto. Así que para mí, creo que está bastante claro que tenemos un problema real en términos de lo que se convierte en el foco. Cualquier cosa que se convierta en el foco que no sea Él, o que tome el lugar de Él, y hombre, he visto esto de maneras que son chocantes, y se está extendiendo.

Tengo que dejarte con otra cosa sobre esto. En China, las personas mayores en China, son como, “¿Qué haces celebrando la Navidad? Se acerca el Año Nuevo. El Año Nuevo chino está llegando.” Pero los jóvenes dicen, “Oye, creemos que hay algo genial en esto. Podemos ir de compras”. Así que en Nochebuena, cuando el sol se pone, después del trabajo, salen a la calle, y hacen lo del Viernes Negro con el dinero. Y luego en sus mentes, están como, “Bueno, de eso se trata todo esto”.

Y estoy realmente preocupado por ellos, porque puede cambiar, y cuando cambia se convierte en algo que intenta tomar el lugar – y no estoy hablando de aquí, estoy hablando más en los Estados Unidos – tomar el lugar de Dios, y ellos como que lo lavan con un poco de canto y un poco de “Jesús es la razón de la temporada” cuando, de hecho, se está convirtiendo en algo de dinero. Así que supongo que me voy a dedicar a eso.

Nehemia: Así que permítanme terminar mi parte, que es Deuteronomio 16:21, “No plantarás…” Y esta es la versión King James. Dice: “No te plantarás un bosquecillo de árboles cerca del altar del Señor tu Dios, que tú mismo harás”. Lo que en realidad dice en hebreo es, “No plantarás asherah, ningún árbol junto al altar de Yehovah tu Dios.” Asherah era el árbol sagrado. Era un árbol que era adorado. Era un árbol que era sagrado. A veces no tenían un árbol literal, a veces era sólo un poste, porque los árboles no son muy abundantes en Israel. Así que tomaban el poste de un árbol que había sido literalmente cortado, y lo traían junto al altar, y así definitivamente esta idea de venerar árboles está completamente prohibida por la Torah.

Keith: Dios mío.

Nehemia: Aquí es donde quiero estar de acuerdo contigo, pero haz un punto. Aquí he escrito tus palabras exactas… dijiste que el árbol de Navidad se ha, cito, “convertido literalmente en un ídolo”. En lo que quiero estar de acuerdo contigo es que eso puede ser cierto, pero primero, tenemos que entender lo que es un ídolo, y luego podemos decir que se ha convertido en “como si” fuera un ídolo.

Keith: Bien.

Nehemia: Así que primero, necesitamos entender el significado literal de Jeremías 10, y luego, podemos decir que esto es literalmente hablar de una estatua, un ídolo que desfila por las calles, que está envuelto en oro y plata, que se le da un soporte para que pueda ponerse de pie. Y luego decir que es realmente como el árbol de Navidad. No tengo ningún problema con alguien que quiera decir eso.

Keith: Mira, tengo un hacha, Nehemia…

Nehemia: Donde tengo un problema es alguien que dice que Jeremías predijo el futuro que habría árboles de Navidad. No bromeen.

Keith: No, no. No tiene que ver con eso. Tengo un hacha, y estoy destrozando y cortando árboles, llámame el destrozador y el cortador. Eso es lo que hago.

Nehemia: Eres Gideon, de acuerdo.

Keith: Así que ahora, ¿podemos llegar al gran versículo aquí? Quiero decir, vamos, ¿estamos…?

Nehemia: Hagámoslo. Sí

Keith: Bien. “Los entregaré al poder de los que buscan su vida, incluso en manos de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y en manos de sus oficiales”. Vaya, eso no ha pasado. “Después, sin embargo, será habitada como en los viejos tiempos,” declara Yehovah.” Entonces llegamos a esto, “pero”. Dice, al menos en inglés…

Nehemia: Esta es la conexión. Así es como es relevante para mí.

Keith: Sí, aquí vamos.

Nehemia: Ahora, de repente, me he despertado.

Keith: Bien. Ahora, aquí vamos. Versículo 27, queremos darte esto, “Pero en cuanto a ti”, Nehemia…

Nehemia: Sí.

Keith: Dinos cómo te afecta esto aquí.

Nehemia: Dice, “Y tú, al tira avdi Yaakov,” “y tú, no temas, mi siervo Jacob,” “ve’al techat Israel,” “y no temas, Israel.” “Ki hineni moshi’achah mirachok,” “porque soy tu salvador,” teníamos esa palabra moshia, “que te trae desde lejos, y tu descendencia de la tierra de su cautiverio; y Jacob volverá y estará shakat vesha’anan ve’ein machrid.” Me encanta eso. “Y estará”, literalmente, “tranquilo y apacible y nadie te hará temer”.

En realidad, en la versión NASB tiene, “nadie lo hará temblar”. Es una traducción muy buena. En la versión JPS dice, “nadie que lo moleste”, que no es realmente lo que dice. En la versión King James – que es nuestra palabra de la semana, por cierto – la King James tiene, “nadie le hará temblar”. Así que quiero hablar de la palabra “miedo”, que en realidad significa temblar. La palabra es “machrid”.

Keith: Machrid.

Nehemia: Mem, chet, resh, yud, dalet. Cada palabra en hebreo tiene una raíz de tres letras. La raíz de tres letras de esta palabra, es muy clara, es chet, resh, dalet, que significa, “sacudir”, literalmente, “sacudir con miedo”. Aunque también podría ser “temblar de miedo”. Por ejemplo, hay un grupo de personas en Israel hoy en día, que llamamos en inglés, judíos ultraortodoxos; en hebreo, se llaman Charedim, que significa “los tembladores” porque afirman que tiemblan y tiemblan en presencia de Dios – es discutible si realmente lo hacen – pero esa es la palabra chared, que significa temblar.

Y tengo una historia que quiero contar sobre mi sobrino pequeño, Ehud, quien, en ese momento tenía cinco años, el verano pasado en Israel durante la época de la guerra en Gaza. Voy a clasificar eso y decir la guerra del verano de 2014 porque estoy seguro de que la gente que escuche esto, tristemente, en el futuro dirá: “La guerra de Gaza, ¿cuál? Ha habido 10 desde que hablaste.” Me entristece decir que esa es probablemente la realidad.

Pero hablé con él por teléfono, y vive muy lejos de Gaza. Vive en el desierto, a unos 15 minutos de Jerusalén. Has estado en su casa, en realidad, en la casa de mi hermana mayor. Y el pequeño Ehud me contaba que cuando las sirenas de los ataques aéreos sonaron por primera vez, estaba aterrorizado, y dice: “Salté al suelo”, y dice: “Estaba temblando”. Estaba temblando”. Y usó esta palabra. En el hebreo moderno, eso ha llegado a tener el significado también de ansiedad. Así que este pobre niño de cinco años, sólo está jugando con una pelota…

Keith: Dinos cómo lo dijo, Nehemia.

Nehemia: Sí, estaba diciendo, “Haya li charadah, ra’adeti”. Usó un par de frases allí, que significan agitar. Así que hay una imagen en la que cuando tienes mucho miedo, tiemblas; tiemblas. Dice, “Israel tendrá un tiempo de paz, y en ese tiempo de paz, cuando eso llegue, al final, nadie te hará temer. Nadie te hará temblar. Eso no sucederá. No habrá más terror que te haga temblar”.

Keith: Amén.

Nehemia: Continúa y dice, “Y no temas, mi siervo Jacob,” dice Yehovah. “Porque yo estoy contigo”, y ese es su tema en todo el Tanakh, “Yo estoy contigo”. “Porque lo haré, ki e’aseh khala bechol hagoyim.” “Porque lo haré…” eso es difícil de traducir. Básicamente, “Realizaré una completa destrucción entre todas las naciones donde te arrojé. Pero a ti, no te destruiré completamente”. Y dice, “veyesarticha lamishpat”, eso es interesante. Aquí en la versión King James, dice, “Pero te corregiré en la medida”. Lo cual no tengo ni idea de lo que significa en inglés. Pero en hebreo, lo que dice es, “Voy a”, ¿cómo se traduce esta palabra? “Voy a…” Conozco la traducción, pero no quiero usarla. “Te reprenderé con un juicio”. En otras palabras, habrá algún tipo de castigo. Va a haber algún tipo de dolor. Y la palabra allí puede implicar… bueno, déjame leerte un versículo.

Veamos. Así que Levítico 26:18, “Y si tú…” veamos, perdón, déjame leer una traducción diferente. “Y después de todo esto, si no me obedeces, entonces te castigaré siete veces más por tus pecados.” Y la palabra “castigar” es la misma palabra, “yasar”, así que es esta palabra la que significa castigo y “corrección” que a veces se traduce. Es realmente, ser golpeado con un palo. Por eso no quería decirlo, pero lo diré. Nos va a golpear con un palo para juzgarnos. ¿De acuerdo? “Y no quedarás totalmente impune”, “venakeh lo enakechah”. No quedarás completamente impune. No estarás completamente limpio.

Así que primero, va a haber este juicio, pero no te destruiré completamente de la manera en que voy a destruir completamente algunas de esas naciones en las que te he echado que te han hecho daño. Serás castigado, pero no será completo, y entonces habrá paz, y en esa paz, entonces en ese momento habrá tranquilidad y nadie te hará temer.

Keith: Vaya. Bueno, te diré, aunque estamos al final de nuestro asunto aquí, Nehemia, todavía estoy tres versículos atrás. Estoy frustrado.

Nehemia: ¿De verdad lo estás? ¿Puedes hablar de esos tres versículos de vuelta?

Keith: No, no. Estoy molesto.

Nehemia: ¡Hazlo!

Keith: No. Estoy enfadado. Estoy al final aquí, y voy a tomar una decisión aquí. Para todos los que están escuchando ahora mismo, normalmente no hacemos esto, pero voy a hacerlo porque Nehemia ha lanzado el desafío.

Nehemia: ¿Qué es eso?

Keith: No puedo creer que haya traído esta cosa de Jeremías 10. Sabes lo que has hecho, Nehemia.

Nehemia: En realidad no sé lo que he hecho. Es Navidad, así que hablé sobre el tema de la Navidad.

Keith: No, estoy temblando ahora mismo, estoy frustrado. Así que amigos, esto es lo que voy a hacer. Hasta la fecha de este fin de semana, que es el 24 de enero, vamos a mantener el especial de Navidad hasta que este fin de semana termine. Gratis. No hay registro. Todo lo que haces es pasar por la Puerta del Tiempo y vas a pasar por la Puerta del Tiempo en la página de bfainternational.com, y no tienes que hacer nada. No tienes que registrarte. No tienes que hacer nada, sólo porque Nehemia habló del árbol. Voy a seguir con esto…

Nehemia: Espera, ¿hablas de este versículo en tu video? ¿Es eso lo que tú…?

Keith: No. Voy a mantener esto hasta el 24 y dejaré que la gente lo vea y obtenga su propia respuesta porque realmente estoy luchando con todo este asunto de la Navidad. He estado luchando durante mucho tiempo con ello. Pero sobre todo estoy luchando por el grado de honestidad… ¿cómo puedo decirlo? Se siente como una adoración. Es como la adoración que la gente…

Nehemia: ¿Del árbol?

Keith: No sólo del árbol. Todo al respecto. Ya sabes, la flauta, la cítara y la lira. Lo traen a colación y dicen, “Bien, todos, canten juntos”. Y ahora, todo el mundo está cantando y haciendo… Creo que lo que me frustra, y la razón por la que tengo que decírtelo, Nehemia. Estoy aquí en China. Puedo ponerlo en una categoría diferente aquí porque aquí no es religioso para ellos.

Nehemia: Oh, no hay vergüenza en China. Se trata de dinero. Te lo dirán. No se avergüenzan de decir eso.

Keith: Se trata de dinero. Pero en los Estados Unidos lo que me cuesta es que lo hacen por todos lados y todo el mundo habla de, “Oh, me siento espiritual ahora”. ¿De qué estás hablando? Quiero decir… Mira, tenemos que terminar la grabación aquí. Voy a mantenerla hasta el día 25 hasta que la gente haya superado esto. Estoy molesto.

Nehemia: 25 de enero.

Keith: Y después de eso, la guardaremos.

Nehemia: No, el 25 de diciembre. Hoy es 25 de diciembre.

Keith: La semana que viene veremos si podemos salir. Pero realmente tocaste un nervio aquí, así que tengo que terminar mi parte de “Las Perlas de los Profetas”. Estoy tan contento de que la gente me escuche. Me alegro especialmente por tu confesión, Nehemia, pero has tocado un nervio.

Nehemia: Ahora, quiero traer esto para aquellos… mucha gente escuchará, “Keith Johnson, es el pastor metodista”. Entonces, ¿puedes confesar? ¿Dar una confesión ahora? ¿Puedo sacarte una confesión? Así que los pastores metodistas celebran la Navidad, ¿no es así? No lo sé. ¿Es eso cierto en general?

Keith: ¿Qué quieres decir?

Nehemia: No lo sé. No tengo ni idea. Estoy haciendo una pregunta. ¿Sí o no?

Keith: Es la época más importante del año. ¿Me estás tomando el pelo?

Nehemia: Así que sí celebran la Navidad. Bien…

Keith: Es la época más importante del año.

Nehemia: Así que tú, como pastor metodista, ¿celebras la Navidad?

Keith: Absolutamente no.

Nehemia: No, en absoluto. Eso es lo que quería saber.

Keith: No, no. Y déjame decirte algo…

Nehemia: ¿Me estás diciendo que en Nochebuena no tienes un jamón navideño junto a tu árbol y abres los regalos?

Keith: Bueno, déjame decirte algo…

Nehemia: ¿Qué clase de pastor metodista eres?

Keith: No, no. No, no hay nada de eso. Este tipo escribe esta cosa… y ahora, ¿puedo traer…? Tenemos un minuto más.

Nehemia: Sí. Lo tenemos.

Keith: Este tipo va a la página de Facebook de la Fundación Bíblica. Y escribe estas palabras. ¿Puedo decirte lo que escribió?

Nehemia: Claro, ¿esto es parte de tu Minuto del Ministerio? Adelante.

Keith: Dice: “Siempre me sorprende que Keith, un neófito bíblico, se le arrojen miles de dólares porque no es una amenaza para el cristianismo como las Primeras Frutas de Sion. Mientras Keith se equivoca en las respuestas, FFOZ investiga la Biblia y los comentarios rabínicos para probar que Jesús es el Señor de los Judíos y Gentiles y que el judaísmo mesiánico, lo que Jesús predicará cuando regrese. Debido a que Keith adora el domingo y no guarda la Torah, no es una amenaza. Por eso dice: “Muéstrame el dinero” y se lo dan”. Esto está escrito en la BFA.

Nehemia: Espera.

Keith: Mira, Nehemia.

Nehemia: Entonces, ¿es verdad? ¿Practicas el culto el domingo? ¿Y qué era lo otro?

Keith: Tocaste un nervio. No, no adoro los domingos. No. Creo que la Torah es buena para nosotros hoy. No soy una persona que se atreve a pasar el tiempo averiguando sobre los comentarios rabínicos. Quiero decir que está hablando de lo que hago. Y aquí están estas suposiciones, y he hecho esto por un tiempo, has tocado un nervio. Es esta época del año. Ahora es enero cuando la gente está escuchando. Yo desafiaría a la gente a descubrir por sí mismos en base a lo que enseñamos, lo que presentamos, lo que ves, y dejar de hacer suposiciones y simplemente obtenlo por ti mismo.

Lo que siempre me ha gustado de ti, Nehemia, es que puedes pararte y decir, “Soy un judío caraíta y no creo…” Bueno, tan pronto como diga que soy un pastor metodista, que lo soy, oficialmente, hasta que me echen. Hay todo tipo de suposiciones. Así que lo que me encanta de nuestro sitio es que da la oportunidad a la gente de ver por sí mismos, en lugar de que un tipo como este haga suposiciones. Él dice, “Muéstrame el dinero”. “Muéstrame el dinero”. ¿Dónde está? No lo encuentro”. Es increíble que te quedes ahí conmigo, Nehemia. Me diste un minuto extra, así que si tienes algo que quieras decir para terminar esto, ciertamente me gustaría inclinar mi mano hacia ti. Pero creo que realmente tocaste un nervio esta vez.

Nehemia: Sí, y abrí el episodio con mi introducción. Así que creo que necesitas una oración final…

Keith: Oh, vaya. Convicción. Sí, terminaré con una oración. Pero aprecio esto. Padre, quiero agradecerte por la oportunidad de aprender lo que amas, y de aprender lo que odias, y de aplicarlo en nuestras vidas. Esto es algo que hacemos cuando nos enfrentamos a la Palabra de Dios, y es una oportunidad increíble. Para aquellos que están escuchando, oro para que no tomen esto como un simple programa que están escuchando, sino como una invitación a abrir las Escrituras e interactuar con ellas y encontrar las perlas que están ahí y que Tú has hecho para nosotros y nos has dado. Mientras tanto, oro por un corazón de paz, y ayúdanos a mantener una perspectiva para el mundo, como es Tu perspectiva, que Tú tocarías las naciones y seríamos una luz para las naciones. Y ahora, sólo por esta oportunidad de estar en esta parte del mundo, y con Nehemia donde está, y para que la tecnología funcione. Queremos agradecerte y orar para que continúes manteniendo Tu mano sobre nosotros mientras continuamos haciendo este importante aspecto de escudriñar las Escrituras para ver exactamente lo que significan para nosotros hoy. En Tu nombre oramos y decimos juntos, Amén.

Nehemia: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply