Perlas de los Profetas #17 – Yitro (Isaías 6:1-7:6; 9:5-6)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #17 – Yitro (Isaías 6:1-7:6; 9:5-6) Nehemia Gordon compara la visión sucinta del cielo de Isaías con los relatos de Reyes, Ezequiel y Daniel. Vemos un “verdadero” Adonai en esta porción y aprendemos sobre la importancia de las notas masoréticas. Gordon y Johnson abordan el problemático tema de Isaías viendo realmente a Dios y explican de dónde sacó Isaías la idea de que el fuego limpia.

Aprendemos más sobre los “Serafines” y por qué la Septuaginta no tradujo esta palabra. Gordon proporciona estudios acerca de las palabras “kadosh”, “kodesh”, “kadish” y “Kiddush” y diagramas de palabras clave en los versículos finales para aclarar qué palabras son sujetos y cuál es el objeto directo. Gordon cierra orando en hebreo y en inglés, usando estos atributos y títulos de Yehovah para pedir que pronto nos reunamos bajo el reinado eterno del Príncipe de la Paz.

“Y el uno al otro gritó, y dijo, Santo, santo, santo, es Yehovah de los ejércitos: toda la tierra está llena de su gloria.” (Isaías 6:3)

¡Estoy deseando leer sus comentarios!

Las Perlas de los Profetas #17 – Yitro (Isaías 6:1-7:6; 9:5-6)

Estás escuchando “Las Perlas de los Profetas” con Nehemia Gordon y Keith Johnson. Gracias por apoyar la Fundación Hebrea Makor de Nehemia Gordon. Más información en ElMurodeNehemia.com.

Nehemia: El Programa “Las Perlas de los Profetas”, el estudio de la Palabra de Dios representado por dos enfoques separados, pero igualmente importantes. El judío cuyo pueblo conserva los oráculos de Dios y el loco metodista quien es movido por su espíritu. Estas son sus discusiones: Tan – tan [onomatopeya de suspenso]. ¿Estás ahí, Keith? [risas]

Keith: Hola.

Nehemia: ahora esa es la introducción.

Keith: Maravilloso. ¿Te has tomado un tiempo para pensar en eso, Nehemia?

Nehemia: Sí, yo oré por ello.

Keith: Suena como si hubieras profundizado mucho. Eso es asombroso. Así que esto es “Las Perlas de los Profetas”, y acabas de llegar con una nueva introducción. Es gracioso. Hoy has hecho esa introducción. Hay tantas cosas que están cambiando, y necesitamos poner a la gente al día sobre lo que está cambiando ahora mismo. Quiero decir, literalmente, estamos a un par de semanas de hacer algo que es muy importante para que podamos continuar. Así que podemos dejar que lo expliques, o puedo explicarlo yo, pero tenemos que hacer saber a la gente lo que está pasando.

Nehemia: Bueno, definitivamente nos hemos encontrado con muchas dificultades técnicas para hacer el programa. Hicimos un episodio en el que nos desconectamos como unas siete veces.

Keith: Ocho.

Nehemia: ¿Fueron ocho? No, creo que teníamos ocho grabaciones, así que nos desconectamos siete veces, pero como sea, ¿quién lleva la cuenta? Sí, claro. Así que nos dimos cuenta de que los primeros episodios salieron muy bien porque estábamos sentados en la habitación contigua, así que tenemos que encontrar una situación en la que podamos reunirnos para grabar este programa, porque estás en China, que tiene la peor Internet del planeta. No hay duda. Sí.

Keith: De acuerdo. Empecemos Nehemia.

Nehemia: Amén.

Keith: Estamos en el capítulo seis de Isaías. Esta sección es… wau, amigo. No sé cómo voy a pasar de los primeros versículos.

Nehemia: Creo… quiero decir, honestamente, me gustaría de alguna manera pasar a los dos últimos versículos. Pero tú quieres hacer el primero…

Keith: Oh, de ninguna manera… Está bien, te diré lo que…

Nehemia: No vamos a saltar, pero tenemos que… Quiero que presupuestemos algo de tiempo para esos dos últimos versículos.

Keith: Podrías darme algo de tiempo al principio y quiero darte algo de tiempo al final. Pero antes de empezar, pongamos a la gente un poco en contexto. Están sucediendo un par de cosas que están realmente relacionadas con esta sección en particular, en la que estamos trabajando. Una de las secciones favoritas que… Realmente disfruté esta sección cuando hicimos el programa Las Perlas Originales de la Torah – y permítanme decirles a las personas que están escuchando, que realmente estamos a punto de mostrar a la gente lo serios que somos acerca de las Escrituras y lo que estamos dispuestos a hacer para poder compartir las Escrituras con la gente. Así que vamos a hacerlo en las próximas semanas si las grabaciones y todo sale bien. Pero lo que no les explicaste es lo que vamos a hacer. Vamos a reunirnos en la tierra de los profetas para seguir grabando si todo sale bien y estamos todos a salvo y, ya sabes, viajando por el mundo y todo ese tipo de cosas, vamos a reunirnos en la tierra de los profetas para seguir grabando juntos, cara a cara. ¿Esa es la comprensión que tienes?

Nehemia: Sí. Y por tierra de profetas, ¿te refieres a Wall Street?

Keith: No. La tierra de Israel. Estaremos juntos.

Nehemia: Eretz HaNevi’im. La tierra de los profetas que hablaron la Palabra de Dios.

Keith: Así que lo haremos juntos. Y amigos, realmente necesitamos sus oraciones para eso, porque vamos a tener que hacer muchas de ellas en un corto período de tiempo, lo que significa que tenemos que prepararlas ahora. Pero vamos a entrar en materia… así que de nuevo, un poco sobre las Perlas Originales de la Torah – la sección que estamos viendo es Yitro, que sólo tengo que decirte, cuando miro esa sección, y pensando en lo que está sucediendo allí en Éxodo capítulo 18 al 20, 23 más o menos, lo que sea, sí, capítulo 20 versículo 23, hay tanto que sucede en esa sección, los Diez Mandamientos salen, y Dios se presentó, y hay todas estas cosas pasando, y luego terminamos en el capítulo 6 de Isaías. Y tengo que decir también, que dijiste que querías llegar a los dos últimos versículos. Ni siquiera estoy seguro de cómo los dos últimos versículos se etiquetaron sin… Quiero decir que vas a tener que explicar eso.

Nehemia: Eso es algo que hemos visto antes. Ellos quieren que termine con una buena nota.

Keith: Bien. Vas a tener que explicar eso. Creo que hay un montón de… están evitando el tema aquí. Pero de todas formas, sigamos adelante. ¿Podemos pasar a Isaías 6?

Nehemia: Claro.

Keith: Porque sé que no estás realmente emocionado con esto. Estás diciendo que quieres…

Nehemia: No, estoy emocionado por ello, pero estoy emocionado por todo.

Keith: Es sólo… Dios mío. Así que aquí, aquí tienes esto, “En el año en que murió el Rey Uzías”, y luego Isaías dice, “Vi al Señor”. Y por supuesto, se pensaría, “Oh, por supuesto, es S-E-Ñ-O-R en mayúsculas”. Pero Nehemia, S-E-Ñ-O-R no está en mayúsculas. De nuevo, tenemos un ejemplo en donde tenemos la palabra Adonai.

Nehemia: Correcto.

Keith: Y esto está allí para que no se presenten confusiones en cuanto a que él no vio a un señor diferente, o a alguien más que lo explique. Pero me atrapó de inmediato el hecho de que Isaías dice que lo vio.

Nehemia: Cierto. Bueno, la forma en que sabemos que no vio a un señor diferente es que hay dos formas distintas de la palabra en hebreo. En hebreo, cuando dice adoni, significa “mi señor” con una “s” minúscula y eso podría ser un rey, podría estar refiriéndose al Rey David. En realidad podría ser un ángel en algunos pasajes. Pero Adonai, en donde se tiene esa “ai” al final, Adonai, es sólo para referirse a Yehovah.

Ahora, ¿cómo sabemos que esto no es un error? ¿Cómo sabemos que originalmente no decía Yehovah, y no que escribieron Adonai porque lo leían como Adonai? ¿Cómo lo sabemos? Porque hay una nota en el margen del texto masorético, y dice Kuf-Lamed-Dalet – 134 – y este es uno de los 134 lugares en el Tanakh donde aparece la palabra Adonai y se supone que aparece sin Yehovah al lado. Este es un Adonai genuino. No es un error.

Y es realmente interesante, porque hay un lugar en el Códice de Leningrado del que hemos hablado y hemos visto, en donde encontré que dice Yehovah, y se supone que dijera Adonai. Así que es realmente una nota importante. Es una nota del que revisa para asegurarse que se copie correctamente, porque una vez que empiezas a leer Yud-Hei-Vav-Hei como Adonai, hay espacio para la confusión y los errores. Así que estas notas de corrección fueron cruciales. Le dijeron a la gente, le dijeron a los escribas, “Bien, este es legítimo y este no, así que corrígelo”. Así que este es un lugar legítimo donde dice, “Vi a Adonai sentado en el trono en lo alto y levantado”, etcétera.

Keith: Sí. Y no sé si para ti… cuando estaba leyendo esto sólo intenté… Es que me encantan las imágenes. Me encantan las ilustraciones de las Escrituras, y aquí tenemos a Isaías viendo de alguna manera esto – ni siquiera sé cómo decirlo – esta magnífica imagen de lo que está sucediendo. Y nos está comunicando esto, y luego dice, “Su manto estaba llenando el Templo”.

Y entonces tuve que preguntarme – tengo que ser honesto contigo, tuve que preguntarme – ahora, ¿él está mirando… como, ahí arriba? ¿Él está ahí arriba, ahí abajo, en esa dimensión del Cielo… es el Templo del que estaba hablando? ¿O estamos hablando que él está teniendo una imagen del Templo que está, ya sabes, abajo en la tierra? Quiero decir, ¿De qué templo estamos hablando? Y no puedo saltar a eso porque vamos a llegar al siguiente versículo. Pero cuando lees eso, ¿ves a Isaías en esa dimensión? ¿O ves a Isaías viendo algo que está ocurriendo en la Tierra?

Nehemia: Oh, esto es definitivamente una visión. Esto es lo que entiendo que es lo que se describe en las fuentes judías como Maaseh HaMerkava o “La Visión de la Carroza”. Esta es la carroza real de Dios – lo que sea que eso signifique – o Su trono si se quiere, el trono de Dios. Y Él está sentado en el trono, está rodeado por los ángeles – y podemos empezar a hablar de ello – esto es algo que vemos descrito en 1 Reyes 22 con Makaihu, hemos hablado de ese pasaje, creo. En los versículos 19 al 22 Ezequiel habla de esto varias veces. El capítulo 7 de Daniel también parece hablar de esto. Esta es la visión de la carroza, del trono de Dios, y probablemente también aparece en el Éxodo en un pasaje. Así que, sí, es asombroso.

Keith: Sí. No voy a pasar del versículo 2. Voy a hablar del versículo 2, pero quiero mencionar el versículo 4 sólo por un segundo porque me llamó la atención. En la NVI dice, “Y los cimientos”, y no voy a adelantarme amigos, no se preocupen, vamos a llegar a la parte divertida antes de eso, pero sólo abordando el tema de qué templo y qué visión es la que está viendo. Dice, “Y los cimientos de los umbrales temblaron ante la voz de aquel que gritó mientras se llenaba de humo.” En el capítulo 6, versículo 4, si abro el hebreo y lo miro, y veo las palabras… y dice en el versículo 4 “Vehabayit” se llenó de humo. Utiliza la palabra “la casa”, y eso fue por lo que pensé… puede que sea algo mental en mi cabeza, ya sabes, cuando piensas en “Har Habayit”, “la casa en la colina” y todo ese tipo de cosas. Para mí, sólo pensé en él llamándola… y no dice “la casa” por supuesto en el inglés.

Nehemia: Sí, claro. Bueno, así que tienes que explicarle a la gente en hebreo que no hay una palabra “templo”. Se llama “Beit Yehovah”, la Casa de Yehovah. Y dentro de la Casa de Yehovah está “Heichal”, que es parte de la Casa de Yehovah. Hay un patio exterior… o hay tres secciones. Hay… no sé cómo se llaman en inglés. Están el Azara, el Heichal y el Dvir. Así que el Heichal es la sección media donde los sacerdotes podían ir. Luego está el santuario interior, donde sólo pueden ir los sumos sacerdotes. Así que esto es algo así como el santuario exterior; ese es el Heichal. Así que, sí, esto describe una especie de templo celestial. Quiero decir, supongo que podría ser un templo terrenal, pero me parece – quiero decir que tenemos como serafines aquí… ¿Tienes serafines en el inglés?

Keith: Absolutamente, tenemos eso.

Nehemia: Entonces, ¿podemos hablar de los serafines rápidamente?

Keith: Oh, por supuesto.

Nehemia: Así que los serafines son serpientes. Literalmente es la palabra saraf – lisrof – “quemar”. Inmediatamente veo esto y pienso en Números 21, versículo 8. Ahora, hay otra palabra para serpiente, que es nachash; eso es una culebra, una serpiente. Pero saraf es algo más específico. Es la serpiente ardiente. Números 21, versículo 8, “Entonces Yehovah dijo a Moisés: ‘Haz una figura de saraf y móntala en un estandarte'”. “Figura” no está en el hebreo. Sólo dice “hazte un saraf y ponlo en el estandarte. Y si alguien que es mordido lo mira, se recuperará”. Así que este es el incidente en el que son mordidos por serpientes en el desierto y miran al saraf, que está en la asta, y se curan. Y tiene que haber una conexión entre… ¿por qué de todos los tipos de serpientes que dijo que se pusieran en la asta, por qué era un saraf? Tiene que haber alguna conexión, porque Moisés sabía lo que había en el cielo. Moisés lo sabía. Moisés no lo describe, pero vio lo mismo que vio Isaías. Tal vez.

Keith: Es increíble. Sabes, de memoria, ayúdame con esto. Tienes tu computador ahí. ¿No dice, cuando vinieron las serpientes, creo que en inglés dice, “las serpientes ardientes”, no es el nachash sarafim? ¿No es esa la conexión con Números 21:6?

Nehemia: 21:6, correcto.

Keith: Sí, así que usa la palabra serpientes y luego usa la palabra serafín. Así que cuando miré esto, en realidad Nehemia, estaba pensando en la raíz de la palabra, el seraf. Y de nuevo, en inglés, nos están ayudando. Están diciendo que estas eran serpientes ardientes. Creo que si miramos… No sé cuántas veces aparece, pero creo que la mayoría de las veces… De acuerdo, así que hemos oído la palabra “saraf”. Se refiere a algo relacionado con el fuego. ¿Estoy en lo cierto?

Nehemia: En otras palabras, en serpiente, la palabra fuego está implícita en la palabra…

Keith: Correcto. Pero digo que en términos de la palabra en sí misma, los tiempos antes de llegar a Números para tratar con la serpiente real, hanachash, las serpientes que eran ardientes, como quieras llamarlas.

Nehemia: Déjame darte un ejemplo – Isaías 30 versículo 6 en la JPS, “Pronunciamiento de la bestia del Neguev“, fue una profecía sobre la bestia del Neguev, “por tierra de tribulación y de angustia, de donde salen la leona y el león, la víbora y la saraf que vuela, llevan sobre lomos de asnos sus riquezas, y sus tesoros sobre jorobas de…” etcétera. Así que aquí, es una especie de animal que vive en el Neguev, una especie de serpiente que vive en el sur de Israel en el desierto, y describe una voladora. No sé qué significa eso exactamente. ¿Significa que salta por el aire, como… En Chicago, de donde yo vengo, tenían las ardillas voladoras, que no vuelan literalmente, sólo saltan. No lo sé. ¿Qué es una serpiente voladora?

Keith: Una serpiente voladora, o como los peces voladores que ves en el océano, realmente vuelan. Saltan del agua y luego se extienden… es casi como un ala.

Nehemia: Correcto, es como la ardilla voladora. No agita sus alas, pero planea, más técnicamente, en inglés.

Keith: Así que para no presionarte en este asunto… Sólo quiero presionarte un poco en este tema. Así que tienes el tema de la serpiente ardiente o lo que sea, pero sólo la palabra saraf, en términos de cómo esa palabra ha sido usada en las Escrituras, creo que es en Levítico, donde están hablando – podría ser en Levítico, podría ser en parte en Números – donde están hablando del carbón encendido que estaba en el altar. Algo así. De nuevo, eres el tipo de la computadora rápida. Pero cuando vi eso…

Nehemia: Pero cuando veo la raíz saraf aparece 126 veces en la Biblia, y significa “quemar” y es simplemente quemar, quemar. Así que está hablando de algo así como, Éxodo 30:20, “Y tomó el becerro que hicieron y lo quemó en el fuego”. Ese es el becerro de oro siendo quemado en el fuego. Así que significa quemar. Quiero decir, supongo que allí lo derritió.

Keith: Tengo que escribir un libro sobre esto. Yo simplemente lo siento burbujear en mis entrañas. Es una broma. Pero no, así que déjame decir esto. Mira, esto es por lo que me impactó, Nehemia, fue porque… Tenemos que retroceder antes de que… bueno, no podemos retroceder, estamos aquí. Y dice, “Cada uno de ellos tiene seis alas, con dos se cubren la cara y con dos se cubren los pies. Y con dos vuelan.” Quiero decir, así que esta cosa es… hablando de aspecto extraño, lo que sea que esté ahí arriba, es más de lo que veríamos como una serpiente. Quiero decir que tiene manos que le cubren los ojos…

Nehemia: Bueno, creo que esto se ha entendido, y correctamente, como una especie de ser angelical.

Keith: ¡Ajá! Ahora estamos hablando

Nehemia: Tal vez esté en llamas, y por eso lo llama sarafim.

Keith: ¡Sí! ¡Eso es lo que quiero oír!

Nehemia: Tal vez no sea tanto una serpiente, sino como una especie de algo ardiendo.

Keith: Hay algo que se está quemando. Así que esto es lo que creo que sucedió, y tú me lo has hecho un poco más fácil. Lo que me pasó a mí es que cuando miré la descripción real de las serpientes ardientes y luego pasé por el mismo proceso tuyo al decir: “Bien, esto es lo que podemos ver con eso”. Pero luego cuando empecé a mirar la palabra en sí misma, y luego la descripción, pensé, “No creo que estos sarafim que están ahí, que están siendo descritos como fuego con estas manos que están cubriendo su cara y lo que sea”, sólo creo que es algo que está ocurriendo en el cielo. Y aquí, Isaías nos ha dado esta imagen, que no podemos encontrar… No vemos esto en ningún otro lugar.

Nehemia: Eso es significativo porque en español tienes “serafines, que son un tipo de ángel. No sé si todo el mundo lo sabe, pero creo que es bastante conocido. Se ha hablado, se ha discutido sobre cómo estos son una clase de ángeles en el cielo, pero el único lugar en toda la Biblia en donde “serafines” se refiere a un tipo de ángel, es en este pasaje de Isaías.

Keith: De eso es de lo que estoy hablando. Y por eso dije que me va a resultar difícil salir de esto, porque me pasa este tipo de cosas cuando empezamos a hablar de imágenes y discusiones, ilustraciones, en donde hay una descripción de lo que está pasando en esa dimensión. Y uso esa palabra, “esa dimensión” porque en los viejos tiempos decían, “Mira al cielo”. Pero mira, estoy al revés en la tierra ahora mismo, así que cuando miro hacia arriba, estoy mirando hacia abajo al infierno, de acuerdo con la descripción que yo querría. No, esta es la forma en que me enseñaron. Esta es la forma en que me enseñaron. Si miras hacia abajo, es el infierno. Si miras hacia arriba, es el cielo.

Pero claro, yo estoy aquí abajo bajo la tierra mirando hacia arriba y yo estoy mirando hacia abajo y tú estás en algún lugar donde estás mirando hacia arriba y… creo que estás mirando hacia arriba.

Nehemia: No sé de qué estás hablando.

Keith: Pero el punto es que esto es… No sabes de esto porque vienes de una tradición diferente.

Nehemia: Pero en Isaías… así que aquí hay un pequeño e interesante detalle. Así que en la Septuaginta, la antigua traducción griega del Tanakh, tiene en el griego “serafim”, no lo traduce, sólo lo translitera porque lo consideraban un nombre propio, el nombre de estos seres. Pero luego en el Targum, que era una traducción judía al arameo, lo traduce como Shamashim Kadishim, que significa como ministros santos, ángeles ministradores.

Keith: Sí. Así que sean lo que sean, nos da esta descripción y luego dice, “Y uno llamó a otro y dijo”, y en español dice, “Santo, santo, santo”. Ya te he preguntado antes sobre esto. ¿Puedes decirnos de dónde más sacamos tres palabras seguidas? ¿Tres de la misma palabra en una fila? Quiero decir, es tan asombroso.

Nehemia: Ni siquiera sé cómo teóricamente encontraría eso. Es una buena pregunta.

Keith: Lo he hecho antes de Nehemia, ciertamente puedes hacerlo muy rápido. Ya lo había hecho antes, cuando miré y dije, “Bueno, ¿en dónde están los ejemplos en los que tienes tres sustantivos?”

Nehemia: El mismo sustantivo.

Keith: Sí, tres del mismo sustantivo. Y hay otro ejemplo, y me gustaría poder decirlo de memoria, pero esto es ciertamente bastante sorprendente, de lo que está hablando, de lo que están hablando de replegarse el uno al otro sobre la santidad de Yehovah y que no podría decir simplemente “Santo es Él”, no podría decir simplemente “Santo, santo es Él”, sino “Santo, santo, santo es Yehovah Tsevaot y toda la tierra está llena de Su gloria”. Y dije, por eso es difícil para mí… Sé que quieres llegar al final, pero yo sólo…

Nehemia: Eso no va a suceder, ¿verdad?

Keith: Porque quiero sentarme en el hecho de que podrían decir poderoso, poderoso, poderoso; asombroso, asombroso, asombroso; omnipotente, omnipotente, omnipotente. Pero es esta palabra “santo”. Y por supuesto, no sé, puede que ya hayas decidido qué… Dije que te dejaría elegir la Palabra de la Semana, pero me refiero a Kadosh tres veces seguidas – está llorando por ser la Palabra de la Semana.

Nehemia: Tiene que ser. Así que la raíz Kuf-Dalet-Shin. Cada palabra en hebreo, como dijimos, tiene una raíz de tres letras, Kuf-Dalet-Shin, que significa santo. Lo que realmente significa… la gente dice, “Oh, apartado”. Pero eso es en realidad parte de ello. Es “apartado y por encima”. Porque podrías apartar algo para destruirlo, y el hebreo tiene una palabra para eso, charamChet-Resh-Mem. Pero esto es apartado y por encima. Así que Yehovah es santo, santo, santo. Kadosh, kadosh, kadosh.

Ahora aquí es donde tenemos un poco de confusión, porque mucha gente conocerá la palabra kodesh, como la palabra Ruach HaKodesh, que es el Espíritu Santo. Así que aquí está kodesh, y esto es kadosh. Entonces, ¿cuál es la diferencia? Simplemente, kadosh es un adjetivo, kodesh es un sustantivo, y la diferencia es que puedes tener un femenino, kadosha, para un femenino. Aquí está Kadosh para Yehovah en el masculino.

Y también tienes Kadesh, que es la oración en la tradición judía que dicen sobre una persona muerta. Es una forma aramea de la palabra. También está el Kiddush, la santificación. Y esa es la oración que los judíos dirán el viernes por la noche y el almuerzo de Shabbat, con una copa de vino. Así que tenemos todas estas palabras que vienen de la raíz Kuf-Dalet-Shin que es santificar.

En el último contexto, en la oración del Shabbat, viene del versículo que habla de “recordar el lekadsho del Shabbat”, para santificarlo, para hacerlo kadosh. Aquí está hablando que Yehová es kadosh, kadosh, kadosh. Sí.

Keith: Entonces, ¿puedes darme una explicación…

Nehemia: …y me encanta esta parte aquí, yo sólo estoy mirando el griego, todavía tengo el griego abierto, y dice hagios, hagios, hagios, que es tres veces “santo, santo, santo” en griego. Y la gente puede saberlo por ese edificio en Estambul, que es la Hagia Sofia, que es esa famosa iglesia, ahora una mezquita. Y está Hagia, Hagia Sofía significa “la sabiduría santa”. Aquí, Yehovah es llamado en griego en la Septuaginta hagios, hagios, hagios, “santo, santo, santo”. Entonces, ¿por qué es tres veces, Keith? ¿Puedes dar la explicación teológica de por qué es tres veces?

Keith: Te diré por qué creo que es tres veces. Creo que es tres veces porque esta descripción ilustra quién es Yehovah. “Él que fue, Él que es, Él que será”. Es como decir que Él es santo con lo que fue, es santo con lo que es, es santo con lo que será. Tengo que decirte algo. Cuando miro esta palabra y quiero lanzarte algo de nuevo.

Sabes Nehemia, a veces me burlo de ti, “Soy Nehemia Gordon de la Universidad Hebrea”. Pero hemos tenido estas conversaciones, y creo que la más reciente que tuvimos fue en Smithfield, Carolina del Norte, donde alguien dirá, “Tengamos una conversación sobre el hebreo”, y Nehemia saca pecho y ajusta su silla y está listo para tener estas conversaciones. Y esto es muy curioso para mí, voy a decirlo. Así que en la conversación, alguien dirá… y esta no es la única vez que esto ha sucedido. Pasa mucho. Alguien dirá, “Bueno, ahora, quiero hacer una pregunta en hebreo”. Ahora, no hay ninguna pregunta en la declaración. Así que lo que harán es decir, “Ahora la palabra hebrea para tal y tal y tal y tal.” Y luego sacará pecho y dirá: “Bueno, en realidad es un adjetivo”. No, no me confundas con los hechos. Tengo todo un problema teológico.

Nehemia: He enseñado sobre esto. Esa es mi frase favorita cuando la gente dice, “Pero he enseñado sobre esto. Quiero decir, estoy comprometido con lo que ya he dicho públicamente sobre esto, así que no me importa cuál es la verdad.”

¿Puedo pasar a Apocalipsis, capítulo 4, versículo 8, me permitirías hacer eso? Sé que ese es tu libro, pero quiero llegar allí. Hubo una visión descrita allí, y dice “Y las cuatro bestias tenían cada una seis alas a su alrededor, y estaban llenas de ojos por dentro, y no descansan ni de día ni de noche diciendo: ‘Hagios, hagios, hagios; santo, santo, santo; Señor Dios Todopoderoso, que era y es y va a venir.'” Haya, Hoveh, Yihiyeh, Yehovah. ¿Puedo entusiasmarme con eso?

Keith: Quiero… Aprecio el hecho de que hayas ido al Apocalipsis, y puedes decir que es mi libro, el libro de quién, lo que sea. Pero el punto es, lo que me gustó de eso en particular… Estaba tratando de ayudarte a decir, ¿podrías encontrar un momento en la Biblia en el que haya tres palabras, y ese es el otro ejemplo que está en realidad en el Apocalipsis, donde usa la palabra hagios, hagios, hagios, pero luego pasa a explicar “era, es y será”.

Así que supongo que lo que fue poderoso en eso es, de nuevo, ¿quién es este santo? Él es el que fue, Él es el que es y Él es el que será. Así que quiero decir, he escuchado muchas conversaciones diferentes sobre esto, pero lo que me gustó del pasaje es sólo la imagen de ellos diciendo lo que están diciendo. Por supuesto, no puedo pasar por alto el hecho que el propio Yeshua dijo, Yitkadesh shimcha, Tu nombre Kadash, Tu nombre es santo, debe ser santificado. Y también está tomando esa raíz de tres letras y poniéndola en esa forma.

Así que realmente significa… significa más que sólo, “Ah, es un momento sagrado”. Sabes, esto es un adjetivo. Está diciendo literalmente que esto es lo que Él es. Estamos describiendo quién es Yehovah Tzaba’ot, el Señor de los Ejércitos, y la Tierra llena de su gloria. Entonces, el versículo 6:5, no sé si quieres seguir adelante o no, si podemos.

Nehemia: Sí, tenemos que seguir adelante. Y luego tengo algunas cosas que decir sobre el pasaje en general. Pero, vamos.

Keith: De acuerdo, genial. Dice, “Y yo dije, ‘Ay de mí porque estoy arruinado porque soy un hombre de labios sucios y vivo entre un pueblo de labios sucios'”. Y si estoy pensando aquí mismo… sí, no, no. Sí, es inmundo. “Porque mis ojos han visto al rey”. Y por si acaso hay alguna confusión sobre quién era ese Adonai que vio, dice: “He visto al rey”, al rey, y ¿quién es el rey? Yehovah Tzaba’ot, Yehovah de las ejércitos, y quiénes son esos ejércitos, ya sabes, sino esos ángeles y todos los que están alrededor, que sólo están asombrados de quién es Él. Como si debiéramos estar asombrados de quién es Él.

Nehemia: Así que aquí tengo que parar – y hay un montón más – pero tengo que parar aquí por las palabras “ra’u einai” que mis ojos han visto. Dice literalmente, “Porque el rey, Yehovah de los ejércitos, ra’u einai, mis ojos lo vieron”. “Vieron, mis ojos”, literalmente.

Así que lo primero que me viene a la cabeza y la primera asociación que tengo, y la lucha que tengo, es Éxodo 33, versículo 20. Y no tengo una respuesta. A veces, ciertamente en la tradición judía, decimos que a veces la pregunta podría ser más importante que la respuesta, porque la pregunta es un hecho y muestra que realmente entendiste lo que leíste. La respuesta es una teoría. Puede ser verdad, puede no ser verdad.

Pero en Éxodo 33:20, Moisés le pide a Dios verlo. Quiere ver a Dios, y entonces dice, “Vayomer” “y Dios dijo, ‘Lo tucha lirot et panai'” “No puedes ver mi cara”. “Ki lo yirani Ha’adam vechai” “Porque el hombre no puede verme y vivir.”

Luego sigue diciendo que vio su espalda. No tengo ni idea de lo que eso significa. Hemos hablado de eso en Las Perlas Originales de la Torah, literalmente no sé lo que significa. Pero aquí, él ve a Dios. No lo entiendo. Pensé que no se puede ver a Dios. Y realmente no tengo una respuesta.

Keith: ¿Qué quieres decir con que no tienes una respuesta? ¿No la tienes, no has estudiado esto? Quiero decir que tengo una respuesta para esto. Claro que sí.

Nehemia: Lo he estudiado. Habiéndolo estudiado, sé que no hay respuesta. Así que Éxodo 24:10 agrava el problema, porque podrías decir, “Bueno, en el tiempo de Ezequiel pudieron verlo, pero en el tiempo de Éxodo no pudieron”. No, Éxodo 24:10, dice, “Vayeru et Elohei Yisrael” “Y vieron al Dios de Israel, vetachat ragav kema’ase livnat vasapir” “Y bajo sus pies era como obra de ladrillo de zafiro” “Uke’etzem hashamayim latohar” “Y como la esencia misma de los cielos en pureza”.

Así que probablemente están viendo algo similar a lo que Isaías – digo posiblemente – algo similar a lo que Isaías está viendo. Como mínimo, están viendo a Yehovah sentado en un trono. ¿Por qué digo eso? Y supongo que no dice un trono, pero están viendo algo bajo sus pies. Estoy tratando de imaginar eso, y estoy pensando, “Está sentado en su silla, en un trono, y bajo sus pies están viendo este trabajo de ladrillos de zafiro y la pureza del cielo.” Ni siquiera sé lo que eso significa, pero están viendo a Dios. ¿Qué es esto? Pensé que no se puede ver a Dios y vivir. Entonces, ¿cuál es la respuesta? Dame la respuesta metodista, o la respuesta de Keith.

Keith: No, no tengo una respuesta para eso. Sabes, es curioso, cuando lo leo pienso en cosas como esta. Dice, “Con el borde de su túnica llenando el Templo”, o cuando dice el… ¿cómo lo llamas? El zafiro, lo que sea que pase bajo sus pies, y Moisés diciendo, “y vio su espalda”, y lo lamento. No, yo lo lamento. Incluso Elías, cuando tuvo la interacción con Yehovah y vino en silencio. Lo que me pregunto cuando estoy leyendo estas cosas, es que me pregunto sobre, ¿qué parte de Él vieron, no “porción” dando a entender como un pedacito de Él, pero qué porción de Él vieron, y eso representa el colectivo, lo vieron? Vi una porción de Él, vi el borde, vi sus pies, vi la espalda, vi, ya sabes, lo que sea que digan y no sea así. Ya sabes, no lo sé. Quiero decir, creo que la parte que me atrapó fue un pedacito de Él, diciendo que todo… sólo el borde de su túnica llenaba el Templo. ¿Estaba en el Templo o sólo estaba allí con la túnica? Quiero decir, es como, ¿qué parte de Él vieron?

Nehemia: Para que la gente entienda… Podrías decir, “Oh, bueno, vieron toda esta variedad de cosas, y todo el mundo vio algo diferente”, lo cual es definitivamente posible. Pero tenemos estas descripciones, y creo que he mencionado esto – 1 Reyes 22, Ezequiel 1 y luego otros pasajes, Daniel 7. Así que por ejemplo, Ezequiel 1:26, “Sobre la expansión encima de sus cabezas había una apariencia de trono, una apariencia de zafiro”. Así que está esa palabra zafiro de nuevo. “Y encima de la apariencia de un trono, había una apariencia de una forma humana.”

Así que para ser justos, cuando digo que estoy leyendo el Éxodo y me imagino a Dios sentado en un trono, en realidad estoy leyendo el Éxodo a través del filtro de Ezequiel. Si leo Éxodo por sí mismo, puede que no haya llegado a esa conclusión, pero es difícil para mí no leer estos dos textos sin relacionarlos y decir, “De acuerdo, todos ven lo mismo”. Me recuerda este dicho de los rabinos, que batallaron con este asunto. Dijeron, “¿Por qué es que Isaías tiene este breve…?” Quiero decir, veamos cuánto tiempo describe Isaías lo que vio. Así que en realidad son los versículos 1 y 2, y se podría decir el versículo 3, ¿no? Así que como mucho, son unos pocos versículos. Ezequiel entra en gran detalle sobre esto. Todo el capítulo 1 describe… Quiero decir, estaba leyendo esta mañana el capítulo 1 en preparación para este estudio con ustedes, y me di cuenta. Ni siquiera llega al discurso de apertura del capítulo 1, sólo está describiendo – y por supuesto, obviamente los capítulos fueron añadidos más tarde – pero tiene 28 versículos hasta que finalmente dice “Ve’eshma kol medaber”, las últimas tres palabras del capítulo 1 de Ezequiel, está en el versículo 28, dice, “Y oí una voz que decía…” Y luego el capítulo 2 es lo que se dijo. Así que los primeros 27 o 27 1/2 versículos o 28 versículos son él describiendo esta visión.

Ahora comparen eso con Isaías, quien salta directamente a ello. Él los oye hablar diciendo, “Kadosh, kadosh, kadosh”. Es bastante corto. Así que hay un dicho muy interesante de los rabinos que tratan de entender por qué es que Isaías describió una cosa y Ezequiel otra. ¿Vieron dos cosas diferentes? Y ahí, de nuevo la pregunta es quizá más importante que la respuesta porque no sabemos si vieron la misma cosa o dos cosas diferentes.

Los rabinos llegan y dicen, “Bueno, no, en realidad vieron la misma cosa, la misma cosa exacta”. Luego dicen: “Entonces, ¿por qué se describió de manera diferente?” Y su respuesta – creo que es muy interesante, su respuesta – dicen, “Bueno, Ezequiel era como un aldeano que vio al rey, e Isaías era como un habitante de la ciudad que vio al rey”, alguien que vivía en la capital. Así que Ezequiel está muy emocionado y está describiendo con gran detalle todo lo que vio, mientras que Isaías está diciendo, “Sí, lo vi, y allí estaba el trono, y vamos a llegar a lo que realmente dijo”. Lo que significa que tal vez vieron lo mismo, pero lo describieron desde diferentes perspectivas.

Tengo otra posible explicación, y este tipo de explicación encaja con lo que hablamos al principio del episodio, de mi Asperger versus los que no tienen Asperger y se llaman neurotípicos. Así que tal vez Ezequiel era neurotípico e Isaías tenía Asperger. Y entonces Isaías ve esto y dice, “Sí, ese era Dios”. Y Ezequiel dice: “¡Oh, mis ojos vieron a Dios, y Él tiene esto y Él tiene aquello!”

Keith: No hablas en serio. Te lo estás inventando.

Nehemia: No, hablo muy en serio. Creo que Ezequiel era neurotípico y que Isaías tenía Asperger. Tiene mucho sentido.

Keith: Vaya.

Nehemia: Para aquellos que quieran saber más sobre mi Asperger, hay un maravilloso estudio que he compartido con mi equipo de apoyo, titulado “The fundamental flaw in judaism” (La falla fundamental del judaísmo), y vayan a escucharlo. Hablo de ello con gran detalle.

Keith: Ahora, ¿qué significa esto… quieres decir que haces algo por separado? ¿De qué estás hablando?

Nehemia: Tengo mi ministerio, la Fundación Hebrea Makor, y mi sitio web ElMurodeNehemia.com. Tengo, creo, más de 200 horas de videos y enseñanzas en audio, y cientos de páginas de enseñanzas en línea. Pero luego hago esta cosa separada, los estudios del equipo de apoyo, para aquellos que apoyan mi ministerio. Es una forma de decir gracias a los que apoyan mi ministerio, y una de las enseñanzas se llama “The fundamental flaw in judaism” (La Falla Fundamental del Judaísmo). Habla de algunas cosas que me di cuenta de mí mismo, y me ayudó a ver uno de los problemas que ocurren en la tradición judía que no pude ver hasta que pasé por algunas cosas. Eso es lo que yo llamo “La Falla Fundamental del Judaísmo”. La gente puede ir a mi sitio web y averiguar sobre el Equipo de Apoyo. Una de las cosas que quiero compartir con la gente es… Creo que esto se emitirá a mediados de enero. Obviamente lo estamos pre-grabando.

Keith: Esto va a ser emitido el 7 de febrero.

Nehemia: El 7 de febrero, mucho mejor. Bien. En marzo, tenemos esta actividad que hacemos cada año, y se llama la Búsqueda del Aviv. Reunimos a la gente en Israel y viajamos por toda la tierra y buscamos la cebada en su estado de maduración más temprana. Una vez que encontramos que la cebada está madurando, que hay un campo de cebada que puede ser cosechado dentro de dos semanas, entonces la siguiente luna nueva es lo que se llama Hodesh Ha’aviv, o la luna nueva del Aviv en Deuteronomio 16, versículo 1. Esto es algo que hacemos todos los años, y es bastante costoso. Tenemos que alquilar autos y pagar la gasolina a unos 8, o 9, o 10 dólares el galón, varía.

Así que quiero animar a la gente a orar para hacer una donación a la Fundación Hebrea Makor. Puedes hacerlo a través de ElMurodeNehemia.com y puedes hacer una donación dirigida específicamente a la Búsqueda del Aviv, si desean hacerlo.

Keith: Increíble. Muy bien. Muy bien. Bueno, aquí dice, Nehemia, después de hacer esta descripción (refiriéndose al profeta), dice, “Entonces uno de los serafines”, y esto es lo que realmente me llamó la atención respecto a la palabra, el serafín es este ser ardiente, lo que sea que voló hacia él con un carbón encendido en su mano. Estoy pensando, espera, ¿por qué no está ardiendo su mano? Tiene un carbón encendido.

Nehemia: ¿La mano del serafín?

Keith: El serafín… porque la mano en sí misma es fuego.

Nehemia: O es un ángel.

Keith: Bueno, de acuerdo, pero solo digo que en realidad, ya sabes… como que salta a la vista en la página. Es como, bueno, aquí está esta cosa voladora ardiente que tiene este carbón ardiente en su mano, y se lo lleva a Isaías para que lo queme. Y dice: “Me tocó la boca y dijo: ‘He aquí que esto ha tocado tus labios y tu iniquidad es quitada y tu pecado es perdonado'”. Ahora bien, ¿es por el fuego o por el lugar de donde vino? ¿Cuál fue la razón del carbón encendido? Quiero decir, ¿es que el fuego purifica? ¿Es esto otra cosa? ¿Hay un significado oculto aquí? ¿Hay un problema de traducción? ¿Qué es lo que estamos viendo?

Nehemia: Definitivamente tenemos una imagen a lo largo del Tanakh en varios lugares de la forma en que refinarían la plata. Toman este mineral y lo queman en un crisol y queman lo que se llama la escoria o en hebreo, el “sig” y extraían la plata de él. El subproducto, el material malo, incluiría el plomo y el estaño, y luego el material bueno que sobraba, esa sería la plata. Así que, absolutamente, hay una ilustración de refinación a través del fuego en el Tanakh. Y lo primero que pienso como persona moderna es, “Oh, puedes cauterizar una herida”, lo que esto significa es que quemas una herida con fuego y matas todas las bacterias. No creo que supieran eso en aquel entonces. Así que tenemos que pensar más en esta imagen en términos de fuego refinador, en lugar de cauterizar una herida.

Keith: ¿Estás diciendo que la gente vio esto y lo interpretó de esa manera?

Nehemia: Oh, creo que eso está detrás de esta imagen, lo que significa, que podrías pensar, “Oh, un fuego es carbón y eso te ensucia. Y eso no te hace limpio”. Entonces, ¿de dónde sacaron la idea de que un fuego puede hacerte limpio?

Keith: Oh, ya veo.

Nehemia: Creo que debe haber venido de la refinación de la plata y otros minerales, no sólo de la plata. También refinas el cobre de esa manera. Lo vimos cuando estuvimos en Timna, en el sur de Israel, en la antigua mina de cobre.

Keith: Oh hombre. Te diré algo… esa mina de cobre, fue una experiencia increíble. Dios mío.

Nehemia: Quiero decir, tal vez si tienes un pensamiento diferente sobre ello, por favor, compártelo.

Keith: No, no, no, no. Lo vi en el tema del fuego quemando lo que era realmente impuro.

Nehemia: Claro, por supuesto, está quemando para sacar lo que es impuro. ¿Pero qué es lo que quema que es impuro? Creo que la asociación antigua más inmediata habría sido el refinamiento de la plata, y estoy haciendo trampas, porque en otros lugares Isaías dice específicamente, “Quemando la escoria y extrayendo la plata”. Así que admito que estoy haciendo trampa, pero eso es algo que Isaías usó específicamente.

Keith: Se llama contexto.

Nehemia: De acuerdo. Es el contexto. Es parte de su mundo, su contexto cultural. Pero estoy leyendo eso en este pasaje. No lo dice explícitamente. Mira, en cierto modo, esto es una metáfora, y tal vez podrías argumentar que es una metáfora literal si existe tal cosa. No existe. Es una metáfora en que el fuego limpia, y así que literalmente – y esto es algo que los profetas hicieron y ellos dirían, “Vas a ser subyugado bajo el yugo de Babilonia”. Así que traen un yugo literal y se lo muestran a la gente. Es como una especie de herramienta de testimonio, por así decirlo. Pero aquí, Dios está usando una herramienta de testimonio en el cielo.

Keith: Es interesante, antes usaste un versículo, estábamos hablando de esto. ¿Cómo puedo decirlo? La forma en que se conecta con lo que haces. Las palabras y cómo se usan las palabras, y esa es una parte realmente asombrosa de tu ministerio. Y la gente me pregunta, ¿por qué pasas por el proceso? ¿Por qué hacen todo esto y gastan todo este esfuerzo para hacer lo que están haciendo? Ya sea… estamos hablando de que ahora necesitamos añadir algo de tiempo a nuestra gira por Israel, y vamos a tener que reunirnos más temprano para grabar, y ¿por qué tomamos trenes, aviones y automóviles y volamos aquí y vamos allá?

Para mí, en última instancia, la razón se debe a la capacidad de discutir contigo las Escrituras y su significado en el lenguaje, la historia y el contexto. Realmente creo que ese es un regalo que se ha dado. Quiero decir, se te ha dado el don de poder estudiar en la tierra de Israel en la mejor escuela de todo el mundo, en lo que se refiere a la Biblia hebrea – la Universidad Hebrea.

Nehemia: Amén.

Keith: Quiero decir, es una experiencia increíble. Así que tengo que decir de nuevo, que es por eso que hago esto. Sabes, me siento llamado a ayudar a la gente a aprender la Palabra de Dios, y siempre digo que quiero que la gente sea más inteligente, mejor, más sabia, más aguda a tu alrededor, para que lo que sea que ellos decidan hacer, lo hagan al mejor y más alto nivel que puedan. Así que eso es lo que realmente es emocionante de esto. Como dijiste, tu contexto, “Leí en Isaías donde también dice bla, bla, bla”. Y sabes, de nuevo, la Biblia no es sólo una parte de, es el aspecto principal por lo que has comprometido tu vida para entenderla en su lenguaje, historia y contexto.

Nehemia: ¿Estás ahí?

Keith: Sí, estoy aquí. ¿Puedes oírme?

Nehemia: Oh, ahora puedo oírte. Por eso tenemos que ir a Israel.

Keith: Eso estuvo cerca. Como dije, no voy a, no, no, no, no. Oye, déjame seguir adelante. Quiero ir al capítulo 6:8. ¿Puedo pasar al 6:8?

Nehemia: Por favor, sí, creo que vamos a tener que pasar allí.

Keith: “Entonces oí la voz de Yehovah diciendo, ‘¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?’ Entonces dije, ‘Aquí estoy, envíame a mí.'” Tengo que detenerme y decir, este versículo ha sido un versículo que definió para mí lo que haría en este próximo año. En 2014, tú y yo estuvimos de gira juntos. Estábamos en varios lugares diferentes. Este versículo estaba en realidad en Canby, Oregón, y compartí un mensaje sobre este versículo, “¿A quién enviaré? Y aquí estoy, envíame a mí”, en español. Dice en hebreo, “hineni” “he aquí que estoy aquí”, es como si dijera, “adelante, haz lo que quieras conmigo”.

Para mí, Nehemia, esto ha sido una gran razón. De hecho, mientras la gente está escuchando este mensaje ahora mismo, el 7 de febrero, estoy en realidad, como resultado de decir “hineni”, en algún lugar del monte de África, compartiendo con personas que han pedido información sobre el tiempo de Dios, la Torah de Dios y Su nombre. Así que estoy en África ahora mismo. Si todo va bien, y con suerte los aviones no se pierden y lo que sea, pero estamos grabando esto por adelantado para que cuando esto suba el día 7, yo esté allí.

Y la Academia Internacional de Fundamentos Bíblicos, como dije antes… nuestro nombre, es lo que hacemos. Queremos compartirlo en todo el mundo. Y hemos tenido tanta gente de tantas partes del mundo que han respondido al mensaje en BFAinternational.com. Quiero desafiar a la gente a que vaya al sitio.

No voy a hablar de recursos. Quiero hablar de la oportunidad de que se expongan a lo que estamos haciendo. Es tan asombroso lo que ha pasado. Como dije, el 7 de febrero, cuando esto termine, estaré en Namibia por las próximas dos semanas, y después de eso, estaré de vuelta aquí celebrando en esta parte del mundo el Año Nuevo Chino, que es… pasaste por esto, Nehemia, así que podrías hablar de ello. Pero una de las razones por las que también lo estoy haciendo es que hemos estado trabajando en un proyecto llamado Tiempo Antiguo desde China, y tengo que decir que es fenomenal ver lo grande que es Dios, y la forma en que su huella está en diversas sociedades y las diferentes formas de ver distintas cosas que son incluso conceptos bíblicos. Así que estaré aquí para eso, y luego Nehemia y yo estaremos juntos donde compartiremos.

Pero BFAinternational.com – lo que estamos tratando de hacer ahora mismo es inspirar a la gente de todo el mundo para construir una base bíblica para su fe. A veces eso se puede hacer a través de Internet. A veces se puede hacer a través de la televisión, a veces tiene que ser cara a cara. A veces se puede hacer a través de… ya sea algo que sea material escrito o medios sociales. Estamos usando todo lo que podemos.

Y ahora permítanme detenerme y decir una cosa más, tengo que hacer este anuncio hoy 7 de febrero. Hoy BFA está conectado con el Plan de Lectura de la Biblia de Israel, donde están haciendo un plan de lectura a través de “Breaking Israel News” e “Israel 365”, y vinieron a nosotros y nos dijeron: “¿Podemos usar los “Bytes” (Pequeñas porciones) de la Escritura, los 10 episodios de los Bytes de la Escritura sobre los Diez Mandamientos?”, que por cierto Nehemia, es el paralelo de las Perlas de la Torah. Los Diez Mandamientos está conectado a esta sección. La serie de 10 partes está siendo… hemos dado esa serie a “Breaking Israel News” e “Israel 365”, y están haciendo algo, no sé cómo lo están haciendo porque estoy en África, pero básicamente hoy, ahora mismo el 7 de febrero, han conectado de alguna manera los Bytes de las Escrituras con lo que están haciendo para que la gente lea la Biblia. Así que espero poder hablar más de eso cuando estemos en Israel, cuando estemos juntos.

Pero han pasado tantas cosas, tantas que están pasando, y tengo que dar las gracias a todas las personas que al menos han echado un vistazo a BFAinternational.com. Su apoyo y su participación nos ha lanzado a un lugar que me siento abrumado. “Hineni”, aquí estoy, envíame. Tú también Nehemia, ¡que te envíen!

Nehemia: Así que esa fue la última grabación conocida de Keith Johnson antes de que desapareciera en el Kalahari. [Risas]

Keith: Me reiría de eso, pero ya sabes, no es poca cosa.

Nehemia: ¿A dónde vas? ¿Al delta del Okavango? No voy a volver a verlo nunca más.

Keith: Sigamos adelante. Sigamos adelante.

Nehemia: Yo voy a tener que tomar una decisión ejecutiva…La semana pasada, cuando pedimos a la gente que leyera “Débora”, la parte de Jueces capítulo 5. Voy a pedir a la gente que lea el resto de los capítulos 6 y 7 y pedir que pasemos al capítulo 9, versículos 5 y 6, porque podríamos hablar durante una hora sobre esa sección.

Keith: …6:9 y 6:10 acerca del hecho que esto es paralelo en el capítulo 28 de Hechos, donde Pablo dice, “Vayan a la gente y digan: ‘Siempre oirán pero nunca entenderán’. Estarán siempre viendo…'” Sólo creo que es un pasaje interesante. Sólo úsalo para la gente que no estaba escuchando…

Nehemia: Capítulo 9 de Isaías, versículos 5 y 6. Pueden leer sobre eso en su blog. BFAinternational.com. Sigamos adelante. Ahora, tenemos que hablar de esto, y estamos tratando de mantenerlo en menos de una hora y un poco más de una hora, pero podríamos hablar durante una hora sólo en estos dos versículos. ¿Puedes leerlos, por favor?

Keith: No, adelante. Léelos.

Nehemia: No, léelos tú. Creo que realmente necesitamos leerlos en diferentes traducciones. Voy a pedir que hagamos esto.

Keith: Dame el versículo exacto Nehemia. ¿Qué quieres que leamos? 9:5-6.

Nehemia: Muy bien, aquí hay algo realmente extraño que sucedió. Así que es el capítulo 6 de Isaías, y comienza en el versículo 1 y llega hasta el capítulo 7, versículo 6, y eso es extraño porque el 7:6 está en medio de un relato.

Keith: Exactamente.

Nehemia: Está en medio de una discusión, y luego se corta y pasa a Isaías 9:5-6, y bueno, espera un minuto, nos saltamos la segunda mitad del capítulo 7 que sé que para los cristianos es la clave. Para ellos ese es el versículo favorito de toda la Biblia. ¿Tengo razón en eso? Que Isaías 7:14… Como, probablemente podrías…

Keith: Lo dices como si todo el mundo lo tuviera memorizado.

Nehemia: No. 7:14, ese es el versículo que dicen que es una virgen y que los judíos dicen que es una joven, que en realidad no está en la sección, es decir, porque se saltaron eso. Se saltaron todo… el capítulo 7, versículos 7 al 25 y luego todo el capítulo 8, que era de 23 versículos. Se saltaron los primeros cuatro versículos del capítulo 9 y luego los versículos 5 al 6. Oh, supongo que hay alguna confusión aquí porque en el inglés son diferentes números de versículos, ¿es eso cierto?

Keith: Sí. Así que eso es lo que quería preguntarte. Entonces, ¿cuáles son los números correspondientes a los versículos?

Nehemia: De acuerdo. Es “porque nos ha nacido un niño”, que es el versículo 5 en hebreo. Creo que es el capítulo 9, versículo 6 en español.

Keith: 9:6 en español.

Nehemia: Así que es 9:6-7, que en hebreo es 9:5-6.

Keith: De acuerdo, lo tengo, lo tengo. ¿Quieres que lea la NVI, 6 al 7?

Nehemia: Por favor. Sí.

Keith: “Porque un niño nos ha nacido y nos ha sido dado un hijo, y el gobierno estará sobre sus hombros y será llamado consejero maravilloso, Dios poderoso, Padre eterno, Príncipe de Paz, del aumento de su gobierno y la paz no tendrá fin. Reinará en el trono de David y sobre su reino estableciéndolo y manteniéndolo con justicia y rectitud desde entonces y para siempre. El celo de Yehovah Todopoderoso, Señor Todopoderoso, logrará esto”. Amén. Que así sea.

Nehemia: Bien. Entonces, ¿cuál es el nombre de este niño?

Keith: Bueno, aquí dice su nombre.

Nehemia: Sí. Tengo que decir que me parece bastante claro que se adelantaron a esto para terminar con una buena nota. No querían estar leyendo todo el día. Algo así como lo que estamos haciendo. Así que su comprensión, la gente que organizó esto, las lecturas tradicionales, estaban leyendo en el capítulo 7, y en realidad el capítulo 6 era su paralelo con la revelación en el Sinaí. ¿Verdad? Así que hay una revelación, todo Israel oye a Dios hablando en el Monte Sinaí.

Keith: Yitro.

Nehemia: En Yitro, exactamente. Luego, son los Diez Mandamientos, esa es la sección que se lee en la sinagoga en la Torah, y luego la sección paralela es Isaías teniendo su revelación de cómo es Dios en el cielo, supongo, así que uno de ellos es la parte inferior de la montaña, el otro está en la cima de la montaña, por así decirlo. Pero no podían terminar allí, así que saltaron y leyeron parte del capítulo 7, lo que hace que te preguntes por qué lo hicieron. Y es extraño para mí que leyeran los primeros seis versículos del capítulo 7 sin leer el resto. Para mí eso es como rasguñar la pizarra. ¿Por qué leer los primeros seis versículos si no vas a terminarlo? Y no está realmente conectado a Yitro como, ¿por qué molestarse? Así que se adelantaron a… no está conectado a la porción de la Torah, esos seis versículos.

Y luego saltaron a 9:6-7, o en hebreo, 9:5-6, y creo que terminaron allí porque entendieron que era una profecía sobre el Mesías. Así que siempre quieres terminar con una buena nota. Leímos sobre este problema en Isaías 7 con los dos reyes que vienen a atacar a la nación judía. Judá, Pekach, que es el rey de Israel, y Ritzin o Risin, que es el rey de Siria, de Aram.

Keith: Y lucharon y no pudieron hacer nada…

Nehemia: Bien. No puedes terminar con eso. Es como una historia triste. Así que terminan aquí con el Mesías vendrá y habrá paz mundial y para siempre, paz sin fin en el trono de David. Así que tiene sentido por qué terminaron con eso. Pero no tiene sentido por qué cortaron a la mitad del 7. Sé que algunas personas están ahí fuera, “Oh, porque no querían que se leyera el versículo sobre la virgen”. En realidad, si lees ese versículo en su contexto, y tal vez no deberíamos abrir esta lata de gusanos, pero si lees el versículo en su contexto, es algo de la época del Rey Acaz. ¿Pero qué hay de estos versículos, los versículos 6 al 7 o 5 al 6 en el…?

Keith: No te permitiremos tirar agua sobre estos versículos, Nehemia.

Nehemia: No sé lo que eso significa – tirar agua sobre ellos. ¿Es como una metáfora sobre el bautismo de los versículos?

Keith: No, ¿vas a quitarnos la emoción de estos versículos?

Nehemia: Oh no, estoy emocionado por los versículos. ¡¿Paz sin fin?! ¡¿Quién no va a estar emocionado por la paz sin fin en el trono de David?! ¡Aleluya! Pero, ¿cómo se llama el niño? Eso es lo que quiero preguntar. ¿Tiene un nombre? ¿Tiene cuatro nombres? ¿Cómo se llama?

Keith: Se llamará “Maravilloso consejero” en inglés, un Dios poderoso, padre eterno, príncipe de la paz.

Nehemia: Así que son cuatro nombres.

Keith: Tiene cuatro títulos diferentes.

Nehemia: Sé que algunos dicen que son como siete nombres o algo así, porque siguen en el siguiente versículo. Pero definitivamente en el versículo… en este versículo, el versículo 6, el versículo 5 en el hebreo, según tu lectura, hay cuatro nombres. Quiero leerles la traducción de estos versículos. 9:5-6 en el hebreo, y en la JPS, es en realidad 5 y 6. Están numerados de acuerdo al hebreo. “Porque un niño nos ha nacido. Se nos ha dado un hijo, y la autoridad se ha asentado sobre sus hombros. Se le ha nombrado: “El Dios poderoso está planeando la gracia, el padre eterno, un gobernante pacífico”. Ese es su nombre, “El poderoso Dios está planeando la gracia, el padre eterno, un gobernante pacífico.” Así que tiene un nombre. Es una especie de frase repetida.

Luego el siguiente versículo, “En señal de abundante autoridad y tener paz sin límites en el trono de David en el reino para que sea firmemente establecido, en justicia y en equidad, ahora y siempre, el celo del Señor de los ejércitos” en hebreo, Yehovah, “llevará esto a cabo”. Es un poco diferente. Tengo noticias para la gente. Eso no es lo que dice en el hebreo. La JPS no es lo que dice en el hebreo, y me sorprende que lo hayan traducido así. No tengo una explicación de por qué decidieron traducir algo que es diferente al hebreo, cuando el hebreo era perfectamente claro y bueno, y sólo por curiosidad -y ni siquiera miré esto de antemano- voy a sacar la JPS de 1917, porque lo que acabo de leer es la JPS de 1985, y tengo curiosidad por ver si tienen algo diferente allí y lo puedes encontrar en línea.

De acuerdo. Así que la JPS de 1917 dice, “Porque un niño nos ha nacido. Se nos ha dado un hijo y el gobierno está sobre su hombro y su nombre es Pele Joaz El Gibor Abi Ad Sar Shalom, para que el gobierno se incremente y sea de paz. No habrá fin en el trono de David y en su reino para establecerlo y sostenerlo por medio de la justicia y la rectitud, desde ahora y para siempre, el celo de Hashem de los ejércitos hará esto.” Eso está en esta versión online, lo que dice.

Bien, así que tiene un nombre muy largo, que tiene una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho palabras en la JPS de 1917, Pele Joaz El Gibor Abi Ad Sar Shalom. Ese es su nombre. Interesante. Así que eso no es tampoco lo que dice en hebreo. No entiendo por qué nadie tradujo lo que realmente dice en hebreo. Miré los comentarios judíos y ellos lo entendieron. Está muy claro lo que dice en hebreo. No entiendo por qué nadie tradujo de esa manera. Estoy realmente perplejo, de verdad. ¿Puedo decirle lo que dice en hebreo?

Keith: Por favor.

Nehemia: En primer lugar, voy a preguntarte, porque has estudiado hebreo; en tu traducción, dice “Será llamado”, ¿verdad? ¿Es eso lo que dice en tu NVI?

Keith: Sí. Correcto.

Nehemia: Ahora, ¿cuál es la palabra traducida como “será llamado”?

Keith: Veamos aquí. Bueno, en realidad dice, “Se llamará su nombre”.

Nehemia: ¿Dice, “será llamado”?

Keith: “Se llamará su nombre”.

Nehemia: Entonces en hebreo dice, ¿”Se llamará su nombre”?

Keith: Vayikra, su nombre fue llamado.

Nehemia: No, vayikra es “y él llamó su nombre”.

Keith: Pasado. Sí. Pasado.

Nehemia: No, no es pasivo. Es activo.

Keith: No… pasado.

Nehemia: Bien, pasado. “Él será llamado” es un pasivo futuro. En hebreo, diríamos veyikareh. Pero dice “vayikra shmo” “y Él llamó su nombre”. Así es como se entiende en las fuentes judías, extrañamente no traducido de esa manera por la JPS, lo cual no puedo explicar. Pero en todas las fuentes judías pude encontrar que entienden por unanimidad este “Vayikra shmo Pele Yoetz El Gibor Avi Ad Sar Shalom”, que se traduce como, “El maravilloso Consejero, el gran Dios, el Padre eterno llamó su nombre Príncipe de la Paz”. Eso es lo que dice en hebreo, y eso es lo que cada fuente judía que pude encontrar tradujo de esa manera, excepto por la JPS. Pero aparte de eso, todas las fuentes judías tradicionales traducen que el sujeto del versículo es – o esta parte del versículo es – un maravilloso Consejero, Dios poderoso, Padre eterno. Y el objeto es Príncipe de Paz, que significa el maravilloso Consejero, Dios poderoso, Padre eterno llamó su nombre, Príncipe de Paz.

Keith: Voy a pedirte que hagas algo. Quiero decir, creo que esto sería muy bueno. ¿Ves, mientras miras esto – y esto es sólo una pregunta – ves algo en términos de incluso los acentos que te llevarían a eso? En otras palabras, ¿cuál sería la clave que te haría decir que el versículo en sí no está dividido de la manera en que está siendo dividido? En otras palabras, ¿hay algo que le diga, “Oh, claramente termina ahí”, y entonces Sar Shalom es como se llamará?

Nehemia: De lo contrario, ¿quién lo llama? No hay ningún sujeto de la frase. Él llama su nombre “Pele Yoetz El Gibor Aviad Sar Shalom”. ¿Quién es él? Por eso tuvieron que traducirlo en el pasivo. ¿Verdad? Su nombre se llama… bueno si es pasivo, entonces no tendremos problemas. Cierto. Así que de repente, ¿llamó? Y supongo que es posible, pero… Esto tiene más sentido para mí.

Keith: Y por última vez, quiero decir, valió la pena. Eso es realmente una perla. Así que déjame decir esto por última vez, si fueras a traducir esto de la forma más clara, basándote en lo que estás viendo aquí, ¿cómo lo traducirías?

Nehemia: Lo traduciría, “Y el maravilloso Consejero, Dios poderoso, Padre eterno llamó su nombre Príncipe de la Paz”. “El nombre del niño que nacería es llamado por el maravilloso Consejero, Dios poderoso, Padre eterno, Príncipe de la Paz.”

Keith: Vamos a ver eso. Vamos a ir más despacio y a mirar más de cerca.

Nehemia: Y como dije, la JPS 1917, 1985 – no lo traducen de esa manera. Así que quiero dejar esto claro. No es que yo tenga algunos problemas teológicos por lo cual esté forzando una traducción distinta, porque dos versiones diferentes de la JPS, no tuvo ningún problema con el nombre de “Pele Yoetz El Gibbor Aviad Sar Shalom”. La razón por la que no tuvieron problemas con eso… obviamente… mira, llamémoslo así – los cristianos traerán este versículo para probar que Jesús es el padre eterno, que también es el Príncipe de la Paz. Eso es obviamente lo que los cristianos han dicho.

Lo que es interesante es – y corrígeme si me equivoco aquí – pero hasta donde puedo decir, esto no se cita en ninguna parte del Nuevo Testamento. En ninguna parte del Nuevo Testamento se afirma que este versículo se refiere a Jesús o a Yeshua. ¿Estarías de acuerdo con eso?

Keith: No tengo eso en la cabeza. Podría volver a hablarte de eso.

Nehemia: De acuerdo. Bueno, me gustaría que volvieras a la gente sobre eso, porque por lo que puedo encontrar, esto no se cita en ninguna parte del Nuevo Testamento. Se cita en las primeras fuentes cristianas. Quiero leerles el Comentario Bíblico de la Palabra, que es un comentario cristiano de Texas, en las afueras de Dallas. Dice, “Los intérpretes cristianos tradicionales han notado correctamente”, por supuesto, son cristianos, “han notado correctamente que 9:5-6 es parte y parcela de la liturgia real y por lo tanto lo usaron como un texto mesiánico como los Salmos Reales. Esto se logra sacando los versículos de su contexto y cambiando el género de la obra mayor para que coincida”.

Keith: Oh, vaya.

Nehemia: Es increíble que digan eso. Y luego siguen, y yo me adelanto. Dicen, “Esto es legítimo. La División aparentemente cita otros contextos, pero es importante tener en cuenta que los versículos no funcionan como predicciones mesiánicas en este contexto”. Muy interesante. De todos modos, creo que tal vez es profético, o que es mesiánico, y ciertamente los rabinos que vinieron y pusieron esto como el final de la porción de la “Haftarah”, de la porción de los Profetas, definitivamente entendieron que esto se refería al Mesías de la Línea de David, y comprensiblemente, porque el versículo 7, o 6 en el hebreo dice, “El gobierno estará sobre sus hombros”. Veamos, espera un segundo. “Lemarbeh hamisrah”. Es algo difícil de traducir, “Y por la paz sin fin en el trono de David y en su reino para prepararlo y sostenerlo con juicio y justicia desde ahora y para siempre”. El celo de Yehovah de los ejércitos lo hará”. No sé cómo puedes leer eso y decir que no se trata del reino mesiánico.

Keith: Es justo decir, desde un punto de vista común, que podríamos leer estos dos versículos, ya sean 5 y 6 o 6 y 7, y entusiasmarnos con el hecho de que ese gobierno vendrá y que habrá uno que reine y acabamos de tener largas discusiones sobre el nombre de ese que viene. Pero lo que es asombroso, es que esto parece ser algo que podría hacernos ver por qué querrían terminar en esa nota. Y por qué incluso para nosotros. Quiero decir, estamos al final de nuestro tiempo. Creo que es bastante asombroso. Adelante.

Nehemia: Tenemos que volver al versículo 6.

Keith: De acuerdo, adelante.

Nehemia: Bien, esta es una de las cosas que se mencionan en los debates judeo-cristianos. Los cristianos dirán, “Bueno, esto prueba que el Mesías será el padre eterno. Es tanto el padre eterno como el príncipe de paz”. Este es obviamente el argumento cristiano. Así que, como dije, el Nuevo Testamento no hace esa afirmación. Los comentaristas e intérpretes cristianos tradicionales han hecho esa afirmación, tal y como lo ves con los padres de la iglesia. Pero el Nuevo Testamento en sí mismo, curiosamente, es completamente silencioso; no hace esa afirmación hasta donde yo sé.

En segundo lugar, el hecho de que la JPS fue capaz de traducir el nombre de esta figura mesiánica como, los cuatro títulos – Pele Yoetz, poderoso Consejero – y eso no es realmente un problema – poderoso Consejero, o perdón, maravilloso Consejero, sino Dios poderoso y Padre eterno. Entonces, ¿cómo podría el Mesías ser llamado Dios poderoso, Padre maravilloso, según el entendimiento judío? Y no digo esto para tratar de convencer a los cristianos, porque obviamente la gente que cree en esa doctrina va a creerla. Pero creo que vale la pena entender la perspectiva judía, y la perspectiva judía es que tenemos muchas figuras cuyos nombres glorifican a Dios. Uno de mis favoritos está en el libro de Job, donde Job tiene tres amigos que vienen y están todos equivocados. Al final, aparece este hombre, y su nombre es Elihu (Eliú), que significa “Él es mi Dios”. Ahora, ¿Job pensó que Eliú era su dios? Por supuesto que no. Estaba parado y mirando a este hombre y pensó que era muy sabio, pero Elihu, era sólo el nombre del hombre. Eliyahu es el nombre hebreo que significa Elías, que es “Yehovah es mi Dios”. Por lo tanto, nadie pensó que Elías era Dios. Ahora, si quieres creer que el Mesías es Dios, no lo pongas en este versículo. Porque un judío leyendo esto nunca llegaría a esa conclusión. Sólo decimos, “Bien, su nombre glorifica a Dios como el Padre”. Bien, genial. No creo que eso sea lo que significa. Creo que el nombre, o el título, si quieres, del Mesías será Príncipe de Paz. Pero, si quieres decir que los cuatro títulos se aplican al Mesías, eso no lo convierte en Dios desde la perspectiva judía. ¿Me hago entender?

Keith: Para ti, definitivamente es claro. Has estado esperando todo el programa para hacer esto. Este era tu gran asunto. Te has tomado 15 minutos para hacerlo, y ahora me preguntas que si se entiende.

Nehemia: No, y realmente, creo que es sólo una cuestión de entender la perspectiva judía. Porque ciertamente entiendo la perspectiva cristiana. Su perspectiva es que si el Mesías es llamado Dios Poderoso y si el Mesías es llamado Padre Eterno, eso significa que es Dios y es el Padre de la creación. Pero desde la perspectiva judía, es sólo un nombre como muchos otros que glorifican a Dios. Por ejemplo, uno de los hijos de Aarón que fue quemado en el fuego, su nombre era Aviú, que significa “Él es el padre”. Así que nadie pensó que era realmente Dios el Padre.

Keith: Tengo que decirte, lo que me entusiasma y se lo digo a la gente, así que hay gente en algunos rincones, pero lo que me encanta de Las Perlas de los Profetas, y de vez en cuando sacas algo a colación y dices, “Bueno, ya sabes, el punto de vista cristiano es este…” y eso siempre es genial. Creo que es genial. En última instancia, lo que me alegra es que no estamos haciendo, es que no estemos tratando de averiguar cómo tener una de esas clases de debates en los que toman un versículo – y he visto éstos, ya sea el anti-misionero o lo que sea, van de un lado a otro, de un lado a otro, de un lado a otro… – y al final alguien dice, “siete para él y seis para él…” Lo que más me ha entusiasmado de este par de versículos es que me ha recordado, Nehemia, lo lejos que puedes llegar en términos de tratar de averiguar lo que dice la gramática. Quiero decir, saber lo que dice tiene que ser el punto de partida, no lo que quieres que signifique. Tiene que estar basado en lo que dice. ¿Y cómo averiguas lo que dice? Tienes que ser capaz de interactuar con él en su lenguaje, historia y contexto. Y creo que eso es… Para mí, estoy emocionado porque iba a ir a verlo también…

Nehemia: Si estuviéramos teniendo el debate judeo-cristiano, habría hecho algo completamente diferente, y podrías ir a buscar en la literatura. Si miras en la literatura, los anti-misioneros dirán, “Oh, esto ni siquiera es hablar del Mesías. Esto es el Rey Ezequías, y por lo tanto es completamente irrelevante para cualquier discusión sobre el Mesías, porque esto es algo que se completó y cumplió en el 700 y lo que sea, A.C. y es el Rey Ezequías”. Y leí esto y me dije: “¿En serio, señores?” ¿Rey Ezequías?

Keith: No estás de acuerdo con los anti-misioneros…

Nehemia: Absolutamente. No sólo eso, ciertamente los rabinos que eligieron esto como una sección para terminar, estaban pensando, “Incluso si este fuera el Rey Ezequías, esperamos que también sea un tipo de Mesías, y estamos buscando al rey que se sentará en el trono de David que literalmente tendrá paz sin fin”, porque Ezequías no tenía paz sin fin.

Keith: Y tengo que decirte, esto es lo que me emociona de eso – es el hilo, el hilo. Y hemos estado haciendo “Las Perlas de los Profetas”, ahora estamos en el 17, donde hemos podido hablar de David y hemos hablado de él en su lecho de muerte, y hablamos de Salomón, hablamos del reino y de Nacón, y de todas estas cosas que se están estableciendo. Y para mí, de nuevo, puedo mirar esto y estar muy, muy emocionado, pero voy a contarles el desafío. Lo que sí aprecio es el desafío de ir más allá, y de nuevo, de desmontar gramaticalmente para ver lo que dice y seguir desde ahí. Así que lo veo como algo realmente positivo. Realmente lo veo. Y realmente lo aprecio. Así que ésta era tu maniobra maestra. Nos tenías que familiarizar con esto.

Nehemia: Sólo quiero leer un pasaje más y luego voy a terminar con una oración. Hay una especie de pasaje paralelo que me hace pensar, que es… ¿Y por qué traigo el pasaje paralelo? Porque podrías venir y decir, “Oh no, Nehemia, te has desviado. Dijiste que esto es sobre el Mesías y queremos decir…” Estoy hablando con mis hermanos y hermanas judíos. Se van a enfadar conmigo. “¿Por qué dejas… por qué dices que esto es sobre el Mesías? ¿Por qué estás concediendo ese punto? Queremos discutir que es sobre Ezequías. No es sobre el Mesías”. Y no creo que eso sea correcto.

Pero incluso si es correcto, tenemos otro pasaje que es indiscutiblemente sobre el Mesías, y quiero terminar con ese pasaje. Es Ezequiel 37:24, “Mi siervo David será rey sobre ellos y todos tendrán un solo pastor. Seguirán mis ordenanzas y tendrán cuidado de observar mis estatutos. Vivirán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la que vivieron tus antepasados. Ellos y sus hijos y los hijos de sus hijos vivirán allí para siempre. Y mi siervo David será su príncipe para siempre. Haré un pacto de paz con ellos. Será un pacto eterno con ellos, y los bendeciré y los multiplicaré y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Mi morada será con ellos y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo, entonces las naciones sabrán que yo, Yehovah, santifico a Israel cuando mi santuario esté entre ellos para siempre”. Tal vez es que estoy leyendo el capítulo 9:6-7 o 5-6 de Isaías en hebreo, a través de la lente de Ezequiel 37, es posible. Pero cuando lo leo, estoy viendo al mismo mensajero, va a haber este período de paz eterna con un Rey Mesías, ungido con aceite que se sienta en el trono de David, y que esto suceda pronto. Que todos nos reunamos pronto bajo el reinado de este Rey Mesías. Y esa es mi oración. Yehovah…

Keith: No ores todavía, Nehemia.

Nehemia: ¿No puedo orar?

Keith: Adelante. No, no. Voy a dejarte orar, pero tengo un desafío. Quiero que la gente… Realmente creo que no podemos dejar pasar esto. Quiero que la gente eche un vistazo a estos versículos. Quiero que la gente pueda comentar, y especialmente quiero agradecer a nuestros socios, tenemos socios, la Comunidad Bear Tracks. Estos son nuestros socios de Las Perlas de los Profetas. Voy a preguntarles, de hecho me puse en contacto con ellos y, desafortunadamente, debido a que estamos haciendo esto temprano, no he tenido noticias de ellos, pero me gustaría que pudieran poner algo en común. Me encantaría añadirlo a nuestros comentarios sobre este versículo y toda la sección. Nuestra gente de la Comunidad de Bear Tracks, que realmente… ¿Recuerdas Bear Tracks, Nehemia?

Nehemia: Recuerdo que en las montañas de Colorado, tuve el mal de altura.

Keith: Nos elevamos y nos pusimos en alto. Quiero que… primero que todo, quiero agradecerles, pero quiero desafiarles a que armen algo que podamos agregar durante este tiempo para que la gente pueda leerlo. Ahora pueden seguir adelante y dar un cierre.

Nehemia: De acuerdo… Yehovah, Avinu shebashamayim, Yehovah nuestro Padre en el cielo, Yehovah Pele Yoetz, Yehovah maravilloso Consejero, Yehovah El Gibor, Yehovah Dios todopoderoso, Yehovah Aviad, Yehovah Padre eterno, Yehovah te pido y te oro, Padre, que pronto estemos en tu reino con shalom ein ketz, paz sin fin con el Sar Shalom, con el Príncipe de la Paz, sentado al kiseh David ve’al mamlachto, en el trono de David y en su reino. Me’ata ve’ad olam, ahora y para siempre. Kinat Yehovah Tzavaot ta’aseh zot, el celo de Yehovah de los Ejércitos hará esto, y Yehovah que tu celo, por favor Padre, Aviad, Padre eterno. Por favor, hazlo pronto, y tráenos esta paz y a nuestro Rey. Amén.

Keith: Amén.

Comentario adicional:

El profeta dijo a la casa de David: Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado; y aceptará la ley sobre sí mismo para guardarla, y su nombre será llamado ante el Maravilloso Consejero, el Dios Poderoso, existiendo para siempre, “El mesías en cuyos días la paz aumentará sobre nosotros”.

Targum Jonathan, Isaias 9:6[5] (Traducción de Nehemia)

El profeta dijo a la Casa de David que un niño nos había nacido, un hijo nos fue dado; y aceptó sobre sí mismo guardar la Torah, y su nombre es llamado ante la presencia del Maravilloso Consejero, Dios Todopoderoso que vive para siempre, “El Mesías en cuyos días la paz aumentará sobre nosotros”.

El Targum Isaías, Traducido por Bruce Chilton, página 21

Isaias 6:3
וְקָרָא זֶה אֶל זֶה וְאָמַר קָדוֹשׁ קָדוֹשׁ קָדוֹשׁ יְהוָה צְבָאוֹת מְלֹא כָל הָאָרֶץ כְּבוֹדוֹ:
Y uno clamaba ante el otro: Santo, santo, santo, es el SEÑOR de los ejércitos; la tierra entera está llena de su Gloria.

Jeremías 22:29
אֶרֶץ אֶרֶץ אָרֶץ שִׁמְעִי דְּבַר יְהוָה:
O tierra, tierra, tierra, escucha la palabra del SEÑOR.

Ezequiel 21:27[32] עַוָּה עַוָּה עַוָּה אֲשִׂימֶנָּה גַּם זֹאת לֹא הָיָה עַד בֹּא אֲשֶׁר לוֹ הַמִּשְׁפָּט וּנְתַתִּיו
Yo lo voy a derrocar, derrocar, derrocar, y ya no será más, hasta que venga aquel quien tiene derecho a él (reino); y se lo daré.

La imagen de “El llamado de Isaías” en la parte superior de esta página es cortesía del Digital Image Archive, Pitts Theology Library, Candler School of Theology, Emory University.

Abigail Espinosa, de 12 años, de Broomfield, Colorado, creó la siguiente obra de arte original para el episodio de esta semana de Las Perlas de los Profetas:

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply