Perlas de los Profetas #42 Matot (Jeremías 1:1-2:3)

En este episodio de, Perlas de los Profetas #42 Matot (Jeremías 1:1-2:3)

Nehemia Gordon y Keith Johnson discuten la parte de Profetas para Matot, cubriendo Jeremías 1:1-2:3. Gordon y Johnson proporcionan un contexto copioso para la vida y los tiempos de Jeremías y el desgarrador mensaje que entregó a Jerusalén. La palabra de la semana es “shoked” (shin, qof, dalet). Sus expresiones de “rama de almendra” y “diligencia” proporcionan una lección de destrucción creativa y un ejemplo de un clásico juego de palabras hebreo. Gordon cierra con una oración basada en el último versículo de la porción, agradeciendo a Yehovah por proteger las primicias de su cosecha en Jerusalén, en Israel y en todo el mundo.

Foto de Nehemia Gordon.

“La palabra de Yehovah vino a mí: ¿Qué ves, Jeremías? Le respondí: Veo una rama de almendro”. Jeremías 1:11

Las Perlas de los Profetas #42 – Matot (Jeremías 1:1-2:3)

Keith: Bienvenidos de nuevo a Las Perlas de los Profetas, ¡este es Keith Johnson con Nehemia Gordon en una serie de 2 partes! Así es, amigos, esta semana y la próxima no se anduvieron con rodeos, ¡nos dieron todo el pasaje en su contexto! Estamos en el libro de Jeremías, y me encanta cuando puedes empezar no sólo al principio de un capítulo, sino al principio de un libro.

Así que no hay forma de que hablemos de esta sesión sin dar un poco de contexto. Nehemia, estamos en la tierra de los profetas. Jeremías no vivía lejos de aquí, de hecho caminó por estas calles donde hemos estado. Chico oh chico, vamos a entrar en esto, pero antes de empezar, voy a ponerte en el… Eres de la Universidad Hebrea, estoy seguro de que debes haber estudiado – ¿cómo se llama Jeremías? ¿Qué significa su nombre? ¿De dónde viene? ¿Cuál es el contexto? ¿En qué momento de la historia está Jeremías? Vamos… Te estoy pidiendo que lo hagas.

Nehemia: Hablamos de lo que significa su nombre, estoy seguro de que lo hicimos. Yermiyahu es, “Yehovah se levantará”. Yarim-yahu. Yermiyahu es “Yehovah se levantará”. Y en realidad había un rey de Israel, ¿no es así?, que tenía un nombre similar. Que tenía el nombre de Yehoram, que es… en realidad había dos reyes. Uno de Israel y otro de Judá, llamado Joram, o Yehoram, que es el mismo nombre de Jeremías, justo al revés.

Sabes, cuando tienes ese Yud-Hei-Vav del nombre de Dios al principio es siempre Yeho, y al final de un nombre es siempre yahu, de estos nombres compuestos. Así que Yehoram y Yermiyahu son exactamente el mismo nombre, Yehovah se levantará.

¿Y de dónde era? No necesito ir a la Universidad Hebrea de Jerusalén para saber de dónde es. Dice en las palabras de Yermiyahu el hijo de Hilkiyahu el kohanim, de los sacerdotes que estaban en Anatot, en la tierra de Benjamín. ¿Dónde está Anatot? Eso es en el Israel de hoy en día… En realidad, hoy en día es un barrio de Jerusalén llamado Pisgat Ze’ev.

Keith: ¡Pisgat Ze’ev!

Nehemia: Y dentro, o dentro del área al lado, parte de eso es un lugar llamado Anata, es el nombre moderno de Anatot, así que está a unos 5 kilómetros, o 3 millas de la antigua Jerusalén, pero en realidad está dentro de los límites de la actual Jerusalén, Anatot, en la tierra de Benjamín. Y estoy bastante seguro de que hablamos de cómo había un sacerdote en la época de David, que entonces bajo Salomón fue y apoyó al hermano de Salomón, Adoniyahu, su nombre era Evyatar, y era descendiente de Eli, el sacerdote de Shilo, y así Evyatar fue desterrado a Anatot en lugar de servir en el Templo.

Así que quizás Yermiyahu, o Jeremías, es un descendiente de Eli y Evyatar, no lo sabemos. Pero definitivamente es de la misma ciudad que los kohanim que están en Anatot en la tierra de Benjamín. Y la antigua Jerusalén estaba en realidad en la frontera entre Judá y Benjamín, así que la Jerusalén actual – una gran parte de ella – está en la tierra de Benjamín.

¿En qué período profetizó? De nuevo, no necesito ir a la Universidad Hebrea para saber que fue en los días de Josías, hijo de Amón, rey de Judá, en el 13º año de su reinado. Así que podría decirte desde mi… y también en los días de Yehoyakim el hijo de Yoshiyahu, de Josías, hasta el 12º año de Tzidkiyahu. Así que básicamente, Josías, que era el rey, su famosa acción fue alrededor del año 621 AEC. No sé de dónde sacan ese 621 AEC, pero es lo que los eruditos le asignaron. Lo llaman la reforma de Josías. Josías fue el rey que descubrió, o su sumo sacerdote, llamado Hilkiyahu o Hilkiah, de ahí el nombre de mi editor, Hilkiah Press. Hilkiah descubrió esta Torah en el Templo después de que Josías ordenara la renovación del Templo, y entonces escucha la lectura de la Torá y rasga sus ropas y dice, “Espera, hemos estado pecando, no sabíamos que estábamos pecando”.

Así que es durante el reinado de este mismo Josías que Jeremías comienza a profetizar, y continúa en el reinado del hijo de Josías… dos de sus hijos Yehoyakim y Tzidkiyahu. Y en realidad, es interesante que en esta introducción, en los primeros tres versículos de Jeremías, hay alguien que no se menciona por primera vez, y es el penúltimo rey de Israel, cuyo nombre es Yehoyakhin, ¿o era el penúltimo? Siempre me confundo. Pero en realidad no lo mencionan, aunque se menciona más tarde en el Libro de Jeremías. Eso es toda una discusión en sí misma. Así que sí, ese es Jeremías.

Keith: Bueno, quiero decir esto: cuando estoy leyendo esto, y mientras nos preparamos, es como dije – una de las cosas que es un poco frustrante sobre Las Perlas de los Profetas es que estamos comprometidos a hacer las porciones que han sido seleccionadas, y de vez en cuando Nehemia va más allá y hace un poco más, un poco después, un poco antes, y de vez en cuando me quedo atrapado y digo, “Bueno, no podemos hablar a menos que hablemos de esto…”

Pero básicamente es un poco frustrante, porque sé que hay mucha gente que está escuchando. Algunas de las personas que lo hacen están muy familiarizadas con los Profetas, pero hay muchas personas, Nehemia, que no están familiarizadas con los Profetas, y muchas de las razones es que a veces la gente lee los Profetas, pero nunca profundizan para averiguar lo que está pasando.

Bueno, creo que este es sólo uno de esos grandes ejemplos, donde llegamos a entender, aunque hemos hecho varias secciones en Jeremías, ahora vamos a volver al principio. Este es en realidad el comienzo de su proceso. Así que hablando de él, un hijo de Hilkiah, y pienso en esto, pienso en cómo debía ser ese pueblo. No sé si era el pueblo del sacerdote, o si había muchos sacerdotes allí, o sólo un sacerdote allí, pero definitivamente Jeremías viene de esa casa. Así que piensa en eso. Ese es su contexto.

Keith: Cuando hablas de tu contexto con respecto a las enseñanzas rabínicas, no es como si un día llegaras y dijeras, “Sabes, déjame decirte lo que pienso sobre el tema de los rabinos”. En realidad creciste en una familia con un rabino. Y eso, si puedo decirlo, ha ayudado a informarte sobre cómo te has acercado a las Escrituras y lo que estás haciendo ahora. El punto es que de ahí es de donde vienes, y cuando pienso en Jeremías y en la lectura de los libros de los que hablamos – lenguaje, historia y contexto, hay veces que estoy leyendo en Jeremías que tengo que recordar, de ahí es de donde viene, esto es lo que es. Esto es lo que su padre fue, y este es el contexto para el que estaba profetizando. Así que creo que esta es una de las grandes introducciones para los Profetas, porque te da a Jeremías, te da a su padre, te da el contexto de su enseñanza, te da los reyes bajo los que estaba en realidad, y ya sabes, wow. Creo que es bastante interesante.

Nehemia: Y para mí el contexto aquí es… Hay algo trágico acerca de vivir en Anatot como un kohen, como un sacerdote. Así que Anatot es básicamente como dos colinas más allá del Monte del Templo. E imagina si en Yom Kipur… nos dan esta descripción en los escritos de los rabinos sobre la ceremonia en Iom Kipur, al menos como era en tiempos del Segundo Templo, donde tenían al sumo sacerdote, y él salía y hacía cierta oración que en realidad estaba basada… no era tanto una oración, era una recitación de estos pasajes de Levítico 16. Y como parte de la recitación proclamaría el nombre de Yehovah diez veces.

Y se nos dice en estos escritos que el sumo sacerdote saldría, haciendo el sacrificio, proclamaría el nombre de Yehovah, y no fue sólo algo que pasó muy rápido y fácilmente. Cada vez que proclamaba ese nombre, había una pausa y toda la congregación parada en el Templo se arrodillaba y proclamaba “Baruch shem kevod malkhuto le’olam va’ed“. Bendito sea el glorioso nombre de su reino, para siempre.

E imagina – eres Jeremías en Anatot, y tu familia ha sido desterrada de servir en el Templo, pero en Yom Kippur se podía oír realmente. Quiero decir, resonaría a través de las colinas, y está lo suficientemente lejos como para que no puedas estar involucrado, pero está lo suficientemente cerca como para que puedas oírlo resonar a través de las colinas, y oirías a la congregación proclamando, “Bendito sea el glorioso nombre de Su reino”, y sabes que los sacerdotes están allí en el Templo ofreciendo el servicio, y tú estás sentado allí en tu exilio. Estás en la tierra, pero estás exiliado del servicio en el Templo porque recuerdas lo que pasó en el tiempo de Elí y sus hijos, y toda esa situación, y con Evyatar y esencialmente traicionar al Mesías, el rey de Israel, Salomón. Y apoyaste al Mesías equivocado [riéndose] por lo que tu familia fue desterrada a Anatot. Imagina que estás lo suficientemente cerca para escucharlo, pero no puedes estar involucrado. Hay una tragedia en Jeremías, incluso en su pasado, en sus antecedentes, y en algunos aspectos – espera un minuto, ¿este tipo viene de Anatot? Es desterrado y se presenta en Jerusalén y dice, “Ustedes en el Templo, están pecando”.

Keith: Exacto.

Nehemia: Tengo un mensaje del Creador del universo…

Keith: Esa es la clave…

Nehemia: No importa si mi familia fue desterrada, tengo el mensaje porque Él me llamó a Su presencia.

Keith: ¿Y sabes lo que es interesante sobre eso, Nehemia? Cuando entramos en la llamada de Jeremías, lo que acabas de mencionar me parece muy poderoso. Así que conociendo el contexto, conoces a Jeremías… De nuevo, la gente puede decir simplemente, “Jeremías el profeta, Jeremías el profeta”.

Nehemia: “Jeremías era un perro grande y peligroso. Era un buen amigo mío”. [Risas]

Keith: Jeremías fue desterrado, expulsado. ¿Entiendes lo que quiero decir? Y ahora va a hacer esto, así que antes de hacerlo, ¿qué hace el Padre? Esto es realmente interesante para mí.

Nehemia: Lo llama.

Keith: ¿Pero cómo lo llama? Lo llama y le da lo que yo llamo… hablemos de ello, vayamos al grano. “La palabra de Yehovah vino a mí diciendo: ‘Antes de formarte en el vientre te conocí, antes de que nacieras te aparté. Te nombré profeta de las naciones.'”

Ahora bien, cuando lees el versículo 5, al menos para mí, cuando leo el versículo 5, “Antes de formarte en el seno materno te conocí”, inmediatamente pienso en los Salmos. Ya sabes, como esta idea de estar unidos en el vientre de la madre. Y viene a él y le da esto a Jeremías, y Jeremías dice esto, “¡Ajá!” [risas]

Nehemia: ¡Ay! ¿Qué?

Keith: ¿Qué? Lo dice la Biblia inglesa, en la NVI: “‘Ah, Señor soberano’, dije, ‘No sé cómo hablar…'” Por cierto, ¿qué te recuerda esto cuando escuchas eso? ¿”No sé cómo hablar”?

Nehemia: Me recuerda a Moisés.

Keith: Exactamente. También me recuerda a Moisés. Y luego dice, “Soy sólo un niño”. ¿Hay alguna forma de saber qué quiere decir con eso?

Nehemia: Para mí está claro lo que quiere decir. Yehovah está diciendo, “Mira, te he elegido como profeta. Incluso antes de que nacieras, tú eras el que he designado como profeta para las naciones”. Y escucha esto y dice: “¿Yo de Anatot? Mi familia fue rechazada, y yo soy sólo un niño. Hay sumos sacerdotes en Jerusalén, no me molestes. ¿De qué estás hablando?” Y él dice: “Mira, no sé cómo ir delante de una multitud y hablar, sólo soy un niño pequeño”. Y es interesante, porque ¿qué significa su nombre? Significa “Yehovah lo levantará”, y Yehovah está diciendo, “Mira, te estoy levantando, no hay nada que hacer”.

Keith: ¿Alguna vez averiguamos algo sobre la edad de Jeremías?

Nehemia: ¿Qué es lo que tienes? No lo creo.

Keith: No, no lo tenemos. Y todo lo que sabemos es que dice aquí, “Soy un niño”, y entonces no sabemos lo que eso significa realmente, no sabemos qué edad tenía ni nada de eso.

Nehemia: Bueno, podría tener 42, y está pensando, “Mira, hay ancianos allí que son los ancianos, ¿quién soy yo para ir ante los ancianos y decirles que están pecando, decirles que no están siguiendo la palabra de Dios?”

Keith: Vaya. Y aquí es donde entramos en esta conversación sobre la llamada. Esto es lo que me gusta del siguiente versículo. Entonces, Yehovah le dice, “¡No me digas que eres sólo un niño!” [Risas]

Nehemia: ¿Es una fecha?

Keith: Sí, es una fecha.

Nehemia: Esa es tu paráfrasis.

Keith: Esa es mi paráfrasis. No, es lo que dice, “No digas que soy un joven o que soy un…” de hecho, hagamos algunas preguntas, Nehemia. Cuando Jeremías dice “niño”, ¿es la misma palabra que usa para “niño” aquí? Sólo estoy tirando esto aquí.

Nehemia:Al tomar na’ar anokhi“. No digas “soy un na’ar“. Dice, “Ki na’ar anokhi“. Seguro que soy un niño. La misma frase exacta. Dice, “no digas”. ¿Sabes a qué me recuerda esto? Esto me recuerda a Isaías 56. Sé que está un poco fuera de tema, pero aquí está esta frase, “al tomar…” “no digas X, Y, Z.” Y luego Isaías 56, tenemos ese pasaje del que ambos hemos hablado muchas veces.

Keith: Aquí viene, amigos. Aquí viene Isaías 56 por séptima vez.

Nehemia: ¡Me encanta esto! Aquí tenemos un gran ejemplo. Dice en el versículo 3, “Al yomar ben hanekhar“. “Que no diga el hijo del gentil que se une a Yehovah,” “havdel yavdileni Yehovah me’al amo“, “Seguramente Yehovah me ha separado de su pueblo.” No debes decir eso si eres un gentil, porque eres parte de la gente de Yehovah. No digas, “Oh, no soy realmente parte del pueblo de Dios”. Eso, donde dice aquí “no digas que soy sólo un chico”, “Na’ar anokhi“. Y eso es exactamente lo que acaba de decir. Así que está diciendo, “No digas eso”. ¿Por qué? “Ki el kol asher eshla’khakha telekh,” “por todo lo que te enviaré, irás.” “Ve’et kol asher atazvkha tedaber,” “y todo lo que te ordene, lo dirás.”

Keith: Hombre, me encanta eso. Me encanta esa frase. ¡Me encanta esa frase! Porque dice: “Escucha, voy a ser yo quien te envíe; ve. Voy a ser el que te ordene; habla.” Ahora, aquí está la belleza para mí. Si él es el que envía… yo voy. Y si Él me está dando un mensaje – yo hablo. Es cuando no sientes que Él es el que te envió, o cuando no tienes un mensaje de Él, ahí es donde creo que hay un tema en el que debemos ser muy cuidadosos. Pero cuando sabes que Él te envió y cuando sabes que te está dando el mensaje, te dice que tienes que ser capaz de seguir adelante y hablar. Y luego, cuando llega al versículo 8, dice… ¿no es curioso? Ahora es un ejemplo de miedo contra visión. La semana pasada hablamos sobre el ver, y yo estaba tratando de ponerte un cebo, y no te dejaste provocar. Pero yo estaba diciendo, “Mira es, ‘ver'”, aquí ahora vemos.

Nehemia: Por cierto, si quiero ignorar las vocales en hebreo… Si quiero decir, “Oh, esas vocales, esos masoretas se las acaban de inventar”, podría leer esto y decir, “No veas…” ¡No tiene ningún sentido! Porque la única diferencia aquí… en realidad las vocales ni siquiera serían necesariamente diferentes, es que lo que llamamos el Yud histórico, que me dice que la raíz del Yud… es un Yud silencioso, y que me dice que la raíz Yud-Reish-Alef y no Reish-Alef-Hei. ¿Tuvimos una palabra de la semana la semana pasada?

Keith: No, no la tuvimos la semana pasada, y me siento muy mal por ello, después de que terminamos.

Nehemia: Uh oh, no, tenemos que tenerla. Pero sé cuál es la palabra de la semana.

Keith: Saben, amigos, tengo que decir algo. ¿Puedo tirar algo a nuestros Socios de Las Perlas de los Profetas y a todos los demás? Básicamente, nuestros Socios de Las Perlas de los Profetas de esta semana son los Macabeos. Ya nos han apoyado en varias ocasiones. Las cosas han cambiado radicalmente desde la primera vez que publicamos esto, y cuando lo publicamos estábamos de gira. Le decíamos a la gente: “Miren, vamos a pasar por esto, queremos recibir sus comentarios”. Pero quiero decir a la gente, aunque piensen, “Oh, no he dado mis comentarios”, es realmente importante. ¿Puedo repetirlo? Es realmente importante, cuando estamos revisando estas secciones y es el momento de hacer comentarios, la gente de todo el mundo está leyendo los comentarios, así que queremos desafiarte a que pongas tus comentarios justo en los comentarios de ElMurodeNehemia.com y bfainternational.com. Mucha, mucha, mucha gente está leyendo esos comentarios y nos encanta tener la comunicación.

Nehemia: Amén. Únanse a la conversación.

Keith: Así que no les tengan miedo.

Nehemia: No tengan miedo de publicar sus comentarios.

Keith: “Porque estoy contigo para librarte”, es lo que dice aquí. “‘Porque estoy contigo para liberarte’, ne´um Yehovah, dice Yehovah.” Luego viene la parte divertida. Aquí viene la demostración, Nehemia. ¿Te imaginas esto, ahora? Mira, ¿puedes imaginar esto? Y dice, “Y entonces Yehovah extendió su mano y me tocó la boca”. ¿De dónde sacamos eso? Isaías…

Nehemia: Lo que me recuerda, sí, pero allí estaba el ángel que tomó el carbón y se lo puso en la boca.

Keith: Exactamente, el ángel puso el carbón en su boca. Así que extendió su mano y me tocó la boca, y Yehovah me dijo, ‘ahora mira. Pongo mis palabras en tu boca.'” ¿Te imaginas eso?

Nehemia: Es increíble. Es una imagen tan poderosa.

Keith: [riéndose] ¡Qué gran imagen! Como, espera un minuto. Esperen. ¿Así que literalmente se extiende? ¿Esto es sólo una imagen, Nehemia? ¿Esto sucedió realmente?

Nehemia: Sucedió en una visión.

Keith: ¿Dónde dice que ocurrió en una visión?

Nehemia: Bueno, se nos dice que un hombre no puede ver a Yehovah y vivir, así que entiendo que esto es una visión.

Keith: Amigos, vamos a detener la grabación aquí por un minuto. Sólo un segundo. No, no detengan la grabación, ¡no se atrevan a detenerla!

Nehemia: Así que ahora me vas a obligar a volver al Libro de Números…

Keith: Voy a obligarte, sí.

Nehemia: Y ahí dice… ya sabes, esto es todo un asunto en el que Moisés tiene esta interacción con Miriam, y ella contrajo la lepra, ¿recuerdas esto?

Keith: Sí.

Nehemia: Esto es realmente un principio fundamental en el Tanakh. Números 12:6, y dice, leeré en la JPS y luego volveré al hebreo. “Y Él dijo, ‘Escuchen estas Mis palabras. Cuando un profeta de Yehovah se levanta entre ustedes, me doy a conocer a él en una visión. Hablo con él en un sueño. No así con mi siervo Moisés. Se confía en él en toda mi casa, con él hablo de boca en boca. Claramente y no en acertijos, y él tiene la semejanza de Yehovah. “¿Cómo es que no te has abstenido de hablar en contra de mi siervo Moisés?”

Así que cada profeta que vino o vendrá tiene una experiencia que las Escrituras llaman mar’ah, “una visión”. Moisés era diferente, y la diferencia es que Moisés estaba completamente despierto. No estaba en trance, no estaba dormido, y Yehovah le habló cara a cara. No sé qué significa eso exactamente, pero podemos tomarlo como algo bastante sencillo. Estaba completamente despierto, totalmente consciente, todos los otros profetas están en una especie de trance, una especie de visión. No significa que no sea real, pero están en esta experiencia espiritual donde lo están viendo. Moisés le está hablando como yo te estoy hablando a ti ahora mismo, Keith Johnson. Sentado cara a cara, hablándote, también Moisés le hablaba a Yehovah; no a Jeremías.

Y Jeremías nos cuenta cómo tuvo sus visiones. Habla de cómo estaría en el consejo de Yehovah, y desafía a los otros profetas. Él dijo, “Si tuviste esa clase de visión, cuéntanos sobre ella. ¿Pero escuchaste a Yehovah decir esas palabras estando de pie en esta corte celestial?” Ahora, ¿es la corte celestial un lugar físico? No lo creo. No lo sé. No sé cómo entenderlo como un lugar físico.

Pero por ejemplo, Jeremías 23:18… volvamos y démosles el contexto. Jeremías 23:16, empezaré: “Así dice Yehovah de los ejércitos: No escuchen las palabras de los profetas que les profetizan. Los están engañando. Las profecías que hablan son de su propia mente, no de la boca de Yehovah. Declaran a los hombres que me desprecian. Yehovah ha dicho, “Todo estará bien contigo”. Significa que los profetas están inventando esto para los que desprecian a Yehovah, “Todo estará bien contigo”. Y a todos los que siguen su corazón obstinado les dicen: “No te pasará nada malo”. No tienes nada de qué preocuparte, estás salvado, todo está bien.

Entonces dice en el versículo 18: “Pero el que ha estado en el concilio de Yehovah”, y ese concilio es este lugar que vemos…

Keith: Dales el capítulo.

Nehemia: Jeremías 23:18. “Pero el que ha estado en el concilio de Yehovah y ha visto y oído su palabra, el que ha escuchado su palabra debe obedecer”. Así que aquí está diciendo, “Mira, sólo están inventando cosas, les están diciendo lo que quieren oír. ¡En realidad lo escuché hablar con sus ángeles!” Sabes, tenemos esa imagen en 1 Reyes 22 y en el Libro de Job y en varios lugares… hemos hablado de esto. Hay una corte celestial, el consejo celestial donde Yehovah está hablando a los ángeles, y el profeta está parado allí y los escucha hablar. Y así es como Jeremías sabe lo que sabe, escucha estas cosas que suceden, y continúa. Me adelantaré.

Versículo 21: “Yo no envié a esos profetas, pero ellos se precipitaron. No les hablé, pero ellos profetizaron”. Versículo 22: “Si han estado en mi consejo”, Dios dice, el consejo de nuevo es esta corte celestial, “anuncien mis palabras a mi pueblo y háganlo volver de sus malos caminos y actos malvados”.

Keith: ¡Amén!

Nehemia: El punto aquí es que Jeremías estuvo en el consejo de Yehovah. Digo que es en una visión porque eso es lo que leí en Números. Si quieres estar en desacuerdo con eso, entonces bien, podemos tener esa conversación. Un versículo más, Amós 3:7. Dice, “El Señor Yehovah no hará ningún asunto si no ha revelado su consejo”, dice literalmente, la misma palabra de Jeremías, “a sus siervos los profetas”. En otras palabras, está hablando estas cosas a los ángeles, los profetas están invitados a entrar y escuchar si Yehovah va a hacer algo importante.

Keith: Amén. Y en esta situación, ya sabes, esta imagen de Yehovah extendiendo su mano y tocando su boca. Vaya.

Nehemia: Y eso encaja perfectamente con la imagen del concilio, porque recuerden – eso es exactamente lo que Isaías y Ezequiel describen; están de pie allí, y ven el trono, y ven los diferentes ángeles alrededor del trono, proclamando, “Santo santo santo”, etcétera. Ese es el consejo de Yehovah, y Jeremías nos dice que estuvo en el mismo consejo, y ahí es donde creo que está sucediendo.

Keith: Sí, genial. “Mira, te he nombrado en este día sobre las naciones y sobre los reinos para arrancar y derribar, para destruir y tumbar, para construir y plantar.” Y antes de que digas algo sobre esto, sólo quiero darle a la gente Jeremías 18:7-10 Ezequiel 32:18 y 2…

Nehemia: ¿Es eso una tarea?

Keith: Sí, deberes. Y también para construir y plantar, Isaías 44:26-28, Jeremías 24:6, 31:28. Estas son cosas que mientras estamos pasando por esto, pero esta frase cuando dice, “Arrancar y derribar”. ¿Es eso justo? ¿Te gusta esa traducción?

Nehemia: Yo lo traduciría como “quitar y derribar, destruir y demoler, construir y plantar”.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Y tengo dos palabras para este versículo – “destrucción creativa”. Hemos hablado de cómo tenemos esta tensión creativa.

Keith: A mi esposa Andrea se le ocurrió esto. La tensión creativa, ella lo llama. [Riéndose]

Nehemia: Así que lo que tenemos en este versículo es la destrucción creativa.

Keith: No es destrucción, es destrucción creativa.

Nehemia: Bueno, lo es, porque el fin es construir y plantar. Así que primero, las cosas necesitan ser derribadas, tengo que llamar a las naciones… De nuevo, me encanta esto, de nuevo – tiene la palabra goyim aquí, “las naciones”. Es interesante, porque pienso en los Profetas como tal vez de… Lo llamaré como es. Es una forma israelocéntrica de leer las Escrituras, lo admito. Hay una forma judeocéntrica de leer las Escrituras que es mi herencia, y leo esto, y esto es una profecía para las naciones. Es para los gentiles.

Keith: Bueno, lo que tengo que decirte, Nehemia, de lo que hablabas antes sobre el trance en el que está Jeremías, en el versículo 11, es donde se pone realmente interesante, porque creo que eso muestra la imagen de lo que estás diciendo exactamente. “Palabra de Yehovah vino a él diciendo: ‘¿Qué ves, Jeremías?'”

Este ha sido uno de estos pasajes, tengo que decir, a medida que pasa por aquí, donde realmente, realmente, realmente me encanta esto. Me encanta que lo haga pasar por lo que yo llamo “la prueba”. Algunas personas hablan de la prueba del olfato, la prueba del ver. Él dice, “¿Qué ves Jeremías?” Y Jeremías dice: “Veo una vara de almendro”. Ahora piensa en esto. Podría haber dicho: “¿Qué ves, Jeremiah?” Y podríamos haber cortado hasta el final e ir directamente a la aplicación de lo que él ve. En cambio, lo lleva a través del proceso. Entonces Yehovah le dice, “Has visto bien, porque estoy vigilando mi palabra para cumplirla.”

Nehemia: ¿Cuál es la conexión…?

Keith: ¡Espera, estoy haciendo la pregunta! “Veo una vara de un almendro”, eso es lo que dice en inglés.

Nehemia: Así que en realidad traigo esto como un ejemplo de juego de palabras en hebreo en mi libro “El Yeshua hebreo contra el Jesús griego”.

Keith: ¿Vas a leer?

Nehemia: No, no voy a leer.

Keith: Por cierto, quiero decir que no me estoy burlando, Nehemia, me pareció hermoso que leyeras.

Nehemia: Está en el libro El Yeshua hebreo contra el Jesús griego, y en el DVD…

Keith: Tienen que conseguir ese libro.

Nehemia: También puedes ver el DVD en YouTube. Así que aquí hay un juego de palabras hebreo clásico que es una parte integral de la profecía; en inglés no tiene sentido. No sé cómo puedes leer eso y darle algún sentido. Dice, “¿Qué ves?”, y dice “Makel shaked ani ro’eh“, veo una rama sacudida. Y luego dice oh, “ki shoked ani dvari la’asoto,” porque soy vigilante, yo traduciría – diligente sobre mi trabajo para hacerlo. Y es interesante. Usa este verbo de nuevo y… tienes que leer esto, que es Jeremías 31:28, que creo que estaba en tu tarea, ¿no es así, lo que acabas de dar?

Keith: Sí.

Nehemia: Dice, “Sucederá”, “shakadeti alehem“, “seré diligente con ellos”. “Lintosh velintotz, vela’haros veleha’avid uleh’hare’ah“, la misma serie de verbos que acabamos de leer…

Keith: Eso es, voy a hacerte una pregunta.

Nehemia: No, no, espera, Él dice, “Ken eshkod aleyhem livnot velinto’a,” “‘Así que también seré diligente, o vigilante, sobre ellos para construir y plantar’ dice Yehovah.” Y lo interesante es que el contexto en Jeremías 31:28 es el brit chadasha, el Pacto Renovado. Así que está diciendo, “Estaré tan sorprendido, como una rama de almendro, tan atento a construir como a derribar”. Quiero decir, esto es claramente una continuación…

Keith: ¿Puedo ir más despacio y decir algo para que lo entiendan? Porque quiero ir más despacio y quiero que entiendan esto mientras escuchan. Hablaste de un juego de palabras en hebreo, y de nuevo, en inglés, en la NVI por ejemplo, o en la NASB que estoy leyendo, dice, “¿Qué ves Jeremías?” Y dice: “Veo una vara de almendro”, ¿de acuerdo? Y la palabra “almendro” aquí es shake.

Entonces Yehovah me dice, “Has visto bien, porque estoy shoke“. Esa es la palabra del juego de palabras. Ahora, quiero parar un segundo. Nehemia, ¿por qué alguien querría… qué es todo este hebreo de ida y vuelta… las antiguas fuentes hebreas, y hebreo esto y hebreo aquello? Paremos por un segundo.

Cuando escucho ese versículo y miro el inglés y miro mi hebreo lado a lado y veo esas palabras saltar de la página, me emociono. ¿Por qué hebreo? ¿Qué pasa con el hebreo? ¿Qué tiene el lenguaje que permite…? Y sólo te estoy haciendo esta pregunta. Quiero decir, podría haber elegido cualquier idioma, ¿qué tiene el hebreo?

Nehemia: Si leemos los capítulos 1 a 10 de Génesis vemos que hay todos estos nombres hebreos, y sólo tienen sentido en hebreo, y parece que el hebreo era el idioma antes de que Dios mezclara los idiomas. El idioma original, es un idioma del que en Sofonías 3:9 Él habla, “Les daré un idioma puro, todos invocarán mi nombre, Yehovah, con un solo acuerdo”. Así que el hebreo es el idioma en el que Dios habló al mundo para que existiera. Creó el mundo a través del idioma hebreo, y el idioma hebreo tiene una cierta característica, que es que es un lenguaje basado en los verbos, un lenguaje basado en la acción, y los sustantivos a menudo se derivan de estos verbos, y a veces viceversa. Así que aquí tienes esta palabra “shaked“, que es una rama de almendra, y tiene “shoked“, que significa ser vigilante o diligente, y en hebreo se oye eso y hay una asociación inmediata, una conexión inmediata. Y hay un montón de pasajes enteros en la Biblia que se construyen sobre algún verbo o alguna acción que luego se convierte en un concepto central, que aparece una y otra vez, puedo darte un millón de ejemplos…

Keith: Pero esto es lo poderoso de esto; podría leer este versículo 57 veces diferentes en la NASB y nunca lo entendería.

Nehemia: Sí, y en el hebreo es inmediatamente obvio. De hecho, es el punto principal. Es el punto central.

Keith: Exactamente. Así es Jeremías. ¿Crees que Jeremías no hizo la conexión entre los dos? Quiero decir, Jeremiah entiende claramente que eso es de lo que está hablando. Quiero decir, yo sólo…

Nehemia: Para que la rama de almendro simbolice la diligencia de Dios para cumplir su palabra, también le recuerda el evento que ocurrió con Aarón, con la rama de almendro, y el florecimiento, y el ser puesto en presencia del Arca, no dentro del Arca. Así que hay una serie de asociaciones cuando dices: “Oh, veo una rama de almendro, soy diligente”, y luego como que revisa ese tema, lo que significa que Jeremías 31:28 es un recordatorio, “‘Sucederá que mientras velaba, sacudía, sobre ellos para arrancar, para derribar para demoler, para destruir y para afligir, así sacudiré, velaré sobre ellos para edificar y para plantar’ dice Yehovah”.

Keith: Esto podría ser la devoción matutina de alguien, sólo estos dos versículos, los versículos 1:11 y 1:12, y sólo tener la oportunidad de ver esas palabras saltar de la página así, y por qué dijo que lo viera, y se pone mejor porque el siguiente versículo dice esto…

Nehemia: No, no voy a dejarte ir al siguiente versículo. Voy a traer algo un poco fuera de tema. No está en una de las porciones de los Profeta, pero tiene nuestra palabra, y es Jeremías 44:26-27, y ahí tenemos esa palabra shoked, que es exactamente la misma palabra, así que ¿puedo leer estos dos versículos?

Keith: Por favor.

Nehemia: Muy rápido, para que podamos seguir. 44:26-27, voy a leérselo en la traducción de JPS, Jewish Publication Society. “Sin embargo, escuchen la palabra de Yehovah, todos los judíos que habitan en la tierra de Egipto”. Esto es interesante, porque Jeremías comienza en Anatot, emigra a Jerusalén donde profetiza, y luego termina siendo llevado como prisionero a Egipto por los judíos que sobrevivieron a la destrucción del Templo. “Sin embargo, escuchen la palabra de Yehovah, todos los judíos que habitan en la tierra de Egipto, ‘Juro por mi gran nombre’, dijo Yehovah, ‘que ninguno de los hombres de Judá en toda la tierra de Egipto volverá a invocar mi nombre, diciendo, ‘como vive Yehovah’. Seré shoked, seré una rama de almendra, seré diligente, vigilaré por ellos para su daño, no para su beneficio. Todos los hombres de Judá en la tierra de Egipto deben ser consumidos por la espada y el hambre hasta que dejen de serlo”.

¡Vaya! Así que Dios está diciendo que es diligente con los judíos de Egipto. Dice literalmente en hebreo “hacer el mal”, lera’ah. Y dice que juró que ya no dirían su nombre, y esto significaba que Dios iba a hacer el mal con ellos diligentemente. ¡Impedirles que dijeran Su nombre! Si hubieran invocado Su nombre, Él habría respondido a sus oraciones, eso es algo que hemos visto antes – que cuando tienes un momento difícil, que fue en la oración de Salomón, cuando algo va mal, eres atacado por un enemigo, invoca Mi nombre y yo te responderé. Así que les dice: “Nunca más dirán mi nombre”. Les negó el uso de su nombre para poder cumplir diligentemente con el castigo por sus pecados. Y originalmente, los judíos de Egipto fueron aniquilados hasta el último hombre porque no podían decir el nombre de Yehovah, eso era una maldición.

Para mí eso es… ¡vaya! Eso me hace dar un paso atrás y decir, “Uh oh. ¿Esta gente fue aniquilada?”

Y es interesante – no puedes mostrarme en ningún lugar un mandamiento en la Torá, en el Tanakh, en ningún lugar de la Biblia hebrea que diga “No digas mi nombre”, de la manera en que se enseña nuestra moderna tradición rabínica. Y esto es lo más cercano donde Dios dice, “Aquí está la maldición sobre los judíos de Egipto que tomaron a Jeremías como prisionero. Serán aniquilados hasta el último hombre porque no podrán decir mi nombre”.

Y yo digo: “Un momento, no quiero estar bajo esa maldición; quiero invocar el nombre de Yehovah y pedirle su salvación, su…” Como le dijo a Jeremías: “Voy a rescatarte”, necesito invocar ese nombre para que Él responda. No quiero estar bajo la maldición de los judíos de Egipto. Quiero que sea diligente y que responda cuando lo llame.

Keith: Amén, que así sea.

Nehemia: Versículo 13.

Keith: Sí. “La palabra de Yehovah vino a mí por segunda vez diciendo, “¿Qué ves?” Y yo dije: “Veo una olla hirviendo mirando hacia el norte”. Entonces Yehovah me dijo, “Del norte el mal estallará sobre todos los habitantes de la tierra.” ¿Necesitamos un juego de palabras, o está bastante claro?

Nehemia: Hay un juego de palabras, pero sigamos adelante. Hay un juego de palabras ahí, porque la palabra para hervir es… pero sigue.

Keith: No, no, y en realidad la gente puede echar un vistazo a esto…

Nehemia: Así que la palabra tipatach y nafu’akh es un juego de palabras allí. ¿Cómo se traduce tipatakh en la tuya?

Keith: ¿Romper?

Nehemia: Romper, así que la palabra “romper” suena como si no fuera de la misma raíz, pero suena muy parecido a la palabra “hervir”.

Keith: Amén. “Porque he aquí que llamo a todas las familias de los reinos del norte,” declara Yehovah, “y vendrán y pondrán cada uno de su trono a la entrada de las puertas de Jerusalén y contra todos sus muros alrededor y contra las ciudades de Judá.”

Keith: Antes de que sigas adelante, aquí estamos sentados. Así que ayer tuvimos un día libre, amigos. Hey, tuvimos un día libre, amigos, y el día libre fui y pasé el tiempo en la Ciudad Vieja la mitad del día, y la mitad del día fui a un pueblo árabe, pero el punto es que estuve junto a las actuales murallas, que no son necesariamente las mismas murallas… pero básicamente dice aquí, “uno de sus tronos a la entrada de las puertas de Jerusalén”, y con Nehemia hemos estado en algunas puertas…

Nehemia: Algunas de ellas son las mismas puertas.

Keith: Fuimos a una de las puertas, y nos sentamos fuera…

Nehemia: E hicimos un audio blog allí, sí. La gente puede suscribirse en el Muro de Nehemia, el audio blog, ir a iTunes o a su programa de podcast favorito, escribir en el Muro de Nehemia, y encontrará mi podcast. Suscríbete y tendrás estas actualizaciones.

Keith: Así que aquí dijeron, “Cada uno de estos que está hablando a las puertas de Jerusalén, y contra todos sus muros alrededor y contra todas las ciudades de Judá”. Así que enviaron a cada uno de su trono a la entrada, o a su silla, ¿o es un trono? Básicamente están sentados allí.

Nehemia: Quiero hablar de lo que esto significa, a lo que se refiere. ¿Quién es el enemigo del norte? Y hay dos maneras de leer esto, tal vez ambas sean válidas. Pero en primer lugar, tenemos que preguntar – cuando Jeremías dijo esto, ¿de quién estaba hablando? Cuando Yehovah le dijo esto a Jeremías, claramente estaba hablando de la invasión babilónica. Lo sabemos porque leímos el resto del libro. Y los babilonios vienen y sitian Jerusalén.

Pero imagínense, él está diciendo esto al principio de su ministerio, y la gente está diciendo, “Este tipo está loco, ¿de qué están hablando? Estamos con la gente adecuada, tenemos la alianza con Egipto, no tenemos nada que temer. ¿De qué estás hablando? ¿Van a venir a invadir? Salgan de aquí.” Pero esto se hizo realidad.

Pero definitivamente creo que hay gente que leerá esto hoy y dirá, “Oh, el enemigo del norte, que es Rusia o la Unión Europea”.

Keith: Iba a llegar a eso…

Nehemia: Entonces, ¿puedes hablar de eso?

Keith: No. Así que leen esto y dicen que se trata de la actualidad, así que quién está en el norte ahora que no estaba en el norte entonces, y luego nombran los nombres de las naciones, y dependiendo de la situación política, y esto ha sido histórico, que la gente ha hecho eso.

Nehemia: Y por cierto, estando Babilonia en el norte, en realidad está al noreste de Israel, pero cuando vienes de Babilonia a Israel no puedes atravesar el desierto de Siria, en aquel entonces, así que viajaste a través de la propia Siria, literalmente bajando desde el norte. Desde la perspectiva de un israelita, Babilonia está al norte, lo que significa que vas hacia el norte y luego giras a la derecha en algún lugar y vas hacia el este. Pero básicamente, vienes del norte, bajando a través de Damasco y el Líbano.

Entonces, ¿a quién se refiere esto? ¿Es la Unión Europea? ¿Esto es Putin? ¿Podemos encontrar la palabra aquí que basada en Gematria es el mismo número que Putin, y tal vez si lo leemos al revés es el nombre Putin, niput? ¿Qué es Putin al revés? ¿Nitup?

Keith: Nitup. No creo que sea así.

Nehemia: Aquí está la palabra nitup, tipatakh mitzafon. Tipatakh es la palabra “estallará”, y eso es Putin. No lo sé. ¿Podemos hacer eso? ¿Es legítimo?

Keith: Bueno, no lo creo.

Nehemia: No sé si no es legítimo. Aquí está la pregunta más fundamental, y por favor, ven a ElMurodeNehemia.com y al sitio web de Keith BFAInternational.com y comparte tus pensamientos sobre esto. ¿Es legítimo que esto pueda estar hablando de los babilonios en tiempos de Jeremías y alguna futura nación que ni siquiera… aún no sabemos.

Keith: No sé por qué no podría hacer eso…

Nehemia: Sí, doble cumplimiento y cumplimiento múltiple. Es interesante que cada vez – ve a buscar esto – creo que hay una excepción, pero casi cada vez que Jerusalén ha sido capturada, siempre fue capturada desde el norte. En realidad hay una razón geográfica para ello – que el Monte Scopus tiene vistas a la Ciudad Vieja de Jerusalén, y si quieres capturar Jerusalén, primero tienes que ver lo que está pasando, tienes que capturar el Monte Scopus. Entonces sabrás, “Ok, aquí es donde ataco”. Así que siempre ha sido capturado desde el norte.

Keith: Sí, y miras y ves… y aquí es de donde habrían venido. Vaya. Increíble.

Nehemia: Además, el lado norte de la ciudad tiene las defensas más débiles. Porque en los otros tres lados están estos profundos desfiladeros, así que si vas a capturar la ciudad, lo haces desde el norte. Incluso en 1967, en la Guerra de los Seis Días, la capturaron desde el norte, pasaron por la Puerta de los Leones.

Keith: Vaya. “Así que pronunciaré mi juicio sobre ellos, sobre toda su maldad por la que me han abandonado y han ofrecido sacrificios a otros dioses y han adorado las obras de sus propias manos.” Y hemos hablado mucho de esto. No quiero seguir adelante si quieres decir algo al respecto, el siguiente versículo para mí es una especie de imagen de atleta. “Ahora ciñe tus lomos y levántate…” [Risas]

“y habla con todos los que te ordeno”, porque Él dice antes, “Yo seré el que te ordene”. “No te desanimes ante ellos…” ¡y esto me encanta!

Nehemia: Dice, “no temas” no tengas miedo, porque entonces yo te haré tener miedo.

Keith: Esto es lo que me encanta de esto, dice, “Mira, si vas a tener miedo ante ellos, entonces voy a hacer que tengas miedo”.

Nehemia: Y la palabra no es sólo “miedo”. Tekhat, que es como estar aterrorizado. “No te aterrorices, no sea que yo te aterrorice ante ellos”.

Keith: Sí. Estar aterrorizado. Pero lo que me encanta de esto es que básicamente dice: “Mira, no tengas miedo, porque si vas a tener miedo, yo haré que tengas miedo. Simplemente no tengas miedo”. [Risas]

Nehemia: Y me encanta la imagen de este siguiente versículo.

Keith: ¡Vamos, dilo!

Nehemia: “Y he aquí que te haré o te pondré hoy como un eer meevtsar, como una ciudad fortificada, u’leh’amood barzel, y como un pilar de hierro, u’lekhomot nekhoshet, como un muro de latón, bronce o cobre, sobre toda la tierra.” Hoy escuchamos eso y nos preguntamos: “¿Cuál es el significado de que sea hierro y latón?” Eso es porque sus cosas estaban hechas de piedra. El hierro y el bronce, son materiales mucho más fuertes, pero nunca se puede hacer una pared de hierro o bronce, porque no tenían mucho hierro o bronce. Tu espada está hecha de hierro o bronce, la pared está hecha de piedra.

Pero imagina si tuvieras suficiente, y en términos modernos en lo que tienes que pensar es en el acero. Vas a hacer un muro de acero. Vaya, es un muro bastante fuerte en comparación con algo hecho de yeso o algo así. Así que esta es una imagen de, “Wow, Dios no sólo va a ser nuestra defensa, no sólo va a ser nuestra fortaleza, no sólo va a defendernos. Va a ser para nosotros este muro de bronce!” Imagínese, vienen con el ariete, y en lugar de que destroce la pared, sólo es absorbido por el bronce. Bastante bueno.

Keith: Vaya. Adelante, sigue leyendo.

Nehemia: “Para los reyes de Judá y para los oficiales y para los kohanim, sus sacerdotes, y para la gente de la tierra.”

Keith: Y van a luchar contra ti…

Nehemia: Pero no prevalecerán.

Keith: Van a luchar contra ti. Mira, no dice, “Voy a mantenerte alejado de la lucha”. Hablo mucho de esto. Me encanta esto. Dice: “Van a luchar contra ti, vas a estar en una pelea. Van a luchar contra ti, pero no te vencerán”. Está usando la palabra “vencerás”. No lo harán… ¿puedo decir esto? No podrán.

Nehemia: Eso es literalmente lo que dice en hebreo. “Ellos no…”

Keith: Sí, lo saqué de la NASB.

Nehemia: Oh, lo han hecho bien.

Keith: Me lo inventé.

Nehemia: Oh, ¿lo sacaste del hebreo? ¿Haces trampas mirando el hebreo?

Keith: Sí, estoy haciendo trampas.

Nehemia: Sólo yo puedo mirar en hebreo. Tú quédate en inglés. Estoy bromeando.

Keith: Oye, por cierto, quiero parar aquí un segundo sobre eso, porque quiero tener un Minuto de Ministerio sobre lo que acabas de decir. Ha habido un problema real… He estado hablando con algunas personas sobre la serie en la que estamos actualmente, si no has oído hablar de ello, estamos en un curso de hebreo para principiantes. ¿Y sabes qué? Tengo que decir algo, probablemente será la cosa más controvertida que voy a decir y tendrás que equilibrarme.

Dijiste: “Oye, ¿estás mirando el hebreo? Soy la única persona que se supone que debe mirar el hebreo”. Así que tuve una interacción hace mucho tiempo con un hombre, se llamaba rabino. No era un rabino de verdad, pero a este hombre le llamaban rabino, y su punto era que no debes aprender hebreo, porque si aprendes a leer hebreo… durante una hora entera discutió sobre por qué nunca debes aprender hebreo, porque si aprendes hebreo te llevará por mal camino, y te metes en todo tipo de cosas que no son buenas para ti, etcétera. Y su punto fue, “No necesitas aprender hebreo. Yo lo tengo, así que sólo lo aprendes de mí.” Y con toda seriedad, esto fue un desafío para mí. Esto ocurrió, ahora hace unos 12 años, creo que es así.

Nehemia: Creo que fue más que eso.

Keith: No, son unos 12 años, y siempre me he sentido frustrado por su enfoque. Porque su enfoque era, “Tengo las respuestas. Tengo el acceso a las respuestas”, y lo que solía frustrarme de este hombre en particular – no voy a hablar de él, voy a borrar su nombre de mi boca – enseñaba algún concepto, y tenía conjuntos enteros de vídeos, y mirabas el concepto y él decía, “Y creemos eso y sabemos eso, y la tradición es esto, y la Gematria es esto, y el significado oculto es esto, y el asunto es esto, y él nunca jamás me daría la habilidad de ir y averiguar dónde estaba hablando.

Nehemia: Así que básicamente, nunca podrías saberlo sin él.

Keith: Nunca podrías saberlo sin él – eso fue un precursor de Minuto de Ministerio – es que una de las razones por las que estoy tan convencido de que necesitamos dar a la gente el acceso, como dijiste, “Keith, tú también estás mirando hebreo”. Y quiero decirle a la gente, “¿Saben qué? Pueden mirar el hebreo también”.

Nehemia: Amén.

Keith: Puedes aprender a usar algunas de las herramientas para esto. Diré algo, y quiero decir esto, Nehemia, para honrar el largo proceso en el que ha estado la gente, ya sea como crecieron. Ya sabes, dices que fuiste a la escuela cuando eras un niño pequeño y el primer, segundo y tercer grado están leyendo hebreo, y es un idioma fácil, y luego vas de allí y estás aprendiendo de otras personas, y luego vas a la escuela y luego estudias por tu cuenta, realmente es un proceso de toda la vida. Eso es lo que yo diría – el hebreo es un proceso de toda la vida.

Pero aprender a ser capaz de saber lo que es una palabra, y entender esa palabra, parte de la gramática que la rodea, es realmente el motivo por el que he creado este curso. Este curso es para la gente que quiere…

Nehemia: ¿Cómo se llama el curso?

Keith: Se llama “Curso de Audio de Hebreo Bíblico”. Es un Curso de Audio de Hebreo Bíblico de Bocados de Escritura, y la razón por la que lo traigo a colación es que como que me guiaste a eso, dijiste, “Oye, se supone que no debes mirar eso”, y hay gente que diría, “No lo mires, porque te confundirá, quién sabe, tal vez un día decidas que quieres convertirte”.

Y quiero decir algo: ¿por qué deberíamos tener miedo del lenguaje que Dios eligió? ¿Por qué deberíamos tener miedo del lenguaje…? Ahora, todas las cosas que vienen con él, no estoy a favor. No estoy a favor de todas las otras campanas y silbatos que no tienen que ver con el texto, simplemente no lo estoy. Pero estoy a favor de que la gente tenga la oportunidad de interactuar con el texto, y esta es una oportunidad para que lo hagan a un nivel de principiante, y quién sabe, tal vez vayamos a un nivel intermedio más tarde, pero por ahora dando a la gente la oportunidad de hacerlo para que puedan conocer esa palabra.

Por ejemplo, “Lucharán contra ti, pero no podrán”, en inglés dice “‘para vencerte, porque estoy contigo para librarte’, declara Yehovah”. Podrían pasar por eso. Y déjame darte una última cosa. En la primera lección, garantizada al final de la primera lección, leerán un versículo de la Biblia hebrea y sabrán lo que significa.

Nehemia: Vaya.

Keith: Sí. Después de la primera lección. De todas formas, quiero agradecerte que me hayas dado esa bola lenta.

Nehemia: ¿Este es el versículo, “Y el Señor ha hablado a Moisés diciendo…”?

Keith: No. Pero me diste una bola lenta, y quiero decirte que lo digo en serio, que la gente debería tener la oportunidad de tener acceso…

Nehemia: Y podrían encontrar eso en su sitio web BFAInternational.com.

Keith: Sí, BFAInternational.com, primera página.

Nehemia: Impresionante. Sabes, realmente aprecio lo que dijiste, me has dicho esto antes y realmente me inspira. En mi ministerio, la Fundación Hebrea Makor, se trata realmente de empoderar a la gente con información, llevarlos de vuelta a las fuentes hebreas de su fe para que no tengan que depender de… Solías decir esto, que había gente por ahí que se presentaba, tal vez ni siquiera eran judíos, pero decían, “Soy el judío con el secreto, y tienes que pagarme el dinero para obtener el secreto”. Y nunca podías obtener esta información por tu cuenta, siempre tenías que pagarles y revisar sus videos y hacer sus enseñanzas. Nunca pudiste ir a las fuentes por ti mismo y descubrir esto, ¿es eso cierto?

Keith: ¡Eso es exactamente…!

Nehemia: Esto realmente resuena en mí, este problema, porque cuando estaba creciendo, la forma en que me enseñaron es que nunca lees un versículo por sí mismo – siempre lo lees con el rabino enseñándote lo que significa. Y leíamos un versículo – recuerdo que yo era un niño pequeño, estaba sentado en la Yeshivá de Telz con un tutor, que era uno de los estudiantes avanzados de la Yeshivá, y mi padre lo contrató como tutor, y nos sentábamos allí y leíamos. Y cuando leíamos el versículo de Génesis, y leíamos lo que decía Rashi, leíamos el versículo del Génesis, leíamos lo que decía Rashi, y recuerdo que pensaba, “Wow, Rashi es tan inteligente”. Es un rabino del siglo XII. Recuerdo que pensé: “Leí ese versículo y nunca lo hubiera sabido. Él da el significado, y yo nunca habría llegado a la conclusión de que ese era el verdadero significado del versículo, y recuerdo haber orado a Dios, pensando, “Dios, quiero que un día sea tan inteligente como Rashi, que pueda leer ese versículo y llegar a la misma conclusión a la que él llegó.”

Y muchos años más tarde, y ahora puedo decir con total confianza, teniendo una maestría de la Universidad Hebrea de Jerusalén, definitivamente sabiendo más hebreo del que sabía Rashi en el siglo 12, porque mira, se han descubierto cosas que él no sabía, que sólo lo estaba inventando. Lo que hacía era leer un versículo y decía, “Bueno, un rabino dijo que esto es lo que realmente significa, así que déjame decirle a la gente que eso es lo que significa”. Pero no hay manera de que puedas leer ese versículo y llegar a esa conclusión a menos que tengas esa información adicional que fue inventada.

Y me di cuenta de que quiero dar poder a otras personas con ese mismo tipo de información. No quiero que la gente diga, “Oh, nunca podremos saber esto a menos que escuchemos lo que Nehemia tiene que decir, y entonces cuando se lo digamos a la gente, este es el secreto de Nehemia que ahora estamos compartiendo”. No se trata de eso para mí. De lo que se trata para mí es de dar poder a la gente con esa información para que puedan poseerla por sí mismos, para que puedan ir… Les mostraré la fuente, mirarán la fuente, irán a comprobar si lo que dije es correcto sobre la fuente, y dirán, “Vaya, esto no tiene nada que ver con Nehemia. Esto es lo que dice en el Códice de Alepo”. “Esto no tiene nada que ver con Nehemia. Esto es lo que dice en el Códice de Leningrado”. “Esto no tiene nada que ver con Keith. Esto es lo que dice en esta antigua fuente judía, esto es lo que dice en esa antigua fuente judía”. Y pude mirar y puedo ver esas tres letras de la raíz por mí mismo, y puedo ver que la palabra shakes es Shin-Kuf-Dalet.

Keith: ¡Dales eso, más despacio y dilo otra vez! ¡Más despacio y dales eso!

Nehemia: La Palabra de la Semana shaked, Shin-Kuf-Dalet, que significa tanto rama de almendro o almendra, y también significa ser diligente, y puedes ir a buscar eso por ti mismo, ¡no necesitas a Keith! ¡No necesitas a Nehemia! ¡No necesitas a un judío con un secreto o a un metodista con una revelación! La revelación es que tenemos que darnos el poder con esta información para que no nos gobierne esta… esta gente nos está llevando por mal camino, y no hay forma de comprobar lo que han dicho.

De nuevo, esa fue tu experiencia con este seudo rabino, y esa fue mi experiencia con este rabino genuino, Rashi, en el siglo XII, y mi sentimiento fue, “Espera un minuto, no quiero tener que leer el versículo y sentirme como un idiota porque no veo lo que dice, aunque conozco el hebreo mejor que el tipo que lo escribió”. Eso es con lo que quiero empoderar a la gente. Que no es porque Nehemia lo haya dicho, sino que yo mismo pude interactuar con esta antigua palabra de Dios, en el idioma original hebreo, y tal vez no tengas tiempo de ir a estudiar a la Universidad Hebrea de Jerusalén, pero ese es mi ministerio. Darle poder a uno con esa información aunque no tenga ese tiempo. Con lo que puedas hacer, lo mejor que puedas hacer para darte esas herramientas para que puedas ir e interactuar con la historia de la lengua original en su contexto. ElMurodeNehemia.com

Keith: Y quiero hacer una confesión. Aquí está la tentación. La tentación siempre ha sido para mí, por el lugar de donde vengo, cuando me encuentro con algunas de las cosas que veo, son tan convincentes y son tan asombrosas y hay esas oportunidades en las que realmente puedes ir más lejos, y quiero decir algo a muchos de mis amigos que son rabinos, que he tenido la oportunidad de conocer, que realmente tienen conocimientos asombrosos, en parte por el lugar de donde vienen y están constantemente tratando con el texto hebreo. Y no estoy hablando de fuera de las Escrituras, que hay muchos hombres que han hecho un trabajo realmente hermoso de explicar las cosas, pero siempre quiero ser capaz de comprobarlo por mí mismo.

Si hay algo que decimos [riéndose] más que nada, debes comprobarlo por ti mismo. ¿Y cómo lo compruebas tú mismo? Y aquí es donde quiero tirar un poco de algo por ahí. Hay un esfuerzo de búsqueda, de búsqueda y de aprendizaje, y ya sabes, encontré a tanta gente en estos diferentes movimientos que toman los atajos. Y los atajos son a menudo las cosas que son más atractivas. “Aquí está el atajo rápido, aquí está la respuesta, y no voy a decirte dónde la conseguí, porque si la tienes puedes ir más lejos.”

Pero creo que lo que siempre hemos tratado de preguntarnos, y lo hemos hecho en nuestros propios estudios, es, vamos a mirar un pasaje juntos y vamos a ir de un lado a otro, “¿De dónde sacas eso?” Y vamos a ir de un lado a otro, de un lado a otro, y eso realmente comenzó, Nehemia, debido a la información en Jerusalén. Estábamos caminando en la Ciudad Vieja de Jerusalén, caminábamos y yo tengo mi Biblia y tú tienes tu Biblia, y en realidad se parecen desde afuera. Sabes, no te he visto con esa Biblia desde siempre.

Nehemia: Porque ahora tengo un teléfono y un ordenador. [Riéndose]

Keith: Y lo odio absolutamente, amigos, y lo he odiado todo el tiempo. Tenía esta pequeña Biblia…

Nehemia: Todavía tengo la pequeña Biblia, pero me estoy haciendo mayor, y ahora puedo hacer la fuente tan grande como quiera, en mi iPad, en mi tableta… [Risas]

Keith: He hablado de esto varias veces y terminaré con esto. Tantas veces en las que veía esa Biblia que se desgastaba, que tú tenías, y mi Biblia que se desgastaba, y que literalmente la leías como si la leyeras en su contexto, y eso ha sido un proceso de toda la vida para mí…

Nehemia: Estoy haciendo eso ahora en mi pantalla.

Keith: Odio el ordenador, amigos. ¡Y aún así me encanta lo que el ordenador puede hacer! Estoy sentado aquí, Nehemia tiene su ordenador, tal vez debería enviar una foto a la gente – él tiene su ordenador, y yo tengo dos libros abiertos y luego tengo mi ordenador. ¡No puedo estudiar la Biblia sin mirar en un libro! ¡Me encanta! Es mi tradición.

Nehemia: Quieres decir un libro impreso.

Keith: Un libro impreso, exactamente. De todas formas, amigos, anímense, porque pueden aprender algo de esta información y así pueden empezar a entenderla por ustedes mismos. No recuerdo dónde estamos…

Nehemia: Mira, estamos fuera de tiempo, voy a saltar al capítulo 2:3 y voy a orar.

Keith: De acuerdo.

Nehemia: Dice, “Kodesh Yisra’el le’Yehovah“, Israel es santo para Yehovah, “reshit tevu’ato“, las primicias de su cosecha, de sus productos. “Kol okhlav ye’eshamu“, todos los que lo coman, que coman Israel, que consuman Israel, serán culpables. “Ra’ah tavo aley’hem“, el mal vendrá sobre ellos, “ne’um Yehovah“, dice Yehovah. “Yehovah go’alenu“, Yehovah nuestro redentor, estoy tan agradecido de haber tenido la oportunidad de estudiar Tu palabra en el idioma original, la historia y el contexto. Por todas mis quejas de cosas que se me presentaron que no eran verdad, al menos tuve la oportunidad de aprender en el idioma original, para luego saber eventualmente que era verdad y que no lo era, que Tú me diste el discernimiento para poder leer Tu palabra y amar Tu palabra. Y años más tarde, después de ese conocimiento de la cabeza, Tú lo escribiste en mi corazón, Yehovah. Y Yehovah, eso fue tan doloroso, y sigue siendo doloroso de alguna manera. Pero me obligó a abrir mi corazón a Ti, y me obligó a ponerme de rodillas y presentarme ante Ti con humildad, Yehovah, y Tú continúas dándome forma y moldeándome. Y, Yehovah, Tu pueblo Israel, como dices aquí, es el primer fruto de Tu cosecha, y pido protección sobre el primer fruto. Las aves de rapiña quieren abalanzarse sobre el primer fruto y el enemigo quiere venir y robar el primer fruto y hacerlo suyo, y, Yehovah, Tú lo proteges. Es sólo a través de ti que puede ser protegida, Yehovah. Yehovah, protege Tu primer fruto, a todo Tu pueblo aquí en Tu santa ciudad Jerusalén, y en Israel, y a todos aquellos que invocan Tu nombre en todo el mundo. Yehovah, pon Tu protección sobre todas esas primicias tuyas y sobre toda Tu cosecha. Todos aquellos que lo coman, que lo ataquen, serán culpables, el mal vendrá sobre ellos, Yehovah, y por eso te pido que protejas a Tu pueblo y protejas a aquellos que quieran atacar a Tu pueblo de su propio mal. Vuelve sus corazones al bien, que se arrepientan. Y si no se arrepienten, Yehovah, sé que puedes proteger a tu pueblo. Y, Yehovah, continúa dándonos a Keith y a mí esta habilidad de explorar Tu palabra juntos, y haznos no como Jeremías en Anatot, que escuchó Tu palabra siendo proclamada, que escuchó Tu nombre siendo proclamado y el pueblo gritando sobre él a millas de distancia en Jerusalén, …parémonos frente a Ti en Tus santos tribunales en el día en que el sumo sacerdote se pare en el Templo reconstruido y proclame Tu nombre, Yehovah, y estemos entre los que dicen “Baruckh shem kevod malkhuto le’olam va’ed“, bendito sea el glorioso nombre de Su reino para siempre. Amén.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply