Perlas de los Evangelios Hebreos #7 – Mateo 3:7-12

En este episodio de, Perlas de los Evangelios Hebreos #7 – Mateo 3:7-12 Nehemia y Keith discuten la importancia del texto original hebreo del primer comentario judío sobre los Evangelios, cómo sabemos que las glosas fueron añadidas en el margen del Mateo hebreo, y si los esenios contribuyeron a la autoría del Nuevo Testamento

Las Perlas de los Evangelios Hebreos #7 – Mateo 3:7-12

Nehemia: Esta mañana, abrí mi correo electrónico y allí están las imágenes de ambos manuscritos de Guenzburg, y pude completar la lista. He comprobado todos los manuscritos hebreos conocidos de Mateo 3:10, letra por letra, palabra por palabra. Y literalmente, cada letra.

Keith: Bienvenidos a Las Perlas de los Evangelios Hebreos, episodio 7, capítulo 3 de Mateo, versículos 7 a 12. Y amigos, les digo ahora mismo…

Nehemia: ¿Estamos en el episodio 7?

Keith: Escuchen todos. Nehemia ha dicho en privado y no en público, ha dicho en público, “Estamos en una serie piloto”, pero me ha dicho en privado que necesita 10. Estamos en el 7. Amigos, todavía estamos en el proceso de ver qué piensan sobre lo que estamos haciendo. Les diré algo. Después de hoy, estoy convencido de que todos ustedes lo estarán como yo. ¡Debemos continuar con esto, Nehemia! Estamos en el capítulo 3, versículos 7 a 12, y hay algunas cosas sorprendentes que suceden en el Evangelio hebreo de Mateo. ¿Podemos empezar? ¿Qué opinas?

Nehemia: Estoy emocionado. Antes de empezar, quiero compartir algo que acabo de recibir en la última hora. Ahora mismo estoy en Dallas, Texas, pero tengo a alguien en Jerusalén que fue a la Biblioteca Nacional de Israel por mí y escaneó el original hebreo de 1879 o 1880 del libro de mi primo, el rabino Elijah Zvi Soloveitchik. Y lo tengo aquí, lo estoy mirando. Y lo que es realmente interesante es que hay todo tipo de pequeños detalles que no conocía. Por ejemplo, el título original del libro en hebreo… este fue publicado en París. No tiene un año, así que no está claro el año exacto. En realidad, hay un año aquí que estoy viendo, pero lo calcularemos más tarde. Es lo que se llama un “cronograma”, así que tiene una frase que hay que calcular. Así que lo haremos en un momento diferente.

Pero en cualquier caso, fue publicado en París alrededor de 1879, 1880, y el título original es Kol Koreh, Voz que Clama. Exactamente la frase tomada de Isaías 40 que se aplica a Juan el Bautista en el Libro de Mateo.

Keith: Un segundo. [Riéndose]

Nehemia: Sí.

Keith: ¿Me estás diciendo que recibiste esto hace una hora?

Nehemia: Lo tengo aquí, por primera vez hace una hora, sí.

Keith: Increíble. Impresionante.

Nehemia: Y luego dice: o “el Talmud y el Nuevo Testamento”. Ese título es en realidad el título original. Dice, “Una voz que clama”: o el Talmud y el Nuevo Testamento. Ese es el título original en hebreo. Así que pensamos que el título, La Biblia, el Talmud y el Nuevo Testamento era algo que el traductor inglés moderno aplicó a este libro escrito por este rabino ultra ortodoxo en el siglo XIX. El subtítulo original es, El Talmud y el Nuevo Testamento. Dice en inglés, La Biblia, el Talmud y el Nuevo Testamento. No tiene eso aquí. Muy interesante.

Keith: Y sin embargo, esa frase, “La voz que clama” viene del Tanakh, así que representa el Tanakh.

Nehemia: Sí. Y luego al principio del libro hay una larga introducción que no he tenido la oportunidad de leer, pero parece que se basa en los 13 Principios de la Fe de Maimónides. Y cada uno comienza, “Ani ma’amin”, “Yo creo”. Estos son los Principios de Fe delineados por Maimónides, del judaísmo. Y el número 13 aquí en la página 41 del original hebreo dice, “Ha’ikar sheneim asar” “El 12º Principio”, “ani ma’amin be’emunah shlema beviyat haMashiach”, “Creo con una fe completa en la venida del Mesías”. “Ve’af al pi sheyitma’ame’ah”, “Y aunque se demore”, “im kol zeh hakhakelo”, “a pesar de eso, lo esperaré”, “bekhol yom sheyavo”, “para que venga todos los días”. Hermoso.

Así que tenemos todo tipo de cosas aquí que no estaban tan claras necesariamente en la traducción inglesa que tenemos aquí en el original hebreo.

Keith: Vaya.

Nehemia: Y responde a una pregunta que tuvimos en un episodio anterior. Así que si recuerdas que en un episodio anterior había una nota a pie de página. Estaba en la versión inglesa del libro, “La Biblia, el Talmud y el Nuevo Testamento” que se publicó en 2019, un nuevo libro recién salido de la imprenta. En la página 79, la nota 28 dice, “Mateo parafrasea a Miqueas 5:2, ‘y tú, Belén de Efrat, la más pequeña del clan de Judá. De ti saldrá uno para gobernar a Israel por mí, cuyo original es de la antigüedad, de los tiempos antiguos.” Y luego dice en la nota al pie de página, “Esto también es una referencia al Salvador”. ¿Este es el Rabino Soloveitchik? Esta es la pregunta que hicimos en un episodio anterior.

El rabino Soloveitchik dice… que no es cristiano, ¿Miqueas 5:2 se refiere al Salvador? No lo esperaría. Esperaría que el rabino Soloveitchik dijera, “Es una referencia al Mesías”, cierto, porque acaba de decir, “Creo con plena fe en la venida del Mesías”. Y por supuesto, el Mesías y el Salvador no son necesariamente la misma cosa. La palabra “Mashiaj”, “Mesías” significa “ungido”. Hay una palabra diferente, “Moshiaj”, y esa palabra significa “Salvador”. Así que cuando vi esto, mi pensamiento inmediato fue que el traductor cristiano puso esas palabras. Esto también es una referencia al Salvador, lo cual es un poco extraño porque este libro aquí se presenta como un libro académico. Así que estaba un poco confundido. Así que mi pregunta fue, ¿dijo eso el Rabino Soloveitchik? Y yo lo busqué y él no lo hizo.

Keith: ¿No dijo eso?

Nehemia: No en el original hebreo. La pregunta es, ¿quién escribió eso? Y miré una vez más la introducción del traductor y una de las cosas que dijo es que comparó el original hebreo de alrededor de 1879, 1880 con una impresión moderna de 1985. Y esa reimpresión moderna fue impresa por una sociedad misionera en Israel, específicamente una sociedad misionera que apunta a los judíos. Y no he visto la versión de los misioneros. Mi sospecha es que ellos fueron los que añadieron las palabras, “esto también se refiere al Salvador”.

Keith: Así que esto está en el espíritu de toda esta idea de comprobar el original, que siempre ha sido lo tuyo desde que te conocí. Quieres ser capaz de verlo por ti mismo, no lo que alguien dice. Y aquí, tenemos este ejemplo perfecto con el libro de tu primo.

Nehemia: Tenemos la oportunidad. Es increíble. Y yo estaba pidiendo hace semanas para que esto se haga y la respuesta fue, “la Biblioteca Nacional de Israel está cerrada debido a la pandemia. No podemos llegar allí”. Y finalmente, la persona en Jerusalén pudo ir y esta mañana lo conseguí. Y por cierto, una de las cosas que puedo ver aquí es que lo que ha escaneado no es el libro real. Es una fotocopia del libro, y por lo que he leído y por lo que entiendo aquí, el libro original está en París. Y alguien fue a París, fotocopió el libro en una vieja fotocopiadora y son esas fotocopias que tienen en Jerusalén. Y lo que tengo ahora es un escaneo de las fotocopias, lo que hace muy difícil su lectura en algunos lugares. En realidad estoy tratando de iluminarlo usando diferentes tecnologías porque es muy oscuro y con poco contraste.

Pero entiendo, supongo que esta es la razón por la que el traductor utilizó la reimpresión de 1985, porque era mucho más fácil de leer que el original de 1879 o 1880. Pero aquí, tenemos la oportunidad. Así que piensa en esto. Esto me sorprende. Hay una copia física del libro original y está en París. Y lo que tenemos en Jerusalén es una fotocopia y ahora tengo una copia escaneada de la fotocopia.

Keith: Ahora, Nehemia, escucha.

Nehemia: Increíble.

Keith: ¿Pueden hacerme un favor, amigos? Voy a decir algo. Hemos estado haciendo esto ahora, esta es nuestra séptima vez. Y hay gente nueva que viene por primera vez. Dos cosas que me gustaría preguntarles. Una, ¿puede explicarme de nuevo, un poco sobre el proceso para ti, donde ha habido veces en las que has mirado un microfilm de un escaneado de un manuscrito, y has insistido en que quiere las copias en color, y a veces, has tenido que pagar un gran costo y esfuerzo para obtenerlas. ¿Por qué ha hecho eso? ¿Y puede dar a la gente un poco sobre el proceso que ha seguido para reunir estos 28 manuscritos del Mateo hebreo?

Nehemia: Así que déjame explicarte un poco sobre cómo funciona todo esto, ¿sí? Tomemos el ejemplo de Josefo. Josefo fue escrito en el siglo I d.C. Pero no tenemos el manuscrito original que Josefo escribió con su propia mano. Tenemos una copia de una copia de una copia de una copia de una copia. El más antiguo es del siglo IX. La mayoría de ellos son mucho más tardíos que eso. Los del siglo IX son fragmentarios. Las primeras copias completas son cientos de años después de eso.

Así que lo que sucedería es que alguien conseguiría un solo manuscrito, o dos o tres manuscritos, e iría y lo mecanografiaría. ¿Y qué quiero decir con que lo mecanografiarían? Literalmente tomarían plomo, pequeños trozos de plomo, alfa, beta, gamma, delta, y se extenderían en una página y la imprimirían con una imprenta física. Eso es lo que se hizo comenzando alrededor de 1450, el primer libro. Un ejemplo en hebreo es la Tosefta. La Tosefta fue un importante trabajo rabínico temprano y se conoce por referencias y citas. En el siglo XIX hubo un gran erudito que quiso imprimir la Tosefta. Bueno, ¿dónde consiguió una Tosefta? No es tan fácil de conseguir.

Así que este erudito quiere imprimir la Tosefta, ¿cómo lo hace? Necesita un manuscrito físico, basado en la Tosefta. Podría imprimirlo basado en impresiones anteriores, pero a menudo están llenas de errores. Están colocando pistas físicas y la gente que está escribiendo, cometió errores. El error podría no ser del manuscrito, podría ser de la persona que está escribiendo.

Hay un ejemplo famoso en inglés, se llama “La Biblia del Adúltero”. ¿Sabes algo de esto? En una de las ediciones inglesas de la versión King James, en lugar de escribir, “No cometerás adulterio”, dejaron fuera la palabra “no”. Y así dice, “Cometerás adulterio”. Así que esto sucede en la imprenta, especialmente con la vieja tecnología, pero incluso con la nueva tecnología. Así que este erudito escribe a la biblioteca estatal de Berlín y les pregunta: “¿Me prestan su manuscrito de la Tosefta?” Y en realidad tiene el manuscrito en su casa durante años mientras lo transcribe y estudia. Y viajaba a otros lugares y lo comparaba con otros manuscritos. Y cuando termina, devuelve el manuscrito.

Bueno, realmente no se puede hacer eso en estos días. No te dejan tomar prestados los manuscritos. Lo que más tienes son, hasta hace poco, fotos en blanco y negro de los manuscritos. En realidad fui a Berlín, a la misma biblioteca, no para estudiar la Tosefta sino para estudiar un manuscrito de la Torá, un Rollo de la Torá del siglo XIII. Y me escribieron y dijeron, “No dejamos que la gente vea esto. Hay fotos en color en línea”. Dije, “Hay cosas que no puedo ver en las fotos a color”. Y fue todo un proceso largo hasta que finalmente dijeron: “Bien, eres un erudito legítimo. Te dejaremos entrar en estas condiciones tan estrictas”. Quería tomar un cierto tipo de fotografía. Me dijeron: “No, no puedes hacer eso”. “Bueno, por esto es por lo que tengo que hacerlo”. “Lo siento, no puedes hacer eso.” Así que pude hacer ciertas cosas pero no otras.

Así que tenemos estas limitaciones de acceso a los manuscritos. Si quieres saber qué hay en los manuscritos hebreos de Mateo, lo que George Howard hizo es que ordenó microfilms físicos. Consiguió nueve microfilms diferentes de unas cinco bibliotecas diferentes y luego se sentó en un viejo lector de microfilms analógico y lo leyó, letra por letra.

Keith: ¿Te refieres a que a los lectores de microfilms les gusta lo que hay en el sótano?

Nehemia: Como lo que solía estar en el sótano de la Biblioteca Nacional de Israel. Todavía tienen algunos que algunas personas usan por alguna razón, pero ahora son lectores de microfilms digitales. Otra cosa que no te dije, Keith, otra cosa que recibí esta mañana, y la recibí de T-Bone, así que ayer hice algo. Hubo un pasaje al que llegaremos, Dios mediante, donde hay enormes diferencias entre los diferentes manuscritos, entre el griego y dentro de la tradición del Mateo hebreo, el Mateo hebreo de Shem Tov y algo más de lo que hablaremos. Así que decidí examinar cada uno de los manuscritos para ver qué decía en cada uno de ellos. Hasta ayer, tenía todos los manuscritos del Mateo hebreo en mi ordenador, algunos en blanco y negro, otros en color de alta resolución, excepto dos. Y esos dos están en Moscú en la colección de Guenzburg.

La colección de Guenzburg es una historia interesante en sí misma. El predecesor de la Biblioteca Nacional de Israel, que era la biblioteca de… En realidad no estoy seguro de cómo se llamaba en ese momento. Pero eventualmente se convirtió en la Biblioteca de la Universidad Hebrea de Jerusalén, y luego en un momento se llamó “Biblioteca Nacional y Universitaria Judía”. Cuando tú y yo fuimos allí a principios del 2000, se llamaba “JNUL”, la Biblioteca de la Universidad Nacional Judía. Ahora se llama “Biblioteca Nacional de Israel”. La misma biblioteca existía en 1917 antes de que existiera el Estado de Israel, y compraron una colección de manuscritos y libros llamada “Colección Guenzburg”. Estaba siendo embalada para ser enviada a Israel y la Revolución Rusa estalló y los comunistas dijeron, “No, nos quedamos con esto”. He estado escribiendo a la Biblioteca de Guenzburg, en realidad es la Biblioteca Estatal de Moscú, he estado escribiendo a ellos durante años. Tengo cartas que se remontan a 2002, 2003 diciendo, “¿Puedo tener un microfilm?” y más tarde, “¿Puedo tener fotografías en color de sus manuscritos hebreos de Mateo?” Nunca recibí una respuesta. Incluso hice que un caballero escribiera en ruso, porque pensaba, “Tal vez no sepan inglés”. Escribió para mí en ruso. Todavía no hay respuesta.

Ayer, estoy revisando todos los manuscritos que tienen este Mateo 3:10, al que llegaremos, que es, creo, el versículo más interesante de todo el Mateo hebreo.

Keith: Adelante.

Nehemia: Estoy mirando y me doy cuenta de que he comparado sistemáticamente, palabra por palabra, letra por letra, cada uno de los manuscritos excepto los dos de Guenzburg. Ahora, uno de los manuscritos de Guenzburg, sé que no tiene esta sección, porque es lo que se llama un “epítome”, o una forma abreviada del Mateo hebreo. Así que sólo trae los versículos que el escriba quiere comentar y dice “etcétera” después. Así que sabía que este 3:10 no está en uno de los manuscritos. El otro debería estar ahí, y yo estoy como, “Uh”. Y me pasé todo el día haciendo esto. Este es un proyecto de todo un día. Y mira, esto podría ser un proyecto de varias semanas de duración si no tengo las fotografías en mi ordenador, pero como sólo estoy sacando los jpegs, los estoy examinando en un monitor gigante. Puedo hacerlo relativamente rápido. Así que tengo todas menos una y estoy pensando, “Oh, ¿qué hago?”

Ahora, leí hace un par de años que Guenzburg, o la Biblioteca Estatal de Moscú, firmaron un acuerdo con la Biblioteca Nacional de Israel. Dijeron, “Mire, no le daremos estos manuscritos aunque los hayan comprado y pagado, pero aceptaremos escanearlos si paga por el escaneo.” Así que por una corazonada dije, “De acuerdo. Tal vez ha sido escaneado.” Lo comprobé hace unos meses, no estaba allí. Lo comprobé ayer, estaba en línea. Y le escribí a T-Bone y le dije: “T-Bone, necesito estas imágenes para poder verlas rápidamente”. Esta mañana, abrí mi correo electrónico y ahí están las imágenes de ambos manuscritos de Guenzburg, y pude completar la lista. He revisado todos los manuscritos hebreos conocidos de Mateo 3:10, letra por letra, palabra por palabra, y literalmente, cada letra.

Keith: Nehemia, y los que están escuchando, algunos de ustedes… Y sé que estamos a 7, así que hemos estado en el proceso de ida y vuelta. Me gustaría decirles algo, ¿puedo decírselo?

Nehemia: Claro.

Keith: En realidad estamos grabando esto en tiempo real para nosotros, debido a una serie de cosas que están sucediendo, y quiero decir cómo esto está relacionado con lo que me acabas de decir. Esta mañana, recibí una carta del doctor que trata el tema de la pandemia sobre el aislamiento o no aislamiento. Y esta mañana, nos despertamos, mi hijo y yo recibimos una carta que decía: “Su hijo, Kyle, ha salido del aislamiento porque ha cumplido con estos requisitos”.

Nehemia: Vaya.

Keith: Ahora, ¿por qué estoy sacando este tema? Hay cosas que están sucediendo en tiempo real para nosotros. Ahora, vas a escuchar esto en el futuro. Pero en tiempo real, Nehemia, estamos pasando por problemas de pandemia, problemas con los ordenadores, problemas con los manuscritos, estamos pasando por todo tipo de cambios y parece que el Maestro está trabajando para que estas cosas estén disponibles para nuestros oyentes. Esto es lo que quiero decir a aquellos que están escuchando ahora mismo. Esta es una información que cambia el juego y a la que Nehemia le está poniendo las manos encima. Y les digo que vamos a abordar un versículo, si finalmente podemos entrar en él, que realmente es… dijiste que es el más… ¿cómo lo dijiste, el más interesante o el más importante?

Nehemia: El versículo más interesante y quizás complejo de todo el Mateo hebreo de Shem Tov es el capítulo 3 de Mateo, versículo 10.

Keith: Sí.

Nehemia: Interesante y complejo desde una perspectiva textual.

Keith: Pero lo que quería decir es que tenemos desafíos, y la razón por la que saqué el tema de la pandemia es que he estado en una verdadera lucha. Estamos en un estudio casero…

Nehemia: Espera, así que para aquellos que no saben lo que está pasando…

Keith: Entonces lo que pasa es que mi hijo, que es un trabajador esencial, se enferma de Coronavirus, y no sólo de Coronavirus, no sólo es el virus, tiene la enfermedad, COVID-19. Empieza a tener dificultades para respirar, todo lo que se pueda imaginar, amigos. Así que tomamos una gran decisión. Necesitaba volver a casa, donde está mi estudio, y mi esposa, que es de alto riesgo, necesitaba irse. Así que me convertí en el Dr. COVID, ayudando a mi hijo, y al mismo tiempo, Nehemia y yo determinamos que si vamos a hacer esto, tenemos que seguir grabando. Si necesitábamos hacer un cambio, pero determinamos que eso sucedería. Así que hoy mientras estamos grabando, que está arriba donde está Kyle, nos enteramos de que puede salir del aislamiento. Así que tiene que salir de la casa mientras yo entro al estudio. [Riéndose]

Nehemia: Espera, ¿entonces está fuera de la cuarentena? ¿Ya no es contagioso o como sea que lo llamen?

Keith: Dicen que oficialmente en este momento, basándose en las pruebas basadas en los síntomas, creen que puede pasar a la siguiente fase, que es lo que vamos a hacer aquí. Pero me permite subir aquí. Mi esposa es feliz. Está fuera del área de arriba, y yo estoy aquí hablando con ustedes. Y tú me estás diciendo que recibiste estas cosas esta mañana. Recibimos una carta esta mañana.

Ahora, antes de continuar, amigos, tengo que decir algo. Hay gente que se pregunta por qué nos detenemos. En cada uno de los episodios anteriores, Nehemia, hemos pasado más de una hora sólo en el primer versículo, y eso no estaba planeado. No estaba programado.

Lo que pasó fue que dimos el lenguaje, historia y contexto de las secciones que estamos viendo. Y es sólo por casualidad o coincidencia que cada uno de los episodios 1, 2, 3, 4, 5, 6 y ahora estamos en el 7, potencialmente podría ocupar todo el tiempo. Ahora, tenemos una discusión, Nehemia y yo. Vamos a leer el primer versículo y tal vez…

Nehemia: Lo que dije es que hagamos todo el capítulo 3 como un episodio, porque no tengo suficiente para compartir. Y luego ni siquiera podemos salir del primer versículo.

Keith: Y amigos, lo que queremos decirles, quiero repetirlo. Si realmente quieren estudiar el Evangelio de Mateo hebreo, sé que hay mucha gente que afirma, con razón, haber tenido acceso al manuscrito de George Howard. Lo que estamos haciendo es tomar todo lo que está disponible, y Nehemia ha hecho un trabajo fenomenal al reunir, como nos ha dicho en el pasado, estos 28 manuscritos para que podamos ver lo que está disponible, y realmente cambia el juego. Así que ahora, ¿podemos pasar a la sección que estamos viendo?

Nehemia: Hagámoslo. Empecemos. Déjame leer el primer versículo, el versículo 7.

Keith: Déjame leer el versículo en inglés, la NASV, si puedo.

Nehemia: ¿Así que esta es la traducción al inglés del griego que estás leyendo?

Keith: Sí, la traducción inglesa del griego. Muchas gracias. Estoy usando la NASV. Ya hemos hablado de Juan y el versículo 7 dice, “Pero cuando él…” Juan, “vio a muchos de los fariseos y saduceos que venían a ser bautizados, y les dijo: ‘Vosotros, cría de víboras. ¿Quién os advirtió que huyerais de la ira que vendría?” Ese es el versículo basado en el griego. ¿Puedes leer el hebreo?

Nehemia: Muy bien. Ahora, yo cuando decimos “el hebreo” [riéndose]… Hay diferentes manuscritos, tenemos 28 manuscritos, y no todos sobreviven en esta sección. Creo que son 21 los que sobreviven en esta sección. Déjame leerte el texto que esencialmente compilamos basado en estos 21 manuscritos. “Vaya’ar ki rabim me haPrushim be’la’az Pharisa’i u’min hatzedokim ba’u letfillato. Vayomer lahem livro’ach min ha ketzef le’atid lavoh me haEl.” “Y vio que muchos de los fariseos en lengua extranjera, ‘Pharisai’, y de los saduceos venían para su bautismo”, o su inmersión, “y les dijo que huyeran de la ira que vendría de Dios”.

Ahora, lo más interesante de este versículo es la frase, “que en la lengua extranjera es Farisai”. Hablamos de esto, lo que se llama “glosas”, y la hipótesis era, y es, que la glosa fue originalmente escrita en el margen y luego fue copiada del margen al cuerpo del texto. Y no estaba claro – ¿Shem Tov cuando copió esto alrededor del año 1380 ya tenía estas glosas frente a él y las copió mecánicamente? ¿O fueron añadidas más tarde en el margen después de Shem Tov, o tal vez por el mismo Shem Tov, y luego desde el margen migraron al cuerpo del texto? Esa era nuestra pregunta.

Se pone aún más interesante, porque en el texto de Howard, basado en el manuscrito de la Biblioteca Británica y en lo que él llama el Manuscrito C – por lo que sabía de dos manuscritos que son muy similares – esa familia de manuscritos, esa línea de manuscritos, en realidad sé de cinco manuscritos. Mencioné cuatro de ellos en mi libro, El Yeshua hebreo versus el Jesús griego, porque todos tienen la misma lectura en Mateo 23 – llegaremos a eso cuando lleguemos allí – y encontré un quinto del que estoy bastante seguro que los otros cuatro fueron copiados, o al menos es un manuscrito completo, donde los otros cuatro no lo están.

Así que el punto es que en esos cinco manuscritos dice, “Y vio a muchos de los fariseos, en lengua extranjera, Pharisai, y de los fariseos.” Así que dice “Fariseos” dos veces en el texto de Howard, y en 5 de los 21 manuscritos.

Keith: Ahora, voy a decirte por qué, Nehemia, esto es muy, muy, muy importante, sólo para aquellos de nosotros que hemos estado usando a Howard. Así que quiero dar a la gente un poco más del contexto de esto. Así que si estás leyendo en Howard e incluso si estás leyendo el texto de Howard – esto es importante – así que si estoy mirando el inglés de Howard, él lo arregla. Si miro el texto de Howard dice, “Fariseos”, en realidad tres veces, porque dice, “en el idioma extranjero, Fariseos”, y luego dice, “los fariseos” de nuevo. Ahora, si no tengo acceso a ningún otro manuscrito, y si no estoy mirando sus notas, por cierto, leyendo sus notas sobre los diferentes manuscritos, estoy un poco atascado, ¿verdad? Quiero decir, eso es todo lo que tengo.

Nehemia: Bueno, si estás leyendo el texto hebreo estás atascado. Si estás leyendo el inglés puede que ni siquiera te des cuenta de que hay un problema.

Keith: Bien.

Nehemia: En otras palabras, el texto hebreo dice, “Vio a muchos de los fariseos, en lengua extranjera, fariseos y de los fariseos”. Así que Fariseos es tres veces en este texto hebreo. Y luego pone entre paréntesis, “y de los saduceos”.

Keith: Correcto.

Nehemia: Y luego, cuando miras su nota en la parte inferior te dice que otros manuscritos además del Manuscrito C de la Biblioteca Británica tienen en lugar de fariseos, saduceos. Obviamente, eso es correcto, ¿verdad? En otras palabras, obviamente Shem Tov, o el original Mateo, quienquiera que haya escrito esto y lo haya copiado, originalmente tenía, “y vio de los fariseos y los saduceos”. No diría “fariseos” dos veces. Así que uno de ellos es un error de escriba. Así que hay dos cuestiones aquí. Uno es la glosa, que dice, “en la lengua extranjera, los fariseos”. Y el otro es el error de los escribas, donde en lugar de saduceos, alguien escribió “fariseos”. Y ese es un tipo común de error de escriba. Ocurre todo el tiempo en los manuscritos.

Keith: Pero Nehemia… Esto es lo que quiero decir a la gente otra vez. Si han seguido con nosotros hasta este punto, si están en el episodio 7, entenderán el significado de esto. Estamos invitando a la gente, si puedo decir esto sin abrumarlos, están viendo la crítica del texto, ¿no es así?

Nehemia: Bueno, lo que realmente estamos haciendo es tratar de entender los textos antiguos. Tenemos todos estos manuscritos. Podríamos fingir y decir, “Oye, esto es lo que dice el original, el auténtico Mateo hebreo”. Pero tenemos diferentes manuscritos. Estamos tratando de dejar que ustedes decidan por sí mismos. Estoy diciendo que obviamente es un error de los escribas. Podrías estar en desacuerdo conmigo y decir, “Originalmente, decía, ‘y de los fariseos y los fariseos’.”

Keith: Si alguien pudiera llegar a alguna teoría por la razón de que dice “fariseos” tres veces… Es porque está tratando de decir algo. [Riéndose]

Nehemia: No, absolutamente. Hay gente que dice eso.

Keith: Sí, absolutamente.

Nehemia: Y podrías decir, “No, las palabras en la lengua extranjera, ‘Fariseos’, son originales. Mateo escribía tanto al público hebreo como al griego”, o en algún otro idioma, ¿verdad? No es griego, en este caso. Para mí, esto es hablar de un cambio de juego. Mientras reviso estos diferentes manuscritos, noto que hay una copia del Mateo hebreo de Shem Tov en San Petersburgo, Rusia. Ahora, hay dos grandes bibliotecas en San Petersburgo. No entendí completamente esto hasta que fui a San Petersburgo el verano pasado. Sabía que había dos bibliotecas. Pero darse cuenta de que son bibliotecas completamente diferentes que no se hablan entre sí, [riéndose] son rivales, esencialmente. Y aquí es donde es confuso. Una de ellas se llama Biblioteca Nacional Rusa, Departamento de Manuscritos Orientales. Cuando dicen “Oriental”, se refieren a lo que consideran idiomas orientales, que incluyen el hebreo, el árabe y el turco. Así que este es el Departamento de Manuscritos Orientales. Tienen el Códice de Leningrado. Pasé dos semanas allí el verano pasado, y pude ver el Códice de Leningrado…

Keith: Mi favorito.

Nehemia: …casi el último día, el penúltimo día, finalmente lo sacaron y me dejaron pasar cinco horas con él.

Ahora, mientras estuve allí dos semanas mirando otros manuscritos, esta mujer viene, y pide ver el Mateo hebreo que tienen allí, y era una mujer rusa que les hablaba en ruso. Y ellos dijeron, “Esta mujer está loca. No hay ningún Mateo hebreo. El Mateo fue escrito en griego. ¿Por qué preguntas por el Mateo en hebreo? No tenemos nada de eso”. Recuerda, el Departamento de Manuscritos Orientales.

Y entonces van y le preguntan al colega que me había llevado allí, y él no sabe nada al respecto, así que dice: “Preguntemos a Nehemia”. Me preguntan, y yo digo: “Sí. Eso es al otro lado de la ciudad en el Instituto de Manuscritos Orientales”. Así que tienes el Departamento de Manuscritos Orientales, y el Instituto de Manuscritos Orientales, que es parte de la Academia Rusa de Ciencias, y son dos organizaciones rivales y les digo, “Sí, es el manuscrito A207. Está al otro lado de la ciudad. Hace un par de días, pedí verlo y no me dejaron verlo. Pero sí, está al otro lado de la ciudad, en la otra biblioteca”.

Keith: Oh, vaya. Así que Nehemia, ahora bien, no quiero presionarte demasiado, pero ¿podemos hablar un minuto sobre este versículo, sólo un poco más?

Nehemia: Oh espera, pero quiero hablar de lo que encontré en A207, que está en el Instituto de Manuscritos Orientales, no en el Departamento de Manuscritos Orientales. Así que fui al Instituto de Manuscritos Orientales. Sólo pasé un día allí… bueno, no. Fui dos veces, así que pasé dos días allí. La primera vez que fui allí, pedí ver un manuscrito completamente diferente. Y en realidad es un importante manuscrito de Tanakh, y me dijeron, “No podemos mostrárselo. Es imposible.” Tenían todo tipo de razones por las que no podían mostrármelo. Finalmente, me dejaron verlo durante unos minutos, pero no se me permite hacer ninguna fotografía. En ese momento me dije: “Está bien”. Pasé esencialmente toda la tarde tratando de entrar a ver este manuscrito. Entré para ver las cosas visualmente, pero no fui capaz de documentarlas de la manera que quería. Volví allí por segunda vez y fui capaz no sólo de verlo sino de obtener fotografías. Pero para ser honesto con ustedes, fue tan difícil llegar a ver este manuscrito de Tanakh, que no quise arriesgarme y también exigir ver el A207, que era un manuscrito hebreo de Mateo. Con suerte, en un futuro viaje podré verlo.

Pero tengo fotografías en blanco y negro de ese manuscrito que obtuve del sótano de la Biblioteca Nacional de Israel. Y en la fotografía en blanco y negro, se puede ver en el margen… Así que en primer lugar, en el cuerpo del texto hay un pequeño círculo. Dice, “Y vio a muchos de los fariseos y de los saduceos que venían para su inmersión.” Y la palabra “fariseos” tiene un pequeño círculo, y luego vas al margen y ves, “en la lengua extranjera, Fariseo”. Así que ¿recuerdan que cuando hablamos de que se hipotetizó – nosotros y otros han hipotetizado – que estas eran glosas marginales que emigraron al cuerpo del texto?

Keith: Sí.

Nehemia: Así que en el manuscrito de San Petersburgo del Instituto de Manuscritos Orientales A207, ¡todavía está en el margen del texto! Así que eso muestra que es algo que fue escrito por algún escriba mientras se copiaba, y ese escriba dijo, “Oye, queremos que nuestros lectores sean capaces de interactuar con los cristianos, y no saben lo que son los Prushim”. ‘Prushim’ es el hebreo. Así que escribamos ‘Pharizeus’,” que es la palabra griega, o alguna otra lengua europea que están tratando de expresar aquí, “para que cuando interactuemos con los cristianos sepan de qué estamos hablando, porque cuando digamos, ‘Prushim’ no tendrán ni idea de lo que estamos hablando.”

Así que hipotéticamente se confirma. Ahora, el manuscrito del Instituto de Manuscritos Orientales de San Petersburgo es hermano de un segundo manuscrito, del que hablamos en la Serie Puerta Abierta (Open Door Series). Era un manuscrito que originalmente estaba en el Seminario Teológico Judío de Breslau. Hoy en día, eso es Wroclaw, Polonia. Pero Breslau fue el centro del aprendizaje académico intelectual judío hasta la Kristallnacht, cuando fue destruida por los nazis, quemada hasta los cimientos. Muchos de los manuscritos de esa colección sobrevivieron, y uno de ellos es este manuscrito hebreo de Shem Tov, Mateo. La razón por la que digo que estos dos manuscritos son hermanos – es decir, el manuscrito de San Petersburgo del Mateo hebreo y el manuscrito de Breslau – es que ambos incluyen además del Mateo hebreo de Shem Tov, también incluyen a Marcos, Lucas y Juan en hebreo en una versión que es esencialmente idéntica a lo que se conoce como los “Evangelios hebreos catalanes”, y que también se conoce del manuscrito del Vaticano, EBR100. Hasta ahora, ese ha sido el único manuscrito conocido. Descubrí estos otros dos manuscritos de la versión catalana.

Así que esencialmente, el manuscrito de Breslau y los manuscritos de San Petersburgo, uno fue copiado del otro o ambos fueron copiados de una fuente común que aún está por determinar. Pero al igual que encontramos en el manuscrito de San Petersburgo, el manuscrito de Breslau también tiene en el margen, “Velos Pharieus”, y está en el margen, por lo que son claramente glosas marginales al leerlas dentro del cuerpo del texto. Está diciendo, “En la lengua extranjera”. ¿Por qué Mateo escribiría, “En la lengua extranjera”? No lo haría. Son claramente glosas marginales, y aún se conservan en el margen en dos de los manuscritos.

Keith: Increíble.

Nehemia: Esto prueba definitivamente que estamos tratando aquí con glosas que normalmente se escribirían en el margen.

Keith: Ahora, amigos. Esta es la cuestión. Este es el episodio número 7, basado en la herramienta con la que hemos estado trabajando. Y de nuevo, Nehemia es capaz de ir más allá de la herramienta porque está encontrando otros manuscritos que nos dan otros testigos de otras cosas que están pasando. Pero basado en la herramienta que hemos tenido, que nos da los puntos vocálicos dentro de las consonantes, tenemos un interlineal que está disponible para aquellos de ustedes que están escuchando nuestro episodio Plus. Pueden obtener eso, tienen acceso a esa información, que les da la palabra hebrea y luego con un equivalente en inglés lo mejor que podemos, cerca de ella.

Ahora, Nehemia, voy a tratar de atraparte en algo. Te lo haré saber con antelación, voy a tratar de atraerte. ¿Puedo leer un versículo?

Nehemia: Bien… Por favor.

Keith: Capítulo 3, versículo 7, bueno, ya lo hice. “Vio a muchos de los fariseos y saduceos”. Ya lo hemos resuelto. Se refería a “fariseos y saduceos”. Así que durante mucho, mucho tiempo, se me enseñó hace mucho tiempo que cómo podía saber la diferencia entre los fariseos y los saduceos era esta pequeña y linda cosa que me enseñaron.

Nehemia: Uh-oh, aquí vamos.

Keith: Dicen que los fariseos eran personas que se basaban en – en mis términos ahora, en aquellos tiempos – se basaban en la ley. Y esas eran personas que estaban muy, muy preocupadas por la ley, ya fuera escrita u oral. Estas personas se centran en la ley. Y entonces, los saduceos eran los que no creían en la resurrección, no creían en los ángeles. Así que dijeron, “Keith, así es como puedes recordar la diferencia entre los dos. Los fariseos son justos, ya ves, porque la ley es justa. Y los saduceos están tristes, porque no creen en la resurrección”. Ahora, Nehemia, ¿podrías darnos un poco más allá de la pequeña y linda…

Nehemia: Oh, Dios.

Keith: …comprensión de quiénes eran los fariseos y los saduceos? No podemos ir más allá. [riendo]

Nehemia: ¿Eso es realmente lo que te enseñaron?

Keith: No, no, te lo estoy diciendo.

Nehemia: De acuerdo. Me hablaron de los saduceos, y me enseñaron que ellos…

Keith: Lo siento, cuando digo “enseñar”, me refiero a antes de la educación. Hablo de los días en que yo…

Nehemia: No, lo entiendo, cuando aún estabas…

Keith: ¿Quiénes eran estas personas en el capítulo 3 de Mateo, fariseos y saduceos? Son justos, son justos y tristes…

Nehemia: Así que no sabía de ellos por el Nuevo Testamento porque no lo había leído cuando era niño. Pero sabía de ellos por el Talmud. El Talmud habla de los Saduceos como “gente que sólo sigue la Torá escrita y no la Torá oral”. Y mira, soy un caraíta y sólo sigo la Torá escrita y no la oral, así que me identifiqué como un saduceo.

A medida que leía más y estudiaba más, me di cuenta, “Bien, los Saduceos era una expresión de seguir sólo el Tanakh.” Puedes decir que los Saduceos eran una secta de tipo caraíta. No me considero un Saduceo porque creo en la resurrección de los muertos. Creo en los ángeles. Diría que los saduceos son para los caraítas lo que los metodistas son para los protestantes – lo que significa que tienes protestantes que van desde los evangélicos bautistas del sur hasta los davidianos de la rama adventista del séptimo día, ¿verdad? Es una gran variedad. Es un conjunto tan grande, que un grupo le dirá al otro grupo, “No son realmente cristianos”, literalmente. Pero están dentro de la definición de protestante que creo que alguien de afuera aplicaría. Y yo diría que los Saduceos eran un movimiento de tipo caraíta compuesto principalmente por sacerdotes.

Keith: Ahí vamos.

Nehemia: En otras palabras, su nombre “Sadducee” es que atribuyeron su ascendencia a Zadok, que era el Sumo Sacerdote en la época de Salomón. Y luego, en el libro de Ezequiel, capítulo 44, habla de cómo los levitas, los hijos de Sadoc, eran leales a Dios cuando otros se apartaban de su Torá. Así que naturalmente dijeron, “Bueno, Ezequiel está hablando de nosotros, y somos literalmente descendientes de Sadoc. Los hijos de Sadoc, así que Ezequiel literalmente está hablando de nosotros”. Ya sea que lo hiciera o no, esa es una discusión para otro momento.

En contraste, los fariseos – el nombre “fariseo” significa “aquellos que se separan del pueblo”. Lifrosh es separarse por la santidad, así que se separaron del pueblo basándose en… Hablaremos más de ello cuando lleguemos a Mateo 15, creo, si llegamos a Mateo 15.

Keith: Que alguien diga: “Cuando lleguemos a Mateo 15”. [Riéndose]

Nehemia: Cuando lleguemos a… Y también a Mateo 5, tal vez hablemos un poco de ello allí, también, de ciertos aspectos. La definición fundamental de los fariseos es la gente que cree no sólo en la Torá escrita sino también en la Torá oral. Creen que las palabras que se ven en blanco y negro en los Cinco Libros de Moisés son sólo la punta del iceberg. Y el iceberg en sí mismo es esta Torá Oral que explica lo que significan esas palabras. Afirman que la Torá Oral se remonta a Moisés en el Monte Sinaí. Yo no creo eso. Creo que a veces tienen tradiciones muy antiguas. Algunas de esas tradiciones en realidad son anteriores a la Torá, y lo dije bien – son anteriores a la Torá. A veces, la tradición que los fariseos preservaron es exactamente contrario a lo que la Torá está enseñando. Pero llegaremos a eso.

Así que los fariseos tenían estas tradiciones que siguen. Los Saduceos dicen, “Lo que está escrito en el Libro”. Entonces, ¿por qué los Saduceos no creían en la resurrección de los muertos? ¿O al menos en la resurrección de los muertos como lo entendían los cristianos y los fariseos? Probablemente porque la resurrección de los muertos no se menciona en los Cinco Libros de Moisés. Lo leímos en Isaías. Leímos sobre ello en Daniel. Ellos creían en Isaías y Daniel. Probablemente entendieron esos versículos metafóricamente, y probablemente dijeron… No lo sabemos, porque no tenemos, realmente, sus escritos. Tenemos cosas que tal vez fueron escritas por grupos similares pero no por los mismos saduceos. Pero probablemente dijeron, “Oh, sí. Eso es sólo una metáfora”, similar al judaísmo reformista de hoy en día.

El otro día estaba hablando con un caballero judío, alguien que se crió en Dallas, Texas, y hablábamos de las diferentes denominaciones de los cristianos. Él dijo, “Bueno, siempre me dijeron…” Era un hombre judío con un acento sureño. Dijo, “Siempre me dijeron que los católicos eran los más religiosos y que los protestantes eran algo liberales, no se toman la Biblia en serio.”

Y yo le dije, “Bueno, quiero decir, dentro de los protestantes probablemente tienes gente que es liberal y no se toma la Biblia en serio, pero también tienes evangélicos que, al menos por su definición, dicen tomarse la Biblia en serio.” Sé que hay gente que realmente vive de acuerdo a lo que dice la Biblia. Muchas de las personas en la audiencia aquí, dicen: “Oye, si la Biblia dice algo, vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para vivir por eso. No ha sido eliminado.”

Así que el punto es que tienes esta amplia gama de personas bajo un solo paraguas general, hasta el punto de que incluso dirían dentro de ese paraguas, “Bueno, en realidad ni siquiera eres un verdadero cristiano, y no eres un verdadero cristiano”. Sé que los evangélicos dirán eso de muchas denominaciones muy liberales. Así que desde afuera podrías decir, “Bueno, los Saduceos eran una secta parecida a los Caraítas.” Y había caraítas en la Edad Media que no creían en la resurrección de los muertos. Se mencionan como una especie de aberración, ¿verdad? Como, “Vaya, hay gente que interpreta la Biblia de todo tipo de formas extrañas. Hay incluso estos caraítas que no creen en la resurrección de los muertos, ¿verdad?” Es la excepción a la regla, en realidad. Así que los saduceos eran un grupo en tiempos del Segundo Templo que seguía la Torá escrita y consistía en sacerdotes. Había otro grupo de gente llamado “las multitudes”. Algunas de esas multitudes se alineaban con los fariseos, otras con la simple lectura de la Biblia. Él no habla aquí… bueno, en realidad habla del “chaverot”, ya llegaremos a eso.

Pero hay un grupo de multitudes que diría que están mucho más cerca de mí como caraíta que los saduceos, y ese grupo de multitudes, se nos dice en el Talmud que dice, “¿Quién es un am ha’aretz?” “Am ha’aretz” es la palabra hebrea para “la multitud”. Literalmente significa “gente de la tierra”, pero también se usa como peyorativo. Cuando llamas a alguien un “am ha’aretz” realmente quieres decir, “es un ignorante”. Es como decir en griego, “Es un hoi polloi“. Pero dice, “¿Quiénes son las multitudes, quiénes son los am ha’aretz?” Y una definición es, gente que ha leído la Escritura y la ha leído por segunda vez pero no sirve a los rabinos. Es decir, no estudian bajo los rabinos y aceptan sus definiciones e interpretaciones. En ese caso, si tuviera que identificarme con uno de los grupos en el período del Segundo Templo no serían los saduceos, sería los am ha’aretz.

Keith: Maravilloso.

Nehemia: Y aquí, se llaman los “chavurot”, las “multitudes”.

Keith: Ahora, aquí viene la pregunta que discutimos un poco, amigos. Tengan paciencia con nosotros. Y la pregunta era, hay un cambio cuando leemos en inglés, cuando leemos en hebreo. Esta es una sección diferente. Dice que “cuando vio a muchos de ellos venir”, en inglés, y habla específicamente de estos dos grupos. Y me pregunto, ¿por qué llamar a estos dos grupos específicamente? En otras palabras, ¿hay algo que se está diciendo sobre estos dos grupos que Juan quiere abordar?

Nehemia: Esa es una pregunta muy importante. Josefo habla de los diferentes movimientos judíos y dice que hay tres movimientos principales. El tercero no se menciona en el Nuevo Testamento. Están los fariseos, los saduceos y los esenios. Hay muchos estudiosos que asumen que los esenios no se mencionan porque las personas que escriben el libro son los esenios, y los fariseos y los saduceos son los otros. Ahora que tenemos los escritos de los Esenios, creo que podemos decir con confianza que las personas que escribieron el Nuevo Testamento no eran Esenios. Tenemos los Pergaminos del Mar Muerto.

Se refieren a un hombre llamado “el maestro de la justicia”, pero vivió en algún momento en el AC, alrededor del 100, 200 AC, probablemente durante la época de Juan Hircano o Alejandro Janeo, lo que lo sitúa, llamémosle aproximadamente 75 AC, pero podría haber sido antes. No está tan claro. Parte de esta historia es un poco confusa. Es confusa porque están tomando algún versículo de la Biblia y diciendo, “Esto se refiere a tal y tal en la vida del maestro de la justicia”. No es Yeshua, el maestro de la justicia de los Rollos del Mar Muerto. Es un personaje completamente diferente que tenía todo tipo de enseñanzas interesantes que creo que Yeshua habría mirado con recelo, ciertamente basado en lo que sabemos del Nuevo Testamento sobre Yeshua.

Así que los fariseos y los saduceos eran los dos grandes movimientos intelectuales de Jerusalén, y los esenios eran probablemente el tercer gran movimiento intelectual fuera de Jerusalén. Fueron esencialmente desterrados de Jerusalén y vivían en el desierto, tenían centros por todo el país. Pero su principal área era el desierto de Judea, específicamente Qumrán y esa área. Así que los fariseos y los saduceos son dignos de mención aquí porque habla de gente que viene de Jerusalén. Y tienes a las masas que vienen de Jerusalén, y puedes despedir a las masas y decir, “Bueno, son un montón de ignorantes”. De hecho, la palabra “am ha’aretz” significa “ignorante” en el uso farisaico, por lo menos. Y hasta el día de hoy, si llamas a alguien “am ha’aretz”, quieres decir que es un ignorante.

Así que tenemos a la gente que viene que tal vez no conocen nada mejor, así que están siendo engañados por Juan – ese es el mensaje. Incluso los fariseos y saduceos están llegando, y no son gente ignorante. Son personas que estudian las Escrituras a fondo. Podrías estar en desacuerdo con sus interpretaciones, pero estos son maestros de la Escritura que la han estudiado, expuesto y enseñado. E incluso los maestros están llegando, eso es más o menos lo que el mensaje está aquí.

Keith: Ahora, la razón por la que hice esa pregunta es en parte, y no quiero ser injusto, pero es en parte por lo que hacemos cuando llegamos al final de esta sección, y una muy, muy importante desviación del griego y el inglés que tiene lugar en el hebreo Mateo que para mí conecta absolutamente de nuevo incluso con estos dos grupos, haciendo una pregunta, ¿por qué vienen? Así que vamos a hablar de eso, Nehemia, pero realmente quería tomarme un tiempo para establecer acerca de estos dos grupos en el contexto de que están en el grupo más grande que viene. Y así tenemos a los Esenios tal vez, la conexión tal vez, Juan vino de la comunidad, tal vez tuvo alguna interacción con esa comunidad.

Nehemia: Lo dudo, pero está bien.

Keith: Es posible.

Nehemia: Algunas de las cosas esenciales de los Esenios que no vemos allí…

Keith: Pero esta es la cuestión. Sea lo que sea lo que estaba pasando, tenemos los reinos alrededor. Tenemos a los fariseos, los saduceos y la gente, todos viniendo a este lugar en particular y escuchando lo que dice Juan. Así que para mí, como dije, tiene otra raya en su…

Nehemia: Bueno, Juan nos lanza una bola curva, porque acabamos de decir el chavurot, los am ha’aretz, la gente de la tierra, las multitudes o ignorantes a los ojos de la élite intelectual. Y entonces aparece la élite intelectual, los maestros. Y en lugar de que Juan diga, “¡Wow! Ahora han aceptado mi enseñanza y se han arrepentido. Ahora soy importante, porque incluso los fariseos y los saduceos vienen a mí.” En lugar de eso dice, “¡Ustedes, cría de víboras!”

Keith: [riéndose] Él va tras ellos.

Nehemia: Dice, “No me impresionan ustedes. Ni siquiera sé si pueden arrepentirse”. Como, “Puede que estén más allá del arrepentimiento”. Eso es una bola curva, porque en la cultura de este período, si los fariseos vienen a estudiar con Juan, bueno, Juan debe ser un gran maestro. La gente viene a los fariseos, no vienen a otras personas. Sólo quiero detenerme por un segundo y obtener algo de perspectiva, como ¿cuál es la cantidad de gente de la que estamos hablando?

Así que Josefo habla de cómo hubo este levantamiento contra Herodes. Y Herodes aceptó no acabar con los fariseos si cada fariseo pagaba un impuesto. Ahora, sabes que cuando la gente está pagando impuestos, alguien estaba llevando un registro. Y da el número de fariseos en ese momento como 1.500. Ahora, digamos que son 1.500 cabezas de familia, llamémosle 15.000 personas – eso es muy generoso, probablemente menos – llamémosle 15.000 personas. En un momento en que la Tierra de Israel, según los eruditos, los arqueólogos que estudiaron esto y lo estiman, la Tierra de Israel tenía algo así como un millón y medio de judíos, hay 15.000 fariseos. Dudo que hubiera 15.000 saduceos, porque eran principalmente esta familia de sacerdotes muy unidos. Digamos que había 15.000. 30.000 personas conforman la población entera de los fariseos y los saduceos en un país con un millón y medio de judíos. No estamos hablando de los gentiles que tal vez eran otro millón, no sé, incluyendo a los samaritanos, eran probablemente otro par de millones. Por lo tanto, 30.000 personas, y este grupo es digno de mención, porque la gente viene a estudiar bajo ellos. Pablo dice, “Me senté a los pies de Gamaliel”, y vienen a Juan y en lugar de que Juan diga, “Gamaliel se sentó a mis pies y yo lo bauticé”, dice, “Pfff – estos tipos?” [Riéndose]

Y eso se contrasta más tarde, lo que veremos en el próximo episodio, con la forma en que responde a Yeshua, ¿verdad? ¡Ese es el punto de esta historia!

Keith: Exactamente.

Nehemia: Las multitudes vienen, “Bien, las multitudes. Bueno, ellos no saben nada mejor”. Los fariseos y los saduceos vienen, ¡whoa!

Keith: Así que la pregunta…

Nehemia: No “Whoa” sino “¡Ustedes, cría de víboras!”

Keith: Lo has dicho otra vez. ¿Puedes leer el versículo en hebreo?

Nehemia: Bueno, entonces en el manuscrito de la Biblioteca Británica no tiene “cría de víboras”. Y en el manuscrito C – recuerda que hay una familia de manuscritos que Howard identificó provisionalmente dos de ellos, yo he identificado tres más – no tiene esa parte del versículo. Así que primero lo leeremos en la versión de la Biblioteca Británica, y luego lo leeremos en la otra versión.

Así que tiene “Asu pri teshuva hashlema”. ¿Y qué significa eso? Es una buena pregunta. Significa algo así como – de nuevo, dos versiones diferentes – podría ser, “Producir el fruto completo del arrepentimiento”, o, dependiendo de cómo lo leas, también podría ser, “Producir el fruto del completo arrepentimiento”. Ahora comparen eso con el griego que tiene algo como, “Producir el fruto digno de arrepentimiento”.

Keith: Sí.

Nehemia: Así que “Producir el fruto completo del arrepentimiento” o “el fruto del arrepentimiento completo”, es lo mismo. Pero todo eso de la “cría de víboras” no está en esos dos manuscritos, la Biblioteca Británica y el Manuscrito C. Y el texto básico que está usando es el Manuscrito de la Biblioteca Británica. Así que los manuscritos D, G y A tienen alguna forma de esta cría de víboras, ¿verdad? Así que son tres de sus nueve manuscritos. A tiene “shoresh p’tanim”, que es literalmente, “raíz de víboras”. Y luego D y G tienen, “zera taninim”, que en realidad podría traducirse como “semilla de cocodrilos”, pero también podría ser algún tipo de serpiente.

Ahora, aquí está lo interesante. Los manuscritos D y G, lo que están haciendo, creo que está bastante claro, es que están diciendo, “Espera un minuto. Aquí falta algo del griego”. Y entonces van y vuelven a traducir el griego al hebreo. El manuscrito A podría ser la prueba decisiva. Lo que tiene el Manuscrito A es que tiene estas palabras, “raíz de víboras”. Y más adelante en el versículo 10 tenemos algo sobre una raíz. Y es posible que tuviéramos un error de escriba, es un error de escriba complejo. Me inclino a pensar que el Mateo hebreo original no tenía todo el asunto de la cría de víboras.

Para abreviar, el Mateo hebreo, lo que parece ser la auténtica tradición del texto, no tiene “cría de víboras”. Eso aparece en el Manuscrito A, no estoy seguro de dónde lo obtiene, pero el Manuscrito D y G definitivamente lo están traduciendo del griego. Así que sólo dice, “Producir el fruto completo del arrepentimiento”.

¿Podemos hablar del versículo 9 antes de tomarnos un descanso… Oh, no, o tenemos que parar ahora?

Keith: Bueno, depende de ti. Quiero decir.

Nehemia: Quiero hacer el versículo 9.

Keith: Bien.

Nehemia: Lo haré muy rápido. Creo que el versículo 9 es una perla increíble. Es una perla profunda. En realidad, ¿puedes leer el inglés del versículo 9 de la NASB?

Keith: El versículo 8, “dando fruto y guardando con arrepentimiento” es lo que dice en el inglés. “Y no supongan que pueden decirse a sí mismos, ‘Tenemos a Abraham como padre’, porque les digo que Dios es capaz de levantar hijos para Abraham a partir de estas piedras”. Ahora, quiero decir, no puedes hacer esto rápidamente. ¿Me estás tomando el pelo?

Nehemia: De acuerdo. Así que no, creo que esto es demasiado importante. Dejaremos esto para la siguiente parte. Hay dos cosas aquí que son realmente importantes. Una es que hay un juego de palabras en el hebreo que no está en el griego. Y la segunda es que el mensaje fundamental es en realidad bastante diferente.

Keith: Completamente.

Nehemia: Y el mensaje fundamental es muy consistente con el pensamiento hebreo. Cuando leo el griego, me pregunto: “¿De qué está hablando? No tiene ningún sentido. El hebreo tiene sentido”.

Keith: Voy a hacer una sugerencia, Nehemia. Probablemente no vas a aceptar esto. Quiero decir, voy a decirte algo. Hay tanto en este estudio que hemos estado haciendo. Amigos, todavía estamos rascando la superficie, y es en parte por eso que no queremos hacer sólo una pequeña parte y luego pasar corriendo y entonces alguien dice, “Ellos dijeron…” No. Si vamos a hacerlo, vamos a hacerle justicia. Así que lo que Plus también hace es ayudarnos a hacer justicia basándonos en la información que tenemos. Entonces Nehemia, ¿deberíamos invitar a nuestros amigos a conocernos? Y de nuevo, ¿dices que hay algo más de lo que quieres hablar que cambia el juego en el Evangelio hebreo de Mateo?

Nehemia: Bueno, el versículo 10 es enorme. Pero el versículo 9 también es muy interesante.

Keith: El versículo 9 para mí, me detuvo en mi camino, por cierto. Te diré eso. Me detuvo en seco cuando lo estaba leyendo en Mateo hebreo.

Nehemia: Así que el versículo 9 creo que es un versículo muy importante. Y el mensaje allí en el hebreo es, ya sabes, profundamente diferente. Pero el versículo 10 en realidad tiene ramificaciones en cuanto a cómo entiendes todo lo de Mateo, Marcos y Lucas y su relación entre ellos.

Keith: Amén. Así que si van en serio, quieren conocernos en la sección Plus, ¿es eso lo que estás diciendo?

Nehemia: Sí. Y este episodio va a estar en tu página web, ¿no es así?

Keith: Bien. Así que estamos en un número impar, 1, 3, 5 y 7; 2, 4, 6, 8, 10, 12, 14, 16… ¡Espero que sigamos adelante! Va a estar en ElMurodeNehemia. Hablemos de esto sólo por un segundo.

Nehemia: Está bien. De nuevo, los números impares están en bfainternational.com. Los números pares del Plus están en ElMurodeNehemia.com.

Keith: Y lo que queremos decir con eso es que este primer episodio está disponible en todas partes en YouTube, Facebook, ElMurodeNehemia.com, bfainternational.com. No tienes que registrarte. No tienes que hacer nada. Puedes verlo. Si hablas en serio, si quieres ir más allá, hay dos razones por las que estamos haciendo esto. La primera razón es para aquellos que ya nos apoyan en bfainternational. Eso significa que son parte de la Biblioteca de Contenidos Premium, lo que les da acceso a todo lo que hacemos, incluyendo Las Perlas de los Evangelios Hebreo Plus.

Y lo que eso también hace por nosotros es mantener el ministerio en marcha para que podamos seguir haciendo lo que hacemos. Así que este episodio de Plus en el que estamos a punto de entrar, y me encanta… Quiero decir, estoy abrumado por lo que hemos encontrado en el Evangelio hebreo de Mateo. Ven a bfainternational, conviértete en un miembro de la Biblioteca de Contenido Premium. Tendrás acceso a todo. También tendrás acceso a nuestro interlineal, que tiene las palabras hebreas con vocales y su equivalente en inglés, y con la traducción, una traducción muy suelta. Requiere un poco de creatividad de ida y vuelta. Así que eso está disponible en bfainternational.com. Y si quieres escuchar los episodios anteriores, además, ¿qué es lo que hacen, Nehemia?

Nehemia: Así que como dijimos, los números impares están en bfainternational.com. Los números pares están en ElmurodeNehemia.com.

Keith: De acuerdo, genial.

Nehemia: Muy bien. ¿Podemos terminar en una oración?

Keith: Absolutamente. Yo oré primero, luego tú oras. Padre, muchas gracias por todo el trabajo que se ha hecho, el estudio, las horas y horas, la excavación y la búsqueda.

Nehemia: Sí.

Keith: Padre, estoy especialmente agradecido por esta información a la que le has dado acceso a Nehemia, no sólo a través de la computadora y en línea, sino también por las veces que ha volado a estos diferentes lugares para poner sus manos en estos manuscritos y cómo esto le da tanta validez a este proceso de descubrimiento, encontrando estas perlas, sacándolas a la superficie para que nuestros amigos de todo el mundo puedan tener la oportunidad de tener una perspectiva del lenguaje, la historia y el contexto en relación con el Evangelio hebreo de Mateo. Muchas gracias por esta oportunidad.

Nehemia: Yehovah, Avinu shebashamayim, Yehovah nuestro Padre en el Cielo, vengo ante ti como un am ha’aretz, como uno de los pueblos de la tierra, una de esas multitudes que ha leído las Escrituras y las ha estudiado de nuevo. Pero nunca dejaré que Tu palabra sea anulada por las palabras de los hombres, por las palabras de los maestros, no importa cuán doctos y eruditos sean. Tu palabra siempre prevalecerá.

Keith: Sí.

Nehemia: La envías y produce frutos. Deja que produzca frutos en el corazón de todos los que te escuchan, incluido yo. Amén.

Keith: Amén.

Nota de los traductores: Al leer esta traducción debe recordar que proviene de una transcripción de diálogos en inglés entre tres personas. Cada uno de ellos de países y culturas distintas. El formato del programa incluye la lectura de las porciones de la semana, comparando las versiones disponibles en inglés y el original hebreo directamente traducido por Nehemia Gordon. En los diálogos hay muchas frases idiomáticas en inglés que no necesariamente tenemos en el español, además se suma la dificultad de los regionalismos propios de nuestros países hispanoparlantes. Se han hecho cambios leves para mejorar la fluidez de la lectura y anotaciones en paréntesis cuando se ha entendido necesario aclarar el escrito. Las transliteraciones del hebreo, y el hebreo se han dejado igual que en la transcripción del original.

Esperamos que la transcripción anterior haya demostrado ser un recurso útil en su estudio. Si bien se ha realizado un gran esfuerzo para proporcionarle esta transcripción, debe tenerse en cuenta que el texto no ha sido revisado por los oradores y no se puede garantizar su precisión. Si desea apoyar nuestros esfuerzos para transcribir las enseñanzas en NehemiasWall.com, visite nuestra página de apoyo. ¡Todas las donaciones son deducibles de impuestos (501c3) en Estados Unidos y nos ayudan a empoderar a las personas de todo el mundo con las fuentes hebreas de su fe!

Leave a Reply